Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Página 1 de 9. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por love for volkova el Lun Mayo 30, 2016 10:46 pm

Bueno como lo prometido es deuda pues aquí traigo lo prometido. Esta es la nueva historia que estoy escribiendo. Bien como dije es nuevo y la estoy escribiendo por ahora solo llevo tres capítulos y medio, así que espero que me tenga paciencia según valla actualizando. Pero realmente espero que la disfruten!


ADVERTENCIA!!!


La historia cuenta con un personaje intersexual si no es de su gusto le sugiero que no lo lean. Sin embargo les invito a que lo intente y le den una oportunidad a la historia, si bien tendrá un persona intersexual la historia no girar alrededor de ese hecho. Denle una oportunidad, Yo tampoco soy fan de estas historias y si las escribo es por complacer a mi amada novia y me he leído muy pocas también. Así los invito igualmente a darle una
oportunidad




Cuando más te necesite

Capitulo 1: Necesito ayuda


Safe Creative:
Código de registro: 1701290466833

Sentía como la luz de la madrugada daba y picaba en mis ojos pero ese no fue  lo que me despertó. Lo que me despertó fue un fuerte sonido, fue el fuerte llanto de mi hija de año y medio. Leah, mi hermosa Leah. Talle perezosamente mis ojos y estires mis músculos aun dormidos, estirando mis brazos hacia los lados mientras daba un fuerte bostezó.


Como pude me levante y camine hasta su habitación donde estaba ella. Estaba parada sombre su cunita mientras aun gritaba a todo pulmón. Cuando me vio sus gritos cesaron pero aun su labio temblaba reteniendo el llanto y sus ojos azules cielo estaban cristalinos, y ahora parecía el azul una playa cristalina del caribe. Me miraba con ojos expectantes, esperando que fuera por ella. Era un hermosa pequeña de piel blanca, solo un par de pecas en su rostro que seguro irán desapareciendo con los años a comparación conmigo que estoy llenas de ellas. Su hermoso cabello lacio rojizo a un que más claro que el mío y claro el mío era rizado.


-Que tiene mi niña?- le pregunte tomándola en mis brazos y ella rápido se aferró a mi cuello-
-Mamá- dijo en un sollozo-
-Ya mi vida, mamá esta acá, tranquila- Decía mientras la masía y toque su pañal que parecía mojado, la recosté sobre su mesita de cambio y comencé abrir su piyama rosa, para cambiar el pañal y ella parecía ahora más tranquila  conmigo. Sonreír feliz ahora que estaba allí.


Debo admitir que no soy la mujer más inteligente del mundo. A mis 21 años y criando una bebe de año y medio sola. Mi historia no es fácil pero tampoco es la más difícil como para que tenga lastima, solo soy una chica que vivió en un mundo de fantasías e ilusiones y se topó con la realidad de la peor forma, con tragedia.


Mis padres murieron cuando tenía 18, no tengo más familia y me heredaron su enorme casa y un gran terreno de cultivo de trigo. No eran ricos ni nada por el estilo. Éramos bastante humildes. Mi papá se encargaba del cultivo y la venta y así subsistimos. Solo tenía un ayudante que vivía en un cobertizo que estaba construidos a unos 5 metros de mi casa el cual mi padre lo convirtió en una pequeña cabaña con un baño propio. Cuando fallecieron fue un gran golpe para mí, quise mil veces ir en aquel auto y morir juntos con ellos.


Era un frio invierto tan típico de Rusia y ello había salido al pueblo que solo quedaba a 25 minutos de nuestra casa. Tenemos una pequeña tienda allí donde vendemos algunos productos agrícolas y flores que es mi pación. Yo me quede en la casa, estaba algo refriada y tenía vacaciones de la universidad, recién comenzaba mi primer año de psicología. Estaba allí sola en mi casa, esperándolo. Cuando el reloj de la casa marco las 7:00pm .


*******************Flashback************************************


-Vamos, vamos,   dónde están?- caminaba de un lado a otro de la casa, los grandes copos de nieves no dejaban de caer- ashu- solté un gran estornudo y  limpie mi roja nariz con una servilleta- es tarde vuelva- suplique mientras me sentaba en la ventada que daba hacia el patio.


Me encantaba sentarme allí con una enorme taza de chocolate caliente con malvavisco y un libro a ver las grandes nevadas en invierno y disfrutar de la navidad. Pero ahora en esa ventada solo observaba el sendero suplicando ver los faros del auto de mis padres llegar. Pero no llegaba no estaban allí, no llegaban y cada minutos me desesperaba más.


Copo tras copo se acumulaban en la ventana. Entonces lo vi, por el camino hacia la casa venia aquella patrulla. Seguro el oficial Cliff. Más que sentir temor, sentí alivio. Seguro su auto se descompuso y el los trajo hasta aquí. No era la primera vez que ocurría así que podía ser posible.  Amarre bien mi bata rosa y corrí hasta la puerta para abrirla con una enorme sonrisa,  feliz de que mis padres estaban en casa. Pero ante mí solo vi un hombre triste


-Lena…- dijo el oficial con su rostro demacrado.
-Y mis padre?- pregunte rápido, trataba de mirar sobre su hombro para ver salir a mis padres de la parte atrás de la patrulla-
-Lo siento- contesto con la voz algo rota-
-Que sientes?- sentía un nudo en mi garganta- donde… donde esta?-
-Lena tuvieron un accidente-
-Pero… están bien verdad?- comencé a sentir las lágrimas picar en mis ojos- ellos están bien, dime están bien… están en el  hospital? Me vas llevar?- en sus ojos se veía el dolor-
-Lo siento mucho enserio- soltando sus propias lagrimas


Esas palabras terminaron de destruirme, caí al suelo llorando. Podían sentir el frio que entraba por la puerta abierta de par en par y el frio del suelo donde estaba pero no importaba, el frio más fuerte que sentía era el de perder a mi padres. Las lágrimas caían sin cesar. Esa era la más fría navidad por mucho.


*********************Fin flashback***************************


Las autoridades dijeron que perdieron  el control de auto en una curva, por el hielo y cayeron. No fue culpa de nadie solo el hielo en la carretera y estar conduciendo. No había nada que hacer murió al instante al caer por aquel acantilado. Sacudí mi cabeza apartando esos malos recuerdos, tomando a mi pequeña que ahora llevaba uno de sus juguetes a su boca. Sonriéndome mientras estiraba su cuerpito.


-Oh mi hermosa que dices de ir a desayunar más temprano?- Leah en definitiva me levanto antes de tiempo apenas eran las 6:00am y por lo regular me levantaba a las 7:00am-


Baje con mi pequeña hasta la cocina. Disfrutando de la hermosa arquitectura de mí casa. Deje a mi pequeña en la silla para comer, puse un poco de música y comencé a bailar para hacerla reír a lo que preparaba algo para mí y sus papillas. La podían escuchar sus grandes carcajadas a ver su madre haciendo ridiculeces. Movías mis caderas y mis dedos por mis ojos mientras cantaba la canción que sonaba en la radio. Me volteé  y mire el paisaje, toda mi casa y la casa que mis padres construyeron con sus manos y su sudor, los recuerdos volvieron a inundar mi mente de nuevo.


****************************Flashback***********************


Estábamos en el cementerio del pueblo, prácticamente todo el pueblo estaba allí, no éramos muy grande unas 150 personas talvez o menos. Mis padre eran muy querido por la comunidad. El sacerdote daba la oración mientras yo lloraba aun lado de sus ataúdes color caoba. Sentí unos brazos pasar por mis hombros, dándome apoyo.


-Tranquila amor, todo estará bien- me dijo mi novio, mientras me apretaba contra su pecho-
-Esto no puede ser real- dije  aferrada a su fuerte pecho aspirando su aroma que me tranquilizaba un poco.


Víctor Petrov, era mi novio desde los 15 años. Era un chico alto de cabello rubio paja y ojos marrones verdosos, era deportista y tenía un excelente cuerpo bien tonificado. Fue mi primer amor, mi único amor. El creció en este pequeño pueblo conmigo, pero como mucho de los chicos de aquí solo terminaba la escuela superior y quedaba aquí trabajando o se iba lejos pero no tenía los recursos para ir a la universidad. Él era uno de lo que se quedó trabajando con sus padres en una ferretería en el pueblo. Cuando fui a la universidad me apoyo mucho estaba feliz por mí. Ahora no sabía qué hacer.


Los féretros comenzaron abajar y mi llanto fue más fuerte. Mi amiga Kate me abrazo fuertemente también. El cementerio  comenzó a vaciarse y yo me recosté sobre el árbol de manzano que estaba frente a sus tumbas. Víctor aun me abrazaba fuerte, realmente era el amor de mi vida.


-Vamos a casa amor- dijo besando mi coronilla-
-No los quiero dejar- estos tres días había sido horrible para mí-
-Amor tienes que comer estas muy delgada y se nota que no duermes vamos a casa-
-Ellos no me dejarían- fue mi contestación-
-Ellos no querían verte aquí, pasando frio, enfermándote, ellos quieren verte bien-  derrame un par de lágrimas más sobre su camisa negra- vamos a casa amor- volviendo a besar mis cabellos-


No sé como pero cuando caí en cuenta estaba en la sala de estar de mi hogar sintiendo el calor que salía de la chimenea. Vi como Víctor se perdía por la cocina tal vez a buscar algo para tomar o comer. Mire la hermosa arquitectura de mi hogar. Una hermosa casa de madera de dos niveles  construida a mano por mi padre. El terreno fue comprado por el cuándo supo que mi madre estaba embarazada de mí y construyo la casa a mano. Tenía 5 habitaciones y 2 baños y medio. Era realmente hermosa. La planta alta tenía 4 cuartos, el cuarto principal tenía su propio baño privado y uno en el pasillo. En la planta baja había una habitación para invitados y un último baño solo que este no tenía ducha.  También tenía un enorme recibidor, una sala hermosa de techos altos y una chimenea. Igualmente había un comedor forma y una cocina hermosa con su isla para el desayuno. Todo era hermosa hecho a mano con manera tenía ese hermoso tono rustico que amaba.


-Toma- Víctor me tendió una taza de té-
-Realmente no quiero- dije rechazando su intento de que comiera o tomara algo-
-Por favor tienes que tomar cariño- realmente era un chico atento y me amaba. La tome y di un sorbo, el calor se extendió por todo mi cuerpo pero aun así me sentía entumecida, adolorida. Aun sentía el frio correr por mis venas-
-Quédate- le pedí cuando mis lágrimas amenazaba por volver a salir-


Sentí sus fuertes brazos protectores envolviéndome mientras besaba mi cabeza. Le pedí que se quedara esa noche pero la semana había pasado y seguía allí. Yo estaba feliz poder dormir con el amor de mi vida, me ayudaba a superar mejor la partida de mis padres. Había pasado casi un mes y estábamos en la terraza de mi casa, sentados con mantas y chocolate caliente en aquella mecedora viendo los árboles en horizonte cubiertos de nieve.


-Creo que deberíamos vender- me dijo de momento mientras miraba toda la propiedad-
-Vender? Vender qué?- pregunte algo confundida separándome un poco de el-
-Esto- dijo mientras abría los brazos mostrando todo a la vista. No sé si fue la impresión o el clima pero sentía una frisa tan fría que me congeló todo los huesos-
-No puedo- dije-
-Pero amor, si vendemos , tendremos dinero suficiente para salir de este pueblucho y vivir en la ciudad, seguirás estudiando y seremos más felices allá-


No sé qué significaba para él la felicidad pero ahora no podía deshacerme de esta casa, tenía tantos recuerdos, mi padre la hizo con tanto amor que jamás podría salir de ella. El la construyó con amor para mí, para mi madre, para el… para nuestra familia. Jamás lo lastimaría vendiéndola. El dejo en cada madera en cada tronco en cada clavo su sudor su sangre y cada pedazo de su corazón construyendo el hogar para una familia esta casa significa amor, no dinero.


-No… quiero consérvala- dije decida- dejare la universidad podemos… podemos vivirla nosotros- dije mirándolo con ojos llenos de emoción e ilusión - podemos cultivarla y seguir aquí, da los suficiente ingresos para sobrevivir-
-Claro…- dijo pegándome a su pecho- lo que tú quieras amor-  besando mis rizos rojizos-


Podríamos tendríamos aquí a nuestra familia moría de felicidad después de un mes de dolor. EL solo pensar en casarme con Víctor y tener una familia aquí me llenaba el alma por completo. Podía imaginarme seria hermosos, así como mis padres. Era el futuro ideal. El…yo… nuestros hijos….


**************************Finflashback*********************************


El grito de Leah me saco de mis vacilaciones en el pasado. Su juguete había caído al piso y eso la tenía algo alterada. Gritaba y me señalaba el suelo queriendo salir de la silla e ir por él. Camine hasta donde ella volviendo a poner  una sonrisa en mis labios. No importa el dolor o los anhelos del pasado a ella no le deben afectar ella siempre debe ser feliz.


-Princesa deja que mamá termine de cocinar estos ricos huevos y tu papilla.- le di un besos en su cabello rojizo-
-Mamá!- volvió a gritar feliz. Mi niña era feliz y yo era feliz-
-Ok ya casi esta todo- dije mientras servía mi plato para luego comenzar a darle su papilla. Estaba siendo un desastre hoy parecía más interesada en jugar que en comer.- Leah amor come bien- le suplique tratando de llevar la cuchara a su boca pero ella lo tomaba
-NO!- protesto dando con sus manitas en el envase y vertiendo todo-
-Oh no, Leah por favor- Mire el desastre de mi hija y comencé a limpiar, pero mi mente volvió a divagar en el pasado, hoy parecía un día raro para mí-


*******************************Flashback********************************


Casi se cumplía un año desde la muerte de mis padres y estoy segura que Víctor no parecía muy feliz con la vida de agricultor y creo que peor fue cuando se enteró que mis padres no habían dejado nada más que una gran deuda. Ellos habían hipotecado la casa y el terreno para pagar mi universidad y ahora con su muerte el peso de la deuda cayó sobre mí.

Desde la muerte de mis padres él se había mudado a vivir conmigo. Los primeros días fueron una maravilla. Siempre juntos, pasábamos noches juntos, desayuno, almuerzo todo. Jackson, el ayudante de mis padres le ayudaba con la agricultura y todo era perfecto.


Nuestra primera pelea fue después de tres meses viviendo juntos. Él quería a toda costa que nos mudáramos al cuarto que era de mis padres, porque era más amplio y tenía un baño privado. Pero era el cuarto de mis padres y no podía ocupar su lugar. No estaba lista y estoy casi segura que jamás lo estaría


-LENA ELLOS ESTÁN MUERTO, ENTIENDES MUERTOS!!!!- Me grito completamente fuera de control, el rojo se había apoderado de su rostro y una vena palpitaba peligrosamente en su cien-
-No pienso tomar su lugar, es su cuarto y sus cosas… todo está muy recién no puedo- no entendía su actitud-
-Lena, era más cómodo para nosotros. También podemos vender algunas cosas de allí nos vendría bien-
-No necesitamos eso, estamos bien-
-PODRÍAMOS SER RICOS!- Grito- eres una tonta niña ingenua- me dijo antes de salir de la casa azotando la puerta.


No sé qué rayos le había pasado. Cuando llego en la noche entro a la casa totalmente borracho y pidiendo disculpa por su comportamiento. Lo amaba y claro que lo perdonaba.  Cuando se cumplió un poco más de un año de la muerte de mis padres vino el primer golpe fuerte para mí. Jackson el ayudante de toda la vida nos dijo que él no podía seguir trabajando ya estaba viejo y su hermano en la ciudad necesitaba de él.


Desde ese día el comportamiento de Víctor fue peor. Siempre peleaba siempre se enojaba. Maldecía una y otra vez el trabajo en el campo. El cultivo estaba cerca de ser recogido. Pero entonces sucedió lo mejor de mi vida y estaba casi segura que de nuestras vidas. Víctor había llegado algo borracho nuevamente.


-Víctor- dijo con una semi-sonrisa-
-Lena, estoy cansado iré a dormir- cansado de qué? Pesen, de emborracharse en el pueblo?-
-Estoy embarazada- solo tenía 19 y tenía toda una vida por delante pero estaba segura que ese solo era el principio de nuestro felices par siempre-
-Em… embarazada?- me pregunto y asentí con la cabeza- seré papá?- volví a sentí con la cabeza- eso… eso es genial-


Vi como sus ojos se iluminaban y todos su facciones se levantaba por la felicidad era nuestra familia ahora. El, el bebe que venía de camino y yo. Corrió hacia mí y me levanto dando vueltas en el aire mientras me besaba y al bajarme daba besos en mi vientre.


-Seré papá- despeino sus cabellos color paja- seremos padres- dijo para bésame


Creo que fue la primera vez que disfrute tanto hacer el amor con él. Realmente fue delicado como jamás, ni siquiera fue tan delicado la primera vez que lo hicimos. Pero esta vez era diferente fue diferente y ojala hubiera sabido lo que podría significar.


***********************Fin Flashback****************************


-Mamá, ame-  mi pequeña pedía su juguete-
-Ya ahora tenemos que irnos- dije mientras bajaba con ella del según nivel lista para ir al pueblo al pequeño puesto.


Era principios de septiembre y comenzaba hacer algo de frio así que tenía a mi pequeña bien abrigada. Abrir la puerta de mi camioneta chevy del 69  color naranja. La camioneta de la familia. Era de mi padre y ahora era mía. No era la más segura debo admitir pero ahora mismo no tenía para costearme algo mejor. Cuando el día era soleado como este la usaba para ir y venir del pueblo, si no buscaba alguien que me llevara.


Puse a mi niña en su asiento para bebe y su bolso a otro lado. Subí a mi lado y comencé a salir del garaje donde estaba la camioneta. Mientras salía mire el terreno y sentí todo el temor correr por mis venas así había sido desde que me entere que iba a ser madre.


*************************Flashback************************************


Tal vez tenía dos meses cuando por fin se recogió  el trigo para su venta. Era suficiente dinero. Víctor había estado como loco desde que le dije quería papá. Ya tenía el dinero destinado para comparar miles de cosas para él bebe en camino.


-Iré lo venderé y vendré con todo para él bebe- me dijo emocionado viendo el cultivo cosechado-
-Debería esperar un poco, ahorrar el dinero-
-No seas tonta Lena, nuestro bebe necesita todo- dijo y le dio un beso a mi vientre.
-Iré contigo quiero ver las cosas para él bebe- estaba un poco emocionada ver todas las cosas para mi bebe
-No amor, quédate iré y volveré-
-No sé- comencé a dudar-
-Vamos Lena, solo son 25 minutos al pueblo no es gran cosa- me dijo-
-De acuerdo- termine accediendo a sus peticiones-


Vi cómo se subía a su camión y arrancaba a de la propiedad mientras sacaba la mano por la ventanilla y me decía adiós. Yo lo despedía de igual manera y veía como se perdía por calle entre los manzanos. Jamás imaginaria que esa despedida significara tanto.


**************************Finflashback************************************


Antes de darme cuenta ya estaba frente a mi tienda. Baje rápidamente con Leah en mis brazos mientras abría la puerta de la tienda y cambia el cartel del cerrado a abierto. Puse a mi hermosa Leah en su corralito que le tenía allí y  la deje jugando mientras arreglaba algunas cosas para empezar el día. Escuche el típico sonido de la campana de la puerta y vi entrar a un chica alta rubia y de ojos grises, digna de ser una modelos y uno de los angeles  de Victoria Secret.


