A Diez Centímetros De Ti

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por VIVALENZ28 el Lun Jun 20, 2016 11:29 pm

Y pasan dos años despues de eso xD mentira esta buena la historia jajajaja ahora a leer la bendita libreta
avatar
VIVALENZ28

Mensajes : 774
Fecha de inscripción : 03/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por SandyQueen el Lun Jun 27, 2016 11:31 pm

Aleinads y Vivalenz28 Gracias por comentar Very Happy

Capitulo XVII

Una carta, una despedida y sueños rotos


“No supe qué hacer, Anna. ¿Cómo pretendías que compitiera contra la constante amenaza de tu madre? Especialmente aquella noche. La recuerdo bien porque nevaba mucho. Yo tenía mucho frío y recientemente acabábamos de atravesar un fuerte conflicto ocasionado por tu maldita psicosis con respecto a nuestra relación homosexual (homofóbica para tu mamá la respetable Sra. Irina Isaeva en la iglesia y misales -lo que siempre ha sabido hacer muy bien toda tu familia-). Días atrás te había pedido que te fugaras conmigo. Primero me sonreíste muy emocionada, ¿Recuerdas? Para después, casi instantáneamente, cambiar tu expresión por una a la que me atrevería a asegurar que era básicamente de horror. Te pregunté que qué te sucedía. No obtuve respuesta. Insistí de diferentes maneras porque realmente me interesaba estar bien contigo; entonces me confirmaste lo que ya sospechaba. Me hablaste de tu desagrado por nuestra relación “mal vista” y “anormal”. Dijiste muchas cosas hirientes y que no parecían provenir de ti. Pensé que tu madre te estaba obligando a romper conmigo (sabiendo lo capaz de cualquier cosa que era ella), pero juraste por dios (o quizá por tu Dios), que eso era lo que sentías en el alma. Me clavaste una daga en la mía. Te traté de abrazar y me dijiste que por favor me detuviera ya de hacer eso. Que me amabas (¡Fue el colmo!), pero que te horrorizaba que te abrazara de esa forma. Que podías ser una amante en “secreto” (Puta madre… Perdón cuando leas esa palabra), pero sucede que ¡Todo Kozlov y la mitad de Rusia sabia que te amaba! ¡Cómo carajos te ponías a hablar de algo secreto! Además, ¿Amante? Yo te quería como mi esposa y te dije claramente que si nos fugábamos, era para casarnos y comenzar nuestra familia pero lejos del escombro de tu familia. Me gritaste histéricamente y me dijiste, que hasta ahí había llegado nuestra relación. Que buscara un nuevo amor, alguien que supiera amarme y con quien poder comenzar de nuevo. Alguien que ni siquiera me recordara a ti. Bien, pues eso fue lo que hice. Esa noche la Sra. Isaeva fue quien ocasionó los golpeteos en la puerta de mi casa. Mis padres abrieron y trataron de ser amables con ella, sin embargo sus intenciones eran simplemente las de lograr su más grande y dulce deseo. Me pidió que me alejara de ti porque simplemente si no me alejaba por mi cuenta, de la noche a la mañana jamás volvería a saber de ti. Dijo que o me esfumaba de tu vida o ella te desaparecería de la mía y de la manera más cruel y clara que pudiera encontrar; te casaría con Sergey Katin. El maldito que había estado rondando tu vida esperando su oportunidad. Él te compró por una suma considerable (Tendrías que hablar de eso con tu propia madre. No estuvo para nada bien y te debe una explicación. No eres mercancía y tu amor es invaluable.). Sus costumbres de comprar cualesquier cosa que ocupaba con su sucio dinero, le hizo dejarme una faja de rublos muy grande y apetecible. Para su mala suerte, mis valores y mi amor por ti, eran más valiosos que todos los rublos y monedas del mundo juntas. Fui grosera, no te lo negaré. Le aventé toda la faja en la cara golpeándole fuerte. Su mejilla quedó rosada. La tensión se elevó y no se entretuvo más. Sentenció que no te rondara debido a que tú misma le dijiste que estabas ya muy espantada, que había sido yo quien todo este tiempo te fue orillando a comportarte de esa manera inaceptable cuando lo que tú realmente deseabas era tener una familia “normal” y no “rara” como la que yo te estaba ofreciendo. Después de lo que me habías dicho en nuestro último confrontamiento, le creí. Mis padres iban a correrla de nuestra casa pero no fue necesario. Les pedí que por favor desaparecieran de ahí. Les tuve que insistir mucho pero cuando por fin lo logré, me limité a responderle a tu madre que contara con eso pero que no se considerara victoriosa porque tu amor, jamás volvería a ser de nadie más. Lo prometí y lo juré. Qué bueno que primero me visitó tu mamá ya que a los dos días, te vi besándote con Sergey. No puedes decir que él te forzó ya que, tú estabas comenzando a respirar agitadamente y al mismo tiempo, restregabas tu cuerpo contra él. Se acabó. Llevé a cabo mi promesa. Prefería verte con él a no saber jamás nada de ti. Fue doloroso y más cuando tiempo después, tú misma me confirmaste que sí te habías acostado con él pero esta vez te atreviste a culparme. Me dijiste que eso pasó porque a mí me viste besar a Alexei. Pos supuesto lo estaba besando pero tú y yo, ya no teníamos más nada qué ver. Y no había nada entre las dos por tu culpa y por la de Irina Isaeva. Me tomó tiempo poder dejar a Alexei que se acercara a mí y traté durante mucho tiempo de contarte todo esto pero nunca quisiste ESCUCHARME. Inclusive esa noche en la que me confesaste que te habías acostado con el imbécil ése y que te dignaste en reclamar mi beso con Alexei, me escuchaste pero más a fuerza. Eso sí, te pediré que jamás vuelvas a culpar a Alexei por todo esto. ¡Por dios, Alexei es el hombre más maravilloso y bueno del mundo! ¡Me tuvo tanta paciencia! Y conoce toda nuestra historia de principio a fin. Tiene tantas virtudes y realmente mereció ser él con quien formara mi familia. Y bien, mi querida pelirroja, cuando leas esta carta por favor, sólo reconoce que siempre me amarás. Me despido de ti, espero que hayas leído toda la carta y que no hayas ido hasta el final, evadiendo mis palabras como siempre lo hiciste. “
Sostuve esa hoja pegada a la libreta azul. La observé unos segundos más, tratando de recapacitar cada palabra que ahí estaba escrita con puño y letra de la Sra. Nastya Volkova. Al final del contenido de la carta venía un posdata, el cual devoré con mi mirada de inmediato.-
“Pósdata.
Te dejo la canción que compusimos juntas, ya terminada. Jamás me olvidarás, Anna. Vivirás de ahora en adelante en cada acorde, cada nota musical y cada canción que los músicos compongan. Eres la musa de la música y la musa de mi amor. Jamás lo olvides y no lo dudes, aunque yo sé que no hace falta pedírtelo.

Por siempre, te amo.

Nastya Volkova.”


El sol ya se había ocultado. La oscuridad cayó mientras leía la carta. Terminé de leer y casi necesitaba sentarme. Tambaleándome cerré la libreta y me fui rápido hacia mi vehículo. Una vez adentro me tomó algunos minutos más asimilar todo lo que ahora sabía. Nastya amaba a mi madre y viceversa. Su romance terminó muy mal y comprendo que fue casi completamente a consecuencia de mi madre y nuestra familia, sobre todo de mi abuela Irina Isaeva.
Yo no quería que mi relación con Yulia terminara de esa manera o quizá de una forma peor. Decidí sin demorar más, en marcar a ese número conocido. Sabía que tenía que actuar ya. La bofetada de Scarlett y la libreta que me entregó, me habían hecho reaccionar. Comencé a marcar a esa persona que le debía mis disculpas y un grande como sincero, perdón. Temblaban mis manos pero por fin pude marcarlo. Una voz dulce sonó del otro lado, -¿Sí, diga?- Mi amiga Nadia era la persona indicada para ayudarme a traer de vuelta a Yulia y ponerle fin a la distancia entre las dos. Primero no podía hablar bien pero me controlé y le expliqué de mi reunión improvisada con Scarlett. Le mencioné que lo hice principalmente porque quiso mostrarme algo y entonces le narré a grandes rasgos la carta. (Omití decirle que Scarlett me dio una bofetada de respuesta a la mía la noche anterior y principalmente, por mi actitud con Yulia…). Le dije que si me permitía verla a ella y Nico, les mostraría la carta para que la leyeran ellos mismos. Le hice saber que me urgía y que no pensaba regresar a casa por esa noche. Ellos asintieron y me respondieron que me verían el “Starbucks” que estaba muy cerca de la Plaza Roja en la que yo aún estaba. Esa noche estaba siendo una locura y lo que faltaba.
El camino al Starbucks me pareció eterno aunque pisé el acelerador cada que pude. Ni siquiera me preocupé por estacionar bien mi auto; yo estaba desesperada por recuperar a Yulia. Entré rápidamente al lugar y efectivamente, ahí se encontraban ya mis verdaderos y leales amigos. Me reprendí por haberme comportado tan mal con ellos; había estado siendo una necia. Ellos me vieron entrar y me hicieron una seña gustosa y a la vez, impaciente. Antes de cualquier otra cosa, llegué a abrazar a Nadia y me abracé después muy fuertemente, de Nico. Le susurré un“Discúlpame” al que él contestó sonriendo y dándole un toque con su pulgar a mi nariz. Nadia tuvo que interrumpir nuestra escena carcomida por las ansias de conocer el contenido con sus propios ojos, de esa libreta.

NADIA: ¡A ver Lena, muéstranos ya esa libreta! ¡Queremos verlo todo! ¿Ahí viene esa carta? –Le sonreí y saqué de mi bolso el objeto que les interesaba conocer. Le hicieron alabanza o algo parecido. Fue lo máximo para los dos. Tuvieron que compartírselo para poder leer al mismo tiempo. Trataron de leer todo cuanto pudieron, inclusive me “recitaron”, los versos de la canción completa de la que hablaba la carta. Esa pieza, ya la conocíamos pero ahora, increíblemente, la deleitábamos por fin, completa.-

“This was an accident
Not the kind where sirens sound
Never even noticed
We're suddenly crumbling
Tell me how you've never felt
Delicate or innocent
Do you still have doubts that
Us having faith makes any sense?

Tell me nothing ever counts
Lashing out or breaking down
Still somebody loses 'cause
There's no way to turn around

Staring at your photograph
Everything now in the past
Never felt so lonely
I wish that you could show me love

Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til you open the door

Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til I'm up off the floor

Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til it's inside my pores

Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til I'm screaming for more

Random acts of mindlessness
Commonplace occurrences
Chances and surprises
Another state of consciousness

Tell me nothing ever counts
Lashing out or breaking down
Still somebody loses 'cause
There's no way to turn around

Tell me how you've never felt
Delicate or innocent
Do you still have doubts that
Us having faith makes any sense?
You play games, I play tricks
Girls and girls but you're the one
Like a game of pick-up-sticks
Played by fuckin' lunatics

Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til you open the door

Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til I'm up off the floor

Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til it's inside my pores

Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til I'm screaming for more

Show me love, show me love
Give me all that I want
Show me love, show me love
Give me all that I want
Show me love, show me love
Give me all that I want
Show me love, show me love
'Til I'm screaming for more


Los tres nos sincronizamos y suspiramos casi al mismo tiempo. Nos quedamos mudos por algunos instantes. Nadia fue la primera en salir del trance de asombro y embelesamiento con la historia que pudimos vivir en a través de las palabras escritas de la Sra. Nastya, la madre de la mujer por la que estaba perdidamente enamorada.-

NADIA: Ok, ¿Y ahora qué sigue? –Nico regresó también a la realidad y fue quien se encargó de responderle a su novia.-

NICO: Por supuesto que lo que sigue es traer de regreso a Volkova y… Necesariamente vamos a tener que confrontar a Nastya con Anna. Es claro que a ustedes las están tratando de alejar como una consecuencia o mejor dicho, como castigo mutuo entre sí a lo que pasó entre ellas.

