ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Página 6 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por diianiiSsjaniiSs el Dom Oct 18, 2015 7:41 pm

Por fin continuación!!! Gracias por ese magnífico capítulo espero estés bien y pronto sepamos más de ti!!!

diianiiSsjaniiSs

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 22/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por andyvolkatin el Lun Oct 19, 2015 11:45 am

Hola Very Happy
Que capitulo estuvo muy bueno
Elena ayudando al Yulia que bonito que bueno
que no armo conflicto por esta ayuda y se les este
comenzandoa arreglar las cosas en la emopresa quien las
estara mirando con odio porque Anna ya no esta o si?
espero el proximo capitulo pronto
y que bueno que estas bien
diste señales de estar bien con esta continuacion Surprised
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 417
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por pei_17 el Miér Oct 21, 2015 1:40 am

katina4ever: Me alegra que te guste! se que me tarde, pero ya me voy a poner al día. Saludos.
liaesc: Muchas gracias! saludos.
Kano chan: De eso va a haber mucho, una pequeña recompensa por lo que pasaron. A ver que pasara, saludos.
xxavaa: no me había puesto a pensar eso xD habrá que preguntarles que tienen con los estacionamientos jaja ya se verá, ya se verá... saludos.
Dulcek: Dejo mas conti larga para no hacerlas sufrir mucho, agradezco mucho el apoyo de todas y que esten tan al pendiente. Saludos.
diianiiSsjaniiSs: gracias por la preocupación, yo estoy bien. Simplemente estaba con falta de tiempo, pero ya me voy a poner al día nuevamente. Saludos.
andyvolkatin: Digamos que las cosas se arreglan por un lado y por otro, bueno, ya lo vas a ver. Todo se va ir revelando poco a pocos. Saludos.




LIX
LO INESPERADO.


El futuro pone cara de perro si se le da la gana.





-¿Mal lugar?-había preguntando Yulia cuando observo que Elena no paraba de mirar en todas direcciones-
-No, es perfecto-contesto. Ambas fueron guiadas hasta la mesa apartada que Yulia ya había reservado con tiempo
-¿Segura?-pregunto dudosa- porque si es así, podemos…
-No, Yulia-la interrumpió- ¿Por qué no debería de gustarme?-
-Porque quizás hay muchas personas aquí-contesto- No he pensando mucho en eso. Antes no te gustaba que…
-Shhh-poniendo un dedo sobre sus labios- tu lo has dicho, eso era antes, ahora déjame disfrutar de una buena cena con una compañía maravillosa ¿sí?-pronuncio sonriendo. Yulia suspiro aliviada y decidió convencerse de que aquello era cierto. Elena últimamente estaba mostrando una faceta completamente nueva y ella mejor que nadie sabía que estaba encantándole.
-Me parece perfecto-dijo antes de sentarse. Luego de haber tenido una conversación banal y de haber ordenado, ambas se quedaron mirándose mutuamente. Yulia sabía que Elena ya no estaba a la defensiva como antes. No demostraba algún disgusto de algo que no le parecía a su altura ni tampoco estaba comportándose de una manera desagradable ¿Qué era lo que había sucedido? No lo sabía, pero esperaba que aquello durara.
-¿Cómo está tu papa?-pregunto tomando discretamente su mano sobre la mesa.
-El dice estar bien-comento con la mirada perdida- mamá esta cuidándolo muy bien-
-¿Pero?-
-Yo no lo veo así-observándola- Oleg siempre ha sido así, jamás está demostrando realmente como se siente y sé que lo hace para no preocuparnos. Pero así solamente esta perjudicándose el mismo, me gustaría que me dijera la verdad, aunque sea una vez, pero es demasiado testarudo-
-Tengo una idea a quien saliste, entonces-comento sonriendo. Yulia correspondió por un momento- ¿Y qué hay con la idea de tener algún enfermero cuidando de él?-
-Ya lo he pensando-contesto- solamente me falta hablarlo con mamá, ella no puede con esto, se que está muy preocupada y no la culpo.
-No puedo imaginar cómo te debes sentir-acariciando su mano- pero tu padre tiene mucha fuerza de voluntad, lo lograra. Sabes que estoy para cualquier cosa que necesites ¿cierto?-
-Lo sé, cariño-respondió colocando su otra mano sobre la suya- solo esperemos que las cosas salgan bien a partir de ahora-pidió.

Luego de eso la camarera apareció con la comida para las dos y la conversación tomo otro rumbo. Aunque Yulia se mostraba alegre y relajada, no podía evitar tener un mal presentimiento. Esperaba que solo sea eso y nada más, no sabía de qué manera enfrentar que alguna cosa se fuera de su lugar justamente ahora que varias piezas habían caído donde tenían que caer.
Elena sonrió y negó con la cabeza al ver la manera de comer de la morena, tenía tan pocos modales como un niño pequeño.

-¿Qué sucede?-pregunto confundida-
-Tu rostro-negando- Yulia, deberías comer más despacio. Espera-dijo agarrando una servilleta para limpiarla-
-Es que no he podido almorzar como corresponde hoy-se justifico- he tenido varias reuniones y luego tuve que ir volando a la empresa de mi padre para asistir a otras-
-Podrías haberme llamada-dijo terminando con su labor- hubiera hecho que te llevaran algo-
-¿En serio?-pregunto sorprendida. Elena asintió y no dejo de mirarla a los ojos
-Absolutamente-dijo. Yulia quedo pasmada en su lugar y observo la hora.
-¿Quieres dar una vuelta o estas demasiado cansada?-pregunto como quien no quiere la cosa. No hubo necesidad de mas palabras cuando sus ojos se comunicaron con un brillo que solamente ellas sabían entender-
-Volvamos-propuso- esa vuelta podríamos dejarla para otro día-levantándose-
-No se diga mas-dijo imitándola. Yulia pago la cuenta y las dos salieron de ahí sin mirar atrás.

Los besos habían comenzando desde en el momento en el que las dos colocaron un pie dentro del ascensor, el sonido de la llegada del último piso logro separarlas solamente durante los cortos pero eternos segundos que Yulia tardo en abrir la puerta. La morena apenas había logrado cerrarla cuando sintió que Elena estaba nuevamente besándola.

-Déjame prender la luz-pidió cuando pudo respirar-
-No es necesario eso ahora-respondió la pelirroja de igual manera. Yulia comprendió que tenía razón y se olvido de eso. Así que a ciegas, entre besos y caricias fueron avanzando sin despegarse hasta que ambas cayeron sobre el sofá más cercano. Elena se coloco sobre ella, apoderándose de su cuello y teniendo la satisfacción de un control que pocas veces había tenido en su poder hasta el momento.
Las prendas fueron disminuyendo, las respiraciones se hacían más cortas y aceleradas y el calor aumentaba con rapidez-cama-pronuncio Elena sobre sus labios.
-Vamos-respondió Yulia. El viaje no había sido el más cómodo, ya que aun las luces seguían apagadas y ellas no hacían mucho por querer despegarse. En cuanto entraron a la habitación, esta vez había sido Yulia quien la arrojo a la cama. Lo que restaba de ropa terminaron por caer al suelo. Un suspiro al unisonó se escucho inundando el ambiente cuando las pieles estuvieron en contacto. Si que habían extrañado aquello.
-Yulia…-murmuro Elena atrayéndola más cerca si es que se podía. La pelirroja no estaba dispuesta a dejar pasar aquello momento porque si, estaba más que preparada a mostrarle a Yulia que ella era solamente todo lo que necesitaba, quería dejarla completamente convencida de que no había lugar para nadie más, ni nadie era mejor que ella para darle lo que quisiera. Beso su cuello, estuvo un momento en su pecho y siguió bajando hasta su abdomen, donde lo beso delicadamente sintiendo como éste bajaba y subía con la respiración. Elena levanto la cabeza sonriendo cuando sintió que Yulia alzaba sus caderas, la morena acaricio sus rizos sonriendo con la mirada perdida.
-Me estas torturando-se quejo. La pelirroja mostro parte de su lengua como anticipo de lo que estaba por venir.
-Esa es la idea-dijo exponiendo sus crueles intenciones. Yulia suspiro pesadamente justo cuando sintió su lengua donde más lo estaba deseando- Oh Elena-emitió sujetando más fuerte de sus cabellos. Exhalo notoriamente y expreso lo agradable de aquel contacto, Elena decidió esmerarse al máximo. Nadie iba a ser mejor para Yulia que ella.
Se tomo su tiempo, disfrutando también de todo el tiempo que aquello duraba. No había muchas experiencias de cuales sujetarse, pero sabía que Yulia le había enseñado lo suficiente como para sorprenderla. Y lo había logrado sin problema.
Cuando sintió que la morena se agitaba y la retenía para que no se moviera de su lugar, siguió trazando movimientos con su lengua hasta que el canto de victoria lleno sus oídos.
-Eso fue…fue…-dijo Yulia agitada. Elena gateo para quedar cara a cara-
-¿Bueno?-pregunto justo cuando paso la lengua por sus labios-
-Eso sería un insulto, cariño-dijo antes de besarla. Yulia giro de modo de ahora ella era quien estaba arriba-mi turno-anuncio sonriente. Tenían una larga noche por delante para ponerse al día.

La mañana siguiente llego con ellas durmiendo entrelazadas. La primera en despertar había sido Yulia, quien se había tomado su tiempo para mirar a la pelirroja tanto como quisiera. Habían sido pocos minutos, cuando quizás por la misma mirada, Elena despertó sonriente encontrándose con sus ojos puestos en los de ella.

-Buenos días, bella durmiente-saludo Yulia feliz.
-Buenos días-respondió bostezando- ¿Qué hora es?-
-Todavía hay tiempo-respondió- ¿Descansaste?-
-Como no tienes idea-riendo- creo que hasta puedo decir que ya no estoy más enferma, ¿Qué poder ha echado sobre mí, señorita Volkova?-
-Eso, señorita Katina-colocándose sobre ella- es un secreto que no puede ser revelado-besándola-
-¿Ni siquiera a mi?-pregunto besándola ella-
-Eso puedo pensarlo, dependerá de tu comportamiento-sonriendo-
-Puedo esmerarme, entonces-besándola. Se tomaron unos cuantos minutos más antes de salir de la cama para darse un baño.
Al bajar, María ya las estaba esperando con el desayuno listo. Esta vez no se había sorprendido al verlas justa, estaba acostumbrada a la presencia de la pelirroja, además estaba segura de que aquella chica era alguien especial, ya que Yulia jamás dejo dormir alguna visita con ella.
-Al final no me has dicho si aceptaste o no la propuesta de la imprenta a la que te recomendé-comenzó Elena –
-No se te escapada nada ¿verdad?-pregunto- A ver, no había ninguna imprenta interesada, el contrato está por terminar ¿Qué decisión crees que tome?-
-La más sensata, espero-
-No hay nada de qué preocuparse-levantando su vaso- y todo es gracias a ti, debo decir-
-No me agradezcas nada-sacudiendo sus manos- hubiera sido más rápido y sencillo si lo hubieras pedido antes, pero en fin. Me alegra que recapacitaras y aceptaras-
-No es para tanto, no tenia opción-se defendió. Al terminar de desayunar Yulia observo la hora y se levanto- debo irme ¿vendrás aquí al salir del trabajo?-
-A eso ni lo dudes-sonrió. Yulia se acerco hasta ella para besarla y luego irse. Elena estuvo un rato mas acomodando algunas cosas hasta que escucho el timbre sonar. Como María no estaba a la vista y supuso que tampoco escucho, decidió ir hasta la puerta para ver quién era. El semblante de sorpresa de la otra persona no paso desapercibida para ella en cuanto abrió la puerta.
-¿Elena? ¿Qué haces aquí?-pregunto confundido, pero enseguida noto lo brusco que sonó eso y decidió calmarse- Lo siento, ¿mi hermana no está aquí?-
-No, hace un momento salió-informo.
-Está bien, no importa. La veré en la revista-contesto. Consulto la hora y efectivamente quien estaba tardándose, una vez más, era él- ten un bonito día-
-Igualmente-contesto justo antes de cerrar la puerta. Aleksei rio cuando presiono el botón del ascensor. Yulia no le había contado nada de aquello, y el hecho de que Elena estuviera tan temprano en la mañana en su penthouse solamente significaba una cosa. Tenían mucho de qué hablar.