-Hola pelirroja- me dijo en forma de saludo- hola pequeña pelirroja- mi pequeña le respondió tirándole un juguete, no se llevaba mucho con mi amiga y era tomarla de bien humor-
-Hola rubia- dije entre risas- puede dejar en paz a mi hija-
-Y dime donde esta Víctor?- pregunto


************************************Flashback****************************


Jamás imagine que aquella despedida con su mano fuera tan real. Se había vuelto cerca de las 10:00pm y Víctor aun no regresa. Estaba preocupada por él no quería perderlo como a mis padres y menos con bebe en camino. Acariciaba mi vientre y decidí llamar al oficial Cliff.


-Buenas noches departamento de policía- respondió la voz de una mujer tras el auricular
-Buenas noches se encuentra el oficial Cliff?- pregunto con los nervios a flor de piel
-De parte?-
-Elena Katina-
-Mmmmm un momento Srta. Katina- espere unos segundo en línea-
-Lena?- escuche la voz del oficial- sucede algo?-
-Oficial sabe algo de Víctor-
-No, nada fuera de lo común-
-No ha habido algún accidente algo?-
-No, Lena todo esta calmado, que sucede?-
-Víctor salió temprano y aun no regresa-
-Tranquila seguro se quedó emborrachándose ya llegara- trato de relajarme


El oficial Cliff trato de tranquilizarme pero algo en mi corazón no me dejaba estar tranquila. Casi no dormí nada, estaba sola en aquella enorme casa, ni siquiera estaba Jackson el antiguo ayudante. El viento que azotaba contras las ventanas hacia un ruido escalofriante para mí. No pude dormir en toda la noche esperaba el momento en que Víctor entrara por la puerta con toda las cosas para él bebe como había prometido antes de partir. Desee que su tardanza fue porque estaba demasiado excitando comprando cosas para él bebe y se le fue el tiempo.


Los cerca de $10,000 dólares eran más que suficiente para salir de todo los problemas y para pagar parte de la deuda de la casa. Esperaba que en cualquier minuto Víctor entrar por aquella puerta con su enorme sonrisa y las cosas para él bebe, pero los primeros rayos de sol de la mañana entraron a la casa y aun no Víctor no llegaba. Tan pronto el sol iluminaba el camino subí en mi camioneta chevy 69 y Salí al pueblo. Todo el camino fui mirando hacia los lados buscando evidencia de algún accidente no reportado, tal vez perdió el control de la camioneta camino a casa o cuando iba al pueblo y nadie lo vio. Mi escusa era ridícula el día de ayer había sido uno hermoso, soleado con una refrescante brisa de primaveras cruzando los campos, era imposible, pero uno nunca sabe lo que pueda ocurrir.


Llegue al pueblo  y me baje frente la procesadora de los Clarkson ellos son lo que comprar el trigo, lo evalúan, de termina que clase es y nos pagan, ellos son los Ricos del pueblo casi los dueños del pueblo. Aún no había abierto era normal apenas iban a ser las 6:00am y yo estaba allí afuera tratando de buscar a el padre de mi hijo que parecía desaparecido.  Mira por las calles buscando  verlo a él tirado en el suelo de borracho. Pero nada no estaba.


-Lena!- me dijo James el hijo del señor Clarkson era unos años mayor que yo, ojos ceniza, cabello oscuro azabache y una sonrisa de medio lado brillante y encantadora- estas bien?-
-James viste ayer a Víctor- pregunte rápido-
-Sí, claro, vino temprano, como a eso de las 10:00am u 11:00am  no se bien- dijo rascándose la nuca como si intentara recordar- excelente trigo Lena, jamás me decepcionó de primera… le pague casi veinte mil dólares- dijo mientras abría sus ojos-
-James, el jamás volvió… estoy preocupada- vi como su mirada se intensifico-
-Segura Lena?, el salió de aquí  muy contento-  mordí mi labio con preocupación, que pasaba?


Salí de allí directo a la pequeña jefatura, que más bien siempre estaba para los robos menores y detener los borrachos problemáticos del pueblo. No contaba con más de 6 personas allí, 4 oficiales y dos secretarias y también hacían la limpieza del lugar. Cuando llegue podía sentir las lágrimas golpear las puerta.


-Oficial- dije cuando llegue frente  Cliff que tomaba su café matutino y comía un sándwich-
-Lena… todo bien- dijo mientras limpiaba el resto de café de su espeso bigote, color mostaza.-
-No aparece Víctor- dije casi jadeando por los nervios- salió ayer a vender el trigo y jamás volvió-
-Sabes si llego a venderlo?- pregunto el ahora si preocupado-
-Si, hable con James y me dijo que lo vendió y salió feliz-
-Pudo ser un asalto Lena… aunque muy raro aquí quién?- dijo y tenía razón aquí todos nos conocemos para bien o para mal pero nos conocemos, somos buenos vecinos en el sentido de que no nos robamos o matamos los unos a los otros, lo más grave puede ser una pelea o un chisme de pueblo.-
-No sé, solo necesito encontrarlo-


Tras casi cinco horas buscándolo varias personas dijeron que lo vieron a eso de la una de la tarde saliendo del pueblo (el pueblo solo tenía una calle que era entrada y salida no había más) con una chica llamada Natasha, una forastera que había llegado apena unos días atrás y siempre se encontraban en el bar. Suspire, la suma era fácil dinero más amante igual a huida. El muy hijo de puta había huido con el dinero y con su amante, dejándome a mi embarazada y sin nada.


Cualquier otra chica hubiera sentido su corazón quebrase allí, con 19 años, huérfana, con una granja sin trabajadores, una casa hipotecada, un bebe en camino y un novio que huye… cualquiera se hubiera quebrado pero yo no. Sentí  como mi corazón se endurecía y mi mente solo pensaba como sacar adelante ahora mi hijo.


*****************************FinFlashback****************************


-Según las autoridades muerto… después de dos años desaparecido lo han dado por muerto no existe suficiente evidencia que diga que realmente huyo… para mi seguro anda en alguna playa paradisiacas del caribe bebiéndose mi dinero en cocos llenos de ron y mujeres bailándole- conteste a la anterior pregunta de mi amiga
-Es un mal nacido-  respondió ella- bueno iré abrí mi tienda regresare después para  ver cómo están mis dos chicas favoritas- se acercó a Leah a darle un beso y esta vez ella la recibió con agrado dándole un beso en su mejilla algo baboso-
-Nos vemos rubia-
-Adiós pelirroja- sonreí y suspire cuando la vi salir.


Suspire nuevamente y vi a mi pequeña parada en su coralito con su boca pegada a corral mientras daba pequeños brincos, ajenas a todas las penas me acongojaban. El año que Víctor huyo con el dinero el pueblo se compadeció de mi e hicieron una colecta para ayudarme a salvar mi casa y ayudaron con el nuevo sembradío. El siguiente año el hijo mayor del Sr. Malvik. Me ayudo para la cosecha y nueva siembra pero el partió a la universidad en la ciudad y me quede de nuevo sola, sin nada.


Mire el letrero que tenía frente a mi tienda solicitando ayuda. Ralamente la necesitaba, yo sola no podía sembrar y recolectar. Si pasaba el mes de octubre y yo no sembraba perdería ese dinero y con el mi casa y la estabilidad para mi hija. No sabía qué hacer, los hombre en el pueblo con buenas intenciones para ayudarme eran demasiado mayores y trabajos así no eran para ellos, los jóvenes aborrecían el trabajo bajo sol y no contemos que no es una paga alta no tengo el dinero para pagar una ayuda de verdad. Solo un hombre necesito solo uno que sea fuerte y pueda arar la tierra, sembrar, cuidar y cosechar.  Solté un suspiro lo mejor que podía hacer era tratar de vender la casa aunque sea por cinco dólares la hipoteca era tan alta que nadie la querría por más y cuidado que no me pidiera regalara para ellos pagar la cuenta solamente.


El día fue muy lento, uno que otra mujer vino por flores para su jardín las de invierno obviamente y algún otro producto para su cuidado. Muy pocos por víveres como huevo y leche. Era una entrada muy menor que apenas daba para comprar pañales para mi hija y comida para la casa.


-Necesitamos ayuda mi vida- dije mirando  mi hija que estaba sentada jugando con sus juguetes.-
-No lo que necesitas es un hombre  de verdad y para ti preciosa esta rica paleta- dijo Kate entrado a la tienda- mira te traje café- extendiéndome un vaso de café y algunos muffin y le entrego el caramelos a mi hija-
-Así que, un hombre?- pregunte divertida
-Oh por Dios Lena necesitas un buen polvo para sacarte esa cara de amargada-
-Lo que necesito es un ayudante que me ayude a rescatar mi casa-
-Bueno seguro un buen polvo te ayude a aclarar las ideas- dijo mientras miraba por los grandes ventanales de mi tienda y tomaba de su propio café- Dios será que lloverá- Era cierto el cielo estaba negro y apenas iban a ser las 2:00pm –
-Eso parece- mire mi hija entretenida chupando su paleta y sonriéndome sabiendo que era un travesura comer eso, rara vez le permitía dulces a mi hija, preferia los vegetales-
-Y tu viniste con esa chatarra a la cual llamas auto-
-Oye más respeto a Bob, me ha llevado y traído muchas veces en el pasado-
-Aja… lo que digas pero esa porquería el día menos pesando te deja en la calle-
-Bob es confiable… siempre que no llueva o nieve- dije  lo último más para mí que para  la misma Kate.


Tal como dijo mi amiga una hora más tarde un fuerte diluvio comenzó. No podía salir de allí hasta que pasara aunque sea un poco. Las horas siguieron pasando e iban ser las 6:00pm no me convenía,  muchos de los negocios del área ya a esta hora habían cerrado y solo los dos bares del pueblo estaban abriendo. Se llenaba de lo peor del pueblo y bajo los efecto del alcohol no eran fácil de manejar. Sin contar lo pocos forasteros que llegaban y nadie salía con que intenciones venían.


Mire a Leah que dormía feliz no iba arriesgarla a ella de salir lloviendo de esta manera. Era mi todo podía enfermarse o tener un accidente. Suspire y entonces vi a alguien caminado por la vereda bajo esa fuerte lluvia empandase. Tuve miedo cuando paro fuera del gran ventanal, no podía ver quien era pero no parecía a nadie de aquí. Tome un cuchillo que tenía bajo el mostrador. Soy una mujer sola con una niña con algo me debo de proteger no?


El extraño entro a paso lento y pude estudiar su ropa mientras sostenía más fuerte el cuchillo. Traía unos pantalones jean algo roídos y gastados, una sudadera gris con una capucha que le tapa su rostro, entonces el pánico corrió por mis venas mientras lo miraba allí parado todo mojado y con una imagen aterradora. Temo por Leah duerme ajena al peligró, temo por mi y presiono mas fuerte el cuchillo lista para atacar al extraño.




Bueno eso seria todo por ahora espero que le guste que lo disfruten y comente siempre ayuda a saber que les gusta que no y motiva. Ya sera esta la próxima dedicado a mi novia TTATTU-M.X.M ella esta mejor por que ya se ha leído los tres capítulos que tengo listos. Hasta la próxima


Última edición por love for volkova el Sáb Ene 28, 2017 9:35 pm, editado 1 vez
avatar
love for volkova

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 26/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Kano chan el Mar Mayo 31, 2016 12:35 am

Ahhaahha muy bueno pero como siempre lo cortais en lo mejor
avatar
Kano chan

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Aleinads el Mar Mayo 31, 2016 1:41 pm

Oh pero que buen inicio, se lee interesante. Aquí estaré atenta a la conti !!
avatar
Aleinads

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por SandyQueen el Mar Mayo 31, 2016 2:57 pm

Bastante interesante Very Happy En espera de la continuación Smile

avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Monyk el Mar Mayo 31, 2016 3:15 pm

Siiii, me gusta, esta historia promete.
En espera de conti.
Saludos!!

Monyk

Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Promete

Mensaje por Zanini-volk el Mar Mayo 31, 2016 5:37 pm

Esta historia promete y se que no va a defraudarnos

Zanini-volk
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por xxavaa el Mar Mayo 31, 2016 11:36 pm

Ay donde quedó subir los 3 cap de arranque u.u

xxavaa

Mensajes : 32
Fecha de inscripción : 31/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por andyvolkatin el Jue Jun 02, 2016 8:15 pm

Hola Very Happy
Me encanto
espero para saber que sigue
esta muy interesamte cheers
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por TTATTU-M.X.M el Sáb Jun 04, 2016 8:42 pm

holA....... ME GUSTO MUCHO TODO.... YA SUBE LAS CONTI.... YO
ESPERO mi cap. cruel Crying or Very sad Crying or Very sad
Psdt:
amore ya sube conti te amooooo
por favor sube conti... jejejje
avatar
TTATTU-M.X.M

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 12/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Edirbr el Dom Jun 05, 2016 1:43 am

Me encanto no tardes con la conti... Porfa

Edirbr

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Monyk el Dom Jun 05, 2016 1:55 am

Love for Volkova: por favor y por orden directa de la manda más, osea TTATTU-M.X.M, esperamos subas pronto los otros 2 capítulos, ja ja ja. Urgen!
Saludos!!

P.D. es genial tener a tu amor de nuestro lado.

Monyk

Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por love for volkova el Dom Jun 05, 2016 6:40 pm


Capítulo 2: La ayudante


Se había detenido a 4 pasos del mostrador y su respiración era rápida y pesada, podía ver su cuerpo tener ligeros espasmos y me  pregunte si acaso estaría bajo los efectos del alcohol o alguno narcóticos. Otro escalofrió corrió por mi cuerpo al pensar en un forastero drogado frente a mí. Que intenciones tendría? Me haría daño? Que no le hiciera nada a Leah, rogaba en mi interior. Mire el gran charlo de agua que ahora había en el suelo. Volví a ver un fuerte espasmo que corrió todo su cuerpo y me asuste aún más.


Movió sus manos sacándolas de los bolcillos de su sudadera y todos mis músculos se tensaron. Va sacar un arma! Fue lo primero que pensé, si saca un arma que puede hacer yo con solo un cuchillo de carnicero. Es verdad que mi cuchillo es digno de llevar el asesino de la película de terror Halloween, pero aun así era un simple cuchillo.  


Con mis ojos abiertos como plato vi como llevaba sus manos hasta su capucha y la retiro. Entonces pude ver no era un hombre, pese a que su fisionomía era parecida de un chico, su rostro tenia facciones  finas de una mujer, era una mujer. Sus facciones eran delicadas, su piel era blanca aunque algo bronceada, sus ojos era azules muy azules y el cabello algo corto y tan negro como la noche. Me fijé en sus labios finos y rosados sus dientes castañeaban por el frio, eso era los espasmos en el cuerpo, tiene frio y sus jadeo debe ser porque ha caminado mucho. Aun la miraba con ojos impasibles, sin saber que quería volvió a llevar sus manos a los bolcillos y me volví a tensar. Luego su cabeza giro hacia el ventanal y me volvió a ver.


-hay dice que buscan ayudante- dijo con una voz ronca y profunda… una voz que a  la vez calentaba cada parte de mí y fue algo que me estremeció. Solté un suspiro al darme cuenta que desde que la vi había retenido el aire-
-Si… pero… busco un hombre- dije y se notó cierto temblor en mi voz
-Algo sexista- contesto la desconocida-
-No, nada de eso es que tengo un terreno fuera del pueblo necesito un hombre que lo trabaje y lo siembre…. Es un trabajo pesado para una mujer, necesito alguien fuerte- le conteste más segura de mi ahora
-Que mi apariencia no te engañe soy fuerte, puedo hacer el trabajo de cualquier hombre- Mordí mi labio realmente necesitaba ayuda ya! Octubre comenzaba y si no sembraba perdería la temporada y el dinero para la casa-
-La paga es poca…- comencé diciendo pero ella me interrumpió-
-No importa… necesito el trabajo- no sabía quién era, si era peligrosa que tal que era un asesina psicópata que secuestrara niños… ok Lena estas exagerando-
-Bueno mi esposo no se encuentra ahora él es el que hace por lo regular las entrevista- mentí hábilmente- necesito algunos datos sobre ti-
-Claro- respondió rápido mientras se frotaba las manos-
-No eres de aquí, de dónde vienes?-
-De… san Presburgo- algo en su forma de contesta me hizo saber que mentía-
-Ok… porque viniste-
-No sé qué tiene que ver esto con mi trabajo- dijo ella rápidamente, me pillo hasta cierto punto quería saber de ella-
-Necesito saber si la persona que estará en los predios de mi hogar es segura no crees- entrecerró los ojos pero igual asistió con su cabeza-
-Buscaba alejarme de la ciudad-
-En que trabajabas antes- ella pareció pensar la respuesta y al final hablo-
-En un empresa…- no dijo más-
-Porque la dejaste?-
-Como dije… buscaba alejarme de la ciudad-
-Porque?-
-Paz- respondió sin más, Paz? Paz de qué?-
-No se…- comencé a dudar un poco, me daba miedo, algo en ella me hacía sentir inquieta y peor aún me hacía sentir atraída a conocer más y eso era muy peligroso.
-Póngame a prueba… si no soy eficiente no cobrare nada y me iré- me respondió parecía necesitar el dinero pero aun así sentía temor de una desconocida-
-Aun no le dicho cuanto le pagare
-No importa…- me contesto rápidamente
-Bueno… La espero mañana aquí a las 7:00am, de aquí la llevare a la propiedad-
-Gracias.- me pareció ver una leve sonrisa en sus finos labios y luego volvió a ponerse la capucha para salir de la tienda.


Cuando la vi salir, solté una gran bocana de aire soltando con ella toda mi preocupación. Mire a Leah que aun dormía sin interesarse de la interesante interacción que acababa de tener con aquella desconocida.


No sé si realmente debí contratarla o no, no sé quién era o de donde venía. Me dio la impresión que mentía sobre el lugar de donde venía. Respire hondo lo hecho, hecho esta y le había dicho que estaba casada así que no era nada del otro mundo, si creía que había un hombre fuerte para protegerme puede que estuviera a raya. Solo esperaba que hubiera hecho lo correcto.


Pasaron unos minutos más y la lluvia no disminuía. El cielo ya estaba negro tenía que volver a casa. Sin más opción tome a Leah la cubrí bien y me encamine a mi Bob.  Puse a Leah en su asiento protector, corriendo fui a mi lado y  puse la camioneta en marcha. Estaba a medio camino cuando comenzó salir humo, esto debía ser un mal chiste. Estacione a un lado del camino solitario y aun con la lluvia cayendo baje a ver que sucedía. No soy mecánica ni se nada de auto, a mi padre jamás se le ocurrió que tal vez algún día podría necesitar saber algo de mecánica. Cuando abrí el capo más humo Salió y me asuste. Comenzaba a mojarme toda, el cabello se me había pegado a mi rostro y toda mi ropa estaba ya empapada. Entonces vi una figura que se acercaba a lo lejos, genial ahora no tenía ni un cuchillo.  Esto era sacado de una película de terror el asesino en medio de la carretera mata la chica tonta parada allí.