NADIA: Amor… Estás loco. Eso no funcionará. ¿De verdad crees que así las dejarán en paz?

NICO: Claro que sí. Además en la confrontación me gustaría que estuvieran presentes tanto Alexei como Sergey. Tienen que saber todo esto.

NADIA: Alexei lo sabe…

NICO: ¡Pero Sergey no! O… ¿Sí, Lena? –Le respondí con un rotundo “No”. Definitivamente mi padre no conocía esa parte de mi madre Anna. Ella era una persona muy reservada con sus cosas y más si se trataba de algo tan delicado como lo era este tema. Por ningún motivo dejaría que se filtrara un “detalle” así.-

LENA: Me parece que es la única forma de que… Se calmen. Yo quiero recuperar a Yulia; no estoy dispuesta a perderla por una vieja disputa y ya cerrada entre ellas. Me causa impacto saber que nuestras propias madres tuvieron un romance y todavía evidentemente se aman. Tanto que no pueden soportar nuestro amor porque eso representa el fin para ellas, ¿No creen? Además alejándonos es el único camino para “vengarse” mutuamente. –Concluí decisiva. Los dos estuvieron de acuerdo. Ahora todo encajaba pero había que terminar con el lío de una vez por todas.-

NICO: Ok… Pero lamento decirte esto, Len… Si quieres que llevemos a cabo algún plan para hacer esto posible la única persona indicada para coordinarlo es… Scarlett. –Me ocasionó mucha gracia el misterio con el que lo había dicho; no pude evitar sonreír graciosamente. Evidentemente ellos no sabían que nos habíamos visto para aclarar cosas entre las dos. Ahí me reveló realmente su falla pero arrepentimiento a la vez. Me conmovió por su sinceridad al hablarme de Yulia aunque también me hizo sentir muchos celos cuando me confesó que el motivo que le hizo sentirse desarmada ante las lágrimas y tristeza de mi Yul, fue en realidad sus sentimientos de amor hacia ella. Como quiera, creía en su palabra y en que jamás se volvería a repetir aunque… a final de cuentas, sentía ganas de volver a preguntarle si de verdad me juraba que no iba a intentar nada con Volkova, pero… Quizá sería después. Así fue como les expliqué rápidamente a Nico y Nadia. No daban crédito de nuestra reunión. Obviamente se habrían asombrado más si no hubiera vuelto a omitir la parte de la cachetada que me dio Scarlett.-

NADIA: Entonces… ¿Podemos ponernos en marcha ahora mismo para allá? –Asentí. No pasó ni un minuto y ya estábamos saliendo del café. Por supuesto que estaba loca por asegurar que tendría de vuelta a mi Yulia. No resistía tenerla lejos ni un instante más pero lamentablemente por más rápido que la quisiera de vuelta, nos separarían más de 3 horas de vuelo y una larga espera en el aeropuerto. “¿Qué estarás haciendo, hermosa? Si supieras que te necesito tanto. Si te tuviera enfrente me encantaría perderme en tus besos y tu cuerpo. Necesito de tu esencia…” Traté de poner atención. Iba siguiendo el vehículo de
Nico para llegar al departamento de Scarlett.-


[CAMBIA LA NARRACIÓN a Yulia Volkova


Era una noche triste… Para mí. Ese día me levantó temprano Astrid ya que quería mostrarme un poco más de Alemania. Estaba desanimada porque no tenía noticias ni de
Scarlett y tampoco de Nico. En cuanto a Lena, claro que no esperaba una llamada. Se había quedado tan enfadada conmigo por lo que vio en mi habitación… -Suspiré mientras tenía perdida mi vista en unos edificios antiguos de Alemania: el “Neue Wache”. Tenía 5 columnas al frente; bastante firme. Lo terminaron por el año 1818 (Sí me acuerdo perfectamente. Yo estaba muy pequeña… Era una futura promesa de coito y luego embrión y así consecutivamente hasta nacer –Me dije a mí misma, sarcásticamente. Me hice reír y llamé la atención de Astrid quien inmediatamente preguntó el motivo.-)

ASTRID: De seguro fue algo muy gracioso. Comparte, no seas mala, hace rato que no dices nada.

YULIA: Perdona, estaba inmersa en algunos pensamientos. –Detuvo la marcha estacionándose. Me invitó a bajar para ver más de cerca el edificio y tomarnos algunas fotos. Caminamos acercándonos al Neue Wache y me perdí de nuevo en mí.-

ASTRID: ¿Hola? –De nuevo tuvo que atraer mi atención. Me dio un poco de pena estar siendo tan descortés.-

YULIA: De verdad perdona es que… -Irrumpió sin más para replicar mis palabras.-

ASTRID: Dime, Volkova, ¿Qué es lo que sucedió en Moscú? Definitivamente no estás cómoda aquí. Además tu
mirada es de alguien que extraña algo… o alguien. –Me guiñó el ojo y me alentó a seguir caminando, cada vez más cerca del viejo lugar.- La Sra. Nastya fue mi mejor maestra en Kozlov pero hace tiempo sufrió mucho… ¿Tendrá que ver eso, Yulia? -¿Qué demonios acababa de decir? Para mí Astrid era una “tutora” y punto. (Casi de mi misma edad). Tenía mucho conocimiento de Nastya Volkova y por eso, despertó mi interés. Por supuesto primero le compartiría un poco de mi historia.-

YULIA: Se desquició. No encuentro otra forma de explicarte. Tienes que saber que me enamoré de una mujer preciosa. Para mi mala suerte, es la hija de la Mtra. Anna Katina y por algún motivo pareciera que se odian. Un día antes de tomar el vuelo para acá, sucedieron muchas cosas desagradables entre mi novia y yo… -Me interrumpió el asombró de Astrid que lo manifestó en un sonido de asombro y una pregunta inmediata.-

ASTRID: ¿Tú novia de la hija de Anna Katina?

YULIA: Sí, eso acabo de decir. ¿Por qué? –Vi que se dibujaba una sonrisa maravillada en Astrid.-

ASTRID: ¡Qué asombro! –Hice un sonido de negación y renegué un poco ya que estaba en desacuerdo y me
permití explicarle el por qué.-

YULIA: Ya te dije que no. Mi mamá y Anna parecieran tener un poco de odio entre ellas.

ASTRID: Entonces estás aquí por imposición… Nunca conocí a la maestra Nastya en esa posición aunque mi padre (estudiante y luego miembro en Kozlov), me habló mucho de ella. Lleva la música casi casi en el ADN. Y ahora te lo heredó.

YULIA: Perdona que insista. Yo creo que sabes algo que podría serme muy útil. Dijiste hace un momento que hace tiempo, mi madre sufrió. ¿Por qué? –Mi pregunta fue directa. Estaba impacientándome cada vez más al no tener noticias de mis amigos y sobre todo, por no saber nada de Lena. Me sobrepasaba pensar que estuviese con el imbécil de Vanya.-

ASTRID: No lo sé. O por lo menos nunca tuve oportunidad de saberlo. Mi padre fue quien me llegó a comentar eso. –Sentí un poco de decepción. Pensé que podría obtener más de información pero rotundamente, no fue así.- Como quiera, aquí el caso es que no deberías estar aquí. ¿Qué piensas hacer, Yulia? No puedes permitirte dejar de luchar por esa chica. La amas, y eso es lo que importa. Deberías regresar a Rusia y poner las cosas aún más de cabeza. ¿Sabes la historia de este edificio?
-Me preguntó sobre la maldita historia del tonto edificio. ¿Estaba bromeando? Le acababa de confesar que me sentía por los suelos básicamente y le expliqué a grandes rasgos, mi historia del último par de días. Ella concluía preguntándome la historia. Me molesté un poco y entonces, procedí a decirle sencillamente que no. Para mi sorpresa se le dibujó una sonrisa en el rostro y entonces sin más preámbulos, me respondió:- Bueno, en nuestra historia podemos encontrar que Napoleón trató a toda costa de mantener el control para no salir de aquí. Para no extenderme -Porque sé que te podría aburrir y me perdería del punto al que pretendo llegar- , la cuestión es que Alemania tuvo que sufrir y enfrentar a sus hombres en sangrientas batallas. Actualmente disfrutamos de un país muy cómodo y ese edificio que ves allá, conmemora la derrota definitiva de Napoleón y con ello, la consecución de la libertad en Berlín…

YULIA: -“¿WTF?” Está bien, no se lo diría, me controlaría y trataría de seguir su sermón. Pensé y de verdad me tuve que controlar mucho para que mi boca no hablara sin pensar.- Ok… y… Perdona pero ¿Qué demonios quiere decir eso?... –En definitiva, Astrid sabía que estaba hecha añicos y que tendría que explicarme CLA-RA-MENTE. A cambio sonrió y con toda la paciencia del mundo habló:-

ASTRID: A veces puedes padecer en batallas muy complicadas que podrían hacer que creyeras que perderás definitivamente. Sin embargo no es así; puedes perder batallas pero se trata de ganar la guerra. En este caso, quizá han estado perdiendo algunas batallas pero la guerra aún no acaba. Tienes oportunidad todavía de defender el amor por esa mujer y… de ser feliz. Construyan su propio monumento para conmemorar el día en el que su amor, venció en la batalla final y se coronó victorioso de la guerra entera. –Volvió a sonreírme y tocó suavemente mi brazo. Se adelantó para regresar al auto. Cuando menos me dio confianza y me hizo sentir un poco de paz. Astrid tenía una grandiosa tranquilidad por dentro y además, era buena conversadora y muy bella.-

Nos retiramos del lugar y justo al subir al automóvil de Astrid, una llamada me alertó. En la pantalla aparecía el nombre de Scarlett. “¡Por fin!”, dije en voz alta y con voz de emoción. Contesté sin perder más tiempo. Mi corazón se detuvo cuando por sorpresa, esa hermosa voz me respondió. –No, no es así. Pero estoy segura que soy yo, quien posee tu amor.- Las pupilas de mis ojos se encendieron de emoción. No podía hablar bien. La emoción y sorpresa y me ganaron. Sólo pude balbucear el más tierno “Eres tú…”.


Última edición por SandyQueen el Lun Jul 04, 2016 11:32 pm, editado 1 vez
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por Aleinads el Mar Jun 28, 2016 9:30 am

Cabe destacar que la parte de la canción llega a mi alma de una manera tan hermosa que mi corazón vibra de pura emoción... Como suele hacerlo esta historia. Me fascina al grado de adorarla, lastima que ya se termina :c #ElConsuelo es que vienen mas en camino cheers cheers cheers
avatar
Aleinads

Mensajes : 427
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por SandyQueen el Lun Jul 04, 2016 11:31 pm

Capitulo XVIII

Cuenta regresiva


Terminé la llamada con Yulia.  Me sentí aliviada aunque me preocupaba un poco que pudiese tomar mal las noticias e información que le dije por teléfono. De alguna manera le impactó  –Por supuesto, yo también casi me caí de la impresión cuando leí la libreta con todo escrito por la misma Anna.- Sin embargo, parecía tranquila aunque con seguridad, en su vuelo de regreso, su cabeza estaría revolucionada pensando en cada una de las palabras que intercambié con ella por teléfono. Esa noche dormiríamos todos en el departamento de Scarlett; mi madre ya había comenzado a buscarme, al igual que mi padre. Tenía llamadas y mensajes de ambos. Por cuenta de mi madre, los mensajes eran algo furiosos y amenazadores; ella estaba desesperada porque al día siguiente, tendría que estar desde muy temprano, alistándome para mi “boda” con el idiota de Vanya. Me sentí aliviada de haber reaccionado a tiempo gracias a la ayuda de Scarlett. Por el contrario, mi padre me hacía llegar mensajes con mucha preocupación. Estaba desesperado por saber de mí y en dónde me encontraba. Decidí enviarle un mensaje diciéndole que me encontraba bien y que al día siguiente le llamaría. No le di más detalles. Por lo menos dormiría un poco más tranquilo. Decidí hacer lo mismo no sin antes, pensar en Yulia hasta quedarme dormida.

