5 AÑOS DESPUÉS//Txsch

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: 5 AÑOS DESPUÉS//Txsch

Mensaje por Aleinads el Miér Oct 28, 2015 7:40 pm

Diossss pero que capitulo mas candente !!
avatar
Aleinads

Mensajes : 429
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 5 AÑOS DESPUÉS//Txsch

Mensaje por Hollsteinvanman el Jue Oct 29, 2015 8:57 pm

5 AÑOS DESPUÉS



Capítulo 19

El primer año de vida en común fue maravilloso para Lucy y Kasia, pasaron un mes en Londres y al terminar las grabaciones se mudaron a Barcelona.
Mientras Kasia grababa, Lucy estudiaba español, era un idioma que siempre había querido aprender pero por un motivo u otro nunca había tenido ocasión de hacerlo, también se apuntó a un curso para aprender a bailar sardanas, era un baile que le parecía muy alegre y curioso.

En cuanto Kasia tenía un minuto libre corría a buscar a Lucy, nada le hacía más feliz que descubrir los secretos de aquella maravillosa ciudad con la mujer que amaba, pasaron los días más felices de sus vidas juntas, pensaban que nada ni nadie podría separarlas.

Kasia terminó de grabar la película, empezó con la promoción y ahí empezaron los problemas, la rubia tenía que viajar constantemente y cuando tenía unos días libres en la ciudad para disfrutar con su chica, nunca podía, siempre estaba invitada a alguna fiesta o algún evento social y Lucy odiaba esas fiestas así que casi nunca la acompañaba, por lo que Kasia siempre iba acompañada de Elena, cosa que la joven castaña no soportaba, volvía a casa a altas horas de la madrugada, con un par de copas de más y al día siguiente dormía hasta tarde.

Ambas se fueron alejando más y más la una de la otra, Lucy se refugió en su trabajo, había conseguido un puesto como profesora de baile en una prestigiosa academia de Barcelona y en el arte, siempre le había gustado pintar, por lo que cuando terminaba su trabajo, asistía a un taller de pintura.

Kasia por su parte, compartía cada vez más tiempo con Elena, estaban más unidas que nunca y la rubia la hacía confidente de la frustración que sentía al ver que su relación con Lucy se iba a pique poco a poco, una tarde estaban sentadas, tomando una cerveza en una de las múltiples terrazas de la rambla.

"No sé lo que nos está pasando Elena, ayer cuando llegué no quiso hacer el amor conmigo, hace semanas que no lo hacemos, parece que le desagrada hasta que le bese, casi no nos vemos y cuando estamos juntas no somos capaces de mantener una conversación de más de dos minutos, ya no sé que hacer, siento que la estoy perdiendo", dijo Kasia apesadumbrada


"No se Kas, no quiero hacerte daño, pero.... ¿has pensado en la posibilidad de que esté con otra persona?, dijo la española, aprovechando su oportunidad

"Eso es una tontería Elena, Lucy me ama", exclamó inmediatamente la rubia

"Kas, en serio, piénsalo, tú pasas la mayor parte del tiempo fuera, casi no os veis y cuando lo hacéis ella casi ni  te permite besarla, y ya no te desea como antes, hasta hace poco, hacíais el amor a diario, ¿a qué crees que se debe ese cambio?, da que pensar ¿no?", insistió Elena consciente de que estaba quebrando poco a poco la seguridad de Kasia

"No se Elena.....", Kasia dudaba, ella sabía que Elena aprovechaba cualquier ocasión para desacreditar a Lucy, pero aquella vez lo que decía tenía sentido

La morena continuó, "Ella pasa la mayor parte del día sola, está en un país extraño, no es tan descabellado el hecho de que haya podido conocer a alguien"

Kasia no dijo nada durante unos minutos, -¿sería posible que Lucy, la estaría engañando?, no Lucy la amaba, igual que ella amaba a Lucy, sin embargo Elena tenía razón, todo apuntaba a que le estaba siendo infiel-, se levantó y dijo a Elena con voz triste, "vámonos, necesito pasear, respirar, me estoy ahogando"


Lucy había pasado la mañana en la playa, paseando y meditando, se alegró de que fuera sábado y no tuviera que ir a trabajar, se había levantado temprano, sigilosamente, tratando de no despertar a Kasia, aunque con el olor a alcohol que desprendía, y sabiendo el estado en el que había llegado hacía apenas un par de horas, era consciente de que ni una banda de música tocando a su lado sería capaz de despertarla, pero no quiso arriesgarse.

Estaba triste y tenía unas inmensas ganas de llorar, sabía que estaba perdiendo a Kasia, pero no podía hacer nada para evitarlo, la amaba con toda su alma, pero en su interior algo la obligaba a alejarse de ella, ya no disfrutaba con sus besos, no ansiaba esos labios que antes la volvían loca, ni deseaba poseerla, desde que empezaron su vida en pareja hacían el amor todos los días, incluso había días que dos o tres veces, ella deseaba el cuerpo de Kasia, necesitaba sentir a la rubia dentro suyo, una simple caricia de su amada, producía un calor intenso en todo su cuerpo, pero ahora todo eso había cambiado

Era consciente que ambas eran culpables, Lucy sabía que había sido demasiado intransigente en el tema de la promoción de la película y las fiestas, tenía que haberla acompañado más, pero a Kasia el hecho de que no fuese con ella no parecía importarle demasiado, tenía la sustituta perfecta para ella, Elena, la española siempre estaba dispuesta a acompañarla fuera donde fuera, parecía su sombra, y eso Lucy lo odiaba, la comían los celos, se sentía desplazada.

Había intentado más de una vez explicarle a Kasia como se sentía por ello, pero siempre habían terminado discutiendo, para la rubia Elena era su amiga eso era incuestionable, y pensaba que Lucy no era justa con la española, porque se dejaba llevar por unos celos absurdos según ella y como casi todas las noches, Kasia terminaba en alguna fiesta con Elena y Lucy sola en la cama.

Los celos no eran lo único que molestaba a Lucy de la española, Kasia nunca había bebido y desde que acudía a las fiestas acompañada por ella, llegaba a casa borracha y con ese olor repugnante a alcohol mezclado con la fragancia de Elena, Lucy no podía soportar ese olor ni en su novia, ni en su cama, pero aquello tampoco era discutible para Kasia, -"Si tú no quieres venir conmigo, con alguien tendré que ir, menos mal que tengo a Elena, y supongo que entenderás que no voy a estar llorando porque tú no estás, tendré que divertirme ¿no?", le había respondido Kasia cuando ella se lo reprochó.

Todas aquellas cosas las habían ido separando poco a poco, casi sin darse cuenta, hasta llegar al punto en el que estaban ahora, parecían dos extrañas, Lucy sabía que tenía que hacer algo o su relación estaba condenada al fracaso irremediablemente, pensó que lo mejor sería poner un poco de distancia entre ellas, unos días de separación sería lo mejor para ordenar ideas, y apartar rencores, aclarar sentimientos, lo había decidido mañana viajaría a Berlín.

Después de comer en la playa, Lucy se dirigió hasta la rambla, le encantaba pasear por allí, perdida entre los turistas, andaba sumida en sus pensamientos, hasta que sintió que una mano la agarraba por el hombro y una voz masculina le decía, "No me lo puedo creer, ¿qué haces aquí?"

Se giró sorprendida,” Chris!, que sorpresa"

Ambos se miraban incrédulos, no se habían vuelto a ver desde que Lucy sacó las cosas de casa y se fue a vivir con Selina

"¿Pero qué haces en Barcelona?, jamás hubiese imaginado encontrarte aquí", volvió a preguntar Chris


"Bueno, Kasia tenía que grabar aquí una película y me vine con ella", dijo Lucy

"Claro..... Kasia", murmuró el hombre "Lu.... yo siento mucho todo lo que pasó, no sé como pude hacerlo, yo..."

"Olvidémoslo, Chris, mejor dejar el pasado atrás, y tú ¿qué estás haciendo aquí", interrumpió Lucy

"Bueno hace diez meses que estoy aquí, en mi empresa necesitaban a alguien en Barcelona, me ofrecieron el puesto y acepté sin dudarlo, necesitaba cambiar de aires", dijo Chris sonriendo

"¡Qué alegría encontrar a alguien conocido!", exclamó Lucy emocionada, "Sí, pienso lo mismo", respondió su ex mientras la abrazaba

"¿Te apetece tomar un café?, y así nos ponemos al día de nuestras vidas", preguntó la joven morena

"Conozco un sitio ideal, vamos", respondió el hombre y juntos se pusieron alegremente en camino



Kasia no se lo podía creer, se había parado de golpe, y tuvo que frotarse los ojos y volver a mirar para asegurarse, en la acera de enfrente, estaban Lucy y Chris, abrazados, se dijeron algo y comenzaron a caminar los dos alegremente.

La rubia tardó en reaccionar, no podía moverse, oía que Elena decía algo a su lado, pero no la escuchaba, para cuando quiso seguirlos, ya se habían perdido entre la multitud de turistas.

