AMOR ANTE TODO

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: AMOR ANTE TODO

Mensaje por carlagrif el Lun Nov 16, 2015 11:03 pm

montsejade0847: Hola, gracias por leer y comentar, me tarde en continuar porque he estado muy ocupada. Pero ya esta aqui la continuación. Saludos.
andyvolkatin: Hola, gracias por leer y comentar, y también por seguir la historia desde el principio y esperar la continuación Very Happy Saludos.

Gracias a tod@s l@s que le dieron una oportunidad a la historia y esperaron las continuaciones, este es el último capítulo, espero que les guste el final. Saludos.


Días después
Hanna: ¿Y las niñas?
Andrea: Están con tú madre
Hanna: Iré por ellas (a punto de salir)
Andrea: Espera, ¿podemos hablar un momento?
Hanna: Dime
Andrea: Yo… lo siento, supongo que estás muy ocupada, podemos hablar después (triste)
Hanna: No estoy ocupada, qué quieres decirme
Andrea: En realidad quisiera pedirte un favor, ya sé que no quieres que seamos amigas, pero, ¿podríamos tener una relación más cordial?
Hanna: Lo intentaré
Andrea: Gracias (sonriendo)
Hanna: Nos vemos después (saliendo)


Carmen: Buenas tardes Andrea
Andrea: Buenas tardes
Carmen: ¿Te encuentras bien? (preocupada)
Andrea: Si, no… en realidad no
Carmen: Vamos (tomándola del brazo y subiendo las escaleras) ¿Qué pasa?
Andrea: No se si podré soportar esta situación, ya no se que hacer
Carmen: En verdad quiero ayudarte, pero no te entiendo, ¿Hanna y tú han hablado?
Andrea: Si, hemos llegado a un acuerdo, nos divorciaremos después de dos años
Carmen: Lo sé, Hanna me lo contó, pero no creí que lo dijera en serio, ¿por qué aceptaste?
Andrea: No lo sé, creo que aún estaba molesta y confundida
Carmen: ¿Estabas?, eso quiere decir que ya no (sonriendo)
Andrea: No lo sé, ya no importa
Carmen: Claro que importa, se trata de tus sentimientos, ¿qué sientes por Hanna?
Andrea: Nada, además ella tampoco siente nada por mí
Carmen: ¿Por qué estas tan segura?
Andrea: Le propuse que fuéramos amigas y me dijo que no
Carmen: Comprendo (sonriendo)
Andrea: Lo ves, cómo puede amarme todavía si ni siquiera quiere mi amistad
Carmen: Precisamente por eso, su amor es tan grande que esta dispuesta a renunciar a ti completamente
Andrea: Pienso que te equivocas, de todas formas hoy hablamos y me dijo que intentará que tengamos una relación cordial
Carmen: Creo que es un gran avance, pero no será suficiente para ninguna
Andrea: Gracias por escucharme, ¿me prometes que no le contaras nada?
Carmen: Te lo prometo, recuerda que también soy tu amiga y eso incluye mi discreción


Andrea: ¿Cómo te fue?
Hanna: Bien, gracias
Andrea: Carmen vino a vernos, te espero un rato pero se fue
Hanna: ¿Sola? (preocupada)
Andrea: No, la acompaño un sirviente
Hanna: Enviaré a alguien para saber si está bien
Andrea: ¿Por qué?, ¿Qué pasa? (preocupada)
Hanna: No debe viajar sola, debe cuidar su embarazo
Andrea: ¿Está embarazada? (Hanna asintió), no te preocupes seguramente esta bien es sólo un embarazo
Hanna: No es sólo un embarazo (molesta)
Andrea: No quise decir…
Hanna: Ya se que a ti no te importa lo que pueda pasarle, ¡no te importa nadie! (Andrea subió corriendo a su cuarto y Hanna la siguió)