* * * * * *

-Y estos son los de la semana pasada, señorita-dijo la secretaria tendiéndole mas papeles. Yulia suspiro, aquello era demasiado aburrido-
-¡Dios! ¿y por qué tanto papeleo?-se quejo-
-Es que bueno, usted no ha venido en estos días y…
-Por favor, no me lo recuerdes-la interrumpió- he estado ocupada y también tengo un trabajo-frunciendo el ceño- ¿Y no hay nadie que pueda darme una mano?-pregunto esperanzada-
-Bueno… podría ayudarla yo si usted lo prefiere-dijo la secretaria- el señor Volkov me ha enseñado todo lo que hay que saber-
-Magnifico, pero vamos a necesitar a más personas ¿crees poder avisarles?-
-Por supuesto, si quiere puede reunir a las personas ahora mismo-
-Te lo agradecería muchísimo-parándose- ahora si me disculpas, debo retirarme. Tengo una revista que dirigir-
-Pero… ¿Y qué hay con esto?-
-¿Cuándo es la fecha de entrega?-
-La semana que viene-
-Aún hay tiempo-dirigiéndose a la puerta- llama a esas personas que dijiste, yo se que ustedes podrán-guiñándole un ojo. Yulia se retiro de ahí como si nada dejando a la secretaria de su padre con la boca abierta. Oleg también le había enseñado a ella todo lo que necesitaba saber de los negocios, aunque aquello, sinceramente, nunca fue lo suyo. Sabía que no era de mucha importancia su presencia ahí, todos sabían muy bien qué hacer y de qué manera.

Entro sonriendo a su revista y saludando a todos en el camino como siempre. Le sobraban los motivos para eso. Alexa entro notificándole algunos horarios y se marcho sin dejarle demasiadas cargas. Yulia estuvo poco tiempo disfrutando de su soledad hasta que vio a Aleksei entrando con su mismo semblante.

-Yulia, Yulia, Yulia-tarareo acercándose a su escritorio- Lo tenias bien escondido ¿verdad? ¿y cuando pensabas darle la libertad? ¿Cuándo ambas se cansen de tanto encerrarse? Aunque siendo sincero, lo dudo. Yo no podría-sentándose-
-¿De qué hablas ahora, tonto?-pregunto confundida-
-Hablo de Elena-respondió viendo la cara de su hermana- si, has sido descubierta-
-Tarde o temprano iba a decírtelo-
-Yo creo que iba a ser mas tarde que temprano-riendo- ¿desde cuándo?-
-Hace unos días-respondió- ¿Cómo es que te has enterado?-
-Yo lo sé todo, hermanita-con aire de misterioso- así que cuidadito-
-No sé qué clase de estupidez estás hablando Aleksei-dijo- ¿tienes algún problema de retraso o algo? No sé como Katya te aguanta-
-Katya me ama-sonriendo- a propósito, ya que estamos en el tema ¿esto quiere decir que podemos cenar todos cómodamente en paz?-
-Supongo que sí-contesto- solo digan la fecha y hora-
-Esto es perfecto, Katya estará feliz-comento. Alexa apareció interrumpiendo la charla
-Yulia, alguien te busca-anuncio. La morena la observo confusa preguntando quien era- y parece alguien importante-agregó-
-Este es mi anuncio de retirada-dijo Aleksei levantándose- seguiremos con esta charla luego, ni creas que te salvaras-
-Como sea-murmuro distraída firmando unos papeles. Alexa dejo entrar al todavía desconocido, pero bien vestido hombre que se aproximaba a ella con una enorme y perfecta sonrisa
-Yulia Volkova-pronuncio con un marcado acento- es todo un placer finalmente poder conocerla en persona-
-Puedes retirarte Alexa-ordeno. La castaña asintió y se marcho- muchas gracias, me halagan sus palabras señor…
-Magné-contesto- mi nombre es Francis Magné-se presento besando su mano- vengo en representación de la revista “cœur” de París-
-¿París?-pregunto Yulia sorprendida. Aquella revista era muy mencionada.
-Así es, mademoiselle-contesto- debe saber que usted es muy admirada y mencionada en nuestra revista. Su trabajo siempre nos ha tenido muy maravillados, siempre que supimos que usted visita París hemos tenido algún contratiempo y jamás pudo concretarse algún encuentro-
-Vaya, eso… eso no me lo esperaba-completamente sorprendida-
-Su nombre jamás deja de mencionarse, es por eso que queremos tener su trabajo con nosotros-menciono ahora si confundiendo a la morena- he venido aquí con el fin de hacerle una propuesta, muy interesante debe saber-
-¿Propuesta?-intrigada- ¿y de que trata?-
-Usted tendrá todo a su disposición, mademoiselle-comenzó- la revista prácticamente estará a sus órdenes, tendrá su lugar como una de las socias y de las que tengan la última palabra-
-¿Qué me está ofreciendo?-pregunto- ¿Su revista?-
-Así es-contesto con simpleza- “cœur” estará a sus pies y…
-Espere, espere-lo interrumpió- lo que quiere decirme es que me está ofreciendo un puesto en la revista “cœur” ¿es eso?-el hombre asintió- en París-termino con la mirada perdida-
-Usted tendrá todas las comodidades-
-Eso quiere decir que tendría que abandonar MI revista-contesto-
-En realidad no lo tome tan así, sabíamos que iba a extrañarla-comento- es por eso que le ofrecemos comprarla, usted podrá dirigirla desde allá, por supuesto que bajo el nombre de “cœur”-
-¿Vender mi revista e irme hacia otro lugar para dirigirla?-se pregunto a sí misma- señor Magné, ¿tiene usted idea de lo que me está pidiendo?-
-Conocemos los problemas que ha tenido-dijo cambiando el semblante- puede estar segura de que nos encargaremos de eso. Simplemente debe decidir si prefiere seguir con esto o tener aún más prestigio del que tiene, se lo aseguro-
-Debe entender que no es cualquier cosa lo que me está pidiendo-pronuncio levantándose- usted pretende que yo… que yo ¿abandone Rusia?-

* * * * * *

La puerta se abrió y ella bajo del oscuro auto. Aquel barrio no estaba nada mal, debía admitir que había hecho una buena elección al fin y al cabo. La casa tampoco estaba mal, Elena observo el cielo y respiro profundamente. Aquel parecía ser un magnifico día, sonrió recordando los increíbles días que estaba pasando junto a Yulia. Todo iba tan perfectamente bien que costaba creerlo.

-Voy a esperarla aquí, señorita Katina-anuncio el chofer sacándola de su meditación.
-Gracias, Michael-contesto disfrutando de poder decirlo- no creo tardarme demasiado. El asintió e hizo una pequeña reverencia. Elena estaba aproximándose a la puerta cuando esta se abrió sin siquiera poder tocarla.
-Tesoro-salió Inessa con los brazos abiertos. Madre e hija se reencontraron en un efusivo abrazo que duro su tiempo- espero no haberte interrumpido nada-dijo ya observándola-
-Para nada, mamá-la tranquilizo- además, si así fuera, puedo hacerme un tiempo para mi querida madre ¿cierto?-
-Aduladora-besándola en la mejilla- entra, debes ver como he dejado este lugar-
-A eso he venido-dijo entrando.
-¿Quieres algo de beber?-
-Un poco de agua estaría bien-contesto-
-Enseguida vengo-anuncio- puedes comenzar con la sala, es la parte que mas disfrute de decorar-dijo sonriendo. Elena asintió y decidió obedecerla.

Al parecer Inessa se había aplicado con mucha paciencia a decorar su propia casa a su gusto como tanto había querido. En cuanto regreso con el vaso de agua, comenzó a darle un tour a su hija mostrándole cada rincón. Elena noto muchas fotografías de ella y de Katya cuando eran pequeñas, su mamá jamás se había olvidado de ellas.
Para cuando todo finalmente termino, ella estaba completamente impresionada

-¿Y?-pregunto Inessa impaciente-
-Me gusta-admitió- a decir verdad me gusta mucho, has hecho un buen trabajo mamá-
-Lo sé-contenta- al fin lo he hecho todo a mi manera-comento. Se fueron a sentar y estuvieron charlando en la cocina, en donde aún Inessa estaba cambiando algunas cosas de lugar- ¿Y qué tal todo con la revista, hija?-
-Excelente, no hay nada de que pueda quejarme-sonriendo-
-Te veo muy contenta-observándola bien-
-Lo estoy-admitió- las cosas me están saliendo como espero, tengo el trabajo que quiero, salud ¿Qué más puedo pedir?-se pregunto-
-Amor-dijo simplemente Inessa para probar suerte y efectivamente sucedió. Observo muy detalladamente como su hija se sonrojaba a más no poder e intentaba mirar en otra dirección- ¿he dado en el blanco?-pregunto riendo-
-Madre, por favor-tocando su mejilla- no sé qué cosas estás diciendo-parándose-
-Está bien, eso más de lo que me esperaba-dijo- al parecer las cosas andan marchando muy bien, pero como te dije una vez, ya me dirás las cosas cuando tu estés preparada-
-No sé qué te hace pensar…
-Soy tu madre, Elena-dijo- tarde o temprano me lo dirás-
-No es tan simple-observando la hora-debo irme, comenzara a hacerse muy tarde-queriendo librarse de eso-adiós, mamá-besando su mejilla-
-¡Ni creas que te salvaras de ésta, Elena Katina!-grito Inessa riendo al observar como si hija se escapaba rápidamente.

* * * * *

Yulia camino apresuradamente de un lado a otro. Aquella locura la tomo por sorpresa.

-Señorita Volkova, usted debe pensar que…
-Lo siento mucho señor Magné-lo interrumpió- siento que haya venido a este viaje para nada, pero no pienso abandonar mi país. Tengo muchos motivos que me atan aquí, no es cualquier cosa esto-
-Quizás deba tomarse unos días, se que no es fácil esto de abandonar su tierra natal. Tal vez pensándolo más tiempo…
-No-lo cortó nuevamente- mi decisión ya está tomada señor Magné, no abandonare mi país ni mucho menos venderé mi revista. Es algo muy generoso lo que me ofrecen, pero no puedo aceptarlo. Quizás con otra persona tengan más suerte, pero no conmigo. Lo siento-
-Está bien-suspirando- Podríamos dejarlo como en “suspenso” ¿tal vez?-
-Es inútil, ya he decidió-
-Aquí está mi número de teléfono, el hotel donde estoy y otros datos-siguió como si no la escuchara- voy a estar un tiempo más aquí en Moscú, por si cambia de parecer-
-Solo perderá el tiempo-
-Somos pacientes-sonriendo- espero que lo piense mademoiselle Volkova, tenga usted un buen día-
-Igualmente-contesto Yulia. La morena observo durante un buen rato la tarjeta entre sus dedos, aquello sí que era descabellado, demasiado. Pero por muy extraño que parezca, más extraño haber guardado aquella tarjeta en su escritorio. Simplemente iba a quedarse ahí para ser olvidada, fue lo que ella pensó.
El teléfono sonó y ella contesto distraídamente por unos segundos, hasta que sus ojos se agrandaron, el pulso se acelero y lo siguiente fue que ella estaba corriendo para salir de su edificio lo más rápido posible.

Que se volviera a repetir todo como en días atrás, no era ninguna sensación bonita. Aquello pasaba una vez más, pero estaba vez las cosas no habían corrido con tanta suerte como antes. La vista se le nublo por las lágrimas y las manos le temblaban demasiado cuando apretaba el volante con fuerza. Estaciono exactamente en el mismo lugar de la última vez y trazo el mismo camino lleno de nervios e incertidumbre.
Larissa estaba gritando algo sobre el mostrado cuando había puesto un pie dentro del hospital.

-¡Mamá!-grito llamando su atención. Su madre giro rápidamente y corrió hasta ella con los ojos rojos e hinchados-
-Está mal de nuevo, Yulia-lloró sobre su hombro-su corazón ya no funciona-decía entre sollozos. Yulia comenzó a sentir como el pánico entraba en ella en ese instante.
-Lo lograra, el lo lograra-repetía para convencer a ambas. Los minutos de espera parecieron horas entre aquellas paredes blancas que comenzó a odiar. Larissa había entrado en una crisis y tuvo que ser sedada. Yulia se había puesto a esperar como se lo habían ordenado, pero la esperaba siempre la desesperaba. Observo venir hacia ella el doctor que estaba siempre atendiendo a su padre y corrió hasta él- ¿Qué sucedió? ¿Cómo está él?-
-Por el momento él está estable-anuncio ganando un suspiro de alivio de la morena- hemos hecho todo lo posible Yulia, pero esto no durara siempre-
-¿Qué sucede? Es malo ¿verdad?-pregunto con temor.
-Voy a ser franco-suspirando- tu padre necesita urgentemente un trasplante de corazón, Yulia. De lo contrario, no creo que siga aguantando más de estos episodios- informo. La morena solo supo dejar salir las lágrimas en ese momento tapando su rostro, queriendo que todo sea una horrible pesadilla que estaba a punto de terminar.