El vuelo de Yulia llegaba en punto de las 6 de la tarde.  La noche nos iba a caer nuevamente llevando a cabo nuestro plan. Era momento de la confrontación total.  Me levanté antes que todos y preparé desayuno; los chicos agradecieron enormemente el gesto y aprovecharon para hacer su bullicio diciendo que Yulia iba a tener en definitiva, una esposa increíblemente adorable, para mi sorpresa, Scarlett fue quien comenzó. Me alagó y poco a poco me sentí mejor con ella con forme transcurría el día. Nos bañamos y alistamos como si se tratase de una verdadera guerra. Comimos rápidamente unas hamburguesas que mandamos a Nico a traernos. En cuanto terminamos, nos dividimos justo como lo habíamos definido. No había tiempo que perder y empezaba a sentirme nerviosa. O funcionaba nuestro plan o todo se podía ir al carajo…

[Cambia Narración a: Scarlett]

Metí a fondo el acelerador. Llevábamos mucha prisa y estábamos arriesgándolo todo, por Lena y Yulia. Lo merecían. A nuestro pequeño monstruo teníamos años conociéndola. Su lealtad y espíritu, nos hacía ser capaces de sacrificar todo para ayudarle o rescatarla de cualquier situación. Por mi cuenta, terminé enamorándome de ella locamente, sin embargo teníamos una amistad muy añejada la cual, no podríamos aceptar perder. Me callé y desarrollé toda la fortaleza necesaria para siempre mantenérselo oculto. En más de una ocasión estuvo interesada en formar una relación más allá conmigo pero la amistad a veces, es más importante. Le negué mi gusto por las mujeres y ella se quedó completamente convencida de eso. Fue mi primer amor… Y hasta el momento el único. Estaba ayudándole a recuperar a la mujer con la cual empezaba a anhelarlo todo: un noviazgo, un hermoso hogar, una familia bella como las dos… Una vida compartida por el resto de sus vidas. Estaba a punto de entregarle a mi niña adorada a la pelirroja Lena Katina. Y me encargaría de que sucediera. El plan o funcionaba o lo hacía funcionar. No había otra opción ni otro modo.

Los departamentos de lujo en Moscú, se visualizaron cercanos; ahí estaba nuestro objetivo. La maestra Anna Katina. Estacionamos lo más calmados que nos fue posible. No sé quién estaba más ansioso; tanto Nico como yo, queríamos estar ya adentro del departamento de la familia de Lena.
El camino se nos hizo eterno. La seguridad es bastante tediosa en este tipo de edificios con Pent-House de lujo. Por fin estábamos ascendiendo en el elevador del increíble inmueble. Poco tiempo nos separaba para comenzar con el plan. Me adelanté casi corriendo y Nico hizo lo mismo. Tocamos desesperados, ansiosos, nerviosos. No esperábamos ver esa figura de cerdo e inútil, tan pronto, pero Katina ya nos había advertido que era muy probable topárnoslo. Por fortuna, Nico iba conmigo y me sentí segura. Nos sonrió como si nuestra visita ya la esperara. Era momento de actuar.

VANYA: Vaya, vaya… A quiénes tenemos aquí. Ya sabía que ustedes tenían algo que ver en la desaparición de mi prometida. –Aseveró.-

NICO: Sr. Luzhin, no es usted a quien nos interesa ver. Por favor apártese y permítanos conversar con la Sra. Anna Katina. –Se rehusó un poco, sin embargo la maestra Anna se encontraba cerca a la puerta y nos escuchó. Le pidió que se apartara para vernos y hablar con nosotros.  Se apartó pero no se retiró. Permaneció atento a cada palabra.-

ANNA: ¿Qué quieren? –Era mi turno.-

SCARLETT: Tenía planeado que me invitase una taza con te o café. Pensé que habría una mejor bienvenida para nosotros.

ANNA: Tú y tus amigos, son indeseables para mí. No tolero verlos y no son bienvenidos aquí.

SCARLETT: Qué lástima. Entonces no le interesa saber en dónde está Lena para traerla a la fuerza de regreso aquí… ¿O acaso ya saben algo de ella? –Sentencié y encendí mi mirada. Observé a Anna fijamente. No la iba a apartar en lo absoluto. Le incomodé un poco pero trató de tomar dominio de la situación.-

ANNA: ¡No! ¡No sabemos nada! ¡Pero estoy segura que ustedes lo saben! ¡Ustedes deben saber dónde está Lena! –Sonreí con malicia. Estaba donde la queríamos tener. Miré mi reloj; eran las 6 menos un cuarto. Teníamos el tiempo justo. Lena de seguro ya estaba en el aeropuerto para recoger a Yulia. Tenía que darme prisa y sacar ya de ahí a la necia de la maestra Anna.-

SCARLETT: Ok. Sí, lo sabemos. Y no habrá otra forma de que la vea y pueda traerla a tiempo para la boda con este animal, si no sale en este momento con nosotros. –Bien podía mandarnos al carajo, sin embargo su desesperación por tenerla forzadamente al lado de Vanya, le impidieron –afortunadamente- cuestionarnos y precipitadamente accedió.-

ANNA: ¡Llévenme! ¡No me importa tener que ir con ustedes! –Vanya trató de impedírselo. Estábamos seguros que él sí sabía que todo tenía un trasfondo por la manera en la que nos observaba con extrañeza.  Lamentablemente no iba a tener manera de cuestionarnos. Le indicamos a Anna que la esperaríamos abajo; sólo nos dio oportunidad de adelantarnos un poco.  El Sr. Luzhin se apuntó por su cuenta para acompañarla. No nos molestó y no me preocupaba gracias a Nico. Le pedí a mi amigo que le avisara a Nadia que habíamos logrado el primer objetivo y estábamos a punto de ponernos en marcha hacia la Plaza Roja.

[Cambia la Narración a: Nadia]

Lena había sido mi amiga desde la infancia. Compartimos muchos secretos y  desde entonces nos ayudábamos entre sí. Lamentablemente transcurrió mucho tiempo sin que yo pudiera saber de su viva voz, su gusto por las personas de su mismo género. No me molestó cuando valientemente, decidió hacérmelo saber. Para mí fue lo máximo porque la esencia de Elena Katina, es sin duda, más bella y única de lo que imaginé. Ser la primer persona en conocer cómo iba floreciendo el amor entre mi mejor amiga y la guapa de Volkova, fue un honor. Las ocasiones en las que había tenido la fortuna de verlas juntas, hasta despertaban éxtasis en mí pues verdaderamente lucen muy bellas juntas. Lena estaba incompleta; le hacía falta una chispa que sólo el amor le ha dado. Yulia Volkova tiene y tendrá todo mi apoyo y aprobación pues no hay nadie que la haga sentir de la manera que Yulia la hace sentir.
Ahora heme aquí, esperando a que el súper abogado en asuntos penales en materia de fiscalización, salga de su oficina a atenderme. Su secretaría fue quien me dijo que no demoraría mucho. En realidad fue verdad; a los pocos segundos de haberme reportado en recepción con la secretaria, el Sr. Oleg Katin salió a toda prisa y por supuesto, con una expresión de angustia y estrés ya que no conocía nada con respecto a en dónde se encontraba, Lena. Se acercó a mí y trató de saludarme con toda la amabilidad y atención que pudo, sin embargo, rápidamente fue al punto que le interesaba.

OLEG: Nadia, ¿Cómo estás?... Dime ¿Qué sabes de Lena?  ¿Está contigo? ¿Ha estado contigo? ¿Cómo está? ¿Qué sucede? Nunca se había desaparecido así… Entiendo que ya sea una mujer adulta y que quizá dentro de poco ya no la tengamos viviendo con nosotros pero… Estoy desesperado. No es la manera. Mañana es la boda con Luzhin… ¿Qué sucede Nadia? Ella ha estado muy rara y ahora esto… Dímelo por favor. Tú eres su mejor amiga… -Le pedí que me acompañara a la salida y de antemano, le mencioné que me tendría que seguir justo en ese momento hasta un lugar. Las razones las conocería después.-

NADIA: Sr. Katin, no tiene por qué preocuparse. Lena está bien; sí estuvo conmigo todo el día de ayer y es importante que en este momento deje sus asuntos y vaya conmigo a la Plaza Roja… Por el bien de Lena, tiene que conocer algo. –Sus ojos se encendieron en preocupación y ansias. Sin objetar, aceptó inmediatamente y me invitó a marcharnos en su vehículo. No perdí tiempo; eran justamente las 6 p.m. Yulia de seguro estaba a punto de reencontrarse con Lena… Le envié un mensaje a Nico para confirmarle que me ponía en marcha con el Sr. Oleg.

[Cambia Narración a Lena]

Los segundos transcurrían lentamente para mí. Esperaba a la salida del área de “Baggage Claim”. Anhelaba verla cruzar las puertas automáticas que me impedirían verla. Parecía como si fuese la primera vez en que le hablaría o la conocería porque… mi cuerpo temblaba y se estremecía provocando que una sensación de toques eléctricos, me recorrieran. En cuanto la viera seguramente me abalanzaría hacia ella y le suplicaría que me disculpara. Estaba por volverme loca.
No pasó mucho tiempo para por fin poder verla; venía acompañada de otra chica (muy guapa) la cual le advirtió que alguien les observaba. Desesperadamente me buscó y en cuanto su mirada chocó con mi presencia, en perfecta sincronía corrimos para encontrarnos. Yulia había dejado caer su maleta y una chamarra de cuero que llevaba. Fueron los centímetros más largos en mi vida… Faltaban 30, luego 20 y así hasta por fin quedar sólo 10 centímetros o menos entre su cuerpo y el mío. Pasaron en cámara lenta. Detuvimos la carrera hasta que nuestros cuerpos chocaron con fuerza y amortiguamos el impacto abriendo nuestros brazos para fusionarnos en un fuerte y largo abrazo. Me hundí en su cuello; su perfume me sedujo y me invitó a buscar impacientemente, sus labios. En pleno aeropuerto, Yulia me besó como si fuéramos las únicas en el mundo. Ese instante era sólo nuestro y de nuestro amor.
Tuvimos que separarnos porque el tiempo pasaba y teníamos que llevar a cabo el plan acordado. Me separé de ella manteniendo una mirada embriagada de amor. No podía evitarlo. Traté de concentrarme y saqué mi teléfono para ver los mensajes de Nico: “Lena, tus papás van para el punto de reunión con nosotros. Por favor, date prisa con los padres de Yulia.” Tenía menos de 10 minutos que lo había enviado. Teníamos el tiempo contado pero aún podíamos lograrlo. Yulia me interrumpió para conocer qué debíamos hacer.

YULIA: Amor, ¿Qué ocupas que haga? Soy toda oídos. Hay que darnos prisa.

LENA: Bueno… Sucede que ya todos van en camino a la Plaza Roja… Nos faltan tus padres.

YULIA: No te preocupes. Mi amiga Astrid puede llamarles desde su celular y pedirles que vayan para allá de inmediato. –Aproveché para presentarme y saludarle cortésmente, aunque la presentación quedó de más ya que con el beso de bienvenida que me di con Yulia, salía sobrando.-

LENA: Perdóname, me da mucho gusto en conocerte. Gracias por venir hasta aquí. Espero que no te ocasionemos problemas si te involucramos en esto.

