One Shot // by SandyQueen

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

One Shot // by SandyQueen

Mensaje por SandyQueen el Sáb Mayo 21, 2016 6:25 pm

Buenas tardes a tod@s! Bueno quiero compartirles unas inspiraciones rápidas que llegan a la mente de una y si no agarra esa idea simplemente se queda en eso. En lo personal nunca había hecho nada igual ya que apenas estoy empezando con este mundo de los Fic's Embarassed  Sin más les dejo una que escribí hace unos meses, posteriormente iré subiendo unas cuantas que ya tengo escritas también. Espero que les guste Wink

DESEOS DE COSAS IMPOSIBLES

Y de repente, se me vino a la mente esa noche fría de invierno como si hubiera sido ayer. El cielo era oscuro la nieve no daba tregua, me dijiste que querías verme y sin dudarlo acudí sin preguntas, como siempre, como todo lo que hacía por ti, sin reparos. Recuerdo que al llegar a tu departamento te note rara, taciturna y no quise hacerme ideas en mi cabeza, te saludé como si no te hubiera visto en meses, como siempre lo hacía, como todos los días; tú te limitaste a un saludo frío, simple, que hasta un extraño me hubiera saludado con  más simpatía que tú. Ya no pedía amor en ese saludo sino un sentimiento, más no esa indiferencia que me mataba lentamente. Ese gesto me hizo suponer que habías recibido una visita antes de mí. Aún recuerdo cada palabra que te dije:
JULIA: Me pediste que viniera en este mal clima y ¿me recibes así?
LENA: Lo siento mucho.
JULIA: Esta bien sólo dime… -Recuerdo perfecto que me interrumpiste-
LENA: No, siento mucho lo que te voy a decir.
Esas palabras helaron mi cuerpo, me atrevo a decir que era más cálido afuera en ese momento que estar en tu departamento.
LENA: Ya no seremos tú y yo, ni siempre ni nunca.
Yo no supe cómo reaccionar a esas palabras que apuntaron directamente a mi corazón, un corazón lleno de ilusiones, de esperanzas y sueños en los que solo estábamos tú y yo, ese corazón que al recibir esas palabras de derrumbo en desilusiones, desesperanza y sueños rotos.
JULIA: Se puede saber… el por qué de tú decisión. –Me mordía los labios para no llorar-
LENA: No te has preguntado que ¿quizás estemos equivocadas? ¿Quizás la gente tiene razón? ¿Quizás la sociedad esté en lo correcto? ¿Quizás nosotras deberíamos seguir la corriente? Que… ¿quizás… tu y yo deberíamos separnos?  
JULIA: ¡No me salgas con eso a estas alturas Lena! ¡Sabes bien que yo te amo con toda mi alma, mi ser y mi corazón! ¿Por qué hasta ahorita me dices eso? ¿Por qué hoy? ¿Realmente no me amas?
LENA: ¡No hagas tantas preguntas, no me lo hagas más difícil! ¡Aparte tú  eres asfixiante Julia!
Esas palabras que salieron de tu boca, fueron como una embestida mortal para mi corazón, de hecho me atrevo a decir que a ti misma tus palabras te tomaron por sorpresa, lo digo por la reacción que tuviste y la expresión en ese hermoso rostro tuyo, diciéndome que justamente te acababas de arrepentir de lo dicho, pero ya no te ibas a retractar. Cuando esas lanzas llegaron a este corazón ya débil y sangrante me limite a solo decir:
JULIA: Lo siento, mi intención no era asfixiarte. Lamento que tus ideas y costumbres fueran más fuertes que nuestro amor y siento que esto haya terminado así y aún más lamento que no hayas podido ser más fuerte con el inmenso amor que te tengo.
Salí de tu departamento cerrando la puerta detrás de mí, así como salí de tu vida. Lloré como nunca lo había hecho en toda mi vida esa noche y decidí  no volverme a enamorar jamás. Tuve varias relaciones después de ti pero nunca me enamoré de ninguna de ellas, porque aun te tenía presente como un dulce dolor clavado.
Hasta que alguien apareció así, de repente, como el rocío, como la lluvia de verano; fue un amor que inconscientemente buscaba. Me acogió dulce y tiernamente, curo mis heridas, cuidó mi corazón y lo regresó a la vida.

JULIA: Ahora míranos, quien lo diría, tú que me hiciste mucho daño  y yo que te amé como nada en la vida platicando como si nada y tomando un café como las mejores amigas.
LENA: Sí… quien lo dijera Julia, desde siempre he sabido lo que perdí y sé que no volverás a mi lado, ya que yo cometí el peor error de mi vida dejándote por otra persona que no valía igual o más que tú.
JULIA: Te escuchas triste y decepcionada Lenka.
LENA: Ya no vale la pena hablar de esta persona, solo te diré ya que veo que tienes curiosidad, solo duró 3 meses esa relación.
JULIA: No me alegra Lena, sólo espero que encuentres a alguien que te sepa valorar tanto como yo lo hice en su momento e inclusive más, y créeme, esto te lo deseo de todo corazón ya que yo te perdoné desde hace mucho.
LENA: Gracias… Pero me gustaría pedirte algo… quisiera intentarlo contigo nuevamente. –Estas palabras tomaron por sorpresa a Julia-.
JULIA: Lenka, gracias pero por ese amor tan intenso y grande que te tuve alguna vez, sólo me limitaré a decirte esto: - Ahora sólo eres un sueño sin cumplir, recuerdo ese amor como un poema de alegrías, matices de engaño, dolor y lágrimas del cual aprendí a buscar  inconscientemente el verdadero amor.
Una vez dicho esto, Lena solo se limitó a sonreír. Le rodaban sus lágrimas por esas mejillas rosadas que siempre adoré. En seguida nos limitamos a tomar nuestra última taza de café, siendo aún ella y yo. El café se terminó nos despedimos con un abrazo y cada una tomó un camino distinto.
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por Kano chan el Sáb Mayo 21, 2016 7:41 pm

Whaa muy tierno y diferente a lo que venía leyendo Wink me ha gustado !!
Saludos
avatar
Kano chan

Mensajes : 269
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por SandyQueen el Dom Mayo 22, 2016 3:36 am

Buenos dias a tod@s! Les público una historia corta más espero que les guste.

Kano Chan: Muchísimas gracias por tu comentario y por tomarte la molestia de leer. Me alegró mucho que te haya gustado mi primer one shot Very Happy

MI VIDA SIN TI


Abro los ojos, quiero que esta pesadilla terminé. Un día más sin tu compañía, un día más, tu lugar vacío en nuestra cama; me levanto sin ánimos de nada, es un día nublado y frío, un día de tus favoritos, de los predilectos para pasar en la cama disfrutando de mi compañía y viendo alguna película. Aún no puedo creer que no estés a mi lado Yulia, tú, que llenabas de sol mis días negros, tú que llenabas de alegría mis días tristes, tú que eras todo para mí. Aún recuerdo tu hermosa sonrisa que irradiaba alegría, felicidad y entusiasmo. Te recuerdo al despertar, con tu cabello despeinado y sin arreglar y lo feliz que me hacías el tan sólo verte a mi lado. Preparo un té para sobrellevar este día que me hace recordarte. No puedo creer que te haya perdido para siempre en un abrir y cerrar de ojos, recuerdo que saliste como todos los días a tu trabajo:-
YULIA: ¡Amor! Ya voy tarde al trabajo, el desayuno ponlo para irlo comiendo rumbo al trabajo por favor Lenka. –Me regalaste la más hermosa de las sonrisas que recuerdo, me encantó pero… también me inquietaba mucho ya que tus ojos se notaban diferentes, como si te fuera a pasar algo.-
LENA: ¡Claro mi amor! No quiero que llegues tarde y menos ahora que ya te ascendieron de puesto. Toma y por favor ten mucho cuidado al manejar. –Te di el desayuno y un dulce y tierno beso de despedida, al sentir tu beso, también lo sentí diferente, como si con ese beso te estuvieras despidiendo para siempre de mi.-
YULIA: ¡Espero verte en la tarde! Amor un favor… Nunca me olvides –Estas palabras aún retumban en mi cabeza, en mis pensamientos, en mis sueños. Encendiste el auto, me dijiste adiós con la mano y te fuiste. Ese “nunca me olvides” me inquietó demasiado así que opté por llamar a tu oficina comprendiendo la hora que ya estuvieras ahí.-
LENA: ¿Sí? Señorita, me podría comunicar con la Sra. Yulia Volkova ¿Por favor?
SEÑORITA: Por supuesto ¿Quién la busca?
LENA: Su esposa Lena Katina…
SEÑORITA: Permítame por favor, la comunico. –Estas palabras me tranquilizaron mucho.-
YULIA: Hola amor, ¿Cómo estás? ¿Pasó algo?
LENA: Hola hermosa… No, no pasó nada y me encuentro bien, sólo te llamé para saber cómo estás.
YULIA: Amor, nunca me llamas tan temprano, a ver, cuéntame, ¿Qué es lo que te inquieta? Yo estoy bien, atiborrada de trabajo pero bien amor.
LENA: No, no me inquieta nada, simplemente quería saber eso, que te encontrabas bien. Y… quería hacerte saber que ya te extraño. –Soltaste una carcajada que hizo que me tranquilizara y me dijiste:-
YULIA: Amor no ha pasado una hora y ¿Ya me extrañas? Entonces hice muy buen trabajo anoche –Ese comentario hizo que me sonrojara, sobre todo por el tono pícaro y juguetón con el que lo dijiste.-
LENA: Volkova, haces que me sonroje. – Volviste a reírte y me dijiste que no me preocupara.-
YULIA: Lenka, ¿Podrías prepara mi comida favorita? Ya que por lo visto voy a llegar a casa con un hambre feroz. Además quiero disfrutar de tu compañía, quiero contemplarte y grabarte en mi mente para siempre, quiero perpetuar tu sonrisa, tus ojos y todo tu ser en mi memoria. –Nunca me habías hablado de esa manera, esto hizo que se me estremeciera el corazón.-
LENA: Amor, ¿Por qué dices esas palabras?
YULIA: Porque es lo que quiero hacer mi vida.
LENA: Pero… suena como si te estuvieras despidiendo de mí.
YULIA: No amor, no te pongas triste, discúlpame, jamás volverá a pasar, tenlo por seguro.
LENA: Que tengas un buen y provechoso día corazón.
Colgué el teléfono, seguía inquieta por tu comportamiento, hice lo que me habías pedido, recogí la casa hasta el último rincón, nuestra habitación le puse un especial cuidado al recogerla ya que quería que se repitiera lo de la noche anterior, me sonrojé el pensar eso. De pronto sonó el teléfono:-
LENA: ¿Diga? – Reconocí al instante esa voz tan sexy.-
YULIA: Amor, llegaré un poco tarde a nuestra cita. Lo que pasa es que mi jefe me asignó más trabajo de última hora.
LENA: ¿A qué hora llegas? –Lo dije en un tono entre preocupada y enojada.-
YULIA: No te enojes amor, mira, llego a más tardar el una hora ¿Ok?
LENA: En una hora Volkova, ¿Ok? No me maté en la cocina preparándote tu platillo favorito por nada ¿Eh?
YULIA: Te juro que en una hora estaré ahí, por nada me perdería esa comida tan especial.
Colgamos y encendí el televisor para que esa hora pasara volando. No había nada interesante que ver, pasaba por los canales para ver si pudiera haber un programa de mi interés y opté mejor por dejar las noticias, me levante del sillón por un vaso con agua, cuando de repente pasan un “breaking news”, era una persecución bastante encanizada, ya que unos maleantes habían asaltado uno de los bancos de la ciudad. No le tomé importancia al instante ya que pensaba en lo loco que estaba ya el mundo. Me senté en el sofá para cambiarle de canal cuando al voltear vi que el rumbo de la persecución estaba dirigiendo hacia el camino que siempre tomas para regresar del trabajo, me quedé petrificada al ver que te ibas incorporando a la autopista, la persecución iba en sentido contrario. Yo no sabía qué hacer, cuando de repente vi como fue impactado tu coche por el de los asaltantes… Fue un choque frontal, nadie con vida y yo… y yo sin ti. Quedó en shock, no quiero creerlo. Después de unas horas escuché timbrar el teléfono.
LENA: ¿Sí? –Quería que fueras tú, quería que me dijeras que le prestaste tu coche a alguien más. Sí, aunque suene mezquina y egoísta, quería escuchar eso.-
SEÑORITA: ¿Es usted Elena Katina? – Al no reconocer la voz me quebré por completo-
LENA: Sí, soy yo. ¿Algo pasó? ¿De dónde me habla?
SEÑORITA: Tranquilícese señora. Le estamos hablando de Collage Hospital Costa Mesa. –Me quedé sin habla, sentía que mi mundo se me venía abajo.- Me es poco grato informarle que la señora Yulia Volkova se encuentra aquí, estuvo involucrada en el choque de la persecución de esta tarde y necesitamos que venga a reconocer su cuerpo.-
LENA: ¿Qué!, nononono, no puede ser, debe ser una equivocación. No señorita, no puede ser.
SEÑORITA: Señora, por favor tranquilícese.
LENA: Pero como quiere que me tranquilice si me acaba de avisar que el amor de mi vida ha muerto. No sea tonta por favor.
SEÑORITA: Señora, por favor necesitamos que venga a reconocer el cuerpo. –Colgué el teléfono, mis piernas no me respondían, me recargué en la pared y me iba deslizando por ella hasta llegar al suelo. Mis ojos se llenaron de lagrimas; las lágrimas más amargas que he llorado jamás, esas lágrimas que se quedan tatuadas en tu corazón. Como pude llamé a una amiga cercana para que me acompañara al hospital. Al llegar me indicaron el camino donde te encontrabas. Mi sorpresa fue demasiada al verte ahí inerte, inmóvil, sin vida, me eché sobre ti a llorar; recuerdo que te reprochaba el porque me dejabas sola, que me habías prometido llegar conmigo a casa en una hora. Hora que nunca llegó, se me vino a la mente ese “Nunca me olvides”. Se me vinieron un cumulo de emociones, eran como un torbellino que no pude controlar y me desmayé…  
Han pasado ya dos años de ese trágico accidente que marcó mi vida para siempre, aún no me recupero… solo pienso en que te necesito aquí, cerca de mí, muy cerca de mí, te necesito aquí, verte feliz, que vuelvas a mi, que vuelvas para quererme, cuidarme, hablarme y darme la mano, un beso o un regalo, verte conmigo, sentirte conmigo y decir que te espero, que te echo de menos. Quiero entender mi vida sin ti, no quiero escuchar consuelos de nadie, quiero gritar, correr hacia ti, no quiero entender que al morir me mataste, quiero vivir, pensando en ti….
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por Kano chan el Dom Mayo 22, 2016 4:33 pm