Elena la agarró del brazo, "¿estás bien Kas?", Kasia no respondió, "Te lo dije, te dije que estaba con alguien, la puta de ella se está tirando a su ex, es increíble se lo ha traído de Berlín para follárselo y mientras está contigo... no me lo espera de ella, la verdad", continuó metiendo el dedo en la llaga la española

Kasia la miró, "quiero estar sola", murmuró, y se alejó de ella

Lucy y Chris charlaron sin parar durante un par de horas, a Lucy aquel rato de paz le sentó maravillosamente, pero tuvo que volver a la realidad, tenía que comprar el billete para Berlín, ir a casa, hacer la maleta y esperar que Kasia volviese de alguna de sus fiestas para explicarle la razón por la que volvía a Berlín.

Cuando llegó a casa se sorprendió al encontrarse a su novia allí, "¿Cómo este milagro?, ¿qué haces aquí?", preguntó asombrada

Kasia tardó en responder, la miraba fijamente, "Tenía ganas de verte, ¿tan raro es eso?"

"La verdad es que últimamente si, ¿a tu amiga le ha salido un plan mejor?, ¿o está en el baño?", respondió la joven castaña sarcásticamente

"Lu, no quiero discutir, simplemente quería verte, ¿cómo te ha ido el día?, ¿qué has hecho?", respondió conciliadora la rubia

"He estado en la playa y luego paseando por la rambla", respondió la castaña cada vez más extrañada

"¿Sola?", siguió preguntando Kasia

"Si sola", Lucy ya ni se acordaba de Chris, tenía mil cosas en la cabeza, "¿por qué de repente te interesa tanto lo que hago?"

"Lu.... por favor, no nos peleemos", volvió a insistir Kasia

"Bueno, sea como sea, me alegro de que estés aquí, quería hablar contigo", Lucy fue directa al grano, "mañana me vuelvo a Berlín"

"¿¡Quéeeeee!?, ¿cómo que vuelves a Berlín?, ¿y me lo dices así sin más?, ¿vuelves con él?", Kasia estaba asombrada, triste y muy muy enfadada

Lucy la miró tranquila y contestó, "Kas nuestra relación va de mal, en peor y algo tenemos que hacer, he pensado que es mejor que nos demos un tiempo, que nos alejemos la una de la otra, para poner en orden nuestras ideas, para pensar, para echarnos de menos, si seguimos así lo nuestro va a terminar mal irremediablemente", hizo una pausa, y analizó la última pregunta se Kasia “¿qué tontería es esa de que si vuelvo con él?, ¿y quién es él?"

"Lucy, ¿crees que soy tonta?, ¿qué no sé lo que está pasando?, pues lo sé perfectamente”, Kasia estaba cada vez más enfadada

Lucy no entendía nada, "pero Kasia, ¿se puede saber de qué estás hablando?"

"Deja de tratarme como una imbécil, Elena tenía razón todo este tiempo, he sido una idiota al no darme cuenta", Kasia temblaba de ira

"Kasia no sé de que estás hablando, pero que nos separemos un tiempo, es lo mejor para las dos ", intentó tranquilizarla Lucy

"No te vas a ir a Berlín ni a ningún sitio, tú eres mía, lo entiendes", masculló la rubia se acercó hacia ella e intentó besarla


"Ya vale Kasia, no hay discusión mañana a las cuatro de la tarde sale mi vuelo para Berlín", Lucy se zafó de ella y se encerró en la habitación dando un portazo

"Vete con él Lucy, eso vete con tú hombre, ya te has cansado de que te folle una mujer, así que vuelve a sus brazos, seguro que él lo hace mejor que yo", le gritó Kasia completamente fuera de si

La puerta de la habitación se abrió con fuerza y Lucy furiosa se acercó hacia ella, "busca la excusa que te dé la gana Kasia, yo no me voy con nadie y tú lo sabes, pero tienes razón en una cosa, me he cansado, pero me he cansado de que me folles tú y si, es verdad, cualquiera lo haría mejor que tú, te pasas el día borracha y apestas a alcohol y a tu amiguita", Lucy se arrepintió al instante de haber dicho esas palabras, una lágrima corrió por el rostro de Kasia

"Kas, perdona yo......", Kasia no la dejó terminar, se dio la vuelta y sin decir palabra se marchó

Lucy, se pasó la noche llorando y esperando que Kasia volviera, sabía que le había hecho daño, no debía haber dicho esas palabras, por eso precisamente era por lo que se marchaba, eso era lo que quería evitar. el daño involuntario que podían causar la una a la otra.

La llamo una y mil veces durante aquella noche, pero Kasia no respondió a sus llamadas, le mandó infinidad de SMS, pidiéndole que volviera, tenían que hablar, pero Kasia no volvió.

Al día siguiente Lucy se levantó, intento llamar a Kasia, pero tuvo el mismo éxito que la noche anterior, hizo las maletas, mando un último SMS a Kasia, - "Kas, no me cansaré de repetírtelo, siento mucho lo que dije, no quería hacerte daño, te amo, eres el amor de mi vida, me gustaría verte antes de coger el avión" y con todo el dolor del mundo se dirigió al aeropuerto.

Durante el viaje en taxi, siguió sin tener noticias de Kasia, tenía la esperanza de que hubiera recapacitado en el último momento y verla en el aeropuerto, pero no había ni rastro de ella, con quien si se encontró fue con Chris

Casi no tuvo tiempo de hablar con él, había apurado hasta el último segundo esperando a Kasia y tenía que embarcar inmediatamente, supo que su hermana, había ido a Barcelona a visitarlo y regresaba a Berlín en el mismo avión que ella, había ido al aeropuerto a despedirse, él le deseó buen viaje, se abrazaron, Lucy le dirigió una sonrisa forzada y se dirigió a embarcar.

Kasia llegó al aeropuerto sin aliento, el último SMS de Lucy la había hecho reaccionar, ambas habían cometido muchos errores en los dos últimos meses, pero Lucy era la mujer de su vida, su gran amor y no podía permitir que se fuera sin decirle cuanto la amaba.


Había sido una estúpida al pensar que la engañaba, al dejar que Elena y su profesión se interpusieran entre ellas dos, Lucy tenía razón, un tiempo separadas les podía ayudar a volver a recuperar, la pasión y el deseo perdido, porque el amor jamás se perdió.

De pronto se le heló la sangre, Lucy y Chris estaban enfrente de ella, abrazados otra vez, a punto de entrar por la puerta de embarque, sonrientes, seguramente celebrando que ella ya no sería un problema, podrían vivir su amor libremente en Berlín sin preocuparse de ella, Kasia se dio la vuelta y salió corriendo del aeropuerto.

Fue a su casa, al entrar sintió un gran dolor en su corazón, Lucy ya no estaba allí los ojos se le llenaron de lágrimas, pero no se permitiría llorar, no por ella, la había engañado, la había dejado y se había ido con su ex a Berlín y lo peor de todo era que había seguido con su mentira y engaño hasta el último momento, no se había atrevido a dar la cara, seguro que cuando llegase a Berlín la llamaba y rompía definitivamente con ella desde la distancia, ella siempre se había negado a creer a Elena, pero finalmente esta había tenido razón.

Kasia se arregló, hoy era el estreno de la película en Barcelona, ya no llegaba a la proyección, así que iría directamente a la discoteca para la fiesta.

Llegó a la fiesta, observó que todos sus compañeros ya estaban allí, pero ella no tenía ganas de hablar con nadie, no podía dejar de pensar en Lucy, se dirigió a la barra y pidió un Whisky, lo bebió de un trago, no le hizo sentirse mejor, al contrario, el dolor en su corazón pareció aumentar, pidió otro, otro, otro, otro, y otro, con cada trago su ira aumentaba, imaginaba a Lucy en los brazos de Chris, a este besando, acariciando, amando ese cuerpo que hasta hacía poco le había pertenecido a ella, besando aquellos labios que entre gemidos habían susurrado una y otra vez su nombre en sus noches de amor, ya no era ella quien la enloquecía, quien la poseía......, ahora pertenecía a otro

Kasia no podía soportarlo más, vio a Elena bailando en la pista de baile, ciega de rabia y de ira se dejó llevar por los celos y el dolor que sentía en su corazón, se dirigió hacia la morena, -ella también se divertiría aquella noche-.

CONTINUARÁ... Arrow
avatar
Hollsteinvanman
Admin

Mensajes : 490
Fecha de inscripción : 03/08/2014
Localización : Trapped in some parallel universe

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 5 AÑOS DESPUÉS//Txsch

Mensaje por Hollsteinvanman el Sáb Oct 31, 2015 9:47 pm

5 AÑOS DESPUÉS


Capítulo 20

Kasia abrió los ojos, le costó ubicar donde se encontraba, era la habitación de Elena, giró su cabeza y vio a la española completamente desnuda durmiendo plácidamente a su lado, no recordaba nada de la noche anterior, pero estaba bastante claro lo que había pasado, y por lo doloridas que se encontraban ciertas partes de su cuerpo debió de ser un polvazo como diría África Suarez

Le iba a estallar la cabeza, salió de la cama sigilosamente, se vistió y sin despertar a su amante se marchó, necesitaba respirar aire fresco, se sentía realmente mal

Se perdió por las calles del barrio gótico de Barcelona, mil pensamientos fluían en su cabeza, se sentía terriblemente culpable por haberse acostado con Elena, pero por otro lado Lucy estaba haciendo lo mismo con su ex a miles de km de distancia

Según iba pasando la mañana, ella iba siendo más y más consciente de todo lo que había pasado el día anterior, y su corazón se comprimía más y más, sentía un gran nudo en el estómago y tenía unas ganas horribles de llorar.