ASTRID: No deben preocuparse. Me da mucho gusto ser parte de algo importante. Defender el amor siempre será una causa excepcional para dejarlo todo y lanzarse a la lucha. –Sonrió y al instante, sacó su celular.- Voy a llamar ya. Entonces en la Plaza Roja, ¿Seguras? –Asentimos y procedió a marcarle a la Maestra Nastya Volkova.-

LENA: Dile que Yulia se encuentra ya allá… Conmigo. –Nastya respondió rápido a la llamada. Entonces Astrid comenzó su labor: “Sí, qué tal maestra Nastya Volkova. Habla Astrid. Sucede que debo darle una noticia… Yulia ha escapado de Alemania… No, no, no… Permítame, es mejor que se calme. No debe tomar ningún vuelo. Estoy segura que se encuentra en este momento en Moscú y sé con exactitud en dónde. Le hablo hasta ahora porque no sabía qué decirle pero… ahora le puedo decir perfectamente dónde encontrarla. Sí, mire, sé que debe estar justo ahora en Moscú en la Plaza Roja con una señorita… Sí, creo que ese es su nombre; la Srita. Lena Katina.” No hizo falta pedirle que llevara a Alexei; la misma Nastya antes de colgar la llamada con Astrid, le dijo que saldría de inmediato con Alexei para buscarla ahí. Era hora de ponernos en marcha para la confrontación final…-

[Cambia la Narración a: Yulia Volkova]

Lena me pidió que tomara el control del vehículo. Pisé a fondo con temor de que ocurriese algo que pudiese lesionarla a ella o Astrid. El fondo del acelerador me quedó chico; el auto esquivaba todo el tráfico posible. Teníamos que llegar antes que todos y tanto Nico como Nadia, estaban conduciendo lo más lento posible para darnos tiempo. Giré precipitada en la última esquina para llegar justo al pie de la gran Plaza Roja. Las llantas del auto rechinaron causando que la gente alrededor girara para ver qué sucedía. Busqué el lugar más cercano para aparcarnos y bajar velozmente. Una vez en la Plaza, Lena envió el último mensaje: “Estamos listas, lleguen ya.” Era hora de la guerra final. Este momento lo recordaríamos por el resto de nuestras vidas; el climax de la pelea de dos personas enamoradas tratando de ser felices, siguiendo sus voces entre tanto bullicio y tratando de reencontrarse tan sólo siguiendo los latidos de sus corazones.

La noche había caído. Vimos el ocaso mientras llegábamos a la plaza. Abrazaba a Lena mientras otro patinados de llantas nos llamó la atención. Eran nuestros amigos. Nico y Scarlett arribaron primero; a los pocos minutos vi llegar un auto muy ostentoso y fugazmente, el rostro de Nadia pasó viajando en él como copiloto. A mí se me comenzó a acelerar el corazón; yo creo que a Lena también le sucedía lo mismo, inclusive, la noté más pálida. Sé que estaba haciendo un sobre esfuerzo confrontando la verdad: nuestro amor a la opinión y rechazo de su madre y probablemente, de su padre Oleg. Pese a todo, para mí fue magnífico verla porque ella no franqueaba y permanecía a mi lado.
Estábamos tomadas de las manos cuando finalmente se acercó a nosotros nada más y nada menos que Anna Katina. No puedo describir la expresión del estúpido de Vanya Luzhin al verme tomada de la mano de Lena. No esperaba verlo ahí. Fue el único imprevisto que nunca imaginé pero no iba a intimidarme. La confrontación había empezado.

VANYA: ¡Tú! ¡Qué carajos tienes que estar haciendo aquí con Lena!

YULIA: ¡A ti qué te importe un carajo, Luzhin!

VANYA: ¡Es mí prometida tarada! –Por un momento me quedé helada y pasmada… ¿Su prometida?... Osea que… el última día que amenazó con hacerlo… En realidad sí lo hizo. La sangre me circulaba  rápido y Lena lo notó. Apretó fuertemente mi mano y volteó a verme. Me pidió luchar por el ahora para vencer todos los malos entendidos y barreras del pasado… Me relajé un poco y la cercanía de mi pelirroja, me hizo tomar fuerza y aire para replicarle a Luzhin lo que jamás hubiera querido escuchar.-

YULIA: ¿Tu prometida? No lo creo. No desde este momento. Ella es mi novia, Vanya. –Abrió sus ojos completamente asombrado. Quedó trabado y no pudo hablar más. Pero sin esperarse más tiempo, Anna tomó la palabra.-

ANNA: ¡Cómo demonios te atreves a decir que mi hija es…! –No terminó la frase por falta de tiempo. Mis padres acababan de llegar.-

NASTYA: Tú aquí… -Anna giró asombrada para ver a mi madre.-

ANNA: ¡Tú qué haces aquí!

NASTYA: Vengo por Yulia. –Apenas cruzaron las escasas palabras cuando Oleg se hizo presente junto con Nadia y de inmediato tomó palabra en el encuentro.-

OLEG: ¡Lena! ¡Hija! ¡Qué has hecho! ¡Me tenías tan preocupado! –Volteó a ver a todos los presentes y entonces cuestionó la reunión.- ¿Qué demonios sucede aquí? ¿De qué se trata? Lena, ¿Qué sucede? –Preguntó con una completa confusión. Era nuestro momento. Le pedí autorización para comenzar a hablar. Ella asintió y me abrazó rodeando con su brazo derecho, mi espalda.-

YULIA: Nosotros nos sincronizamos para hacer posible esto. El propósito era reunirlos a todos. Hay un par de cosas que deben de conocer, sobre todo usted, Sr. Oleg. –Anna quiso interrumpir pero Oleg se colocó al lado de ella y me pidió continuar. Mis padres permanecieron atentos aunque estaba casi segura que mi madre estaba segura de lo que diría.- Quiero decir que… Amo a Lena. Es mi novia y me gustaría tener su aprobación. De lo contrario tendremos que hacer nuestro amor, lejos de donde lo lastimen. Queremos contar con usted ya que entre su esposa Anna y mi madre Nastya, hay viejos sentimientos por los cuáles aún existen rivalidades y rencores, a consecuencia tanto Lena como yo hemos estado pagándolo. Por mi parte, padre, -Miré hacia mi padre Alexei.- te mintió mi mamá. Me mandó a Alemania con la finalidad de quedarme allá y no volver a ver a Lena. Sr. Oleg, su esposa le ha negado conocer la verdad; el día de mañana planearon una boda forzada del Sr. Luzhin con su hija Lena. Quien ideó todo fue su esposa la Sra. Anna. Y antes de que comiencen a cuestionarse mutuamente el por qué, tengo que finalizar diciendo que el motivo es que –tragué saliva y tomé más valor-… la Sra. Anna y mi madre, fueron pareja en el pasado y su romance ha trascendido aún hasta la actualidad. Por algún motivo no están juntas y no consentirán vernos a Lena y a mí, juntas.- La guerra no se hizo esperar; tanto Oleg como mi padre reaccionaron violentamente atrayendo la atención de algunas personas en la plaza.-

NASTYA: Alexei… tenemos que… -La interrumpió.-

ALEXEI: ¿Hasta ahora? ¿Por qué me ocultaste que NUESTRA hija, tenía una relación con la hija de la mujer que amaste?... O debería decir… Por la que aún sientes algo. Me confundes Anastasia. Pensé que yo había logrado llenar ese vacío en tu corazón y que de verdad me comenzaste a amar. No, no te preocupes por esta parte. Como adultos que somos, sabremos manejarlo. Lo que no puedo tolerar es que te hayas desquiciado a tal grado de enviar a Yulia a Alemania, quedando completamente lejos de nosotros y negándome la verdad.  –Me extendió su brazo para pedir que me acercara a él. Jalé a Lena conmigo. Sabía que mi padre nos apoyaría. Mi madre se quedó cabizbaja con la mirada perdida al suelo.-

OLEG: ¡Y tú! ¡Esto que dicen… Jamás me lo contaste! ¡No… puedo creerlo! ¡No me lo puedo creer! ¡Tú… enamorada de… otra mujer…!

ANNA: ¡Ya no más! –Pude ver la reacción en mi madre… Lamenté por un momento enfrentarla a otro momento igual o más doloroso que el último que vivió con ella. Lena apretó más fuerte mi mano y me susurró al oído que nosotras merecíamos una oportunidad. Respiré profundo y continué la escena. Era doloroso ver sufrir a mi madre… Estaba completamente convencida que aún a estas alturas, ella, seguía amando a Anna Katina.-

OLEG: No lo niegues más… ¿Nunca aprenderás? No es maduro que siempre huyas. Enfrenta las cosas porque lo peor que puede pasar, es que algo llegue a su fin. Te veré en el departamento, Anna. Tenemos cosas por hablar a solas. ¿Te vas conmigo o llegas por tu cuenta? –Terminó y se puso en marcha. Me indicó si podía cuidar de Lena esa noche. Le respondí que no había ningún problema y entonces por último sentenció firmemente que la boda del Sr. Luzhin y mi pelirroja, la dieran por cancelada. Amenazó directamente a Vanya exigiéndole desaparecer de la vida de su familia y con un fuerte empujón, le exigió retirarse ya. Una vez que lo hizo, el Sr. Oleg pasó a retirarse por su cuenta y a distancia le siguió la Sra. Anna. Mis padres se miraron y mi madre fue quien le pidió a mi papá, retirarse para conversar por su cuenta. Había largas cuentas todavía por brindarle… Me pidió quedarme en mi departamento por esa noche. Necesitaban un poco de espacio y privacidad. Sólo asentí moviendo mi cabeza y antes de pasar a retirarse, Scarlett interrumpió para regresarle lo que había hurgado y en lo particular, demostrarme lo que yo ya sabía.-

SCARLETT: Perdonen… Antes de que se marchen debo devolverle algo, maestra Nastya… -Le extendió su mano para mostrarle una libre color azul. Mi madre de inmediato la tomó, mirándola con tristeza y con un dolor bastante profundo. Mi padre la jaló con delicadeza hacia él y le pidió marcharse. Juntos avanzaron hasta alejarse de nosotros. Todo había acabado.-

NICO: Bien chicas… Nosotros acabamos. ¿Nos retiramos ya? –No podía finalizar la noche sin antes pedirles pasar a un bar para brindar antes de despedirnos.

Después de eso, Lena y yo tendríamos tiempo de sobra para hablar y disfrutarnos ya que por esa noche, sería sólo para mí y dormiría a mi lado…


Aleinads: Gracias por comentar y pues... creo que esa canción va ser lo que distinga a este fic Very Happy


Última edición por SandyQueen el Mar Jul 12, 2016 12:01 am, editado 1 vez
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por Vale Berríos. el Sáb Jul 09, 2016 7:56 am

Amo verdaderamente ésta historia :3

Vale Berríos.

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 10/10/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por SandyQueen el Mar Jul 12, 2016 12:02 am