* * * * *

Elena negó con la cabeza cuando recordó que había sido atrapada por su madre, si se quedaba un segundo más ahí sabía que iba a ser descubierta. Observo su celular y frunció levemente el ceño cuando no encontró nada, estaba a punto de enviarle un mensaje cuando decidió que a lo mejor debía darle un respiro. Tan solo faltaban horas, interminables horas para volver a verse. Pero ella estaba segura que iba a hacer que valiera la pena tanta espera, tal cual como lo había hecho la noche anterior.
Dio un salto en su asiento cuando alguien la asusto entrando a su oficina sacándola del edén que se había creado. El susto paso rápidamente a enojo cuando observo que estaba parado frente a ella la última persona que esperaba ver ese día.

-Espero no interrumpir-dijo sonriendo-
-¡¿Qué haces aquí?!-grito parándose- ¡¿Es que nunca tienes suficiente?! ¡Vete!-señalando la puerta-
-Ni creas que me iré-la desafío- y estas en lo cierto, preciosa-
-¡No me digas así!-ordeno- ¡Ya te di el asqueroso dinero que me pediste! ¡¿Qué más quieres Vladimir?!-
-Primero voy a pedirte que bajes ese tono conmigo, ya te lo he advertido-comenzó- y segundo, te iré informando desde ya que vas a verme muchas veces, y más ahora con la brillante idea que se me ha ocurrido-
-¡Vete o sino…!-
-¡Cállate!-grito fuertemente- ¡cállate de una maldita vez y escúchame!- Elena se sentó en su lugar nuevamente completamente petrificada- ¡Me sacas de quicio!-admitió removiéndose el cabello- bien, ahora que nos hemos relajado, voy a contarte mi brillante idea-
-No me interesa-contesto- si es necesario darte más dinero para que te largues…
-Ya no quiero eso-la interrumpió- ¿Por qué conformarme con migajas cuando puedo obtenerlo todo? Como por ejemplo todo esto que nos rodea-señalando las paredes-
-¡Ni creas que esto es tuyo!-grito- no me importa si tenemos que irnos a lo legal, yo tengo más ventaja que tu y eso lo sabes. Sé muy bien lo que buscan todos-
-Siempre cantando victoria antes de tiempo-contesto- estas tan equivocada como lo recuerdo, estúpida Lena-riendo- pero voy a ponerte las cosas fáciles, hay una manera en la que yo voy a dejarte en paz. Y podrás seguir incluso creando más dinero con tu tan querida revista-
-No me interesan los negocios contigo-contesto- ¿es que no entiendes que odio tan solo verte?-
-Siempre tan cariñosa-comento- ¿Y bien? ¿No quieres saber mi magnífica idea?-
-Se que por más que te diga que no me la dirás de todas formas. Hazlo rápido y vete-
-Deberías estar agradecida conmigo por esto-dijo levantándose y acercándose a su escritorio- porque voy a ser tan bueno que voy a cumplir tu sueño, Lena. Aquel que dejamos inconcluso hace tiempo atrás ¿recuerdas?-
-No entiendo que quieres decir-nerviosa. Vladimir rio con ganas-
-Eres buena actriz-dijo- pero seamos claros de una vez-poniendo ambas manos sobre su escritorio- y para que quede claro, será tan normal como cualquier otra-
-No entiendo, tu no querrás que…
-Si Lena-sonriendo- tu sueño finalmente su cumplirá, porque tu vas a casarte conmigo si es que no quieres quedarte con absolutamente nada-anuncio la peor noticia. Elena solo cerró los ojos intuyendo el infierno que se aproximaba.


pei_17

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por dead_doll el Miér Oct 21, 2015 4:24 am

Pei basta de hacerlas sufrir jajajajaja, Yulia ya padeció esto mucho y Elena también. Recuerda a la gitana "si no enfrentas tu pasado, se avecinara una catástrofe " o algo así era, que le cuente a Yuli lo que pasa, que ya no esconda nada, que juntas busquen una solución. Esa rata inmunda de Vladimir no puede salirse con la suya siempre, que Elena tome las riendas de la situación y le demuestre que ya no la maneja. Por último que le deje la revista y luego la recuperé. El solo quiere joder a Elena porque la ve feliz. Que ella le demuestre que no le teme, y confíe en Yulia. Se lo debe, no pueden separarlas mas. Es que ya no será lo mismo si ella la vuelve a dejar. Ya esta bueno eso. Es que da la sensación que siempre gana el mal, aun que por último queden juntas. Que hagan un plan y lo engañen a el, pero juntas. No se puede ir yulia. O sea, siempre escapan de los problemas así, que se pongan los pantalones y lo enfrenten, así como enfrentaron a las arpías anteriores, este Vladimir se merece de su propia medicina. Jajajaja ok, ok, es tu historia, pero me frustra que siempre las separen y ellas elijan darle el gusto a estos inadaptados sociales. NO! Que arreglen las cosas como dos mujeres adultas lujuriosas como son jajaja. Cada día amo mas esta historia, aun que me frustre jajaja éxitos y brillar. Saludines
avatar
dead_doll

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 12/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Monyk el Miér Oct 21, 2015 2:10 pm

Saludos Pei!
Me uno a la petición para que Elena por fin hable con Yulia y resuelvan este problema juntas. Por favor no las separes de nuevo, que Elena le cuente todo, apesar de los grandes problemas de salud de su padre y se apoyen como la pareja que son. Esperamos que no tarde la conti, que por eso eres de las escritoras favoritas.

Monyk

Mensajes : 187
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Dulcek el Miér Oct 21, 2015 4:43 pm

Que!! Quee!! Ya no mas sufrimiento para las chicas!! Despues de este capitulo y el siguiente tendre que ir al Psicologo!! -.-

Dulcek

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 03/06/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Aleinads el Miér Oct 21, 2015 6:50 pm

Peiiii me alegra muchísimo que hayas vuelto, ya me iba a dar algo de la angustia mujer! Pero bueno muchas gracias por regresar y estos capítulos tan intensos Dios mioooo!!!! Como haces eso? como queda ahí ? Estaba todo tan en calma y paz , cuando Zas! cambia absolutamente todo para mal en un segundo, que pecado D: ... Esperando ansiosa la conti,  agradecida nuevamente y encantada como siempre de leerte ♥
avatar
Aleinads

Mensajes : 435
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por andyvolkatin el Jue Oct 22, 2015 2:20 am

Hola Very Happy
que capitulo tan bueno
muy bonito nustras protagonistas
espero que Yulia este decidida no vender por nada del mundo porque con lo que esta pasando y eso que hay cosas que a atan a Rusia y de su papa y lo que le viene con Lena no quiero que valla a hacer que se arrepienta.
Lena hace tiempo ya fuera arreglado este asunto con Vladimir verdad ya fuera arreglado los papaelesde la empresa cuando aperecio por primera vezpero no se que le pasa ahora lo que le dice que casarse que le cuente a Yulia todo entre las dos pueden buscar una solucion que demuestre el caracter que demostra al principio de la historia donde esta esa Elena dura y que no deja que nadiera la pisotiara que ellaleahaga a vladimirlo mismoque hizo con Ana que si tiene fotos de ella con Yulia besandose ya que mas no van a estar escondiendose toda la vida sabe que la ama no?
Pei espero Elena no cometa una error grande porque dejo de seguir esta historia.
Saludos
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 417
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Kano chan el Jue Oct 22, 2015 12:07 pm

WTF !? estoy odiando a Vladimir, y presiento que Elena si se va a casar con el Sad ya sea por la revista o lo que sea.
Yulia, obre tambien creo que su padre va a morir.
bueno son solo unas locas conclusiones hahaha excelente cap como siempre y a la espera de otro !!!!
saludos
avatar
Kano chan

Mensajes : 273
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Milk_May_San el Jue Oct 22, 2015 4:54 pm

Me encanta tu historia, ojala llegue pornto la continuacion.

Milk_May_San

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 20/10/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por xxavaa el Vie Oct 23, 2015 1:37 am

ash esa lena xq tanto miedo le tiene a ese vladimir x.x

xxavaa

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 31/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Zaeta el Vie Oct 23, 2015 3:09 pm

Porqueeee??!!! Iba todo tan bien... se acerca la tormenta u_u
Me da mucho gusto que reaparecieras, ya estabamos preocupados. Hasta considerando en activar la alerta amber...
Bien, presiento que nos haras sufrir un rato. Espero que no sea mucho, nos leemos!

Zaeta

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 16/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por katina4ever el Sáb Oct 24, 2015 5:44 am

Noooo! Pei :'( Presiento que esto viene lleno de dolor y sufrimiento Sad snif snif....
Muy buen capítulo, genial pero ese Vladimir es una basura!

katina4ever

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 03/07/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por flakita volkatina el Miér Oct 28, 2015 1:49 pm

Bueno bueno pos primero saludos pei y nc ya como q han tenido much las nenas lena le pude sinceridad y q pa todo cuente cn ella pero ella n es capaz d hacer lo mism sincerarse cn julia y hablarlo claro xq si lo hace seguro q saca valor d nc dnd y hace añicos todo lo q tiene q ver cn ese vladimir siempre y cuando julia est cn ella dandole todo el animo y fuerza asi q pos solo n ns hagas sufrir a ellas a tods nosotrs crei q ta estarian bien y sas pasa esto
avatar
flakita volkatina

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 07/06/2015
Edad : 23
Localización : Costa Rica

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por liaesc el Dom Nov 01, 2015 7:42 pm

Pei xfa q lena no se case con ese vladimir..... ya como estas haciendole pasar el niagara en bicicleta osea se las pones dificil a las chicas

liaesc

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 17/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por andyvolkatin el Sáb Nov 14, 2015 8:37 pm

Hola Very Happy
espero que te encuentres bien
ya que hace mucho no subes capitulo
espero pronto des señales y subas la continuación
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 417
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por diianiiSsjaniiSs el Jue Nov 19, 2015 10:24 am

Peiiiii, xqe nos torturas así?
Espero estés bien...
Y ojala puedas publicar, extraño tu historia

diianiiSsjaniiSs

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 22/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Monyk el Lun Nov 23, 2015 11:21 pm

Pei, dónde estas?
Urge tu presencia.
Saludos!

Monyk

Mensajes : 187
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por pei_17 el Dom Nov 29, 2015 1:07 am

LX
A TU LADO.

El solía llamarme veneno,
porque yo era una hiedra venenosa.



-¿Y bien? ¿Qué me dices?-pregunto Vladimir-
-No-abriendo sus ojos y levantándose- lo único que quiero de ti es que te vayas y no vuelvas ¡Nunca más!-grito- ¡Ya no mas, Vladimir!-
-Oh si-murmuro rodeando el escritorio para llegar hasta ella- vas a aceptar y punto-
-¡No!-queriendo alejarse. Pero fue suficiente con que Vladimir extendiera el brazo para alcanzarla- ¡Suéltame!-
-¿Sabes? Siempre creí que había algo mal en ti-mirándola fijamente- nunca dejas de sorprenderme, Lena-
-Quiero que me sueltes ahora mismo-ordeno queriéndose zafar. Pero la tenia fuertemente sujeta del brazo- ¡y ni pienses que voy a casarme contigo! ¡Antes muerta!-
-Yo que tu no diría eso-riendo- vas a perderlo todo, deja de ser orgullosa-
-¡Llévame a juicio, no me importa! Pero ni en tus más asquerosos sueños pienso aceptar-termino por escupirle la cara. Se lo debía. Por lo que le había hecho una vez, por el desagrado sentimiento que sentía ahora y porque sabía que aún nada terminaba.
-¡Estúpida!-grito abofeteándola. Elena giro apoyando ambas manos sobre su escritorio dándole completamente la espalda a Vladimir. Mala idea- Voy quitarte todo. Puedo hacer lo que quiera contigo cuando yo quiero-dijo pegando todo su cuerpo. Elena abrió grande sus ojos.
-¡No!-aterrada- ¡Déjame!-
-¡Quédate quieta!-le ordeno- ¿Piensas que no se qué puedes contratar a los mejores abogados? Eso no me importa Lena, seré tan gentil que dejare que sigas creando más dinero con ella, pero todo lo tuyo es mío, cariño-dijo en su oído- simplemente debes casarte conmigo y cederme todo-
-¿Y por que debería de aceptar?-pregunto temblando. Vladimir sonrió-
-Porque eso era lo que siempre quisiste ¿no?-le recordó- voy a cumplirte tu tan anhelado sueño-alejándose de ella- ¿Qué me dices?-sonriendo-
-No-respondió después de girar- no me importa gastar un dineral, no voy a darte nada Vladimir, porque nada es tuyo. Y mucho menos voy a casarme contigo y trabajar para ti-señalando la puerta- vete o llamare a seguridad-
-Sabia que me saldrías con esto-se lamento- es por eso que voy a recurrir a mi otro plan. No vas a negarte-
-Suficiente-dijo Elena queriendo ir hacia el intercomunicador. Vladimir fue mucho más rápido impidiéndoselo- ¡apártate!-dijo empujándolo-
-¡Eres una maldita enferma!-dijo sujetándola- ¿crees que soy estúpido? ¿Qué no sé porque estas negándote tanto?-mirándola a los ojos- siempre fuiste fría, siempre estabas como ida. Jamás estabas atenta a mí ¡Jamás!-le reclamo- ¿Quién era, Lena?-
-No sé de que hablas-queriendo soltarse-
-¡Si que sabes!-le grito. Vladimir finalmente la soltó metiendo su mano dentro de su traje- ¡Estas mal de la cabeza!-exclamo tirándole algo en el rostro. Elena observo el suelo viendo que eran fotografías. Ella estaba besándose con Yulia. Recordaba muy bien cuando había sido eso.
-¿Tú estás…?-
-¡Sí!-exclamo- he estado siguiéndote, maldita degenerada ¡¿Es ese el motivo?!-pregunto señalando las fotos- ¿Por qué haces esto, estúpida?-pregunto volviéndola a sujetar-
-¡Estas siguiéndome!-se defendió- ¡Estas invadiendo mi privacidad! Voy a…-
-¡Tú nada!-la interrumpió- ¡No vas a hacer nada! ¿Y quieres saber por qué?-pregunto muy cerca de su rostro- porque si te atreves a salir a decir lo que acaba de pasar aquí, esa otra enferma va a abandonar este mundo-informo. Elena abrió grande los ojos sintiendo que esta vez el aire dejaba de entrar en su sistema.
-Tú no…-intento decir- tu no…-
-Eso te no te gusto ¿verdad?-sonriendo- que mal estas-empujándola- así que ya sabes, estúpida. Debes actuar completamente natural cuando eso suceda, porque tengo un buen plan-acercándose a la puerta- y una cosa más-girándose- ve terminando esa “relación” asquerosa que tienes, voy a dejarte esa tarea a ti-riendo- no quiero obstáculos en mi camino. Nada de trucos Lena, nada de trucos-tarareo antes de irse.