-NECESITA AYUDA!- grito para que su voz se escucha sobre la lluvia y entonces vi que era la misma chica de antes y me relaje un poco aunque no tanto aun no sabía si era una asesina serial-
-Si!- grite igual- no sé qué le paso solo salió humo- ella comenzó ver, no sé qué diablos hacía, de momento cerro y me miro-
-Enciéndelo- subí y encendió, sin botar humo, le hice señas con las manos para subiera también y ella lo hizo, cuando subió lo primero que vio fue Leah y me miro sorprendida-
-No deberías conducir en estas condiciones, en esta chatarra con una bebe- Dijo con cierto tono soberbio. Como se atreve a decir cómo debo cuidar a mi hija?-
-Bueno no tenía más opción, donde te estas quedando? te dejo- dije sin más, pero ella bajo la cabeza-
-No se preocupe yo puedo caminar- dijo dispuesta a bajarse-
-No- la retuve tomando de la manga completamente mojada de su sudadera- te llevare me has ayudado mucho y no te puede dejar a mitad de la nada- ella parecía muy pensativa y al fin hablo-
-No tengo donde quedarme- dijo avergonzada- por eso el trabajo- suspire ahora que la miraba no parece mala chica o puede ser solo una cubierta-
-En mi casa tengo un cobertizo está equipado para vivir, mi antiguo ayudante viví allí te puedes quedar si quieres- dije sin más, no me gustaba la idea dejar a esta chica a mitad de la nada toda mojada, seguro moriría de hipotermia-
-Entonces le cobrare la mitad de lo que me ibas a pagar- la mire perpleja-
-No es necesario- dije
-Insisto-
-Sabes que solo te iba a pagar 5 dólares la hora-
-Pues págame  2.50- contesto simplemente- con eso me dará para comprar cosas de comer- de momento cayo- aunque si me cocina no cobraría nada- abrí los ojos y vi sus profundo ojos azules que parecía vacíos-
-Pero… pero necesita dinero-
-No me importa, solo quiero donde comer y dormir, el resto es secundario, puedo hacer  de gratis lo que usted necesita -
-Igual debo pagarle- dije y comencé a conducir hacia la casa. Estaba rígida en su lado de la camioneta parecía asustada, tal vez temía de mi al volante o le temía a mi Bob-


Pero algo atrajo mi atención y fue ver a Leah extendiéndole un juguete a la extraña. La chica la miro y luego tomo el juguete para mi sorpresa Leah apreciada divertida. Le sonreía y carcajeaba con la extraña que ahora jugaba con ella. Mi Leah era muy especial y no socializaba casi con nadie le molestaba los extraño y solo con personas que conocía y la toman de buen humor se comportaba así, pero hoy parecía feliz con esa desconocida


-Como se llama?- pregunto refiriéndose a la pequeña-
-Leah- conteste mirando por un  momento a mi pequeña y de repente me di cuenta de algo-  por Dios que descortés he sido, que pensaras de mí?, soy Elena Katina- dije extendiendo una mano-
-Dos manos en el volante- dije en una voz firme que me sorprendió, hasta ahora ella siempre habla en na voz algo tímida- lo siento, solo que llueves y llevas una bebe- se excusó- un gusto soy Yulia- me dijo
-Yulia…- espere su apellido ella parecía dudar un poco-
-Volkova… Yulia Volkova-
-Un placer- y ella soltó un suspiro parecía aliviada, como si  el no saber quién era le aliviara-


Leah continuo feliz jugando con Yulia. Era tan raro ver a Leah jugar con alguien aparte de mi por lo general ella jamás es tan abierta con otros.


-Es hermosa realmente, cuanto tiempo tiene?- ella busca otra vez la conversación-
-Tiene un año y medio-
-Es enorme para un año y medio- ahora ella tenía un sonrisa mientras jugaba con mi hija- a tu… a tu esposo no se molestara porque me quede?- Mi esposo? Por momento se me había olvidado que le dije que era casada, soy tan tonta ni anillo tengo
-No, después de todo dirá como yo, lo que sea por alguien que ayude- dije sonriendo y dándole un mirada rápida, ella seguía jugando con Leah feliz.-
-Trabaja también en la siembra?-
-No, por eso busca ayuda- reí, se me hacia tan fácil hacer una conversación con ella, como hace mucho no podía, solo con Kate tenia conversaciones reales
-Cierto que tonta-


Unos minutos más llegamos a mi casa, por suerte la lluvia ya había acabado. Cuando baje y tome a Leah en mis brazos me sorprendió que luchara contra mí y le extendió sus brazos a Yulia que parecía impactada también. Yulia la tomo y Leah como jamás había visto recostó su cabeza en su hombre y se aferró ella. Parecía muy cómoda con nuestra nueva inquilina de ojos azules.


-Amm ven- le dije a la morena- te mostrare donde te quedaras-
-Claro- dijo aun con Leah en sus brazos- Caminamos hasta casi tras la casa donde estaba el cobertizo tenia vista de él desde un lado de la cocina. En cuanto  la abrí y prendí la luz me arrepentí. Estaba sucio y tenía telas de arañas se notaba que no había sido usado en años por nadie y el polvo estaba muy acumulado-
-Oh por Dios, lo siento tanto… no esperaba a nadie y está algo desarreglada-
-No te preocupes- paso y miro no era grande, era realmente pequeño. Leah seguía aferrada a ella mientras caminaba. El cobertizo tenía tan pronto uno entraba una cama pequeña de media plaza,  a su lado tenía dos hornillas portátiles de gas propano y un pequeño lavado. Después había una segunda puerta que daba un baño privado y un palo que se usaba como almario.
-Aquí está el baño- dije pasado y mostrándole el interruptor por la luz.- no te sorprendas si ves algún roedor por aquí- me sentía avergonzada- bueno pequeña ahora si vienes conmigo- dije tomando a Leah que parecía un poco renuente a dejar ir a su nueva amiga- te traeré ropa de cama y algunas sabanas. Por ahí tenemos un calentador eléctrico te sugiero que lo prendas hace mucho frio acá-
-Estaré bien- dijo simplemente. Mirando a su alrededor-
-Bien… regreso dentro de un rato- dije sin más notando que solo llevaba una mochila en su espalda-


Salí con la cabeza llena de preguntas, quien era? Que hacia aquí? Porque no tiene nada? Por qué quiere trabajar por nada? Será peligrosa? Porque tiene ojos tan lindos pero vacíos? Por qué Leah es tan apegada a ella si apenas la conoce? Estaré haciendo bien teniéndola aquí?


No sabía la respuesta a ninguna de ellas, pero lo que me reconfortaba era que al fin tendría ayuda… y si Leah parecía tan cómoda con ella debería confiar un poco más… después de todo dicen que los niños perciben lo bueno y la malo de las personas no?


Subí y busque las sabanas, cambie la ropa de Leah que se había mojado al estar pegada a Yulia y yo también cambien mi ropa mojada, baje con las sabanas lista pero antes de ir donde ella, decidí hacer una sopas para llevarle… después de todo dijo buscaba comida y donde dormir… no me molestaba cocinar para uno más. Hice una pequeña sopa de pollo y la puse dentro de un bol, deje a Leah en su corral y Salí con las cosas en mis manos y me fui al cobertizo. La noche se había hecho muy fría después de la lluvia, pero al menos ya no llueve. Toque la puerta unas tres veces antes de verla salir tenía una toalla en la cabeza, un short negro  de basketball y un polo azul bastante ancho para ella. Con la toalla en su cabeza se secaba sus cabellos y no sé por qué pero me quede perdida en sus ojos azules que aunque vacíos ahora parecía más cálidos.


-Lo siento mi di un baño… tienes agua caliente- me dijo como si le impresionará- si seguía así de mojada seguro me enfermo-
-Lo mismo pensé, y no te preocupes estás en tu casa ahora, mira te traje sopa y  las cosas para la cama-
-Gracias no… no te tenías que molestar-
-Es bueno cocinar para alguien más para viarias- y cuando lo dije lo lamente, ella me miro con el ceño fruncido- mi… mi esposo casi nunca come en casa y solo cocino para mi… Leah aún no come comida solida del todo-
-Claro entiendo- dijo-
-Bueno dejo que descanse-
-Sra. Elena- me llamo así y me sentí tan vieja, como si tuviera 50 años, pero no dije nada- A qué hora mañana?-
-Ah si… a las 7:00am.-
-Ok, estaré lista-


Subi casi corriendo hasta la casa y cerré todo. Tenía bastante miedo aun, que tal si entra, me roba, me viola, me mata y se lleva a Leah. Creo que debo dejar de ver tanto programa policiaco, me está destruyendo la mente. Después del largo día a las 9:00pm ya mi pequeña Leah y yo estábamos bañadas y listas para ir a dormir. A las 6:00am desperté y vi que mi hermosa hija aun dormía plácidamente. Era tan hermosa cuando dormía. Me alegraba que no sacara nada del idiota de su padre. Sus ojos azules eran gracia a mi padre. Y tenía mi cabello rojizo solo que un poco lacio pero con vuelta al final.


Baje a la cocina y comencé a hacer el desayuno ahora para dos personas. Me sentía feliz de hacer una comida para más que una persona. Mire hacia el cobertizo y vi la luz encendida así que supuse que ya Yulia estaba despierta. Termine de hacer los huevos revueltos con tocino y tostadas. Decidí poner el desayuno en la mesa de la terraza que daba a mi terreno trasero desde allí podría explicarle a Yulia lo que haría mientras desayunábamos. Camine hasta el cobertizo y toco a la puerta-


-Buenos días Yulia- dije con una enorme sonrisa. Ella venía con unos pantalones gastados y un polo de manga larga-
-Buenos días Sra. Elena- volví a verla con esa postura, no sé por qué pero me la imaginaba con su cabello bien peinado con gel, un traje de diseñador a la medida y como la ejecutiva de una importante empresa. Su postura y su forma de hablar me hacía recordar a una magnate empresaria y entonces me venía mis dudas de quien era realmente estas chicas despampánate.
-Vamos a desayunar Yulia-
-Claro Sra.- dijo educadamente-


Camino tras de mi tras de mi hasta la terraza y le mostro el desayuno que estabas servido. Pasó por detrás de ella cuando se sentó para desayunar y comencé a servirle un poco de jugo de naranja. Pude ver como sus músculos se tensaron al estar demasiado cerca de ella mientras llevaba a cabo la acción.


-Puedes ir desayunado a lo que voy por Leah- le informe y subí al segundo piso porque mi hija que estaba comenzando a despertar. La cambia rápidamente y baje. Mi sorpresa fue ver que ella aun no tocaba nada… me pregunte si no le gustaría esa comida- Todo bien? Pasa algo con la comida?- pregunte
-No, es de mala educación empezar antes- informo tranquilamente. Tan pronto Leah vio a la nueva inquilina soltó un grito y quiso saltar hacia ella-
-Creo que le agradas mucho- le dije a la chica pero no permite que tomara a mi bebe-
-Los bebes siempre son agradables- dijo ahora comiendo de su desayuno- entonces cual es el trabajo?- dijo sin más, mirando el campo tras ella y me quede un momento hipnotizada viendo como esos tenues rayos de sol se colaban entre las ramas otoñales e iluminaba a la chica. No se vía muy joven ni muy mayor talvez tenía unos 25 o 26 años ahora recién levantada parecía hasta más joven. Sus ojos azules ahora estaba un poco más claros aun que siempre se veía vacíos sin vida, como si algo hubiera muerto en ella.- entonces?- volvió a decir y Salí de mi trance algo avergonzada por haber estado admirándola-
-Si necesito cultivar todo ese terreno con el trigo, tenemos que arar y sembrar la tierra.- la mire a ver si su semblante había cambiado al conocer el trabajo, pero me mira con el ceño fruncido esperando atenta mis indicaciones- No tengo nada mecánico todo tiene que ser a mano- la volví a mirar con cautela a decir el último detalle mordiendo mi labio inferior preocupada-… ahora si no quieres trabajar entenderé es pesado … puede comer e irte no tengo problemas-  dije con desanimo porque sabía que después de lo que le había dicho se iría-
-Ah no importa creo que un poco de trabajo fuerte me hará bien- dijo y rápidamente la mire con la boca semi abierta… acaba de decir que igual lo hare. Mire sus manos era delicadas y bien cuidadas. No se veía resacas ni callosas. Dudo que alguna vez en su vida hubiera trabajo fuerte. De hecho parecía la típica chica que se hacía manicura.
-Bueno yo tengo que ir pueblo trabajo allá, en el granero esta todo lo que necesitas-
-Claro, su esposo ya salió?- mi esposo, mi esposo… ahora que vive acá tarde o temprano se dará cuenta… y por ahora mejor tarde.
-Si, sale temprano.- le di un largo trago a mi jugo de naranja para evitar que viera mi nerviosismo-
-Gracias por el desayuno… Yo iré a comenzar el trabajo entonces-se levantó educadamente y camino hacia el granero. No tenía un tractor para arar la tierra aun que si una pequeña máquina que parecía una cortadora de césped y le ayudaría un poco. Solo que tendría que caminar con ella por el terreno para arar-


Antes teníamos un tractor pero cuando el infeliz de Víctor decidió irse con el dinero tuve que vender muchas cosas para tratar de salvar la casa y el terreno de la hipoteca y entre esas cosas que vendí fue el tractor. Ahora me hacía falta nadie quería trabajar a mano o caminar bajo el sol incandescente con aquella máquina. Suspire no me sorprendería  si mañana Yulia renunciara o aún más que cuando llegara ya se hubiera marchado.


Entre a la casa y cambie a Leah. Luego baje a la cocina e hice un par de emparedados, yo no volvería hasta la tarde y seguro a ella le daría hambre también baje un gran galón de agua por si le daba sed lo cual era más que obvio no quería que muriera allí por deshidratación. Lo deje en la mesita donde desayunamos y Salí con Leah a la tienda del puedo.


Pasaba del medio día cuando la puerta de mi tienda se abrió e hizo sonar la peculiar campana de estaba allí. Pero no era ningún cliente, si no la rubia más despampánate de todas, mi amiga Kate que venía con dos taza de café y galletas con chispas de chocolate.


-Como estas mis dos chicas favoritas?- dijo tan feliz como siempre entrando, Fue donde Leah tratando de darle un beso pero ella no se dejó, tan típico de Leah, pero con Yulia era feliz y era ella quien busca a la morena.-
-Ya ves un día más acá- dije tomando mi café, era nuestra costumbre y jamás paga por estos café y dulces.
-Dime que el imbécil de Víctor aprecio muerto y tu dinero intacto- pude que pasaran años pero ella aún sigue con lo mismo y cada que podía insultaba a Víctor-
-Kate será que exista un día sin recordarme la escoria de Víctor- dije un tanto enfadada-
-Uy perdón- dijo levantado sus manos en forma de rendición- ese humor amiga, sigo diciendo un buen polvo-  y movió sus cejas de arriba hacia abajo sugestivamente-
-Idiota- dije ignorándola, esos son sus dos temas favoritos Víctor y que me acueste con alguien.



Estábamos enfrascadas en nuestra conversación cuando la campana de la puerta volvió  a sonar. Ambas miramos y la imagen era tan hipnotizaste. Sentí como los músculos de mi vientre se contrajeron. Yulia había entrado. Había cambiado su polo de mangas largas por una camisilla blanca sin mangas que se le había pegado al torso sudado. Su piel estaba espuerta algo oscurecida por el sol y tal vez la tierra, se podía ver sus músculos bien definíos  marcados por el esfuerzo que tenía que estar haciendo. Gotas de sudor bajaban por su sien y llegaban a su barbilla. La camisilla blanca estaba pegada  por el sudor y dejaba ver su bien definidos abdominales. Aun traía sus pantalones jean viejos y rasgados ahora algo sucios y estaban más debajo de lo debido. Debido a lo bajo del pantalón y la camisillas pegada a su piel se podía ver un poco de piel del abdomen y se podía ver esa bien definida V que se hacía hasta perderse en sus pantalones. Mordí di mi labio  inconscientemente ante la imagen frente a mí y pude ver que Kate esta igual que yo. Yulia movió su mano por su cabello húmedo y resoplo seguro había caminado hasta acá.


-Sra. Elena- dijo para  sacarme de mis pecaminosos pensamiento-
-Yulia, que sucede? que haces acá?- dije ahora pareciendo normal aunque sentía mis mejillas arder de lo roja que estaba. Kate me miro con su quijada en el suelo de la impresión-
-Abono, necesito abono y no vi en el granero pensé que tal vez aquí abría o..-
-Oh por Dios que tonta, cierto están acá- realmente fui estúpida pero no pese que aun necesitara el abono.- pasa está a la parte atrás- cuando ella iba pasado Leah alcanzo a verla y comenzó a gritar tratando de llamar la atención de la morena-
-Hola hermosa- le dijo y mi hija le extendió su bracitos hacían la morena- estoy toda sudada bella- Yulia podía tratar a mi hija con tanta normalidad  y dulzura que me sorprendía y me derretía mi corazón era toda ternura ver a Leah feliz con alguien más parte de mi-
-Y esa?- dijo Kate cuando Yulia paso a la parte atrás para buscar el abono-
-Después te digo- Yulia salió con dos grande sacos en su hombro y me sorprendió verla llevar tanto peso, ahora entendía por me dijo que no subestimara su fuerza- llévate mi chevy- dije extendiéndole la llaves- pero pasa por nosotras en la tarde, a eso de las  4:00pm – se quedó mirando las llaves que tenía un llavero con una pata de conejo que pertenecía a mi madre. Las observaba levemente como si se tratara de algo peligros, de algún explosivo que temiera que explotara en algún momento-
-No… gracias iré caminado-
-Estas loca Yulia, es un camino muy largo el que vas a caminar y aparte llevas esos sacos, llévate mi camioneta-
-Enserio puedo caminar- camino hasta la puerta- Adiós Leah- dijo antes de salir arrancado los gritos de alegría de mi hija, que le dijera un Adiós y también el movimiento de su manita de adiós con un beso volado-
-Ok…- dijo Kate mirando  aun boquiabierta por donde había salido Yulia- explícame quien es esa, como viene aquí a buscar eso sacos y como Leah la trata con todo el amor del mundo, cuando yo soy su tía y tengo que sobornarla con caramelos solo para conseguir un mirada agradable de ella- dijo entre curiosa e indignada por la actitud de mi hija
-Se llama Yulia, llego ayer aquí y está trabajando mi terreno con el trigo-
-Ella?… está haciendo el trabajo que varios hombres rechazaron?- sus ojos estaban como platos y sus labios entre abierto
-Como ves- dije orgullosa
-Es demasiado hot- dijo ella aun mirando por donde había salido la morena, gire los ojos- por ella me vuelvo lesbiana- soltó de momento, mordiéndose el labio- oh por dios yo sola en casa, tan necesitada como tú debes estar y la veo llegar así… solo me imagino una película porno…- en mi cabeza comenzaron a llegar miles de imágenes de Yulia con Kate pero sacudí mi cabeza molesta y rápidamente mi mente cambio a Kate por mí y sentí vergüenza por mis pensamientos-
-Kate déjalo por favor- dije-
-Lena ella están como receto el doctor, esta guapa y es fuerte. Yo si me la comería-
-Por Dios Kate mi hija está aquí-
-Y? ella parece la primera enamorada de la morena, jamás la vi tan contenta con nadie-
-Si ayer hasta peleó conmigo para que Yulia la cargara-
-Leah tiene su primer amor y de una oji-azul- comenzó a reír- y cuéntame todo lo que sabes-
-Bueno no mucho, sé que viene de la ciudad y necesita trabajo y donde quedarse, ahora se queda en el cobertizo de mi casa y trabaja solo por  2.50 la hora-
-Una forastera sexy se queda en tu casa?-
-Una forastera se queda en el cobertizo en los terrenos de mi hogar- aclare rápidamente-
-Aja… entonces como llego hay?-
-Como dije ayer llego pidiendo trabajo y camino a la casa Bob se descompuso y ella aprecio y me ofrecí a llevarla donde que se quedaba y me dijo que no tenía así que se queda conmigo-
-Oye dile que yo le puedo dar hospedaje si quiere-
-Kate, ya puedes dejar de andar de ofrecida- entrecerré mis ojos mirándola con reproche porque estoy segura que su mente ya tienes miles de posiciones que quería hacer con Yulia
-Ok Lenita sé que andas más necesitada, te la dejo esta vez- gire los ojos cuando Kate se ponía en ese plan era insoportable-
-Eres insoportable-
-Sabes si yo fuera tú, iría ahora a casa, me podría mi mini falsa más sexy y bueno yo no tengo tanto como tú- dijo mirando sus senos- pero tu si, así que teniendo con lo que Dios te bendijo me podría una blusa dejando los primeros tres botones abierto dejando ver esos atributos, saldría a fuera con una jarra de limonada y le ofrecería de mis frutas- dijo mordiéndose la lengua y guiñándome un ojo- te juro que después de eso ella está sobre ti comiendo de tus pechos-
-Dios que vulgar Kate, ya cállate- lleve mis manos a mi cabeza y comencé a ignorarla


Cuando llego las cuatros tome a Leah y salimos de la tienda directo a casa esperaba ver a Yulia rendida por el trabajo y lista para renunciar…pero en su lugar la vi aun en el terreno aun caminado. Sus fuertes brazo aun sostenía la maquina con la que araba la tierra. Podía ver algunas venas marcadas en sus brazos la traspiración en su piel. Los tenues rayos de sol naranja que se colega por la copa de los arboles le daba indirectamente la hacía ver realmente hermosa. No sé por qué cada vez que la veía se me detenía el aliento de tal manera. Vi como llevaba el dorso de su mano para  limpiarse  el sudor  de su frente y daba un leve suspiro.