Whaaa me has hecho entristecer Sad por que Yulia !!? pero si teneis mas historias podeis compartirlas Wink
avatar
Kano chan

Mensajes : 269
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por Kano chan el Dom Mayo 22, 2016 4:34 pm

Whaaa me has hecho entristecer Sad por que Yulia !!? pero si teneis mas historias podeis compartirlas Wink
avatar
Kano chan

Mensajes : 269
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por SandyQueen el Lun Mayo 23, 2016 1:31 am

Buenos días a tod@s! nuevamente trayendo más historias cortas Very Happy

Kano Chan: Muchas gracias por los ánimos y por tus comentarios, ojalá que también te agrade este shot


IM-POSIBLE

Es extraño cómo de repente, nos asaltan recuerdos de un pequeño amor, de un amor secreto, de nuestro primer amor o de nuestro amor verdadero que dejamos escapar porque no estábamos preparados para él. El día de hoy fue una de esas raras ocasiones en el que el olor a café que tomo cada mañana antes de salir a trabajar, me hizo recordarte. Son varios años que no sé de ti y no me había puesto a pensar que pudo haber sido de tu vida. Tomo el café, lo disfruto más que otros días y me vuelven a asaltar esos recuerdos que creía que ya no estaban en mi mente; esos recuerdos que ahora caigo en cuenta que los atesoro en lo más profundo de mi ser… de mi corazón. Pienso en ti; mil momentos, pienso en cómo estás, en cómo te fue, en si llegaste a ser feliz y en si alguna vez volviste a pensar en mi justo como ahora lo hago yo en estos momentos. El sonido del radio me devuelve a la realidad; me apresuro para arreglarme e ir al trabajo. Salgo con tiempo gracias a dios. Paso por el frente de una tienda de regalos y de reojo alcanzo a ver una silueta conocida para mí me detengo en seco para observarla bien y… ¡Oh por dios! ¡Eres tú! Mi corazón da un vuelco de alegría. No sé si entrar o no al lugar para que me veas porque deseo que nuestro encuentro parezca casual. Sin embargo es demasiada mi alegría ya que justamente mis pensamientos de esta mañana estaban dirigidos a ti, al amor de mi vida. Quiero apresurar todo así que entro y se me ocurre una idea:
LENA: -Tomé un peluche y decidí llamar tu atención- Señorita, ¿Podría indicarme cual es el precio de este peluche? –Extrañada volteaste con una sonrisa de confusión dibujada en tus labios.-
YULIA: Me gustaría poder ayudarle pero, yo no trabajo aquí. –Me reconociste, pero no estabas segura de que fuera yo así que te quisiste cerciorar haciendo una pregunta.- ¿Acaso eres tú…Lena Katina?
LENA: Sí… ¿Eres tú Yulia Volkova?
YULIA: ¡Sí! Soy yo ¡Vaya! Tanto tiempo sin saber de ti, pecosita hermosa –Me hablaste con tanta familiaridad y me regalaste una hermosa sonrisa que hizo estremecerme y sonrojarme más de lo debido.-
LENA: Sí, bastante tiempo.
YULIA: Ven, te invito a desayunar algo, ¿Qué dices? –Esta era una oferta que no podía rechazar y a estas alturas ya no me importaba llegar o no a mi trabajo así que decidí aceptar.-
LENA: ¡Claro! –Me interrumpiste tomándome del brazo tan espontáneamente como tu personalidad, esa personalidad que me atrapó al instante cuando te conocí.-
YULIA: A unas cuantas cuadras está el restaurant al que solíamos ir cuando… éramos tú y yo. –Se dibujó en tus labios una sonrisa melancólica que casi al instante cambiaste por una tierna y muy hermosa.-
LENA: Sí, era nuestro lugar especial. Me parece buena idea ir para recordar viejos tiempos. Tenemos que ponernos al corriente de nuestras vidas ¿No crees?
YULIA: Sería interesante. Diablos, ¿Por qué no me traje mi diario? Sería más fácil que lo leyeras a que te lo cuente. –Soltaste una hermosa risa, ¡Dios santo! Casi olvidaba como es que reían los ángeles. Esto pensaba mientras yo también reía contigo. Llegamos al lugar y para mi sorpresa no había cambiado en lo absoluto. Nos sentamos en la misma mesa que años atrás era como “nuestra”. Nos trajeron la carta y pedimos lo mismo, sentí como si hubiera retrocedido en el tiempo.-
LENA: Vaya, no ha cambiado el lugar y tampoco el menú.
YULIA: Ni tampoco tus gustos Lenka  –Solo me sonrojé, ya que desde hace mucho tiempo nadie me llamaba de esa manera tan particular.- Café Irlandés y el panini de la casa; me hubiera atrevido a pedir por ti pero no quise arriesgarme a equivocarme.
LENA: Capuccino latte y un croissant o... ¿Me equivoco?
YULIA: Para nada Srta. Katina, veo que también sigue teniendo bien presente mis gustos. –Me limité a regalarte una sonrisa tímida pero tierna.-
Mientras nos traían nuestra orden empezamos a platicar y sobre todo a ponernos al corriente de nuestras vidas. Me contaste de tus logros, descalabros, de tus relaciones y del como llegaste a ser una pintora de mediana fama. Yo por mi parte te platiqué de mis metas a largo y corto plazo, de mis logros como profesionista, no quise tocar el tema de mis parejas después de ti. Empezamos a recordar los buenos tiempos de nuestra relación; este era el tema que quería tratar desde un principio.-
YULIA: Lenka ¿Por qué nos separamos?
LENA: Yulia, las dos tuvimos la culpa… ¿Recuerdas que me tú me engañaste? Y que yo… ¿Era muy asfixiante para tu libertad?
YULIA: Ninguna de las dos quiso ceder un poco ¿Verdad? Éramos tan jóvenes, testarudas, orgullosas y soberbias que no dejamos que nuestros corazones hablaran.
LENA: Yulia yo en verdad… te amaba, me sentí tan traicionada  –Mis ojos repentinamente se llenaron de lágrimas.- Esa tarde al reprocharte el por qué me habías hecho eso y al empezar a discutir, te marchaste y…ya no supe más de ti. –Mi voz se quebró. Ya no pude contener mi llanto y empecé a llorar.-
YULIA: Sí, lo sé, actué como una cobarde… -Te interrumpí al instante, estaba muy enojada, frustrada, y demás...-
LENA: ¡NO! Actuaste como si no te importara nada, ni mis sentimientos, ni la relación y ¡Sobre todo yo Yulia! –Te quedaste callada y sólo cerraste fuertemente tus puños sobre tu regazo.- Sabes… no había pensado en ti hasta esta mañana. –Me miraste sorprendida por esas palabras.-
YULIA: Yo… siempre había pensado en ti pelirroja bella. Desde que me marché de tu lado de una manera tan estúpida y cobarde, no he dejado de pensar en ti cada momento, inclusive ahora que ya estoy… -No terminaste la frase hasta que te lo pedí.-
LENA: ¿Hasta que ya estás qué, Yulia? ¿Estás saliendo con alguien? ¿Tienes una familia? ¿Estás casada? –Abriste mucho tus ojos tan bellamente azulados al escuchar esta última pregunta.- ¡Ah! Entonces estás casada ¿En qué momento me lo ibas a decir?
YULIA: En cuanto se presentara la oportunidad.- Al decir esto tu mirada estaba enfocada al piso.-
LENA: ¿Por qué no me miras a los ojos?
YULIA: Porque no puedo, no puedo ver a los ojos al amor de mi vida… ese amor que traicioné por una aventura carnal.
LENA: ¡Ya! creo que fue suficiente. Estamos perdiendo el fin del por qué estamos aquí –Solo quería cambiar de tema lo más pronto posible para no dañarnos más y, sobre todo no arrojarme a tus brazos y besarte como nunca nadie te había besado, inclusive ni yo.- Yo sólo quería saber cómo te había ido, si estabas bien y tal vez recordar lo que tú y yo fuimos una vez… aun que no lo creas me alegro de volverte a ver.- Me costaba tanto el disimular que no te había olvidado, el que en verdad te seguía amando pero, ya era imposible el que tú y yo tuviéramos una segunda oportunidad.-
YULIA: ¿Eres feliz?
LENA: ¿Eso a qué va?
YULIA: Sólo respóndeme por favor, amor.
LENA: Yulia, no he tenido una relación verdadera después de ti. –Tu semblante cambió rotundamente al escuchar estas palabras.-
YULIA: Yo no soy feliz mi amor. Quise engañarme y tratar de ser feliz con alguien más sabiendo que mi felicidad eras, eres y serás siempre tú. –No me pude contener más y fui contra mis principios... te besé, te besé como nunca lo había hecho, te besé de una manera excepcional, de una manera única, mágica, tierna, hermosa. Me entregué a ti en cuerpo y alma en ese beso.- Lenka, te sigo amando pero… volví a sellar tus labios con otro beso y te dije:-
LENA: Yulia, sólo déjalo así, quiero atesorar este momento… este beso que sé de antemano que no se volverá a repetir. Hoy quiero “fumar la pipa de la paz” contigo, quiero cerrar ese capítulo tan bello de mi vida. Tenía que sacar todo lo que sentía y decírtelo a la cara, mirando esos hermosísimos ojos en los que me pudiera perder sin objeción alguna.
YULIA: Lena, me confundes.
LENA: Lo sé, inclusive yo estoy confundida, moviste mi mundo una vez más Volkova. Te amo y no te amo; te quiero y no te quiero: te tengo y no te tengo…
YULIA: Entonces… ¿Sólo quedará como un hermoso reencuentro?
LENA: No lo sé mi dulce tormento, no lo sé, ahora no me preguntes eso. Estás casada por el amor de dios, sabes que el meterme en un matrimonio va contra mis principios…
YULIA: Te reitero que no soy feliz.
LENA: Pero… esa persona con la que estás, ¿Te has puesto a pensar en ella?
YULIA: Ella sabe que no la amo pero, quiere que lo intentemos hasta que funcione. Es como querer caminar sin piernas.
LENA: Es tiempo que pagues las consecuencias de tus actos, ¿No te parece? Demuéstrame que ya has madurado aunque sea un poco mi dulce y único amor.
YULIA: Pero… -Sólo bajaste la cabeza y asentiste.-
LENA: Muy bien… ahora hay que limitarnos a terminar nuestro desayuno y guardar nuevamente en lo más profundo de nuestros corazones estos sentimientos que de antemano sabemos que afloraran  nuevamente cuando nos volvamos a ver. –Dicho esto terminamos de desayunar, pagamos la cuenta. Nos despedimos con un abrazo tierno y seductor. Al sentir nuevamente tu cuerpo contra el mío no pude evitar decirte esto al oído:-
LENA: Nos merecemos una segunda oportunidad…
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por Kano chan el Lun Mayo 23, 2016 8:26 am

Haas que tierno !! Wink
Muy boa Lena! !!Wink
Saludos !
avatar
Kano chan

Mensajes : 269
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por SandyQueen el Mar Mayo 24, 2016 4:15 am