Elena apenas escucho el sonido lejano de la puerta al cerrarse. La vista se le nublo y supo enseguida que por sus mejillas corría la humedad que últimamente salía con demasiada facilidad. Se sentó en el suelo completamente ida ¿Qué decisión tomar? ¿Por qué ahora? Justo que todo estaba marchando tan armoniosamente bien. Justo ahora, que había aceptado finalmente lo que sucedía con ella. Justo ahora… todo se había ido al demonio.
¿Dejar a Yulia? Eso no. No estaba dispuesta a eso. No podía, ni tampoco quería ¿Qué hacer? Buscaría un plan. Sí, eso haría. Pero, Yulia estaba en riesgo. Sabía que el miserable de Vladimir era capaz de eso ¿ponerla en peligro? Jamás iba a perdonarse si algo le sucedía por su culpa. Tenía que pensar muy bien que era lo que iba a hacer.

Ella ni siquiera midió el tiempo que paso sentada en el suelo de su oficina, pensando lo mismo una y otra vez. Su teléfono sonaba en el fondo, pero sabía que nada que tuvieran que decirle iba a ser mas importarte que la encrucijada en la que había sido forzadamente metida. ¿Qué hacer?

-¿Señorita Katina?- pregunto la voz invasora de Irina. La rubia avanzo unos tímidos pasos hasta que se detuvo viendo sorprenda a su jefa en el suelo. Elena la observo dejando mostrar el rostro brillante por la huella de sus lágrimas y los ojos rojos- ¡Señorita Katina!-exclamo sorprendida. Corrió hasta ella completamente preocupada- ¿Se encuentra usted bien?-
-No-respondió con el rostro nuevamente contraído- no estoy bien, Irina. No estoy nada bien-
-Señorita…-dijo completamente conmovida. Irina apenas había alcanzo a erguirse a su lado cuando su jefa la envolvió en un muy necesitado abrazo. Ella no entendía absolutamente nada, pero sin preguntas incomodas correspondió el abrazo y se quedo en ese sitio, dejando que Elena se tomara tanto tiempo como quisiera. Dar la noticia poco agradable que tenía que darle, podía esperar. Después de todo, aquello también parecía ser grave.

* * * * *

Yulia salió de la habitación después de asegurarse que su madre aún seguía dormida. Era preferible que estuviera así y no sufriendo como lo llevaba hasta el momento. Soltó un suspiro cuando observo la puerta donde estaba su padre, el querido Oleg. Sonrió tristemente, el no se merecía aquello, si tan solo ella pudiera hacer algo al respecto…

-¿Yulia?-escucho ser nombrada. Aleksei venia caminando en su dirección con la cara completamente contraída por la preocupación. Ella se levanto como un resorte y se sumergió en los brazos de su hermano- ha vuelto a suceder- murmuro en tono bajo-
-Eso no es todo-comenzó apartándose- Aleksei, su corazón ya no funciona-dijo viendo como el agrandaba sus ojos de la impresión- Oleg necesita un trasplante-
-Cielo salto-exclamo cubriéndose el rostro- ¿El está…?-
-Ahora está descansado-respondió rápidamente. Yulia levanto la vista encontrándose con Katya estando a poca distancia- Hola Katya-la saludo- siento no haberte saludado antes, no te había visto y…
-No te preocupes, Yulia. Siento mucho todo esto-dijo tomándola de la mano tras haber escuchado la conversación- veras que todo saldrá bien-
-Es lo que más quisiera-respondió suspirando. Aleksei entro en la habitación de Oleg muy cautelosamente.
-Perdón si la pregunta es demasiado incomoda- comenzó Katya- pero, ¿ya han encontrado a algún posible donante?-
-No te preocupes por eso-la tranquilizo- y no, no hemos encontrado nada aún. Creo que todo el mundo sabe de estas cosas. Todos nos dicen que seamos pacientes, que es tiempo lo que necesitamos-sonrió torcidamente- pero tiempo es lo que menos mi papá tiene-
-Qué horror-comento la pelirroja. Katya abrazo a Yulia queriendo reconfortarla. Sabía que aquello no le daría ninguna solución, pero comprendía perfectamente el dolor por el que estaba pasando. Ella ni siquiera se veía siendo fuerte si pasaba por aquella situación.

Ambas se habían quedado sentadas en aquella posición observando la pared de en frente. Katya se sorprendió cuando había notado que su hermana no se encontraba ahí. ¿Dónde rayos estaba metida Lena ahora? Yulia la necesitaba demasiado en ese momento, por el amor de Dios. Si ella llegaba a enterarse que ella prefería estar trabajando en lugar de estar ahí…
Yulia se levanto rápidamente cuando observo que Larissa estaba acercándose hasta donde estaban ellas.

-Mamá-acercándose- ¿Cómo estás?-
-Me siento un poco débil, pero nada mas-respondió.
-Ven, vamos a sentarnos- dijo guiándola. Larissa sonrió cuando noto la presencia de alguien más. La pelirroja que había estado junto a Yulia la resultaba demasiado familiar así que no fue necesario pensar mucho para saber quien se trataba
-Hola-la saludo- Tu debes ser Katya ¿cierto?-
-Así es-respondió- Siento mucho su situación, señora Volkova. La verdad que no tenía planeado conocernos de esta manera-
-Solo dime Larissa-dijo- y puedes estar tranquila-tomándola de la mano- creo que nadie hubiera querido que las presentaciones fueran bajo esta circunstancia ¿y cómo vas con eso?-pregunto observo su aún plano vientre. Al menos había un poco de luz entre tanta oscuridad.
-Muy bien-respondió acariciando su vientre- la semana próxima por fin vamos a conocerlo-exclamo emocionada-
-Eso es maravilloso. Cuando Aleksei me dijo quien eras tú no pude haber estado más feliz- admitió- se que será un bebé hermoso. Sera mi primer nieto, así que espero que estés preparada para eso-
-Mi mamá está en su misma situación, así que voy a estar preparada. No hay nada de qué preocuparse, Larissa- sonriendo-
-Solo pido que Oleg pueda conocerlo-dijo cambiando su semblante. Katya agarro sus manos dándole fortaleza- me esperaba tantas cosas, pero esto…-
-Van a lograrlo, Larissa- la interrumpió. Esperaba no estar equivocándose.
-¿Mamá?-pregunto Yulia preocupada.
-Estoy bien, cariño-contesto- solo… solo que me siento algo inquieta y…
-Iré por algo para que tomes-dijo levantándose-
-Quédate con ella-dijo Katya imitándola- iré yo-
-¿Segura?-
-Si-asintió- regresare enseguida- dijo girándose. Katya aprovecho eso y materializo su celular para comunicarse con la desconsiderada de su hermana.
-Yulia…
-Tranquila-abrazándola- todo irá bien, el está aquí, con nosotras-la tranquilizo. Estuvo meciendo a su madre durante un momento cuando Aleksei salió finalmente de la habitación de Oleg.
-Está despierto-informo- él quiere hablar contigo mamá-dijo dirigiéndose a Larissa quien rápidamente se levanto- está muy estable, él va a lograrlo, lo sabes ¿no?-pregunto besándole las manos.
-Por supuesto que sí, amor-contesto su madre. Larissa lo beso en la mejilla y luego entro a ver a su esposo.
-¿Cómo lo ves?-pregunto Yulia.
-Fuerte-respondió Aleksei antes de sentarse a su lado- las personas que están antes que él no son muchas- comenzó queriendo ver el lado bueno-
-Pero aún así, tenemos que esperar-comento Yulia. No veía las esperanzas demasiado cercanas- esta situación es un asco-escupió-
-Lo sé-respondió Aleksei- ¿Qué vamos a hacer ahora?-
-Por el momento vamos a tunarnos ¿Qué más?-respondió como si nada- mamá debe descansar, no está pasándola muy bien-
-Estoy de acuerdo con eso-asintió-
-Voy a quedarme esta noche, por si algo sucede-observándolo- luego pasare por la empresa, debo dar la noticia y encargarme de todo-
-¿Y que pasara con la revista?-
-Puedes ocuparte de ella por un día, de todas maneras no hay mucho que hacer-levantando sus hombros- no por nada eres el vicepresidente ¿no?-
-Yulia…
-Luego puedes quedarte tú mañana-siguió sin escucharlo- voy a adelantar algunas cosas por si no sabes que hacer-
-Yulia…
-Deberías encargarte de algunas fotos, no es mucho trabajo-comento- aguantare algunas reuniones y luego podre regresar aquí y…
-¡Yulia, basta!-la interrumpió Aleksei- ¿Y qué hay de tu descanso?-pregunto- no puedes con todo, con esto, la empresa y la revista-
-La salud de nuestro padre está en juego, Aleksei-
-Lamentablemente no hay mucho que podamos hacer-dijo- solamente debemos sentarnos a esperar-comento con rabia.
-No deberías tener a Katya aquí-comento Yulia viéndola venir por el pasillo- y mucho menos en su condición, Aleksei. Ella debe estar descansando bien-
-Tienes razón-admitió- pero ella quiso acompañarme-revelo. Los dos guardaron silencio cuando ella ya estaba demasiado cerca.
-Ya regrese- comento Katya apareciendo y dándole un poco menos de espesor al ambiente- hay café para todos-
-Gracias Katya-dijo Yulia recibiéndolo-
-Gracias, cariño- dijo Aleksei.

El silencio invadió el ambiente dejándolos a todos pensando en algo diferente. Yulia suspiro y admitió mentalmente que Aleksei tenía razón, lamentablemente solo restaba esperar para ver que sucedía. Los segundos silenciosos se convirtieron en eternos minutos hasta que el sonido de agiles pasos y una voz lo interrumpió sonando preocupada.