-Yulia!- grite acercándome al terrero y me sorprendí de verlo casi completo arado-
-Sra. Elena- maldición se veía demasiado sexy, era algo primitivo y carnal verla así.- lamento que aún no termino pero me quedan al menos 2 horas más de sol creo que poder terminar- me pedía disculpas por no terminar!!!?? Era increíble esa chica que estaba aquí y casi había terminado lo que Víctor tardaba toda una semana, ella lo hizo en un día-
-No.. de hecho has hecho demasiado, y descasa ya recuerda te pago por hora no me querrás dejar más quebrada de lo que estoy- dije en broma-
-Bueno… yo… no… claro que no… pese que usted quería… ya sabe-
-No te quiero explotar… trabaja solo de 8:00 a 4:00pm de acuerdo-
-Claro Sra. Elena… yo pesaba tener ya todo hoy abonado… lo lamento calcule mal la camina ida y vuelta-
-No te disculpe ya te dije de hecho has hecho más de lo que pensaba… y por favor puedes dejar de decirme Sra. Elena… tengo 21 y me haces sentir de 61- una pequeña sonrisa se le dibujo en los labios y pude ver un pequeño brillo en los ojos y eso fue suficiente para querer ver más de ese brillo y esa sonrisa- solo dime Lena- Dio un largo suspiro-
-No estoy segura…siento que sería muy informar Sra.-
-No, me hace sentir más vieja por favor Yulia tú te ves mayor que yo-
-Ahora me dices viejas a mí- vi una ligera sonrisa en la broma que estaba haciendo hacia mi-
-Oh por Dios, jamás pero apuesto que si eres mayor,  que edad tienes?-
-Tengo 27-
-Ves tenía razón, ahora Yulia qué opinas si vas a bañar y cambiar y nos vemos en la terraza en una hora a lo que hago la cena…
-No se preocupe…yo puedo hacerme la cena… lo que dije ayer fue de más, me disculpo por eso- Dios donde estaba la monja invisible dándole reglazos para que fuera tan propia esta mujer
-Creme no me molesta Yulia, como te dije me gusta tener para quien cocinar-
-Puedo comer acá no te tienes que molestar con mi presencia- realmente podía ser despertante
-No es molestia anda corre a dentro- dije como si de una niña se tratara-
-Guardare las cosas, lleva a Leah está haciendo frio y no sería bueno que se enfermara- Yo traía a Leah dormida en mis brazos, me encantaba ver que se le preocupara por mi Leah-
-Gracias- di media vuelta  y fui hacia la casa


Le di un baño rápido a Leah y su biberón para dejarla dormir. Baje a la cocina y vi a Yulia aun en el terreno  guardando las cosas. Supongo que no me escucho cuando le dije que debía ir a bañarse. Quiero prepararle algo que le guste pero no tengo idea de que le gusta ella. Me gustaría poder agradecerle su ayuda. Pensé en una  pasta y de momento solo se me antojo unos macarrones con queso. Así que comencé esa cena tranquila. Por un lado de la cocina se podía ver el cobertizo y pude ver a Yulia salir recién bañada. Unos pantalones cortos deportivos y una polo de manga larga color rojo.


Salí a la terraza con dos platos, los puse sobre la mesa y regrese por un poco de soda de cola. Ella subió los tres escalones hacia la terraza y se sentó.


-Sabes yo podría servirme o ayudarte- dijo seria mirando su plato-
-Tonterías, trabajas todo el día bajo el sol es lo menos que puedo hacer por ti- dije segura de mi dejando los cubierto-
-Me pagas, me das hospedaje y comida creo que soy yo la que está en deuda- dios que difícil es esta mujer. entonces vi como forma una ligera sonrisa en los labios- Marrón con queso… Leah aún no está muy pequeña  para comer esto- entendí la broma de que es comida infantil-
-Vaya- me hice la ofendida sentándome- tras que te cocino te quejas de la comida- mire como su sonrisa desaparición y su rostro se endureció, de inmediato me arrepentí de mi broma-
-Tiene razón, lo lamento- lo dijo rápidamente-
-Oh no solo era una broma Yulia… además a veces no te dan ganas de comer algo de niño- dije divertida y apareció una ligera sonrisa entendiendo que también bromeaba antes con ella-
-Si, a veces uno solo quiere la carta de niños y no el menú de adultos- sonreí divertida, sé que Yulia esconde algo cuando habla así.
-Totalmente de acuerdo ahora a comer-
-Vaya- dijo cuándo saco el tenedor de su boca- jamás! Dios jamás comí unos tan buenos- tenía un brillo en los ojos y volvió a comer más rápido-
-Gracias- Mire el terrero y suspire-
-Lo tendré listo créeme- dijo notando lo que miraba-
-Si, gracias Yulia, pero baja un poco a tu paso no quiero a nadie muerto aquí por explotación-
-Puedo trabajar duro-
-Por favor- ella me miro atentamente.- sé que puedes pero no necesito que te mates trabajando, hazlo a tu paso sin presión- le dije casi suplicante
-Supongo… que debo respetar las hora de trabajo-
-Asi me gusta- dije satisfecha… ella negó con la cabeza y continuo disfrutando de la pasta cacera-


Tras terminar la cena ella se despidió y salió de la terraza a su cobertizo. Y así paso la semana ella desayunaba y cena en la terraza conmigo y trabaja de sol a sol prácticamente. Jamás vi una persona más dedicada que ella. Aro la tierra y la abono con cuidado y rápidamente comenzó a sembrarlo. Con el subo cuidado que la caracteriza.


-Buenos días Yulia- dije el sábado saliendo hacia mi chevy-
-Buenos días Sra.- contesto con un saco en sus hombros se parecía tan sexy y comenzó a creer que Kate tiene razón y necesito un buen polvo o un baño muy frio.
-Otra vez con lo de señora- dije algo moleta-
-Yu…- dijo Leah mirando a  la morena-
-Buenos días princesa- dijo haciendo una reverencia a Leah que rio en mi brazos-
-No vemos más tarde- dije y subí a mi chevy-
-Nos vemos mas tarde- dijo y se despidió de mi con la mano, esa extraña sensación de corrió por mi cuerpo y recordé a Víctor… no ella no es Víctor…. Ella está aquí ayudándome.


Estaba tranquila como cada día en la tienda cuando la puerta se abrió revelando un chico un tanto mayor que yo.


-Lena- dijo con su típica sonrisa
-Hola James- dije  feliz- necesitas algo?- pregunte cortes, en definitiva desde que Yulia llego a mi rescate estoy de mejor humor-
-No solo quería preguntar como estabas- dijo cortes-
-Bien, todo perfecto-
-Me preocupa- dijo y su semblante cambio a uno más serio- Kate me dijo que una forastera ahora vive en tu casa-
-No vive en mi casa vive en el cobertizo- dije restándole importancia al asunto
-Igual Lena, no sabes nada de ella, puede ser una acecina o una delincuente drogadicta de la ciudad y tú vives sola con Leah-
-Bueno hasta ahora ha sido una buena huésped y no sabe que estoy sola- dije tranquila  al chico a un que a mí también varias veces me paso esa idea por la cabeza-
-Lena ten cuidado, ella en algún  momento se dará cuenta que nadie está contigo-
-No creo James tranquilo- tomo una fuerte respiración y salió de la tienda parecía molesto. Pero quien lo manda yo le pedí a el que me ayudara y que dijo: “ Lo siento Lena pero estoy muy ocupado ayudando a mi padre, además eso no es trabajo para mi” tremendos idiotas tiene el pueblo.


El chico salió  volvió después de unos minutos, insistiéndome más pero que más podía hacer la chica era la única que me estaba ayudando y parecía buena persona. Como era sábado Salí al medio día directo a casa. En todo el camino Leah solo  decía Yul, Yul, Yul, en definitiva la mi hija adoraba a la morena y Yulia cada que podía le hacía gracias pero jamás se le acercaba mucho, tal vez me respetaba mucho y temía mi reacción.  Cuando llegue vi a Yulia aun trabajando en el terreno, le diría que debe para pero un sobre frente mi porche rojo hizo que todo se fuera de mi mente. Deje a mi Leah en el suelo y tomo sobre. Mis manos temblaban. Abrí el sobre con dedos temblorosos  y vi lo que me tenía en su interior. Un aviso del banco, si no pagaba  a final de la semana me desalojarían. Esto no podía ser. Pase mi mano por mi cabello frustrada, no importaba cuanto me esforzara no creo que me permitieran esperando tanto para pagar. Unas lágrimas escaparon de mis ojos sin que pudiera evitarlo. Me estaba esforzando y aun así iba a pedir mi patrimonio, el lugar más seguro para mi hija. Que haría ahora? Vivir en la calle? Con Leah? El estado jamás me lo permitiría me la quitaría y perdería todo. Talvez  me pueda quedar con Kate. Sentí como las lágrimas seguían su camino por mis mejillas-


-Está todo bien Sra.?- es cuche la ronca y terciopelada voz de la morena a mi costada. Se asomaba por la baranda del porche. Me apresure a levantarme y tomar a Leah en mis brazos. limpie las rebeldes lagrimas que escaparon de mis ojos-
-Si, Yulia puedes ir a guarda ya todo, hare el almuerzo- dije girándome para que no notara mis ojos que seguro tenia matices rojos ahora mismo
-Guardar?- me miro algo intrigada- apenas son las 12:30…. Tengo todo el día de trabajo.- no la estaba mirando pero podía jurar que tendría sus cejas fruncidas y su rostro de no entender intentando de ver  a través mas de mi-
-Si bueno, es sábado solo se trabaja medio día. que en la ciudad no te daba libre sábado-
-Yo trabajaba hasta Domingo Sra.- me dijo con esa cordialidad que tanto me molestaba-
-Vaya… pues yo soy más compasiva que tu antiguo jefe-
-En mi empresa… en la empresa que trabajaba cada segundo era importante para mí, no tenía nada ver con el jefe, era mi propia decisión- dijo y no le di importancia a su corrección al incio-
-Yulia no quiero más pelea contigo como cada dia…- suspire aun de espalda a ella-  ve cámbiate y almorcemos como…- a mi mente vino la palabra “familia” Yulia en definitiva se había vuelto parte de mi familia, esta semana cenando con ella fue increíbles, es alguien con quien puedo sacar cualquier tema y ella debatiría conmigo me sentía de nuevo en la universidad. Estaba allí para mi y me sentía segura con ella. Pero cuando pensé en “familia” no era exactamente como una hermana, deseche la idea de mi cabeza y continúe- como las buenas amigas que nos hemos hecho quieres-
-Esta bien… LENA- dijo y me gire para verla y ver como estaba abriendo los ojos remarcando el nombre usado-
-Gracias!- dije con una sonrisa- vamos Leah preparémonos para el almuerzo con Yulia-




Subí  y rápido comencé con un baño para mí y para Leah. La puse en el suelo donde estaban sus juguetes y comencé a cocinar rápidamente. Quería preparar algo mejor que las últimas veces. Así que comencé con unas chuletas escalfadas con papa al perejil de guarnición. Creo que jamás en mi vida me había esforzado tanto para hacer una comida, prácticamente casi me meto dentro de mi Tablet siguiendo la receta contar, que me saliera bien para ella. Yulia es especial por que llego a mi cuando más la necesite y eso siembre se lo deberé, salve mi casa o no.


Termine de preparar todo y me dispuse a llamar al banco antes de cenar, quería negociar que me diera más tiempo para juntar el dinero. He visto el tiempo y dedicación que le pone Yulia y estoy segura que será un grano de primera clase pagaran más que bien aparte que ella aro más de lo normal así que tendré mas.


Comencé a buscar la estúpida carta pero no la encontraba por ningún lado. He llamado miles de veces al estúpido banco y no soy capaz de recordar el estúpido número. Ni humor no era el mejor y estaba destruyendo mi casa por encontrar la maldita carta. Estoy a punto de darme por vencida cuando recuerdo que la última vez la tenía fue en el  porche cuando llego Yulia. Salí y la encontré sobre el barandal, no recordaba haberla dejado allí pero estaba allí así que tal vez fue un simple descuido mío.  La tome y fui a dentro a llamar por el teléfono y suplicar mi hogar… sé que debo tener dignidad pero en este punto solo me queda llorar por mi hija y por mí.


-Buenas tarde- dije al Srta. Que contesto el teléfono- soy la Srta. Karin llamaba por una hipoteca en mi casa-
-Me podría dar el número de hipoteca para localizarla Srta.- me contestó y dicte el número de la hipoteca lentamente… el numero era casi tan largo como la cifra de la deuda- el pago a la hipoteca de su casa está atrasado- me dijo como si no supiera y estuviera llamando de tonta.
-Lo sé, por eso llamo, siempre arreglo con el banco, necesito algo de tiempo… tengo unos cultivos que sale en primavera y allí tendré el dinero- comencé a explicar a la chica tras la línea-
-Srta., Primavera no es algo de tiempo es demasiado tiempo,  halamos de casi 6 meses, eso será imposible.-
-Por favor solo necesito algo de tiempo tendré el dinero- suplique por el teléfono
-Lo lamento, si el dinero no está para final de semana embargáremos su hogar- dijo con esa voz monótona y fría. Claro como no es su vida, su casa o su familia la que perderá todo.
-Soy madre soltera, tengo una bebe de un año medio por favor- supliqué a aquella máquina, por que más que un ser humano parecía un maquina automatizada y sentimientos alguno-
-Ese no es problema del banco, si no tiene ninguna otra duda, creo que sería todo. Tiene alguna otra duda con la que la podamos satisfacer?- pregunto con esa estúpida voz comercial
-No, estoy bien, gracias por nada idiota- dije al teléfono mientras cortaba la llamada- imbécil- cerré los ojos con furia mientras apretaba el teléfono en mi mano que parecía que se iba a romper en mi mano.


Ahora que iba hacer? Escuche el llanto de Leah y me sobre salto, entonces salí corriendo escalera arriba a buscarla. Mientras cocina ella se había quedado dormida y la había dejado en su cunita para que estuviera más cómoda. Al llegar estaba paraba sobre la cuna llorando desconsoladamente parecía asustada, tal vez un mal sueño. Comencé acercarme a ella para tomarla entre mis brazo y le hable.


- Leah, mi vida ya solo es un mal sueño- fui a tomarla en mis brazos pero el grito fue aún más fuerte-
-MAMI!!!!- grito con todas sus fuerzas, su rostro estaba rojo de tanto llorar y me asusté, jamás lloraba así, jamás gritaba así, jamás me llamaba mami-
-Leah cariño- volví a tocarla y más fuerte lloro, podía jurar que su llanto se escuchaba por todo el terreno-
-ELENA!- Escuche el grito de Yulia estaba afuera posiblemente asustada por los grito de Leah- ELENA!- Volvió a grita y creo que entro por la cocina. Yo aún estaba en shock por el descontrol de Leah- LENA!- Volvió a gritar y creo que sentí desesperación en su voz- LENA DONDE ESTAS?!- Volvió a gritar desesperada pero la voz no me Salía, un grito de Leah aún más fuerte se escuchó y temí que se lastimara su garganta. Sus ojos era un cristas de un azul muy claro por las lágrimas y su rostro estaba demasiado rojo. De un momento a otro Yulia entro al cuarto, sus ojos estaba muy abierto y parecía asustada. Me miro recorriendo todo mi cuerpo y luego a Leah, creo que se aseguraba que estuviéramos bien y nada nos hubiera pasado.-
-MAMI!!!!!!-  Leah soltó otro grito y extendió sus brazos a Yulia.


Fueron segundos o minutos donde nadie dijo nada, no se escuchaba nada. Si bien en la última semana Yulia y Yo compartimos todos los desayunos y cenas no somos tan unidas. Se había vuelto una amiga, si se podía decir, alguien con quien tener una charla amena, educada y hasta divertida. Leah adoraba jugar con la morena y siempre que la veía se volvía loca con ella, pero de eso a decirle mami. Era claro que Leah necesitaba otra figura en el hogar… y en su pequeña mente ese lugar se lo dio a Yulia al verla durante la última semana en la casa siempre comiendo con nosotras.


Mire a Yulia, su piel era de un color blanco tiza. Sus ojos estaban tan abiertos que temía que se pudieran salir de su órbita. Su boca se había abierto ligeramente y miraba a Leah algo perpleja. Sus ojos luego se fijaron en mí y podía jurar que su cuerpo estaba teniendo ligeros espasmo y sudaba frio. Pequeñas gotas de sudor se habían acumulado en su frente. Se acercó a Leah y la tomo en sus fuertes brazo arrullándola. Leah rápidamente escondió su rostro en el cuello de Yulia y su llanto fue muriendo lentamente hasta terminar ser un débil hipo mientras sus brazos se ferraban al cuello de la morena. Yulia comenzó a mecerla, a arrullarla y acariciar su espalda mientras intentaba calmarla.


-Ya…ya Leah-ella daba pequeños besos en su cabecita y la mecía en sus brazos- tranquila bella- me miro buscando una explicación-
-Algún mal sueño dije- y ella asistió con la cabeza-
-Solo fue un mal sueño… solo un mal sueño… Lean…Leah- note cierto error pero lo pase por alto. Cuando vi sus ojos, sus ojos azules ahora eran muy azules pero fríos con dolor… había dolor en sus ojos. El llanto de Leah seso por completo-
-Lo siento…no… no puedo- me dio a Leah  y salió casi corriendo de la habitación. Me sentí mal, tal vez  creyó que le daba un deber que no era ella o que quería llenar un lugar de que Leah necesitaba con ella y no me gustaría perderla, no es fácil creía un niño y este no es su deber… Pero Leah era solo una bebe y no entendía nada.