Lucy la había abandonado, el amor de su vida, la mujer que la hacía perder el sentido, se había ido, había preferido volver con su ex a su maravillosa y segura vida heterosexual, la había traicionado, había estado acostándose con él, mientras dormía junto a ella en su cama y ni tan siquiera había tenido el valor de decírselo a la cara

¿Cuándo se había terminado todo entre ellas?, ¿cómo habían llegado a esa situación?, Kasia sabía que las fiestas, su relación con Elena, el alcohol, habían tenido mucho que ver, pero no sabía como había sido tan idiota de no darse cuenta de nada..... Si lo sabía, había estado demasiado ocupada pensando en ella misma y había dejado a Lucy a un lado.

Su vida se estaba derrumbando, ¿cómo iba a seguir viviendo sin la mujer que tanto amaba a su lado?, ¿qué iba a ser de ellas?, ¿debía ir a Berlín a buscarla, decirle que olvidasen esos dos últimos meses, olvidar su infidelidad e intentar empezar de nuevo?, ¿o debía centrarse en su carrera, intentar olvidarla y seguir pasando buenos ratos con Elena?

Quería salir corriendo, coger el primer avión para Berlín y arrebatársela al estirado de Chris, era suya, ellas dos estaban destinadas a estar juntas, pero algo se lo impedía, el mero hecho de imaginársela haciendo el amor con Chris le revolvía el estómago, no, jamás podría perdonarla, jamás podría volver a confiar en ella

Una voz la sacó de sus pensamientos, "Kasia, que sorpresa, sabía que estabas por aquí pero no esperaba encontrarte la verdad"

Kasia levantó la vista, sus ojos se abrieron como platos y su mandíbula cayó hasta sus pies, "Chris.... Chris ¿qué haces aquí?", balbuceo, no podía creérselo

"¿No te lo ha dicho Lucy?, nos encontramos casualmente hace dos días, estuvimos tomando un café, trabajo aquí, me trasladé hace unos meses", dijo el hombre

"Pero....", Kasia no podía articular palabra

"Es curioso, hace más de un año que no sabía nada de vosotras y en tres días nos encontramos tres veces, ayer también vi a Lucy en el aeropuerto cuando fui a despedir a mi hermana, que casualidad verdad, volaban en el mismo avión", dijo él divertido

Kasia no decía nada, solo miraba, no podía creer lo que estaba pasando

"¿Kasia estás bien?, estás pálida", dijo Chris un poco preocupado

"Ehhh... si, si no te preocupes, sólo he pasado una mala noche", dijo la rubia intentando volver a la realidad

"¿Segura?, si puedo ayudarte en algo....", insistió el hombre

"No.. no, gracias Chris, estoy bien de verdad", contestó Kasia

Él sonrió, y girándose a la mujer que lo acompañaba dijo, "por cierto, déjame que os presente, ella es Rebeca, mi novia, y ella Kasia una conocida de Berlín


Ambas se saludaron, poco después la pareja se despidió y continuaron su camino, al alejarse Kasia escuchó como preguntaba a su novio, “esa es una de las chicas del video ¿no?", "Shsssss", respondió él, "calla que te va a oír"

La rubia no le dio importancia al último comentario, estaba intentando procesar todo lo que había pasado, Chris estaba en Barcelona, Lucy no había huido a Berlín con él, Lucy no la había engañado, todo había sido invento de sus fantasías, todo había sido causado por una serie de estúpidas casualidades y las palabras mortíferas de Elena, dichas siempre en el momento oportuno, un escalofrío de terror recorrió todo su cuerpo al darse cuenta de lo que aquello significaba, de lo que había hecho.

Saco su teléfono, estaba apagado, no recordaba haberlo apagado la noche anterior, lo encendió, tenía que llamar a Lucy, tenía que explicarle todo, vio cinco llamadas perdidas y  seis SMS de ayer por la noche, Kasia temblaba, había sido una estúpida, sin ni siquiera leer los SMS, marcó el número de Lucy, "el número marcado no existe", dijo una voz al otro lado de la línea, Kasia lo intentó otra vez, con idéntico resultado, extrañada abrió los SMS, eran de Lucy

-Ya he llegado, estoy en casa de Selina, en nuestra habitación, aquí empezó todo, sin ti me siento terriblemente sola y vacía pero creo que estos días de separación es lo mejor para salvar nuestra relación. No quiero perderte por nada del mundo, y jamás podría estar con nadie más, te amo más que a nada, sobre todo y por encima de todo estás tú, tú eres lo más importante para mí, lo único que me importa-

Amargas lágrimas corrían por el rostro de Kasia, con dedos temblorosos, marcó el número de Selina, no hubo respuesta, tenía que viajar a Berlín, tenía que hablar con Lucy, rebuscó en su bolso buscando su identificación y sus tarjetas, al comprobar que todo estaba allí, cogió un taxi y se dirigió al aeropuerto, tuvo suerte, el próximo vuelo a Berlín salía una hora más tarde y quedaban plazas.

Justo antes de subir al avión su teléfono sonó, le dio un vuelco el corazón, Lucy pensó, desilusionada vio que era Elena

"Elena ahora no puedo atenderte, me voy a Berlín, tengo que hablar con Lucy", dijo sin ni siquiera preguntar quién era

"Kas respecto a lo de ayer", intentó decir la española

"Elena lo que pasó ayer fue un error, no tiene ninguna importancia, estaba borracha, ni tan siquiera me acuerdo y te aconsejo que tú también lo olvides", le interrumpió la rubia

"Kas pero hay un vídeo....", lo volvió a intentar la española

"Elena, me importa una mierda, el vídeo y todo lo demás, lo único que quiero es llegar a Berlín y hablar con Lucy, lo siento, tengo que dejarte", colgó y embarcó, cuatro horas después estaba llamando a la puerta de Selina.



"Kasia ¿qué haces aquí?", preguntó Selina asombrada al abrir la puerta y verla

"Sel, tengo que ver a Lucy, tengo que hablar con ella", dijo Kasia impaciente

"No está aquí, no he podido detenerla", dijo la morena muy seria

"¿Cómo que no has podido detenerla?, ¿qué quieres decir con eso?, ¿dónde está?, Selina por Dios, tengo que hablar con ella", dijo Kasia nerviosa

Selina seguía muy seria, "mira Kasia, yo siempre te he apreciado, pero creo que es mejor que te vayas, después de ver el vídeo, yo....ahora no puedo hablar contigo, Lucy es mi mejor amiga, y yo tengo que procesar todo esto"

"¡Pero que vídeo!", gritó Kasia histérica ", no sé nada de ningún maldito vídeo, ¿por qué todo el mundo me habla de un vídeo?, Sel me importa todo una mierda, yo solo quiero ver a Lucy, necesito explicarle algo, ¡he hecho algo horrible!, ¡por Dios me he equivocado!, Sel la amo, tengo que explicárselo, necesito que lo entienda, necesito verla, necesito que me perdone, tengo que decirle que la amo, que lo es todo para mí", las lágrimas corrían por su rostro, estaba desesperada

Selina la miro confundida

"Sel por lo que más quieras, dime donde está, la amo con locura, no puedo perderla Sel, no podría vivir sin ella", Kasia lloraba sin consuelo

"Kas no sé donde está, no ha querido decírmelo, he intentado llamarla cien veces, me dice que el número no existe, ha debido cancelar su número, porque me he puesto en contacto con la compañía telefónica y me han dicho que ese número ya no está operativo", dijo Selina tristemente

Kasia la miraba completamente confundida, ¿qué había pasado?, ¿se había enterado Lucy?, "pero..... pero.....", intento decir

Selina la interrumpió, "Kas, ¿de verdad que no sabes nada del vídeo?", le pregunto dubitativa

Kasia estaba muerta de miedo, ¿qué había en ese vídeo? negó con la cabeza, la morena la cogió de la mano y la condujo hacia el ordenador

"Creo que es mejor que te sientes", dijo la morena mientras buscaba la página, Kasia negó con la cabeza

"Lo siento Kas", dijo la manera a la vez que le daba al play.

Kasia vio a Elena bailando con una rubia de pelo largo, parecía la fiesta de ayer, de pronto apareció ella en pantalla, vio como ella misma apartaba a la rubia, agarraba a la española y la besaba apasionadamente, la española no perdió oportunidad y respondió al beso inmediatamente, vio como las dos bailaban muy sensualmente, manoseándose y besándose sin parar, Kasia se vio a ella misma acariciando los pechos de Elena, como la morena metía sus piernas entre las suyas, agarraba sus nalgas y la presionaba más hacia ella, ambas se movían al compás, se veía claramente que estaban completamente excitadas, Kasia se vio buscando con su mano el sexo de su acompañante, vio como la española la detuvo y le dijo algo al oído, vio como ella asentía con una sonrisa y se iban juntas de la fiesta comiéndose a besos, no hacía falta ser muy listo para saber que iban a hacer.