-¡Yulia!-se escucho. La morena levanto la vista encontrado a Elena yendo directamente hacia ella- Yulia, me he enterado recién- informo antes de abrazarla frente a la vista de dos pares de ojos. No había más palabras que decir. Elena sintió el fuerte apretón de Yulia dejando notar que tanto lo estaba necesitando.
-Elena…-intento murmurar-
-Va a lograrlo, Yulia- la interrumpió antes de que dijera algo- veras que todo saldrá bien, solamente debes tener fe- dijo en su oído. La morena simplemente asintió como si aquellas palabras fueran tan certeras que eran fáciles de creerlo así. Estuvieron en aquella posición hasta que Larissa salió de la habitación de Oleg con un semblante más calmo.
-Nosotros debemos retirarnos- anuncio Aleksei tomando la mano de su novia- Katya debe descansar y tenemos que ir por Ekaterina-
-Está bien hijo, voy a informarte cualquier cosa- asintió Larissa-
-Por favor-dijo antes de besarla en la mejilla – y tú deberías descansar-dijo dirigiéndose a Yulia-
-Lo intentare- dijo de manera indiferente- voy a mandarte algunas indicaciones para la revista-
-¿Eso quiere decir que mañana tampoco iras?-pregunto mirando como ambas hermanas hablaban ahora con Larissa-
-Hay cosas que debo organizar, estás al mando-palmeando su hombro- se que harás un buen trabajo-
-Yulia…-
-Por favor Aleksei, ahora no. Volveré, pero no sin antes resolver unas cuantas cosas-
-Voy a creerte, tomate el tiempo que necesites-abrazándola- Katya- llamándola. La pelirroja se despidió de su suegra y hermana y se fue junto al rubio. Yulia los observo murmurando cosas y giro viendo que Larissa estaba alejándose.
-¿A dónde va?-le pregunto a Elena-
-Dijo que quería tomar un poco de aire-respondió acercándose a ella- te ves muy cansada- acariciando su brazo-
-Tú también-observando su rostro. Elena rápidamente miro en otra dirección- ¿está todo bien?-pregunto notando algo raro-
-Por supuesto que sí-respondió rápidamente- aunque no eres tu quien debería hacer esa pregunta. No estás en posición de preocuparte por otras cosas sin importancia-
-Lo que te suceda a ti tiene mucha importancia para mí-respondió honestamente. Elena se mordió su labio y comprendió que Yulia no se merecía ninguna clase de traición. Y ella iba a ser todo lo posible para evitarlo- ¿estabas ocupada? Porque si es así…-
-Eso no importa ahora-la interrumpió- y aunque me digas que no es necesario, voy a quedarme aquí contigo. A tu lado, porque necesitas de alguien y yo estoy dispuesta a ofrecerme a eso-sonriéndole-
-Gracias-fue todo lo que dijo. Ambas se sentaron una al lado de la otra en completo silencio. Elena recostó su cabeza en el hombro de Yulia y sujeto su mano para darle todo el apoyo que necesitaba en ese momento.

Katya observo el perfil serio de Aleksei y supo que había algo que estaba inquietándolo demasiado. La situación de Oleg no era lo único que estaba preocupándolo de aquella manera. Durante todo el camino de regreso no había dicho ni una palabra para que lograra calmarse un poco, sabía que la salud de su padre estaba delicada y era un tema que necesitaba de mucha paciencia para ver resultados positivos. En cuando habían llegado a la casa la situación no había cambiado para nada.

-¿Y bien?-pregunto al fin- ¿en qué tanto piensas?
-En muchas cosas-
-Como…-
-En Yulia-admitió-
-Ella está muy mal tu padre Aleksei, sabes que…
-No es solo eso Katya-la interrumpió- Yulia me preocupa mucho. Me ha dejado prácticamente todo el mando de la revista a mi ¿sabes lo que significa eso?-
-Ilumíname -pidió-
-Muchas cosas-bufó- no va a ser la primera vez que lo hace. Siempre que algo está saliendo mal ella… ella simplemente se abandona. Al menos agradezco que ahora no está sola-menciono sabiendo que Elena no se iba a apartar de su lado-
-Ella es fuerte Aleksei- comento- no sé a qué viene ese pensamiento acerca de ella-
-Por favor, esto no significa que esté hablando mal de ella-aclaro- pero a veces pienso que ella solamente me nombro como el vicepresidente porque tenía segundas intenciones-
-¿Cómo cuales?-
-Abandonar por lo que lucho tanto. Solo espero que esto dure poco, justo cuando finalmente las cosas estaban acomodándose…-negando con la cabeza-
-No seas pesimista, veras que cuando menos lo esperes las cosas volverán a su sitio- fue hasta él para abrazarlo- tenemos que ir por Ekaterina-
-Claro-asintió.

Larissa increíblemente había logrado entrar en razón a Yulia. Haber logrado que la morena se marchara de ahí no había sido tarea fácil, pero lo tuvo su victoria. Aquella noche iba a ser ella quien se quedara, su hija se veía demasiado cansada y sabia que no haría mucha diferencia si estaba ahí o no. Necesitaba descansar y ella se marcho prometiendo que lo haría y que estaría allí por la mañana temprano. Larissa no esperaba menos y dejo a las dos marcharse con pesar.

-¿Quieres cenar en algún lugar?-pregunto Yulia saliendo-
-No tengo hambre-contesto Elena- pero si tu quieres te acompaño-
-Yo tampoco tengo hambre.
-¿Quieres descansar?- Yulia simplemente negó. Llegaron hasta el auto de la morena y Elena la observo como si estuviera pensando en algo
-Quiero visitar un lugar- dijo de repente- ¿quieres acompañarme?-
-Está bien-respondió introduciéndose en el auto. Fue un trayecto algo largo y silencioso, pero no incomodo. Elena no había preguntado a donde se dirigían, simplemente quería que, fuera a donde fueran, esperaba que Yulia lograra despejar su mente tanto como lo necesitara. Se detuvieron y ella observo a través de la ventana un edificio visiblemente abandonado. Estaba a punto de preguntar algo cuando el sonido de la puerta al cerrarse anuncio que Yulia ya se había bajado así que no le quedo de otra más que imitarla.
-¿Esto era lo que querías ver?-pregunto poniéndose a su lado confundida-
-Así es-respondió observando a su alrededor- necesitaba volver a revivir lo que me provocaba este ambiente- revelo confundiéndola mas-
-¿Este ambiente? Es un edificio… abandonado-
-Correcto-sonrió- todo esto necesita una renovación-comento avanzando. Elena se quedo unos segundos en su lugar queriendo entender sus palabras. Yulia estaba metiéndose dentro y no sabía si el lugar era seguro o no. Miro una vez hacia atrás cuando sintió esa sensación de estar siendo observada nuevamente, intento consolarse cuando no vio nada raro y decidió seguir a la morena antes de que se perdiera de vista. Quizás solo eran sensaciones suyas.
-¿Y que se supone que tienes que ver tu con una renovación de este sitio?-pregunto siguiéndola-
-Es simplemente un proyecto-levantando sus hombros- Tengo que hacer algo, por algo lo he comprado ¿no? Aunque sé que no será nada fácil comenzar con algo desde de cero- observando a su alrededor.
-¿Qué?-pregunto sorprendida- ¿me estás diciendo que todo esto es tuyo?-
-Así es-riendo por su expresión- he tenido un tiempo de estar comprando otras revistas, tenia pensando desde hace un tiempo, quizás, comenzar a crear una segunda-
-¿En serio? Eso es increíble Yulia-
-Lo sé-dijo- pero eso era cuando las cosas marchaban bien- cambiando su expresión- ahora ni siquiera sé si podre dirigir la mía propia- riendo amargamente-
-Yulia-acercándose para abrazarla- veras que todo saldrá bien, es simplemente un mal momento, pero debes pensar en positivo, Oleg saldrá de esto-
-Eso quiero pensar-suspirando- las esperanzas siempre son lo último que se pierde ¿cierto?- murmuro distraída. Elena asintió y observo como Yulia daba un vistazo a su alrededor. Sabía que iba a irle tan bien como en su actual revista si se lo proponía, quizás solamente no era el momento, paciencia era lo que tendría que tener y mucha- vámonos, se está haciendo tarde- dijo de repente Yulia tendiendo su mano. Elena la sujeto y las dos decidieron abandonar aquel edificio que, no sabían cuándo ni cómo, pero en algún momento iba a ser productivo.

En cuanto habían llegado a penthouse de Yulia, Elena se había encargado de que tomara una ducha y no gastara sus energías en nada más. Aunque Yulia pudiera ser muy testaruda al negarlo, su rostro cansado la delataba. Había apagado todas las luces y la esperaba ya tendida en la cama cuando la vio aproximarse a ella. La morena busco su cuerpo bajo las sabanas y ella la abrazo queriéndole transmitir cualquier tipo de apoyo, fue solamente cuestión de pocos minutos para que escuchar su respiración tranquila avisando que ya se había quedado dormida, y ella, con los parpados pesados, la siguió de igual manera.

A la mañana siguiente había sido Elena quien despertó primero, Yulia aún estaba dormida y sabiendo que lo necesitaba, no la despertó cuando ella decidió abandonar el lecho. En cuanto bajo después de haberse cambiando apropiadamente, María ya estaba con el desayuno servido. Elena ordeno que se lo llevaran a Yulia solamente en cuanto ésta despertara y dejo dicho que debía marcharse temprano a la revista para solucionar algunas cosas.
Durante todo el camino había tenido toda clase de pensamientos, pero los recientes hechos consumían su preocupación casi por completo. Elena solamente pedía una y otra vez que las cosas salieran bien, al menos, aquello que mas estaba importando en el momento.

-Elena que bueno verte- dijo Fiodor observándola detenidamente- ¿Está todo bien?-
-Buenos días Fiodor- contesto evasivamente- ¿Ya tienes listas esas fotografías para mí?-
-Aún no he hablado con Monique-siguiéndola- pero las tendrás hoy sí o sí-
-Perfecto-entrando a su oficina- ni bien estén listas las quiero aquí- apuntando su escritorio-
-Elena…-observándola-
-Dime-
-Yo…-nervioso- no es nada, olvídalo- negando con la cabeza- simplemente quería que supieras que cualquiera cosas que se te ofrezca, lo que sea, puedes contar conmigo-
-Lo sé, Fiodor- observándolo- no por nada eres mi mano derecha aquí-
-Sí, simplemente tu mano derecha-mirando en otra dirección- bien-metiendo las manos en sus bolsillos- me encargare de traerte las fotografías cuando estén listas. Adiós- dijo yéndose hacia la puerta-
-Fiodor-
-¿Sí?- girando rápidamente-
-Avísale a Irina que no voy a querer café hoy-
-Está bien-asintió- yo le diré- murmuro antes de marcharse. Elena estuvo mirando unos segundos la puerta para después negar con la cabeza y comenzar con su día laboral. Y como normalmente le sucedía, había perdido noción del tiempo corrigiendo redacciones cuando noto que estaba necesitando un descanso. El día había estado tranquilo y nadie habido ido a interrumpirla en ningún momento y no sabía si eso era bueno o no. Se había levantando para buscar un vaso con agua cuando escucho la puerta. Había dado un distraído “adelante” olvidándose que siempre era Irina quien se encargaba de avisarle cuando alguien llegaba para hablar con ella. Tenía el agua corriendo por su garganta cuando escucho la voz que casi logro ahogarla de la sorpresa.

-Hola hija-

pei_17

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por pei_17 el Dom Nov 29, 2015 1:11 am

LXI
BUENAS NOTICIAS.


Yo estaba llena de veneno,
pero bendecida con belleza y rabia.




Yulia estaba prácticamente siendo consumida por el sueño gracias al aburrimiento que sentía. Aquella reunión con personas serias y desconocidas, la tenían al borde del colapso. Era la primera vez que sentía una mañana tan larga, ni siquiera había sido así cuando su revista estaba debatiéndose entre la quiebra gracias a las deudas que había tenido por culpa de aquella estafa. Soltó un suspiro lamentándose cuando recordó que aún seguían faltando reuniones y tratos con socios ¿Cómo era que Oleg soportaba aquello todos los días? Claro, eso simplemente sucedía porque ella aborrecía aquel trabajo. Estaba asintiendo distraídamente cuando el ruido de la puerta provoco que diera un brinco al interrumpir el silencio.

-Disculpen- dijo la secretaria de su padre entrando- señorita Volkova, tiene una llamada- informo. Yulia sintió la mirada de todos sobre ella, estaba emocionada de tener la excusa perfecta para librarse de todo eso, pero la educación logro ponerla en duda y su expresión de confusión fue notoria- es del hospital- aclaro la mujer. Aquello fue suficiente para que la morena no lo durara dos veces y se marchara de ahí no sin antes disculparse. Casi corrió hasta la oficina de su padre después de que la secretaria dijera que la llamada ahí estaba en espera.
-Hola- hablo con la voz temblorosa. Jugueteo con las hojas sobre el escritorio mientras escuchaba le pedido de la voz desde el otro lado- ¿pero no ha sucedido nada malo?-pregunto con preocupación. Su expresión de alivio salió por sus poros al escuchar la respuesta- está bien, iré enseguida. Gracias- dijo antes de colgar. Tomo sus cosas rápidamente y salió de ahí consumida por la intriga al no saber qué era lo que le esperaba al llegar al hospital donde estaba internado su padre.

Estaba tan acostumbrada a realizar a aquel viaje, que fácilmente pudo haberlo hecho con los ojos cerrados. Yulia rezaba interiormente una y otra vez que nada malo haya sucedido, aunque por lo que le habían adelantando por teléfono, las cosas estaban muy bien. Pero la preocupación no era fácil de domar en esas situaciones.
Larissa tenía un brillo especial en la mirada en cuanto la encontró en el pasillo y gracias a eso, ella podía decir que el alma había regresado a su cuerpo.