Capitulo XIX

Epifanía de amor

Alzamos nuestras copas con vodka “Granenych” brindando con alegría. Particularmente chocaban en mi alma emociones de felicidad pero a la vez de tristeza hacia mi madre. Era completamente triste la manera en la que Anna arrasó y fulminó el amor tan fuerte que les pertenecía. Verlas ahí tan cerca pero con sus respectivas parejas, sabiendo que de alguna manera estaban fingiéndose una a la otra, fue lamentable. No sé si habrá sido accidental lo que sucedió entre ellas pero su declive fue la oportunidad que el universo nos preparó a Lena y a mí. Sin ese gran mal, este inexplicable amor no habría tenido tiempo y espacio para ser. La vida como la conocemos es así; interminablemente eventos desastrosos resultan en algo positivo. Probablemente tanto mi madre como Anna, en esos momentos estarían pasando un momento por el contrario, penoso y triste. Su amor no iba a tener más oportunidad de ser.
Scarlett me pidió un momento para hablar a solas; me puse un poco nerviosa por la reacción de Lena, pero me hizo una señal para saber que todo estaba bien. Me causó mucha inquietud su petición. El bar en el que estábamos tenía un área un poco retirada de la zona de mesas. Era una jardinera con una vista fresca al exterior. Se levantó y amablemente le di el paso para que avanzara ella delante de mí. Una vez en la jardinera guardamos un poco de silencio incómodo ya que desde el accidente en mi departamento, creo que tanto ella como yo, nos sentíamos extrañas. Fue Scarlett quien lo rompió primero:
SCARLETT: Seré breve monstruo; sólo quería decirte que… Este es mi último periodo en Kozlov y después del gran evento de talentos, me iré de Rusia. –Fue impactante y me dejó helada. ¿Se iba por mí? ¿Huía por todo lo que sucedió? ¿Acababa de decidirlo?-
YULIA: ¿Cómo crees?... No puede ser, Scarlett. –Tenía que saciar mis dudas así que me lancé. Debía saber sus razones.- ¿Es por mí? ¿Fue por el incidente con Lena y conmigo? ¿Qué hay de nuestra amistad? –Para mi sorpresa, ella sólo me sonrió y tocó con fragileza mi antebrazo.-
SCARLETT: Ok, volveré a ser breve. Siempre te amaré. Aunque conozca a otras personas, tú siempre ocuparás el espacio de mi primer amor. Por nuestra amistad, no te preocupes. Volveré, pero por ahora debo irme a Alemania ya que Astrid me propuso participar para un evento que está realizando; “El Lago de los Cisnes”. Después volveremos. Mientras tanto debes ir a Alemania a visitarnos. También estaré regresando a Rusia mientras dure el evento. –Me entristecí un poco pero… Era lo que debía suceder. Así como su pasión descansaba en la danza y el ballet, el mío y de Lena, era el de cantar. En algún momento íbamos a tener que enfocarnos más en nuestras carreras. Ese día estaba a punto de llegar ya que para Scarlett, Nico y Nadia, era el último periodo en el gran conservatorio, mientras que para mí y Lena, había una oportunidad única de atraer a un caza-talentos para trabajar en lo que más amábamos: cantar. A pesar de ser razonable sus motivos, la tristeza vino a mí. No me imaginaba separarme de ella y probablemente, un poco más adelante, también de Nico.- No tienes razón alguna para ponerte triste, Yulia. Estarás muy bien acompañada mientras estemos lejos ocupados en nuestras actividades. Sólo prométeme una cosa…
YULIA: ¿Qué cosa, Scarlett?
SCARLETT: Sé que está de más pedírtelo, pero cuida muy bien de Lena. Envidio su lugar y por eso quiero que valga la pena que yo no esté ahí. Además, prepárate para regresar a Kozlov y ganarte no sólo a uno sino a más de algún cazador de talentos. El gran evento será a principios del invierno casi por finalizar el año. Estos meses se irán tan rápido… Debes hablar el Lunes con tu mamá; debe respetar la calificación y veredicto del Mtro. Borya. –De reojo alcanzaba a ver a Lena voltear constantemente hacia nosotros. Scarlett también lo notó y fue entonces que me pidió regresar nuevamente con nuestros amigos.- Me da mucha risa. Aún está un poco sensible y a la esquiva por lo que sucedió el otro día… Debemos regresar ya. –Sonrió y comenzó a caminar de vuelta a la mesa con los chicos.-
YULIA: ¡Scarlett! Espera… Algo más. –La detuve sujetando su mano.- Te irás con Astrid… Toda la noche ha estado flipeando contigo, Srta. Diatlova. ¿Eso significa que además te invitó a su proyecto por tener interés en ti? Si es así, debo decirle que te cuide muy bien. –Volvió a sonreír antes de responderme.-
SCARLETT: Es bastante guapa y su conversación muy interesante. Comparte mi gusto por la danza y el ballet, tiene mucha experiencia y está haciéndose cargo de ese evento. Todo esto es una combinación irresistible para mí… Ella me despierta interés. Probablemente pueda surgir algo. No es necesario que se lo digas ahora; con el tiempo ya veremos pero de eso, no te preocupes. Astrid es increíblemente atenta y romántica.
YULIA: ¿En dónde dormirá esta noche? –Scarlett soltó una risa.-
SCARLETT: Ya monstruo. Te estás metiendo bastante. Va a dormir en mi departamento y para tu información, no sé si conmigo. –Me guiñó el ojo y se alejó de mí para regresar con nuestros amigos y yo no pude resistir, reírme. Mi amiga Diatlova de seguro tendría una noche interesante… Me alegraba que con un poco más de tiempo, sus sentimientos encontrarían un buen corazón al cual amar.-
La noche iba a terminar en departamentos separados. Nos teníamos que retirar pero esa noche, todos íbamos perfectamente acompañados por nuestras parejas. Nos despedimos varias veces, en realidad no teníamos ganas de dejarnos de no ser porque cada uno tendría asuntos qué tratar en privado… Lena y yo nos acercamos a su auto para marcharnos pero Scarlett interrumpió nuestra marcha.
SCARLETT: ¡Len! Espera un momento… -Me pidió un breve momento a solas entre ellas… Lo que platicaron realmente no alcancé a escucharlo.-
LENA: ¿Qué sucede, Scarlett? –Algo le respondió Lena mientras la observaba con rareza.-
SCARLETT: Te vas con Yulia… A su departamento. –Estaban conversando. Me dio un poco de temor que hubiese algún tipo de resentimientos o rechazo entre ellas.-
LENA: Sí, tanto sus padres como los míos deben estar teniendo una larga charla… ¿Sucede algo?
SCARLETT: Para nada. Sé que no me incumbe y perdona pero… Tienes que aprovechar esta noche con ella. Es una recompensa después de todos los malos entendidos que atravesaron.
LENA: ¿Estás bromeando verdad? No me pidas eso… Prefiero esperar… Si es que te refieres a eso… -Me sentí un poco aliviada ya que escuché y vi a Scarlett reír aunque a Lena la noté sonrojada.-
SCARLETT: No bromeo. Tú no bromees. Ahora deben hacer la guerra en la cama. –Scarlett le guiñó el ojo a mi pelirroja; me pregunté qué podrían estar conversando y me dieron ganas de irrumpir pero me contuve para darles su espacio.-
LENA: No sé si Yulia lo quiera… Depende de ella. Si me lo propone por supuesto que accederé… La anhelo tanto… -Lena terminaba de decir algo y Diatlova le sonrió con ternura y emoción. Vi que extendió sus brazos en forma de estar pidiéndole un abrazo. Pensé en equivocarme pero riendo, vi cómo Lena recibió el abrazo. Me llamaron para que volviera y rápidamente lo hice. A esas alturas algo en mí me pedía estar a solas con mi pelirroja. En realidad sentía deseos de esquivar la distancia entre su cuerpo y el mío, aprovechar la noche y la que sería nuestra habitación a pesar de sentirme nerviosa por lo que pudiera pensar Lena. No quería presionarla en lo más mínimo.
Al subir al auto permanecimos unos instantes en silencio, en realidad estremecidas por nuestra mutua presencia. Los eventos desafortunados recientes habían transformado nuestro amor en algo gigantesco.
YULIA: Hablaste con Scarlett de una forma bastante serena y hasta la abrasaste, ¿Puedo confiar en que ya todo se encuentra bien? –Lena me lanzó esa mirada coqueta que me derretía, sonrío y contestó mi pregunta.-
LENA: Sí, realmente las asperezas entre ella y yo ya quedaron limadas. Ahora lo único que me importa es ser feliz a tú lado. –Hizo una pausa, sonrió nuevamente de esa manera tan coqueta que me encanta y añadió.-Y aparte me urge llegar al departamento y tratar algunos “asuntos” contigo.-La propuesta prácticamente directa de mi pelirroja hizo latir más rápido mi corazón, sentí un poco de nerviosismo y ansiedad por conocer lo que podía suceder resguardadas en mi departamento.-
Llegué lo más rápido que pude (porque había tomado y no podía arriesgarme a manejar a exceso de velocidad, aunque me sentía bien) bajé del auto y como una linda costumbre ayudé a bajar a mi hermosa Lena. Como si fuera un sueño, caminamos hacia el edificio para entrar a mi departamento tomadas de la mano. Llegamos al 205, abrí la puerta y cortésmente la invité a pasar. Finalmente tendríamos a la noche como testigo de nuestro amor.

YULIA: Te extrañé tanto, pelirroja. –Caminé lento hacia donde ella permanecía de pie, observándome con sus irresistibles ojos verdi-grises. Por más lento que me moví, sentía que el suelo se me movía. Sin poder creérmela, yo literalmente estaba temblando.-
LENA: Fuiste correspondida… Yo también te extrañé. Debo aprovechar este momento a solas para pedirte perdón, Yul. Fui una idiota pero no por dudar de mi amor hacia ti, sino por todos los problemas que comenzaron… Me acobardé. Scarlett me hizo reflexionar y de paso –Sonrió graciosamente.- me propició una merecida bofetada que al recordarla aún me duele. –Abrí lo más que pude mis ojos por la sorpresa en sus palabras. “¡Nunca termino de conocer hasta donde llegan las agallas de esa mujer!”, pensé para mis adentros. Reí un poco para no incomodar a Lena.- Creo que me reconectó. Y gracias a eso, recuperé lo que más necesito a mi lado, a ti mi Yul.
YULIA: Vuélvelo a decir…
LENA: Recuperé lo que más necesito a mi lado… a ti.
YULIA: Otra vez…
LENA: No juegues, es una frase muy larga. –Escasos diez o un par de centímetros más, separaban mi cuerpo del suyo. Avancé un poquito más y la rodeé con mis brazos. Lena correspondió mi abrazó y hundió su rostro en mi cuello. Sentí repentinamente cómo sus labios besaban mi cuello; me erizó la piel y fue el impulsor para que mis manos empezaron a deslizarse con suavidad desde su cuello por su espalda hasta llegar a su espalda baja. Detuve el avance de mis manos para buscar con mis labios los suyos. Por fin la pude besarla con el alma… Apretaba sus labios con los míos desmedidamente; mi corazón latía tan fuerte que sentía como si fuera a brincarme del pecho. El beso con Lena no terminaba y pasó de ser únicamente entre nuestros labios, a involucrar su lengua y la mía. Hundía una y otra vez mi lengua en su boca; las repeticiones sin darnos cuenta, pasaron a ser en poco tiempo, movimientos rápidos y desesperados. Estábamos excitándonos tanto que la ropa nos estorbó.
Con paciencia esperé un poco más para deleitarme en cada centímetro de piel blanca y suave de Lena aún cubierta por sus prendas; interrumpí nuestro beso para pasar a besar suavemente su cuello. Le di algunas mordidas suaves y escuché que con voz entrecortada y muy baja me dijo “Quiero ser tuya…para siempre.” El corazón se me sobresaltó y mi instinto me hizo conducirla hacia el sofá más largo en la sala de mi departamento. La recosté con cuidado mientras me ocupaba con mi boca de seguir estimulándola besando su cuello pero con un poco más de exaltación. Coloqué mis manos en sus pechos para sobar sobre su ropa y sostén; sentía a Lena retorcerse y al mismo tiempo, movía impacientemente sus piernas. Gemía despacio con un toque de mucha inquietud. Decidí despojarla sin más demora primero de su camisa y después de su sostén. Sus grandes senos quedaron al descubierto ante mis ojos. Estaban tan bien formados y sus pezones estaban ya completamente erizados… Tan firmes y rectos que no pude contenerme y los besé descontroladamente. Con la punta de mi lengua los tocaba y humedecía y con mis manos estrujaba y sobaba cada uno. Lena soltó un gemido un poco más fuerte; me atreví a pasar a despojarla del resto de prendas que cubrían su piel…
Desabotoné el pantalón negro entallado que le sentaba bastante bien a su silueta con curvas bien marcadas. Se quitó las zapatillas negras de tacón alto mientras que yo deslicé su bikini para dejarla completamente desnuda. Ella me ayudó impacientemente, a quitarme mi blusa semiescotada; una vez habiéndomela quitado le facilité quitarme mi sostén y ella se ocupó de desabotonar mi pantalón de mezclilla color negro. Me quité rápido mis zapatillas de tacón delgado y me situé enseguida de sus piernas para abrirme paso y perderme estimulando con mi boca y mi lengua en su sexo, hundiéndome tanto como pudiera en su vagina. Lena se retorcía y tomaba mi cabeza con sus manos. Estiraba sus piernas y las contraía. Estaba comenzando a gemir más fuerte al tiempo que alborotaba mi cabello. Sus movimientos me tenían vuelta loca y no podía contenerme más… Sin esperar más, salí de entre sus piernas para abrirlas nuevamente pero esta vez, para sentarme. El sexo de mi pelirroja estaba tan mojado y cálido que la sensación al colocar mi sexo de tal manera que encajó perfectamente, fue inexplicable. Me abracé a ella y besé su cuello mientras empezaba a hacer movimientos con fuerza de mi cadera haciendo que nuestros sexos se saciaran con su contacto directo. Nos estábamos empapando y era una sensación tan placentera que yo también empecé a lanzar gemidos de placer. Me desquicié cuando Lena dijo mi nombre con fuerza y tanto placer que aumenté la velocidad de mi movimiento. No dejé de abrazarla fuertemente y me aseguraba de que nuestros sexos se sintieran plenamente entre sí. La respiración se me iba y mi pelirroja me clavaba sus uñas en la espalda. Teníamos la respiración tan agitada y nos movíamos locamente dándonos placer. Me deslicé tan fuerte, duro y locamente lo más que pude hasta que sentí que Lena estaba a punto de alcanzar su orgasmo, entonces estalló en mí una excitación tan desbordada que mágicamente me hizo sincronizarme con ella y me hizo sentir al borde de llegar. Nos abrazamos lo más fuerte que pudimos; yo no paré de moverme hasta que de pronto casi simultáneamente, nos perdimos en un gemido coordinado y locamente apasionado provocado por un orgasmo de igual manera, casi a la par. Me quedé recostada sobre ella bastante embriagada de amor y por supuesto, de aquel increíble orgasmo…