Ella no recordaba nada eso, estaba completamente borracha, alguien las había grabado en la fiesta de ayer, La Xa Or, había sido la despiadada que lo había colgado en internet.

"Lu.... Lu... ¿Lucy ha visto esto?", acertó a murmurar Kasia, no le salían las palabras

Selina asintió, "alguien le llamó esta mañana y le dio la dirección para que lo viera, después sin decir una palabra cogió su maleta y se marchó, no pude retenerla, parecía ida, lo único que me dijo es que me llamaría"


A Kasia le temblaban las piernas y le faltaba el oxigeno, notó un frío glaciar en todo su cuerpo, se apoyó contra la pared y deslizó todo su cuerpo hacia el suelo, el corazón se le rompió en mil pedazos en aquellos momentos y lloró descorazonadamente, sabía que no la volvería a ver, la había perdido para siempre, Lucy lo había dejado todo por ellas dos y ella la había fallado, le había pagado acostándose con su mayor enemiga, sabía que le había causado el tanto dolor como nadie nunca se lo había hecho, Kasia lloró amargamente, con desaparición, sin consuelo.

CONTINUARÁ... Arrow
avatar
Hollsteinvanman
Admin

Mensajes : 490
Fecha de inscripción : 03/08/2014
Localización : Trapped in some parallel universe

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 5 AÑOS DESPUÉS//Txsch

Mensaje por flakita volkatina el Sáb Oct 31, 2015 10:31 pm

Ohhhhhh diablos, esto es una tontada x completo cuando todo estaba bien, q triste
avatar
flakita volkatina

Mensajes : 183
Fecha de inscripción : 07/06/2015
Edad : 23
Localización : Costa Rica

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 5 AÑOS DESPUÉS//Txsch

Mensaje por Hollsteinvanman el Mar Nov 03, 2015 7:42 pm

5 AÑOS DESPUÉS


Capítulo 21


Pasó una semana, un mes, dos meses, seis meses, un año, dos años, tres años, cuatro años, pero la rubia siguió sin saber nada de Lucy, ni un solo día en esos cuatro años había dejado de pensar en ella, ni había dejado de arrepentirse de aquella maldita noche, siempre tenía la esperanza de que volviera a Berlín y verla de nuevo.


Kasia se convirtió en una actriz de éxito, aquella película que la hizo tan infeliz, la había lanzado a la fama, gano un Óscar gracias a ella y ahora era una de las actrices del momento, tenía todo lo que alguien pudiese desear, pero no era feliz, estaba vacía, su felicidad se la llevó Lucy con ella el día que la abandonó.


Estuviera donde estuviera, todos los años, Kasia volvía a Berlín para la fiesta de HAH, aquella fiesta donde volvieron a verse cinco años atrás, aquella fiesta que le proporcionó los meses más felices de su vida, ella se sentaba frente a la puerta y esperaba hasta que el último de los asistentes abandonaba el salón con la esperanza de que su amada entrara por aquella puerta, pero nunca entró.


Todos aquellos años sus esperanzas se basaron en nada, pero ese año era distinto, al día siguiente era el de la boda de Selina y Rocco, después de muchos años de relación por fin se daban el si quiero, un año más Lucy no había asistido a la fiesta, pero Kasia tenía la esperanza de verla en la boda, sobre todo después de aquella conversión con Selina meses atrás.


Kasia seguía viviendo en Berlín, aunque pasaba largas temporadas fuera, pero siempre estaba deseando volver a aquella ciudad de ensueño con sus amigos.


Selina, Franciska, Dennis, Rocco y ella, se habían convertido en muy buenos amigos, Kasia sabía que la morena había seguido en contacto con Lucy, ella era su mejor amiga, pero por mucho que le suplicó nunca le dio ni una pequeña pista de donde estaba, de como estaba o de como le iba.


Desde que Selina le dijo que se casaba, y le dio la invitación, la rubia le preguntó una y mil veces si Lucy iba a asistir a la ceremonia y ella siempre se encogía de hombros, y le decía, "otra vez te toca pagar la cerveza a ti por pesada", Kasia perdió la cuenta de las cervezas había pagado, pero un día para su sorpresa eso cambió, "Sel por favor, dímelo, que te cuesta ¿va a venir a la boda, o no?", le volvió a preguntar, la morena se encogió de hombros sacó un billete de su bolsillo, pidió dos cervezas, la miró y le dijo "no pierdas nunca la esperanza Kas, todo puede llegar a suceder, hoy pago yo", y con una sonrisa terminó, "y ahora cambiando de tema.....".


Después de aquel día Kasia se había preguntado una y otra vez -¿Qué ha querido decir con eso?, ¿a qué se refería?, ¿a la boda?, ¿a Lucy y a ella?, ¿a qué?-, daba igual, ella sabía que en esa boda algo iba a suceder, y el día había llegado


Kasia saltó de su cama, miró su apartamento el cuál parecía una zona de guerra, se encogió de hombros, -hoy no es el día apropiado para limpiar- , pensó, preparó su ropa y se metió en la ducha, se sentía bien como hacía años que no se sentía, sabía que aquel iba a ser un día muy importante en su vida, sonriendo terminó de ducharse. 


Justo cuando terminó de arreglarse sonó la bocina de un coche, "¡Voy!" gritó por la ventana, eran Dennis y Franciska, la extraña pareja pensó y sonriendo salió a la calle y se encaminó hacia el coche, Franciska fue a su encuentro y la detuvo, "Kas....", la rubia la miro sorprendida 


"Kas, estoy preocupada, creo que te estás haciendo demasiadas ilusiones, ni tan siquiera sabes si va a venir, y en caso de que venga, no sabes si vendrá sola o acompañada, si estará casada, si tendrá hijos, Kasia han pasado ya cuatro años", dijo la pelirroja muy seria


"Me da igual Francis, me da igual si ella está casada, soltera, tiene novio, novia, tres, cuatro o cinco hijos, sólo quiero verla, es lo único que deseo y daría todo lo que tengo por ello, solo por volver a verla una vez más", los ojos de Kasia se llenaron de lágrimas, Franciska sonrió, "está bien, pero recuerda que pase lo que pase, nosotros estaremos ahí para apoyarte", la abrazó y ambas se dirigieron hacia el coche.


Cuando llegaron a casa de Selina faltaban veinte minutos para que empezase la ceremonia, no había rastro de Lucy, los invitados iban llegando y colocando en sus sillas, Selina había habilitado el jardín para la ceremonia, y estaba precioso.


El tiempo iba pasando y la mujer castaña seguía sin aparecer, a falta de cinco minutos Rocco y su padre se dirigieron por el pasillo hacia el improvisado altar del jardín, Kasia empezaba a ponerse nerviosa y si no venía.....


De pronto una gran sonrisa se dibujó en el rostro de Rocco, y buscó a Kasia con la mirada, al encontrarla sonrió aún más.


Kasia se quedó sin respiración, se giró muy lentamente, y entonces la vio, ahí estaba tan bella, tan hermosa como cuatro años atrás, lazó un profundo suspiro, los años no habían pasado por ella se veía radiante y esos hermoso ojos azules en los que tiempo atrás se perdía, iluminaban todo el jardín, llevaba puesto un vestido azul turquesa que hacían juego con sus ojos, se había maquillado muy poco por lo que se podía ver su belleza natural, Kasia notó que le faltaba el aire, se había olvidado de respirar, las piernas le temblaban y sus rodillas flojeaban, tuvo que sentarse, notó la mano de Franciska apretándole el brazo, la miró y antes de que Kasia pudiera decir nada, la pelirroja sonrió y le susurro, "lo sé, tranquilízate".


Lucy se dirigió rápidamente hacia el grupo de familiares de Selina, saludo amablemente a todos uno por uno y se acomodó en su silla, parecía que había venido sola, nadie la acompañaba, después de unos instantes ella lanzo una breve mirada a los invitados, sus ojos se juntaron con los de Kasia por un segundo, el corazón de la rubia se encogió aquellos hermosos ojos azules que antaño la miraban con tanto amor, ahora la miraban fríamente, sin reflejar ninguna emoción.


Sonó la marcha nupcial y Selina entró en el jardín, durante toda la ceremonia Kasia no pudo apartar sus ojos de Lucy, -tengo que hablar con ella, tengo que explicárselo todo, tengo que decirle lo que siento-, pensó


Al finalizar la ceremonia, Franciska la agarró del brazo, "Venga, vamos a saludarla, este es el momento", e intentó tirar de ella 


La rubia no podía moverse quería acercarse a ella pero algo dentro suyo se lo impedía "ve tú" dijo, se dio la vuelta y se dirigió a felicitar a Selina y a Rocco


"¿Has hablado ya con ella?", preguntó la morena


"No puedo Sel, no puedo dar un paso hacia ella, estoy bloqueada", contestó Kasia con lágrimas en los ojos


Selina la abrazo para tranquilizarla, "tranquila no te preocupes, veras como a lo largo del día encuentras el momento", dijo y se marchó para encargarse de los demás invitados.