-Mamá ¿Qué sucede? ¿Por qué no me han querido decir que pasa por teléfono?-pregunto con curiosidad-
-Yulia, no hay nada de qué preocuparse ya, hija- dijo antes de abrazarla- al fin son buenas noticias las que llegan a nosotros- acariciando su espalda-
-¿Pero qué pasa? ¿Papá está mejor?-
-Lo estará- aseguro Larissa mirándola- Oh mira- dijo apuntando- ahí viene el doctor, el te lo explicara-sonriendo-
-Buenos días, Yulia. Luces mejor que ayer, aunque te veo algo cansada-
-He descansado, créame- contesto- ¿podría alguien, por favor, decirme porque me han llamado para no decirme nada?-
-Veo que estás impaciente y no es para menos- dijo riendo el doctor- veras Yulia, seré directo así terminamos con tanta intriga. Desgraciadamente ha ocurrido un accidente muy complicado el día de hoy y una persona tiene como última voluntad dar donaciones al ver que no hay probabilidades de mejorías en lo absoluto-
-Que horrible-murmuro
-Así es-coincidió el doctor- pero veras, ésta persona está dispuesta a donar su corazón. Desafortunadamente hemos hecho varios estudios y no es compatible con los que están en la lista de espera, pero tu padre tiene una suerte enorme porque con él sí ha mostrado compatibilidades- informo-
-¿Está… está usted hablándome en serio?- formándose una sonrisa en su rostro-
-Completamente-aseguró- si tu padre está listo, lo más probable es que mañana durante la tarde ya estemos trasplantando su nuevo corazón-
-¿Escuchaste eso, madre?-pregunto volteándose hacia Larissa- ¡Papá está bien! ¡Se recuperara!-
-Lo sé, Yulia- respondió de igual manera. Larissa se acerco hasta su hija y las dos se abrazaron compartiendo la alegría de aquella noticia-
-Muchas gracias, doc.- agradeció Yulia-
-A mi no es a quien deben darlas, es mi trabajo- contesto- tengo tiempo de estar atendiendo a Oleg, siempre supe que no iba a ser fácil conseguir un corazón que sea compatible con su cuerpo, pero esto deben agradecerlo a la persona que está dispuesta a tal acción-
-¿Podría decirme donde es su habitación?-pregunto Larissa- me gustaría agradecerle en persona, aunque sé que no sería suficiente por lo que está haciendo-
-Por supuesto que sí-dijo anotándolo- ese es el numero, si no se les ofrecerme nada mas ya debo marcharme, tengo varios pacientes que debo revistar-
-Eso es todo, no le quitamos más tiempo doctor- dijo Yulia-
-Les avisare por si tengo más noticias, tengan bonito día-
-Igualmente- contestaron al unisonó-
-¿Le has avisado a Aleksei ya?-
-Supuse que ibas a querer darle tú la noticia-repuso Larissa- ¿Me acompañaras?- señalando el papel-
-Adelántate, llamare a Aleksei para avisarle y estaré contigo enseguida-
-Está bien- respondió su madre. Yulia observo a Larissa alejarse de ella a la vez que escuchaba el tono de espera en el teléfono de su hermano, quien al parecer, estaba algo ocupado ya que no contestaba. Suspiro y se dijo que podía tomarse su tiempo antes de darle también la noticia y siguió el camino de su madre en completa tranquilidad.

* * * * *

-Entonces es un hecho, nos veremos la semana siguiente señorita-extendiendo su mano- su padre debe estar muy orgulloso de usted, es muy buena para los negocios-
-No es para tanto- sonrió- espero sepa disculpar su ausencia, seguramente surgió algo importante-
-No es problema, con lo de hoy ha sido más que suficiente para mí. Envíele saludos de mi parte-
-Así será- prometió Katya. Acompaño al hombre hasta la puerta y regreso para ordenar los papeles desordenados sobre su escritorio. La pelirroja tenía varios minutos de estar sintiendo una rara sensación en su pecho y eso la tenía algo nerviosa. Estaba respirando profundamente para calmarse cuando la puerta se abre asustándola.
-Señorita, acaban de llamarme del hospital- dijo apresuradamente su secretaria- es el señor Sergey, al parecer se ha puesto mal-
-¿Mi padre?-pregunto asustada. Aquello explicaba su larga ausencia- no puede ser, iré ya mismo-
-¿Cancelo las siguientes reuniones?-
-Cancélalo todo, no sé cuando voy a regresar- dijo buscando su bolso- por favor, que no sea nada malo-murmuro-
-¿Necesita algo más?-
-Nada más, no quiero que le hables de esto a nadie aún-
-Así será señorita- prometió viéndola marcharse.
Katya salió completamente a ciegas en busca de su auto para marcharse tan rápido como podía al hospital. Estaba asustada, preocupada y aún más nerviosa. La poca información de que su padre estaba mal no aliviaba nada a su mente, y aún así sabiendo que él está bien, el hecho de que estuviera en el hospital no podía significar algo precisamente bueno.

-Es lamentable su estado-murmuro Larissa saliendo de la habitación con la mano en su pecho- esa persona está…
-Ya mamá-la tranquilizo Yulia abrazándola- tu misma lo acabas de ver, para vivir así…-
-Me imagino cómo debe estar su familia, sintiendo impotencia al no poder hacer nada, los compadezco-
-Fue su decisión, el dejara de sufrir- contesto Yulia- ¿quieres un café? Yo invito-
-No me vendría anda mal uno ahora- acepto Larissa. Las dos fueron rumbo a la cafetería del hospital y Yulia, mientras tanto, logro finalmente comunicarse con Aleksei para darle la noticia que todos querían escuchar, sin importar cuantas veces se repitiera. La tranquilidad en la familia Volkova volvía a aparecer finalmente.

Katya entro al hospital con el corazón en un puño. Afortunadamente el lugar estaba bastante desocupado, lo que significaba que no iba a tener que soportar una eterna espera cubierta de preocupación y miedo. Sus pies solos se dirigieron hacia el mostrador donde había una mujer con sonrisa amigable.

-Sergey Katin- dijo atropelladamente- necesito saber donde tienen a Sergey Katin, soy su hija-
-Habitación 652, el doctor está con el ahora mismo-
-Muchas gracias- alcanzo a decir justo antes de marcharse. Necesitaba enterarse por sus propios ojos que su padre estaba como ella esperaba encontrarlo. Katya estaba a punto de llegar a la habitación cuando observo evidentemente al doctor salir- ¿doctor? ¿Cómo está?-
-¿Familiar?-
-Soy su hija-aclaró- ¿Cómo está mi padre?- volvió a preguntar-
-El ahora está calmado y muy bien- informo para su alivio- yo sugiero que pase la noche aquí por si vuelven a haber complicaciones, pero sinceramente no creo que vuelva a suceder-
-¿Qué fue lo que le sucedió?-
-Su padre sufrió un ataque- contesto- ya se han hecho los análisis pertinentes a su corazón, pero confiamos que simplemente fue un mal momento el que lo ha llevado a este desagradable susto. Supongo que el sabrá decirle que fue lo que lo provoco, debería saberlo para así evitarlos-
-Es que yo no entiendo que pudo ser…-dijo confundida. Katya estaba pensando qué clase de mala situación pudo haber pasado su padre para terminar así justo cuando observo sobre el hombro del doctor frente a ella. Y todo llego espontáneamente- ya veo ¿puedo pasar a verlo?-
-Por supuesto. El está despierto-asintió- pero nada de noticias desagradables, señorita- advirtió.
-Sé muy bien lo que tiene que evitar-dijo mirando a la persona que estaba sentada con la mirada puesta en el suelo. Katya se despidió del doctor y entro a la habitación de Sergey sin siquiera dirigirle una mirada más a su hermana, quien esperaba toda clases de insultos muy merecidamente.

* * * * *

Aleksei barrió todo el lugar con la mirada y una sonrisa imborrable en su rostro. Yulia lo vio a lo lejos y llamo su atención para que se dirigiera a su mesa.
-Hasta que llegas-
-Díganme, por favor, díganme que todo es cierto-
-Lo es hijo- pronuncio Larissa. Aleksei rio con genuina alegría y abrazo a su madre besándola en las mejillas quien reía contagiada.
-¿Estabas ocupado?-pregunta Yulia-
-No-negando- lo siento, simplemente había salido un momento y he olvidado mi celular-
-Ya pensaba yo que estaba perdiéndome algo emocionante-
-Tú lo dijiste Yulia, no hay demasiado que hacer, hiciste un buen trabajo. Además, con todo esto, no dudo que pronto volverás al mando-
-Ya lo veremos Aleksei, ya lo veremos- murmuro. La conversación siguió como si nada y se centro luego en la pronta recuperación de Oleg en cuanto obtuviera su nuevo corazón. Estaban todos riendo contentos cuando el rubio recibió un mensaje que marco el silencio en la mesa.
-¿Y esa cara Aleksei?-pregunto Larissa-
-Katya está aquí en el hospital- dijo levantándose-
-¿Se ha puesto mal?-
-No, es su padre. Iré con ella a ver-
-Voy contigo- dijo Yulia siguiéndolo. Los dos fueron en cuestión de segundos hacia donde Katya les había indicado que iba a estar con su padre
-¿Esa no es Elena?-
-Así es- confirmo Yulia también viéndola. Los dos se acercaron viendo como ésta estaba claramente ida en sus pensamientos. Yulia se arrodillo frente a ella para que notara su presencia- ¿Elena?- pregunto suavemente. La pelirroja subió lentamente la mirada, y una vez identificaba, se arrojo a los brazos de la morena. Quien sin preguntar nada, la abrazaba y acariciaba su espalda.
-Yo voy a entrar- aviso Aleksei. Yulia asintió y siguió con su trabajo. Elena estaba claramente temblando y tuvo sus hipótesis acerca de lo que pudo haber sucedido.
-Yulia, yo…-
-Tranquila- abrazándola- si aún no estás lista no digas nada. Estoy aquí contigo ¿está bien?-
-Soy una persona horrible- murmuro en su hombro-
-No, no lo eres- contradijo- todos nos equivocamos Elena.
-Pero, es que yo…-
-Shhh mírame- ordeno tomándola del rostro- sea lo que sea que estés pensando acerca de ti misma, nada es cierto. Aquí-tocando su pecho- ahora mismo puedo ver arrepentimiento, y si fueras una persona horrible como dices que eres, no lo estarías sintiendo. Ahora vas a intentar calmarte y luego dirás todo lo que quieras ¿está claro?-
-Sí- asintió. Elena no pudo resistir darle un rápido beso a Yulia como agradecimiento para posteriormente volver a sentirse consolada en sus brazos. Estuvieron apenas un momento más en aquella posición hasta que la puerta detrás de ellas se abrió. Saliendo una Katya completamente seria y Aleksei por detrás. Yulia se paro y sintió que Elena hacia lo mismo detrás de ella. Los cuatro pares de ojos se cruzaban entre sí, hasta que los de Katya se quedaron en su hermana y avanzo unos cortos pasos hacia ella.
-Aleksei…- murmuro Yulia adivinando lo que se avecinaba.
-Katya no es necesario esto ahora-tomándola suavemente del brazo- no estás en condiciones para esta clase de discusiones, hazlo cuando tengas la mente fría-
-No voy a perder mi tiempo aquí- aseguro-
-Gracias- dijo sinceramente- mamá está en la cafetería, podrías tomar un poco de agua y charlar con ella mientras te calmas- sugirió. La pelirroja simplemente asintió y se alejo de ahí, no sin antes lanzar una última mirada hacia atrás dejando claro que lo que tenía que decir no iba a esfumarse ahí.
-¿Quieres que nos vayamos?- pregunto Yulia una vez solas. Elena asintió y se dejo llevar por la morena, los rastros de culpabilidad no la abandonaban y sabía que iban a acompañarla durante un buen tiempo. Tampoco estaba preparada para entrar en aquella habitación aún y volver al trabajo no era la mejor opción ahora, no después del espectáculo que había sucedido. Así que lo más apropiado era retirarse ahora que podía.

Yulia no había preguntado nada durante todo el camino, seguramente se estaba haciendo una idea de la clase de persona que era ahora y estaba meditando si seguir con alguien así o no. Ella no esperaba que hubiera sucedido aquello, simplemente había querido herirlo como él lo había hecho una vez, pero jamás pensó que provocaría que casi hubiera ocurrido una desgracia.
La puerta a su lado se abrió y logro sacarla de la preocupación que estaba consumiéndola. Tomo la mano de Yulia y las dos fueron caminando lentamente hacia el ascensor que las llevaría hasta el último piso. Yulia no se había apartando en ningún momento así como tampoco dejaba de brindarle un contacto para hacerle saber que todo estaba bien. Ni bien habían entrando la morena la condujo directamente hacia las escaleras para que descansara.