Hanna: Lo siento (entrando), te dije que intentaría que nuestra relación fuera cordial
Andrea: Reconozco que fui injusta contigo, pero eso no quiere decir que no me preocupe por los demás (con la voz quebrada y los ojos llorosos)
Hanna: Lo sé
Andrea: Carmen me agrada, lo del embarazo… me refería a que va a estar bien, yo no quería decir…
Hanna: Lo sé, lo siento, estaba molesta y me desquite contigo. Perdóname por favor (Hanna no pudo soportarlo más y la abrazo)
Andrea: Esta bien, estoy un poco cansada, me gustaría dormir
Hanna: Si, me voy (soltándola)
Andrea: Espera… ¿podrías abrazarme hasta que me duerma? (ruborizada)
Hanna: Claro (sintiéndose feliz después de mucho tiempo)
Después de unos minutos Andrea se quedó dormida y Hanna la contempló por un momento, aunque quería quedarse no lo hizo, lo mejor por ahora era irse, así que deshizo el abrazo cuidando no despertarla y se fue a su cuarto.

Al día siguiente
Andrea: Buenos días
Hanna: Buenos días
Andrea: Gracias
Hanna: ¿Por qué?
Andrea: Por quedarte conmigo hasta que me dormí
Hanna: De nada (desayunaron en silencio, pero ninguna se sentía incómoda). Es hora de irme. Nos vemos en la tarde
Andrea: Nos vemos. Que tengas un buen día (sonriendo)
Hanna: Gracias (saliendo)


La relación era cordial, sin embargo, ninguna de las dos se sentía satisfecha, Andrea por un lado estaba ocupada cuidando a las niñas y haciéndose cargo de la casa, pero cuando no tenía nada que hacer sólo pensaba en Hanna y en lo que sentía por ella, Hanna por otro lado, se encargaba de los negocios y pasaba su tiempo libre con las niñas, pero también pensaba en Andrea, se preguntaba si su plan resultaría, ó quizá debería decirle que la amaba y se conformaba con estar a su lado.


Andrea: Tienes razón, siempre la tuviste
Carmen: Me alegra saberlo, pero ¿de qué hablamos exactamente?
Andrea: De Hanna, sí siento algo por ella (Carmen sonrió). ¿No vas a decir nada?
Carmen: ¿Qué harás?
Andrea: Nada
Carmen: Andrea, supongo que debiste pensarlo mucho y admitirlo tampoco fue fácil, pero debes ser aún más valiente y decírselo
Andrea: ¿Y si ya no me quiere?
Carmen: Eso es imposible (sonriendo), y tú lo sabes
Andrea: No creo que pueda soportar su rechazo
Carmen: Ella te ama y tú la amas, ¿verdad?
Andrea: Si, pero…
Carmen: Los peros son importantes, más no insuperables, dile como te sientes y podrán arreglar las cosas
Andrea: Lo intentare, gracias (abrazándola)
Carmen: No es nada. Ahora debo irme, Hanz se pone un poco nervioso si no estoy en casa antes de las cinco
Andrea: ¿Has tenido más preocupaciones con tu embarazo?
Carmen: No, eso ya paso, pero Hanz no quiere correr ningún riesgo, si fuera por él estaría todo el día conmigo y no me dejaría hacer nada
Andrea: Lo sé, Hanna era igual (sonriendo), ¿qué pasa?
Carmen: Nada (pensativa). Habla con Hanna
Andrea: Lo haré


Días después
Hanna: Buenos días
Andrea: Buenos días
Hanna: Ayer llegue muy tarde y no quise despertarte, me alegra poder despedirme
Andrea: ¿Despedirte?
Hanna: Si, tengo que arreglar algunos asuntos, confió en estar de vuelta en dos semanas
Andrea: Tanto tiempo
Hanna: No tienes de que preocuparte, dejaré a mis hombres de confianza cuidando la casa y mis padres vendrán con frecuencia, ó pueden irse con ellos si te hace sentir más segura
Andrea: No es eso lo que me preocupa, me preocupo por ti
Hanna: Tendré cuidado y me acompañará una escolta
Andrea: Te voy a extrañar mucho
Hanna: ¿En serio?
Andrea: Si… ¿podríamos hablar?
Hanna: Claro
Andrea: Yo…
Sirviente: Disculpen, señor esta todo listo para su viaje
Hanna: Gracias, voy en un momento
Sirviente: Permiso (saliendo)
Hanna: Continúa
Andrea: Debes irte, hablaremos cuando regreses
Hanna: ¿Segura?
Andrea: Si, buen viaje (abrazándola)
Hanna: Gracias, hablaremos cuando vuelva (saliendo)