Al girarse, Kasia vio que Franciska había acercado a Lucy y charlaban animadamente, se acercó hacia la mesa cogió una copa de champagne y se alejó del bullicio, se sentó en el banco más alejado del jardín, el de al lado del rosal, debajo de la una de las habitaciones de invitados, de aquella habitación en la que se habían amado la primera vez......


El día fue pasando y todo siguió igual Lucy ignorando a Kasia por completo y Kasia incapaz de acercarse a la mujer castaña.


Empezó la música y Kasia notó la intensa mirada de un hombre rubio, muy bien parecido clavada en ella, y cuando vio que él se armaba de valor y se acercaba se giró y se dirigió rápidamente hacia el lavabo tratando de huir, -no estaba de humor para tener que aguantar a un moscardón-


Estaba tan preocupada por asegurarme que el chico no la seguía que no me se dio cuenta de que Lucy salía de la casa precipitadamente en ese momento, el choque fue inevitable y Kasia cayó en el suelo de culo


"¡Dios mío Kasia!", dijo Lucy sobresaltada...... "¿estás bien?" preguntó preocupada


Kasia no podía levantar la vista del suelo, ella no había visto con quien había chocado pero aquella voz la reconocería entre un millón.


Al ver que la rubia no reaccionaba, Lucy impaciente por escapar de allí, le tendió la mano para ayudarla a levantarse, Kasia acepto, al tocar la mano de Lucy, la rubia notó miles de intensas descargas eléctricas en todo su cuerpo.


Al ponerse en pie Kasia por fin levanto la vista y sus ojos se juntaron, durante unos momentos se miraron fijamente a los ojos sin decir nada, las piernas de Lucy temblaban y su corazón latía a mil por hora en el pecho, inmediatamente se recuperó de la sorpresa inicial, e intento marcharse, "discúlpame", dijo y se encaminó hacia el jardín


Kasia se lo impidió sujetándola por el brazo "Lu por favor" le suplicó "tenemos que hablar"


Lucy se giró y mirando fríamente a la rubia dijo "Suéltame Kasia, no creo que tengamos nada de que hablar" e intento zafarse de su mano


"Lucy te lo suplico, dame una oportunidad para explicarme, por favor Lucy déjame hacerlo", insistió Kasia


"No hay nada que explicar Kasia, me lo explicó Selina, me lo explicó Rocco creo que ya está bastante explicado, ¡insisto Kasia, por favor suéltame!", la mirada de la castaña era gélida


"¡Pero necesito explicártelo yo!" casi gritó Kasia con desesperación " cinco minutos Lucy, sólo cinco minutos, te lo ruego Lucy, te lo imploro, cinco minutos y si luego quieres, saldré de tu vida para siempre, no te molestaré nunca más, haré como que nunca pasó nada entre nosotras, te lo prometo, tan solo cinco minutos Lucy"


La mirada de Lucy se hizo un poco más cálida, dudó unos instantes y le dijo "vamos a mi cuarto", se giró y volvió a entrar en la casa seguida de Kasia


Subieron las escaleras y entraron en la habitación de invitados, hacía seis largos años que Kasia no había estado allí, notó un nudo en el estómago y le invadieron unas fuertes ganas de llorar al entrar, uno de los momentos más felices de su vida habían tenido lugar en ese cuarto, y ahí estaban otra vez, Lucy y ella.


Lucy se sentó en la cama y miró a la rubia impaciente, su mirada volvía a ser glaciar, "¿Y?", dijo secamente


Kasia se acercó a la ventana y perdió su mirada por el jardín incapaz de mirarla a ella, "Lucy yo sé que te hice daño, lo sé, te traicione, lo dejaste todo por mí y yo te lo pagué de esa manera, sé que te cause el dolor más grande que nadie te ha causado", las lágrimas corrían por las mejillas de la mujer rubia.


"Sé que no sirve de nada decirte, que estaba borracha, que ella me convenció de que tú me engañabas, que hacía semanas que venía taladrándome la cabeza con que tú no eras buena para mí, con que lo nuestro estaba condenado al fracaso..., sé que no debería haberla creído, ni tan siquiera debería haberla escuchado, pero lo hice y cometí el error más grande de toda mi vida y ahora debo pagar por ello, llevo cuatro largos años pagando por ello y lo seguiré haciendo durante el resto de mi vida", las lágrimas de Kasia se habían convertido en llanto


"Pero Lucy yo sólo te pido, te ruego, te suplico que me perdones, perdóname Lucy por favor, yo sé que entre tú y yo no podrá volver a haber nunca más nada, que nada será como antes, pero te necesito en mi vida y necesito que me perdones, no me dejes fuera, aunque simplemente sea un café al mes, o cada seis meses, una llamada en navidad o por mi cumpleaños, yo te amo Lucy y jamás seré capaz de amar a nadie más, por eso necesito que de alguna manera formes parte de mi vida, yo......", Kasia no pudo continuar


En aquellos momentos la rubia era la viva imagen de la desesperación, no podía controlar su llanto, su cuerpo temblaba fuertemente, le costaba respirar y tenía un nudo en la garganta que no le dejaba articular palabra.


Lucy no pudo soportarlo más, se levantó de la cama, se acercó a la rubia, la tomó entre sus brazos y le susurro, "Shhhhh.... cálmate cariño, encontraremos una solución, cálmate por favor", mientras le acariciaba el pelo y la espalda


Sentirse en los brazos de Lucy hizo el efecto contrario al que la mujer castaña esperaba conseguir, los temblores de Kasia se hicieron aún más fuertes, su llanto aumento y las piernas ya no la sostenían.


Lucy se dio cuenta de ello y la llevo a su cama, la tumbó y se tumbó a su lado abrazándola fuertemente, "Shhhh... estoy aquí cálmate", le dijo cariñosamente


Paso mucho rato hasta que Kasia pudo controlar su llanto y dejó de temblar, Lucy permaneció a su lado, abrazándola, meciéndola dulcemente, permanecieron juntas abrazadas unos minutos más, disfrutando ambas intensamente de aquel sentimiento perdido años atrás.


Lucy levantó la cabeza de Kasia, que estaba perdida en su pechó obligándola a mirarla, pasó sus dedos por las mejillas para secar las lágrimas que aún quedaban, "tengo que bajar Kasia, prometí a Selina ayudarle con los invitados, quédate aquí un rato más si quieres, te llamaré y hablaremos de todo esto, te lo prometo", dio a su compañera un beso en la frente, se dirigió hacia la puerta y desapareció.


Kasia se quedó un rato más en la habitación tumbada en la cama, se sentía feliz, hacía ocho años que no había sentido nada parecido, recordó las palabras de Selina "no pierdas nunca la esperanza Kasia, todo puede llegar a suceder", si, ahora estaba segura de que todo podía pasar, se levantó arregló su vestido, se miró en el espejo y vio que su maquillaje estaba hecho un desastre, lo arregló como pudo y se dirigió al jardín, quería estar cerca de Lucy


Kasia se acercó al grupo en el que estaban sus amigos, estaban bailando y bromeando con Selina y Rocco, Selina le guiñó un ojo mientras una sonrisa cómplice se dibujó en sus labios.


"No pienso preguntarte ahora mismo, porque tanto Lucy como tú habéis estado perdidas la última hora, ni porque tienes esas pintas, me lo explicarás todo mañana con pelos y señales, pero las dos parecéis mucho más felices que hace un rato", le susurro Franciska al oído


Todo había cambiado, hasta ahora Lucy se había dedicado a ignorar a Kasia completamente, pero desde que había bajado de la habitación, no podía dejar de mirarla, y a Kasia parecía que le pasaba lo mismo ya que sus miradas se encontraron "casualmente", en varias ocasiones, no volvieron a hablar hasta que llegó el momento en que Kasia abandonó la fiesta.


Lucy, Rocco y Selina estaban en una esquina del jardín, hablando y riendo, Kasia se acercó hasta ellos, "Bueno, yo me voy ya, ha sido una fiesta increíble, gracias", dijo la rubia


"¿Ya?, ¿tan pronto?", preguntó Selina


"Si", afirmó Kasia, "llevo sin pegar ojo unos cuantos días, y el día de hoy ha sido muy intenso, demasiadas emociones, necesito descansar"


"Estabas tú más nerviosa por la boda que yo... que era yo el que se casaba, mujer", dijo Rocco riendo


Kasia miro nerviosa y avergonzada hacia el suelo


"Bueno, que descanses, el bocazas de mi marido y yo, nos vamos a seguir atendiendo a los pocos invitados que quedan", Selina le dio dos besos de despedida y arrastro a Rocco del brazo por el jardín


Estaban una frente a la otra, las dos mirándose fijamente, perdiéndose la una en los ojos de la otra como años atrás


"Me alegra haberte visto", murmuró Lucy


"A mí también, me ha encantado", respondió Kasia


Siguieron así mirándose, sin decir nada, ninguna sabía que decir


"Bueno...... voy a irme", dijo Kasia y se acercó para abrazarla


Se abrazaron fuertemente, el cuerpo de ambas mujeres tembló, estuvieron abrazadas durante un rato, "te llamaré", susurro Lucy al separarse y se alejó por el jardín.