-María, un té por favor- pidió Yulia. La anciana asintió y fue rápidamente a cumplir la orden dada. Llegaron a la habitación y Elena sintió como unas manos que no eran las suyas la despojaban de su ropa. Agradeció aquel gesto y dejo que Yulia siguiera sin problemas con su trabajo hasta que la recostó en la cama.
-¿A dónde vas?-pregunto deteniéndola.
-Tengo que avisar que no volveré a la empresa hoy, no me tardare nada, lo prometo- aseguro. Elena asintió y la dejo ir. Yulia hizo el llamado y todos supieron comprender que no iba a regresar, María ya tenía el té listo así que se lo dio a la morena quién lo llevo en manos hasta la habitación.
Elena acepto el té y las dos estuvieron un momento de silencio comprendiendo que el momento de la verdad tarde o temprano llegaría. Yulia aprovecho esto y se retiro para colocarse ropa más cómoda. Cuando había regresado Elena ya había terminado su té y estaba con la mirada en la ventana.
-Elena…-
-Soy una pésima persona-comenzó interrumpiéndola- me siento terriblemente mal, yo… yo le he dicho tantas cosas horribles, no quería que eso le pasa. No quería-
-No digas eso- dijo sentándose a su lado y tomándola de la mano- Tu no sabías que eso iba a suceder-
-Es que no tenía ningún derecho tampoco a decir todo lo que dije, Yulia-contesto- él simplemente había querido ir a hablar conmigo. Me dijo tantas cosas bonitas y yo… yo casi provoque que el...-
-Tranquila tranquila- dijo abrazándola-
-Fue hasta mi oficina a verme, ni siquiera recuerdo cuando comencé a decirle todas esas barbaridades. Ni siquiera note cuando él se toco el pecho y comenzó a quejarse, si no fuera porque Irina entro al escuchar los gritos seguramente… seguramente….-
-Pero no fue así ¿está bien? Elena…-
-No hay nada que me haga sentir bien ahora, Yulia- admitió- tu estas tan preocupada por tu padre, tienes tus cosas por las cuales ocuparte ahora y mírame a mí, casi provoco que el mío muriera. Soy una persona horrible-
-Quizás sea hora de que digas todo de una vez para dejarlo ir-observando su mano-
-¿Qué quieres decir con exactitud?-
-Elena, escúchame- pidió- yo no puedo decir que te comprendo, porque no he pasado por tu misma situación, no sé cuánto dolor sufriste, ni que sentiste ni que tan mal la pasaste. Pero eso paso hace mucho tiempo, tu padre también tiene su tiempo de querer solucionar las cosas contigo. Y no, no digo que va a ser fácil ni tampoco estoy pidiéndote que te lleves de las mil maravillas con el de un día para el otro. Pero no deja de ser tu padre, el está haciendo todo lo posible por recuperarte y eso significa algo ¿no? Creo que todos merecemos una oportunidad. Simplemente habla con él, deja que él te diga todo lo que tenga que decirte y tú haz lo mismo, todo civilizadamente como las personas adultas que son-
-¿Tú crees que él quiera hablar después de…?-
-Completamente-aseguró- es tu padre Elena, se que él jamás ha dejado de quererte e interesarse por ti. Solo date tu tiempo, cuando consideres que estas preparada y no te descontrolaras, búscalo y termina de una vez con esto.
-Voy a tomarte la palabra-dijo. Elena la observo a los ojos y no dejo de mirar a Yulia con una sonrisa
-¿Qué?-pregunto riendo- ¿Por qué me ves así?-
-Eres… eres simplemente sensacional-dijo perdida en sus ojos- ¿te lo habían dicho?-
-Muchas veces-con aires de grandeza- ¿Pero quieres saber una cosa?- subiendo sobre ella-
-¿Qué?- recostándose-
-Nunca lo he oído de alguien así- observándola-
-¿Así como?-
-Así como tú- pronuncio-
-Yulia…-intento decir, pero la morena la había interrumpido con un beso. Quizás el momento de palabras ya había llegado a su fin para ellas dos.

Habían pasado dos días después de aquello. Oleg había tenido una operación exitosa y estaba recuperándose favorablemente. Su estado de ánimo volvía a ser el mismo y ahora Larissa estaba con el todo el tiempo compartiendo la alegría de la tranquilidad que iban a obtener a partir de ahora.
Yulia seguir encargándose de la empresa, aunque tampoco descuidaba su revista. Había reorganizado sus tiempos y ahora sus horarios no estaban tan apretados y desordenados como antes. Si tan solo le gustara lo que tenía que hacer en la empresa, podría decirse que no estaba pasándola nada mal. Aleksei la tenia al día con todo y siempre consultándole antes de dar la orden definitiva.
Sergey había pasado la noche de observación y al día siguiente le habían dado el alta por la tarde. Estaba con una medicación que iba a durarle un tiempo simplemente por prevención, ahora solamente tenía que evitar volver a pasar por más episodios si no quería volver a correr con la misma suerte.


Elena termino de leer la carta y la abollo dentro de su palma. Aquel desgraciado parecía no querer rendirse nunca. Tiro la bola de papel a la basura y observo la calle a través de la gran ventana. Cerro sus ojos e intento no perder los estribos. Si tenía que ser sincera, aún no había pensando en nada para evitar que Vladimir se saliera con la suya. Sabía que la amenaza estaba siendo solo una advertencia, ya que no tenía ni una sola idea de cuándo iba a demostrar cuan en serio estaba hablando. Elena solamente esperaba que todo quedara en palabras. Por lo demás, sabía cómo y de qué manera luchar.
Fue hasta su escritorio y busco en su cajón la foto que había conseguido de él hace unos días. Tenía que poner distancia desde ahora si no quería que aquello se le fuera de las manos.
Salió de su oficina y observo a Irina concentrada escribiendo algo en su computadora.

-Irina- pronuncio asustándola-
-Señorita Katina- dijo tocando su pecho- ¿Qué se le ofrece? Me hubiera llamado y yo podría haber…
-No hay tiempo para eso-la interrumpió- ¿ves ésta foto?-pregunto colocándosela prácticamente a centímetros del rostro. La rubia tuvo que retroceder un poco- no quiero que este hombre vuelva a poner un pie aquí. Así que cuando lo veas y quiera pasar a mi oficina, llamas inmediatamente a seguridad y lo haces sacar para nunca más volver ¿está claro?
-Completamente- aseguró y tomo la foto que su jefa le ofrecía
-Ahora voy a salir- continuo- y no, no sé cuando regresare- dijo adivinando su pregunta- cualquier cosa si es importante, tu sabes donde llamarme.
-Está bien señorita- contesto. Elena salió a la calle y vio como Michael salía para abrirle la puerta rápidamente.
-Llévame aquí, Michael- dijo dándole un papel. El chofer asintió y cerró su puerta para irse hasta su asiento e ir directo a su destino.

Elena medito durante todo el camino que ya era tiempo suficiente de estar esperando aquello. Se sentía completamente tranquila y libre de cualquier cosa que la hiciera perder la calma, teniendo en cuenta el mal momento que había pasado al leer la carta. Pero por lo demás, no podía quejarse demasiado. La distancia entre un lugar a otro no estaba demasiado lejana, así que cuando menos lo espero, el auto se detuvo y ella observo desde adentro que ya habían llegado.
Tenía demasiado tiempo de trazar aquel recorrido por aquel edificio tan enorme, pero ella lo sentía como si lo hubiera hecho todos los días de su vida. Cada rincón, mirara por donde mirara, le traía algún recuerdo. Había sido muy pequeña la primera vez que lo había visitado, momentos de espera con su madre, juegos de esconderse de sus padres junto a su hermana por pura diversión. Comenzó a recordarlo todo, desde el primero, por más insignificante que fuera, hasta aquel ultimo.
Sentía la mirada de todos reconociéndola, no dudaba que, al igual que en su revista, ahí también corrieran toda clase de comentarios tan improbables como exagerados. Sintió ese desagradable deja vú cuando observo la puerta de la oficia de Sergey cada vez a menor distancia. Trago pesadamente y decidió dirigirse hacia la secretaria, quien no reconocía en lo absoluto y lo prefería así.

-Buenas tardes ¿en qué puedo servirle?-pregunto amablemente-
-Vengo a hablar con Sergey Katin- informo-
-¿Y tiene usted una cita?-pregunto buscando su posible nombre-
-No creí que fuera necesario hacer una cita para hablar con mi padre- dijo sencillamente justo cuando la puerta de la oficina se abría. La mujer se había quedado sorprendida sin parar ahora de encontrar todo el parecido con su jefe.
-¿Elena?- pregunto Sergey desde la puerta sorprendido- ¿Qué haces aquí?-
-Vine a hablar contigo… padre- contesto observándolo.

* * * * *

Yulia escucho el sonido de la voz proveniente del altavoz y observo su reloj con una sonrisa.
-Justo a tiempo-murmuro para sí misma. Fue hasta el lugar donde sabia que todas las personas que acababan de aterrizar saldrían y no se equivoco cuando después de esperar unos minutos, su amiga salía buscándola con la mirada- ¡aquí!-grito levantando su mano. La mujer sonrió y fue hasta su dirección y vio como Yulia extendía sus brazos- Valeriya Diatlov-
-Yulia Volkova- pronuncio antes de abrazarla- que bueno que esperándome aquí-
-¿Pensabas que no llegaría a tiempo?-pregunto sonriendo-
-Mejor no me dejes responder eso-contesto riendo- vayamos por mi equipaje, muero de hambre-
-Está bien-asintió. Yulia acompaño a Valeriya a ir por sus maletas y luego fueron hasta el lugar más cercano para que pudieran comer. Valeriya al parecer estaba más hambrienta que cansada, así que no le importo avisar a sus tíos que ya se encontraba en la ciudad.
-¿Y qué me cuentas? ¿Hay alguna novedad?-
-Nada importante, lo mismo de siempre-dijo Yulia levantando sus hombros-
-Siempre que me dices eso, significa todo lo contrario Volkova-señalándola- pero ya voy a averiguarlo, ni creas que me conformare con esa respuesta-
-¿Y qué hay de ti?-pregunto riendo-
-Igual-imitándola- solo que ahora estoy de vacaciones, pero podamos volver a repetir nuestras salidas- guiñando su ojo-
-Veremos que opina Boris de eso, además, tengo trabajo del que ocuparme y lo sabes-
-¿Sabes? Eso me suena a excusa y a que me estas ocultando algo- contesto- pero como ya dije, seré paciente y lo averiguare por mi cuenta-
-Está bien, voy a darte la oportunidad si quieres para que veas que no oculto cosas ¿tienes algo que hacer ahora?-
-¿A parte de avisarle a mi tío que ya he llegado? Ninguna ¿Por qué?-
-Necesito que me acompañes a un lugar, no me vendría mal otra opinión- dijo llamando al mesero-
-Esto se pone interesante-dijo parándose. Yulia pago la cuenta y las dos se fueron al lugar que la morena aún no revelaba. Valeriya había querido averiguar cosas durante el camino, pero Yulia la evadía diciendo que pronto lo averiguaría con sus propios ojos. Su amiga resignada, decidió aceptar que tenía razón y ya no siguió más con su interrogatorio.
-Llegamos-dijo Yulia deteniendo el auto. Valeriya ni siquiera se había tomado la molestia de observar primero que ya estaba saliéndose del auto.
-¿No me digas que hoy estarás caritativa conmigo?-pregunto observando el lugar- no sabía que mi visita te alegraría tanto-
-Quizás en otro momento amiga, en otro momento- murmuro Yulia riendo- pero definitivamente hoy no es ese día. Entremos- dijo tomándola del brazo. Valeriya no protesto y entro detrás de Yulia a la joyería. Se habían puesto a mirar anillos cuando al poco tiempo se apareció una vendedora.
-¿Puedo ayudarles en algo?-pregunto sonriendo- ¿Qué es lo que buscan?-
-Quisiera ver los collares-dijo Yulia.
-Por aquí-señalo la mujer.

Yulia y Valeriya se pasaron un buen rato en aquella joyería. Siempre que aparecía algún collar que fuera del agrado de Yulia, seguía otro que le gustaba más o a otros estaba faltándoles siempre algo. Si no fuera porque estaba consumiendo todo el tiempo ahí dentro y Valeriya no le recordaba cada 5 minutos que debían irse, seguramente la morena iba a pasársela ahí hasta que cerraran. Afortunadamente, Yulia había tenía una brillante idea a último momento y salió de ahí satisfecha con su compra.