Vale Fernandez: Gracias por comentar y  espero que te siga gustando hasta el final Very Happy


Última edición por SandyQueen el Lun Jul 25, 2016 11:49 am, editado 1 vez
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por Aleinads el Mar Jul 12, 2016 4:38 pm

Una epifanía realmente buena, muy, muy, completamente BUENA!!
avatar
Aleinads

Mensajes : 427
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por VIVALENZ28 el Mar Jul 12, 2016 9:52 pm

WoWWWW **busco hielito*** demasiado bueno el capitulo Very Happy
avatar
VIVALENZ28

Mensajes : 774
Fecha de inscripción : 03/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por SandyQueen el Lun Jul 25, 2016 11:51 am

Capitulo XX

Siempre y para siempre

Fue un día… único. Como única fue esa oportunidad. Yo esperé toda mi vida por tener ese instante, cualesquiera que fuese el tiempo que durara, que para ser precisos, tuvo una extensión de casi 4 minutos, una gran cantidad de aplausos entusiastas y una multitud que de pronto, adoraron nuestra música. Los nervios carcomían nuestra seguridad y alteraba nuestro ritmo cardíaco, sin embargo no iba a permitirme mostrarme así y por supuesto, actuaría con firmeza para que mi adorada pelirroja, se sintiera segura y cómoda en nuestro escenario.

El gran evento de Kozlov tenía a 10 participantes, los cuales fueron seleccionados tras competencias muy minuciosas semana tras semana. Nuestro dúo era el segundo en presentarse esa noche en el auditorio del complejo de Kozlov pero era el último número para la noche. Logramos entrar de milagro ya que a consecuencia de mi madre, casi quedamos fuera del evento ya que había solicitado nuestra baja automática como competidoras en el evento. Argumentó que habíamos violado varias reglas del conservatorio en nuestra presentación, como la utilización de playback y el complot con miembros de Kozlov para escandalizar nuestro pequeño show y de esa manera, influir en la decisión de nuestro jurado. Tuve una acalorada discusión con todo el grupo directivo del conservatorio, y pese a que me llevó tiempo, logré convencer a la mayoría de directivos para que respetaran el lugar que habíamos ganado, para cantar en “Kozlov´s New Talents”.

Nos asignaron una especie de camerino para esperar hasta nuestro turno; poco antes de entrar en acción, Scarlett entró acompañada de Nico, Nadia y para mi sorpresa, Astrid. Me dio más valor sentir a mis amigos tan cerca. Sobre todo, la presencia de mi amiga Diatlova me transmitía serenidad y mucha fuerza. Probablemente ella continuaba y continuaría en la idea de que naturalmente soy fuerte sin conocer realmente que el origen de mi vitalidad y mi inquebrantable decisión, se hallaba en ella.

SCARLETT: Y bien, aquí están finalmente. Estarán seguramente, de lo más tranquilas, ¿Cierto, monstruo? –Dirigió su mirada hacia Lena y enseguida acabó clavada en mí.-

YULIA: Finalmente, y no vamos a malgastar este momento. Aprovecho que están reunidos aquí los tres porque quiero que sepan que vamos a subir a ese escenario a ganar y cuando obtengamos la victoria, será dedicada a ustedes. Sin todo lo que hicieron, no estaríamos aquí.

NICO: ¿A nosotros? –Mis palabras fueron sorpresivas para los tres pero no obstante, mostraron tintes de ternura, cariño y mucha emoción.-

YULIA: Sí, a ustedes. Amo a Lena con toda el alma, y ustedes me ayudaron a tenerla a mi lado. –Scarlett se anticipó y tomó la palabra.-

SCARLETT: Lena, aprovecha a Volkova. Abrázala cuantas veces puedas y no olvides escucharla. En adelante ya no podremos intervenir más. Su amor está sólo en sus manos… -Le arrebaté la atención de todos tomando la palabra.-

YULIA: Astrid, después de esto te llevarás a esta gran mujer. Tú participarás para lograr su sueño de bailarina. ¿Sabes qué es lo que adoro de Diatlova? Adoro verla feliz. –La expresión de Lena era serena. Desde meses atrás estábamos viviendo al máximo nuestro noviazgo así que no temí continuar con mi sermón. Por el contrario, a Scarlett le cambió el semblante reflejando una profunda melancolía mediante una lágrima apenas perceptible.- Así que por favor, sé paciente y creativa. La Srta. Diatlova es auténtica y tan original como su porte. Es perfecta para tu proyecto… Pero también para tu vida. –Scarlett se abalanzó hacia mí de un salto y me abrazó muy fuerte. Los chicos nos rodearon uniéndose y envolviéndonos en un abrazo. Una voz proveniente detrás de la puerta de nuestro improvisado pero cómodo camerino, nos alertó de nuestro turno. “Srtas. Julia Volkova y Elena Katina, su turno en 5 minutos. Estén listas para subir al escenario.”-

SCARLETT: Ya es hora, Yulia. Tenemos que marcharnos. Sube a ganar. No tienes que esforzarte la gran cosa porque tu voz y la de Katina, están hechas para unirse. –Se separó de mí y acarició mi mejilla. Me sonrió y les pidió a los chicos dejarnos a solas.- Estaremos viendo cómo ganan. Te garantizo que para cuando terminen, ya tendrán contrato con alguien.

Una vez en privado nuevamente, me aproximé al cuerpo de Lena. Me observó con esa mirada dulce y seductora; deslicé mi mano derecha en su cabeza para sentir su hermoso cabello rojizo y con la izquierda, busqué su mano para sostenerla

YULIA: ¿Nerviosa?

LENA: Un poco… Pero con tu compañía me basta para sacar coraje y determinación. –Se acercó para regalarme un beso que se prolongó lo más que se pudo.-

YULIA: ¿Quieres practicar nuevamente vocalización antes de subir? –Negó con la cabeza y me besó nuevamente para mi sorpresa.-

LENA: Sólo necesitaba besarte, amor. Estoy lista. ¿Salimos ya? –Le tomé de la mano para salir con dirección a las escaleras de acceso al escenario.-

Caminamos en silencio entre el eco de la música que resonaba y que poco a poco conforme nos acercábamos, se hacía más fuerte. Cruzamos una puerta de acceso que se encontraba a mitad del largo pasillo que nos sacaría hasta las escaleras de nuestra victoria. Tenía que serlo. La importancia y popularidad del evento, hacía necesario que Kozlov contara con vigilancia profesional privada; dos agentes de la seguridad del evento nos abordaron al cruzarla. Uno aguardó en la puerta y el otro nos acompañó justo al pie de la escalera. No había tiempo ya. El joven que se encontraba ocupando escenario, estaba finalizando su canción. El agente que nos acompañó hasta ese punto, se precipitó a subirla en cuanto el conductor del evento, solicitó amable y entusiasta, más aplausos para el competidor. La gente había reaccionado bien, sin embargo, al parecer no había sido tan espectacular ya que los aplausos no transmitían emociones. El agente bajó rápido del escenario acompañando de regreso al joven que había concluido de participar. El segundo que aguardaba en la puerta se hizo cargo de ellos mientras que a Lena y a mí, cordialmente nos pidió subir y mediante una diadema con micrófono, le dio banderazo verde a alguien indicándole que todo iba bien. Al subir el conductor asignado esa noche al gran evento, nos abordó y nos hizo una serie de preguntas antes de comenzar. Nada extraordinario; sólo dijimos nuestros nombres y algunas palabras antes de comenzar. El conductor pidió al público aplausos y abandonó el escenario para dejarlo completamente, a nuestra merced. Volteé a ver a Lena para extraviar mi nerviosismo en su belleza. Sonreímos y nos aproximamos para tomarnos de la mano. Habíamos estado ensayando por semanas así que no sentíamos listas. El bullicio cesó y entonces nuestra canción comenzó…

“This was an accident, Not the kind where sirens sound.
Never even notice we´re suddenly crumbling”…
Tell me how you´ve never felt delicate or innocent;
Do you still have doubts that us having faith makes any sense.”


-Lena apretó fuerte mi mano y se giró hacia mí y conforme iba fraseando, su expresión corporal iba transmitiendo con más intensidad cada palabra de la canción. Sin soltarle de la mano, la jalé con cuidado para que caminara a mi lado. Así iniciamos a marcar nuestro escenario haciéndolo nuestro y despilfarrando nuestras emociones.-

“Tell me nothing ever comes rationale or breaking down,
still somebody loses cause there's no way to turn around,
staring at your photograph everything now in the past, n
ever felt so lonely I wish that you could show me love…”
Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til you open the door.
Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til I'm up off the floor.
Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til it's inside my pores.
Show me love, show me love, show me love
Show me love, show me love
'Til I'm screaming for more.


Después del primer coro, la reacción de la gente fue muy escandalosa. Me movía junto con mi pelirroja lo más fluida que podía; seguíamos pasos y movimientos que ya habíamos planeado durante las largas semanas de preparación. Hacia el frente del escenario había unas gradas que permitían bajar hacia los asientos de los asistentes; las gradas eran vigiladas por otros agentes quienes lucían bastante malencarados. Fue entonces que rompí un poco lo que habíamos repasado y aún con su mano entrelazada a la mía, caminé para bajar hacia donde se encontraba nuestro público. Los agentes dudaron un poco en dejarnos avanzar (Kozlov siempre resguardaba con mucho recelo, la seguridad del evento.) pero no nos obstruyeron y por nuestra cuenta, teníamos que aprovechar para fulminarlos con nuestras voces, nuestros movimientos y nuestra canción… O debería decir, la canción de mi madre Nastya Volkova y Anna Katina. Efectivamente, la gente se alborotó cuando nos vio bajar; respiramos hondo nuevamente y nos dedicamos a terminar la canción inyectándole la mejor cantidad de éxtasis. Me acerqué a Lena para pedirle que los movimientos que estudiamos los improvisáramos; le dije que me siguiera y que confiara en mí.


Random acts of mindlessness, common place occurrences,
Chances of surprises, another state of consciousness'
Yell me nothing ever comes rationale or breaking down
Still somebody loses cause there’s no way to turn around,
Tell me how you've never felt delicate or innocent,
Do you still have doubts that us having faith makes any sense,
You play games I play tricks, girls and girls but you're the one,
Like a game of pick up sticks played by fucking lunatics.
Show me Love, Show me Love, Show me Love, Show me Love,
Show me Love, Till you open the door.
Show me Love, Show me Love, Show me Love,
Show me Love, Show me Love, Till I'm up off the floor.
Show me Love, Show me Love, Show me Love, Show me Love,
Show me Love, Till its inside my pores.
Show me Love, Show me Love, Show me Love,
Show me Love, Show me Love, Till I'm screaming for more.