CONTINUARÁ...Arrow
avatar
Hollsteinvanman
Admin

Mensajes : 490
Fecha de inscripción : 03/08/2014
Localización : Trapped in some parallel universe

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 5 AÑOS DESPUÉS//Txsch

Mensaje por Hollsteinvanman el Vie Nov 06, 2015 9:10 pm

Bueno esta historia llega a su final.

5 AÑOS DESPUÈS



Capítulo 22




Pasaron tres días y Kasia no había tenido noticias de Lucy, después de tres semanas había empezado a perder la esperanza y estaba casi segura de que todo había sido un truco de Lucy para librarse de ella en aquellos incómodos momentos.
Aquel sábado por la tarde estaba sentada junto al lago, necesitaba paz después de una intensa mañana de compras con Selina y Franciska, ellas querían animarla manteniéndola ocupada, pero la verdad es que conseguían todo lo contrario.
Disfrutaba se la suave brisa y las lejanas risas de los niños jugando, cuando de pronto el teléfono la sobresaltó:


"Sí, Kasia al aparato", contestó distraídamente, dio un respingo al oír aquella voz al otro lado de la línea.
"Hola Kas, soy Lucy perdona que no te haya llamado antes, pero he vuelto hace media hora a Berlín y estos días no he tenido tiempo de nada", dijo aquella voz.
Kasia casi no podía articular palabra, "no te preocupes" balbuceó sin ser capaz de decir nada más.
Lucy continuó, "me preguntaba si te apetecería tomar un café conmigo dentro de un rato".
El corazón de Kasia latía desbocado en el pecho, "me encantaría" susurró.
"¿Te parece bien a las ocho enfrente de El Planet y luego ya decidimos donde vamos?", preguntó la mujer castaña decidida.
"Sí por supuesto, a las ocho estaría bien", contestó Kasia.
"Ok entonces nos vemos dentro de un rato" y colgó.
Kasia no se podía creer lo que había pasado, le había llamado realmente, Lucy le había llamado, no había sido una excusa, después de cuatro largos años volvía a tener una cita con ella, con su verdadero y único amor, se levantó corriendo y se dirigió a su casa a prepararse para la gran cita.

A las ocho menos cuarto ya estaba enfrente del Planet esperando impacientemente, Lucy llegó a las ocho en punto con puntualidad inglesa, se miramos sin saber muy bien como actuar, finalmente Lucy se decidió, se acercó, dio dos besos a la rubia y entraron al local.
Al principio ninguna de las dos sabía muy bien que decir, ambas se sentían muy incomodas, pero poco a poco fueron rompiendo el hielo, y fueron sintiéndose más y más cómodas, hasta que llegó un momento que pareció que habían vuelto cuatro años atrás, que no había pasado el tiempo.
Hablaron de sus proyectos, Kasia hasta dentro de seis meses no tenía nada programado y Lucy precisamente ese mismo día había firmado un contrato para estrenar dentro de seis meses y durante un año un nuevo musical en Berlín, durante los últimos cuatro años ella había estado viajando por toda Europa, triunfando en los grandes escenarios de España, Londres, Paris, Bruselas, Roma.....
Después de dos cervezas, decidieron ir a comer algo, durante la cena, en un momento dado, Lucy se puso muy seria y miró fijamente a la rubia y abordó el tema sin rodeos, "Kasia yo no quiero confundirte, ni darte falsas esperanzas, he estado pensando mucho en lo que me dijiste y yo también quiero que formes parte de mi vida, pero nunca, nunca podrá haber nada más que una amistad entre nosotras, es lo único que te puedo ofrecer, si esperas algo más por favor olvídate, sólo te hará daño".
Kasia la miró con lágrimas en los ojos y contestó, "es lo único que te pido Lucy, sé que nada volverá a ser como antes, eres, has sido y serás, la persona más importante en mi vida y no quiero perderte otra vez por nada del mundo, aprenderé a mirarte como mi amiga, como mi hermana porque lo único que quiero es que estés a mi lado, no me importa de que manera", se agarraron las mano mientras se miraban dulcemente a los ojos y continuaron disfrutando de la velada.
Después de aquella noche, las llamadas de Lucy se fueron haciendo más habituales, cada dos semanas, cada semana, cada tres días, así fueron pasando los meses y al final pasaban la mayor parte del día juntas, los domingos se había convertido en rutina hacer una comida española junto con todos sus amigos en casa de Lucy, esta se había comprado una preciosa casita con jardín a las afueras de Berlín, y ambas cocinaban para todo, los platos típicos que aprendieron durante su estancia en España.
Kasia era realmente feliz, creía que no necesitaba nada más hasta aquel día......

Era el día de la presentación del tercer disco de Selina, ella había dejado los musicales y se había dedicado al mundo de la música, pese a ser una gran artista con renombre internacional y poder hacer su presentación en cualquier parte del mundo, ella había decidido hacerla en su Berlín natal, porque como ella decía lo más importante en su vida y sus mejores recuerdos estaban allí.
Kasia había quedado en pasar a buscar a Lucy por su casa a las nueve, para estar en el auditorio antes de las diez, a las nueve y tres minutos llamó a su puerta.
Oyó los tacones de Lucy correr por el pasillo, cuando esta abrió la puerta, se quedó sin respiración, ante la visión que tenía frente a ella.
Lucy llevaba un vestido negro de tirantes hasta la rodilla que se adaptaba a su cuerpo como si fuera una segunda piel, destacando todas y cada una de sus perfectas curvas femeninas y marcando sus bien formados pechos, su largo pelo castaño recogido, dejaba al descubierto sus perfectos y sugerentes hombros, un collar rosa (como no) adornaba su cuello, se había puesto el maquillaje justo que hacía que se pudiese admirar su belleza natural, sus ojos brillaban con alegría, Kasia suspiró estaba segura de que nunca en su vida había visto nada tan bello.
"Se me ha hecho tarde", dijo Lucy mientras agarraba de la muñeca de Kasia y la llevaba hasta la sala, "dame cinco minutos", la empujo hacia el sofá y subió precipitadamente las escaleras hacia su cuarto.
Kasia no podía articular palabra, la belleza de Lucy la había dejado impactada, tenía una sensación extraña que le recorría todo su cuerpo, se levantó y se dirigió al cuarto de Lucy, ella estaba de espaldas, observar su perfecto cuerpo visto desde atrás hizo que Kasia sintiera un enorme calor en su entrepierna como hacía años que no sentía, solo Lucy podía hacer aflorar esa sensación en ella, bajó sus ojos por sus ligeramente musculados hombros, su bronceada espalda, sus delicadas caderas y cuando se posaron en su bien formado y perfecto culo, las palpitaciones en el sexo de Kasia se acrecentaron y su respiración era cada vez más agitada, en ese momento supo que había llegado el día, no podía resistirme más, con las pupilas de sus ojos dilatadas, se dirigió hacia Lucy silenciosamente, como un animal salvaje se dirige hacia su presa, iba a faltar a su promesa, pero no podía evitarlo, sabía que ese día tarde o temprano iba a llegar.
Lucy estaba absorta en sus pensamientos y no se había percatado de la presencia de Kasia, dio un respingo sobresaltada cuando notó su aliento en el cuello, sintió como los brazos de la rubia rodeaban sus caderas y la atraían levemente hacia ella.
"Kasia que ......"
Kasia no la dejó terminar, la apretó más fuerte contra ella presionando su cuerpo contra su espalda y puso sus labios en su cuello, besándolo dulcemente.
"Kasia, ¿qué estás haciendo?", susurro Lucy con dificultad.
Las manos de Kasia se deslizaron de las caderas a los senos de Lucy y comenzó a acariciarlos suavemente lo que hizo que esta lanzara un intenso gemido de placer.
"Kasia..", suplico desesperadamente Lucy, "tienes que parar" dijo casi sin poder hablar.
Kasia, volvió a besar el cuello de Lucy, sacó su lengua y lo lamió de arriba abajo dulcemente, lo que hizo que en todo el cuerpo de esta se le pusiese la piel de gallina.
"Kasia....para" gimió, Lucy con los ojos cerrados y la respiración agitada "Kasia, no....", pero no podía hablar, no podía pensar, un inmenso fuego le abrasaba la entrepierna, su sexo palpitaba de deseo.
Kasia siguió besando su cuello, poco a poco esos besos se dirigieron a su oído y con voz entrecortada por el deseo y la emoción le susurro:
"Te amo Lucy, eres el amor de mi vida y no puedo hacer nada por evitar esos sentimientos".