Kano Chan:Espero te sigan gustando mis historias cortas Very Happy

CUÉNTAME AL OÍDO

YULIA: ¿Por qué lloras así Lena?
LENA: Sólo ven por favor, quiero desahogarme con alguien y que mejor que ese alguien sea mi mejor amiga.
–Colgué el teléfono y salí lo más rápido que pude de mi departamento para llegar al tuyo. Llegué al edificio y sentía que se me salía el corazón de la incertidumbre que sentía al no estar cien por ciento segura el por qué de tus lágrimas. Toqué la puerta del 303 y no recibía respuesta, volví a tocar hasta que por fin me abriste. Tenías el maquillaje corrido, el vestido desacomodado y… tu labio inferior estaba sangrando, eso sin contar el morete que tenías en tu mejilla izquierda. Me hirvió la sangre al momento entendí todo. Sabía perfectamente quien te lo había hecho.-
YULIA: Te volvió a golpear ese hijo de perra ¿Verdad? ¿Dónde está el estúpido poco hombre! –Sólo te echaste a mis brazos y volviste a llorar, como cada vez que la bestia que tienes por esposo te golpeaba cuando te veía platicando con alguien en alguna fiesta o reunión a la que iban juntos.- Lena, ¿Por qué sigues con él? ¿Es por amor o por miedo que sigues con él?
LENA: No lo sé, aun no quiero hablar de él solo quiero acurrucarme en tus brazos y sentirme protegida… -Seguiste llorando y yo seguí abrazándote y confortándote, te hice la seña para entrar a tu departamento para que me contaras. Te senté en el sofá mientras yo buscaba un botiquín de primeros auxilios.-
YULIA: Un día de estos voy a matar a ese hijo de puta, cómo se atrevió a golpearte de esta manera  –Coloqué el botiquín en la mesita de centro, lo abrí y saqué un poco algodón y agua oxigenada para limpiarte la sangre de tu labio y posteriormente fui por un poco de hielo y lo coloqué en una toalla simulando una compresa para tu mejilla.-
LENA: No digas eso Yulia, no vale la pena ya.
YULIA: Pero ahora ¿Por qué te golpeó así ese animal?
LENA: Porque le dije que era la última cena que iba a ir con él.
YULIA: ¿Qué? ¿Es en serio?
LENA: Sí Yulia, también le dije que… que ya no lo amaba.  –Me tomaron por sorpresa estas palabras, no sabía si alegrarme o preocuparme aún más por ti, ya que sabía lo que ese bastardo era capaz de hacer.-
YULIA: ¿Cuándo tomaste esa decisión? Y sobre todo ¿Cuándo te diste cuenta que ya no lo amabas?
LENA: Nunca lo he amado Yulka… y la decisión… ya la había tomado tiempo atrás, solo que apenas hoy tomé el valor para decírselo frente a frente.
YULIA: ¿Y qué te animó a tomar esa decisión?  –Me inquietaba saber el motor que te impulsó a hacer eso, ya que yo llevaba 2 años diciéndotelo.-
LENA: El verdadero amor Yulia. –Me quedé boquiabierta con tal confesión. Necesitaba saber el nombre o la identidad de la persona que me arrebató nuevamente el amor de mi vida.-
YULIA: ¿Cuándo te enamoraste?
LENA: No lo sé… -Te sonrojaste y bajaste la mirada. ¡Por dios! En verdad estabas enamorada de esa persona.- Solo te diré que llevó mucho tiempo conociendo…la
YULIA: ¿Es mujer? Lena pero si tu eres…-Me interrumpiste.-
LENA: Yo también lo pensaba, por eso me casé con Patrick… en verdad no sé si me quise engañar a mí misma. No sentía una atracción lo suficientemente fuerte por él, pero aún así me casé. Cometí el error de mi vida y, créeme que estoy muy arrepentida.
YULIA: Me alegra mucho saber eso, saber que estás enamorada de alguien que imagino realmente merece tu amor y que al fin reconoces que tu matrimonio con esa basura fue el peor error de tu vida Lenka. –Terminé de hacerte las curaciones pertinentes y me dispuse a guardar todo a su lugar.- Por cierto Lena, esa chica que tiene tu corazón ¿Es atractiva? ¿La conozco? ¿Cuáles son sus intenciones? ¿Sabe si quiera lo que siente por ella? –Aunque sabía que mi pregunta era masoquista, necesitaba saber todo cuanto fuese posible, de esa mujer que sin darme cuenta, ya había robado tu amor, dejándome fuera de toda pelea.-
LENA: ¡Uy! Pareces de la KGB Yulia.  -Dicho esto te echaste a reír, lo cual me tranquilizo muchísimo, tanto que olvidé mis celos y también comencé a reír contigo.- A decir verdad Yulia, tú serías una sexy agente secreto. –No supe que decir ante semejante cumplido y quedé completamente desarmada.-
YULIA: Gracias por el cumplido Lena –Mi voz se escuchaba nerviosa y titubeante. Desde hace mucho tiempo no teníamos un acercamiento de este tipo: tan próximo, tan tierno y tan nuestro.- Pero no has contestado a mis preguntas.
LENA: Sí es muy atractiva, tiene muchas y muchos admiradores pero, ella no les toma importancia. Quiero pensar que está enamorada de alguien más; espero que sea de mí.
YULIA: Con eso casi me respondes a todas mis preguntas, pero… ¿Dices que esperas que esté enamorada de ti?, es decir, no estás segura de lo que siente.
LENA: Pues imagino que sí, pero te aseguro que no más que yo. Sé hasta dónde puede llegar, conozco sus bellos sentimientos, pero… desconozco de quién está enamorada. ¿Podrías tu ayudarme a investigar eso Yulia?  -¿Por qué me pides eso Lena? Pensaba esto mientras asentía con la cabeza. Bueno, creo que mi amor lo tendré guardado por más tiempo o en su defecto, lo tendré que dar a otra persona, seguía pensando para mis adentros.-
YULIA:  Pues no sé cómo te podría ayudar pero… Sabes que en lo que pueda –Armándome de toda la resignación que puede- te ayudaré, mientras sea para verte bien y feliz. Pero dime ¿Cómo te sientes ya Lena? –Tratando de cambiar el tema de cualquier forma.-
LENA: Mucho mejor Yulia, tu compañía me hace sentir mucho mejor. Me conforta mucho el sólo hecho de que estés aquí… conmigo. –Esto llenaba de júbilo mi corazón pero, el saber que ya te habías enamorado de alguien más me entristecía sabiendo que no era yo la afortunada. Además pensaba que nunca iba a salir de tu “Friendzone”.-  Yulia, en verdad me gustaría que me ayudes. –Regresamos al mismo punto… ¿Por qué te empeñabas en hacerme sufrir de esta manera? Decidí confrontar la situación. Si no ibas a quitar el dedo del renglón, si me ibas a herir, preferí encararlo tan pronto como fuera posible.-
YULIA: Ok, ok, ok… Y ¿De quién se trata?
LENA: De una buena amiga, que siempre ha estado conmigo, que me ha apoyado en todo. Ella es tan sexy, atractiva, de carácter difícil, pero de un corazón tan grande y lleno de bondad que no puede con él. De hecho eso fue lo que me hizo enamorarme de ella, yo esto lo trataba de justificar como amistad pero ahora caigo en la cuenta de que no era así. En verdad me gusta por todo lo que es, por quién es, por la forma que me hace sentirme cuando estoy a su lado, la manera de cómo me abraza, de cómo me protege, como busca mi bienestar. Me resistía a que lo que sentía y me esforcé para que no creciera pero me fue inútil, y lo que me frustra es que no sé si su corazón ya tiene dueño o dueña y si ya la perdí para siempre o si me corresponde su amor.
YULIA: Dime su nombre Lena, quiero saberlo. Ya pensaremos en cómo ayudarte.  –Me esbozaste una sonrisa tan hermosa, de esas que quieres perpetuar en tu memoria. Yo me moría por dentro. Estaba a punto de recibir la peor puñalada en mi vida; más que aquella vez en la que me enteré que te ibas a casar con Patrick, ya que yo sabía que no lo amabas, que era un circo tu boda y que tarde o temprano tendrías que separarte de él. Respiré hondo y te diste cuenta. También pescaste la tristeza en mi mirada.-
LENA: Creo que no has entendido nada Yulia, así que seré más directa… Yulia me podrías decir ¿De quién estás enamorada? ¿Ya tiene dueña o dueño tu corazón?  –Me quedé sin palabras, muda… No me salían las palabras. Por supuesto que fuiste muy directa.-  ¿Y bien?  Yulia… -Estabas presionando para escuchar mi respuesta. Estabas ansiosa y aunque no vacilaste en ser tan directa, tu nerviosismo no lo pudiste controlar.
YULIA: Lena… me temo decirte que sí, sí estoy enamorada, desde hace más de 7 años… de la misma persona. Mis sentimientos los he tenido guardados para ella, solo para ella.- Tu mirada se volvió triste y la bajaste.- Lena, antes de seguir ¿Te puedo abrazar?
LENA: No veo por qué no –El tono de tu voz también era triste. Te abracé y te dije:-
YULIA: Cuéntame al oído, muy despacio y muy bajito si es sincero lo que has dicho o son frases disfrazadas esperando solo un guiño. Porque quiero estar segura que mi amor va a ser correspondido por ti, mi dulce, tierno, sincero y único amor. -Te separaste un poco para regalarme un beso, un beso que llevaba años anhelándolo.-  Lenka, ¿Sabes cuánto tiempo llevo esperando ese beso?
LENA: No lo sé, pero quiero detener el tiempo y quedarme así eternamente contigo amor mío. Ahora yo te digo: Cuéntame al oído ¿A que te sabe este momento? Y ¿Dónde quedarán los días en que esto era un sueño?
YUILIA: Sabe a dicha, felicidad, a anhelos, esperanzas y a que no te voy a dejar ir. Los días en que esto era un sueño se quedan guardados en la caja del recuerdo, de los recuerdos gratos igual que este… nuestro primer beso de amor. Pero ahora, te juro que no te dejaré ir. Te voy a abrazar fuerte y voy a enloquecerte por mí, con mi amor, mi protección, mi fe y mi apoyo. Y si un día vuelves a tratar de huir, ahora ya sé cómo enfrentar a los demonios que te hacen franquear ante el verdadero amor.  –Te propuse tomar tus cosas básicas de tu departamento y con confianza te ofrecí dormir en el mío. A la mañana siguiente hablaríamos con más calma de lo que seguiría y por supuesto, no volvería a permitirte huir del amor que ahora estaba convencida, siempre ha sido para mí.-


Última edición por SandyQueen el Jue Jul 28, 2016 10:55 pm, editado 2 veces
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por Kano chan el Mar Mayo 24, 2016 1:16 pm

Smile muy bonita historia !
Ya pille a la oreja de van Gogh Wink
Saludos !!
avatar
Kano chan

Mensajes : 269
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por SandyQueen el Mar Mayo 24, 2016 6:06 pm

Claro! como no tomar en cuenta sus canciones Wink
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por SandyQueen el Vie Jul 22, 2016 9:06 pm

"UNTITLED"

Heme aquí alejada del bullicio de la fiesta de graduación, se escucha que hay muy buen ambiente, la verdad no supe el por qué accedí a tu petición me dijiste que querías decirme algo muy importante y que tenía que ser hoy ya que tenías mucho tiempo callándolo. Me citaste cerca de la capilla donde todos los domingos dan misa en el internado, en verdad no sé qué hago aquí. Estoy a punto de marcharme, cuando de repente escucho que los arbustos detrás de mí se movían y pregunté.-

YULIA: ¿Quién anda ahí? –Para mi sorpresa vi salir tímidamente a una señorita pelirroja de tez blanca, para ser sincera no era a ella a quien yo esperaba.- ¿Srta. Katina? ¿Qué hace usted aquí?

LENA: Yulia, yo fui la que te citó aquí. –Al instante pensé que se trataba de una broma, pensaba el cómo pude ser tan tonta como para acceder a ver a escondidas a alguien. Me llamó también mucho la atención con la familiaridad con la que me habló la alumna estrella Elena Katina.-

YULIA: ¿Yulia? Le pregunto el por qué tanta familiaridad de su parte Srta. Según sus palabras yo soy apenas tolerable para usted. Además ¿Por qué iba querer verme usted? Yo a la que esperaba era a otra persona.

LENA: Lo sé… Alexa es una de mis mejores amigas y le pedí de favor que te citara aquí para poder verte y tomar el valor de hablarte.

YULIA: A ver, ya no estoy entendiendo. ¿Por qué tú quieres hablar conmigo? Disculpa que te hable con tanta familiaridad pero tú comenzaste.

LENA: Sí, no te preocupes… Yulia, sé que no he sido de lo más amble contigo –No pude aguantar soltar una carcajada burlona y sarcástica.-

YULIA: Que no has sido “de lo más amble”… el decirme indeseable, bruta, sin modales, etc. ¿Eso para ti es poco amable? Yo diría que has sido una persona sin tacto grosera y soberbia. –Bajaste la mirada y apretaste los puños.-

LENA: Lo sé, pero… ¿Cómo explicarte? ¡Eso fue solo para llamar tu atención!… -Tu misma te sorprendiste por tus palabras-

YULIA: ¿Llamar mi atención? ¿Tú? ¿Una chica bien, miss mejores calificaciones, miss buenos modales, la representante del grupo?