Alzamos nuestras manos al terminar la canción y la respuesta de los espectadores fue inmediata. El alboroto que se hizo fue excepcional. Entre el bullicio, chiflidos y gritos de los espectadores, abrí paso a mi mirada para buscar a los chicos y a mis padres… Alcancé a ver a mi ahora suegro, el Sr. Sergey Katin pero no a mis papás. Lena se encargó de finalizar mi búsqueda y me hizo un gesto para subir de nuevo al escenario y salir de él. Fuimos el último número en presentar canción así que sólo bajamos del escenario a esperar detrás de éste para que los cazatalentos presentes, dieran a conocer si Kozlov tenía algún músico o artista de su interés para proponerle un contrato; también se premiaba a los mejores del concurso y al mejor, aunque no tuviese propuesta de algún cazatalento, se le apoyaba para que continuara participando en eventos a lo largo y ancho de Rusia en busca de impulsar su carrera musical.

Lena estaba tan nerviosa que sus manos temblaban y sudaban. Nuestros compañeros competidores permanecían en la misma incógnita; ¿Quién carajos habrá ganado este año? Por mi cuenta estaba ansiosa de conocer el resultado de la entrega que hicimos sobre el escenario. Me sentía segura pero desconocía qué tan bien ejecutados, fueron las presentaciones antes de la nuestra. Me enfoqué en alentar a Lena; si no ganábamos, ella y yo debíamos seguir juntas para hacer nuestros sueños realidad.

YULIA: Amor, ¿Preocupada? –Me acerqué susurrándole al oído.
Lena asintió moviendo la cabeza y se pegó a mi cuerpo y buscó un abrazo. Se lo correspondí y me limité a darle palabra de aliento.- Esta canción fue perfecta, mi amor. La compuso nada más y nada menos que dos de las mejores integrantes de Kozlov, las cuales poseen un historial tremendo en este arte. Nico estuvo ayudándonos a afinar nuestras voces y Scarlett junto con Astrid, se encargaron de apoyarnos con la expresión corporal para la interpretación. Te juro que si los volvimos locos allá afuera, es porque hicimos las cosas más que perfectas. Además, lo hecho, hecho está. Si alguien se interesó en nuestras voces, el veredicto ya está dado. Ahora sólo se trata de esperar, Len. –Al cabo de mis palabras le sonreí y bromeé un poco. No sé si realmente me sobrepasé o si hice lo correcto.- Aparte bueno, si esto no resulta, pues podemos cantar en las calles, ¿Qué no?- Se rió pero al cabo me golpeó en el brazo. Tan siquiera nos estábamos distrayendo un poco en esos momentos de tensión y estrés.
Trascurrieron varios minutos más; todos estábamos desesperados. Finalmente el presentador dio aviso de tener en sus manos el sobre con el veredicto. Nos pidió subir al escenario. Nos colocamos en una sola línea observando al público. Kozlov tenía casa llena. A lo lejos alcancé a ver a nuestros amigos; algo murmuraban entre sí. Lena estaba a mi lado tomándome muy fuerte de la mano. Era momento de conocer la verdad.

PRESENTADOR: Buenas noches, damas y caballeros. Agradecemos su espera y paciencia. Antes de dar a conocer el veredicto quiero también hacer mención de la persona que directamente hace que este evento se realice; la talentosa músico-bailarina, Anastasia Volkova a quien invito con todo placer para que lea los resultados de esta espectacular noche de música. –Hubo muchos aplausos pero para extrañeza del presentador, ella no salió por ningún lado en el auditorio. Después de eso, tomó por fin el sobre y lo abrió para leerlo. Acto seguido dobló de nuevo el papel y lo introdujo de vuelta a su sobre.- Bien, creo que en este momento no podrá acompañarnos para dar los resultados a los talentosos jóvenes pero es hora de hacerlo… -Me entristeció que no estuviera presente, sin embargo el espectáculo tenía que llegar a su fin. De pronto y antes que el presentador pudiese revelarnos la angustiante verdad, mi madre, Nastya, salió disparada de las escaleras por las que entramos al escenario.-

NASTYA: ¡Un momento! Perdonen… -Fue directo a tomar uno de los micrófonos que había en un posadero.- Buenas noches a todos, Kozlov les agradece su entusiasmo y asistencia. Sin ustedes, este evento y estos jóvenes no tendrían esta oportunidad. Y bien, sin más premisas, ya no perdamos más tiempo y conozcamos el resultado final. –Tomó ahora ella el sobre, desdobló la hoja, la leyó y la volvió a meter dentro del sobre. Asintió con su cabeza dándole a entender al presentador que ya conocía el resultado. Después de la desesperante espera, por fin sabríamos el resultado.- Jóvenes, ¡Felicidades a todos! ¡Esta noche tenemos a un grandioso nuevo artista! –Me decepcionó un poco la frase… ¿Un grandioso nuevo artista? Osea, ¿Fue un solista?- ¡Por su talento y magnífica interpretación me complace anunciar que el ganador es… el dúo Julia Volkova & Elena Katina! ¡FELICIDADES!. – Lena se abalanzó hacia mí y nos perdimos en un fuerte abrazo; mi madre dejó el micrófono y se abalanzó contra nosotras para abrazarnos… Fue tan cálido y tan hermoso su abrazo. Mi madre abrazándome y abrazando a la mujer que amo, unidas las 3 por una victoria en común como familia. El público nos ovacionó con extensos aplausos, gritos y chiflidos de júbilo. También los demás competidores nos abrazaron y felicitaron. Del escenario salió un espectáculo sincronizado y previamente meditado de luces y papeles tipo confeti. Me sentía como una niña en su cumpleaños pero no era así, estaba viviendo mi pase a ser una cantante profesional y con esfuerzo y trabajo, muy reconocida. No sabía de dónde carajos habían salido los chicos pero se lanzaron contra nosotros. Scarlett corrió hacia mí y me abrazó con mucha emoción; recibíamos tantas felicitaciones que nuestra sonrisa y admiración, ya no bastaba para
expresar y transmitir lo delicioso del momento. Por fin, Lena y yo, nos sentíamos completas. Todo era perfecto.

Después de todo el escándalo, mi madre sugirió reunirnos en nuestra casa para festejar. Todos estuvieron de acuerdo pero nos despedimos brevemente ya que debíamos ponernos de acuerdo con los directivos para lo que seguiría después de nuestro triunfo. Les indiqué que los alcanzaríamos en breve y fue la manera en la que se retiraron para esperarnos con mis padres en casa. No tardamos mucho; en realidad sólo nos presentamos y nos pidieron nuestros datos. En los siguientes días entraríamos en contacto con el dueño de un estudio de grabación llamado Alik Záitsev. Antes de poder salir de Kozlov tuvimos que ser pacientes pues vinieron las peticiones de las fotos para el recuerdo y esas cosas después de eventos así. No me incomodó pero por esa noche quería salir corriendo y culminarla con Lena, otra vez, en la cama.

Cuando por fin salimos y subimos a mi auto, nos quedamos idas, enmudecidas y perplejas cada una en su lado tratando de asimilar lo que habíamos logrado y lo que estaba comenzando a suceder. Lena rompió el silencio;

LENA: ¿Esto es real?... No voy a despertar, ¿Cierto? –Me causó ternura y satisfacción saber que la estaba pasando de lo mejor esa noche. Me acerqué para besarla y negarle que se tratara de un sueño.-

YULIA: ¿Mis besos te parecen un sueño? ¿Los sientes? Esto es real. Y fue destinado para ti y para mí. Ahora vámonos ya a mi casa; mis padres nos esperan y también los chicos. –Me sonrió y me hizo una señal para ponerme en marcha.-

Al llegar a la casa de mis padres, la recibida de los chicos fue muy cálida. Sorprendió a Lena ver a su padre Sergey ahí. A quien me extrañó no ver fue a la maestra Anna Katina, sin embargo actué normal y no quise preguntarle ni tocar el tema con Lena. Después de una serie de intensos abrazos nuevamente, cada uno comenzó a tomar por su parte la reunión. Yo conversaba con Scarlett y Nico se encontraba con Lena; Nadia se entendió bastante bien con Astrid y mis padres estaban reunidos con Sergey. Se encontraban un poco alejados de nosotros, me imaginaba que dentro de los temas que estarían hablan uno era la ausencia de Anna Katina al evento y a nuestra reunión. De verdad me causaba mucha inquietud y para Scarlett fue muy sencillo darse cuenta.

SCARLETT: ¿Te preocupa?

YULIA: ¿Cómo? –Por mi cuenta no me había percatado de tener la mirada de Scarlett mientras me encontraba observando a mis padres y Sergey. Le negué con un cortó y sencillo movimiento de cabeza.-

SCARLETT: Está bien, si tú lo dices te creo. Pero para saciar tu curiosidad, Anna está bien. Sí fue al evento pero ella se encuentra distanciada de Sergey…

YULIA: Sí, eso sí me lo contó Lena. Estaba un poco triste pero también me dijo que fue acuerdo mutuo y que la decisión nació de Anna. Lloró cuando me contó que Anna aún ama a mi madre y lo peor es que mis padres decidieron que el amor que se tienen, vale bien la pena para continuar. Así que ellos no rompieron su compromiso después de lo que sucedió. Pero si no está aquí no entiendo en dónde se encontrará.

SCARLETT: En el departamento de sus padres, Yulia.

YULIA: ¿Sus padres? Eso no sabía…

SCARLETT: Sí, al cabo del enfrentamiento en la Plaza Roja, después de que hablaron a solas, Sergey se fue a un departamento para vivir solo y Anna a otro. Le dejaron el departamento a Lena ya que no querían recordar nada entre sí en ese lugar.

YULIA: Supe que Sergey dejó de vivir ahí pero… La realidad es que platiqué muy poco con Lena sobre su mamá. Ahora entiendo el cómo me invitaba sin preocupación a su casa… -Sonreí de forma pícara.-

SCARLETT: Vaya, vaya. Así que has dormido con Lenita…

YULIA: Por favor Scarlett…No hables así. Suenas como celosa… -Comencé a fastidiar a mi amiga
Diatlova.-

SCARLETT: ¡Bah! Para nada. No seas tonta. Sólo me dio curiosidad.

YULIA: Sí claro. Pues sí, he dormido con ella. Y ahora para saciar tu “curiosidad” –Hablé de forma sarcástica.- disfrutamos de nuestra compañía cada que tenemos oportunidad. Es tan intensa… Podemos tener orgasmos toda la bendita noche.

SCARLETT: Lo bueno es que no se pueden embarazar entre sí porque si no, parecerían conejos, Yulia. –Provocó mi risa y a su vez ella comenzó a reír conmigo. Reíamos a carcajadas y eso llamó la atención de nuestros amigos y hasta de mis padres quienes se acercaron a nosotras.-

LENA: ¿De qué ríen, Yul?

YULIA: No es nada. Mejor hay que aprovechar para brindar por esta maravillosa noche, ¿Les parece? –Tomamos nuestras copas con vino tinto Le Grand Vostok. Brindamos por tener la oportunidad de estar reunidos y por el primer pequeño triunfo en nuestras carreras. Las horas se fueron consumiendo y era hora de que cada uno de los chicos al igual que el padre de Lena, se retiraran.