Días después
Hanna: Buenas tardes
Andrea: ¡Has vuelto! (abrazándola)
Carmen: Hola (sonriendo), supongo que es hora de irme
Andrea: Dijiste que te quedarías a comer (soltando a Hanna)
Carmen: Si, pero hay que saber cuando no estorbar
Hanna: No estorbas, además no has comido y es tarde, así que te quedas
Carmen: Sólo un momento, Hanz llegará pronto y quiero estar en casa para recibirlo
Hanna: No te preocupes, yo te acompañare
Carmen: Tú acabas de regresar, además el chofer me espera
Hanna: No discutas, estas embarazada (sonriendo)
Andrea: Hanna tiene razón, deja que te acompañe
Carmen: Esta bien, gracias a las dos

La comida fue un ligero refrigerio, porque ya era un poco tarde y ninguna de las tres tenía mucha hambre, Hanna acompañó a Carmen y regreso a su casa.

Andrea: No tardaste, pedí que prepararan el baño, pero aún no esta listo
Hanna: Gracias, podemos hablar mientras espero
Andrea: Si, ¿cómo estuvo el viaje?
Hanna: Los caminos están un poco estrechos y uno de los caballos perdió el control
Andrea: ¿Estas herida? (preocupada)
Hanna: No, afortunadamente lo pudimos controlar y nadie resulto herido
Andrea: Que bueno
Hanna: ¿De que querías que habláramos?
Andrea: De nosotras, digo de nuestra situación (nerviosa)
Hanna: De nuestra situación (decepcionada), está bien, dime lo que quieres
Sirviente: Disculpen, el baño está listo
Hanna: Gracias
Sirviente: Permiso (saliendo)
Andrea: Mientras te bañas iré a dormir a las niñas (saliendo)

Hanna: ¿Ya se durmieron?
Andrea: Si… no se como decírtelo, tú has sido muy generosa conmigo y yo no me he portado muy bien, lo siento
Hanna: No te preocupes, en un mes serás libre, me gustaría ver a las niñas como habíamos quedado…
Andrea: ¿Seré libre?, ¿te vas a divorciar de mí?
Hanna: Eso es lo que querías pedirme, ¿no?
Andrea: No, yo quería pedirte una oportunidad para estar juntas, estoy enamorada de ti
Hanna: ¿Lo dices enserio?, ¿me amas?, ¿pero cómo…
Andrea: Sí, te amo, me costo reconocerlo, pero en verdad te amo Hanna y espero que tú aún me ames
Hanna: Nunca he dejado de amarte (abrazándola). Me has hecho muy feliz (besándola), pensé que querías romper el contrato y alejarte de mi cuanto antes
Andrea: Si quiero romper el contrato, para quedarme contigo toda la vida (besándola)
Hanna: ¿Estas segura?
Andrea: Completamente (sonriendo)
Hanna: Aún debemos aclarar muchas cosas
Andrea: Lo sé, pero lo haremos mañana, debes estar cansada y ya es tarde
Hanna: Esta bien, buenas noches (a punto de salir)
Andrea: ¿A dónde vas?
Hanna: A mi recamara
Andrea: Tu recamara es esta, quiero decir nuestra recamara (sonriendo)
Hanna: Nuestra recamara (sonriendo)
Esa noche durmieron abrazadas y con la tranquilidad que hace meses ninguna de las dos había tenido.