Al escuchar esas palabras la barrera que Lucy había puesto entre ellas y que tanto le había costado mantener, se rompió en mil pedazos, se giró buscando hambrienta los labios de Kasia, sus labios se juntaron en un beso intenso, ardiente, apasionado, seductor, sus lenguas de fuego empezaron a arder en la hoguera del deseo, ahora encendida en ambas mujeres, se complacían mutuamente explorándose ambas con tanto deseo y tanta hambre, que el beso fue subiendo de intensidad más y más hasta dejarlas a ambas sin aliento, se separaron lentamente para intentar recuperar la respiración, juntaron sus frentes jadeando, "¡Kasia, oh Dios Kasia! murmuro Lucy quien sentía que estaba a punto de perder el sentido.
Ambas mujeres se miraron, la mirada de Lucy casi quemaba por la pasión y la lujuria, Kasia busco la cremallera de su vestido y la desvistió casi dolorosamente lento, mientras besaba todas y cada una de las partes de su cuerpo, ese cuerpo tan hermoso que la hacía perder el sentido. Sin decir una palabra la llevó a la cama, se tumbaron una enfrente de la otra, besándose apasionadamente, recorriendo con ambas manos, ansiosas la una el cuerpo de la otra.
La mano de Lucy estaba en la cintura de Kasia, fue elevándose hacia sus pechos acariciándolos y apretando suavemente sus pezones, fue desabrochando poco a poco su blusa pasando la yema de los dedos por encima de su sostén, y recorriendo lentamente todo su cuerpo.
Kasia estaba completamente excitada se quitó la blusa rápidamente y empezó a acariciar a Lucy, metió la mano por debajo de su sujetador para masajear dulcemente su pecho, mientras besaba sus labios una y otra vez, ella notaba como la excitación de Lucy crecía más y más.
Kasia besó el cuello de Lucy, lentamente fue bajando hacia sus pechos pasando de largo, -luego se ocuparía de ellos-, sacó su lengua y empezó a jugar con ella por su estómago, subiendo y bajando muy despacito y haciendo círculos, Lucy empezó a corvar sus caderas, gimiendo pedía más, Kasia finalmente le quitó el sujetador y pasó la puntita de su lengua por su pezón, notando como se endurecía aún más, besó y lamió sus pechos dulcemente, mordisqueo sus pezones, la respiración de Lucy era cada vez más fuerte.
Mientras que su lengua y su boca jugaban con el pecho y el pezón izquierdo de Lucy y su mano masajeaba y pellizcaba suavemente el derecho, Kasia bajó su otra mano hacía las braguitas y comenzó a acariciarla, la respiración de Lucy pasó a ser un jadeo, Kasia metió la mano dentro y con la yema de sus dedos comenzó a frotar su clítoris, un intenso gemido de placer salió de la boca de Lucy, mientras su zona de placer se hinchaba más y más.
Lucy ya estaba desatada, creía que no se podía estar más excitada, que no se podía obtener más placer y quería compartir esa sensación con Kasia, cogió con ambas manos su cabeza y la apretó contra su boca besándola apasionadamente, bajo su cabeza hacia sus pechos y en un instante se deshizo de su sostén, mordisqueo sus pezones y apretó firmemente sus pechos, quizá con un poco de dureza pero sin que llegara a resultar doloroso, eso excito aún más a Kasia, Lucy bajó su mano y la metió con determinación en sus pantalones acariciando su clítoris cada vez más rápido, Kasia jadeaba, introdujo uno de sus dedos en ella mientras seguía mordiendo sus pezones, los jadeos de Kasia pasaron a ser intensos gemidos de placer, sus caderas se arqueaban una y otra vez siguiendo obedientemente el ritmo del dedo de Lucy.
Cuando Lucy vio que Kasia ya no podía más que su vagina se contraía cada vez más rápido y el orgasmo era inminente, saco su dedo provocando que un gritó de desesperación saliera de la garganta de Kasia, ambas mujeres tenían tanta sed la una de la otra que ninguna quería que ese momento acabase, ninguna quería dar el paso definitivo, ambas querían darse más y más placer.

Siguieron besándose y acariciándose, las pocas prendas que aún les quedaban desaparecieron de sus cuerpos quedándose ambas totalmente desnudas.
Kasia se tumbó encima Lucy, empezó a acariciar su sexo de arriba a abajo despacito y metiendo sólo la puntita de uno de sus dedos, después bajó su cabeza y la metió entre sus piernas acercó su lengua y comenzó a hacer circulitos en su clítoris empapándolo de saliva, mientras Lucy gemía de placer.
Kasia introdujo totalmente el dedo en la vagina de Lucy, no le costó nada, estaba completamente lubricada y lo acogió con agrado, empezó a mover sus caderas de adelante hacia atrás despacito, mientras su respiración se iba acelerando poco a poco. Mientras metía y sacaba su dedo del sexo de Lucy, Kasia siguió lamiendo su clítoris y metió otro dedo, al tiempo que la penetraba con sus dedos chupaba su clítoris.
Kasia sentía como las caderas de Lucy se movían cada vez más deprisa, y gemía más y más fuerte, metió un tercer dedo y los gemidos de Lucy casi llegaban a ser gritos, empezó a meter y sacar los dedos más deprisa y la lengua en su clítoris también aumentó su velocidad, ahora si sus gemidos eran gritos de placer, su respiración estaba desbocada y sus caderas se retorcían enloquecidas, clavó sus uñas en la espalda de una completamente entregada Kasia, provocando en está el dolor más dulce y excitante que jamás había sentido.
Lucy estaba completamente fuera de control, Kasia le estaba dando el placer más grande que había sentido jamás, todos los músculos de su cuerpo estaban en tensión, sentía que estaba a punto de llegar al clímax total, sentía como Kasia metía y sacaba sus dedos más y más deprisa, su respiración se desbocó, sus ojos se cerraron, "¡Diosssss!, ¡no pares Kasia, no pares!" se escuchó que gritaba con una voz ronca y entrecortada, mientras sus caderas embestían más y más deprisa la mano de la rubia.
De pronto sintió una explosión en todo su cuerpo, gritó fuertemente y todos sus músculos se contrajeron a la vez, para luego relajarse inmediatamente, tuvo el orgasmo más increíble de toda su vida.
Lucy se tomó unos minutos para sobreponerse, aún le temblaba todo su cuerpo, luego giró sobre él y se puso encima de Kasia, la beso salvajemente en los labios, bajo hasta su cintura abriéndole muchísimo las piernas, metiendo un dedo dentro de su sexo...bajó su cabeza y pasó su lengua por el clítoris succionándolo, lamiéndolo, mordisqueándolo, cuando Kasia gritaba mucho Lucy disminuía la velocidad y poco a poco volvía a subirla intentando así darle la mayor cantidad de placer posible, cuando vio que no podía más introdujo otro dedo, mientras su lengua empezó a jugar más intensamente con abultado clítoris.
Kasia estaba totalmente excitada, ella necesitaba sentir a Lucy dentro suyo, cuando sintió que el primer dedo de Lucy la penetraba dio un intenso gemido de placer, y su excitación creció más y más con los juegos de su lengua en su zona de placer, se adaptó al ritmo del dedo de Lucy, mientras su respiración se agitaba más y más, Lucy iba aumentando su velocidad y el placer aumentaba, ella se movió un poco más rápido para alentar a Lucy cuando vio que estaba cerca del orgasmo, pero esta disminuyó la velocidad, para volver a acelerarla poco a poco alargando así su placer.
Kasia gemía y gemía, se iba a volver loca de placer, ya no podía más notó que Lucy introducía otro dedo y lamía más rápidamente su clítoris, la mano de Lucy cada vez se movía más deprisa y los jadeos de Kasia pasaron a ser gritos provocados por un placer intenso, su llegada al orgasmo fue espectacular todo su cuerpo se retorció, cogió la cabeza de Lucy y la apretó más contra su sexo, esta pasó toda su lengua por él, provocando un espasmo en Kasia.
Kasia, temblaba fuertemente, Lucy subió buscando sus labios y se dio cuenta de que estaba llorando, no dijo nada, simplemente la beso dulcemente y la abrazó con ternura.
Permanecieron así mucho rato, disfrutando de la cercanía la una de la otra, esa cercanía que hacía unos años el destino les había arrebatado.
Kasia se fue calmando poco a poco, no se atrevía a moverse para no romper el hechizo del momento, ese momento que tanto había deseado durante los últimos años, - estar en los brazos de Lucy-, el sexo había sido increíble, pero Kasia estaba disfrutando mucho más de ese momento.
De repente una gran angustia y un profundo temor invadieron su pecho, -¿qué iba a pasar ahora?-, Kasia había insistido una y otra vez que entre ellas lo único que podía haber era una amistad, durante los últimos meses habían habido muchos momentos de acercamiento, muchas miradas de deseo, muchas caricias robadas, pero en el último momento Lucy siempre se había echado para atrás, el dolor que Kasia le había causado había sido demasiado grande y Lucy había construido una barrera entre ellas que parecía inquebrantable.
En uno de sus viajes a Ibiza, una noche después de una cena perfecta, habían ido a pasear por la playa, corría una suave y agradable brisa, se sentaron en la arena para escuchar el relajante sonido de las olas, todo era perfecto, Kasia apoyo su cabeza en el hombro de Lucy, esta le acarició la espalda dulcemente a lo que Kasia respondió acariciando la mejilla de su amiga, estaban las dos muy cerca, se miraron a los ojos intensamente y Kasia no pudo resistirse y la beso.
Lucy aceptó el beso en un primer momento con pasión pero enseguida se separó sobresaltada e hizo prometer a Kasia que nunca iba a volver a pasar, ellas eran amigas nada más y nunca serían nada más.
Y ahora Kasia había faltado a su promesa y quizás esto provocase que Lucy la apartase de ella para siempre, no pudo evitar que un suspiro de desesperación se escapase de su boca.