Leah parecía más tranquila así que me puse a cambiarla y ponerle una ropa más caliente para salir a almorzar, era recién la 1:00pm pero corría un brisa fuerte y no quería que se enfermará seria mi fin si eso pasaba, pagar una numerosa cuenta de hospital por Leah, no eso no podría pasar. Cuando termine de poner todo en la mesa de la terraza no veía aun a Yulia por ningún lado, así que me dispuse a ir a su “casa”. Deje a Leah en su silla y fui por Yulia. Toco la puerta y en cuestión de segundo ella abrió-


-Lo siento Sra.- volvió otra vez a lo de Sra.-
-Vamos a almorzar- dije tranquilamente-
-No… no creo que sea buena idea- comenzó-
-Quiere decir que serás tan poco educada de despreciar la comida que te he hecho- Ella me miró fijamente y sentí como si sus ojos me traspasara y miraran dentro de mí. No pude evitar volver a imaginarla con un traja de diseñador hecho a medida, su cabello bien peinado y esa mirada de ejecutiva capaz de hacer cualquier negocio solo con una mirada-
-De acuerdo, debo ser educada con mis benefactores- dijo educadamente-
-Bueno, así me gusta- sonreír y ella estrecho los ojos como si buscara algo más detrás de mi sonrisa victoriosa- vamos- dije y ella camino tras de mi-


Nos sentamos y la comida comenzó tranquilamente en silencio. Leah era feliz de ver a Yulia y cuando único veía a Yulia sonreír realmente era cuando miraba a Leah. No sé cómo la comida se volvió más fluida y parecíamos solo dos viejas amigas conversando. Y cada que podía Leah se roba la atención de la morena y Yulia le hacía alguna gracias.


-Casi lo olvido espera aquí- Salí corriendo dentro de la casa y puedo jurar que escuche una leve risa por parte de la morena. Regrese casi corriendo de nuevo con un sobre. Ella había dejado el plato y estaba algo recostada de la silla con el codo sobre esta, se veía tan sexy… Maldición Lena reacciona!- esto es para ti- logre decir mas controlada, ella frunció el ceño y tomo el sobre viendo su interior-
-Pero… no entiendo- dijo
-Es tu pago de una semana- ella abrió los ojos y me miro-
-Aun no cumplo una semana y si mis matemáticas no me fallan aquí hay mucho más de lo que acordamos-
-Bueno te page una semana completa, porque has hecho más de lo que el tonto de mi ex novio- tan pronto como dije lo último me arrepentí, mis ojos se abrieron pero Yulia pareció no notarlo o disimularlo bien-
-Igual es demasiado, no aceptara más que la mitad de lo que está aquí adentro- dijo devolviéndome el sobre. Sus ojos azules estaba fijos a los míos con esas expresiones frías y decididas que me hacía temblar de pies a cabeza.
-De acuerdo tú ganas- saque la mitad de dinero y solo le di $125 dólares. Era lo que realmente le tocaba-
-Mejor- sonrió victoriosamente y yo solo gire lo ojos y me gane una carcajada de ella- deberías saber que siempre gano- dijo decidida-
-No sé qué hubiera sido de Leah y de mi sin ti, aun creo que debería pagarte más-
-Yo soy la afortunada Lena, me dieron asilo, un lugar caliente y agradable para dormir, comida caliente y recién hecha, un trabajo. No debiste, era una desconocida, forastera… como me llaman los de aquí. No debiste una mujer sola con su hija dándole tanto acceso a su vida a una desconocida- Mis ojos se abrieron. Ella lo sabía, sabía que estaba sola- Sentí mis como mis manos comenzaban a sudar y un escalofrió correr por mi cuerpo.
-Yo no… yo… como sabes que estoy sola?- Finalmente pregunte intrigada por saber como ella conocía mi secreto. vi cómo se llevó su dedo índice y pulgar al puente de la nariz y negaba sutilmente-
-Sabes es aquí cuando debería negar que estas sola y decir que vives con tu esposo… no estas segura de quien soy me acabas de asegura que estas sola y vulnerable- Mi quijada cayo hasta el suelo y mis ojos salieron de su órbita… es muy lista y tiene razón, no sé bien quién es y le acabo de decir que vivo sola en esta casa con mi hija y si me quiere violar-
-Como… como supiste- ahora está más nerviosa y ansiosa que antes-
-Llevo casi una semana, en la cual tu asegura que tu esposo viene tarde y se va temprano, pero jamás vi u oí ningún auto llegar o partir, no hay marcas de otro auto, Leah jamás menciona a su padre… un niño de esta edad siempre lo hace.
-Confió en ti- dije finalmente- si ya lo sabía desde mucho antes y jamás nos hiciste daño aunque tuviste la oportunidad ahora menos, eres una gran persona-
-No sabes nada de mi Elena y no te hare daño ni a ti ni a Leah pero no todos andan por la vida con buenas intenciones- me sentí avergonzada de mi misma y baje mi cabeza- Donde está su padre?- pregunto sacándome de mis vacilaciones-
-Ufffff- resople con pereza- se fue cuando supo que estaba embarazada y se llevó todo el dinero de la cosecha de ese año casi pierdo todo-
-Cómo?- pregunto curiosa frunciendo el ceño
-Mi casa está hipotecada y por eso necesito las cosecha para pagar la deuda- para mi sorpresa ella estaba tranquila como si ya conociera esa información, yo esperaba una mayor reacción aunque sea que abriera grande sus ojos impactada por la noticia pero ella estaba igual seria como si esperara que yo continuara hablando-  de hecho no sé qué hare…- guarde silencio un momento y suspire-  si dentro de una semana no pago la deuda me quitaran la casa- Ella continuaba tranquila, que mi deuda no le perturbaba? -
-Tranquila eso no pasara, todo estará bien- dijo y en su voz había tanta seguridad que sentía alivio, como si eso fuera todo lo que necesitaba que ella me dijeras palabras para creerlo y estar en paz, llevo tanto tiempo sola que necesitaba alguien como ella que trasmitiera tanta seguridad en mi vida-
-Gracias!- dije sonriendo ligeramente
-Ahora que sé que realmente no hay nadie más estaré más pendiente a ustedes, no me gustaría que nada le sucediera- Yulia me hacía sentir segura y solo la conocía de una semana y temía a las cosas que comenzaba a sentir… solo era una maldita semana y me sentía como una colegiada atraída por el chico popular del colegio.
-Gracias Yulia- quería ir  y abrazarla pero me contuve no se vería bien-
-En mi tienes alguien en quien confiar- era una gran persona y tal vez la mejor amiga que iba hacer en mucho tiempo sin menospreciar Kate, pero en Yulia sentía seguridad.


Para mi desgracia la Semana paso tan rápido que casi parecieron horas. Ahora dormía mas tranquila sabiendo que Yulia nos cuidaba y en varias ocasiones que había habidos ruidos en la casa ya fuera por el viento, la estructura o tal vez algún animal igual ella me llamaba por un intercomunicador que había en el Cobertizo  para asegurarse del bienestar de mi hija y el mío y realmente me sentía segura. Aún seguía siendo la misma chica misteriosa que me cautivaba y me llevaba aquere descubrir que era lo que la chica ocultaba. Pero ella tan hermética y no me dejaba acercar más de lo necesario. Leah en varias ocasiones la había vuelto a llamar mami y ella palidecía cada vez que mi hija usaba ese nombre pero jamás la ha tratado mal o rechazado. Le da una leve sonrisa, acaricia sus cabellos y le da un beso en la frente lo cual vuelve loca a mi pequeña. Yo también me volvería loca si Yulia me tocara de esa manera.


Había llamado innumerables veces al banco solicitando un aplazo, le juraba que pagaría las penalidades acumuladas, pero ellos parecían sordos conmigo y comenzaba a sentirme asfixiada. Lloraba en las noches y  me frustraba. No importaba el gran trabajo que estaba haciendo Yulia, aun así perdería mi casa y eso me dolía.


Era viernes en la tarde y llegaba a mi casa como siempre. Yulia estaba atrás abonado en cultivo con sumo cuidado y se limpiaba el sudor con el dorso de la mano y mis ojos se iba a esa V que se perdía entre sus pantalones y me tentaba a pensar que había allí, solo los hombre tenia esa famosa V tan pronunciada por la diferencia en nuestras caderas. Me mordía el labio pensado en eso… había leído de intersexuales pero lo dudaba o pensaba que mi libido acumulado a lo largo de estos años me juga en contra.


Estaba bajando las escaleras después de dejar Leah durmiendo. Había cambiado mi ropa a una más cómoda. Unos pantalones de Yoga color azul marino y un suéter ancho, mi cabello estaba en una coleta, iba hacer una rica cena para mi “familia:, cuando escuché que tocaba a la puerta. Me encamine y abrir. Al reconocer al señor que tenía frente a mi palidecí eran del banco.


-Sra. Elena- comenzó aquel hombre de tez oscura, cabello cortos medio grisáceo como cenizas después de apagar un fuego, y una enorme barriga digna de una enorme morsa. Iba bien vestido con varios papeles en la mano-
-Por favor solo necesito algo de tiempo lo tendré todo lo juro- le suplique sintiendo las lágrimas picarme los ojos y esa horrible sensación de ardor en mi garganta-
-Escuche Sra. Elena tiene que firmar aquí- dijo mostrando los papeles-
-No por favor- volví a suplicar. Quería gritar y llamar a Yulia pero que podía ella hacer por mí en estos momentos. Iba a perder mi casa eso ya lo sabía y no tenía anda que hacer, No importaba cuan segura me sintiera con Yulia esto era algo de lo cual Yulia no me podría salvar-



Quien me quiere por subir conti?! ok no, la verdad no iba a subir conti hoy, mi novia casi me grito para que subiera y también ustedes prácticamente. creo que estaré subiendo semanalmente conti, prácticamente todo los lunes espero. No prometo que sea exacto pero lo intentare. Realmente quiero escribir bien y no escribir rápido para subir un capitulo y subir cualquier basura, quiero que disfruten lo que escribo. Bueno espero que le gustara la conti y ya sera hasta la próxima, comente y déjeme saber que les parece siempre motiva mucho dedicado a mi novia que esta a favor de ustedes y amo TTATTU-M.X.M


Kano chan : que bueno que te guste y pues ya saber me gusta dejarlo con la intriga asi estarán mas pendiente jeje saludos
Aleinads: espero que no solo sea el inicio lo bueno y lo sigas disfrutando saludos!
SandyQueen: espero que siga siendo igual de interesante y te guste saludos!
Monyk : Oh Dios tu comentario me hizo el dia jajaja si mi amor esta de su lado y llevaba días pidiendo la conti y realmente espero que te siga buscando la conti saludos
Zanini-volk: Literalmente cuando vi tu comentario pensé "no tengo presión solo no puedo defraudarlos"  espero de verdad no defraudarlos saludos!
xxavaa: no puedo subir los 3 rápido por que después me quedo sin nada y como dije no quiero subir bazofia aquí, y si ya los tengo listo es por que mi novia insistía y si eres la xxavaa que creo conocerás lo intensa que puede ser mi novia
andyvolkatin: espero que siga siendo interesante y te siga gustando saludos!
TTATTU-M.X.M : Amor se que solo estas aqui por que quieres tu capitulo 4 pronto te lo paso amor te amo gracias por comentar
Edirbr: Tratare de no tardar como dije andaré subiendo una ves a la semana si es que puedo espero que te siga gustando saludo!
avatar
love for volkova

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 26/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Aleinads el Dom Jun 05, 2016 7:54 pm

Esta genial, sera esperar paciente... Estoy segura de que vale mucho la pena.. Gracias por la conti cheers
avatar
Aleinads

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por SandyQueen el Dom Jun 05, 2016 10:25 pm

Excelente capítulo, y lo dejas en lo mejor D: .Valió mucho la pena la espera Very Happy y esperaré para la siguiente entrega Wink
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Kano chan el Dom Jun 05, 2016 11:38 pm

Wha Smile me ha encantado !!! Esta Yulia que es un misterio y un encanto a la ve,me mata !! Wink
Y Lena que se heche un buen polvo con Yul, pero ya !!!! Wink
Muero por saber que va a pasar con la hipoteca y como siempre nos vais a hacer sufrir por la espera. Sad
Bueno un saludo y mis felicitaciones por este gran comienzo !!
avatar
Kano chan

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Monyk el Lun Jun 06, 2016 2:13 am

Wooow!
Cada vez se pone mejor tu historia.
Esperaremos hasta el "lunes" para continuar con la historia.
Saludos!!

Monyk

Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por keizike el Lun Jun 06, 2016 6:16 am

esta historia esta muy bn y por lo que escribes me imagino un poco el pasado de yulia jefa de su propia empresa casada y con un hijo o dos y su mujer y su hijo muere y por eso escapa de su vida y llega donde lena
avatar
keizike

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 29/07/2015
Localización : españa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Excelente

Mensaje por Zanini-volk el Lun Jun 06, 2016 1:25 pm

Excelente!!!
Soy feliz con un capítulo por semana

Zanini-volk
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Lena's wife el Lun Jun 06, 2016 4:25 pm

Hola! Casi no suelo comentar en los fics que sigo, pero este me gusto mucho y quiero dejar 2 comentario al respecto. En  primera te agradezco mucho que dejaras en claro que existe un personaje intersexual por lo general no me gusta ese tipo de historias pero al continuar leyendo me dí cuenta que no sería como en otros fics donde lo único femenino del personaje es el nombre jejeje ojala eso no cambie con el pasar de los capítulos. Lo segundo es, que cuides la ortografía, en esta continuación encontré varios detalles que me "distrajeron" de la fluidez de la lectura. No sé si lo escribiste en el celular y el autocorrector te cambiaba o te cortaba las palabras, quizás alguien te pueda ayudar a hacer una revisión antes de subirlo. Espero no te moleste todo lo que he escrito, pues esa no es mi intención, reitero tu historia es muy interesante y de verdad me gusta ojala tomes en cuenta mi comentario. Te deseo lo mejor, saludos Smile

Lena's wife

Mensajes : 11
Fecha de inscripción : 20/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por andyvolkatin el Mar Jun 07, 2016 12:16 am

Hola Very Happy
todo el capitulo estuvo muy bueno
ya quiero saber que sigue
como van a ser con la casa
y cual es el dolor que guarda Yulia
saludos study


Última edición por andyvolkatin el Miér Jun 08, 2016 1:10 am, editado 1 vez
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por VIVALENZ28 el Mar Jun 07, 2016 12:18 am

Buen capítulo y te digo dos puntos:
-Yulia de seguro es una empresaria millonaria
- Ayudará a Lena con la hipoteca


Espero con ansias el proximo cap Very Happy
avatar
VIVALENZ28

Mensajes : 706
Fecha de inscripción : 03/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por love for volkova el Lun Jun 13, 2016 3:04 pm

Capítulo 3: Cumpleañera celosa


-Sra. Katina por favor escúcheme- volvió a repetir y las lágrimas bajaban por mis mejillas ya. que iba hacer con una bebe ahora sin casa?, estoy segura que Yulia no me dejaría sola pero vamos no soy nada de ella solo su jefa y una amiga si es que ella me considera así. Sé que me ayudara por como es, pero si ella misma no tiene nada, que hará con una tonta de 21 con una niña pequeña? - tiene que firmar estos papeles son el título de su propiedad salda- Volvió hablar al hombre
-No firmare nada!- prácticamente le grite entre sollozos- necesito más tiempo por favor- suplique-
-Sra. No me escucho?- lo mire y pestañeé, espera si dijo “título de su propiedad salda”-
-¿Qué?- ahora pregunte desorientada-
-Su propiedad inmobiliaria esta salda tiene que firmar el título y los papeles como que ya no debe nada, así cerraremos la hipoteca que tenía la casa- estaba en medio de mi vestíbulo completamente impresionada-
-Pase- dije haciéndolo pasa  la sala- explíqueme como esta salda no he hecho los pago-
-Ah no se preocupen pagaron por usted- dijo feliz el hombre y extendiéndome los papeles-
-Quién?- el abrió los ojos y comenzó a jugar con su corbata entre sus regordetes dedos-
-Ah bueno… es un…programa de una de esas agencias ricas que escogen gente necesitada a la azar y pagan sus cuentas- estaba nervioso y podía notar pequeñas gotas de sudor sobre su frente. Levanto sus hombros y movió sus manos queriendo restar importancia a la situación.
-No entiendo cómo?- volví a repetir anonadada mirando los papeles que me hacían la dueña de mi casa-
-Deja de preguntar y ponte feliz que su hija y usted se podrán quedar en casa sin preocuparse en pagar nunca más- ahora estaba serio- pero solo se pagó la casa no el terreno- me advirtió- anda firma aquí- firme rápidamente y me dejo la copia de mi propiedad y una copia como que ya no debo nada-
-Gracias enserio gracias- dijo dándole un abrazo-
-Estoy feliz por ti, aunque a mí no me agradezca dile a esas empresas humanitarias-


Una vez el hombre salió de la casa, corrí por toda la casa hasta llegar a la terraza mire a Yulia que estaba  trabajando en el huerto, ahora que termino con el trigo.


-Yulia!- grite fuertemente, ella soltó el pico que tenía en sus manos y miro hacia mi preocupada seguro pensó que algo pasaba.


Corrí tan fuerte como pude hasta donde estaba ella con los famosos Jean gastados que estoy segura que son los único que tiene y una camiseta sin manganas pegada a su piel. No sé qué me motivo pero cuando llegue hasta ella no pare solo me arroje a sus brazos. Pase mis brazos por su cuello abrazándola fuertemente. Ella paso sus manos por mi cintura y me devolvió el abrazo aunque veía la vacilación ello. Como si temiera el contacto incluso pude oír un quejido. Mis lágrimas comenzaron a salir pero ahora de felicidad.


-Sra. Que sucede?- me pregunto con su típico buen comportamiento
-Yulia, estoy salvada… pagaron mi casa- dije despegándome de ella mis manos aún estaba sobre sus hombros y las de ella sobre mi cintura-
-Qué? Quienes?- dijo seria pero no tan sorprendida  como esperaba-
-No se dice que una agencia o algo así, lo pago como su buena caridad del mes-
-Espera- dijo y sentí sus manos más fuerte en mi cintura, pude sentir como todo dentro de mí se contrajo ante el contacto- eso significa que ya no tengo trabajo?- vi como una de sus ceja se levantaba-
-Claro que aun tienes trabajo- le di un pequeño golpe en el hombro-, me pagaron la casa ahora debo el terreo- expliqué simplemente-
-Terreno?- ahora si parecía sorprendida-
-Pues si, mis padre hipotecaron la casa y el terreno por separado-
-Eso debiste decirlo antes Elena- dijo bastante seria-
-Por qué?- le cuestiones ahora yo curiosa-
-Por.. nada… estoy feliz por ti, te dije que todo saldría bien- puso una sonrisa sincera en su labios
-Gracias!- dije para volverla abrazar  y volví a escuchar que se quejaba- que tienes?- cuestione alejándome de su abrazo-
-Nada, creo que debo seguir trabajando-
-Nada de eso Yulia a ver- hice que se girara de espalda y me fije bien en sus hombros y espalda tenia enorme burbujas de agua a causa de quemaduras por el sol- Por Dios Yulia-
-No son nada- dijo soltándose e mi para seguir trabajando-
-Sabes que?! nada de eso, anda cámbiate y nos vemos en la casa en no más de 15 minutos entiendes- Le dije severamente-
-Elena no es nada déjalo-
-He dicho en 15 minutos- dije muy seria, ella dejo de mala gana su pico y fue hacia el cobertizo. Yulia era muy reservada y quería conocerla mejor quería saber más, entrar lo más que pudiera en ella… en el buen sentido claro-


Entre a la casa y comencé a poner hacer la cena mientras esperabas que Yulia llegara para tratar de sanar sus heridas. Después de casi 20 minutos donde estuve tentada de ir donde Yulia y traerla de las orejas, la morena apareció por la puerta trasera como siempre. Le hice señas que pasara y corrió la puerta corrediza de cristal  que divida la cocina de la terraza. Traía unos pantalones cortos negros con rayas azules en los costados y un polo azul que le quedaba algo grande.