Al día siguiente
Hanna: Buenos días (sonriendo)
Andrea: Buenos días (sonriendo)
Hanna: Voy a cambiarme y regreso para que bajemos a desayunar
Andrea: Si, yo también voy a vestirme
Hanna: Ahora regreso (a punto de salir)
Andrea: Hanna, puedes pedir que traigan tus cosas hoy mismo
Hanna: Lo haré (saliendo)

Hanna: ¿Estas lista?
Andrea: Casi
Hanna: ¿Te encuentras bien?
Andrea: Si, sólo me duele un poco la cabeza, tomaré una pastilla y…
Hanna: ¡Andrea! (sosteniéndola antes de que cayera al piso), trae al medico (diciéndole a un sirviente)

Hanna: ¿Cómo está?
Médico: Aún sigue inconsciente, parece que sólo se trata de un ligero desmayo, esperare un rato a que despierte
Hanna: Íbamos a desayunar, ¿cree que se deba a que no se ha alimentado bien?
Médico: Podría ser un factor o sólo un problema menor, le haré unas preguntas y le recetaré unas inyecciones

Médico: ¿Cómo se siente?
Andrea: Un poco mareada
Médico: ¿Qué paso?
Andrea: Iba a bajar a desayunar y me desmaye, ¿dónde está Ha…, mi esposo?
Médico: Esta abajo, usted parece estar bien, pero necesita descansar, en unos días vendré a revisarla
Andrea: Gracias, ¿puede decirle que suba?
Médico: Claro, permiso (saliendo)

Hanna: ¿Ha despertado?
Médico: Si, pidió que suba
Hanna: ¿Qué tiene?
Médico: Sólo fue un desmayo, necesita comer bien y descansar, en unos días estará bien
Hanna: Gracias doctor
Médico: No es nada, con su permiso me retiro (saliendo)

Hanna: ¿Cómo te sientes?
Andrea: Bien
Hanna: El doctor me dijo que debes comer bien y descansar, en unos días estarás mejor
Andrea: Si, me lo dijo… necesito decirte algo importante (sonriendo), por fin re…
Sirviente: Disculpen, traigo la comida para la señora
Hanna: Gracias
Sirviente: Permiso (saliendo)
Hanna: Come, te ayudo a sentarte
Andrea: Después, es más importante…
Hanna: Nada es más importante que tu salud (Andrea iba a protestar), primero come y luego hablamos. Ahora vuelvo, voy por tus medicinas (saliendo)

Andrea terminó de comer y puso la bandeja vacía en la mesa de noche, estaba impaciente por darle la buena noticia a Hanna, pero tardo demasiado en subir y Andrea se quedó dormida.
Hanna: Siento haber tardado tanto, tuve que conseguir las inyecciones… (viendo que Andrea se durmió sentada, la acomodó y la cubrió bien, para no molestarla se quedó en la habitación de al lado, estuvo pendiente de ella durante la noche)


Al día siguiente
Hanna: Buenos días, ¿cómo estás?
Andrea: Buenos días, estoy bien, siento haberme quedado dormida
Hanna: No importa, tarde en regresar porque fui a conseguir las medicinas
Andrea: Hanna…
Hanna: Lo importante es que te recuperes, voy a pedir que te sirvan el desayuno
Andrea: Cariño…
Hanna: Mientras traeré tus… ¿qué dijiste?
Andrea: Cariño (sonriendo), cállate un minuto, recuerdo todo, te recuerdo a ti
Hanna: ¿Cuándo?, ¿Cómo? (sorprendida), ¿Por qué no me lo dijiste? (abrazándola)
Andrea: Después de que me desmaye, trate de decírtelo ayer, pero me quedé dormida
Hanna: Que alegría (llorando)
Andrea: Lo siento, no llores por favor (apretando su abrazo)
Hanna: Lloro de alegría, ahora entiendo que quieren decir con “llorar de alegría”, me haz hecho tan feliz (besándola)
Andrea: Yo también soy muy feliz
Hanna: ¿Te duele la cabeza o algo?
Andrea: No, estoy bien
Hanna: De todas formas debes comer, aún estas débil, les pediré a todos que vengan, se pondrán tan contentos (besándola), regreso en un momento (saliendo)