SERGEY: Bien, hija, me retiro. Te llevará Julia a casa, ¿Verdad? –Yo me adelanté antes de que Lena respondiera y le aseguré que la llevaría sana y salva. Sergey me agradeció la atención y finalmente se despidió. Le pedimos que nos avisara en cuanto estuviera en su departamento. Antes de retirarme con Lena, mi madre me pidió un momento para hablar, mi padre estaba junto a ella. Me pareció extraño pero accedí.-

NASTYA: Quizá creíste que no estaría presente en el evento de Kozlov. Quiero que sepas que estaba ansiosa de escucharlas cantar. Reconozco que sus voces parecen estar hechas para unirse. Tienen tanta armonía y transmiten mucha emoción. Me fascinó la presentación y estoy muy orgullosa de ti. Tienes mucho talento y estaré aún más orgullosa de ver cuán lejos llegarás. Y quiero, que sepas que tu padre y yo, las apoyaremos en todo. Les pido perdón por lo que sucedió meses atrás… No logro perdonarme a mí misma que casi las alejo de sus sueños todo porque…

YULIA: No digas más, por favor. –La interrumpí.- Con saber y sentir que ya todo está bien, me basta. –Levanté al aire nuevamente mi copa de vino tino y brindé por la familia Volkov Katin y por la nueva familia que comenzamos a ser. Al cabo del brindis, mis padres me abrazaron y le pidieron a Lena acercarse para también abrazarla. Fue un momento muy significativo para mí ya que no me quedaba más duda de que comprendían el gran amor por Lena. Conversamos un poco más hasta que el cansancio nos pidió irnos a dormir. Les dije a mis padres que me quedaría en casa de mi pelirroja y ellos nos pidieron avisar cuando ya estuviéramos dentro del departamento. Nos despedimos y ya con un poco de pesadez, puse en marcha mi auto. Pusimos un poco de música y conversamos un poco más hasta llegar al edificio. Aguardamos unos minutos antes de bajar del auto para besarnos apasionadamente. Interrumpimos nuestro beso para apresurarnos a subir al departamento. Nuestros cuerpos estaban cansados pero no nuestro alma y tampoco nuestro deseo.
A penas acabábamos de entrar cuando Lena me tomó de la mano y me pidió tomar un baño con ella. Me adelanté a preparar el jacuzzi; ella entró enseguida y en cuanto cerró la puerta, comenzó a desprenderse de su ropa dejándome sin aliento. Lucía realmente preciosa al natural, como una verdadera diosa. Se acercó despacio hacia mí pero pasó de largo y ante mi mirada atónita por su gran belleza desnuda, se metió al jacuzzi. Sin demorar más, me quité la ropa y entré con ella. El agua era cálida al igual que nuestros deseos. Habíamos bebido mucho lo que provocaba que nuestras sensaciones estuvieran a flor de piel. Nos entregamos a la pasión, deseo y sobre todo al amor. Al amor que sentíamos y me atrevo a decir que seguiremos sintiendo hasta el final de nuestros días la una por la otra.

Lena y yo nos dedicamos a cantar; ¿Has escuchado alguna canción nuestra? –Con su voz tierna, suave y ansioso dijo que sí; no sé qué me conmovió más: el hecho de saber que conocía a qué nos dedicamos o… simplemente su voz.- Ok, y ¿Te gusta escucharnos cantar? –“Sí”, respondió y me abrazó. Al oído me dijo que le encantaba ver videos de los conciertos para vernos cuando nos encontrábamos tan lejos. Él comprendía nuestro trabajo y a su vez, nos esperaba con ansias dulces e inocentes a nuestro regreso. Bueno pues tú me preguntaste que qué tanto hacemos cuando no estamos contigo y la respuesta es esa, cantamos por el mundo para grabar bonitos videos y que tú puedas vernos aunque no estemos contigo siempre. Volvemos con toda la emoción de estar juntos. Dime, ¿En dónde están tus hermanos? –El pequeño me señaló que se encontraban afuera, en el jardín y efectivamente así fue. Mi madre aún no se percataba de nuestra llegada así que sigilosamente caminé para no ser percibida por nadie más.-

YULIA: Anielka, no hagas ruido ¿Vale? Acompáñame al jardín, ven, te llevaré en mis brazos pero sin hacer ruido. –El pequeño me sonrió y se me abrazó rodeando con sus pequeños brazos mi cuello.- Ok, perfecto, vamos con la abuela. –Abrí la puerta cristalizada con mucho cuidado pero justo al dar un paso hacia al frente, el pequeño Anielka se rió provocando que mi madre volteara y se percatara de mi presencia.-

NASTYA: ¡Yulia! ¡Qué sorpresa! ¡Por qué no me avisaste! ¡Qué emoción que estén de regreso! ¡Las han extrañado mucho!

YULIA: Y nosotras a ellos, bastante. ¡No imaginas! –Miré alrededor pero no vi a mis hijos.- Mamá, ¿En dónde están esos dos? –No fue necesario que mi madre respondiera a mi pregunta ya que detrás de mí salieron por sorpresa el pequeño Faddei y la preciosa de Ivka. Me agaché para bajar de mis brazos a Anielka y poder abrazar a los tres juntos. Me perdí con ellos en un abrazo hasta que Lena llegó saludando a mi madre.

NASTYA: ¡Lena! ¡Qué hermosa te ves!

LENA: Gracias por el cumplido, suegrita porque la realidad es que venimos de viajar 10 largas horas y… pensé que llegaría con otra cara. –La volteé a ver y le respondí que eso jamás es así, que después de verla hasta al cabo de los conciertos, entrevistas, programas de tv, sesiones fotográficas y aún en las jornadas más pesadas de trabajo, ella continuaba siendo inmensamente bella. Por eso mis hijos eran tan hermosos.- Ay Julia, siempre eres así. Gracias amor. –Sonrió y se acercó a nosotros para agacharse y unirse también a nuestro abrazo.-

NASTYA: Tienen que tomar pronto, algún tipo de vacaciones. Los niños las extrañan mucho y no querrán
perderse de esta etapa de sus vidas. Están muy despiertos y han aprendido a caminar pronto. Son unos ángeles de verdad.

YULIA: Sí, por supuesto mamá. Ya verás que le pediremos a Alik Záitsev un descanso. No creo que esté en desacuerdo. A final de cuentas a todos nos hace falta. Procuramos dormir bien, comer a nuestras horas y de forma saludable pero cuando se tiene que trabajar… No bastan todos los cuidados porque terminamos agotadas. Sin embargo estamos muy felices mamá, ¿Nos has visto en las revisas rusas? Hablan de nosotras en todo el mundo.

NASTYA: ¡Sí! Alexei y yo estamos tan sorprendidos y orgullosos de ti… De tu familia… De nuestra familia, hija. Oye, ¿Has sabido de tus amigos?

YULIA: ¡Claro! De hecho aprovecharán que estamos aquí para venir. Les avisé que ya estábamos aquí así que más tardade haremos una reunión para poder dormir a los niños…

NASTYA: Claro, reunión. Con los niños dormidos y la hora a la que veo que pretenden hacer su reunión, de seguro la reunión se apellida fiesta, Yulia. Pero está bien, me da gusto que vengan los chicos pero, ¿Invita a tus padres no? –Mi madre provocó que Lena y yo nos riéramos bastante pero le respondí que sí, que podían estar con nosotros para hacer una velada plena, divertida y por qué no, para cantarles un poco.-

Mi madre nos dejó a solas con nuestros pequeños hijos; aún recuerdo cuando Lena y yo tomamos la decisión de acudir a un hospital de fecundación In-Vitro con la esperanza de poder… de alguna manera, realizar nuestro sueño de tener hijos. Recién comenzábamos a trabajar con este nivel de giras por el mundo; Lena de cierta manera me reprochó no estar con los pequeños pero los primeros meses tomamos un break para estar con ellos. Recién los acabábamos de dejar nuevamente pero mi mamá por supuesto, deseaba que pronto nos dedicáramos completamente a ellos y nuestra familia.
La vida es realmente un abrir y cerrar de ojos; no hay tiempo para despilfarrar oportunidades y mucho menos, para abandonar la búsqueda de nuestros sueños y deseos. Mi familia fue un sueño hecho realidad; primero comenzó con mi pelirroja cuando superamos el mal encontronazo que la vida comploteó pero que si no hubiese sido por él, no habría vivido lo que hasta ahora he vivido, amado, respirado y anhelado. Después de ese choque sin sentido, nuestros caminos estaban sólo a centímetros de unirse hasta que por fin, una noche en un bar de esta bella Rusia, mis labios y los de Lena rompieron finalmente, los Diez Centímetros que nos separaban para amarnos desde entonces.

YULIA: Oye, Lena.

LENA: ¿Qué sucede, Yul? –Aún hincadas abrazando y acariciando a nuestros pequeños, la miré y le sonreí. Me acerqué a ella y le di un beso.-

YULIA: Te amo, Lena. Eres el amor de mi vida…

LENA: Sabes amor... siempre me va a encantar romper esa barrera de estar “A diez centímetros de ti”.

Aleinads y Vivalenz 28: Muchas gracias por seguir este fic... ojalá les agradé este su último capítulo Very Happy
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por Aleinads el Lun Jul 25, 2016 8:11 pm

Siento las emociones a flor de piel!!! Que hermoso, espectacular e increíble! Gracias!! Gracias... Gracias!!! Me ha encantado de principio a fin y la canción uuufff ♥ cheers cheers
avatar
Aleinads

Mensajes : 427
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por VIVALENZ28 el Lun Jul 25, 2016 11:14 pm

Awwww I love you que lindo quedó gracias por compartir esta historia :3
avatar
VIVALENZ28

Mensajes : 774
Fecha de inscripción : 03/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por Vale Berríos. el Vie Ago 05, 2016 1:40 pm

Que hermosa historia, y con lo de sus madres no creí que acabara tan fácil la verdad, Ana y Nastya, pero para muestra un botón, gracias por compartir tan bella historia. Smile

Vale Berríos.

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 10/10/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por SandyQueen el Vie Ago 05, 2016 2:17 pm

Aleinads escribió:Siento las emociones a flor de piel!!! Que hermoso, espectacular e increíble! Gracias!! Gracias... Gracias!!! Me ha encantado de principio a fin y la canción uuufff ♥ cheers cheers


Me alegra mucho que te haya provocado esa sensación Very Happy y te agradezco infinitamente que lo hayas seguido de principio a fin Very Happy
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por SandyQueen el Vie Ago 05, 2016 2:21 pm

VIVALENZ28 escribió:Awwww I love you  que lindo quedó gracias por compartir esta historia :3

Muchas gracias a ti por leerla. En verdad que sin ustedes como lectoras no hubiera llegado a su fin Very Happy
y me encantó que te agradara Smile
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por SandyQueen el Vie Ago 05, 2016 2:23 pm

Vale Fernández. escribió:Que hermosa historia, y con lo de sus madres no creí que acabara tan fácil la verdad, Ana y Nastya, pero para muestra un botón, gracias por compartir tan bella historia. Smile

Gracias a ti por seguirla y me alegra muchísimo que te agradara Very Happy
Y sí, no la tenían fácil pero ellas sabían que valía la pena luchar Wink
Nuevamente muchas gracias Smile
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por Vale Berríos. el Lun Ago 08, 2016 2:06 am

Aaaaaw me gustó tu mensaje personalizado para mi jaja :3 espero seguirte leyendo, cautivás mis sentidos *_*

Vale Berríos.

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 10/10/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por SandyQueen el Vie Sep 09, 2016 4:02 am

Vale Berríos. escribió:Aaaaaw me gustó tu mensaje personalizado para mi jaja :3 espero seguirte leyendo, cautivás mis sentidos *_*

Vale, espero que siga cautivando tus sentidos con la nueva historia que estoy escribiendo junto a otra genial escritora... el fic se llama "Cielos Divergentes"
Quedo pendiente de tus comentarios
Wink
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por ccdkatina el Mar Oct 04, 2016 10:08 am

Muy buena historia no pare de leer hasta que la termine en un día ,es que ese amor entre las mamas de ellas su historia de amor me atrapo y luego ellas como desarrollan su histaria de amor wooooaa ,espero seguir leyendo mas historias tuyas un saludo grande xoxo

ccdkatina

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 23/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por SandyQueen el Miér Oct 05, 2016 11:59 am

ccdkatina escribió:Muy buena historia no pare de leer hasta que la termine en un día ,es que ese amor entre las mamas de ellas su historia de amor me atrapo y luego ellas como desarrollan su histaria de amor wooooaa ,espero seguir leyendo mas historias tuyas un saludo grande xoxo

Muchísimas gracias por el tiempo que te tomaste en leerlo, en verdad me halagas mucho Embarassed
y sobre todo me gustó que te haya agradado la historia Very Happy

Un mega saludo para ti Very Happy

Ahorita una escritora y yo estamos en un nuevo proyecto... Se llama "Cielos Divergentes" Cool
espero y le des una oportunidad Laughing
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A Diez Centímetros De Ti

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.