-Bueno “Srta. Ando toda quemada pero me hago la dura” venga acá- vi como hizo una pequeña sonrisa y se acercó. Caminamos hasta la sala- échate- le indique el mueble mi derecha. Ella me miro confusa-
-No es necesario- dijo mirándome directo a los ojos llenos de preocupación.
-Tal vez no, pero igual lo haré- hice que se  echará sobre el sofá que era lo suficiente ancho para que ella pudiera estar acostada y yo sentada a su lado.- sácate el polo- ella giro la cabeza y me miro- como te voy a curar con tu polo puesto?-
-Bueno no quiero acusarla de acoso sexual a su empleado- soltó una pequeña risa-
-Vaya mira a quien le salió ahora el lado cómico?, no me tiendes a darte un golpe en la espalda porque créeme que te dolerá- ella rio pero hizo lo pedido y saco su polo. Tenía un sostén deportivo negro- creo…creo que debes sacarte el sostén para poder aplicar mejor-
-Claro jefa- dijo en forma irónica pero igualmente lo saco quedando poca abajo en el sofá y de la cintura para arriba completamente desnuda-


No sé si era de antes o debido al trabajo de ahora pero tenía sus músculos bien marcados, la espalda estaba bien marcada por el posible ejercicio, tan fuerte. Tenía dos tatuajes en cada omóplato. En el del lado izquierdo tenía una enorme V y el lado derecho tenía una  L y entre medio salían unas alas de ángeles que iban por encima de las letras y parecía protegerlas. Quisiera saber  que significaba esas letras pero no podría por ahora. Mordí mi labio cuando me di cuenta que la morena prácticamente estaba semi desnuda frente a mí. Sacudí mi cabeza, tenía que dejar de pensar como una adolescente hormonal.


-Te… te pondré unas compresas fría primero de acuerdo?- pregunte algo nerviosa-
-Claro Dra.- volvió a reír, me comenzaba a encantar esa sonrisa que jamás había escuchado-
-Estará frio- dije antes dejar las compresas sobre aquellas enorme burbujas de agua la piel al rojo vivo hirviendo. Cuando puse la primera compresa que iba desde la espalda baja hasta media espalda dio un pequeño brinco- lo siento es frio-
-Si… lo note- dijo aun divertida con la situación-
-Pondré otra- la siguiente fue desde la mitad de la espalda hasta  casi el cuello. Luego dos, para los hombros.


Las puse y las retire en tres ocasiones más. Cada que las ponía y quitaba Yulia daba pequeños brincos por el contacto del frio en su piel que hervía por las quemaduras. Como no las note antes? Aunque por lo general tiene mangas largas mientras comemos y solo para trabajar usa esas camisillas,  tal vez por eso no lo note.


-Bien ahora pondré una pomada te ayudara-
-Yo… yo puedo- reclamo
-Claro Yulia!- le dije sarcásticamente- aún no sé cómo tienes toda la espalda quemada… te sacas el polo mientras trabajas?- pregunte y se hizo el silencio, hay estaba mi contestación. Espera trabajaba semi desnuda! wow como no había visto eso. Mierda Lena contrólate.


Puse de la pomada en mi mano y mis manos comenzaron a temblar según iba bajándola hacia su piel. La puse sobre su piel y sentid como ella se estremeció antes mi contacto yo estaba igual aunque no sabía si ella era por el dolor o el contacto como tal. Comencé a pasar la pomada por toda la espalda. Subía y bajaba iba hasta los hombros y volvía bajar. Teniendo cuidado con las grande burbujas de agua, he leído que no se debe reventar porque expondrían más la piel. Comencé a notar que los vellos de su brazo y su nuca comenzaban a erizarse.


-Gracias- dijo levantándose antes que siquiera terminara- iré por una aspirina en el cobertizo-  dijo mientras le volvía a poner su ropa-
-Claro… terminare la cena- sentía mi garganta seca. No sé por qué pero cada que estaba tan cerca de Yulia sentía todo dentro de mi revolverse. Tal vez me guste… sacudí mi cabeza, gustarme una mujer… aun que me gustaría saber que tiene allá bajo esa V me vuelve loca-


Termine de preparar la cena y comencé a poner la mesa en la terraza. Una fuerte brisa dio y sentid todos mis huesos congelarse. No era buena idea sacar a Leah un día como este a fuera. Continúe sirviendo todo hasta que vía Yulia volver a salir de su cobertizo.


-Te ayudo- me dijo queriendo tomar los platos-
-Nada siéntate yo lo tengo- soltó de momento y me miro fijo como si recordara algo-
-a mí me decía “si quieres algo ve y sírvete, por algo tienes dos piernas  y dos manos Yulia”- la sonrisa que tenía  momentos antes se desvaneció y en su lugar salió esa careta rígida, fría y seria que la caracterizaba. Algo le paso para que fuera así-
-Bueno a mí me gusta servir a mis invitados- dije alegre y sentándome frente a ella-
-Leah?- pregunto mirando a todos lados-
-Está dormida y no quise despertarla, a  parte el día esta frio para sacarla- vi como frunció el ceño-
-Es cierto, es mejor- tomo su tenedor y comenzó a comer-
-Bueno Yulia porque no me cuentas algo de ti, tu sabes todo de mí ya y yo nada de ti-
-No hay mucho que contar- dijo mientras se acomodaba en su silla como una gran empresaria ante un negocio-
-Vamos, anda dime donde naciste-
-Moscú- contesto simplemente-
-Familia?- era una persona que tenía que sacarle información poco apoco-
-Tengo a mis padres y dos hermanos-
-Ambos varones-
-No-
-Vamos Yulia deja de ser tan poco comunicativa dime más-
-De acuerdo- dijo con una sonrisa- soy la mayor, tengo un hermano de 25 y una hermana de tu edad, es mi dolor de cabeza esa niña! tendrá 21 pero se comporta como una niña de 15- sonrió con los anhelos del recuerdo y me pareció lo más hermoso-
-Genia! Como se llama?-
-Mi hermano Vladimir y mi hermana Lina, él es arquitecto y mi hermana es una artista del mundo, como ella se denomina, pero realmente es una increíble bailarina, pero le gusta pintar, hacer fotografías o solo andas haciendo dramatizaciones en las calles, es el espíritu libre de la familia- soltó una suave risas como si recordará algo que hubiera hecho Lina. Entonces recorde las Iniciales en su espalda V y L quería decir eso?-
-Y tú que eres?-
-Una persona con errores en su vida- me dijo seria- estudie administración- dijo simplemente- sentí como todo se tensó y sabía que no me contaría anda más de su vida por ahora-
-Terminaste- dije señalando su plato-
-Si gracias Elena-
-Algún día solo me dirás Lena-
-A veces lo hago-
-Y son feliz cuando eso ocurre- me levante y tome su plato junto a los demás para llevarlos a dentro- espera aquí ahora regreso-


Fui a dentro donde mi cocina y deje los platos y saque dos cerveza de la nevera. No era una persona de beber pero a veces  un viernes en la tarde me apetecía sentarme frente a mi tv con un gran embace de palomitas y una cerveza a ver una película o alguna serie. American Horror Story era una de mis favoritas. Volví a salir y vi a Yulia girada mirando a mis bastos terrenos. La tenue luz del sol acariciaba sus facciones. Una brisa soplo y ella serró los ojos dejándose acariciar por la helada brisa como si fuera parte de ella. Realmente esa forastera me robaba el aliento y comienzo a dudar seriamente de mi sexualidad.


-Que te parece si celebramos- dije poniendo en alto las dos botella de cerveza, de inmediato su rostro cambio a un blanco papel y parecía un fantasma-
-Yo… no… no bebo Lena-
-Bueno yo tampoco- dije viendo las cerveza y encogiéndome de hombros- pero por un día no pasa nada y es para celebrar que salve mi casa, bueno que la salvaron… bendito sea el maldito rico que pago- Yulia achico los ojos y me miró fijamente-
-Enserio no- su seriedad me convenció y volví a entrar a dentro.
-Que dices de ahora- dije extendiéndole un botella de cristal de Coca-Cola y un embace de helado de chispa de chocolate mi favorito. Vi como ella sonreír y me sorprendió ver como soltó una fuerte y sonora carcajada-
-Jamás he celebrado con helado y soda- me dijo aun riendo-
-Bueno… mejor que nada- le di una cuchara y ella la cocho con la mía
-Por el “Maldito rico que pago”- emito mis palabras y se llevó un poco de helado a la boca  dejando la cuchara hacia abajo y sonrió con la cuchara aun entre sus labios-
-Por el maldito rico- dije y comencé a comer helado sonriendo igualmente-


Estábamos comiendo tranquila  y de la nada Yulia comenzó hacer chistes. Yo reír como nunca realmente era cómica y me gustaba esta faceta tranquila y bromista. Después de un rato Leah comenzó a llorar y fui por ella, cuando la abrigue bien bajamos hasta donde estaba Yulia. Leah rápidamente le estiro sus brazos y la morena me miro antes como si me pidiera permiso, como si no fuera digna de tomar a mi hija. Cuando le di la aprobación la tomo y la acuno en sus brazos de una forma tan natural que parecía que ya lo había hecho.


-Sabes no me gusta mucho el helado de chispa de chocolate pero este me ha gustado- alejaba su cuchara de Leah que intentaba tomar un poco pero le clima frio y helado podría enfermarla y Yulia hacia bien alejándola-
-Y cual era tu favorito- pregunte tomando otra cucharada ya casi acabamos el embace-
-Mmm vainilla y chocolate pero creo que ahora me empieza a gustar el de vainilla con fresa- no sé por qué ese comentario me ruborizo y ella sonrió- no se creó que el cansancio comienza a jugar con mi mente- termino y tiro la cuchara dentro del embace-
-Bueno a mí me gusta este- trate de alejar la tentación que se había creado-
-He… he estado pensando que necesito otro empleo- mis ojos se abrieron, acaso pensaba abandonarme ahora, no, no quería, me negaba a dejarla ir-
-Pero… pero… por qué? No te pago lo suficiente? Te cansaste de este trabajo? Que pasa?- creo que me altere un poco-
-No… no… claro que no cálmate, es solo que ya acá casi no me queda que hacer y me siento tonta todo el día tonteando por los cultivos… siento que abuso de tu hospitalidad y caridad- dale con sus sentido de no hacer mucho- tal vez podría trabajar medio día en el pueblo y en la tarde acá con los cultivos-
-Yo…- no sabía que decir la verdad la prefería en mi casa pero no podía decirle así- supongo que está bien-
-No descuidare los cultivos, saldrán perfecto lo prometo-
-Claro Yulia… pero estas segura? no me molesta-
-No, enserio necesito pagarte por todo-
-Dios como no existe más personas como tú- dije dejándome caer en la silla-
-No soy todo lo que crees- dijo y la mire extrañada- crees que le den trabajo a la forastera?- pregunto haciendo énfasis en la última pregunta-
-Mmm puede que algunos no… somos algo recelosos con lo de afuera-
-Oh vamos dilo… con los forasteros-
-Si exacto con los forasteros- dije riendo- por lo general llega acá gente mala, pero ya has trabajado conmigo seguro que algo consigues-
-Bueno creo que ya debemos ir entrando a nuestro lugares está haciendo mucho frio y esta hermosa princesa se puede enfermar-
-Vamos mi vida- le dije a Leah que antes de irse conmigo le dio un beso tronado en la mejilla de la morena- pases buenas noche Yulia.- dije antes de entrar y desee poder ser yo Leah para darle un beso a Yulia.


La mañana siguiente está subiendo a mi Bob cuando Yulia llego a mi lado casi corriendo. Lleva los pantalones siempre algo gastado y la sudadera con la que la vi la primera vez en la tienda.


-Me puedes llevar contigo al pueblo a ver si trabajo- me pregunto mientras se rascaba la nuca-
-Obvio no te voy a dejar ir caminando- termine de ponerle a Leah su cinturón de seguridad y me gire- y que esperas sube- ella reacciono y se subió la camioneta- acaso me estaba mirando el trasero-
-Gracias!- dijo más tranquila-
-No es nada ya dije… dime has pensado donde trabajar-
-No… creo que cualquier sitio estará bien-


Conduje tranquila hasta el pueblo en el camino solo se habló un par de veces y cuando Yulia se puso a cantar canciones viaje con Leah y está feliz con la morena. Yulia tenía un canto para los niños y cada vez me sorprendía menos con que mi pequeña la quisiera tanto. Cuando llegamos, me estacione como siempre frente a mi tienda y Yulia se bajó.


-Suerte forastera- le dije en broma-
-Gracias lugareña- sonrió y camino calle arriba


*****************************************************************


-Hey Lenis, dime donde está tu caliente ayudante- Kate había entrado a la tienda y ahora había cambiado la pregunta de “que sabes de Víctor” por “como estas la caliente de tu ayudante” resople con desaprobación- ya no te pongas celosa-
-No son celos Kate- dije algo irritada- pero llevas todo este mes solo preguntándome por ella-
-Bueno de que crees que habla todo el pueblo? de la forastera que viene en la casa de los Katin… hasta dicen que es tu amante lesbiana- típico de pueblo chico, el chisme es el alimento de todos.-
-Bueno no me importa, no es verdad- dije llevando unas cuentas- pero si tanto quieres saber de ella anda acá en el pueblo buscando trabajo-
-Qué? La echaste?- me pregunto incrédula mirándome fijamente-
-Como crees, es lo mejor que me ha pasado desde que nació Leah- ella sonrió pícaramente
-Entonces?-
-Pues ya no hay mucho que hacer en mi terrenos solo cuidar los cultivos y eso no lleva tanto tiempo y quiere ganar dinero para pagar por estar en el cobertizo-
-Lena, sé que no eres lesbiana pero vamos esa chica vale la pena… si no eres tu créeme cualquier otra u otro lo hará-
-Tu das por sentado que es lesbiana- dije exasperada por su comentarios
-Pues la verdad se le nota, como viste, como actúa de hecho primero pensé que era hombre-
-No moleste Kate, no tienes nada mejor que hacer-
-No! estoy en mi descanso y que mejor que venía a molestarte- gire mis ojos y ella sonrió-
-Tienes suelte de ser mi mejor amiga- dije riendo con ella- oh por Dios olvide decirte- retome la conversación  animada
-Anda cuenta, donde fue que tuvieron sexo salvaje?-
-Te odio- dije mirando directamente- pagaron mi cuenta del banco- dije alegre con una gran sonrisa mostrando los dientes y ella abrió su boca de la impresión-
-Quién? cómo?- dijo  aun sorprendida-
-No sé, ayer llegaron y me dijeron que algún rico con un programa de su buena caridad del año pago mi casa, son cosas a lazar-
-Jamás había escuchado de eso- dijo la rubia- debe ser de esas cosas de una en un millón-
-No importa lo que sea estoy feliz ahora solo me preocupo por el terreno-


El silencio de hizo solo por un segundo cuando la campana de mi tienda nos distrajo por la puerta entro mi morena favorita… Dios mis pensamientos.


-Buenas tarde señoras- al terminar quería reír fuertemente por la cara de horror de Kate-
-Perdón me viste cara de vieja- le reclamo la rubia, y la morena solo abrió grande sus ojos por el temor-
-No disculpe, señorita- corrigió con su tono formal-
-Te perdona solo porque eres muy sexy- le dio una mirada tan pervertida que hasta yo me sentí avergonzada- bueno ya me voy… las dejo. Como para comérsela- dijo antes de salir-
-Kate!- termine reclamando a la nada-
-Creo que me gusto- dijo Yulia mirando por donde Kate había salido-
-No le hagas caso es una loca, dime conseguiste trabajo?- pregunte cortes mente-
-Si, en la ferretería de Boris… al principio dijo que no, pero luego cuando supo que trabajaba para ti cambio rápidamente de opinión .- se encogió de hombro y fue donde Leah que desde que entro estaba bastante activa, tratando e llamar la atención de la morena-
-Entonces vendedora?- dije mirando la hermosa interacción que existía entre ambas y me hacía parecer que al fin tenía una linda familia-
-No, me necesita para llevar cosas pesadas… según él ya está muy viejo para cargar cosas pesadas- me sorprendió el Sr. Boris era un hombre de unos 40 a 50 años de cabello rubio y una cara regordeta y rojiza con una barba rubia. Era un gran morsa roja y vaga,  de eso no cabía duda. Era el padre de Víctor y ni le importo que su hijo desapareciera y claro jamás le ha importado su nieta, tampoco es que necesite algo de él. Siempre he creído que él sabe dónde está Víctor  y que se hace el tonto.-
-Si seguro viejo- dije con sarcasmo- mejor dicho gordo y vago-
-Bueno en al menos me dio el medio tiempo que necesito-
-Mami! Upa- Leah le extendía sus manos para que Yulia le cargara-
-No puedo bebe ando sudada- le dijo Yulia con naturalidad y le dio un beso en su cabello-
-Siento que te siga diciendo así no puedo hacerlo cambia- estaba avergonzada, realmente no había tratado de evitar que Leah le dijera así, no sabía cómo así que ni lo intentaba-
-Supongo…. Supongo que después entenderá- se encogió de hombro y se levantó- regresare a tu casa para hacer mi trabajo del día y ver lo del huerto que quiero tener listo-
-Claro lleva mi bob-
-“bob”- levanto un ceja algo confundida-
-Mi chevy-
-Dirás tu trampa mortal-
-Oye… me ha llevado durante muchos años y fue de mis padres-
-Y estoy segura que antes de eso de los padres de tus padres… gracias prefiero caminar-
-Yulia no sea terca llévala, tardaras casi una hora en llegar a casa-
-No, no… no me agrada conducir. Hasta a tarde hermosa- le dijo  Leah que se despidió de ella con la mano y mandando besos volados-  


Vamos a resumir, a mi extraña huésped, no le gusta hablar de su pasado, ni de su familia, ni de procedencia. Tampoco le gusta ingerir bebidas alcohólicas ni le gusta conducir. También parece tener cierto miedo a recuerdo de su pasado entonces esos nos deja una chica totalmente extraña. Así que es o una chica que se fugó de una aldea Amish de los Estados Unidos o le paso algo en un auto y por eso no conduce. Respire frustrada por el enigma que es mi hermoso huésped.


Cuando Salí y llegue a la casa pude ver a Yulia trabajando tan fuerte como siempre juro que cada vez que miraba a Yulia allí toda sudada tenia gana de arrojarme a ella. Vi como levanto su cabeza y me miraba, con una mano me saludo para luego pasarla por su cabello despeinándolo.


-Yulia!- grite desde el camino-
-Ya se…ya se…- me grito- me cambio para ir a cenar-
-Así me gusta!-
-A la orden jefa!- volvió a gritar para verla llevar  las cosas al granero-


El resto de la semana fue todo igual por fin llegaba el principio  de noviembre y con el comenzaron los primeros copos de nieves. Yulia aún se rehusaba a venir al medio día en mi camioneta y a veces temía que un día la encontrara congelada a mitad de camino o que dejara miembros congelados por la carretera. Estas últimas semanas nos hemos llevado mejor. Ya no se tensa tanto conmigo.  A veces creo que existe cierto coqueteo pero luego se vuelve seria y todo se desvanece.