Carmen: Buenos días Hanna, me alegra encontrarte
Hanna: Buenos días, a mí también, tengo que darte una gran noticia (sonriendo)
Carmen: Me lo imagino, Andrea y tú se darán una oportunidad (sonriendo)
Hanna: Es todavía mejor, lo recuerda todo, me recuerda
Carmen: Es maravilloso (abrazándola), ¿Cómo sucedió?
Hanna le contó todo lo que había pasado y que les pidió a todos que fueran a su casa

Carmen: Precisamente quería comentarte algo, pero ahora tiene sentido
Hanna: ¿Qué pasa?
Carmen: El otro día que platicaba con Andrea sobre mí embarazo, le dije que si dependiera de Hanz no me dejaría hacer nada y menciono que tú fuiste igual, pero…
Hanna: No cuando estuvo embarazada de Hanna
Carmen: Si, por eso estuve pensando que talvez fue un recuerdo fugaz y pensé en decírtelo
Hanna: Gracias, de todas formas mandaré traer al medico que la atendió, para estar segura de que estará bien
Carmen: Pienso que es lo mejor, me gustaría verla, ¿aún no se despierta?
Hanna: Si, debe estar terminando de desayunar, sube, yo esperare a los demás para decirles


Carmen: Buenos días Andrea
Andrea: Hola Carmen (sonriendo)
Carmen: Hanna me dijo que recuperaste la memoria (sonriendo)
Andrea: Si, lo recuerdo todo, los recuerdo a todos, la recuerdo, finalmente pude recordarla
Carmen: Me alegra tanto (abrazándola)
Andrea: Gracias Carmen, gracias por estar siempre, por tus consejos y paciencia, por no abandonarme nunca, gracias por ser mi amiga
Carmen: Lo hice con gusto, siempre estuve convencida de que lograrías recordarnos, te quiero amiga
Andrea y Carmen platicaron un poco más, mientras Hanna les daba la buena noticia a todos, que para no fatigar mucho a Andrea sólo estuvieron un rato con ella.


Hanna: ¿Cómo te sientes?
Andrea: Bien
Hanna: El médico que te atendió esta fuera de la ciudad, cuando regrese le pediré que venga a verte
Andrea: Esta bien, ¿las niñas?
Hanna: Ya están durmiendo
Andrea: Eso quiere decir que no tenemos ningún pendiente (besándola), te deseo (Hanna la separo un poco)
Hanna: Deberíamos esperar, necesitas descansar
Andrea: Lo único que necesito ahora es estar contigo (besándola)
Hanna: Andy…
Andrea: Estoy bien, te necesito (besándola con pasión)
Hanna: Yo también (devolviéndole el beso)

Se desvistieron mutuamente, la ropa desapareció rápidamente y los besos y caricias eran cada vez más apasionados, casi desesperados, Andrea se colocó encima de Hanna y mientras besaba su cuello deslizaba las manos por los costados de su cuerpo, después las llevó a su pecho mientras la besaba intensamente, bajo una de sus manos al centro cálido de Hanna y la acarició notando la humedad, no pudo esperar mucho y deslizo los dedos en su interior, Hanna sólo pudo resistir unos instantes y con un gran gemido llegó al primer orgasmo de la noche. Tardo unos minutos en recuperar el aliento mientras Andrea descansaba sobre ella aún dentro de su cuerpo, cuando se sintió llena de energía se separo de Andrea y la recostó sobre su espalda,  besó sus boca, su cuello, lamió sus pechos, bajó a su estómago y siguió hasta llegar a sus labios, los tomo con delicadeza al principio porque quería hacerlo despacio pero la pasión se apoderó de sus pensamientos y la dominó el deseo, la tomó rápidamente, casi con desesperación, se detuvo hasta que sintió que Andrea se tensaba y se relajaba segundos después mientras su dulce sabor emanaba de su interior, Hanna subió por su cuerpo y la abrazo fuertemente, durante un tiempo ninguna dijo nada.