LENA: Sé que no fue la manera ideal o astuta, inteligente o como quieras llamarla…

YULIA: No, no… lo que me inquieta es ¿Por qué querías llamar mi atención? No quiero seguir dando vueltas al asunto Elena.

LENA: Cuando te vi, pude sentir como Cupido clavó su flecha en mi corazón y desde entonces me quedé prendada a ti.

YULIA: ¿Qué! –No podía dar crédito a lo que estaba escuchando, estaba anodada por esa declaración tan de golpe.- ¿Cómo fue que pasó? Si según tus palabras yo no soy de tu clase y lo que más me asombra es que al enterarte que era lesbiana me trataste aún peor y… si mal no recuerdo dijiste que te daba ¿Asco? Sí, esa fue tu palabra.

LENA: Sé y recuerdo todas las estupideces que te dije Yulia ¿Por qué tienes que ser tan sarcástica?

YULIA: ¿Ahora me pides que te trate con tacto?

LENA: No, no, sólo que no seas tan sarcástica.

YULIA: A ver, como una niña como tú puede “querer” a alguien como yo, alguien que es: Sarcástica, carácter difícil, con mala reputación por ser un tanto agresiva, que no lleva las mejores calificaciones, que desafía a la autoridad cada que se le place y que tiene muchas “amigas”…

LENA: No lo sé bien, quise tocarte y sin darme cuenta me traspasaste, ya nunca nada es lo que fue… bueno no literal. Es que… quería que fueras mi amiga, pero ese carácter tuyo tan explosivo y cambiante y luego todas esas amigas con derecho tuyas…

YULIA: ¿Celosa? –Quería saber que reacción y que palabras ibas a utilizar.-

LENA: ¡NO! Por eso eres detestable Volkova –Me reí sarcásticamente, cosa que obvio no te pareció-.

YULIA: ¿Por qué se sonroja señorita Elena?

LENA: ¡Ya está bien! Me gustas Yulia Volkova… No ha sido fácil quererte y tentar a la suerte y espero que este último intento no mates la mitad que aún llevo dentro. –Era poesía pura la que me estabas diciendo, decidí bajar mi sarcasmo y tratar de ponerme a tu nivel.-

YULIA: Elena, si tanto te gusto ¿Por qué el trato tan denigrante para con mi persona?

LENA: Porque no me agradaba el verte con otras chicas.

YULIA: Elena, este es un internado de mujeres, obvio que iba a estar cerca de otras chicas.

LENA: Me daba cuenta que eras de difícil trato y no se me ocurrió otra estrategia para que me voltearas a ver, ya que siempre estabas rodeada de chicas guapas.

YULIA: Aun que no lo creas Elena, te he estado observando a lo lejos, cada fallo, cada imprecisión que tienes, cada detalle, y el cómo te gusta tener todo bajo control; que te gusta, que te disgusta, tus manías y sé también de tus virtudes. –Estas palabras te asaltaron por sorpresa.-

LENA: Entonces, si tu quisieras podrías hacerme caer y sabrías como hacerme volver si me alejara de ti.

YULIA: Técnicamente. Y te doy la razón, si yo quisiera en este momento te haría caer. –Te miré de una forma seductora y cautivadora.-

LENA: Yo no quiero eso Yulia, no quiero que me controlen tanto, que me lleguen por mis puntos débiles.

YULIA: ¿Por qué no? –Me iba acercando cada vez más a ti, la verdad para mi gusto eras guapa y atractiva, pero no tenía ese sentimiento de amor hacia ti aún, solo quería hacerte temblar. Pero tus palabras me tomaron por sorpresa.-

LENA: Mírame, bésame despacio, tiéntame como te plazca. Queda poco tiempo antes de que todo esto termine. –Me desbalancearon y me desarmaron totalmente.-

YULIA: ¿Cómo? –Ya estando a una corta distancias me dijiste:-

LENA: No digas ni pienses nada. Tienes unos ojos impresionantemente bellos ¿Lo sabías? Me podría perder en ellos. Podría morir contemplándolos y no me importaría Volkova. –Yo solo vi esos ojos de color hermosamente raro, entre verde y gris. No entendí bien el contexto de tus palabras y sólo te besé. En ese beso sentí como me entregabas tu alma, tu amor. Fue un beso perfectamente bello, inmaculadamente hermoso y lleno de cariño, de amor. Ese amor que sólo le entregas a “tu primer amor”. –

A la semana siguiente tus palabras tuvieron sentido. Me enteré por Alexa que te ibas de Moscú a St.
Petersburgo por asuntos de tu familia. Me sentía extraña, ya que sabía que no te iba a volver a ver, pero seguía sin sentir ese amor que tú sentías por mí. Le pedía a Alexa que si me podía ayudar a por lo menos despedirme de ti (no sé por qué sentía esa necesidad) a lo cual Alexa a regañadientes acepto no sin antes decirme “Esta bien Volkova, pero no lo hago por ti, sino por mi mejor amiga. Además, no sé cómo ella se pudo fijar en ti”. Aún recuerdo no con exactitud que nos encontramos en la plaza roja en un otoño.-

LENA: Pensé que era una broma de Alexa –Se te dibujo una hermosa sonrisa en tu precioso rostro.-

YULIA: Le pedí a ella que me ayudara a verte y que me dijeras el por qué te vas.

LENA: Mi papá fue promovido como director de la automotriz para cual trabaja, pero esa plaza esta en St. Petersburgo.

YULIA: ¿Cuándo te vas? –Buscaba tus ojos con mirada inquisitiva, pero no los encontré, tu mirada estaba totalmente clavada al piso.-

LENA: Hoy… me voy hoy Yulia. –Sorprendentemente levantaste tu bello rostro y tus hermosos ojos estaban inundados de lágrimas. Esto me partió el corazón. No entendía el porqué de todas esas sensaciones.-

YULIA: Tranquila pelirrojita, no pasa nada, sólo será una nueva vida y nuevos amigos – Te abrazaba mientras te decía esto.-… y… por qué no enamorarte de verdad. –Me apartaste bruscamente de ti diciéndome.-

LENA: ¡NO YULIA! Tú eres mi primer amor y no creo que nadie vaya a ocupar tu lugar.

YULIA: Elena… -Sólo miraba a la nada.-

LENA: ¿Por qué Yulia? ¿Por qué no me correspondes?

YULIA: Ya lo hemos hablado Katina. Eres demasiado buena para mí y no quiero echar a perder esa amistad que me has ofrecido. –Me tomaste de las manos y me miraste a los ojos con los tuyos ya derramando lágrimas.-

LENA: Vámonos Yulia, ven conmigo a St. Petersburgo, no te vas a arrepentir. –No sabía que decirte, me tomaste por asalto con esas palabras. Tampoco quería que te aferraras a algo que en ese momento te podía hacer mucho daño.-

YULIA: Pecosa… Ya hemos hablado de esto, de tus sentimientos y los míos… -Seguía mirando a la nada y tu voz quebrada me dijo.-

LENA: ¿Qué quieres decir Volkova? –Tus ojos suplicantes. Esos ojos suplicantes que no les podía sostener la mirada… no los quería hacer llorar más, pero a tu corazón no lo quería hacer de hielo.-

YULIA: Quiero decir…

LENA: ¡Dímelo Yulia!... Por favor –Tu voz se escuchaba derrotada.-

YULIA: Contigo no me voy pecosa…-Terminado de decirte esto, recuerdo que tu semblante se ensombreció, te diste la media vuelta y te limpiaste las lágrimas y me dejaste ahí. No supe reaccionar, ni yo ni mi cuerpo y sólo te deje ir.-

LENA: Disculpa que te interrumpa pero… ¿Por qué me cuentas eso Volkova? Ya han pasado varios añitos de eso –Tu mirada era indescifrable para mí, ya que no eras esa niña que estaba locamente enamorada de mi.-

YULIA: -No sabía que decirte, así que te respondí con lo primero que se me vino a la mente.- Esos viejos recuerdos me asaltaron hoy, que te vuelvo a ver Katina.

LENA: Ven Volkova te invito algo de tomar, está haciendo un frío de los mil demonios y no quiero congelarme y además quiero ver más de cerca esos ojitos bellos.- Me guiñaste el ojo coquetamente y obviamente no me resistí a seguirte. Entramos a una pequeña pero acogedora cafetería cerca de la plaza roja. Al entrar me tomaste de la mano:- Ven, me gusta sentarme enfrente del ventanal. –Mientras ordenábamos te pregunté:-

YULIA: ¿Por qué? –Sonreíste y me dijiste.-

LENA: Porque si nieva me gustaría contemplarla a lado de mi primer amor – No tardó mucho
el servició en venir con nuestras bebidas. Me asombró la manera en cómo te dirigías a mí. Esa soltura, las palabras tan certeras y precisas que usabas para expresarte pero, sobre todo…esas tres palabras “mi primer amor”. Mis ojos se abrieron mucho por el asombro a lo cual tú sólo largaste una risa y la acompañaste con estas palabras:- ¿Qué pasa Volkova? ¿El cazador resultó cazado?

YULIA: Katina, yo no quiero ni quise cazarte. Sólo que me sorprende lo mucho que has cambiado. De esa chica tímida a esta mujer que dice lo que piensa. –Arqueaste una ceja y me replicaste.-

LENA: Y ¿No te gusta Yulia?

YULIA: Yo no he dicho nada Elena. Elena… te cité para pedirte perdón, ofrecerte mil y un disculpas.- Te llevaste la taza con chocolate caliente a tus perfectos y lindos labios; mientras me mirabas atreves de tus pestañas.-

LENA: ¿Disculpas? ¿De qué Volkova?

YULIA: Más que nada del beso que te di… Me sentí horrible al recibir tu primer beso ya que no sentía lo mismo por ti.

LENA: Yulia… por favor… no quiero recordar eso. –Bajaste la taza de tu boca y la colocaste sobre su platito.- Sabes… aún me duele Yulia y lo que te puedo asegurar es que yo no sentí horrible por ese beso. De hecho lo sentí correspondido y sólo por eso me animé en acerté esa propuesta Volkova. Esa que rechazaste y me rompió el corazón. ¿Por qué te negaste el sentir algo por mi Yulia?

YULIA: No supe manejarlo Lena y me dio miedo. Era como sacarse la lotería y de la emoción te da un infarto. Así me sentí. –Soltaste una hermosa carcajada y muy contagiosa.-

LENA: ¡Por dios Volkova! ¿Eso provoqué en ti? –Seguías riendo sin parar, mientras brotaban unas lágrimas de tus ojos. Al principio pensé que era por el ataque de risa pero al ver que cambió tu semblante, supe que tenían matices de dolor y frustración.- ¿Por qué fui tan estúpida y no me di cuenta? Era realmente patética, insegura y con mi autoestima tan baja…

YULIA: No quise aceptar que en el fondo realmente me gustabas, me atraías.- Alargué mi mano para tratar secar tus lágrimas y tú sorpresivamente la tomaste y me la besaste.-

LENA: Mis sentimientos por ti no han cambiado, al contrario sean hecho más fuertes Ojos hermosos. Cuando recibí tu invitación acepté sólo pensando en perderme en tus ojos Yulia. Podré litigar y enfrentarme a los jueces más difíciles de toda Rusia pero tú… tú me desarmas. –Acuné tu rostro entre mis manos y te dije:-

YULIA: “Mírame, bésame despacio, tiéntame como te plazca. Queda poco tiempo antes de que todo esto termine.”

LENA: Eres una copiona Volkova… Esas palabras yo te las dije cuando… -Primero se sonrojó mucho pero después se le abrieron mucho sus ojos al recordar.- Nonononono Volkova.

YULIA: “No digas ni pienses nada. Tienes unos ojos impresionantemente bellos ¿Lo sabías? Me podría perder en ellos. Podría morir contemplándolos y no me importaría Katina” – Sus ojos volvían a derramar lágrimas de pesar, confusión y dolor. Así que sólo la besé. La besé como ella en su momento me besó a mí. Le entregué mi amor y corazón como ella lo hizo en su primer beso. Sentía sus labios húmedos por sus lágrimas acompasando con los míos. Sentí como se le iba el alma en ese beso. Lena me separó y sólo veía en sus ojos angustia:-

LENA: ¿Cuándo te marchas Yulia? ¿A dónde te largas! –Era una molestia enorme la que se notaba en la voz.- ¡Dímelo! –Tu respiración se agitó de sobremanera.-

YULIA: Pecosita tranquilízate… por favor amor… ¿Me dejarás hablar? –Al escuchar esto, sólo parpadeo confundida y proseguí- Pecosa linda, me voy para Alemania, mi padre quiere que me haga cargo de la pequeña empresa que tenemos ahí. Quiere que la haga crecer tanto como la que tenemos aquí en Moscú. Así que voy a necesitar a la mejor abogada de toda Rusia para que me asesore y me haga los contratos de compra o venta con los posibles clientes de la pequeña empresa a mi cargo… así que… -Le tomé las manos al amor de mi vida y le dije:- “Vámonos Lena, ven conmigo a Alemania, no te vas a arrepentir- Le regalé mi mejor sonrisa- Sus ojos se cristalizaron por las lágrimas.-

LENA: Lo siento mucho Volkova… pero “contigo no me voy”-Sentí esas palabras como balde de agua fría, como flechas que entraban como cuchillo en la mantequilla en mi corazón.-

YULIA: Se puede saber el ¿Por qué? ¿A caso es “venganza”? –Se pintó en tus magníficos labios una sonrisa socarrona.- ¿A caso se está burlando de mi Srta. Katina?

LENA: Por supuesto que sí “lobito”. Me gustan tus ojos y tus miradas en todas sus facetas, sólo me faltaba ver esta. –Me regresó el alma al cuerpo y me tranquilizaron sus palabras mientras rodaban lágrimas por sus hermosas mejillas.- Y no es venganza –Me lanzaste una mirada juguetona.-

YULIA: Pues créeme que aún te faltan más por conocer.

LENA: Pero “contigo no me voy” Volkova… hasta que me prometas que voy a ser la única para ti y sobre todo que me digas en toda la extensión de las palabras “que soy el amor de tu vida”.-La tome de la mano, no sin antes pagar la cuenta. Salimos de la cafetería; ya había cedido algo el frío. Nos dirigimos a paso veloz a la plaza roja. En mi cara estaba impresa una sonrisa de felicidad y en la de ella una de confusión. Nos detuvimos justo en medio de tan imponente lugar y le dije:-

YULIA: Espero que esto te convenza –Lena me miro extrañada. Me olvidé de todo pudor y grité. Grité lo más fuerte que pude- ¡TÚ ELENA KATINA ERES EL AMOR DE MI VIDA!- A mi pecosita le volvían a rodar sus lágrimas por las mejillas bastante sonrojadas cabe mencionar. La gente me miraba como bicho raro, pero no me importó, lo único que me importaba era Lena-

LENA: Yulia… esto es demasiado…

YULIA: No importa, no te preocupes por esta gente… Mañana iniciamos nuestra nueva vida en Alemania –Le tomé su rostro entre mis manos y la besé ahí, justo en medio de la plaza roja. Sellando nuestro amor enfrente de cientos de personas y sin importarnos nada…-


Última edición por SandyQueen el Vie Jul 22, 2016 11:16 pm, editado 1 vez
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por Aleinads el Vie Jul 22, 2016 9:39 pm

Esto se llama AMOR I love you I love you I love you
avatar
Aleinads

Mensajes : 427
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por Kano chan el Sáb Jul 23, 2016 12:24 am

Pechocho Smile
Saludos AAA
avatar
Kano chan

Mensajes : 269
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por SandyQueen el Jue Jul 28, 2016 10:56 pm

El poder de la mentira

Como pueden ser tan poderosas las palabras; dependiendo de nuestro estado de ánimo es el sentido que le damos. También dependiendo si la persona que nos las dice es amada por nosotros en cualquier sentido, nosotros vamos a creerlas ciegamente. Cómo una verdad a medias  no deja de ser una mentira o… una verdad… a estas alturas yo ya no sé… no sé si una verdad a medias siga siendo una mentira. Una verdad a medias digamos que cambió abruptamente mi vida y por completo mi felicidad. Estoy aquí en una pequeña cafetería tomando un chocolate caliente, con un clima totalmente inclemente, la lluvia no ha cesado y me saltan los recuerdos. Esos recuerdos que aún están palpables en mi memoria. No ha pasado mucho tiempo, pero para mí ha sido una eternidad.

LENA: ¡No quiero verte más Yulia! ¡Entiéndelo! ¡Nunca más!

YULIA: Pero, ¿Por qué me hablas así Elena? ¿Ahora que carajos hice según tú? –Yulia estaba tan confundida y enojada a la vez, en sus ojos azules se le veía el desconcierto al escuchar cada una de mis palabras.-

LENA: En verdad que actúas bastante bien Volkova; es el colmo de tu cinismo.

YULIA: A ver, a ver… me estás colmando la paciencia Katina. –Ya se estaba hartando de mi manera de dirigirme a ella, sobre todo el no saber del porqué de mis reclamos y de lo irracional que fui con ella.-

LENA: ¿Con cuántas te revolcaste en la cama durante mi estancia en Estados Unidos?-Yulia abrió bastante sus ojos que casi se le salen de sus cuencas.-

YULIA: ¿Pero qué car…! ¿Quién jodidos te dij…! ¡CARAJO!- Estaba tan enojada y ofendida por mis palabras que ni siquiera terminabas las frases. Sólo pasaba las manos por su cabello y manoteaba al aire-

LENA: Ves Yulia, tú misma me estás dando la respuesta… ¡Eres de lo peor Volkova!

YULIA: Yo no te estoy dando la respuesta a nada ¡CARAJO! –En sus ojos destellaba la ira y el desconcierto-

LENA: ¡AH! ¿No? ¿Entonces por qué esa actitud Yulia Volkova?

YULIA: ¿Cuál puta actitud Katina! ¡CUÁL! Ahora la de la mala actitud soy yo… ¡POR FAVOR! –En ese momento había tomado una posición sarcástica-

LENA: ¡Baja tu sarcasmo Volkova y no me grites!

YULIA: Y cómo quieres que me dirija a ti ¿Eh? Tú empezaste toda la agresión. Además… no me has respondido mi pregunta.

LENA: No importa quién me lo dijo, ya que pasa a segundo término.

YULIA: Siempre has sido así de egoísta Elena. Osea, mientras no te dañe a ti te importa un carajo la demás gente. –Esas palabras tan frías y agresivas me asaltaron por sorpresa.-

LENA: Por… ¿Por qué me dices eso? –Yo estaba totalmente dubitativa.-

YULIA: Tú estás pasando a segundo término un dato muy importante para mí. Y de esta manera desmentirla.

LENA: Y si no te lo digo, no vas a poder negar la que según tú es un vil mentira.

YULIA: ¡Ay por dios Elena! No seas tan…-Mi lengua estaba siendo más rápida que mis pensamientos.-

LENA: ¿Estúpida?... ¿Eso quisiste decir?

YULIA: Elena… por favor… no pongas palabras en mi boca –Su tono ya estaba siendo amenazante.-

LENA: ¿Me vas a golpear sólo por decirte la verdad?

YULIA: En verdad que tus palabras me lastiman Katina, me haces pensar que nunca te conocí y que yo soy una total extraña para ti. Yo jamás… escúchalo bien JAMÁS te haría daño.-Yulia me dio la espalda, estaba muy herida por mi actitud, pero yo no podía retractarme de nada, ya que no había recibido respuestas contundente alguna por parte de ella.-

LENA: No te creo… entonces…-Mis lágrimas rodaron libres por mis mejillas.- ¿Por qué lo hiciste? ¿Por qué traicionaste mi confianza Yulia?

YULIA: Y volvemos a lo mismo –Su voz reflejaba hastío total- Cómo quieres que te diga que yo no hice nada y que no traicioné nada entre nosotras.

LENA: La reunión de la generación de nuestra universidad ¿Te dice algo? –Yulia quedó completamente sin palabras. Al ver su semblante totalmente asombrado por mis palabras, sabía que tenía que seguir encajando la daga.- Sí te dice algo ¿Verdad?

YULIA: Sí… allí estuve… pero… ¿Qué con eso? –No resistí más tanto cinismo  y la abofeteé, fuerte, con decisión y sobre todo… con gran dolor en mi corazón.-

LENA: Eres tan hipócrita y cínica Volkova –Mis lágrimas hicieron acto de presencia una vez más.-

YULIA: Estás tan aferrada en creer que yo te engañé en esa fiesta que cualquier cosa que te diga va a ser en vano. –Yulia solo apretaba los puños y se esforzaba para no llorar.-

LENA: Quiero escuchar tu versión…

YULIA: Ya te dije Elena, de que sirve que hable si de todas formas me vas a condenar.

LENA: ¡Dímelo! ¿Acaso te acostaste con tu ex?

YULIA: ¡PERO QUIÉN CARAJOS TE DIO ESA INFOMACIÓN!

LENA: Entonces no me lo niegas –Yulia ya estaba más que desesperada.-

YULIA: Mira Elena, yo no me acosté con ella. No te negaré que me lo propuso.

LENA ¿Qué la llevo a proponerte eso?

YULIA: Me besó y…

LENA: Le correspondiste. Dilo como es Yulia. –La ira se estaba apoderando de mi raciocinio.-

YULIA: No… no le correspondí… no correspondí a ni uno. Te lo aseguro.

LENA: NO-quiero-verte-más-Volkova. Eres una mentirosa; bien me decía Sveta… tú no eres buena para nadie Yulia. –Volkova se quedó más que impresionada al darle el nombre de mi informante.-

YULIA: ¿Svetlana? ¿Sveta? Debí imaginarlo. ¿Por qué no te dijo toda la verdad? Maldita zorra estúpida –Nunca había escuchado expresarse así a Yulia de ninguna persona y mucho menos de una mujer.-

LENA: ¿Qué verdad? –Aún  no quería dar crédito a lo que me estaba diciendo hasta ese entonces mi morena.-

YULIA: ¡Ella fue la que me embriagó para poderme llevar a la cama!

LENA: ¿Qué! ¡No! ¡Eso no puede ser posible! Si ella me dijo que tú…  

YULIA: ¡Ay ya! ¡Suficiente! ¡Piensa lo que se te dé la gana! ¡Yo me largo de aquí! ¡No es posible que en 3 años de relación no hayas aprendido a confiar en mí!–Yulia me dejó pasmada con esas palabras… se enfiló hacia la puerta y se fue. No reaccioné para intentar detenerla. Sabía que tenía razón, pero sus palabras retumbaban en mi cabeza y sobre todo, tenía que pensar esas dos versiones. Todavía estaba dudando de Yulia.-

Pasaron tres días y recibí una carta por parte de Yulia. Extrañada la abrí y al comenzar a leerla no pude evitar sentir culpa por no confiar en ella. En esa carta Yulia me explicaba lo que había pasado esa noche:

-Elena, está demás que te haya escrito esta carta pero, no quiero irme sin antes aclararte el cómo sucedieron las cosas esa noche. Seré lo más clara, breve y concisa posible.
Fui a la reunión sólo para saludar a algunos amigos y pasar un buen rato, cabe mencionar que la reunión se llevó en la casa de Vladimir Khornikov, el “presidente del grupo” de nuestra generación. La noche iba pasando sin ningún inconveniente, hasta que llegó Natashia Poliacova mi ex. Se acercó a mí para conversar amenamente y tomar unas cuantas copas con ella. La conversación terminó con la llamada de su esposo y me pidió que la acompañara hasta su auto. La acompañé; una vez cerca de su auto se abalanzó hacia a mí, me besó y me dijo que quería recordar los buenos momentos que pasamos juntas en la cama. Yo estaba algo pasada de copas y ella estaba más que yo pero, no le correspondí a ninguno de sus besos ¿Sabes por qué? Porque siempre estuviste presente en mis pensamientos Elena. Simplemente la aparté y la subí a su auto. En cuanto la subí se quedó dormida sorprendentemente. Así que sólo la llevé a su casa y su marido ya estaba esperándola. Le ayudé a bajarla y me retiré. Regresé a la fiesta por mi auto y ahí estaba Svetlana justo en el umbral de la puerta. Se veía furiosa, al acercarme me tomó del brazo y empezó a insultarme y a decirme que si no pensaba en ti, que si no te amaba. Y también comenzó a  cuestionarme del ¿Por qué me había ido con Natashia? Del por qué me besé con ella y lo más importante por qué me acosté con ella. Yo sólo la ignoré y me zafé. ¿Quién se creía para estarme espiando? ¿Mi niñera? Seguí mi camino hasta donde estaba mi bolso lo tomé y al voltearme nuevamente estaba Sveta. Le espeté el por qué me estaba siguiendo, ya que todo lo que hiciera no era de su incumbencia y que de todas formas yo te iba hacer saber todo lo que hice durante tu ausencia. Sveta hizo algo con que me extrañó. Me ofreció disculpas y me invitó a tomar unas copas con ella, y me dijo que quería conversar unas cosas conmigo así que acepté. Acepté solo por educación. Nos sentamos en un sofá. Me comenzó a platicar nimiedades, es decir, cosas de su vida. Yo solo quería irme, así que la interrumpí excusándome de que ya tenía que retirarme. Me levanté y me dirigí a la salida para abordar mi auto. Yo ya estaba más que pasada de copas. Ella me alcanzó y me dijo que la noche aún era joven, que quería demostrarme todo lo que había callado durante tanto tiempo. Le dije que no y me subí al auto, después me dijo en un tono que yo creía sincero y preocupado que, me veía muy mal y que no era buena idea el conducir en el estado en el cual me encontraba y se ofreció llevarme a mi casa. Yo apenas si podía hablar o siquiera mantenerme en pie, así que me pasó a los asientos de atrás. Llegamos a mi casa y me ayudó a bajar del auto. Le facilité las llaves de la casa para que abriera. Acto seguido me condujo hacia el sofá y comenzó a besarme. Yo ya no coordinaba del todo bien, ella lo notó y comenzó a desabotonarme la camisa que traía puesta. Mientras lo hacía ella comenzó a decirme que siempre me había querido, que me quería para sí, que yo era supuestamente “el amor de su vida”. Me preguntaba con mucho enojo que yo qué te había visto si eras tan insulsa y simple; que yo necesitaba a alguien mejor… a alguien como ella; que necesitaba a una verdadera mujer. Después ella empezó a despojarse de sus prendas, quedando en paños menores. Yo no daba crédito a toda la sarta de estupideces que me había dicho, ya que ella se autodenominaba tu mejor amiga, casi tu hermana. Sus palabras me hicieron perder el control y mientras ella se iba acercando a mí de una manera “sensual”, yo me levanté del sofá por la ira que sentía en esos momentos; la tomé del brazo y me dirigí hacia la puerta junto con ella a rastras. Al ver que no tenía intenciones de acostarme con ella empezó a decir un montón de estupideces y a querer golpearme. Yo abrí la puerta y la eché a la calle sin miramiento alguno y en paños menores. Cerré la puerta por dentro con llave y sólo escuchaba que esa humillación la iba a pagar caro.

Elena… en verdad nunca me imaginé que tan caro lo iba a pagar. Lo pagué y con creces. Ahora esa maldita ha de estar más que feliz ya que separó a  su “hermana insulsa y simple” del “amor de su vida”. Esa es mi versión y la verdad me importa ya poco si la crees o no.

PD: El día que discutimos por las mentiras de esa “señorita” te iba a dar la noticia de que me habían ofrecido trabajo en Inglaterra como encargada de todos los trámites aduanales de una importante empresa metalúrgica. Estaba indecisa en tomar la decisión pero ahora… al ver tu actitud y la falta de confianza no tuve que pensarlo dos veces Elena. Esta carta también es de despedida. Adiós Elena y te deseo lo mejor.

Al terminar de leer su carta no pude evitar que mis lágrimas brotaran libres y se deslizaran por mis mejillas. ¿Cómo pude ser tan estúpida? Tan ciega… ¿Por qué carajos no confié en ella? ¿En qué punto de la relación me perdí? Yo era todo para ella ¿En qué momento ella dejó de ser todo para mí? A pesar de que Yulia tenía mejores opciones y más atractivas que yo, ella siempre me eligió a mí. ¿Por qué carajos nunca vi eso! Mis estúpidos celos infundados, esa es la única respuesta lógica. ¿Cómo no me di cuenta que Svetlana me estaba poniendo en contra de mi amor? –Seguía atormentándome con preguntas que no tenía respuesta y me hacían ver que era un monstruo que no supo valorar el amor puro e incondicional de la persona que me amó por sobre todo. Me sequé las lágrimas… esas las lágrimas más amargas que haya llorado jamás. Me puse de pie y decidí ir a la casa de Yulia a pedirle perdón sino iba a recibirme… me iba a quedar hasta que se dignara a hacerlo. Mi decepción fue total al llegar a la casa de mi morena, preguntar por ella y recibir la respuesta por parte de su madre de que ya se  había ido al aeropuerto. Sentí mi corazón derrumbarse totalmente, pero algo en mí me impulsó a ir a encontrarla. Me subí a mi auto y conduje lo más rápido posible para llegar al aeropuerto pero el clima decidió no estar a mi favor y heme aquí en ésta pequeña cafetería esperando a que cese aunque sea un poco la lluvia. Tengo la esperanza de que por el mal clima se hayan cancelado los vuelos. Quiero ir a encontrarme con ella y decirle lo mucho que la amo y que me porté como una verdadera estúpida. Que nos olvidemos de todo y comenzar desde cero. Tengo una hora y treinta minutos para que cese la lluvia y llegar al aeropuerto, según la información que me había proporcionado la madre de Yulia… el tiempo pasó con tal rapidez así como la lluvia cesó. Pagué la cuenta, subí a mi auto… tenía un objetivo fijo… ir por Yulia al aeropuerto.
Al llegar a parte de mi objetivo, me topé con la grata sorpresa de que los vuelos se habían retrasado. Consulté los datos que me había dado la Sra. Larissa acerca del vuelo de Yulia y al buscar el número de vuelo en los tableros no estaba. Extrañada me acerqué a pedir información. Se me fue el alma al escuchar a la señorita encargada, la confirmación de que ese vuelo había salido la noche anterior. Sólo me limité a decirle gracias y por consiguiente me retiré con el corazón destrozado y preguntándome el ¿Por qué la Sra. Larissa me dio errónea la información? ¿Habrá sido Yulia quien se lo pidió? Creo que no tendré la respuesta en mucho tiempo. Imagino que a esto le llaman “Karma”… Por mi desconfianza perdí a lo mejor que me había pasado en mi vida. Cómo el poder de la mentira puede destrozar todo… aunque la mentira no tiene poder, se necesitan dos factores para darle “el poder”. La mentira en sí y la persona estúpida que la crea….


Kano Chan y Aleinads:Gracias por comentar y espero les sigan gustando mis historias cortas Very Happy


Última edición por SandyQueen el Mar Ago 16, 2016 9:38 pm, editado 1 vez
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por Kano chan el Vie Jul 29, 2016 2:57 am

Pues ha estado muy bien, por un momento creí que alcanzaría a Yulia ; (
Pero bueno no se puede con todo hahaha
Saludos
avatar
Kano chan

Mensajes : 269
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por SandyQueen el Mar Ago 16, 2016 9:38 pm

Amor Irreversible

¿Será que el amor tiene muchas caras? O ¿Será que hay varios tipos de amor? La verdad no estoy segura. Como tampoco estoy segura en como la amistad puede "mutar" al sentimiento del amor ¿Será acaso que nuestro corazón es tan estúpido para confundirse? Bueno... en sí los sentimientos no se centran en el corazón, sino en nuestro cerebro. Entonces ¿Cómo es que el cerebro confunde esos sentimientos? ¿Será que es por que se encuentran en alguna parte no racional del mismo? Creo que dejaré mi filosofía barata para después.
Es un lindo día de domingo por la mañana. Los rayos del sol entran por la ventana de mi habitación y se escucha el trinar de algunos pájaros que se encuentran a la redonda. Pero permaneceré un poco más recostada en mi cama mirando al techo. Sí... aunque se escuche patético, pasaré un rato más contemplando el techo. Cavilando y tratando de entender ¿En qué momento un sentimiento aparentemente inofensivo se transformó en otro y, este mismo se adueñó de mi "corazón de una manera irreversible? ¿Cómo es que el sentimiento de amistad incondicional se puede convertir en amor incondicional? ¿Cómo carajos y en que momento me enamoré de Yulia Volkova? ¿Cómo sucedió todo? ¿Qué me enamoró de ella?
Siento tantas cosas por ella que me da miedo el tan sólo pensarlas. Pero temo más el que mis sentimientos no sean correspondidos. Ella es muy atractiva, sexy e inteligente; decidida y segura; defensora de las causas perdidas; sencilla, tierna y carismática. Me rio de mi misma pues hace unos meses no pensaba así de ella. A pesar de que soy su mejor amiga últimamente no me cuenta tantas cosas como solía hacerlo, en ocasiones me evade y esto me desconcierta mucho, porque no sé si ya haya alguien que le guste. Ella ha tenido sólo dos relaciones serias, las cuales le rompieron el corazón en mil pedazos; las dos ocasiones estuve ahí para ella. Se veía tan frágil, tan voluble, tan... tierna... Quizás eso fue lo que me fue enamorando, esas sus múltiples facetas: La intelectual, la curiosa, la tierna, la rebelde, la divertida, la frágil, la furiosa, la fraternal, la difícil, la ruda... sólo me faltaría por conocer dos facetas de ella y esas sería: La amorosa y creo que de ahí se desprendería la amante. Pero no se si algún día las descubra; porque después de su última relación fallida me confesó que nunca jamás iba a volver a abrir su corazón.



---------*****--------- FLASH BACK---------*****---------


YULIA: Lena, muchas gracias por siempre estar aquí para darme tu soporte... en verdad lo valoro mucho, pelirroja bella -Me dio un abrazo muy tierno y lleno de agradecimiento. -

LENA: No agradezcas "lobito" -Yulia se separó un poco para mirarme extrañada- sabes que siempre tendré tiempo para ti y estaré en donde me necesites, aunque no lo quieras -Le regalé una simple pero sincera sonrisa-

YULIA: ¿Lobito? Vaya... eso es nuevo ¿Se te ocurrió a ti o lo escuchaste por ahí? -Arqueando su ceja-

LENA: Se me ocurrió a mí justo en este instante -me sonrojé y le regalé una sonrisa tímida-

YULIA: Por tu originalidad... dejaré que única y exclusivamente me llames de esa manera -Volvió a estrecharme y sonrió nuevamente-

LENA: Yulia -Rompiendo el abrazo lentamente- Me gustaría saber por qué tú y Dasha Kosakova rompieron. Realmente se veían muy enamoradas.

YULIA: Pues... resultó ser muy buena actriz sabes... - se le dibujó una sonrisa melancólica en sus hermosos y antojables labios-

LENA: No te entiendo Volkova.

YULIA: Mientras me juraba amor eterno... ella se revolcaba en la cama con Vadim Khorkin. Ella era la segunda persona a la que le entregaba mi corazón sin reservas y la muy malagradecida lo echó a la basura, como si valiera menos que nada. Lena tu sabes muy bien el trabajo que me costó el volverme a abrir al amor después de mi ruptura de mi primera relación seria. Tan siquiera Mila fue sincera y me dijo que ya no me amaba, pero Dasha... Dasha...-Unas lágrimas cristalinas brotaron de sus hermosísimos ojos azules. -Dasha fue una hipócrita. Me hizo daño y me humilló de todas las maneras posibles. Le rogué pelirroja… le rogué para que volviera conmigo… sólo se limitó a decirme que el amor actúa de unas maneras muy extrañas y que me tocó perder a mí. -Me acerqué nuevamente para abrazarla y consolarla- Lena… ¿Tú crees que esas palabras eran las indicadas? ¿Crees que me las merecía? -Su semblante era de angustia e incertidumbre-.

LENA: Por supuesto que no Yulia. De hecho, tú eras demasiado para ella. -Me miró con extrañeza, ya que no daba crédito a mi afirmación-

YULIA: ¿Tú lo crees?

LENA: Por su puesto…

YULIA: Creo que ya me debo de valorar como debe de ser, pero para eso primero tengo que curar todas mis heridas y juntar nuevamente los trocitos de mi corazón – Terminándome de decir esto me giño el ojo- así que cerraré las puertas de mi corazón y jamás volveré a abrirlo… no quiero volver a sufrir nunca más por nadie.


---------*****--------- FIN DEL FLASH BACK---------*****---------


No sé qué hacer… quiero disfrutar de este día, pero lo quiero hacer en compañía de Volkova. Quiero, aunque sea disfrutar de su presencia como amiga. -Me levanté de mi cama y le hablé a mi secreto “martirio”: -

YULIA: Dime pecosa ¿Te pasa algo?

LENA: No, nada de qué alarmarse “lobito” -Escuché una risa nerviosa-

YULIA: Tengo que acostumbrarme a tu apodo. ¿Estás segura de que no te pasa nada?

LENA: Segura… ¿Por qué te extraña mi llamada?

YULIA: Lo que pasa es que son las nueve de la mañana y es domingo…

LENA: ¿Y? -Le manifesté un poco de mi molestia en mi tono-

YULIA: Pues que para ti esta hora es “madrugada” pelirroja -Se echó a reír, como había meses no lo hacía-

LENA: Pues te iba a invitar a disfrutar de MI compañía en este día tan hermoso -Me estaba haciendo la indignada. Además, Yulia tenía días tratando de convencerme de ir a pasar un fin de semana a la cabaña de su familia, que está cerca de un pequeño lago cerca de las montañas. -

YULIA: ¿Cómo? ¿Me estás invitando a salir? ¿Es una cita? – Se me hacía un poco extraño el tono que estaba usando, ya que era demasiado sugerente, a decir verdad. Por qué no era la primera vez que la invitaba a salir. No quería imaginarme cosas. –

LENA: N.…N... No… por su pesto que no, ¿Por qué debería serlo? -A lo cual Yulia me replicó, de una manera desconcertada y solo se limitó a decirme. –

YULIA: O… Ok… ¿Tienes algo en mente?

LENA: Me gustaría estar lejos de la civilización, al menos por hoy. -En realidad quería estar a solas con ella, si tener ningún tipo de interrupción. –

YULIA: ¿Te parce si vamos a donde tengo más de una semana invitándote?

LENA: Ok, pero tu pasa por mí en una hora.

YULIA: Pe… -La interrumpí de inmediato. –
LENA: Y no quiero que llegues tarde ¿Ok? -Corté la llamada. Estaba más que entusiasmada, pero a la vez un poco triste, ya que esto no era una cita. Pasó la hora y sonó el timbre de mi casa. Mi madre abrió.–

YULIA: Buenos días, ¿Se encontrará Lena, señora?

INESSA: ¿Desde cuándo me hablas con tanta educación Yulia? Días atrás me saludabas con un abrazo y te abrías paso hasta la sala. -Escuchaba cuchicheos, lo que me hizo pensar que Yulia había llegado. –

LENA: ¿Quién es mamá? -Grité. –

INESSA: Es Yulia, cariño.
LENA: En un Momento bajo. – Al bajar mi madre le decía algo a Yulia. –

INESSA: Estoy esperando Yulia -Mi madre estaba bromeando con Yulia, pero ésta estaba nerviosa y no entendía muy bien a mi madre. -

YULIA: ¿Perdón? – Su cara expresaba una confusión absoluta, realmente se veía muy graciosa, sobre todo por la manera de sonrojarse. –

INESSA: Mi abrazo muchacha, espero mi abrazo Yulia. – Mi madre le extendió los brazos y le regaló una gran sonrisa. Yulia se acercó a ella a corresponderle su abrazo. – Te noto rara Yulia ¿A caso Lena te hizo algo? ¿Te dijo que ya no vinieras? -Casi mi madre me mataba con la mirada. Me atrevo a decir que quiera más a Volkova que a mí. –

YULIA: Por supuesto que no Inessa. -No sabía que decir Yulia. -

LENA: Lo que pasa mamá, es que me invitó a salir y no vamos a regresar sino hasta la noche. Y quiere que veas que es alguien de tu entera confianza. -Mi madre soltó una carcajada sonora y agregó. –

INESSA: Ay, Yulia… sabes que eres y serás a la única persona que le confiaría a mi hija. Es más… si Lena no consigue novio en unos meses más, tienes su mano dada. -Dándole un pequeño codazo a Yulia. No supe que hacer por su comentario fuera de lugar. –

El camino fue silencioso, con paisajes hermoso pero muy silencioso. Llegamos al lugar indicado, bajamos nuestras cosas y las metimos a la cabaña. El clima era perfecto. El agua del lago que estaba frente a la cabaña era tan azul como los ojos de Volkova, cosa que hizo que me enamorara aún más del lugar.
Yulia estaba algo reservada e inmersa en sus pensamientos. No la quise interrumpir. Me encargué de acomodar todas nuestras cosas en la sala y en nuestras respectivas habitaciones, mientras Yulia estaba encargándose de recolectar madera para la chimenea y para la fogata que íbamos a usar para cocinar nuestra comida y cena. Yo trataba de aprovechar al máximo el tiempo con Yulia y hacer de conversar con ella, pero… ésta seguía en su mundo. –

LENA: Hey… ¿Yulia estás ahí?

YULIA: Sí, perdón… ¿Qué me estabas platicando?

LENA: Yulia, dime la verdad ¿En qué o en quién piensas? Hace mucho que no conversamos como antes.

YULIA: Eh… No… En nada pelirroja y… pienso sólo en este momento… en ti y en mí -Me decía esto mientras se acercaba a la fogata. Se sentó enfrente de esta. Yo tomé una frazada y se la coloqué en sus hombros. –

LENA: Está haciendo mucho frío… ¿No crees que es mejor que nos metamos? -Yulia, me miró y se limitó a hacerme una seña para que me sentara junto a ella. –

YULIA: Ven Lena, acércate -Me compartió la frazada- ¿Desde hace cuánto que nos conocemos? – Esta pregunta me sorprendió –

LENA: Desde el jardín de niños Yulia… ¿Por qué tu pregunta? -Yulia y yo estábamos contemplando el fuego de la fogata. -

YULIA: Entonces estamos hablando de casi toda una vida -Seguía sin entenderla-

LENA: ¿A dónde quieres llegar con tus preguntas Volkova? -Yulia bajó su brazo izquierdo, lo pasó por detrás de mi cintura y me acercó aún más a ella. –

YULIA: Quiero llegar a comprender el por qué fui tan ciega. El por qué buscaba algo sin saber que ya lo había encontrado.

LENA: ¿A qué te refieres Yulia? – Volteé mi mirada queriendo encontrar la suya. Porque quería cerciorarme que estábamos en la misma sintonía. Quería saber si ella estaba sintiendo lo mismo que yo.–

YULIA: Elena… Yo no quise ver que desde hace mucho tiempo estaba enamorada de ti. -Mis ojos se abrieron mucho por lo que me acababa de confesar mi “lobito”. – A pesar de que yo estaba en otras relaciones… yo sólo te quería para mí, yo no quería que nadie se fijara en ti. Tú siempre estabas presente en mis pensamientos Elena.

LENA: Pero… realmente te veía enamorada de ellas… -Bajé la mirada-

YULIA: No lo estaba realmente. Tal vez fue una manera estúpida de querer mostrarte que podría ser una buena pareja para ti Elena.

LENA: Pero… Eso de que… no ibas a abrir nuevamente tu corazón…

YULIA: No lo iba a hacer, no lo iba a abrir a nadie más que a ti Lena. -Yulia iba acercando su rostro al mío. Pero, tenía que asegurarme de que esto fuera real–

LENA: Espera Yulia… ¿Por qué me evadías? ¿Por qué te alejaste de mí?

YULIA: Porque… quería tener mi mente clara antes de hablarte de mi amor Elena. -quedé estupefacta con esta respuesta-

LENA: Yulia…

YULIA: Lena… por favor no digas nada, sólo déjame mostrarte lo que realmente soy… dame una oportunidad. Tal vez tus sentimientos no sean los mismos que los míos, pero... podemos intentarlo.

LENA: Yulia… yo… -Mi lobito me interrumpió nuevamente-

YULIA: Por… favor Elena… -Su mirada era triste y buscaba un consuelo-

LENA: Yulia… desde hace tiempo quería decirte que… el sentimiento de amistad incondicional… cambió. Cambió a un sentimiento de amor incondicional -La mirada de ella cambió a una de amor-

YULIA: ¿Es en serio?

LENA: Sí… por eso siempre estaba para ti. No me importaba si estabas con alguien más. Yo era feliz si tú eras feliz. -Yulia me abrazó y finalmente me beso. Por fin pude sentir sus labios. Esos labios que quería probarlos desde hacía tiempo atrás. Su beso fue cálido, suave y delicado. Yulia se separó lentamente de mis labios. –

YULIA: Pecosa, creo que le voy a tomar la palabra a tu mamá. -Me sonrió de una manera hermosa y encantadora-

LENA: Creo que la haría muy feliz, ya que te quiere incluso más que a mí -Las dos comenzamos a reírnos. Posteriormente el clima empezó a hacer de las suyas. Apagamos la fogata y decidimos entrar a la cabaña. Yulia encendió la fogata y entre besos, abrazos y arrumacos… Decidimos entregarnos en cuerpo y alma ese día. De una manera única, mágica y especial.

Creo que no sabré el por qué el sentimiento de la amistad a veces cambia al del amor. Los psicólogos lo llaman síndrome de proximidad. Pero mientras son peras o manzanas. Yo estoy más que contenta y satisfecha que ese sentimiento haya sido por Yulia Volkova.


Kano Chan :Gracias por seguir comentando Very Happy
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por SandyQueen el Mar Sep 27, 2016 4:38 pm

SOLO TE PIDO TIEMPO


No puedo... simplemente no puedo. Esta decisión que tomamos mutuamente no puedo llevarla a cabo. Esa decisión tomada por iniciativa mía... fue un error. Fue tomada visceralmente. Pero no sabía que hacer. ¿En qué momento nos distanciamos? ¿En qué momento dejaste de ser prioridad para mi? ¿En qué momento te fui alejando poco a poco? ¿Por qué no me di cuenta?
Ahora te recrimino a ti ¿Por qué nunca me hiciste ver que te estaba haciendo a un lado? Que estaba siendo egoísta ¿Por qué te callaste todo? Tal vez no quisiste que me enojara contigo, como las últimas veces lo había hecho. Todo esto me viene a la mente hoy... hoy que estaba sola, hoy que más te necesito; hoy que hasta la naturaleza esa en mi contra. Esta tarde me hace recordar aquel momento en que decidimos "darnos tiempo".


************

-No sé que quieres Volkova, no sé que queremos... Todo es un cambio y cambio de planes. Ya no hemos compaginado en nada. Últimamente peleamos mucho. -Unas lágrimas se asomaron por sus espectaculares ojos verdigrises. - Dices que te estreso y te exaspero demasiado. Así no puedo Yulia... En verdad que no puedo. -Llevó sus suaves y tersas manos a su rostro para que no la viera llorar. -
-Lena... -Impidió que replicara algo .-  
-No Yulia... esta vez no... Ahora quiero que me escuches... Por favor . -Estas últimas palabras se escucharon como una súplica. - Sé que si estamos así fue por la mala decisión mía de no hacerte ver las cosas que me molestaban. Por no hacerte ver que estabas siendo egoísta, entre muchas otras cosas... Yulia... esta relación ya está muy dañada....
-Lena, esta relación nos ha costado mucho; desde el rechazo de tus padres hasta nuestra salida de Rusia. Por esto último es normal que a veces discutamos. -Nuevamente la pecosa me interrumpió. -
-Yulia... hace cuatro años que salimos de Rusia; de los cuales 3 años los dediqué única y exclusivamente a ti. -La pelirroja empezó a sollozar y yo no supe que hacer. - Ya me cansé de ser siempre yo la que dé todo.
-Podemos arreglarlo de un modo ¿No crees? -Quise reflejar en mi voz esperanza y confianza. -
-Yulia... -Exhaló con mucha amargura. - No lo creo.... ya me cansé de ser la única que luche por ésta relación.  
-Entonces  ¿Qué propones? ¿Que nos demos un tiempo? -Estaba algo molesta por su negatividad. Pero en realidad estaba siendo nuevamente egoísta. -
-Sí... esa sería la mejor opción... -No pude articular palabra alguna al darme cuenta que aceptó sin reparos lo que yo había dicho sin pensar. - ¿Estás segura?
-Sí Yulia... Dediqué tanto tiempo a ti que me olvidé de mi. -Su ojos reflejaban un dolor que no podía describir. -  
-¿A qué te refieres? -Mi voz tenía tintes de confusión y tristeza. -
-¿Recuerdas cuando fui a ver a mi madre después de 2 años?
-Sí, lo recuerdo bien. -Bajé la mirada. -
-Esa vez te enojaste y no parabas de marcarme y presionarme para que volviera lo más pronto a tu lado. - La voz de la pecosa se quebró. - Yo sólo quería pasar algo de tiempo con mi familia YULIA... solo algo de tiempo. Tu podías y puedes ir a visitar a la tuya ya que estás a unas 2 horas de distancia de aquí... La mía sigue en Rusia.
-Pero ellos se pueden mudar... ya lo habías discutido.
-Sí, pero eso fue antes de que mi madre enfermara. -Se limpió las lágrimas con ambas manos. - No quiero perder en enfoque del ejemplo Yulia... por favor no me vuelvas a interrumpir. -Tomó aire y prosiguió. - Estuve dos semanas conviviendo con mis padres y mi hermana... quería convivir con mis amigos pero no pude hacerlo como quería. Tus continuas llamadas así como tus constantes enojos no lo permitieron. Te enojabas cuando te decía que no podía atenderte porque estaba o con amigos o con parientes.
-Yo sólo quería saber como estabas y contarte cosas mías, quería que supieras como me sentía. -Interrumpí nuevamente a la pelirroja tratando de justificar esa mala actitud mía. -
-Yulia... yo lo sé, pero... sólo te pedí quince días... quince días que no pude disfrutar, ya que estaba con la constante de que estabas enojada conmigo por cualquier cosa que hacía estando allá... Creo que eso no era justo Volkova... -La respiración de Elena se empezó a acelerar y su voz comenzó a subir. - Sabes Yulia... Antes solía ser una persona muy activa socialmente... Antes de ti sabía lo que quería hacer, lo que me gustaba y lo que no y ahora... Ya no sé nada de mí... Nada... y eso me frustra. ¡Me perdí en ti VOLKOVA! ¡Mi razón de vivir, de ser, de respirar fuiste tú! ¡Siempre tú! Y nunca fue recíproco... Ahora me siento como una maldita muñeca rota... como una vil muñeca de trapo... Y creo que eso no me lo merezco.... Necesito reencontrarme y sobre todo saber si realmente eres lo que necesito en mi vida. -No pude dar crédito a esas palabras... A esa declaración tan sincera... realmente salió de su corazón. -
-Entonces... no hay vuelta atrás ¿Verdad pecosa? -Reprimí totalmente mis lágrimas e hice mi mejor esfuerzo para que no se me quebrara la voz. -
-Sí Yulia... Sólo necesitamos darnos tiempo... Solo te pido tiempo.
-Imagino que seguiremos en contacto ¿Verdad?
-Claro... solo no me agobies por favor Yulia.
-Sí, sí... no te preocupes. -Cuando escuché eso, sentí que no todo estaba perdido entre ella y yo. Pero de cualquier modo quise que supiera lo siguiente. - Si encuentras a alguien mejor que yo... por favor házmelo saber... no quiero estar aferrada a algo que ya perdí ¿Ok? -Mis lágrimas se empezaron a asomar tan sutilmente como un ladrón entra a una casa a robar. -
-Es un trato Yulia... a diferencia de ti... Yo no te pido que me informes... ¿Ok? Tú te recuperas demasiado rápido de las decepciones amorosas a diferencia de mi. -No quise responder a su afirmación. -
-¿Entonces... que procede Elena? -Mi tono fue frío y seco por que no quería quebrarme enfrente de ella y provocar que se quedara. -
-¿Puedes ayudarme a empacar por favor? -Esas palabras cayeron como balde de agua fría. -
-Por supuesto... No hay ningún problema . -En verdad si había problema... No quería que se fuera. No quería darle ese tiempo. Yo sabía que podía cambiar pero... no podía ser más egoísta con ella. -

