CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Aleinads el Lun Ago 22, 2016 10:48 pm

Buenas noches queridos lectores... En esta oportunidad traigo una nueva historia... Escrita, producida y dirigida xD por una fantástica y maravillosa escritora de esta nueva era... Mi amiga SandyQueen... A quien por cierto colaboro con la misma... Esperamos que les guste y nos hagan saber su opinión!! Por ahora dejare el Prólogo, así que, sin mas que decir... Disfruten!


CIELOS DIVERGENTES

Prólogo

¿Por qué vienen esos recuerdos nuevamente hacia a mí? ¡Por qué ahora! ¡NO! ¡Ya no quiero que vengan! Mi mente es nebulosa y oscura; no hay luz por ninguna parte. Busco desesperadamente no aferrarme a tu recuerdo, a algo que no fue real. Aun amor que jamás fue sincero, puro… prístino. Ese amor que yo te ofrecí sin pensarlo. ¡NO! ¡Ya no quiero recordarte! Sigo sin encontrar paz… esa paz que me robaste cuando te conocí…esa paz que sé que no volverá a mí.
Una vez más despierto entrada la madrugada. Mi respiración es acelerada, mi boca esta seca y mi corazón late desenfrenadamente… estoy bañada en sudor. Trato de tranquilizarme diciéndome que todo está bien. Volteo de un lado a otro, sólo sigo viendo oscuridad y la luz de mi pequeña lámpara de mi cómoda. De la nada empiezan a brotar de mis ojos unas lágrimas amargas. Las mismas que lloré mientras te marchabas de mi vida… esas lágrimas que llevan dentro las palabras de amor que un día me dijiste y se quedaron en mi corazón…
Tú fuiste mi principio y mi fin y te encargaste de eliminar esa parte sensible, tierna y romántica de mi ser. Ahora empiezo a ser esa persona que nunca pensé que se escondía en mí. Me he prometido el no llorar más por ti… realmente no sé si te guardo rencor ya que sólo han pasado dos meses de que nuestra relación fuera finiquitada por las palabras frías y crueles que haya escuchado jamás. Ojalá tu mundo, no hubiera chocado con el mío y nuestros cielos no se hubieran combinado jamás…
avatar
Aleinads

Mensajes : 438
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 28
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por andyvolkatin el Mar Ago 23, 2016 2:11 am

Hola Very Happy
te digo desde ya que se ve
muy prometedora
espero a sigas pronto study
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 435
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Aleinads el Jue Ago 25, 2016 10:07 pm

Buenas, buenas... Una hermosa noche de Contis. Aquí traemos esta nueva historia. Escrita por mi amiga SandyQueen y mi persona... Esperando que les guste aquí esta el primer capítulo.

CAPÍTULO I

Un nuevo inicio.

¿Cómo el cielo puede ser distinto para algunas personas? