ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Página 7 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por ivonziin el Sáb Dic 05, 2015 12:14 am

Está historiaes re almente genial no quiero que termine mal ellas se merecen más alegrías ya pasaron por mucho.. Es increíble como te transporta y te hace sentir lo que los pe rsonajes sienten.. Me encanta
avatar
ivonziin

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 08/09/2015
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por katina4ever el Dom Dic 06, 2015 2:29 pm

OMG! Muero por no saber que sucederá ahora >< Pei vamos! Ya hemos sufrido con las chicas :'(

katina4ever

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 03/07/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por flakita volkatina el Jue Dic 10, 2015 5:55 am

Ohhhhh bueno bueno, esto n es raro pei siempre lo hacs, creo q le das mas suspenso a la situacion gracias x la conti
avatar
flakita volkatina

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 07/06/2015
Edad : 22
Localización : Costa Rica

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Aleinads el Sáb Dic 19, 2015 8:19 pm

Pei linda cuando quieras aparece, te lo juro que yo no me molesto... Mas bien lo consideraría un hermoso regalo pre navidad *-*
avatar
Aleinads

Mensajes : 422
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por gesu el Mar Dic 29, 2015 5:02 pm

Contii'!! Porfaz'!

gesu
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Porque tanta demora

Mensaje por Zanini-volk el Sáb Ene 02, 2016 7:13 am

Pei de mi angustia dinos que estas bien.
Por favor que la espera ha sido larga y la historia está haciendo que quedemos sin uñas.

Zanini-volk
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Edirbr el Dom Ene 10, 2016 10:58 pm

Feliz año Pei esperó te encuentres bien, pero por el amor de dios danos señales de vida, esta espera nos esta matando...
Te envió un gran abrazo saludos! Smile

Edirbr

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por katina4ever el Mar Ene 12, 2016 5:31 am

Hola Pei! Espero te encuentres bien y podamos saber de ti muy pronto, espero que este año te esté tratando muy bien Smile cuidate y saludos nena, que lo pases bien^^

katina4ever

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 03/07/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por andyvolkatin el Mar Feb 02, 2016 12:10 pm

Hola Very Happy
Espero que estes bien me preocupas
ha pasado mucho tiempo desde subiste
capitulo y nos dejaste abandonadas
espero des señales aunque sea de humo
espero pronto a continues
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Monyk el Jue Feb 04, 2016 12:53 am

Saludos Pei!!
En dónde te has ido, a la que secuestraron fue a Julia Shocked .
Espero pronto puedas continuar con la historia, ya se te extraña  por aquí.

Monyk

Mensajes : 167
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Dulcek el Dom Feb 14, 2016 9:46 am

Pei!! Vamos ya a pasado mucho tiempo por favor!!! Te extrañamos por aqui!! Espero que andes bien Very Happy

Dulcek

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 03/06/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

***

Mensaje por Zanini-volk el Dom Feb 14, 2016 10:33 pm

Por el amor de dios que nos tienes en angustias!

Zanini-volk
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Zaeta el Lun Feb 22, 2016 7:17 pm

Vamos Pei, a todos nos encanta leerte. Nos tienes sufriendo!!

Zaeta

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 16/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por pei_17 el Vie Feb 26, 2016 6:00 pm

Bliznetsy: Me alegra mucho haber provocado eso! dejo mas que doble continuación esta vez! espero sea de tu agrado. Ssludos
Aleinads: Agradezco tanto tus palabras y la fidelidad a esta historia interminable. Por obvias razones yo no puedo comentarte que fue de Yul cuando ya lo vas a ver jajaja y tenes total razon, fue una falla de memoria mia, ya que efectivamente los señores Volkov ya sabia de Aleksei y su relacion con Katya, esperemos no vuelva a fallarme. Gracias por tu apoyo incodicional! Un abrazo enorme!!
andyvolkatin: a mi tambien me alegra mucho volver, ya regrese para terminar de una vez esto. Elena tiene sus motivos para actuar de la manera en la que lo ahce, eso ya se vera. Saludos!
Kano chan: jaajja malvada yo? mira que estoy de buenas y dejo mas que un simple cap el dia de hoy, ya vas a saber todo lo ucurrido. no falta mucho para el esperado final. Saludos.
katina4ever: Ya regrese! espero ahora acabar con tanta intriga ya que cada vez se aproxima la verdad que tanto querian saber. Paciencia. Un abrazo!
ivonziin: Me pone muy contenta que te provoque tantas cosas, ya que no es nada facil escribirla. Lastimosamente yo tampoco quisiera que nunca termine, pero esta llegando a sus finales. Ellas tendran todo lo que se merecen, ya se vera. Saludos!
flakita volkatina: ajajja bueno, necesito mantenerlas interesadas. Pero ahora ya se acaba tanto el misterio. Saludos!
Zanini-volk: Ya se acabo la espera! espero esto sepa recompensar mi larga ausencia. En serio, no ha sido nada porque yo quisiera. Que andes bien.
Edirbr: He vuelto! un poco tarde, pero finalmente lo hice. Espero sepan disculpar esta enorme tardanza, pero ya estoy finalmente acá. Un abrazo!
Monyk: me alegra que asi sea, eso quiere decir que siguen pendiente de la historia. Como ya se vera, les he dejado un regalo para ustedes a modo de recompensa. Saludos
Dulcek: Se acabo la espera! espero sea de tu gusto esta enorme continuación que les voy a dejar, siento tardarme tanto. Un abrazo
Zaeta: Y a mi me encanta que me lean! pero ya termino la espera. No falta casi anda para que todo finalmente se descubra y termine esta historia en la cual ustedes me han acompañado tanto. Agradezco tanto eso. Que andes de lo mejor!


LXII
LOVE GAME.


¿Quieres el amor, quieres fama,
o ganar el juego?



Lo primero que sintió Yulia fue un fuerte dolor de cabeza justo antes de abrir sus ojos y acostumbrarse a la luz. Se removió quejándose y noto que estaba rodeada de paredes blancas y con aquel aroma inconfundible. Estaba en un hospital.
Dirigió la vista hacia su derecha y encontró aquella espalda con rizos rojos. Elena parecía muy concentrada observando por la ventana.

-Hola-pronuncio llamando su atención. La pelirroja volteo rápidamente hacia y ella, y fue hasta colocarse a su lado para tomar su mano.
-Yulia, pensé que ibas a dormir más tiempo-fue lo primero que dijo- ¿Cómo te encuentras?-pregunto acariciando su mano.
-Siento un fuerte dolor de cabeza-volvió a quejarse tocando su parte afectada- ¿Qué fue lo que sucedió? Lo último que recuerdo es que estaba llamando a Aleksei y luego sentí una fuerte molestia justo aquí-amputándose- luego se me borró todo-
-Yo tampoco lo sé-dijo- estabas tardando demasiado y decidí bajar para ver porque no regresabas. Estabas tendida en el suelo junto a tu auto cuando te encontré, lo primero que hice fue llamar a una ambulancia. No me imagine que pudo haberte pasado en ese momento, pero si estabas ahí tirada seguramente no era algo bueno.
-Ya veo-murmuro- ¿te han dicho cuando puedo irme?- Elena negó- no me gusta estar aquí- rezongó.
-¿Quieres que vaya por el doctor?
-Te lo agradecería mucho- contesto Yulia. Elena salió de ahí sin perder un segundo más. La morena no tuvo que esperar demasiado ya que al poco tiempo apareció el doctor con Elena pisándole los talones.
-Yulia, creíamos que dormirías más tiempo- repitió las palabras de la pelirroja- ¿Cómo te sientes?
-Con mucho dolor de cabeza-admitió- ¿tengo algo grave?
-Afortunadamente no. Te hemos hecho varios estudios y tu impacto no ha causado más que un desmayo y bueno, el dolor que estas sintiendo ahora ¿sabes cómo te lo ocasionaste? ¿Te caíste o algo parecido?-pregunto el doctor.
-Siendo sincera no sé que me sucedió, doctor-respondió- estaba junto a mi auto haciendo una llamada cuando sentí un golpe en mi cabeza y luego de eso ya no recuerdo nada.
-Ya veo-murmuro meditando- ¿Un asalto, quizás?
-No había pensado en esa opción. Es lo más probable-admitió Yulia. Aunque aquello fuera lo más factible, Elena no se sintió convencida del todo y una sensación extraña se apodero de su cuerpo- ¿Y cuando puedo irme?
-Igual a tu padre-rió el doctor- como no te has despertado sin ninguna clase de secuela, puedes retirarte cuando gustes.
-Maravilloso-murmuro sentándose.
-Cualquier duda me llamas-dijo el doctor dirigiéndose hacia la puerta- espero no ver ningún Volkova nuevamente por aquí.
-Ya somos dos-susurro viéndolo marchar- ¿me ayudas con la ropa?
-Claro-asintió Elena acercándose a ella. Yulia se cambio en tiempo record y salió de allí tan rápido como pudo, no había ninguna clase de buenos recuerdos en aquel lugar. Una vez fuera, se dirigieron hacia el auto de la pelirroja donde su chofer estaba esperándolas fuera. Este les abrió la puerta con una leve reverencia y espero a que estuvieran cómodamente dentro para ir hasta su lugar.
-¿Te sientes cansada?-pregunto Elena descansado su cabeza en el hombro de la morena.
-En realidad no, he dormido suficiente-contesto observando por la ventana. El silencio se formo y Elena noto el rostro pensante de Yulia. Quizás estaba teniendo las mismas dudas que ella.
-¿En qué piensas?-pregunto entrelazando sus dedos.
-Lo que dijo el doctor, quizás tenga razón-dijo observándola- Debió haber sido un asalto, no encuentro otro motivo.
-Tú auto sigue donde estaba-apunto Elena queriendo contradecir aquella idea.
-Quizás se les fue de las manos-quiso razonar- tal vez no esperaban dejarme inconsciente, se asustaron y huyeron pensando lo peor.
-Puede ser solo eso-murmuro Elena queriendo convencerse de ello también. Recordaba perfectamente a Yulia tendida en el piso con su celular e incluyendo sus llaves junto a ella. Si hubiera sido un asalto los ladrones hubieran tomado todo y huido sin importarles nada. Sin embargo Yulia lo tenía todo, había algo que no terminaba de cuadrar ahí.
Llegaron al penthouse de la morena y fueron recibidas por el rostro preocupado de María.
-Yulia ¿Cómo te encuentras?-pregunto rápidamente- estaba tan preocupada, recé por ti todo este tiempo.
-Estoy bien María-sonriendo por su preocupación-no hay nada de qué preocuparse, estoy aquí, viva para seguir atormentándote con mi presencia.
-No digas eso, por favor, jamás eres una molestia por aquí-contradijo.
-Eso dices ahora-bromeando- ¿ya has preparado la cena? Muero de hambre.
-Enseguida la tendré lista-fue lo último que dijo antes de marcharse. Yulia tomo asiento y Elena la imito a su lado observándola.
-¿Qué?-pregunto Yulia sin aguantarlo.
-Nada.
-Me observas como si quisieras decirme algo-dijo- solo pregunta.
-Es que…-deteniéndose- olvídalo.
-No, dime-pidió- debe ser algo importante para tenerte de ese modo.
-Es solo una tontería.
-Elena…-
-Bien-suspirando- es solo que… cuando te observe ahí, tendida en el suelo, luciendo como si tú… como si tú…yo…-sin poder seguir.
-Ven aquí-pidió abriendo sus brazos. Elena la abrazó tan fuerte como pudo respirando el aroma de Yulia, aquel que tanto la reconfortaba.
-Estoy bien ¿sí?-acariciando su espalda- estoy aquí contigo. Nada malo sucedió.
-Prométeme que tendrás cuidado Yulia, por favor-pidió en su oído- dime que te cuidaras-
-Lo prometo-contesto. Elena tomo con ambas manos su rostro y la observo directo a los ojos.
-Cielo santo, puedo haberte pasado algo horrible-murmuro- pero estas aquí-
-Estoy aquí-repitió Yulia- contigo.
-Conmigo-murmuro Elena justo antes de besarla. Estuvieron un buen rato demostrándose su afecto como cada una sabia hasta que María hizo acto de presencia anunciando que la cena ya estaba lista. Ambas fueron hasta el comedor y la cena transcurrió muy tranquila a base de conversaciones sin mucha importancia. Yulia volvió a sentir molestias en su cabeza y por orden de María y Elena, fue a descansar ya que necesitaba tomar reposo si no quería sufrir algún tipo de mareos como le habían advertido. Yulia se acomodo en su cama sintiendo que el cansancio hacia su aparición, estaba a punto de quedarse dormida cuando sintió a Elena recostarse a su lado. Se desearon buenas noches y las dos se quedaron dormidas al poco tiempo sin muchas molestias.

* * * * *

-Mamá, apenas tengo un mes. Además no puedes asegurar eso viendo solo esa fotografía.
-¿Y eso que importa? Soy su abuela, y sé que será un niño precioso. Aleksei también es guapo, será inevitable.
-Bueno, en eso tienes razón-tocando su abdomen- ¿quieres mas té?
-Por favor-asintió Inessa- ¿Cuándo quieres que pase por Ekaterina?
-Aún no sé, yo voy a llamarte con tiempo, no te preocupes.
-¿Aleksei aún no te ha dicho lo que trae entre manos?
-No-negó- y se que tampoco va a soltarme una palabra. Solamente dijo que iba a ser una sorpresa.
-¿Y tienes idea de lo que puede ser?
-No lo sé, mamá. Últimamente ha tenido un comportamiento extraño, no quisiera hacerme ideas ahora.
-Está bien, podemos cambiar de tema si quieres-contesto- pero obviamente no te salvaras de contarme mañana que fue.
-No lo dudes-sonriendo- ¿Qué hay de las cortinas que pediste? ¿Aún no te han llegado?
-Oh claro que si-exclamo Inessa entusiasmada. La mañana se paso entre conversaciones entre madre e hija poniéndose al día. Katya había estado últimamente muy ocupada y siempre terminaba aplazando los encuentros con su madre, pero afortunadamente Inessa había aparecido esa mañana así que la aprovecharon con mucho gusto.
Estaban riendo de algo que había dicho Katya cuando observaron a Aleksei bajando las escaleras acomodándose su corbata.
-Buenos días, Inessa-la saludo- buenos días, cariño-besando a Katya.
-Buenos días Aleksei-respondió Inessa viendo la escena- debo retirarme ahora, tengo asuntos que resolver.
-¿No puedes quedarte un rato más? Tengo la mañana libre-dijo Katya.
-Me encantaría mucho, cariño, pero es en serio. No quisiera que cierren los lugares a los que tengo que ir.
-Está bien, te acompaño a la puerta.
-Bien-asintió- adiós Aleksei, siento no poder alargar mas mi tiempo aquí.
-Se que habrá más oportunidades Inessa, buena suerte-le deseo. Katya regreso al poco tiempo después de despedir a su madre y fue hasta el rubio para acomodar su corbata mal hecha-¿Le has preguntado por lo de Ekaterina?
-Sí, aunque no supe decirle a qué hora puede pasar a recogerla ya que tú no me has dicho el horario para eso que tramas-respondió.
-No te preocupes por eso, voy a llamarte antes para darte tiempo-dijo- cambiando de tema ¿has hablado eso con Elena?
-Aún no-dijo Katya alejándose- he estado ocupada estos días y no dudo que ella también.
-Katya quizás solo deberías dejar el tiempo pase para poder…-
-Ya he cambiado de opinión-dijo interrumpiéndolo- en realidad no creo que lo que yo pueda decirle, cambie algo en ella-
-¿Y ese cambio tan repentino?-sorprendido.
-Es que es obvio, Aleksei-suspirando- he tenido el tiempo suficiente para meditarlo y sé que es algo que no me incumbe.
-Pero es que tú dijiste…
-Digo muchas tonterías ¿Si?-interrumpiéndolo- además ya he hablado con papá y el mismo me ha dicho que fue Elena quien lo ha buscado. Todo está muy bien ahora entre ellos dos, no servirá de nada que retome un tema pasado. Supongo que Elena ya ha recapacitado y sabia de lo que estaba perdiéndose.
-Ella es inteligente-estuvo de acuerdo Aleksei- era cuestión de tiempo para que lo notara.
-Y si que costo tiempo-bromeo Katya- pero en fin, ahora la fiesta estará en paz. Soy demasiado insistente ¿verdad?
-¿A qué te refieres?
-Con estas cosas-contesto- siempre estoy queriendo involucrarme en las cosas de los demás pensando que estoy haciendo un bien, con Elena siempre ha sido así y jamás termino de comprenderla, y ahora que finalmente ha comenzado a recapacitar, fue por su cuenta y no porque yo la haya empujado a eso ¿entiendes a que me refiero? Quizás deba dar un paso al costado, sé que soy insoportable-suspirando
-Cariño, escúchame- acercándose- no eres nada de eso que dices, tu hermana ha recapacitado simplemente porque ya cruzado un límite que seguramente ni ella veía venir. Además, ella te escucha, no dudo durante un momento que también has tenido algo que ver en todo esto-besando su frente- así que por favor, ya no pienses más en ello.
-De todas maneras debemos hablar-aclaro- ya sabes, para que sepa que está todo bien- levantando sus hombros-
-Buena suerte con eso-besándola- debo irme, hay algunas cosas que debo controlar en la revista, además de visitar a Yulia en la empresa, seguramente debe estar aburrida.
-Envíale saludos de mi parte-pidió- Y Aleksei- deteniéndolo.
-¿Si?-volteando.
-No olvides la llamada-
-Jamás podría olvidarme de eso -sonriendo- adiós- marchándose.

Aleksei estuvo durante todo el día dirigiendo algunas cosas y controlando otras en la revista. Entendía que Yulia estaba ocupada encargándose de la empresa de su padre, pero el rubio se sorprendió al no recibir ninguna llamada de ella, ni siquiera para preguntar qué tal iban las cosas por allí. Así que en cuanto vio que ya nadie iba a necesitarlo y además no faltaba mucho para que su horario terminara, no dudo en ir a visitar a su hermana.
Llego tan pronto como pudo encontrado a Yulia sentada en la oficina de su padre, Aleksei sonrió cuando vio la mueca de concentración al leer.

-Justo como lo imagine- dijo apoyándose en la puerta. Yulia levanto la vista viéndolo sonreír.
-Parece que aquí cualquiera puede invadir mi espacio-bromeando.
-Yo no soy cualquiera y lo sabes-avanzando- ¿Qué tal todo por aquí?
-Aburrido-contesto suspirando- negocios, negocios, y más negocios.
-Esto jamás podría comparase al ver a las modelos vestirse ¿cierto?-riendo. Yulia rio con él hasta que sintió molestias en su cabeza y Aleksei lo noto- ¿tienes jaqueca?
-Así es-contesto.
-Deberías tomar algo- aconsejo- ¿estás descansando bien?
-Así es Aleksei, simplemente ya pasara, no es nada-dijo queriendo evadir el tema. Había hablado de eso con Elena y ambas habían estado de acuerdo en no comentar nada respecto al incidente. Su padre tenía un nuevo corazón que cuidar y no quería alarmar a su familia por algo que aun ella no le encontraba explicación.
-Si tu lo dices-no muy convencido- por cierto, viendo que ni siquiera te has dignado a llamar a tu pobre hermano, vine a comunicarte personalmente que no podre asistir a la fiesta de Walsh, supongo que lo habías olvidado-sonriendo.
-Demonios-murmuro Yulia recordándolo- lo olvide por completo.
-Es comprensible, tienes la revista y ahora esto-dijo.
-De todas maneras alguien debe ir, Aleksei-levantándose- necesito caerle bien a su socio, tu sabes tan bien como yo que tienen contactos muy buenos y yo debo rodearme de eso.
-Me alegra ver ese entusiasmo-observándola- creía que ya estabas abandonándonos- sentándose.
-Eso jamás-guardando sus cosas- sabes que papá va a matarte si te ve sobre su escritorio.
-El no está aquí para ver-riendo- Yulia-cambiando su tono.
-¿Qué sucede?-distraída.
-No he venido aquí solamente para recordarte la fiesta de Walsh.
-¿Qué sucede?
-Esto-dijo depositando un objeto sobre el escritorio. Yulia giro su rostro para observar a Aleksei y luego al pequeño objeto y entonces entendió que el asunto que vendría a continuación era serio.

* * * * *

-Está bien, de todas maneras voy a ser yo quien los revise primero. Solo encárgate de que lleguen a tiempo, adiós-colgando.
-Señorita Katina-entrando- han llegado estos sobres para usted.
-¿Son las respuesta que vengo esperando con atraso?-pregunto revisando unas hojas.
-Al menos todas tienen remitentes-contesto observándolas- a excepción de una.
-¿Cuál?-levantando la vista.
-Éste simplemente esta en blanco- contesto Irina enseñándolo. Elena se quedo durante un momento observando el sobre y meditando acerca de tomarlo o no. El último que había sido igual no tenía nada que ella quisiera leer y ese en especial no le provocaba buenas sensaciones.
-Déjalos-ordeno. Irina los puso todos sobre su escritorio- menos ese-señalando el sobre blanco- no lo quiero aquí, deshazte de él.
-Así será señorita-tomándolo- ¿necesita otra cosa?
-Quiero que llames a Fiodor, lo necesito aquí.
-Enseguida-asintió Irina antes de irse.
Elena aprovecho el momento a solas y suspiro cansada. No podía negar que sentía curiosidad con respecto a aquella misteriosa carta ¿y si realmente contenía algo de sumo interés? Negó con la cabeza e intento convencerse de eso, ya si así fuera, no tendría porque contener tanto misterio al no dejar ni siquiera un nombre. Ahí no había nada que ella necesitara saber.
-¿Querías verme?-pregunto Fiodor entrando.
-Así es-dijo buscando unos papeles- ya que estas aquí, dale esto a Alphonse, dile que ya he visto todo.
-Está bien-tomando los papeles.
-Quería que controles las flores que llegaran, no falta mucho para eso. Dile a Monique que ella estará a cargo de eso y la decoración, pero encárgate de que nadie meta la pata ¿puedo contar contigo?
-Por supuesto que si Elena-asintió- voy a estar al tanto de todo.
-Gracias, Fiodor.
-Sera un placer-sonriendo.
-Señorita Katina-dijo Irina entrando- su hermana esta aquí.
-Está bien, déjala pasar-suspirando- no quiero llamadas.
-Claro-asintió antes de irse.
-Iré a esperar las flores-dijo Fiodor antes de irse también. Elena asintió y observo a Katya entrar algo seria.
-Espero no ser inoportuna.
-Claro que no-contesto- ¿quieres algo de beber?
-Así estoy bien, pero gracias-sentándose- ¿Qué tal va todo por aquí?
-Tranquilo, aunque con las mismas ineptitudes habituales, pero tranquilo-contesto.
-Tú no cambias-sonriendo- aunque debería de agradecer eso.
-No estoy siguiéndote- dijo Elena confundida.
-Lo sé-suspirando- ¿sabes, Lena? He tenido un discurso preparado para decirte una vez que estuviera aquí, pero ya me di cuenta que era inútil mientras cruzaba esa puerta. No voy a cambiar a las personas simplemente porque les diga que estaban haciendo mal y que no, creo que ya he comprendido que nosotros mismos tenemos el único poder para aclarar eso, como también se que no es necesario tener a alguien que este aclarándolo.
-Espera-pidió- si todo esto es por lo que sucedió, entiendo que estés enojada y…
-Lo estaba-la interrumpió- y mucho, créeme que tenia muchísimas ganas de asesinarte ¿tienes idea de lo preocupada que estaba? –Preguntó- me pase una noche entera pensando como la situación podría ponerse peor con el tiempo ¿y luego que sucede? Me encuentro con papá casi brincando de la felicidad luego de haber tenido una charla contigo y para agregar más sorpresa al asunto, se que ustedes han estado hablando últimamente.
-Así es-asintió- se que debes tener muchas preguntas y no dudes que te las responderé.
-No será necesario-levantando su mano- papá ya me lo ha contado todo- Elena asintió sabiéndolo de ante mano- y también se todo lo que han hablado y ahora simplemente estoy aquí para decirte que estoy completamente de acuerdo en todo esto.
-¿Todo esto?
-Lena, eres mi hermana-dijo- es que estas casi la mayoría del tiempo tomando decisiones aquí para tener la mejor revista, pero ambas sabemos que en la vida real no es de la misma manera y has tenido tu numero de malas decisiones y lo entiendo. Pero ahora, sea lo que sea que te haya hecho cambiar, estoy aquí agradeciendo eso y que estés dándole una oportunidad a nuestro padre ya que tanto tiempo estuvo esperándola.
-El no ha sido el único que ha salido perjudicado en todo esto, Katya-contesto.
-Lo sé, lo sé-asintió- pero eso ya es parte del pasado ¿cierto? Me gusta que finalmente todo ahora este en paz.
-A mi también-confeso Elena para luego sonreír. Katya correspondió y extendió los brazos invitando a su hermana a unirse. Elena se levanto y abrazo a su hermana sellando finalmente aquello que ya iba a quedar atrás.
-Qué bueno que ahora podamos tener reuniones familiares-bromeo Katya.
-Quizás hasta sean divertidas- respondió Elena riendo.
-Siento haberme aparecido sin antes avisar-dijo Katya retrocediendo- teniendo en cuenta que quizás querías desocuparte con tiempo, ya que esta noche esta el evento de ese tal Walsh.
-¿Evento de Walsh?-pregunto Elena recordándolo.
-Aleksei me hablo de eso anoche, tengo entendido que Yulia debe estar ahí, así que supuse que tu también irías.
-Lo había olvidado- contesto. Aunque Yulia aun seguramente seguía con las molestias en su cabeza, y sería muy poco probable que tuviera ganas de ir. Y para ser sincera, ella tampoco tenía ganas de ir a esa aburrida fiesta. Quedarse con la sola compañía de la morena era más tentador.
-El trabajo te consume por completo-negó Katya- en fin, yo debo irme. Mamá debe quedarse con Ekaterina esta noche, Aleksei me dijo que quería decirme algo importante y la verdad ya estoy demasiado intrigada y aun necesito de mi tiempo para arreglarme.
-¿Ni siquiera te ha dado un adelanto?
-Nada-contesto- pero no te preocupes, vas a enterarte pronto- guiñando su ojo- tu deja de trabajar demasiado y no descuides a Yulia-señalándola. Elena simplemente rio.
-No te preocupes por eso- aseguro.

La pelirroja una vez a solas descubrió que no quedaba demasiado por hacer, así que pensando que podría salir con Yulia para cambiar la rutina, se fue para darle la sorpresa.
Habían tenido una pequeña discusión en la mañana cuando Yulia aseguro que ya se sentía mejor y que asistiría a la empresa, Elena entendía la responsabilidad que estaba teniendo ahora en sus manos, pero también estaba su salud. Aunque Yulia había asegurado muchas veces ya no sentir casi molestias, ella la había visto tomar pastillas para el dolor. Al menos no sentía mareos ni nauseas y eso la tranquilizaba un poco.


Elena abrió la puerta con la llave que tenía en su poder y lo primero que observo fue a Yulia, quien estaba demasiado arreglada y elegantemente vestida.
-¿Me perdí de algo?-pregunto observándola.
-Elena-dijo Yulia girando- no te esperaba tan temprano.
-Solo llegue algunos minutos antes-observando su reloj- ¿planeas ir a algún lado así?
-Había olvidado la fiesta de Walsh-contesto siguiendo con lo suyo- es importante que este ahí, es por la revista.
-Pero Yulia, apenas anoche descánsate aquí-protesto- te recuerdo que tuviste un golpe en la cabeza que te dejo inconsciente.
-Golpe del que tu ni yo sabemos que lo causo- contesto- además ya te lo he dicho esta mañana Elena, yo me encuentro bien. Simplemente hare acto de presencia un momento, hablare con las personas con las que tenga que hablar y estaré aquí cuando menos lo esperes.
-Te visto tomándolas esta mañana-contesto- y también vi cuando te las llevabas, ni creas que soy idiota Volkova-cruzándose de brazos.
-Se que no lo eres-acercándose a ella- pero debes comprenderme Elena, si no fuera por otro asunto ni me molestaría en ir. Y las pastillas-suspirando- son solo pequeños dolores que se van rápidamente, en serio, no es nada de qué preocuparse- besándola.
-No iras sola- dijo cuando el beso termino- iré contigo. Voy a vigilar que no te pase nada esta vez.
-No me opondré a eso-besándola nuevamente
-Pero antes, yo también debo arreglarme.
-Adelante-contesto Yulia.
-Pero debo pasar por mi ropa-dijo- ni pienses que asistiré así.
-Lo sabia-dijo Yulia sonriendo- te acompañare, yo ya he terminado así que en cuanto tu estés lista iremos directo.
-Genial- asintió la pelirroja.

Las dos fueron hasta la mansión de Elena y Yulia espero paciente a que esta terminara de arreglarse antes de ir a la fiesta. Yulia esperaba que todo fuera rápido, ya que si no fuera por las pastillas, seguramente su cabeza estaría molestándola a tal punto de simplemente querer echarse a dormir, pero no permitiría que eso arruinara sus planes esta noche.
Una vez que Elena estuvo lista, las dos fueron llevadas por el chofer de esta, quien las dejo en la entrada de dicho evento.

-¿Nunca te cansas de esto?-pregunto de repente Elena al sonreír.
-¿A qué te refieres?-imitándola.
-A esto-dijo- estar todo el tiempo posando, sonriendo, teniendo conversaciones con personas que dicen admirarte cuando tú ni siquiera las conoces.
-Es nuestro trabajo Elena, a esto es a lo que nos dedicamos.
-Lo sé-contesto- pero es detestable a veces.
-Si vacaciones es lo que quieres, podemos hacer unos arreglos y asunto resuelto-guiñando su ojo- solo dame tiempo.
-Tú no tienes remedio-riendo- vámonos adentro, ya he tenido suficiente de esto.
-Opino lo mismo-siguiéndola.

Tanto Yulia como Elena fueron detenidas por personas que comenzaron a acercarse a ellas en cuanto notaron su presencia. Ambas querían lucir lo más educadas posibles, pero eran suficiente con las miradas que se lanzaban una a la otra para comprender que estaban cansadas. Yulia supo salirse de grupo que la rodeo y estratégicamente hizo lo mismo con Elena, liberándola de una aburrida conversación.

-¿Entiendes a lo que me refiero?-pregunto Elena una vez a solas. Yulia rio
-Elena, tu sabes perfectamente que estas cosas suceden siempre que estemos en eventos así- contesto- se que tienen un jardín, si es un poco de aire fresco lo que necesitas yo no voy a negarme a acompañarme.
-Pues yo tampoco-coincidió la pelirroja. Estaban buscando su lugar de salida cuando observaron venir hacia ellas a uno de los objetivos principales.
-Miren nada mas quienes están aquí-dijo un hombre apareciendo- por un momento pensaba que no estarían aquí, pero chicas, ustedes como siempre sorprendiendo.
-Es nuestra costumbre, señor Walsh-dijo Yulia.
-Por favor Yulia, solo dime Gerald-contesto- ¿Qué tal la están pasando? ¿Hay algo que necesiten?
-En absoluto Gerald-contesto Elena- y la fiesta es fabulosa, estamos divirtiéndonos mucho-
-Me alegra mucho escuchar eso-sonriendo- por cierto Yulia, mi socio quería hablar de algunas cosas contigo, esta por allí-señalando. Yulia volteo y efectivamente vio que el hombre no estaba demasiado lejos y sería muy fácil ir hasta él para acordar algunas cosas.
-No me tardare nada, esto fue más rápido de lo que pensé- susurro Yulia solo para que Elena escuchara.
-Elena, tengo unos conocidos que estarán encantados de saludarte, incluso estaba dirigiéndome con ellos ahora mismo-
-Con gusto lo acompañare Gerald-asintió. Quizás era preferible escuchar a aquellos que iban a aumentarle su ego a esperar a que Yulia pudiera desocuparse.

Elena se paso los siguientes eternos minutos saludando y hablando con personas que ella jamás había visto. Observaba esporádicamente a la morena conversar alegremente con los socios e intuía que seguramente aquello iba a tardar su tiempo. En cuanto pudo deshacerse de algunas personas, comenzó a pasearse por el gran salón queriendo ver con que podría entretenerse. Yulia ahora estaba hablando muy animadamente con una mujer a la que tampoco conocía, pero no le quitaba el ojo de encima. Observaba como esta le sonreía y estaba atenta a la conversación de la morena. Elena decidió cambiar su rumbo y se alejo adentrándose a un pasillo. Estaba observando unas fotografías en la pared cuando sintió una fuerte presión en su brazo justo antes de ser volteada y arrinconada contra la pared.
-Estúpida Lena ¿creíste que de algo iba a servir que me prohibieras la entrada?-riendo- déjame decirte que eso no ha hecho más que empeorar tu situación-

* * * * *

-¿Sucede algo?-pregunto Aleksei- ¿está todo bien con la comida?
-No, no es nada-negando- y la comida esta perfecta.
-¿Entonces? Luces incómoda.
-No es eso Aleksei-contesto- realmente no me esperaba que me trajeras a un lugar tan bonito. La atención aquí es excelente, la comida magnifica.
-¿Pero…?
-Es que ya no puedo con la intriga, Aleksei- confeso Katya desesperada. El rubio comenzó a reír al saber que era solo eso lo que le preocupaba a su novia- tampoco veo que es tan gracioso para ti.
-Cielos Katya, sí que tienes poca paciencia- aun riendo.
-Si estuvieras en mi lugar no dudo que estés igual-dijo- estoy demasiado enfada contigo por todo esto, ya ha sido demasiado suspenso para mí.
-Cariño, discúlpame- colocando la mano sobre la suya- quizás si he generado demasiada intriga desde hoy en la mañana, pero cuando finalmente te enteres veras que ha sido con mucha razón. Y viendo que ya no puedes mas con tu curiosidad, comenzare ahora- sonriendo.
-Hasta que te apiadas- suspiro la pelirroja.
-Katya, quisiera que me escuches sin ninguna interrupción- dijo poniéndose serio. Katya lo observo de igual manera y supo que seguramente así lo era.
-Te escucho-asintió.
-Katya, se que de aquí a un tiempo atrás he sido una persona muy diferente a lo que soy hoy en día contigo y sé que estas consciente de esa reputación- la pelirroja asintió- pero quiero dejar en este preciso momento que aquello forma solamente mi pasado, un pasado que enterrare para nunca más ver. Necesite solamente conocer a una persona para que lograra hacerme recapacitar acerca del estilo de vida que llevaba y sé que eso tiene un gran significado-sonriendo- es por eso que quiero que entiendas que desde el momento en el que te vi, ya no hubo otra cosa que me interesara.
-Estoy de acuerdo- asintió.
-Me alegra saberlo-sonriendo- Katya- dijo colocando su otra mano sobre la suya- no puedo prometerte que seré un hombre perfecto y nunca tendrás que soportar mis malos momentos, pero si puedo prometer que voy a hacer todo lo posible para dar lo mejor de mí y brindarte todo lo que se que te mereces-sacando una pequeña cajita de su saco.
-Oh santo cielos Aleksei- tapándose la boca.
-Y gracias al gran milagro que esperas y nos une para siempre, quisiera terminar de formalizar nuestra unión- abriendo la caja- así que, aquí voy-suspirando- Katya Katina ¿aceptarías casarte conmigo?-pregunto nervioso.
-¡Si, si!-grito feliz levantándose- ¡Acepto casarme contigo, Aleksei!- abrazándolo- me has hecho tan, tan feliz.
-No mas que tu a mí-besándola- tuve miedo a que te negaras ¿sabes?
-No deberías, tonto-besándolo- jamás podría hacer una cosa como esa.
-Gracias-dijo. Aleksei coloco el anillo en el dedo de Katya sonriendo feliz- ahora ya no podrás librarte de mí.
-Tampoco tengo intenciones de hacerlo- abrazándolo. Katya estaba a punto de volver a besarlo cuando su celular suena interrumpiendo aquello. Observa el nombre de Inessa y no duda en contestar preocupada- ¿Mamá? ¿Sucedió algo con Ekaterina?-pregunta rápidamente. Katya espera la respuesta y suspira con alivio- no, no creo que tenga problemas con eso ¿no contesta? Seguro debe de estar revisando sus cosas del trabajo, tú sabes como es. Está bien, pasaremos allí. Adiós- colgó.
-¿Está todo bien con Ekaterina?-pregunta preocupado Aleksei.
-Sí, solo era para decirme que debemos pasar a recoger a Ekaterina en la mansión de Elena. Al parecer tiene muchas ganas de verla.
-Está bien-asintió- y cambiando de tema, creo que estaba a punto de recibir un pequeño regalo justo aquí-apuntando sus labios.
-Ya lo creo- dijo Katya acercándose a él.

* * * * *

Yulia termino de despedir a la charlatana mujer a la que tanto había distraído, pero estaba más contenta que cansada ya que había logrado el cometido que tanto quería. Estuvo buscando a Elena durante un largo momento, pero no la veía por ningún lado. Era bastante improbable que ella se haya marchado sin siquiera avisarle, se suponía que la había acompañado para mantenerla en vista.
Se había decidido a ir en busca de agua para ingerir otra pastilla, quizás estaba sintiéndose agotada y eso estaba logrando que reapareciera su mal estar en la cabeza. Estaba ingiriendo la pastilla cuando Elena aparece en frente suyo al girar asustándola.

-Me has dado un susto de muerte-dijo Yulia riendo- al fin apareces, no te encontraba por ninguna parte. No vas a creerlo Elena, pero si hubiera planeado esto, creo que no podría haberme salido mejor. Ni siquiera terminaba de hablar con un socio cuando aparecía otro ¿y qué sucede? De repente tengo a todos comiendo de mis manos -sonriendo- creo que hoy es mi noche de suerte-termino. Yulia noto hasta ese momento la seriedad de la pelirroja y como ésta ni siquiera la miraba- ¿Te sucede algo, Elena?
-Yulia necesitamos hablar- dijo de manera contundente.
-Bien-confundida- solo déjame…
-¡Yulia!- la interrumpió una mujer apareciendo- sabia que nadie mentía cuando decían que estabas aquí, espero que mañana asistas a la fiesta de Claude, tu sabes, van a destronar a Milenka Serkin- dijo tambaleándose- es algo digno de ver- guiñando su ojo.
-No voy a perderme eso por nada en el mundo.
-Lo sabia- sonriendo- tu tampoco deberías faltar-dijo observando a Elena quien seguía seria. Le mujer emprendió retirada rápidamente, aquella mirada sí que era perturbadora.
-Sí que estaba ebria-comento Yulia observando a la mujer con su particular paso.
-No quiero que vayas a esa fiesta mañana- dijo Elena de repente.
-¿Disculpa?-pregunta Yulia confundida por su tono.
-Ya me oíste Yulia-contesto- no creo que sea necesario repetírtelo.
-¿Y ahora a ti que te sucede?-pregunto.
-¡Yulia!- se escucho interrumpiendo de nuevo la conversación- que gusto encontrarte- abrazándola. Elena miraba toda la escena sin pestañar.
-Hola, Inna-correspondiendo.
-¿Sabes? He hablado con mi padre y no tiene problemas con todo el asunto que charlamos aquella vez ¿Cuándo puedo ir a tu revista?
-Llama a mi secretaria para obtener una cita, en cuanto te lo diga hablaremos tú y yo de todo el tema.
-¡Genial!-alegre- gracias por la oportunidad Yulia, prometo que no voy a decepcionarte. Mis amigas seguramente no podrán creerlo cuando me vean posando en tu revista-revelo- aunque sé que tu estará ahí para guiarme en todo- sonriendo. Elena levanto una ceja observándola.
-Estoy segura que no harás mal tu trabajo, ahora si me disculpas, justo estaba…
-¡Cielos!-exclamo Inna al ver caer su copa al suelo- que torpe soy, lo siento mucho.
-No te preocupes, deja que alguien lo limpie-dijo Yulia- podrías cortarte.
-Pero he tirado tu copa, déjame ir por otra para ti.
-No será necesario, en serio-contesto- es mas, espérame aquí, iré por otra ya mismo-dijo alejándose. Inna quiso seguirla cuando sintió que alguien la sujeto del brazo deteniendo su acción.
-¿Y tu quien eres?-pregunto Elena. Inna retrocedió unos pasos algo intimidada, Elena era unos cuantos centímetros más alta que ella.
-Siento mucho mi educación- se disculpo- Soy Inna Popova, es un gran placer poder conocerla en persona señorita Katina, toda mi familia admira su trabajo, incluyéndome- extendiendo su mano.
-Es interesante que admitas tu admiración hacia mi trabajo y no hayas reparado en mi presencia hasta ahora-observando su mano tendida- parecías muy interesada en tu conversación con Yulia ¿no?
-Lo sé-bajando su mano- Yulia es…es… también la admiro mucho- confeso nerviosa.
-Tanto que olvidas tener educación e interrumpes conversaciones- acercándose.
-No era mi intención, señorita-retrocediendo- aunque sí ha sido así, pido disculpas, yo jamás…
-Además te comportas demasiado familiar con Yulia- interrumpiéndola- dime ¿Qué es esa manera de abrazarla?
-Yo… simplemente quería mostrarme agradecida- Elena sonrió de manera torcida.
-Qué manera tan… particular ¿y eres así con todo el mundo?-pregunto- luces demasiado joven para modelar en una revista.
-Acabo de cumplir mi mayoría de edad –revelo.
-No tienes idea en que te estás metiendo -dijo Elena viendo llegar a Yulia- espero que ese comportamiento no vuelva a repetirse, tanto como en mi presencia como no –dijo volteándose- y si Yulia pregunta, estoy afuera esperándola- marchándose. Inna se quedo observándola irse respirando aceleradamente, si que había sentido miedo.
-¿A dónde va?-pregunto Yulia poniéndose junto a Inna.
-Ella dijo que estará afuera esperándote-tomando su copa- yo debo irme Yulia, adiós- alejándose rápidamente.

Yulia observo el extraño comportamiento de Inna, la chica ni siquiera la había mirado cuando se despidió, teniendo en cuenta que ella era demasiado efusiva cuando la encontraba en eventos así. La morena decidió dejar esas preguntas para después y decidió salir afuera para ver que tramaba Elena con su rara conducta.
Yulia busco durante un momento a Elena, hasta que la encontró de espaldas frente a un árbol, miro a ambos lados y en cuanto vio que solamente era ella, fue directo hacia Elena.

-¿Elena?-pregunto poniéndose detrás de ella. La pelirroja giro y lo siguiente que pudo sentir Yulia fue como ésta la besaba de manera desenfrenada. Yulia no estaba entendiendo absolutamente nada, pero respondió al beso con las mismas ansias. Empujo a Elena contra el árbol y siguió besándola hasta que comenzó a dirigirse a su cuello.
-Vámonos de aquí, Yulia-dijo agitada- te necesito ahora.
-Bien-dijo de igual manera.
Las dos se alejaron de ahí sin ser vistas y fueron directo al auto del chofer de Elena, quien salió al verlas aproximarse rápidamente.
-A casa, Michael- ordeno Elena entrando.
-¿Michael?-pregunto Yulia sentándose a su lado.
-Larga historia, luego voy a contarte-dijo antes de comenzarla a besar. Durante todo el viaje los besos y las manos no se detuvieron hasta que las dos sintieron que el auto se detenía justo frente a la puerta del mansión.

Ninguna se molesto en encender las luces cuando entraron, en cuanto la puerta fue cerrada, Elena busco a Yulia en la oscuridad y comenzó a besarla ahí mismo. Sabía que la servidumbre ya no estaría a esas horas y aprovecho el momento en el que ella juraba que estaban solas.
Yulia sintió como Elena quería quitarle su vestido y ella comenzó a hacer lo mismo con el suyo cuando de repente las luces fueron encendidas tomándolas por sorpresa.

-¿Elena?-pregunto una voz con confusión. Tanto la mencionada como Yulia voltearon a ver encontrando a Inessa literalmente con la boca abierta.

pei_17

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por pei_17 el Vie Feb 26, 2016 6:04 pm

LXIII
CORAZONES ROTOS.


Las niñas grandes también lloran.


-Madre-murmuro Elena retrocediendo.
-Elena…-repitió Inessa confundida- ¿Qué es todo…esto?-pregunto- ¿Qué clase de…?
-Señora, todo tiene una explicación- intervino Yulia.
-¡Y por supuesto que la tiene!- exploto Inessa- ¿Elena, que significa todo esto? Tú estabas…
-Madre, si te tranquilizas lo hablaremos como personas civilizadas.
-¿Civilizadas?-pregunto retrocediendo- no me pidas eso Elena, ni te atrevas a pedirme eso luego de lo que acabo de ver-negando- pero tú no…
-Señora Inessa esto no es…
-¡Silencio!-grito.
-Mamá…
-¡Silencio!-repitió- nada, absolutamente nada que tengan para decir van a borrar lo que acabo de ver ¿Cómo te atreviste, Elena?-pregunto- la niña esta aquí ¿desde cuándo eres tan inconsciente?
-¿Ekaterina está aquí?-pregunto.
-Estaba-corrigió Inessa- luego de este espectáculo no pienso permitir que este aquí un segundo más- marchándose.
-Mamá, espera- siguiéndola- ¿Ni siquiera me vas a escuchar?
-No quiero hablar contigo Elena-contesto- yo ni siquiera puedo creer que tu, mi hija, sea una… sea una…-deteniéndose.
-Adelante madre, dilo de una vez para que puedas convencerte.
-Tú no tienes remedio- retomando su camino- podría esperarme muchas cosas, pero esto-negando.
-Nadie está aquí en posición de reprochar nada, madre-siguiéndola- en tu tiempo de ausencia han sucedido muchas cosas.
-¿Y esta es una de esas tantas?-pregunto Inessa mirándola. Elena no preciso de contestar aquello, su madre sabía que era cierto. Ante tal alboroto que estaba armando Inessa, varias de las empleadas habían aparecido solo por si a caso. Yulia escuchaba toda la conversación desde una distancia prudente, no sabiendo que tanto podría molestarle a Elena si ella intervenía en esa conversación, después de todo, era algo entre madre e hija.
La discusión aumento de nivel cuando el timbre de la entrada provoco el silencio dejando solamente las miradas.
-Señorita Katina, es su hermana- anuncio con timidez una empleada.
-Perfecto, esto va a ponerse interesante-dijo Inessa.
-Déjala pasar-ordeno Elena, pero Katya ya estaba ingresando con Aleksei pisándole los talones.
-Veo que estamos todos reunidos- dijo la pelirroja menor viendo a Yulia.
-Yulia, no esperaba encontrarte aquí-dijo Aleksei avanzando hacia su hermana.
-Eso no es lo único que no esperarías-murmuro Inessa- voy a ir por la niña Katya, debemos irnos de aquí en cuanto antes- marchándose.
-¿Me he perdido de algo?-pregunto a Elena, quien tapaba su rostro con ambas manos- ¿Lena?
-Solo… solo encárgate de que llegue bien ¿sí? Esta bastante alterada- contesto.
-¿Pero qué sucedió?-volvió a preguntar- ¿discutieron?
-Algo así-dijo Yulia acercándose- lo mejor ahora es que ella se marche ahora Katya, créeme, habrá tiempo para hablar después.
-Está bien- asintió Katya muy a su pesar. Inessa bajo las escaleras con una Ekaterina dormida en brazos.
-¿Quiere que la lleve a casa, señora Inessa?- pregunto Aleksei.
-Por favor-asintió- y no quiero perder un minuto mas- marchándose.
-Luce más enojada de lo que pensé- dijo Katya- debió haber sido una discusión importante.
-Voy a estar afuera-dijo Aleksei- Yulia si me necesitas para algo no dudes en llamarme.
-No creo que sea necesario Aleksei, pero gracias de todas formas.
-Para eso estoy-dijo antes de irse.
-Creo que lo mejor será hablar de esto mañana- dijo Katya- luces cansada hermana, descansa, sabes que mama tiene sus cosas pasajeras- tocando su hombro.
-No creo que este sea el caso- murmuro Elena.
-No dramatices, voy a llamarte, Yulia cuídala- mirando a la morena.
-Así será-asintió. Yulia abrazo a Elena sintió como está la presionaba fuerte. Estuvieron en esa posición en silencio escuchando como todos se marchaban.
-Ella me odio- dijo Elena en su hombro.
-No, no es así- negó- ella simplemente está… impresionada.
-Pero ni siquiera ha querido escucharme-retrocediendo- ¿Qué voy a hacer ahora, Yulia?
-Por el momento solo debes darle tiempo, necesita primero procesar bien lo que ha visto-dijo- luego veras que buscara explicaciones y ahí tendrás tu oportunidad.
-Lo haces ver tan fácil- suspiro.
-Yo ya he pasado por eso-sonriendo- además- abrazándola- solo falta que tu mama sepa lo nuestro.
-También está mi padre, no lo olvides- le recordó.
-El no será problema.
-Hablas como si estuvieras muy segura de ello.
-Y lo estoy-confirmo- el no es tonto Elena, y sé que te ama por sobre todas las cosas.
-¿Tú crees que el…?
-Así es-sonriendo.
-Por Dios-separándose- ¿has hablando con el respecto a esto o algo?
-Caro que no-negando- simplemente digo que Sergey es un tanto más observador que tu madre, aunque no la culpo, ella piensa que somos muy buenas amigas.
-No tenía en mente que esto suceda de esta manera- agitando su cabeza- Digo, sé que no podía mantener esto oculto de ella por siempre, pero no esperaba que fuera así. Tampoco esperaba un abrazo y unas felicitaciones, pero ella se ha ido totalmente enojada conmigo.
-Elena…-acercándose.
-No sé si pueda con esto-dijo de repente- justo ahora, que todo está complicándose, yo no creo poder.
-¿A qué te refieres con que no puedes con esto?-pregunto Yulia confundida.
-Yulia necesito tiempo para pensar-pidió.
-¿Tiempo para pensar? ¿Pensar que, Elena?-pregunto- si quieres puedo acompañarte cuando quieras hablar con ella, pero no es el momento…
-¡Ya sé que no es el momento!-la interrumpió- simplemente estoy pidiéndote tiempo Yulia, necesito aclarar unas ideas, tengo una situación difícil entre manos ahora mismo- contesto. Elena suspiro y fue a sentarse bajo la mirada seria de Yulia.
-¿Es que tanto te cuesta decirle la verdad?-pregunto.
-No es eso Yulia- negando.
-¡Entonces dime que es, maldición!- grito- ¡no estoy entendiéndote, Elena!
-¡Hago esto por una buena causa!-levantándose - ¡¿Es que no puedes verlo?!
-¿Verlo?- pregunto- lo único que veo aquí es una cobarde que se oculta tras unos papeles y simplemente da ordenes.
-¿Es ese el concepto que tienes de mi?-pregunto acercándose a Yulia.
-Es ese el concepto con el que tanto esmero siempre quieres dar ¿no? Jamás puedo entenderte-cruzándose de brazos.
-Contigo no puedo hablar-dijo alejándose- eres imposible.
-¿Imposible yo?-siguiéndola- ¡pues mira quién habla! Te recuerdo que no he sido yo quien ha estado actuando de manera extraña desde que salimos de la fiesta de Walsh- le recordó Yulia. Elena se detuvo en ese mismo instante y recordó con cada condenado detalle lo que había sucedido mientras estuvo sola, las opciones comenzaban a reducirse y ella estaba demasiado confusa para tomar una decisión ahora mismo, y para complicar las cosas, Yulia estaba gritándole reclamándole aquello de lo que no sabía.
-No tienes idea de lo que estás diciendo, Yulia-mirándola- por favor, no quiero hablar de eso, no ahora luego de todo lo que acaba de pasar.
-¿Y cuándo será eso, Elena? ¿Cuándo tú quieras? ¿Cuándo estés de humor?
-Yulia…
-¡Yulia nada!-interrumpió- necesito comprenderte Elena ¿entiendes eso? Estuve hablando con algunas personas en la fiesta y de repente te apareces diciendo que no asista a la fiesta de Claude mañana ¿comprendes lo raro que es eso para mí?
-Yulia, con respecto a eso, no deberías ir-poniéndose frente a ella- juro que todo tiene su explicación y…
-¡Y ahí vamos de nuevo!- la interrumpió- ¿Me vas a decir por qué no debo ir?
-Es complicado Yulia, hago esto por nosotras, debes creerme. Simplemente estoy queriendo evitar un mal momento.
-¿Qué clase de mal momento?-pregunto.
-Yulia-queriendo tomar su mano.
-No, Elena- alejándose- no puedo seguir con tanto misterio, ya no más. Tú ni siquiera te defendiste ante las acusaciones de tu madre ¿Por qué debería esperar cambios en ti?
-Es mucho más complicado de lo que parece-contesto- quizás deberíamos hablar de esto mañana, estoy cargando demasiadas cosas ahora.
-¿Mañana?-pregunto Yulia- ya veo, cuando las cosas se ponen complicadas, simplemente te deshaces de ellas ¿cierto?
-Yulia, te he dicho que ya no quiero pelear- contesto enojándose- si piensas seguir con esa misma actitud entonces voy a pedirte que te vayas.
-¿Ahora me echas?-pregunto riendo- ¿Quién es la imposible ahora, Elena?
-Ya te lo he dicho Yulia-señalando la puerta.
-¡Bien!-grito. Yulia giro saliendo de la mansión no sin antes azotar la puerta molesta. ¿Qué sucedía ahora con Elena? Quizás el episodio con su madre había complicado aún más las cosas, pero sabía que el asunto había comenzado desde mucho antes. La pelirroja tenía razón en decir que no era el momento adecuado para hablar, pero ¿Cuándo sería? La paciencia ya se le había agotado y no estaba para juegos de adivinanzas.
-Voy a ser lo que se me dé la gana-murmuro Yulia molesta.

Elena observo como Yulia se alejaba de ella a paso ligero murmurando cosas y sabiendo que estaba maldiciéndola y estaba en todo su derecho, pero debía ser paciente. Sus preocupaciones ahora iban mas allá de preocuparse porque Yulia simplemente estaba molesta con ella, ella ni siquiera se daba una idea que tan serio era todo el asunto.
Decidió que era hora de apartar sus preocupaciones aunque sea un poco y se dirigió hacia su solitaria habitación. Deseaba tener el cuerpo de Yulia a su lado para abrazarla, pero las cosas eran mejor de esa manera. Tenía toda la noche para consultar con la almohada cual sería el próximo paso más conveniente. Aunque temía la verdad que sabía que estaba aproximándose.

* * * * *

Inessa se había pasado gran parte del día con la misma imagen en su cabeza. Elena, su tan adorada hija, besándose con la que ella aseguraba que era simplemente su amiga. Que ingenua había sido al creérselo, tendría que haberse dado una idea al menos, las miradas que se daban aquellas dos no eran de una simple amistad.
Katya había estado insistente con las llamadas para aclarar el asunto, y aunque aún era pronto para tratar el tema, finalmente había desistido sabiendo lo terca que era su hija. Ahora estaba sentada esperando con un te frente a ella para tranquilizar sus nervios.

-Siento la tardanza, el trafico es un asco-se quejo Katya sentándose- ¿Qué tal tu día?-sonriendo.
-No estoy de ánimos ahora, Katya.
-Eso puede notarse a kilómetros- riendo.
-Tampoco para chistes- agrego Inessa.
-Mama- suspirando- sigues así por lo de anoche ¿verdad?-pregunto. Inessa simplemente miro en otra dirección ignorándola- ¿sabes? He llamado a Elena y hemos estado hablando- revelo esta vez sí captando la atención de su madre- deberías agradecerme, ella me lo ha contado todo, quería ahorrarte el momento de tener que revivir el horroroso suceso- riendo.
-¿Y qué le dijiste?- pregunto Inessa sin ser consciente de su sarcasmo.
-¿Decirle a cerca de qué?-pregunto confundida.
-¡Katya, por todos los cielos!- exclamo- ¿Cómo es que me preguntas acerca de qué? ¡Pues que más!- grito- ¡De lo que ha hecho tu hermana!
-Oh ¿Te refieres a besar a Yulia?-pregunto como si nada.
-¡Cielos! Baja la voz-pidió Inessa- alguien podría oírnos.
-Nadie escucho-sonriendo- además no te preocupes mamá, veras que con el tiempo vas a acostumbrarte. Yo también estuve sorprendida al principio, pero no recuerdo haber hecho tal escándalo-meditando.
-¿Acostumbrarme a eso?-pregunto alarmada- espera un segundo- deteniéndose- ¿Tu sabias acerca de todo esto, Katya?
-Así es-asintiendo.
-¿Desde cuándo?-pregunto alarmándose.
-Tiene algunos meses-revelo- y déjame decirte que Lena ha cambiado mucho.
-¡Por supuesto que lo ha hecho!-dijo- seguro que fue esa quien lo ha hecho.
-Yulia, mama-le recordó- su nombre es Yulia.
-El nombre ahora es lo de menos-contesto- lo único importante ahora es hacer recapacitar a tu hermana en todo eso.
-En eso te equivocas, Inessa- negó Katya- si estas pidiéndome ayuda con eso, déjame decirte desde ahora que no cuentas conmigo.
-¿Estas apoyando todo este espectáculo, Katya?-pregunto- te recuerdo que tu hija también estaba, ella podría haber visto algo- informo.
-Pues no será nada nuevo para Ekaterina- revelo. Inessa estuvo a punto de caerse de su silla- mamá, se que Lena ha tenido sus metidas de pata, pero esto no es algo que nos incumba a nosotras.
-¿Estas simplemente siendo indiferente en todo esto?
-No-contesto- es todo lo contrario. Estoy apoyando a mi hermana, porque he visto su cambio y antes de que digas algo- deteniendo a Inessa, quien estaba a punto de hablar- tú no fuiste testigo de eso, Lena ya ha tenido suficiente. No puedes hablar de algo que tú ni viste, mamá.
-Soy consciente de eso- contesto Inessa- no es necesario que estés recordándomelo.
- Entonces seamos justas a la hora de hablar-dijo- tú no estás en la mejor posición para reclamar, Inessa. Tú no fuiste testigo por lo que ella paso. Ni has visto como ella se ha encerrado en un mundo frio e impenetrable con el tiempo y ahora, gracias a Yulia, ella comienza a ser una persona nuevamente.
- ¿Por qué ella ha hecho una cosa así?-pregunto confundida.
-Ella no te ha contado nada ¿cierto?
-¿Contarme que, Katya?
-Cielos-suspirando- no creo que deba ser yo quien te diga esto-levantándose.
-Ni te atrevas a irte Katya Katina- advirtió Inessa- te sientas en este mismo instante y vas a hablar ahora mismo acerca de eso que mencionaste.
-Vas a meternos en problemas -dijo obedeciendo- ella se enfadara.
-Las he criado a las dos cuando eran unas adolescentes temperamentales- contesto- créeme que puedo lidiar con esto.
-Está bien-cedió- pero si ella te lo dice por su cuenta, te harás la sorprendida al menos ¿está claro?
-Así será, tienes mi palabra-asintió.

* * * * *

Yulia observo una vez más su celular y comprobó que no había mensajes nuevos ¿y si era quien debía llamar? De ninguna manera. Ella también estaba molesta y no debía ceder tan fácilmente. Intento concentrarse con algunas cosas de la empresa cuando el aparato comienza a sonar. Ni siquiera había visto el identificador cuando contesto.

-¿Diga?-contesto. Yulia escucho que la voz del otro lado no era la esperada- ¿en el hospital?-levantándose- no, no es problema. Iré enseguida-colgando. Tomo sus pertenencias y dejo acomodado lo mejor que pudo con rapidez- solo esto me faltaba- murmuro.
Yulia condujo con nerviosismo pero lo más rápido que pudo para llegar rápidamente ¿Cuándo iba a dejar de visitar el hospital? Al parecer aquello jamás terminaba. Solo esperaba ahora contar la misma suerte que las veces anteriores.
Una vez dentro, busca la habitación en la que le habían informado por celular.
-Yulia, viniste pronto- dijo un hombre al abrir la puerta.
-No podía tomarme el tiempo para venir, Boris-contesto- ¿Cómo esta?
-Aun duerme, pasa- dijo apartándose. Yulia entro observando a su amiga completamente dormida sobre la cama del hospital con algunas notorias heridas en el rostro.
-¿Qué sucedió?-pregunto tomando la mano de Valeriya.
-Un conductor ebrio-explico- al parecer ni siquiera se percato de la luz roja.
-Malditos-murmuro Yulia- ¿Qué ha dicho el doctor?
-Nada grave-contesto- simplemente algunos raspones, ha salido muy afortunada en todo esto.
-Demasiado-corroboro la morena. Yulia estuvo conversando con Boris a cerca de los términos legales del incidente, pero Boris le explico que iba a encargarse de todo, pero aun así agradecía su buena intención. Bajo ninguna circunstancia dejaría que aquello quedara impune, Valeriya se merecía que se hiciera justicia por ella, y él con su orgullo de tío se sentía culpable al saber que aquello sucedía estando bajo su cuidado.
-Yulia, que gusto verte-dijo Polina entrando- sabía que no iba a pasar mucho tiempo para tenerte aquí.
-Hola, Polina- saludándola- Boris me ha llamado hace unos minutos.
-No estés preocupada- dijo- ella estará bien, no han surgido inconvenientes de los cuales lamentar- acariciando los cabellos de su sobrina.
-Yulia, debemos ir a comprar algunas cosas con Polina además de que tenemos que ir a casa a cambiarnos - dijo Boris- ¿Te molestaría mucho quedarte mientras tanto?
-Para nada-negando- ustedes hagan con lo que tengan que hacer, yo voy a estar aquí, no pienso moverme.
-Gracias- asintió Boris.
-Eres muy dulce, Yulia-dijo Polina besando su frente.
El matrimonio se marcho dejando a Yulia en compañía de la durmiente Valeriya. El tiempo había pasado determinadamente, Yulia observo a través de la ventana y noto que ya era de noche. Escucho unos quejidos detrás de ella y observo a su amiga abriendo pesadamente los ojos.
-Despertaste, bella durmiente- poniéndose a su lado.
-Cielos, duele- se quejo Valeriya- ¿Dónde estoy?
-Estas en el hospital-contesto- ¿Cómo te sientes?
-Con mucho dolor ¿no se nota?-pregunta sarcástica- ¿y mis tíos?
-Salieron hace tiempo-sentándose- ¿recuerdas el accidente?
-Recuerdo absolutamente todo-contesto con otro quejido- no era yo quien estaba ebria.
-Boris va a encargarse de eso-dijo sujetando su mano- esto no va a quedarse así.
-No esperaba menos-contesto- supongo que ahora si tendrán una excusa para retenerme en casa-suspiro- voy a aburrirme tanto.
-Voy a visitarte-prometió Yulia- todo el tiempo.
-No creo que vayas a hacer un espacio para mí- contesto divertida Valeriya- ¿sabes? Aun no me has comentado nada desde aquella vez que te acompañe a que compraras aquel collar, supongo que tu ausencia se debe a que todo salió bien- sonriendo. Yulia simplemente asintió, pero su amiga noto perfectamente como esta solamente producía una mueca y esquivaba su mirada- ¿Yulia? Salió todo bien ¿cierto?
-Si, por supuesto que sí-contesto- todo salió como lo esperaba.
-Pero hay un pero ¿cierto?
-¿Qué es lo que quieres saber?-suspirando.
-¿Qué tal si comienzas desde que salimos de la joyería?
-No quisiera aburrirte- dijo evasiva.
-Yulia, tengo tiempo de sobra aquí. Adelante, te escucho- acomodándose.
-Bien, aquí voy- dijo imitándola.

* * * * *

Tantos los aplausos como abucheos no se hicieron esperar. La celebración tenía poco tiempo de haber comenzado, pero la humillación al parecer no se había hecho esperar demasiado. Si no fuera porque su cabeza estaba completamente en otra cosa, Elena podría jurar que aquel momento era uno de los más destacados en su vida. Todos habían volteando buscando la mirada de Milenka Serkin cuando el anuncio se dio, notablemente su revista comenzaba a ir cuesta abajo y al parecer nadie tenía piedad en hacerle notar lo que ya sabían. Claude dio el respectivo discurso de agradecimiento gracias a su nuevo logro y miro significativamente a su rival en el público.
Elena torció la sonrisa cuando observo a Milenka irse aun con el orgullo dibujado en su rostro. Las enemistades creían en aquella mujer y nadie había perdido la oportunidad en dárselo a entender. Claude agradeció a los presentes por su apoyo al mostrar la asistencia dio su orden para que la celebración continuara hasta que todos estuvieran agotados.

-Señorita Katina, el señor Keener mando a decirle que tiene una propuesta interesante para usted respecto a los diseñadores franceses-comento Irina a su lado.
-Nada de negocios aquí Irina- contesto- disfruta de la celebración de Claude, porque es eso lo que estamos haciendo aquí.
-Pero yo…
-Y te prohíbo volver a tocar el tema- ordeno Elena tomando una copa del mozo que pasaba- disfrutemos el momento mientras se pueda Irina- alzando su copa- brindo por este tranquilo momento que luego se corromperá para transformarse en un infierno, mi propio infierno- dijo antes de beber. La rubia la observo beber todo el liquido y luego perderse entre la gente. Su jefa tenía tiempo de estar comportándose de esa manera desde que habían llegado, diciendo durante todo el rato aquel tipo de frases demasiado confusas.
-También te preguntas lo mismo ¿cierto?-pregunto una voz detrás de ella.
-Fiodor, me has asustado-tocando su pecho.
-Lo siento, no era mi intención- poniéndose frente a ella- a mí también me ha dicho algo que me ha dejado muy confundido ¿Qué fue lo que te dijo a ti?-pregunto interesado.
-Ha dicho demasiadas cosas-contesto Irina- aunque algunas muy parecidas. Creo entender algo de que esto comenzara a volverse un completo caos en cualquier momento.
-Quizás ella sepa algo que nosotros no-dijo- será cuestión de esperar y ver qué sucede-sonriendo.
-Solo espero que no nos veamos involucrados- menciono Irina preocupada.
-No lo creo- aseguro Fiodor. Irina simplemente levanto sus hombros en señal de no saber nada al respecto. El silencio se formo entre ellos dos al igual que la notoria comodidad.

Fiodor aprovecho la concentración de Irina con las demás personas y comenzó a observarla con detenimiento. Jamás se había tomado el tiempo para hacerlo de la manera en la que lo hacía ahora, y noto varias cosas que nunca se hubiera puesto a observar. Irina era rubia, y lucia demasiado pálida, pero eran sus ojos y su rostro de completa bondad lo que contrarrestaba eso. Fiodor había sido testigo muchas veces de la manera en la que Elena la hacía trabajar, pero jamás se había quejado de eso. Siempre asentía y cumplía con su labor, y teniendo la jefa que tenían, sabía que eso no era una tarea precisamente sencilla.
Nunca había visto a Irina relacionarse con las personas que eran populares por crear los chismes que corrían como pólvora, siempre controlaba su hora y hasta donde sabia, jamás había llegado tarde al trabajo. Fiodor comenzó a tomar consciencia la clase de persona con la que trabajaba y nunca supo apreciar.

-Luces muy bien esta noche Irina- salió de su boca mucho antes de detenerse. La rubia lo observo con la clara expresión de sorpresa en su rostro- hablo en serio- dijo sonriendo.
-Gra-gracias Fiodor- contesto con su habitual timidez. Fiodor suspiro y supo que era momento de dejar marchar aquello imposible que sabía que jamás iba a suceder, era tiempo de fijarse a cosas que estén a su altura. Una oportunidad, al menos, para ver que podría ocurrir no vendría mal. Y aunque no fuera el mejor observador, sabía que significaba aquella mirada de la rubia sobre él.
-¿Gustas bailar?-dijo tendiendo su mano. Irina no supo si en ese momento podría emocionarse o saltar de la alegría. Había soñado con ese momento tantas veces, aunque ya se había hecho la idea de que Fiodor jamás iba a invitarla por su propia cuenta y no porque su jefa se lo ordenara.
-Me encetaría- respondió tomando su mano. Tenía una larga noche por delante para disfrutar el momento.

Elena camino entre las personas sintiéndose mareada, y sabía que no era por el alcohol que ingería. Observo el lugar de salida y por un momento se sintió tentada, pero eran las consecuencias que vendrían después lo que la hicieron detenerse. Sabía que ya no había vuelta atrás y odio la situación que la hacía lucir tan vulnerable y patética.
Estaba a punto de volver al sitio donde estaba antes cuando observo a su gran rival y no dudo en aproximarse, al menos podría descargar un poco todo aquello que sentía.

- Mira nada mas a quien tenemos aquí-comenzó sonriendo- Me pregunto qué clase de fuerza hipócrita te hacen aun permanecer en este sitio después de que todo el mundo aquí este celebrando tu predecible descenso- comento.
-Predecible será el tuyo-comento molesta Milenka- además esto no es más que pasajero, dejare que disfrute su momento mientras pueda ¿y sabes que sucederá? Yo volveré a mi sitio y no solo eso, aplastare a unas cuantas cucarachas en el proceso-dijo segura. Elena comenzó a reír llamando la atención de varias personas alrededor.
-Para lograr eso debes tener talento, Milenka-dijo- no importa se pasas por las camas de todos en este lugar, tu sola estas hundiéndote y no habrá nadie que te pueda salvar-
-Cuida esa lengua de serpiente, maldita ebria-contesto- tu también tienes algo escondido en algún sitio, y en cuanto lo sepa, no dudes por un instante en que seré yo quien se encargue de sacarlo a la luz. Toda Rusia lo sabrá en cuestión de minutos y tú estarás preparando tus valijas para un viaje sin retorno.
-Nadie puede compararse conmigo-contesto Elena- y no habrá nada que puedas decir de mí, y si ese fuera el caso-señalándola- no será suficiente para derribarme y lo sabes. Tú jamás podrías ser competencia para mi, estas muy por debajo de mis preocupaciones.
-Yo no estaría tan segura-contesto- espero que estés cuidándote Katina, porque voy a estar observándote y en cuanto des un paso en falso-sonriendo- yo voy a estar ahí. Con tu permiso, bruja- susurrando lo último.
-Te escuche, maldita-dijo Elena observándola irse. Aquello sí que había estado bueno.

* * * * *

-Esto es una broma ¿cierto?-pregunto Valeriya.
-Te he contado tal cual fueron las cosas-dijo Yulia- no he omitido nada.
-Santo cielos Yulia-suspirando- pensé que eras una persona inteligente. Al parecer el golpe en la cabeza te ha afectado y bastante-
-Está bien, dime lo que quieras decirme- cruzándose de brazos.
-Para empezar, eres una idiota-señalándola- y segundo, ¡¿Qué rayos sigues haciendo aquí?!-grito sorprendiendo a Yulia.
-¿Me dirás que estas de su lado?-pregunto- te conté cual fue el trato de la ultima vez y…
-¿Es que no te das cuenta, Yulia?-interrumpiéndola- quizás esté ahí la respuesta que tanto buscas ¿es que ni siquiera tienes curiosidad de saber por qué te ha dicho lo que te dijo?
-Ya te lo he dicho, no quiso decirme-dijo- esta comportándose cada vez más rara.
-Yulia, vete en este instante-ordeno Valeriya- no importa si han discutido o no, supongo que lo hizo por la situación de su madre. Pero ¿es eso suficiente para tirar por la borda lo que tanto te ha costado? Vete ahora mismo idiota y soluciona las cosas- contesto- y hazlo ahora, ya has visto que estoy bien y seguiré viva por mucho tiempo. Espero que cuando pueda salir de aquí me agradezcas esto- Yulia medito las palabras de Valeriya en silencio- ¡Ahora, Volkova!- grito asustándola. Yulia asintió besando a su amiga y salió tan pronto como pudo.

Fue en busca de su auto para dirigirse a su penthouse y cambiarse en tiempo record. Valeriya tenía razón ¿Qué importaba la discusión que habían tenido? Seguramente iban a venirse mas con el tiempo y no por eso ella debía de rendirse tan fácilmente. Sabía que aquello no era fácil para Elena, no estaba pidiéndole que haga pública su relación, ella había cambiado de una manera sorprendente desde que habían comenzado con todo eso y Yulia estaba demasiado conforme simplemente con eso.
Tiempo, simplemente era tiempo lo que necesitaba para que ella terminara de integrarla en su vida. Los amigos, las presentaciones familiares, todo aquello podía venir después. Yulia esperaba no haber arruinado nada después de haberse ido de aquella manera, Elena acaba de tener una discusión con su madre, en la que analizándolo bien, ella también en parte tenía la culpa. La había necesitado en ese momento difícil y ella simplemente le había reprochado su raro comportamiento. Solo esperaba que no le hiciera las cosas demasiado difíciles esta vez.

Yulia bajo de su auto y ni siquiera se detuvo para las cámaras que, como siempre, habían notado su destacada presencia. Observo la hora y supo que seguramente no faltaba mucho para que todo aquel espectáculo terminara, seguramente Elena estaría a punto de marcharse, solo esperaba poder encontrarla a tiempo. Quizás podría encontrarse a alguien conocido para que la ayudara un poco con eso.

-Damas y caballeros, vamos a requerir su atención un momento- dijo un hombre alto con micrófono- como el espectáculo de hoy ha comenzado con una gran noticia, no desaprovecharemos la oportunidad de finalizarlo de la misma manera- sonriendo- así que voy a dejarlos en manos de un querido colega de hace tiempo, quien quiere compartir esta felicidad con ustedes- anuncio.
La multitud comenzó a formarse intrigados por el anuncio. El hombre se retiro para que al poco tiempo apareciera otro tomando el micrófono. Yulia se unió al público esperando tener suerte y provechando si podría encontrar a Elena entre las demás personas.

-Gracias- agradeció el hombre- como ha dicho mi colega hace un momento, quisiera compartir esta noticia con todos ustedes- anuncio- he esperado por mucho tiempo hacer esto y ahora finalmente la oportunidad se me ha presentado. Quizás mucho de ustedes no me conozcan, pero creo si conocen y muy bien a quien será parte de esto también- dijo. Todos comenzaron a murmurar cosas intrigados cuando Elena hizo su aparición colocándose junto al hombre con la mirada perdida, más de uno se sorprendió ante esto- es por eso mismo, que dejando muchos testigos, quisiera realizar esto frente a ustedes- el hombre se coloco con una rodilla en el piso al mismo tiempo que abría una pequeña caja frente a una inerte Elena- Elena Katina ¿quisieras casarte conmigo?-pregunto sorprendiendo a todas las personas aun mas, si es que se podía. La pelirroja simplemente asintió ida totalmente ante lo que estaba ocurriendo- esfuérzate mas o vas a lamentarlo- murmuro Vladimir para que solo ella escuchara.
-Acepto- contesto con la voz temblorosa. Vladimir sonrió satisfecho y coloco el anillo en su dedo. En cuanto estuvo de pie los aplausos no se hicieron esperar. Por supuesto que no había habido beso, en cuanto el lo intento, Elena retrocedió impidiéndolo. Aunque al hombre le hubiera gustado encargarse de darle su merecido por eso, simplemente se limito a sonreír, después de todo tendría tiempo para eso.

Elena observo la multitud de manera impasible deseando que todo aquello terminara en cuanto antes. Estaba mirando las caras cuando de repente noto los ojos azules que la observaban con tantas cosas mezcladas a la vez, que no supo diferenciar cual era la peor. Su corazón se agito en su pecho en ese mismo instante en el que vio a Yulia girar en cámara lenta para alejarse de ahí. Hubiera deseado ya no existir, que la tierra la tragara y nunca haber provocado el dolor que vio con sus propios ojos. Sabía que podría costarle caro, pero lo hecho, hecho estaba y no le importo. Se alejo de Vladimir corriendo yendo detrás de la morena que ya estaba cruzando la puerta lista para marcharse.

-Deben ser los nervios- se excuso Vladimir ante la mirada de sorpresa de todos- solo debe ser eso- comento para sí mismo.

Yulia sabía que aquello no sucedida y no podía verse, pero lo había sentido. Había sido completamente consciente que algo dentro de ella se había roto en cuanto vio aquello que sería lo último que esperaba encontrar. Su cuerpo comenzó a temblar y la respiración comenzaba a hacerse más acelerada a medida que quería correr para alejarse de ahí.
-¡Yulia!- escucho aquella voz detrás de ella- ¡Yulia, espera!- pidió alcanzándola
-Era eso ¿cierto?- pregunto mirándola- ¿Era esto por lo que no querías que venga? ¿Desde cuándo Elena?-pregunto agitada.
-Yulia… es mucho más complicado que eso
-¡Contesta, maldita sea!-grito- ¡¿Desde cuándo estabas viéndome la cara?! ¿Qué clase de juego jugabas, Elena?
-No es así, Yulia- queriéndola abrazar- te juro que no es así.
-¡Ni me toques!-retrocedió. Elena había tomado impulso para abrazarla pero había caído al suelo en cuanto Yulia se alejo- te odio- murmuro con mucha rabia- juro por todo lo existente en este mundo que te odio.
-Yulia, no me digas eso- negando- por favor…
-Espero que seas feliz con ese idiota- dijo antes de alejarse. Sentía mucha ira en ese momento, pero sabía que la tristeza era mucho más grande ahora. Las primeras lágrimas comenzaron a salir cuando entendió que todo aquello había terminado. No iba a permitir que Elena la viera de aquella manera, no después de haber jugado con ella.
-Yulia- pronuncio Elena con la vista nublada por las lágrimas. La morena estaba alejándose de ella y sabia que no iba a volver- Yulia- repitió llamándola débilmente con los sollozos- perdóname Yulia… perdóname- abrazándose a sí misma- perdóname mi amor, pero esto es por ti- murmuro- lo hice por ti-


pei_17

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por pei_17 el Vie Feb 26, 2016 6:07 pm

LXIV
AHORA O NUNCA.


Y cuando creas que todo está perdido, aparecerá la última esperanza para seguir.



Una semana. Había pasado exactamente una semana después de aquel suceso tan desgarrador como nefasto. Yulia se encontraba en su sala observando nada en particular, todas las luces estaban apagadas y no había luz alrededor más que aquel que entraba por la ventana. María prefería mantenerse lejos de la morena ya que su humor era explosivo e irritante. Había ordenado que no quería visitas hasta que ella se lo ordenara, ni tampoco llamadas, al menos de que sea alguna emergencia. Yulia simplemente se había limitado a asistir a su trabajo en la empresa, cumpliendo algunas horas de trabajado y trayéndose otro tanto para mantener su cabeza ocupada.
El sonido del celular la saco de sus pensamientos y dirigió la mirada hacia la pantalla. Era Aleksei, seguramente iba a comenzar con sus tantas preguntas y ella no estaba con el humor. No ahora. Yulia siguió sumergida en lo suyo cuando el sonido volvió a repetirse, esta vez ni siquiera se molesto en observar quien llamaba, apago el aparato y comenzó a subir las escaleras cuando escucho el sonido de la puerta.

-Recuerda lo que te dije, María- dijo mientras observaba a su empleada ir hacia la puerta. La anciana asintió y fue a atender mientras Yulia se perdía en el segundo piso. Estaba a punto de entrar a su despacho cuando escucho un escándalo abajo.
-¡Yulia baja ahora mismo!- reconoció la voz de Valeriya- te he dado tiempo para que me ignores pero ya ha sido suficiente- se quejo- Por Dios ¿Por qué esta tan oscuro así?-pregunto encendiendo las luces.
-Esas han sido las órdenes de la señorita- informo María.
-No te preocupes- dijo- la conozco muy bien ¿bajaras ahora o será necesario que vaya por ti?-pregunto levantando la voz.
-No estoy de humor ahora, Valeriya- apareció Yulia desde la cima de las escaleras- vete a casa-
-Eso sí que no-negó- ya que ni siquiera te dignas a contestar al celular, vas a escucharme en persona- sentándose- así que baja ahora, porque digas lo que digas no pienso irme- acomodándose. Yulia suspiro y bajo sabiendo que aquello era cierto, Valeriya era demasiado testaruda.
-¿Qué quieres?-pregunto cansada.
-Primero siéntate- ordeno. La morena rodo los ojos y lo hizo junto a su amiga- ¿Qué está pasando contigo, Yulia? Hace unos días estabas normal y mírate ahora nada más. Todos estamos preocupados por ti.
-Pues no lo estén- contesto- simplemente es así como quiero estar- desviando la mirada.
-¿Tan fácil vas a rendirte?-pregunto- ¿Qué sucedió con la Yulia segura de sí misma, la que sabía que nunca nada era lo suficientemente difícil?
-Ya no está ¿sí?-contesto- simplemente era un juego, nada más. Nunca fue algo mas- suspiro.
-Es que yo no lo entiendo, tiene que haber una explicación- quiso razonas Valeriya- quizás…
-¡No Valeriya, no la hay!-grito Yulia parándose- ¡La noticia salió en todos los malditos medios! ¡En todos!- estallo- y por si aun tienes dudas, toma- dijo lanzándole revistas- estas también hablan de eso, toda Rusia habla de eso- sollozo- ¡¿Es que no hay otra maldita cosa de la cual hablar?!
-Yulia-parándose- lo siento mucho- abrazándola.
-Sé que me lo merezco, lo sé- lloro- pero no pensé que iba a hacerme eso, no de esa manera.
-Debe haber una explicación Yulia- sujetándola- ¿Tú no has intentando…?
-Ni en sueños-apartándose- no hay nada que justifique eso, además todo es demasiado obvio.
-¿A qué te refieres?
-Ella me había pedido que no asista- recordó- ahora le encontré el sentido a todo, pero ¿Por qué esperar hasta ahora para hacerlo? ¿y ese idiota de donde ha salido? Yo jamás lo he visto-
-Yo tampoco lo entiendo, Yulia- secando sus lagrimas- pero aunque sé que tú no quieres saber nada de ello, se que debe haber una explicación.
-Si la hay, es demasiado tarde para eso ya- tapando su rostro- esto es definitivo. Lo ha hecho público, supongo que debió significar algo.
-¿Y si fue por eso mismo Yulia?-pregunto- ¿Y si quizás ese era el punto?
- No me confundas Valeriya- suspiro- ahora ya no importa. Ya no quiero seguir pensando en cosas imposibles, tengo trabajo que hacer aquí- juntando las revistas.
-Solo espero que no hagas ninguna tontería- observándola.
-No te preocupes, no será así- haciendo una mueca- solamente necesito un tiempo lejos de aquí. A solas- aclaro.
-¿Cuánto?-quiso saber.
-El suficiente- contesto.

* * * * *

El silencio se formo en la sala, pero fue Sergey el primero en levantarse para abrazar tanto a su hija como a su futuro yerno.
-Felicidades- abrazando a Katya- no sabes cuánto gusto me da que haya conocido a este muchacho, hija.
-Y yo estoy feliz de haberlo encontrando- sujetando la mano de Aleksei.
-Cuídala- dijo Sergey abrazándolo.
-Así será Sergey- contesto. Inessa hizo lo propio con ambos dejando a Elena última. Tanto Aleksei como Katya la habían abrazado rápidamente, pero no era momento para arruinar la celebración alegre que estaban teniendo.
-¿Y cuando planean la boda?-pregunto Inessa.
-Aun debemos ver algunas cosas con Aleksei, mama- respondió Katya- pero no te preocupes, que en cuanto estemos listos, estaré encantada de que puedas ayudarme.
-No lo dudes cariño- respondió.
-Cuídala mucho, Aleksei- dijo Elena observando al rubio- Katya es una gran persona.
-No te preocupes Elena- contesto serio- yo no lastimo a las personas- aclaro. La pelirroja se incomodo por esto se alejo, bajo la mirada confusa de Sergey.
-¿Todo bien, hija?- pregunto a su lado.
-No es nada-negando- supongo que esto me ha tomado a todos por sorpresa ¿verdad?
-Bueno, Katya está embarazada-contesto- iba a comenzarse a tardarse si aun no lo hacía- riendo.
-Cierto- asintió- debo irme, recordé que tengo varias cosas que terminar y el tiempo se me agota.
-¿Tan pronto?-pregunto Sergey.
-Así es-contesto- espero sepan disculparme.
-No te preocupes Elena, no es nada nuevo-contesto Katya. La pelirroja mayor simplemente asintió comprendiendo que quizás sea mejor marcharse de ahí antes que cualquier discusión se desatara.
-Espera Elena- la detuvo Inessa- necesito hablar contigo antes.
-Mamá, es para…
-No será eso-la interrumpió- tu y yo necesitamos hablar, por favor- pidió.
-Nosotros vamos a estar en la cocina- dijo Katya. Tanto Aleksei como Sergey se marcharon dejándolas a sola.
-Bien, sentémonos- dijo Inessa señalando las sillas. Elena no protesto y lo hizo- Lena, antes que nada espero que sepas comprender mi reacción de la última vez. Quiero que sepas que aquello que vi jamás pudo haber pasado por mi mente ni por un segundo.
-Lo entiendo, mamá. Quizás yo…
-No, déjame terminar antes-pidió. Elena guardo silencio y asintió- te he criado de la manera más correcta posible, siempre demostraste tener ya esa personalidad desde pequeña y sabia que las discusiones iban a aumentar a medida que siguieras creciendo. Con Katya lo he hecho de la misma manera y sin embargo ella…-deteniéndose- no puedo decir que te entiendo completamente- confeso- pero sé que en esto nadie ha tenido algo que ver.
-Es que no es así, mama- contesto.
-Lo sé, ya lo he pensado demasiado y ahora lo sé-tomando su mano- Aleksei es un gran muchacho, todos los Volkova lo son-sonriendo.
-Estás en lo correcto-
-Y bueno, Yulia-suspirando- es una chica muy encantadora y educada –dijo muy a su pesar- no puedo entenderlo todo Lena, pero quiero que sepas que yo no voy a interferir en nada. Katya me ha contado con tanta naturalidad todo esto y supongo que debería comenzar a verlo de la misma manera.
-Gracias, mamá- agradeció.
-También me he enterado de otras cosas, Lena-cambiando su tono- Katya me ha contado de todo aquello que sucedió en mi ausencia. Y eso incluye lo de tu…
-¡Por Dios! ¿Es que nunca puede guardarse nada?-levantándose-
-Por favor, Lena. No te enfades con ella- imitándola- era muy necesario que lo supiera para entender muchas cosas de ti, no la culpes por eso.
-Pero no tiene que ir por ahí contándole eso a todo el mundo.
-No fue a todo el mundo, Lena. Fue solamente a mi-contesto Inessa acercándose a ella- ¿Por qué sufriste sola, hija? ¿Por qué dejaste que eso te consumiera sola, Lena?
-Nadie iba a darme la solución, mama- se lamento- hiciera lo que hiciera, yo…
-Ven aquí- abrazándola- ¿ibas a contármelo en algún momento?
-Por supuesto que sí, pero no estaba preparada-dijo- no aun.
-Te entiendo- suspirando- espero que sepas que ahora tienes todo mi apoyo, hija. Absolutamente todo.
-Gracias, mamá- respondió.
-Solo que hay algo que aun no comprendo-mirándola- Lena, he visto las noticias ¿Cómo es que ahora te casas con ese hombre?
-No quiero hablar de eso ahora- alejándose-
-Es que ya no estoy comprendiendo nada, Elena- contesto- un día te veo con Yulia y ahora ¿esto? Estoy muy confundida.
-Es una larga historia, pero como ya te dije, no quiero hablar de eso-
-Pero hija…
-Ya la escuchaste mamá- dijo Katya apareciendo- Lena al parecer tiene demasiados secretos que aun no quiere revelar, quizás más adelante nos enteremos por las noticias cual será la próxima sorpresa.
-Katya, por favor…- suspiro Elena.
-No, Lena, por favor tú-señalándola- ya no logro entenderte- negando- ¿no tenias trabajo que hacer?
-¡Katya!- la regaño Inessa.
-Tienes tazón- recogiendo sus cosas- se que no soy una buena compañía para ustedes ahora mismo.
-Estas en lo cierto-contesto su hermana cruzada de brazos- suerte Lena, creo que vas a necesitarla.
-Despídeme de Sergey y Aleksei- pidió antes de marcharse.
-¿Qué sucede con ella?-pregunto Inessa confundida. Katya simplemente levanto sus hombros estando en las mismas condiciones que se madre.

Elena no se había vuelto a presentar en la casa de Katya durante unos cuantos días después de eso. La comunicación entre las hermanas estaba flaqueando y ella sabía que no podía quejarse por eso, comprendía su enojo y no iba a hacer nada para intentar calmarla. Elena había vuelto a su rutina de trabajar sus largas horas para mantenerse alejada de su realidad, aunque siempre aparecía algo que le recordaba el infierno que estaba viviendo.
Por otra parte, Yulia había tenido varias reuniones en la empresa de Oleg comunicándoles a todos su situación. Nada de lo que estaba a punto de hacer iba a perjudicar a nadie, simplemente organizo todo de manera que nadie fuera a necesitarla por un tiempo. Apareció en su revista después de tener días de no hacerlo y fue consciente de las expresiones de sorpresa de todos al verla entrar tan elegante como siempre.

-¿Me llamo, señorita Volkova?-pregunto Alexa entrando.
-Así es Alexa- dijo buscando algo en su escritorio- este es el numero del señor Magné, quiero que te comuniques con él y me hagas una cita lo más rápido posible.
-Así será-tomando el papel- ¿alguna otra cosa más?
-Solo eso-contesto- en cuanto te lo haya confirmado me avisas.
-Está bien- asintió antes de marcharse. Yulia estuvo anotando las próximas ordenes para su revista y revisando algunas cosas cuando su oficina fue invadida.
-Que bueno es verte aquí de nuevo-dijo Aleksei entrando- ¿Cómo te encuentras, Yulia?-pregunto sentando.
-Bien- respondió sin mirarlo.
-¿Estás segura?-volvió a preguntar.
-¿Dudas de mi?- mirándolo.
-No-negando- solo es que tengo tiempo de no verte. No contestabas las llamadas y María decía que nunca estabas disponible. El tiempo aquí se volvió algo loco y no podía ir a ver como estabas hasta la empresa y ahora, te apareces aquí sin avisar y estas como si nada. No me culpes si pregunto como estas.
-Pues estoy bien Aleksei-contesto- tu mismo lo estás viendo.
-Yo no estaría tan seguro de eso-dijo- es que no lo estas, Yulia. Te conozco, mas después de lo que paso con…
-Por favor, Aleksei- lo interrumpió- voy a pedírtelo una vez, solo una vez- señalándolo- no quiero hablar de ese tema. No quiero escuchar su nombre y tampoco que se diga algo referente a eso ¿está claro?
-Entonces no me equivocaba-levantándose- no intentes fingir en frente mío, hermana.
-Nadie esta fingiendo- respondió- simplemente ya he superado todo eso. Ya pasaron varios días, no voy a seguir lamentando eso eternamente.
-Está bien, será como quieras-dijo- pero quiero que sepas que si necesitas hablar con alguien, soy todo oídos.
-Aprecio eso, pero gracias, no será necesario- dijo- ¿podríamos cambiar de tema? por favor.
-Seguro-dijo- ¿sabes? Ya lo he hablado con Katya y esta noche cenaremos junto a mamá y a papá para anunciarles nuestro compromiso, ya hemos hecho lo mismo con los padres de Katya, aunque sé que no era una sorpresa para ti ¿podrías ir?-pregunto- sería lindo que este la familia unida.
-Por supuesto- contesto- solo avísame la hora y estaré ahí.
-Sabía que podía contar contigo-levantándose- voy a llamarte- mirándola. Yulia asintió concentrada en lo suyo aunque estuvo consciente durante todo el rato que Aleksei estaba observándola, decidió ignorarlo, pero no sabía hasta cuando iba a seguir de esa manera.
-¿Qué?-pregunto sin aguantarlo.
-Nada-levantando sus hombros- realmente no vas a hacer algo ¿cierto?
-Aleksei…
-Está bien, está-dijo- no dije nada, no lo he hecho- Aleksei se dirigió listo para irse, pero se detuvo justo antes de abrir la puerta- solo evita mirar las noticias dentro de 3 días- aconsejo.
-¿Por qué?-pregunto intrigada Yulia.
-Porque habrá boda- fue lo que dijo antes de irse. Dejando a Yulia completamente muda de la sorpresa.

El anuncio del compromiso de Aleksei a sus padres lograron desviarla durante un momento lo que le había dicho, pero no lo suficiente. ¿Solamente faltaban tres días? ¿Es que ya todo estaba preparado de hace tiempo? Yulia decidió dejar de matizarse tanto con el mismo asunto y se unió a la alegría familia. Aunque sabía que iba a durarle poco.
Y como si todo estuviera en su contra, los tres días restantes pasaron demasiado rápido como para aceptar la realidad que le tocaba.

Elena estaba a solas, maquillándose frente a un gran espejo maldiciendo a la vida. Tenía que hacer un gran trabajo para acomodar el aspecto que descuidado que lucía, el brillo en sus ojos que tenia de hace tiempo atrás ahora era opaco. Apenas podía probar la comida y para empeorar el asunto, nadie estaba a su lado para apoyarla.

-Ni siquiera lo merezco- murmuro lamentándose.
Quizás las cosas habían salido horriblemente mal, pero estaba evitando una desgracia, aunque se condenara a sí misma. Pensar que hace tanto, pero tanto tiempo atrás ella estaba deseando ese momento con tantas ansias que le costaba respirar, y ahora sentía que con cada soplido de aire la felicidad se alejaba más de ella. Que ingenua había sido.
-Una mujer jamás debe lucir triste antes de su boda- escucho detrás de ella. Elena se levanto dejando mostrar su vestido blanco.
-Viniste-murmuro sorprendida.
-No porque este apoyándote, créeme-avanzo hacia ella- en esto no estoy de tu lado y tú lo sabes, Lena. Quiero que sepas que aun sigo enojada contigo por lo que le hiciste a Yulia.
-No creo que lo estés más que yo, Katya-contesto bajando la mirada.
-¿Cómo es que pudiste hacerlo?-pregunto - ¿Cómo es que puedes si quiera mirar a ese infeliz, Lena? ¡juro que hasta yo quiero ahorcarlo con mis propias manos!
-Créeme que si las razones no fueran grandes, yo no estaría haciendo esto.
-Entonces explícate- cruzándose de brazos- quiero escucharte. Quiero saber porque estás haciendo esto-pidió Katya.
Elena suspiro y finalmente cedió. Al menos alguien debía saberlo. Narro todo desde la aparición de Vladimir y como este estaba extorsionándola para seguir quitándole el dinero que tanto ella había trabajado. Katya a medida que escucha se ponía aun más furiosa y con ganas de asesinar a ese desgraciado. Ya que no solo estaba haciendo eso por avaricia, sino que estaba también robándola la felicidad a su hermana y a Yulia.
-¿Y eso es todo?-pregunto una vez que Elena termino de contarlo.
-¿Te parece poco a caso?
-Lo que me parece poco es tu propio coraje, Lena-contesto- estas todo el tiempo gritándole a todo el mundo en tu revista aquí y allá, mostrando siempre tu cara de piedra y haciéndole frente a cualquiera que se atreva a contradecirte. Y ahora, de la nada se aparece este bueno para nada y tú ¿simplemente te vuelves una sumisa?
-¡Me tiene amenazada Katya!-estallo- me dijo que iba a hacerle daño a Yulia sino lo obedecía ¿entiendes eso? Ya lo hizo una vez, no podría perdonarme que le suceda algo por mi culpa.
-¿Y la humillación que paso no la lastimo a caso?-pregunto. Elena simplemente guardo silencio – no creo que algo la destroce más que eso, eres increíble-negando- tienes tanto poder y actúas como si tuvieras las manos atadas.
-Es que así estoy sintiéndome, Katya.
-Pero no es así-contradijo- ¿Y qué sucederá una vez que te cases?-pregunto- ¿También seguirás haciendo todo lo que te ordene?
-¡Por supuesto que no!
-¡Pues no lo parece!-grito- ¿Tan poco valió Yulia para ti? ¿Y qué sucedió con todo eso de que te hacia feliz y demás? En serio pensé que habías cambiado Lena.
-Y así fue, Katya-
-¡Entonces demuéstralo!-ordeno- levanta tu trasero de ahí y ve a buscar lo que realmente quieres. Dale a ese imbécil lo que tanto se merece ¿y que si te amenazo? Puedes hacer lo mismo, tienes los medios para eso.
-Pero yo…
-Apenas estoy en mi segundo mes de embarazo Lena, déjame tener mi maldito humor explosivo cuando se deba- exclamo- ¿realmente vale perder todo por lo que siempre has luchado por esto? Dime, ¿Qué significa Yulia para ti? Solo dime eso-pidió. Elena suspiro comprendiendo que Katya tenía absolutamente razón en todo, y aunque odiara aceptarlo, ella había sido la única que se había equivocado.
-Todo-contesto- significa todo- sin titubear.
-Eso esperaba oír- asintió- ahora espero que te muevas de ahí y vayas a buscar tu todo si es que quieres conocer a tu próximo sobrino- amenazo.
-Katya- se levanto emocionada.
-Ahórratelas, conmigo no vas a necesitarlas –dijo.
-¿Qué he hecho para merecer una hermana como tú?-pregunto mientras la abrazaba.
-Solo espero que tú actúes igual cuando yo cometa alguna tontería- correspondiendo- aunque sé que no será algo de tu nivel-
-A eso no lo dudes-mirándola.
-Vete, deja de perder el tiempo aquí.
-Pero debería…- señalándose.
-¿Qué importa eso Lena?-mirándola- solo van a mirarte un poco ¡vete!-señalo la puerta.
-Si-asintió.
Elena salió del lugar aspirando el aire del exterior. Corrió hasta el auto bajo la mirada de las personas, pero no le importo. Estaba haciendo lo correcto
-¡Vamos Michael!-grito feliz- llévame ahora hasta la revista “Volk” ¡Vamos, vamos!
-Enseguida, Elena- dijo encendiendo el auto, sintiéndose contagiado. El también sabía que estaba haciendo lo que debía.

https://www.youtube.com/watch?v=XbI1FpLd4Vk

Elena observo por la ventana y le pareció que el auto iba demasiado lento. Le grito una vez más a su chofer que se apresurara, ya no quería perder ni un segundo más. Katya le había hecho ver la realidad que ella no había sabido descubrir, una vez más, por su cuenta. Había sido una sola cosa la que necesito durante todo este tiempo y la había tenido con ella ¿Y si fuera ella? ¿Y si fuera Yulia lo único que necesitaba para sentirse en la absoluta dicha? ¡Por supuesto que lo era! Siempre lo había sido. Ahora solo esperaba que supiera comprenderla y juntas poder acabar de una vez con aquel pasado que la había alcanzado.

-Ya estamos aquí Elen…-dijo Michael deteniéndose. Elena ya estaba corriendo lo mejor que podía con el vestido. Entro al edifico y fue directo a un ascensor, que para su fortuna, estaba vacío y esperándola. El tiempo volvió a ponerse lento a medida que ascendía y observaba los números restantes para llegar a la oficina de Yulia. En cuanto la puerta se abrió, salió siendo observada por todos los empleados que la miraban más que sorprendidos.
Elena llego hasta la oficina de Yulia y la abrió con felicidad extrema, pero esto cambio cuando no fue a Yulia a quien encontró.
-¿Dónde está Yulia?-pregunto.
-No está aquí-dijo Aleksei sentado sobre su escritorio.
-¿Dónde está? Necesito hablar con ella.
-Ella se ha ido Elena-contesto.
-¿Cómo es que se ha ido?- pregunto- llámala, dile que estoy aquí.
-No creo que eso sea posible- observando su vestido- ella se fue Elena. Yulia se ha ido a París.
-¿París?-pregunto sorprendida- ella no pudo haberse ido, no-susurro.
-Aunque técnicamente su vuelo aun no ha salido-observando su reloj- si te apuras puedes llegar a tiempo, tienes unos minutos antes de que el avión despegue.

Aleksei ni siquiera había terminado de hablar cuando Elena se encontraba corriendo de la misma manera en la que lo había hecho al ingresar. Al salir del edificio le ordeno a Michael llevarla al aeropuerto a la vez que se quitaba los zapatos. Aquello iba a servirle para moverse más tapido. Solo esperaba que Yulia no se subiera al avión, o que el vuelo se cancelara, lo que sea, pero no quería que su morena se alejara de ella. Cualquier cosa con tal de que eso no suceda.
El auto paro frente a la entrada del aeropuerto y Elena salió atropelladamente de él. Había llamado la atención de todas las personas al ingresar, busco y recorrió el lugar donde podría estar Yulia, pero la desesperación estaba consumiéndola al no encontrarla. Elena noto que estaba siendo demasiado observada cuando se escucho el anuncio del vuelo.

-No, no, no-murmuro- no puedes irte Yulia, no puedes dejarme- pidió susurrando. Y justo cuando estaba a punto de darse por vencida, Yulia apareció metros delante de ella alejándose para ir directo a la cola- ¡Yulia!-grito corriendo. Elena empujo a las personas sin importarle las protestas de estas- ¡Yulia!-volvió a gritar. La morena escucho su nombre y giro encontrando a su buscadora. En cuanto Elena noto que sus miradas conectaban, podía decir que comenzó a vivir nuevamente, pero esto no duro mucho cuando vio Yulia negar con la cabeza y retomar su viaje- no, Yulia- dijo avanzando hacia ella.

Las personas se interponían en su camino y Yulia estaba alejándose cada vez más y más. Si no hacia algo en ese preciso momento, ya no había vuelta atrás. Y entonces llego la respuesta, Elena supo en ese mismo instante que era momento de revelar aquello que venía callando. Era ahora o nunca.

-¡Yulia te amo!-grito con todas sus fuerzas. Y solo así logro que Yulia se detuviera.

pei_17

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 13/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

enemigas y algo mas

Mensaje por lamenor324@gmail.com el Vie Feb 26, 2016 6:45 pm

Joder me asustaste pense que la secuestraron,pero valio la pena la intriga

lamenor324@gmail.com
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Aleinads el Vie Feb 26, 2016 7:17 pm

OMG OMG OMG OMG!!!!!!!!! Has vuelto :') y con tripleta... QUE TRIPLETA!!! Confieso que me has hecho llorar un poco y sentí un dolor fuerte con la tonta decisión de Lena, pero que Gracias a la hermosa Katya recapacito! Espero que Por amor a Dios no te pierdas por medio año ahora y nos traigas otra super mega conti tan espectacular como esta... TE ADOROOO!! ♥ GRACIAS MIL GRACIASSSSS!!! cheers sunny Very Happy Very Happy Very Happy I love you
avatar
Aleinads

Mensajes : 422
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por queen_01 el Vie Feb 26, 2016 11:36 pm

cielo santo estos 89 dias valieron la pena DIOS cheers cheers cheers pero no lo vuelvas hacer hee!!!

queen_01

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 08/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Kano chan el Vie Feb 26, 2016 11:46 pm

Mierda, decir que os odio es poco. Sad estoy sumamente cabreada y para colmo quien sabe cuando actualizas !! Grrrr estoy super enfadada !! Y no tengo a quien culpar (a parte de a ti ) o sea entiendo a Elena y juro que sentí el dolor de Yulia !! Ostia que donde demores mucho con la conti te buscare hasta asesinar te lo juro !!!!
avatar
Kano chan

Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por andyvolkatin el Sáb Feb 27, 2016 12:49 am

Hola Very Happy
que buenos capitulos que excelente historia
me hiciste llorar a la vez que leia
quiero saber que pasa mas de una persona quiere eso
no te demores con la continuacion o vas a provocar suicidios
por esperar mucho Rolling Eyes
Esta pregunta es aparte vas a escribir otra historia cuando
acabes esta o nos abondaras definitivamente
(esperando que NO) pale
Saudos cheers
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Kano chan el Sáb Feb 27, 2016 4:05 pm

casi infaro cuando no encontro a yulia en la revista ! ahora solo resta esperar por la respuesta de Yulia !!
avatar
Kano chan

Mensajes : 253
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

***

Mensaje por Zanini-volk el Dom Feb 28, 2016 12:18 am

Madre de Jesús!!! Que me muero y resucito!!! Ojala y la escuche, ojala y ya no sufran más. Capítulo genial!!!

Zanini-volk
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Que historia!!

Mensaje por Zanini-volk el Dom Feb 28, 2016 3:12 pm

PEI.por fa no demores con la continuación, es que esta genial la historia y yo soy tu fiel lectora.

Zanini-volk
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Zaeta el Dom Feb 28, 2016 9:09 pm

Madre mia!!!!! Que alguien le caiga a Yulia para que no se vaya!!
Que alguien le caiga a Pei para que nos traiga conti!!!! ok no... Saludos! Espectacular como siempre

Zaeta

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 16/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ENEMIGAS Y ALGO MÁS

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 10. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.