Subimos a la habitación que hasta ese momento aún compartíamos. Le ayudé a sacar su ropa del closet; también a acomodar sus zapatos así como su maquillaje y perfumes. Me sentí fatal ya que esa hermosa pelirroja, con sus hermosos ojos y pecas encantadoras estaba dejando un gran hueco en mi vida, en nuestro hogar y sobre todo en mi corazón. Terminamos de empacar todo. Bajamos y la acompañé hasta el lobby del hotel.
-Creo que hasta aquí te acompaño.
-Sí... muy amable de tu parte. En cuanto me instale en mi nuevo departamento te lo hago saber ¿Ok?
-Sí, no te preocupes... Sólo cuídate mucho y cualquier cosa házmela saber. -Me regaló un abrazo que aún no sé como describirlo y un beso en la frente. Le ayude a subir a un taxi y simplemente nos despedimos con un adiós.


************

Ya han pasado 6 meses de eso y aun lo recuerdo como si hubiera sido ayer. Elena y yo seguimos en contacto. Creo que ahora que estamos separadas la voy descubriendo más. Ella al final de cuentas tenía razón, yo siempre vi por mí... Nunca le di el lugar que se merecía y realmente me arrepiento de eso. Ahora si aplican esa palabras que mucha gente dice: "Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde".
Efectivamente, perdí a Elena... Me duele pero a la vez estoy muy contenta y feliz por ella porque la escucho más jovial, regresó la sonrisa a sus labios... esa sonrisa que me cautivo desde el primer día que la vi. Se ha reencontrado a ella misma y no fue necesario que yo estuviera a su lado.  
Por mi parte... Por mi parte creo que haré lo mismo que Elena... Trataré de reencontrarme y una vez que lo haga lucharé por ella y le daré el lugar que se merece... Ese lugar que no le supe dar. Pero hasta que no me reencuentre no puedo hacer nada para reconquistarla.

Sólo deséenme suerte....


Última edición por SandyQueen el Sáb Oct 01, 2016 12:47 am, editado 1 vez
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por Kano chan el Mar Sep 27, 2016 8:38 pm

Haaaaa muy tiste :'(
Quiero que lo continueis y saber que va a pasar !!
Saludos Smile Wink
avatar
Kano chan

Mensajes : 269
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por Aleinads el Miér Sep 28, 2016 6:17 pm

bounce bounce cheers Sad Neutral... Bueno, muy bueno!! Un final abierto Wink eso me da esperanzas xD  Smile cheers
avatar
Aleinads

Mensajes : 427
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por SandyQueen el Lun Ene 23, 2017 4:20 pm

Les ofrezco una disculpa a todas las personas que siguen o seguian mi fic's. Se que los he tenido bien abandonad@s... Pero la verdad es que he tenido un verdadero caos en mi vida en mi kokoro u.u
Espero poder actualizar lo más pronto posible.
Sin más se los dejo.

Retrospectiva de mi vida amorosa. Realmente la siento necesaria. Esto es lo que me provoca el cielo oscuro acompañado de una luna hermosamente llena. Su luz entra por el ventanal del balcón de mi habitación. Me acerco hacia el ventanal. Es una noche de invierno y contemplo como la nieve va cubriendo poco a poco las bancas del pequeño parque que se encuentra enfrente de mi casa. Volteo un instante y veo un cuerpo pobremente cubierto por las sabanas de mi cama. Sinceramente es muy hermosa... No puedo creer que hayamos tenido intimidad en tan poco tiempo de conocernos. No lo entiendo ya que mi corazón aun no ha sanado de todas las decepciones amorosas que he tenido. No entiendo como con ella fluyera todo tan sencillo. Me da miedo el saber que ya me conoce como la palma de su mano; es imposible que me haya desarmado así... Era como si hubiera dejado abiertas las puertas de una joyería a un ladrón. Todo comenzó con una situación algo inusual.

****FLASH BACK****

-No vuelvo a dejar para el último momento la compra de mi despensa. Es el día último del mes y el supermercado está a reventar. -Me quejaba mientras seguía buscando lo que necesitaba. Que prácticamente era todo. Solamente había podido colocar en el carrito unas galletas, algo de leche, pan y carne. Iba por los pasillos viendo y tratando de medio completar lo que me aún me hacía falta. - ¡Por fin! Coles y remolachas... Es lo único que me falta para hacer Borsch. - Justo iba a tomar las pocas cantidades que quedaban de esos ingredientes cuando de repente sonó mi celular y me distraje solo un poco al contestarlo. - ¡Hey! Eso es mío. - Una pequeña mujer aprovechó mi distracción y tomo hasta la última remolacha y la última col. -
-¿Perdón? - La pequeña mujer volteó hacia mí y arqueo una de sus cejas. -
-Que eso que tomó son... -No veía venir la interrupción tan tajante de la pelinegra. -
-Lo siento, pero no tiene el empaque el nombre de nadie mas que el de "Coles" y "Remolacha". - Una vez dicho esto, dio media vuelta y se fue con la mitad de mi Borsch en su carrito. Me quedé pasmada, no supe que hacer. Realmente me dejó fuera de combate. Cuando por fin pude reaccionar, solo pude decir en voz alta. - Pero ¿Quién se cree? - Lamentablemente la "pequeñita" estaba a una distancia que le impidió escucharme. Decidí el pasar por alto este incidente e ir a buscar jugo de tomate, ya que, no creía poder encontrar piezas de tomate. Me puse en marcha y fui buscando entre los pasillos. - ¡Eureka! - Estiré mi mano para alcanzar el último jugo de tomate de la estantería cuando repentinamente sentí una suave mano sobre la mía. Viré rápidamente para ver a quien pertenecía y. - ¡Oh por dios! ¡Es una broma? - Efectivamente era nuevamente la pelinegra. -
-Tranquila pelirroja. No es necesario que te exaltes. Sólo tomaré el jugo de tomate y ya. -Me lanzó una mirada bastante burlesca (cabe mencionar que poseía unos ojos hermosamente azules) y que decir de su tono de voz... Realmente era sarcástico. -
-Pues el jugo de tomate viene conmigo. - Jalé con brusquedad el objeto en disputa y lo coloqué en mi carrito. -
-¡Oh, vamos! Pelirroja... Necesito ese jugo de tomate.
-Yo también lo necesito para mi Borsch. - La ojiazul soltó una sonora carcajada y esto hizo que me hirviera la sangre. - ¿Podría decirme de que se ríe?
-Es que... permítame... -Seguía burlándose y al mismo tiempo quería controlarse y jalar aire. - Usted dijo que iba a hacer Borsch con jugo de tomate.
-Así es... ¿Qué tiene de raro?
-Pues mucho, porque yo jamás había escuchado semejante barbarie culinaria. Si usted va a preparar Borsch y no encontró tomate, lo más lógico que debe usar en su defecto sería puré de tomate más no jugo. - El color de mis mejillas se tornaron color escarlata al escuchar su afirmación. ¿Cómo pude confundir el puré de tomate con el jugo de tomate? Pero no había marcha atrás. El jugo ya estaba en mi carrito y no iba a salir de ahí. - Barbarie o no barbarie culinaria es cosa que no es de su incumbencia.
-Ya veo que no; pero al parecer mi comentario si lo tomó mucho en cuenta.
-¿Por qué lo dice? - Realmente estaba molesta y mi voz me delataba. -
-Pues porque sus mejillas parecen dos hermosos duraznos maduros. - Esto hizo que no solo mis mejillas se colorearan más de rojo, sino que también involuntariamente todo mi rostro me traicionó y se tiñó de rojo. ¿Me estaba coqueteando? No estaba cien por ciento segura de ello. Siempre estuve atraída por las mujeres pero siempre había reprimido esas sensaciones y sentimientos hacia las personas de mi mismo sexo... No quería imaginar cosas de las cuales no estaba segura así que decidí sacar esa loca idea de mi cabeza. La morena notó mi desconcierto ante sus palabras. - Pelirroja, tu quieres la mitad de tu platillo que yo llevo en mi carrito y yo quiero el jugo que está en el tuyo. Te propongo un trato... Te doy los ingredientes que "te robé", tú me das el jugo y me invitas a comer de tu "súper delicioso Borsch" ¿Qué dices?-
-Usted y su sarcasmo realmente se están empeñando en que me enoje con usted y me está orillando a ser grosera con su persona. Borre esa tonta idea de su cabeza, así como su tonta sonrisa de sus labios. - Esto último no le agradó para nada a la ojiazul. Lo noté en su rostro, pero en fracción de segundos disimuló su enojo. -
-Ok, ok... Cambiemos la última parte del trato. En lugar de que tu hagas el platillo, ¿Qué te parece si yo lo hago? ¿Estás de acuerdo?
-¿Y que me envenenes? No, gracias... - Se dibujó una media sonrisa en su rostro. -
-¿Por qué lo haría? Tú eres una muy bella mujer y yo no "enveneno" a mujeres bellas. -No té un leve tono juguetón y coqueto en su voz. Por una extraña razón la pequeña mujer se me estaba haciendo de fiar. -

****FIN DEL FLASBACK****

Después de ese día Yulia Volkova no ha salido de mi vida ni de mis pensamientos. Me empezó a leer como un libro abierto. Comprendía o trataba de comprenderme y entenderme. Sólo bastó una semana para que ella supiera todo de mi vida amorosa y para que me confesara que ella era lesbiana y para confesarle yo, que era bisexual con preferencia hacia las mujeres. Le comenté que no iba a volver a enamorarme, que estaba sanando mi corazón y poniendo en orden mis sentimientos. Que necesitaba volver a recuperar la dignidad que había perdido y volver a quererme... A encontrarme. Ella se fue acercando poco a poco a mi y me fue curando sin darme cuenta (hasta ahora caigo en esta conclusión). Ella desapareció todos mis fantasmas con su manera de preocuparse por mi, en cómo me dedicaba la mayor parte de su tiempo y en su esfuerzo por dibujarme una sonrisa en mis labios. Ella era diferente... Parecía como si fuera ese alguien por el cual estaba esperando y ella también estuviera esperándome.
De pronto un roce en mi vientre... Un roce cálido hizo que volviera a la realidad. Era Yulia que terminó por abrazarme por detrás.
-Lenka ¿Por qué tan pensativa? -Esto me lo dijo mientras besaba mi hombro. -
-Por nada Yulia... Es sólo que... No sabia porqué contigo todo fue tan fácil.
-Y ¿Cuál fue tu conclusión? - La morena deshizo el abrazo; me volteó lentamente hacia donde ella estaba. -
-Que tú eres la persona con la cual quiero pasar el resto de mi vida. Sé que se puede sentir algo prematuro ya que son meses que llevamos conociéndonos, pero, me he querido dar la oportunidad de estar con alguien que yo quiera con todo y sus imperfecciones ya que esas son las que la hacen perfecta. Una persona que viva la vida sin recetas y que la acepte como venga. Que me de estabilidad y apoyo... Quiero una persona que se llame Yulia Volkova. - Los ojos de la morena reflejaban jubilo y su brilló cambió. -
-¿Hablas en serio? -Su voz era quebrada. -
Ya no quise dar más explicaciones y sólo respondí su pregunta con un beso en el cual le entregaba mis sentimientos, mi vida y sobre todo mi corazón.
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por keizike el Mar Ene 24, 2017 7:15 am

me gustaria un epilogo del poder de la mentira o una continuacion un par de capitulos me a llamado mucho la atencion y me hubiera gustado saber como continuaron con sus vidas
avatar
keizike

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 29/07/2015
Localización : españa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: One Shot // by SandyQueen

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.