Andrea: Creí que no podría hablar de nuevo, me dejaste sin aliento
Hanna: Siento haber sido…
Andrea: No lo sientas (besándola), fue maravilloso, te amo
Hanna: Yo también te amo (besándola)
Andrea: Puedes seguir demostrándomelo (sonriendo)
Y Hanna se lo demostró, la siguiente vez fue lento y muy delicado, tanto que Andrea estaba perdiendo el control, pero Hanna supo compensarla y Andrea pudo agradecérselo después, esa noche fue muy larga, el sueño las venció hasta la madrugada.
 

Andrea: Buenos días cariño (besándola)
Hanna: Buenos días ADA (sonriendo), ¿cómo te sientes?
Andrea: Feliz (sonriendo)
Hanna: Yo también (sonriendo), pero hablo de tu salud, ¿te duele la cabeza ó te sientes mareada?
Andrea: Estoy bien, en serio, no debes preocuparte
Hanna: De cualquier manera, en cuanto el médico regrese le pediré que venga
Andrea: Esta bien. Hanna, me gustaría saber algo
Hanna: Dime
Andrea: ¿Cómo sabias que tu actitud podría ayudarme?
Hanna: Estuve pensando y recordé que una vez me dijiste que no soportarías mi indiferencia, así que decidí intentar recuperarte por última vez y ser indiferente
Andrea: Me alegra que funcionara. Me hizo reflexionar sobre muchas cosas
Hanna: A mí también, aunque algunas veces fui muy dura contigo, lo siento
Andrea: Yo también lo siento, siempre me arrepentiré de haberte golpeado (triste)
Hanna: Eso esta olvidado, además casi no dolió, eres una debilucha (sonriendo)
Andrea: ¿Debilucha? (Hanna asintió). Por eso ayer no podías moverte cuando estaba sobre ti (sonriendo con suficiencia)
Hanna: ¡ADA! (sorprendida y ruborizada)
Andrea: ¿Qué pasa cariño? (fingiendo inocencia)
Hanna: Ya lo sabes
Andrea: Lo sé (sonriendo). Por cierto, te ves adorable cuando te sientes avergonzada (besándola)
Hanna: Y tú te ves hermosa siempre (besándola)


Después de que el médico le aseguró a Hanna que Andrea estaba bien, organizaron un viaje, tuvieron una segunda luna de miel, se fueron durante dos semanas, Antonieta y Marina se hicieron cargo de las niñas, Carmen quería cuidarlas pero su embarazo estaba a punto de terminar y su médico decidió que era mejor que permaneciera internada unos días después dio a luz a un hermoso niño al que llamaron Carlos, como el abuelo de Carmen. Cuando Hanna y Andrea regresaron de su viaje se encontraron con la agradable sorpresa, ahora eran tías y posteriormente madrinas de un precioso niño.


Años después
Hanna: ¿Crees que si no hubieras recuperado la memoria seguirías conmigo?
Andrea: ¿A qué viene esa pregunta tan de repente?
Hanna: Sólo curiosidad
Andrea: No lo creo, estoy segura porque aunque mi cabeza no podía recordarte, mi corazón nunca te olvido, hubiera hecho todo por encontrarte, en este caso recordarte (sonriendo). Además sentía muchas cosas por ti, me costó aceptarlo pero me atraías mucho y sabía que estaba enamorada de ti. Estoy totalmente convencida de que permaneceremos juntas por siempre.
Hanna: Yo también, sin importar que lo nuestro es…
Andrea y Hanna: AMOR ANTE TODO

carlagrif

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 26/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: AMOR ANTE TODO

Mensaje por andyvolkatin el Mar Nov 17, 2015 7:53 pm

Hola Very Happy
que bonito capitulo y final
lastima que ya se acabo fue muy buena historia aunque no fue tatu
Ojala escribas otra así de buena
porque la seguiría cheers
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 404
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.