-Te lo dije- Kate entro a mi tienda como siempre con algo de comer para las dos-
-Que me dijiste Kate- dije tomando mi chocolate caliente esta vez para combatir el frio-
-Que si no eras tú seria otra-
-A que te refieres-
-A tu quería forastera… al parecer Agi  está muy interesada en ella-
-Ágata?- pregunte su nombre completo-
-Conoces a otra pu… bueno a otra Agi?- me pregunto-
-No, pero que ahora es gay?-
-No sé , solo sé que fue horita a la cafetería para comprar un café para ella y para la nueva ayudante de Boris y hablo de lo buena que estaba y no podía esperar por tenerla entre sus piernas comiéndosela-
-Que desagradable- volteé mi cara con asco, al imaginas a Yulia con aquella zorra- como conoce a Yulia?- pregunte ahora si más interesada en su conocimiento-
-Ahora si te interesa no?- levanto una ceja con una sonrisa traviesa en su labios-
-Claro que no, solo es curiosidad- tome un  libro que antes leía y me hice la desentendida-
-Bueno pues no te diré al fin que ni te importa a quien se come la morena- sentía un calor expandirse en mi cuerpo y no era precisamente el que sentía cuando veía a Yulia  trabajando fuerte con sus músculos bien definidos mirándome-
-Bueno ya si me interesa cuenta el chisme de una vez- tenía una sonrisa tan amplia que no tendría nada que envidiarle al Gato de Cheshire-
-Trabajan juntas, Agi fue contratada como dependiente de la ferretería- giro los ojos- solo se la pasa coqueteando con Yulia, te apuesto que se tiene toda una película en su cabeza al estilo de Christian Grey en su cabeza pero con Yulia.
-Esta mal de la cabeza- dije negando-
-Es un zorra y ahora quiere a su nuevo objetivo- los celos comenzaban a carcomerme porque  tenía que decirlo era celos-
-Bueno, no entiendo por qué todos creen que Yulia es gay-
-oh vamos es fácil como se ve y como se viste, es fuerte parece un chico de  hecho hasta yo pensé que lo era antes ya te lo dije antes- yo también lo creí, pensé y volver a mirar a Kate-
-Y eso que?-
-A demás Agi dice que ha visto ciertas cosas raras en los pantalones de la forastera-
-Cosas rara?- pregunte curiosa
-Si cosas que se levanta cuando ella se aprieta- abrí mis ojos-
-De qué habla como puede sentir algo así… al menos- me quede pensado y mordí mi labio sutilmente-
-Un pene… será chico acaso?- se quedó pensativa Kate-
-Claro que no, es chica-
-Entonces como tendría eso?-
-Intersexual- sugerí vagamente
-Inter que?-
-Intersexual tonta- le reclame-
-A ver no soy tonta pero no fui a la universidad como otras- dijo dramáticamente
-No es necesario ir a la universidad, solo tener un poco de conocimiento- le reclame-
-Igual explica en palabras pueblerinas- me reclamo mientras tomaba un manzana verde y comenzaba comer-
-Intersexual lo que antes se le llamaba los hermafrodita-
-Entonces- seguía sin entender-
-Que tiene ambos sexos-
-Como?-
-O sea sexo femenino y masculino-
-Y eso existe de verdad?- dijo dando una nueva mordida-
-Pues si… pero son caso bien extraños, por lo general se desarrolla mejor un sexo que otro-
-Y ella podría ser una de esos internethsexaules-
-Intersexuales Kate- le corregí- y no sé, quién sabe, yo también he notado esa extraña V- le quite la manzana y la mordí yo fruncí el ceño por el ácido de la misma- pero en fin lo dudo-
-Claro, en fin la cuestión es que Agi anda de coqueta con Yulia y seguro se la lleva a la cama esta semana- tensé mi mandíbula por su estúpida suposición, Yulia no era de esas personas que se van acostando con todos por todo-
-Kate…podrías evitar cierto comentarios- le dije más molesta de lo que me gustaría admitir-
-Solo decía- ella volvió a comer de su manzana-
-Sabes… podría quedarte aquí con Leah, tengo que ir a…- me quede pensado que escusa dar-  a comprar unas cosas para la casa ahora que ya está comenzando a caer casi un poco de nieve.-
-Aja – me dijo con una sonrisa como si supiera más que yo lo que pasaba- anda tranquila, la cafetería es mía puede ir cuando quiera-


Salí de la tienda y camine por las aceras el pueblo hacia la ferretería del sr. Boris tan asqueroso como su hijo. Quería ver con mis propios  ojos que era lo que estaba pasando entre la zorra de Ágata y Yulia. Ágata no era fea era una chica de cabellos negros casi como la noche y ojos igual de negros. Tenía un cuerpo que era la envidia de muchas en la escuela. Fuimos juntas a la escuela y al mismo salón dado que somos de la misma edad. Ella era popular y yo era algo así como la chica normal que no destaca en nada y casi nadie se da cuenta que paso por la escuela. No era la típica nerd, ni la popular, ni la rara, era una más.  


Cuando entramos a High School Kate y Ágata entraron al equipo de porritas. Tal vez fue ahí cuando más personas tomaron interés en mí. Algunos comenzaron a decir que era la Lesbiana de la escuela porque siempre estaba con Kate, me quedaba en las gradas para ver a Kate entrenar. Pero Kate y yo somos como hermanas y realmente jamás me importo eso, ella lo tomaba en broma y solo me abrazaba. Algunas veces hacia broma diciendo  “puedo hacerla gozar más con estos dedos que ustedes con su micro penes.”


Pero Ágata era otra historia después de entrar a High School y al equipo de porristas fue que comenzó su fama de zorra. Creo que jamás le gusto que obtuviera tanta atención con eso de ser “Lesbiana” y ella se ganó la reputación de coqueta y de dormir con cada chico del colegio y hasta chicas, ella no discriminaba eso decía, si la podía hacer  pasa un buen rato bienvenido era. Hasta donde se cada chico en la escuela estuvo con ella y por los menos todas las lesbianas y las chicas que llegaron tener alguna atracción hacia ella.


Lo peor para ella fue cuando el capitán del equipo de football americano se fijó en mí y no en ella una porrista. Víctor el chico más guapo de la escuela y más atlético estaba interesado más bien en la “lesbiana” del colegio. Ahora que le veo creo que jamás me amo como decía y el que le gustara en la escuela fue más bien por tener el título de “cambiar a una lesbiana”. Suspire no quería más recuerdos en mi cabeza sobre él. Pero aun así ahora pienso el siempre juro que jamás estuvo con Ágata que para él era un zorra, pero después de conocer  lo que realmente es capaz de hacer ese imbécil ahora creo que esos dos seguro me vieron la cara por mucho tiempo.


Estaba tan metida en mis pensamientos que sin querer había llegado ya frente a la ferretería de Boris. Trate de ver por los ventanales de la tienda pero aun así no podía ver nada. No parecía ver nadie en el mostrador y por qué se Yulia siempre estaba en el armasen acomodando las cosas pesadas y solo salía cuando era requerida.  Oh por Dios el almacén que harán hay?.


Entre rápidamente, a diferencia de mi tienda la puerta no tenía ninguna  campana que identificada que alguien entrara. Mire bien no había nadie más allí, no es escuchaba nada. Comencé a caminar por las góndolas de la ferretería tratando de encontrar las trabajadoras de esta tienda. Cuando llegue al final de la 5ta góndola pude escuchas voces de una puerta.


-Vamos Yulia que tiene de malo- escuche la voz de esa zorra-
-Por favor podía…- La voz de Yulia se escuchaba fría y seria-
-Oh vamos solo quiero… conocerte mejor-
-Creo que así es suficiente-  sonreír para mis adentros, así se habla Yulia-
-Oh vamos guapa-


No pude resistir más y entre por la puerta entreabierta y lo que vi si me molesto y demasiado y me maldije por afectarme tanto. Yulia estaba entre la pared y Ágata, la última se apoyaba sobre la morena sonriendo coquetamente.


-Perdón por interrumpir- dije falsamente, mirando a las chicas.


Yulia abrió sus ojos sorprendida y comenzó  negar con la cabeza como si realmente la hubiera descubierto en algo malo. Por otro lado Ágata me miro con una sonrisa enseñándome todos sus dientes. Puso sus manos en el pecho de Yulia y se separó de ella con un  empujo donde por un momento hizo que su cadera chocara con la de Yulia. Mi mandíbula de apretó más y los dienten me dolieron


-Lena- dijo ella aun con esa enorme sonrisa que deseaba borrársela  a golpe-  no te preocupes lo que interrumpes se puede arreglar después-
-Claro lo entiendo Ágata- su sonrisa se borró cuando pronuncie su nombre completo, sabia cuanto lo odio.
-No! Me digas! Así!- sentencio ella odiaba que le dijeran Ágata y prefería ser Agi-
-Pero si es tu nombre- dije con una sonrisa burlona-
-Yo… Yo creo que un nombre jamás se debe acortar es más hermoso completo- Maldita sea como se le ocurre hablar a Yulia. Que acaso le gustaba?. Para mi desgracia Ágata sonriendo ampliamente sintiéndose  victoriosa.
-Bueno como digas Yulia- mi voz salió amarga y creo que ella lo capto porque rápido me miro arrepentida.
-Y que necesitas Lena?- me pregunto ahora Ágata y me sentí tonta ahora que decía, solo vine por los estúpidos ce…. Por la estúpida curiosidad. Y ahora parecía una tonta celosa.
-Yo… bueno… quería… clavos si eso- dije triunfante- necesito arreglar mi granero ahora que se acerca el invierno y no quiero que ni Lucy ni Heather pasen frio- dije hablando de mi vaca y mi cabra-
-Si me decía Sra. Elena yo lo hubiera hecho-
-No… ni te preocupes después de todo estas muy ocupada- dije con ironía y para mi disgusto la tonta de Ágata me miraba un más triunfante-
-Me venderás lo que te pedí o te venderás tu a Yulia- dije ahora si molesta. Ágata me vio con odio y Yulia sorprendida-
-Clavos, y tablones-  dijo Yulia- necesita esas cosas para hacer las reparaciones que creo que quieres-
-Claro eso, sino vendré después por más cosas- sentía mis manos cerradas en puños y mis uñas se enterraban en la palmas de mi mano. No sé por qué estaba tan molesta pero lo estaba-
-Yo… yo lo llevare- Yulia parecía un perrito avergonzado y apaleado, pero no sentiría piedad por ella-
-No te preocupes yo puedo así pueden seguir en lo suyo- Ágata volvió a sonreír-
-No hay nada que seguir- dijo rápidamente Yulia y sus facciones de endurecieron como siempre-
-Como sea, me vas a cobrar Ágata-
-Claro, Lenita anda vamos- Vi como Yulia también camino tras las dos-
-Yo puedo escoger mejor lo que necesitas y lo llevo a la casa más tarde- me dijo de nuevo Yulia-
-Ash como sea Yulia sabes que toma- dije dándole un cantidad considerable de dinero- compras y lo llevas a la casa no debo dejar tanto tiempo solas a Kate y Leah seguro ya están de los pelos las dos-
-Lena- sentí la mano de Yulia en mi muñeca sosteniéndome-no… no es lo que crees-intento explicarme sin que Ágata escuchara-
-Soy tu jefa, tu vida persona no me interesa- dije lo más seria posibles y vi como fruición las cejas y sus facciones se endurecían-
-Te debe importar por el bienestar de ti y de Leah, para estar a salvo- obvio ella se preocupa por eso no por mis celos… espero no son celos, es lo que ella dijo si eso, me preocupa lo que puede pasarme a mi o Leah, si sale con esta zorra-
-Bueno como dije me debo ir y protégete esa perra te puede contagiar de algo- comencé a salir y me pareció que en su rostro se dibujó una pequeña sonrisa-


Termine saliendo de la estúpida ferretería echando más humo de lo que traía antes de ir. La estúpida de Ágata estaba presumiendo que estaba engatusando a Yulia, no es que me importe pero por que siempre se mete con lo mío. No es que Yulia sea mía, pero como vive en mi casa… y eso lo hace como mía o no? Mierda me confundí sola. Estaba tan molesta pelando con mi mente de el por qué estaba tan enojada con el coqueteo de Yulia y Ágata que no vi quien estaba frente a mí y termine chocando con alguien. El golpe fue tan fuerte que caí de trasero en el pavimento.-


-Lena lo siento no te vi- levante mi mirada y vi al chico que me hablaba y me tendía la mano-
-Gracias James- dije levantándome del suelo con la ayuda de su mano, con mi otra mano limpie mi trasero.-
-Estas bien?- pregunto el chico atento mientras peinaba un poco mis cabellos y me sentí incomoda-
-Si, fue mi culpa iba muy metida en mis pensamientos- dije terminando de limpiar mis manos en los pantalones y puse mi distancia entre notros- gracias- dije dispuesta a seguir mi camino-
-Ah Lena- lo escuche y volteé a verlo- me preguntaba bueno- mañana es sábado y quería saber si te gustaría ir a cenar conmigo?-


El… y yo…. Cenar? Realmente lo pensé no tenemos nada en común solo un chico más de la escuela donde fui. Es de la edad de Víctor de hecho era mejores amigos en el colegio.  Él siempre ha sido bueno pero nada mas, no es un chico en el que piense para salir o algo más. Lo miro, es lindo claro que sí, es alto con buen físico, una sonrisa de medio lado hermosa, ese sombrero de vaquero que siempre usa como si fuera un americano, sus ojos brillantes  y su cabello algo largo que baila con el viento. Si es guapo pero jamás lo vi como algo más. Estoy a punto de decirle que no y echarme a reír. Decirle que tengo que cuidar a Leah y espero que él no diga que la puedo llevar, cuando por mi mente pasa una imagen. Ágata y Yulia coqueteando en el almacén, la rabia correr por todo mi torrente sanguíneo y actuó antes de pensar.


-Claro por qué no?- las palabras salen de mi boca incluso antes que lo piense bien-
-Genial- vi como rió ampliamente y luego mordió su labio inferior- entonces una cita mañana a las 8:00pm acá en el pueblo te espero-
-Claro, mañana- seguí caminando y lleve mis manos a mi cabeza esto está mal que he hecho? Acabo de aceptar una cita con un chico que no me atrae solo por darle celos a Yulia…. Ni que ella se fijara en mi-


Camine hasta mi tienda y entonces lo vi lo que pensaba Kate y Leah estaba en un mal momento. Como una mujer de 21 años podía discutir con una niña de año y medio.


-Que paso?- pregunte-
-Tu mini zanahoria es una aburrida que no deja que nadie la toque- sé que mi hija aun no entiende pero tenía sus cejas fruncida mirando a Kate con mala cara-
-Bueno ya no llames a mi hija así, deje a de comportarte tu como una niña-
-Y? dime- dijo moviendo sus cejas de arriba hacia abajo claramente pregunto por lo de la ferretería-
-Que no tienes trabajo?- le dije de mal humor al recordar todo- creo que vi una fila fuera de la cafetería-
-Vamos Lena tu y yo sabemos que no es verdad solo van los mismo de siempre, es un pueblo chico donde nadie viene o va, si voy allá solo veré la cara de los demás trabajadores, así que mejor esta esté chisme- no quería eso, no quiero ser el chisme del pueblo, no otra vez-
-Si te digo me dejaras en paz?- pregunte exasperada-
-Obvio, anda suelta todo- mire a mi hija que ahora se entretenía sola en sus juguetes-
-Tenías razón la zorra de Ágata está enterrando sus garras en Yulia-
-Perra- dijo mi amiga y la adore más que nunca-
-Las vi en el almacén- Kate abrió sus ojos grande-
-No. Puede. Ser!- sentenció palabra por palabra- jamás lo imagine de Yulia-
-Bueno ella dijo que no pasaba nada- trate de reír sin importancia- tampoco es que me importe- levante mis hombros restándole importancia aunque sabía que si me estaba molestad- ah, tengo una cita con James mañana-la mandíbula de Kate se abrió tanto que casi llega al suelo-
-Tú y James?  que tienes con ese tonto?- me pregunto y su cara de sorpresa cambio a un gesto de disgusto-
-Nada solo me invito y acepte- mire hacia mi estado de cuenta de la tienda  que ya me sabía de memoria tratando de parecer indiferente. No quería enfrentar su mirada, la conozco y sé que me está estudiando ahora mismo
-Elena Katina- volvió a sentencia y aún que no la miraba sabía que estaba con esa tonta sonrisa de superioridad- estas celosa, aceptaste salir con James para darle a Yulia una cucharada de sus propia medicina- la mire y tenía esa sonrisa y una de sus cejas levantada demostrando su superioridad-
-Claro que no- me quise defender sin éxito-
-Oh por dios es verdad, te molesto verla coqueteando y ahora por eso saldrás con el tonto de James- Me acuso con su dedo y sentía mis mejillas rojas- recuerdas que era el chico que se comía los mocos en el jardín- me dijo con asco-
-No fuimos al jardín con el- le recordé-
-no te acuerdas su mama lo traía aun al jardín cuando nosotras estábamos por que lloraba mucho- en mi mente llego el vago recuerdo y recordé lo que Kate decía era cierto el lloraba y debes de limpiar la mucosidad que salía  de su nariz la sorbía y disgustaba-
-oh por dios saldré con él come moco de niños- dije molesta y asqueada-
-te pasa por celosa-
-no fueron celos!-
-aja… si… si di lo que quieras, si lo fueron!- comenzó a salir de mi tienda y cerré los ojos con fuerza-
-QUE NO FUERON CELOS!- prácticamente grite y cuando abrí los ojos sé que todo mi rostro estaba más rojo que mi cabello. Yulia estaba en la puerta junto a Kate. Kate sonrió triunfantemente y Yulia me miraba confundida-
-Yo me voy aun que debería quedarme, ahora se pone bueno- Kate bromeo en mal momento-
-Trabajo Kate, trabajo-
-Aja claro, que mal que no tengo pop corn- dijo ahora saliendo. Tome un profunda respiración y mire a Yulia-
-Necesitas algo Yulia?- dije mirándola ella aun parecía sorprendida y confusa por mis palabras-
-No.. bueno si- dijo indecisa
-Mami!-escuche a Leah-
-Hola hermosa princesa- Yulia dejo unas bolsa y tablas en el suelo y entro- estas cuidado a tu mamá- Leah asintió con su cabeza- bien hermosa- y le dio un beso en sus cabellos- ya iré a trabajar en tu casa- anuncio
-Claro.- dije sin mayor importancia. No sé si actuando así le demostraba que no me importaba o que me importa- Yulia no quiero que malinterpretes lo de antes Ágata y yo jamás nos hemos llevado-
-Entiendo, tranquila- me dijo encogiéndose de hombros- pero tampoco quiero que creas que ando acostándome con alguien el pueblo, ella puede ser un tanto, poco profesional- torció un poco su cabeza mientras pensaba si esas seria las palabras correctas para describirla de manera apropiada-
-Yulia trabajas en mis tierra no controlo tu vida persona- dije algo molesta de que ella todo lo ve tan profesional-
-Pero aun así… solo quería que supieras- la mire a los ojos y esos ojos azules parecía querer decirme algo mas pero no entendí- y darte esto- dejo en el mostrador dinero-
-Que es?- pregunte desconcertada-
-El dinero para los materiales-
-Pero yo te lo di para que compraras- no entendí porque me los devolvía. Se notaba que había comprado las cosas
-Si, pero toma esto como un regalo- me dijo de la nada-
-Regalo Yulia debiste gastas bastante comprando todo eso- dije mirando la cantidad de bolsa que no sabía que contenía.
-Ya déjalo así, por el mas rato con Ágata- sonrió y me perdí en su sonrisa, realmente tenía una hermosa sonrisa
-Bien… nos vemos en la tarde- ella tomo las bolsa que dejo fuera y se fue. Me pregunte que más pudo comprar seguro eran cosas para arreglar el granero


El resto de la tarde para mi paso más que tranquilo. Realmente me aburría estar allí y deseaba con todas mi fuerza estar en mi casa viendo a Yulia trabajar. Me sentía una pervertida deseando verla así a Yulia y hasta me asustaban los sentimientos que a veces sentía hacia ella. Estoy segura que es solo por lo misteriosa que es eso me atrae y que me ayudara, ah y por qué trata tan bien a Leah…. Bueno tal vez me guste. Y por eso espero que el salir con James me ayude a alejar todo este lio de mi cabeza por Yulia.