-Si mi tío pide explicaciones, tú vas a dárselas-dijo Valeriya una vez dentro del auto
-Yo te llevare ¿sí? Hablare con Boris, no creo que se moleste por esto- dijo despreocupadamente.
Y casi sin proponérselo, había compartido un momento con la familia Diatlov. Yulia tuvo que salir apresuradamente, ya que tenía planes aquella noche y no esperaba que bajo ninguna circunstancia se le fueran a arruinar.

* * * * *

Elena dio las últimas órdenes y supo que ya era hora de retirarse. Se había sacado un enorme peso de encima aquel día, ella esperaba algún tipo de rechazo, algún mal trato o mala cara. Todo lo que Yulia le había dicho fue cierto, Sergey siempre iba a ser su padre y el estaba dispuesto a recuperarla. El la había tratado tan bien como siempre lo había hecho, le dijo todo aquello que no esperaba escuchar, y eso fue duro cuando el no la culpo en absolutamente en nada ante lo que había pasado hace días atrás.
Quizás era hora de finalmente volver a colocar las cosas en su lugar y recuperar esa armonía que hace tiempo se había negado tanto a volverle a dar la bienvenida. Finalmente había recapacitado, tenía una madre y un padre que, independientemente de la relación entre ellos dos, ella debería estar contenta de tenerlos vivos y saludables como estaban y debía aprovecharlos así. Sabía que iba a costarle su tiempo volver a tener esa relación que hacía años no tenía con su progenitor, pero como había disponibilidad de ambas partes, con paciencia y esfuerzo sabía que pronto volverían a ser aquello que fueron.

Elena se dirigió el penthouse de Yulia, sonrió para sí misma cuando noto que tenían su tiempo de estar conviviendo juntas y que ninguna de las dos todavía no había mencionado nada al respecto. Aunque estaba más que claro que ambas estaban tan a gusto que no había ninguna queja de por medio. Ahora solamente restaba librarse de aquella piedra del camino y todo estaría en su lugar. Solamente esperaba que todo saliera bien. Busco la llave en su cartera, y en cuanto entro, no pudo evitar sorprenderse.
La mesa en el centro de la sala estaba decorada con velas debió a la tenue luz del ambiente. Había dos platos con sus respectivos cubiertos nada más y la cenaba podía sentirla en el aire. Yulia salió de la cocina mostrando su dentadura perfecta y fue hasta ella para abrazarla.

-¿Y qué te parece?-pregunto-
-Yulia esto es…es…-
-Sin palabras- dijo riendo- yo creo que nos lo merecemos, ven-dijo tomándola de la mano. Yulia le quilo las revistas que cargaba y su bolso para dejarlo sobre un sofá. Elena no protesto y la siguió hasta la mesa, donde Yulia corrió su silla para que se sentara. Elena observo como la morena servía el vino y a los pocos segundos llego María con la comida.
-Buen provecho- deseo la anciana antes de marcharse. Las dos se quedaron en completo silencio mirándose hasta que María salió por la puerta al poco tiempo cargando unas bolsas.
-Le he dado la noche libre después de esto- aclaro Yulia ante su cara- me gusta mucho la privacidad-sonriendo-
-Estoy de acuerdo-imitándola. Elena bebió el vino y supo que lo necesitaba después de aquel día tan cargado.
-Prueba la comida también-dijo Yulia bromeando-
-Lo hare-asintió.

La cena concurrió entre miradas, sonrisas y conversaciones que no iban más allá de una importancia superficial. Ambas sabían que aquello tenía un significado, pero dejaron que el momento se construyera por su cuenta sabiendo que el momento vendría cuando lo tenga que hacer.
-Hoy he ido a hablar con mi padre-dijo Elena aprovechando el silencio formado- fui hasta su empresa-
-¿Y qué sucedió?-interesada-
-Tenias razón- admitió- le he dicho calmadamente todo lo que he sentido durante todo este tiempo, el se sentó a escucharme y me dejo hablar hasta que ya no me quedaron mas palabras. Me dio la razón en todo, no me reprocho ni tampoco se enojo por nada, ni siquiera por el hecho de que lo envié al hospital hace días-
-¿Y ahora está todo bien?
-Eso parece-
-¿Y en que terminaron?-
-Vamos a almorzar juntos dentro de dos días-dijo. Y sin querer una sonrisa fugaz se formo en su rostro.
-Elena-pronuncio Yulia. Alargo su mano y la pelirroja se la encontró a la mitad- no sabes cuándo feliz me pone saber que van a restablecer su relación-
-Lo sé-dijo- es que el no deja de ser mi padre y… y…-completamente conmovida-
-Oh Elena-pronuncio Yulia parándose para abrazarla- tú lo necesitas. Necesitan reponer todo este tiempo perdido y sé que lo van a hacer-
-Lo siento, no sé qué sucede conmigo últimamente que estoy así y…-
-Eres un ser humano- acariciando su rostro-
-Con muchos defectos, debo decir-quiso bromear-
-Yo puedo lidiar con ello-dijo Yulia. Elena la observo a los ojos y por puro mecanismo por parte de ambas, se dieron el beso que tanto habían querido darse durante la cena- ven, quiero enseñarte algo- separándose.
Elena tomo una copa y con la otra mano entrelazo sus dedos con los de Yulia para subir las escaleras. Ambas terminaron en la azotea, donde Elena comprobó que Yulia también había arreglado aquello para la ocasión.
-Me gusta la vista de aquí-comenzó Yulia observando todo el lacerío de los demás edificios- es un lugar muy tranquilizador. Es bueno cuando busco un poco de paz-
-Puedo verlo- murmuro Elena asintiendo. Yulia señalo para que se sentara y ella lo hizo- Yulia…-
-Espera, hay algo que debo decir- la interrumpió- supongo que te preguntaras a que viene toda esta cena y esto ¿verdad?-
-Así es-
-Todo esto tiene un motivo, Elena-
-Puede darme cuenta de eso también- sonriendo-
-Escúchame- poniéndose frente a ella- Elena-tomando su mano- se que lo nuestro no empezó de una manera digna, debo admitir. Tuvimos muchas discusiones e intentamos muchas veces dañarnos la una a la otra-
-Pero…-
-Shhh-poniendo en dedo en sus labios- pero cuando yo menos me lo espere, y sé que te ha ocurrido lo mismo a ti. Todo de la nada cambio, nuestro trato, ya no comenzamos a llevarnos mal e inclusive he compartido momentos contigo que se que no lo haría con nadie más. Quisiera pensar que eso significa algo, el hecho de que, aunque siempre fuimos enemigas por así decirlo, hoy estemos aquí, juntas, siendo mucho más de lo que alguna vez pude imaginarme. Es increíble que no me odies por la situación en la que te puse al principio-
-Yo no podría odiarte- admitió Elena-
-Es bueno saber eso- acariciando su cabello- pero a lo que voy con todo esto, es que me gustaría dejar esto saldado de una vez. Conozco tus límites y no voy a pedirte mas allá, solo espero que todo esto pudiera significar algo para ti también como lo significa para mí. Esto…-dijo Yulia materializando una caja que Elena no sabía en qué momento la había guardado- lo he pensando durante un tiempo y hoy puedo asegurarte que no tengo ninguna duda- poniendo la caja frente a ella.
-Yulia…-sin saber que decir- Yo, no tengo idea de que decir al respecto ¿eso es…?-
-Ábrelo-la ánimo. Elena lo hizo con manos temblorosas muy lentamente y volvió a sorprenderse por segunda vez aquella noche
-Oh Yulia-murmuro.
-Por favor, dime que te gusta-
-Me encanta- dijo sacando el collar de oro blanco y un corazón brillante. Aquello debió constar muchísimo- peor no deberías haberlo hecho Yulia-
-Te equivocas-dijo parándose. Se fue detrás de Elena y tomo el colla- levanta tu pelo- pidió. Elena sonrió cuando sintió el frio collar entrar en contacto con su piel. Yulia termino de colocárselo y se paro frente a ella, dejando notar que también tenía el suyo.
-Tú tienes uno igual- apunto levantándose.
-No son tan iguales-riendo. Elena se acerco hasta ella y comprobó que tenía razón. Fue por pura curiosidad que unión ambos corazones y supo que entraban uno dentro del otro tranquilamente- un solo corazón- murmuro mu bajo Yulia. Elena la beso, Yulia definitivamente estaba diciéndole aquello que no necesitaba palabras porque ya se entendía.
-Gracias-dijo sobre sus labios. Yulia la abrazo y las dos estuvieron en aquella posición hasta que la morena sintió que Elena temblaba.
-Vámonos adentro, la temperatura está bajando- propuso. Ambas bajaron de la misma manera que subieron y estuvieron compartiendo otra charla en la sala. El ambiente ahora era diferente, ellas eran diferentes y sabían que su relación ahora tenía otro nivel.
-¿Qué buscas?-pregunto Elena.
-No encuentro mi celular, Aleksei dijo que iba a llamarme para preguntarme algo y no lo he escuchado sonar-
-¿Dónde recuerdas que lo tenias la ultima vez?-
-Creo que…-pensando- no recuerdo haberlo tenido cuando entre aquí-
-¿Entonces?-
-¡En el auto!-recordándolo- tiene que estar ahí. Enseguida regreso-besándola- no me extrañes- guiñando su ojo-
-¡No te tardes demasiado!-grito Elena viéndola ir. La pelirroja negó con la cabeza y fue a servirse mas vino mientras esperaba a Yulia. Estaba ansiosa por demostrarle ella también su parte.

Yulia ni siquiera espero a que el ascensor tuviera las puertas completamente abiertas cuando salió. El auto aun seguía estacionado afuera, así que tuvo que salir a la calle para buscarlo. No había prácticamente nadie a hora, escucho su celular sonar adentro así que se apresuro para atender la llamada a tiempo, pero aquello no sucedió. En cuanto lo tenía en su mano, el aparato dejo de sonar. Estaba devolviendo la llamado a la vez que cerraba la puerta cuando sintió un impacto en su cabeza, y lo último que recordó, fue caer al suelo y después cerrar sus ojos para luego desmayarse.

pei_17

Mensajes : 89
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Bliznetsy el Dom Nov 29, 2015 1:40 am

Hola!!! Tu historia es genial, después de un mal dia, fue gratificante leer la doble continuación, saludos Smile
avatar
Bliznetsy

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 19/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Aleinads el Dom Nov 29, 2015 10:57 am

Aaaaww Pei has regresado, gracias al cielo! ♥ Te adoro sabias? muchas gracias por volver y por todo lo alto con doble conti *-* me has hecho el día, la semana, el mes!!!
Pero como de costumbre con ganas de mas mucho mas y claro después de tantas cosas que pasaron, ahora estaré con la angustia de que pasara con Yul :'( ... Que sucederá con ellas dos? como saldrán del psicópata de vladimir? ay no Sad lloro ... Bueno, al menos sabemos que estas bien (lo cual me alegra mucho) y que volviste, tal vez pase el mismo tiempo en esperar la próxima continuación o mas (porque estas ocupada y así) pero como siempre vale la pena la espera.
Por cierto tengo una duda, si mal no recuerdo ya Aleksei le había presentado a sus padres a Katya (corrígeme si me equivoco) pero me pareció leer eso :/ ... Igual maravillosas ambas continuaciones y nuevamente gracias por deleitarnos con tu presencia. I love you Laughing bounce sunny flower queen
avatar
Aleinads

Mensajes : 435
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por andyvolkatin el Dom Nov 29, 2015 1:06 pm

Hola Very Happy
que bueno que hallas vuelto me alegra mucho
estos capitulos muy emocionantes e interesantes
ahora esto de Yulia espero no haga reaccionar a Lena
incorrectamente y piense en casarce mejor que piense
en como quitarselo del medio que le cuente a su familia ellos
pueden ayudarle o que le cuente a Yulia ella puede ayudarle mucho.
Espero seguir leyendo pronto
saludos
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 417
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Kano chan el Dom Nov 29, 2015 4:04 pm

Wow que pasada de capitulo !! me has dejado con la boca abierta ! no me esperaba que Elena mandara a volar a Vladimir Very Happy me ha encantado eso !!!
En cuanto a Yulia, genia !! por fin decidió aclarar su situación con Elena ! WIIIII
Ahora que como siempre lo has dejado en lo mejor parte, por lo que reitero mi idea de que ustedes los escritores son gente malvada Sad hahah nha mas o menos haha
Bueno excelente como siempre y aquí estaré a la espera de la conti !!
Me has dejado preocupada por lo que pueda ocurrirle a Yulia !!!
avatar
Kano chan

Mensajes : 273
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por katina4ever el Vie Dic 04, 2015 7:32 pm

Wow! Estoy mas que desesperada >< no seas mala, justo cuando las cosas podrían tomar un rumbo muy bueno para ellas sucede esto! Pei por fis!!

katina4ever

Mensajes : 69
Fecha de inscripción : 03/07/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.