El suspiro de Kasia no había pasado desapercibido para Lucy, ella era ahora completamente feliz, pensaba que nadie podía ser más feliz que ella en ese momento, durante meses se había negado a admitir, que seguía enamorada de Kasia, que era la mujer de su vida, y aunque se moría de ganas por besarla, por acariciarla y sentirla en sus brazos, un día tras otro se había negado a si misma ese placer, estaba demasiado dolida y estaba dispuesta a hacer lo que fuera necesario para que esos deseos desapareciesen de su mente incluso alejarse de Kasia definitivamente si era necesario.
Un día en la playa Kasia la había besado, y fue una sensación increíblemente maravillosa el volver a sentir sus aterciopelados labios en los suyos, por un momento se dejó llevar por la pasión, sintió que volaba, pero rápidamente recuperó el control he hizo prometer a Kasia que no iba a volver a suceder.
Hacía un rato cuando Kasia la había abordado por detrás, su intención era mantenerse fría, controlar la situación y decirle a Kasia que había llegado el momento de separar definitivamente sus caminos.
Pero Kasia con sus insistentes besos, con sus caricias que le quemaban la piel, poco a poco hizo que la determinación y la seguridad de Lucy disminuyeran y el deseo fuese ganando terreno, un intenso calor emanaba de su entrepierna, mientras se dejaba envolver más y más por Kasia.
Incluso en el último momento cuando la rubia le declaró su amor, lo que hizo que las últimas resistencias de Lucy cayeran, y esta se dio cuenta que el sexo era inevitable, que su mente no podía controlar a su cuerpo, que su entrepierna palpitaba con emoción y estaba húmeda de deseo, incluso en ese momento, ella estaba decidida a separar sus caminos.
Pero todo eso había cambiado, cuando había visto las lágrimas brotar de los ojos de Kasia, cuando la había tenido entre sus brazos, en ese momento se dio cuenta de que la amaba con locura y que no quería pasar ni un sólo día más de su vida alejada de ella.
Por eso cuando oyó el suspiro de Kasia, lentamente la separo de sus brazos, le acaricio dulcemente la mejilla y con voz tierna le dijo:
"¡Hey que pasa! ¿Qué está mal?".
Kasia negó con la cabeza y sus ojos volvieron a llenarse de lágrimas.
"Dime" insistió Lucy "¿en qué estás pensando?, ¿qué te preocupa?".
Kasia la miro tristemente a los ojos durante unos segundos, bajo su mirada y casi susurrando le dijo "lo siento".
Una tierna sonrisa se dibujó en el rostro de Lucy, suavemente agarro su cabeza con ambas manos y la obligo a mirarle a los ojos y muy dulcemente le dijo:
"¿Qué es lo que sientes?.... ¿haberme hecho la mujer más feliz del mundo?", "¿el haberme devuelto la vida?" , los ojos de Lucy también se llenaron de lágrimas y continuo "¡lo siento Kas!, he sido una completa estúpida, te amo como jamás he amado a nadie y he estado luchando contra eso durante todos estos años, nuestro destino está escrito a fuego, debemos estar unidas y quiero pasar el resto de mi vida contigo".

Una increíble sonrisa se dibujó en el rostro de Kasia, ahora ambas mujeres lloraban, pero lloraban de felicidad, Kasia se lanzó a por la boca de Lucy y la besó con tanto amor y tanta pasión como nunca antes lo había hecho, ambas se separaron jadeantes, Lucy la miro sorprendida y con la voz entrecortada, susurro:
"¡Guau! Kasia, nunca había sentido nada parecido" y sonriendo pícaramente, la miro con deseo y dijo "¿por qué nunca me habías dicho que sabías hacer eso?... mmmm enséñame que otros secretos me tienes escondidos".
Kasia se rió y empezó a recorrer con su lengua el cuello de Lucy, lo hacía con tanta pasión, que Lucy notó que el calor crecía peligrosamente otra vez en su entrepierna, era increíble, estaba en la gloria.
Kasia tomó uno de sus pechos acariciándolo y apretándolo de tal forma que se puso duro al instante por la excitación, aparto su mano y dejo paso a su boca lo besaba, lo lamía, lo mordía de tal manera que Lucy se estaba volviendo loca y sentía como su sexo se humedecía y su respiración aumentaba.
La rubia dejo los pechos y decidió explorar su abdomen, lo besó tierna y dulcemente, luego lo lamió de arriba abajo y de abajo arriba, provocando que a Lucy se le erizasen todos los pelos de su cuerpo.
Kasia siguió su camino y deslizó su lengua por las piernas de Lucy, eso la excitó y la mojó aún más.
"¡Ohhhhhhh! me vas a volver loca" gimió, Kasia sonrió, se incorporó y la beso de una manera ardiente y agresiva, Kasia, agarro con ambas manos su cabeza, para acercarla más hacia si, presionando aún más sus labios y haciendo que el beso ganase en intensidad, ambas gimieron de placer sin separar sus lenguas.
El sexo de Lucy ya palpitaba fuertemente, por lo que Kasia volvió a ocuparse de él, mientras seguían besándose apasionadamente, bajo su mano hacia él y le introdujo el dedo lentamente para comprobar cual húmeda estaba, eso provocó que una descarga eléctrica recorriera todo el cuerpo de Lucy, quien no pudo evitar lanzar un grito de pasión - bien aún puede esperar un poco más- y sacó el dedo con la consiguiente desesperación de esta.
Llevó la mano a su clítoris y empezó a acariciarlo lentamente, mientras besaba y mordisqueaba sus pechos, un poco más rápido mientras lamia su cuello, aún más rápido mientras jugaba con su oreja.
"¡Ohhhhhhh Kasia ya! ¡Por favor hazlo ya!" suplico Lucy desesperada y al instante notó como los dedos de Kasia entraban en ella, los movía y los movía haciendo que sus caderas bailaran a su rimo, Lucy notaba como el orgasmo se aproximaba, gemía cada vez más fuerte, su respiración se agitaba más y más y sus movimientos eran más rápidos, más rápidos, más rápidos, hasta que todo movimiento de su cuerpo se detuvo con un espasmo.
Lucy intentaba controlar su respiración, cerró los ojos para intentar que todo su cuerpo se recuperara de lo que acababa de suceder, cuando noto que Kasia introducía su cara entre sus piernas...

"No otra vez no.... ¿qué quieres hacer conmigo?" gimió suplicante, pero Kasia con una mirada de picardía y lujuria sacó su lengua y empezó a lamer todo su sexo, la lamía, chupaba succionaba de tal manera que Lucy no podía hacer más que gemir, gemir, gemir y retorcerse al ritmo que ordenaba su lengua, estaba completamente a su merced, su vagina se contraía cada vez con más fuerza, Lucy estaba en la gloria, el placer era increíble, sintió que la temperatura de su cuerpo subía y su respiración se agitaba, gritó de placer, su cuerpo se convulsionó y tembló sin control, luego se quedó inmóvil incapaz de moverse.
Kasia la abrazó tiernamente, espero a que el cuerpo amada se relajara y la beso, la beso una y otra vez, con deseo, con amor, con pasión, con cariño, con lujuria, con ternura, se lo estaba dando todo en aquellos besos y Lucy lo sabía.
No durmieron nada, pasaron la noche, besándose y acariciándose, por fin sus corazones volvían a latir, y esta vez estaban seguras de que nada ni nadie volvería a separarlas.
"Lucy...", dijo Kasia.
"¿Kasia?", respondió Lucy.
"Mmmmmmm, ................................, ¿te casarías conmigo?", preguntó la rubia un poco avergonzada
Lucy sonrió, y dijo "siempre había imaginado este momento de otra manera Kas, no sé...,una cena romántica, un anillo, un hombre tocando el violín, pero.....".
Hizo una pequeña pausa para mirar a la mujer que tanto amaba, "por supuesto que me casaré contigo, quiero estar a tu lado el resto de mi vida, pero con una condición, tenemos que invitar a todas las escritoras de Fan Fic a nuestra boda".
Kasia asintió, “contaba con ello".
Se besaron apasionadamente, mientras las primeras luces del día entraban por la ventana.                          


FIN.................................................................................................

Gracias a todos los que leyeron y comentaron esta historia, fue muy gratificante para mi publicarla por que amo a estas dos mujeres en especial a Lucy Scherer. Seguirè posteando historia de ellas, porque las amo. Espero el Fan Fic haya sido de su agrado. No leemos en otra historia.                     

avatar
Hollsteinvanman
Admin

Mensajes : 490
Fecha de inscripción : 03/08/2014
Localización : Trapped in some parallel universe

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: 5 AÑOS DESPUÉS//Txsch

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.