Cuando mi reloj marco las 4:00pm  no lo pensé más y rápido tome a Leah y fui a mi Bob. Quería llegar a casa, quería tener una linda y agradable cena con ella y hablar como siempre. Ser las amigas que nos hemos convertido sin esta mierda de mi celos de por medio. Cuando vi que el kilometraje de mi auto estaba más arriba de lo permitido baje la velocidad, tampoco era para tanto podía ir más lento y no poner en peligro la vida de mi hija y la mía.


Llegue a mi casa y baje del auto tomando a una dormida Leah. Estaba entrando a mi casa cuando escuche una voz. Fue tanto el susto que deje caer mis llaves al suelo.


-Hey- las llaves cayeron y lleve mi mano libre al pecho asustada, mire hacia mi lado derecho y vi a Yulia parada al lado de la barandilla.
-Yulia santo Dios me asustaste.- vi como mordió sus labios nerviosamente y entonces note algo diferente en ella.


No llevaba  sus pantalones gastados de siempre y su camisilla sin manga blanca. En su lugar llevaba una camisa de franela negra y blanca abierta que dejaba ver otra negra debajo y llevaba unos Jean negros muy ajustados con unas botas de tacón. Su cabello que estaba algo largo estaba bien peinado incluso podía percibir el olor a algún perfume o colonia que debía de haber usado.


Los primero que pesen seguro tenía un maldita cita con aquella zorra. Bien Katina hiciste bien en aceptar salir con James así ella me vera después así de despampanante por otro. Espera no Katina. Frene mis pensamientos, no, no son celos y no le quieres dar celos. Como si sintiera celos por mí? Me entristeció un poco ese pensamiento. Me fije que me estaba hablando y yo perdida en mis pensamientos.


-Sí, claro adelante- conteste sin saber de qué hablaba pero imaginaba que me decía que saldría.  Pero me miro con el ceño fruncido-
-No me escuchaste verdad?- sentí la sangre subir a mis mejillas y sabía que esta tan roja como un tomate-
-Lo siento- dije avergonzada y ella me dio la sonrisa más dulce que jamás había visto en mi vida por parte de ella o de cualquier persona-
-No te preocupe, te decía que si te importaría subir a arreglarte y te espero en la terrada aun que así estas perfecta, pero sé que antes de cenar siempre te das un baño- no entendía por qué quería que me cambiara y bajara es lo que siempre hago- por favor-
-Claro – dije sin más remedio y entre a la casa. Cuando iba subir las escaleras note que una gran lona blanca tapaba mi cocina y la terraza iba ir hacia ella-
-Eh eh eh- escuche la advertencia desde la puerta- sin espiar,  anda sube y te espero en la terraza-
-De acuerdo- ahora la que sonreía era yo y subí corriendo las escaleras con Leah en brazos.


Mientras comenzaba desvestirme lista para bañarme, Leah despertó  y aproveché para bañarla a ella también rápido junto conmigo. Cuando termine le puse a Leah una conjunto abrigado para que saliera a la terraza con nosotras a disfrutar de la cena sin el temor que se enfermara. Yo me puse un jean blanco que me que me moldeaba más que bien mi trasero. Me puse unas botas altas color crema y una blusa de cuello alto y mangas larga color crema que también era algo trasparente. Me maquille lo más natural posible. Con delineador, un poco de rubor y brillo labial para resaltar más mis labios.  Me detuve en seco cuando me di cuenta que me está vistiendo para impresionar a Yulia. Suspire no tenía que esforzarme tanto ella no se fija en mí y me termine por echar un poco de mi perfume. Tome un par de respiraciones profunda y comencé a bajar por las escaleras con Leah.  Me detuve frente la lona no sabía si debía  pasar o no.


-Yulia?- dije si atreverme a pasar-
-Ya puedes pasar!- me dijo ella desde otro lado. Cuando moví la lona pude sentí un delicioso aroma que entro mis fosas nasales y despertó mi apetito que hasta ahora no sabía que tenía.


Camine y vi que mi cocina había sido usada y para mi sorpresa sentí unas manos que me taparon mis ojos y saque un grito ahogado. Leah rió y aplaudió feliz. Primero me asuste, pero rápido pensé en Yulia. Jamás había sentido el tacto de la morena pero era tan agradable y sentí toda una corriente recorrerme el cuerpo entero. Sus manos eran tan suave como imagine, cálidas  y sin querer sonreí estúpidamente.


-Es una sorpresa- sentí su aliento cálido al lado de mi oído y  mis piernas temblaron por el contacto de su aliento con mi piel-
-Has usado mi cocina?- pregunto cuando ella comienza a empujarme para que caminara más por sacar un tema que calmara mis nervios que por ser que me molestara o importara
-Lo siento sé que fue un atrevimiento- se disculpó y si aliento cálido chocando contra mi piel me tenía mal- pero espero que la sorpresa valga el atrevimiento-
-Si sabes también como huele, créeme te puedo perdonar mil veces más- dije por que el aroma que llegaba me tenía mareada por el hambre que me provocaba o era su tacto y su aliento contra mi piel? Ya no se-
-Cuidado escalón- me advirtió y aun a ciega tente con mi pie hasta bajar el escalón que daba de la cocina a la terraza- Lista- susurro cerca de mi oído y creí morir en ese momento. Asentí con mi cabeza y ella destapo mis ojos.


Parpadee un par de veces enfocando mi ojos cuando ella quitos sus manos. Una vez mi ojos se enfocaron me quede sin palabras. Lleve una de mis manos a mi boca tapándola por la emoción y me gire a ver a Yulia. Ella estaba mirando con una sonrisa en sus labios y por primera vez vi cierto brillo en sus ojos como si tuviera una luz en ellos y los hacia especial.


-Feliz cumpleaños- me dijo y su sonrisa se amplió más-
-Pero qué? Cómo?- pregunte sorprendida


Delante de mi  estaba la mesa de siempre de la terraza pero esta vez estaba con un hermoso mantel blanco un par de velas, bien servida con platos y cubierto aparte de una comida que ni idea tenia de que era. Sobre la mesa había unas letras colgando que se notaba hecha a mano que decía “Feliz Cumpleaños Elena” y un enorme ramo de rosas rojas-



-Kate me comento que  a principio de Octubre… bueno el 3 de octubre fue tu cumpleaños y yo…- se rasco la nuca despeinándose un poco- quise hacer algo para ti, después de todo lo has hecho por mí- mordí mi labio tratando de contener las ganas de brincar ahora mismo sobre ella. Jamás nadie había tenido un detalle así conmigo antes- princesa ven conmigo- dijo tomado a Leah y la puso en su silla- ahora usted madame- dijo halando la silla y haciendo una reverencia para que me sentara- Bueno hoy contamos con un solomillo de ternera relleno con queso roquefort en un reducción de vino tinto con una guarnición de ensalada verde y espárragos salteados.- realmente mire el plato impresionada no tenía idea de la mitad de lo que dijo solo que menciono un queso y carne de ternera con ensalada. Comenzó a cortar lentamente el solomillo y a servirlo con una salsa y la ensalada verde a un lado.- ah, se me olvidaba para la princesa de la casa tenemos un rico puré de papa también con queso roquefort.



Yulia le tenido su plato a mi hija también mire aquel puré y dude que mi hija lo fuera a comer. Tras dejar el plato frente a Leah, termino de servir su plato y el mío. El atardecer caía rápidamente dando entender que el invierno estaba a la vuelta de la esquina y aunque no quisiera esta cena era aún más romántica.


-Ah casi lo olvido- la vi levantarse y correr a la cocina. A los minutos salió con dos copas una botella de champán-
-Alcohol?- cuestione recordando la veces que rechazo mi brindis-
-No, es sin alcohol pero imagina que tiene- dijo- a ver cuidado- dijo mientras comenzaba luchar con el corcho de la botella.


Sonó el distintivo  POP al salir el corcho y escuche como se derramada el champan. Yulia tomo una de las copas y comenzó rápidamente a verter la bebida espumosa. Sirvió la primera y me paso la copa, luego toma la siguiente y comienza a rellenarla igualmente. Termina sentándose y saco uno de los vasos de mi hija-


-Es solo jugo de manzana- me informa cuando dudo por el color- aunque no tiene mucha diferencia al de nosotras- dijo para luego guiñarme el ojo-
-Bueno brindamos antes de comer- le pregunte-
-Me parece perfecto- dijo mientras se acomoda a mi lado-
-Por qué brindamos?- le pregunto-
-Mmm que te parece por un año más en tu vida, por tener a Leah en tu vida y por qué puedes vivir para verla crecer a tu lado- sus ojos perdieron un poco el brillo que tenía antes pero aun así me sonreía-
-Por la vida y por Leah- dije levantando la copa pero antes que ella la chocara con la mía la reitere- y por Yulia Volkova que llego cuando más la necesite y le ha dado un rayo de luz a mi vida- Me miro un poco seria y luego sonrió-
-Y por la rica cena- sentenció ahora si chocando su copa con la mía. Ambas tomando de nuestras copas. El líquido burbujeante bajo por mi garganta con un suave sabor a manzana-
-Rico- dije luego de relamer mis labios aun con el suave sabor del champa. Mire a Yulia y era mi imaginación o  Yulia me estaba mirando los labios, subió su azul mirada de nuevo a mis ojos y sonrió levemente-
-Anda dime que tal esta la cena-


Mire a Leah ella solo estaba llevando su cuchara torpemente a la boca disfrutando de su puré de papa. Tome el tenedor y  el cuchillo, comenzando a cortar un trozo del solomillo que ya Yulia había cortado en rodajas para servir los platos. Parecía el plato de un chef profesional. Lentamente me lleve la carne a la boca y sabía que estaba ante  la atenta mirada de Yulia. Cuando la carne toco mi lengua una explosión de sabores estalló dentro de mí y fue lo más delicioso que había probado alguna vez. La carne esta tan tierna que prácticamente se deshizo en mi boca, la salsa de reducción de vino deja un sabor aún más agradable en mi paladar.


-Oh por Dios- dije mirándola- Oh por Dios! Esto esta delicioso Yulia- ella sonrió satisfecha y comenzó  a darle de comer a Leah, dejando a un lado su plato-
-Como eres capaz de dejarme cocinar mi comida insulsa?- cuestionó llevando otro trozó de la carne bien bañada en el salsa-
-Tu comida es deliciosa Lena- me dijo ella mientras comía de su plato y le daba a Leah-
-Por dios santo un día te cocine macarrones con queso y tú me saca un plato digno de un restaurant de primera clase al que solo aspiro a mirar por una ventana-
-Tu macarrón con queso es lo mejor que he comido créeme, si por mi fuera estaría en un restaurant como plato principal- realmente era tierna.
-Enserio deberías comenzar a cocinar tu-
-Amo tu comida- dijo mientras mordí su carne y por qué no me muerde a mí? Mierda Lena no piense eso.


Comencé a pensar de nuevo, si Yulia sabia cocinar tan bien porque me pidió a mi cocinar? Al principio pensé que era porque no sabía cocinar, pero está más que claro que ella cocina como una chef profesional. Pero… me gusta cocinarle también que coma mi comida y me alague, es algo que jamás nadie hacía. Es mejor no pensar.  Me confundo más entre lo que pienso y deseo ardientemente.


Tome un pedazo del espárrago y decidí morder un poco, jamás he sido amante a los vegetales y menos los espárragos. Para mi sorpresa estaba delicioso. Así si da gusto comer vegetales. Termine comiendo feliz el resto de vegetales y escuche una risa ahogada por parte de Yulia, se está divirtiendo conmigo. Pero la cena estaba cayendo en un silencio que no me gustaba.


-La salsa de vino es alcohol- comente para romper el silencio-
-No- dijo después de pasar su comida- si la reduces  bien, el alcohol se evapora y solo deja ese rico sabor-
-Bueno chef será que pueda servirme más- dije algo avergonzada dado que me haba acabado mi carne-
-Oye aquí hay suficiente sin pena- dijo y se levantó a corta más carne y lo paso a mi plato-
-Sabes creo que debemos comenzar a cenar a dentro- pese a mi blusa de manga larga sentía el frio en mi piel. Vi como Yulia frunció el ceño y se sacó su franela-
-Toma, no pases frío- me dijo tendiendo su camisa de franela sobre mis hombros y después miro a Leah la toco supongo que fijándose si ella también padecía de frio pero Leah está muy bien abrigada.
-Gracias- la puse  bien sobre mis hombros y me embriague en la fragancia de Yulia. Era adictiva.


Volví a sumergirme en mis pensamientos. Soy muy paranoica con Yulia tal vez no consume alcohol porque era alcohólica, eso tiene sentido porque no quiere beber, esa debe ser la razón. Seguro ya se recuperó y no puede consumir alcohol. Y sobre conducir seguro jamás aprendió. A veces creo que debo dejar de pensar tanto en  Yulia de forma paranoica.


La cena paso sin mayor inconveniente. Leah se había comido todo sin ser tan desastrosa como siempre, parece que  ante la mano de Yulia ella es la mejor portada. Yulia es una excelente persona, cuida de Leah, cuida de mí, trabaja en mi casa, por casi nada de pago, me preparo esta hermosa cena. Ella es perfecta. Mordí mi labio y cuando me gire a verla ella me está mirando los labios y rápido subió su vista a mis ojos. Ya van dos veces que la pesco viendo mis labios. Tal vez si le gusto.


-Postre?- me dijo y yo asentí energéticamente- bueno ya regreso- cuando regreso traía dos embace individuales.- Soufflé de chocolate con frutas- dejo frente a mi uno de los suculentos soufflé


Realmente se veía hermoso con pesados de fresas y raspberry en la parte arriba del soufflé. Cuando enterré mi tenedor en él y corte un pedazo salió chocolate derretido del interior. Era el postre más delicioso que jamás había probado y me volví a sentir una inútil cuando solo le he dado helado a ella.


-Dime Yulia Volkova había algo que no sepas hacer- le dije desgastando su postre-
-Mmmm no se cortar mi cabello- me dijo después de pesarlo-
-Vaya! Veo que eres modesta- le dije en broma. Me fije en su cabello estaba más largo y parecía que tenía raíces rubias- Yo si se tal vez después pueda cortártelo- vi como trago en seco pero al final asintió lentamente-
-Iré a lavar los platos. -Dijo recogiendo todo. Cuando entre a la cocina me sorprendí al ver que todo lo que se refería a los utensilios con los que cocino estaba lavados y en su lugar en otras palabras solo faltaba los platos donde comimos.-
-Te ayudo- le dije subiendo mis magas para ayudarla-
-No… tu ve y acuesta Leah a lo que yo termino no es  mucho- me dijo mientras continuaba lavando los platos.


Hice caso y subí cambiar a Leah y cambiarme yo. Leah había comido y había jugado mientras nosotros terminamos de comer. Al final terminado por caer vencido del sueño. Puse su piyama rosada y comencé cambiarme yo. Escuche abajo el teléfono de la casa sonar.


-Yulia te importaría contestas- no podía bajar desnuda-
-Amm claro- la escuche como contestaba
-Residencia Katina- Dios como puede ser tan propia- ammm no, soy Yulia- la escuche contestas seguro le preguntaron si era yo, continúe vistiéndome- si esa, la forastera- quien mierda se atrevió a llamarla así, se notaba en su voz que le molesto- ella está ocupada… claro yo le digo pase buenas noches- quien habrá llamado que la dejo molesta.


Termine de poner mi pantalón de piyama largo a cuadros rosas y blancos y una blusa de tirantes blanca y baje las escaleras. Vi como Yulia se me quedo mirando algo distraída y sonreír al dame cuento que tal vez la atraía. Pero de un momento a otro su expresión cambio y se volvió más seria. Su mandíbula se tensó y sus ojos se oscurecieron.


-Quién era?- pregunte llegando frente a ella-
-James- Mierda, mierda, mierda, mierda, repetí una y otra vez en mi cabeza-
-Y que quería?-  pregunte nerviosa, la tarde fue tan linda, perfecta y hasta romántica.-
-Solo deseaba decirte que su cita de mañana se cabía de las 8:00pm a las 7:00pm, porque no había reservación a las 8:00pm- Yulia se miraba molesta y solo podía repetir más mierda, mierda, mierda y más mierda, lo arruine, la tarde perfecta lo arruine con Yulia- si me permite Sra. Iré a dormir- MIERDA!



Como prometí subí el Lunes! La verdad he estado media bloqueada y de vaga y no he escrito mucho, tengo el cuatro terminad y comencé el 5to así que espero desbloquearme y poder escribir más rápido, tratare de no decepcionarlos. Bueno hasta la próxima. Dedicado a mi novia TTATTU-M.X.M que amo


Aleinads: Gracias a ti por comentar y esperar realmente espero que valiera la pena saludos
SandyQueen: gracias por esperar y espero que lo disfrutes saludos
Kano chan: jeje me alegro que te guste y lo de polvo sera cuestión de esperar y ver que pasa saludo espero que la sigas disfrutando.
Monyk: si subi el lunes me gusta cumplir mi palabra y espero que te siga gustando la historia
keizike: solo te diré estas tan cerca pero tan lejos a la ves y mas complicado y oscuro que eso. saludos
Zanini-volk: Gracias por el apoyo y espero que estés disfrutando saludos.
Lena's wife: Realmente agradezco tu comentario y no me molesta son criticas constructiva que me ayudan a mejorar. Tengo disgrafia y dislexia y me esto es casi una forma de ayudarme a mejorarla se que me pasa cambio letras, palabras y se me hes bien difícil ver los errores estaré mas pendiente espero que no se me pasaran tantos ahora gracias por comentar y saludos.
andyvolkatin: me alegro que te siga gustado y espero que siga así, saludos hasta la próxima.
VIVALENZ28: como dije anteriormente cerca y lejos a la vez jeje ojala disfrute todo. saludos
avatar
love for volkova

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 26/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Kano chan el Lun Jun 13, 2016 4:51 pm

He quedado encantada Smile y aunque Lena no arruinó con lo de James aún así el capítulo fue excelente! ! Me ancanta Yulia es tan encantadora Wink
Bueno Saludos y hasta el lunes !!
avatar
Kano chan

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

En hora buena!

Mensaje por Zanini-volk el Lun Jun 13, 2016 7:55 pm

Que si me gustó?
Me encantó!!!
Esta genial, por favor sigue así

Zanini-volk
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Aleinads el Lun Jun 13, 2016 8:57 pm

No quiero especular nada, prefiero esperar... Aunque una semana es eterno, esperaré!
avatar
Aleinads

Mensajes : 421
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cuando mas te necesite// Por: Love for Volkova

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 9. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.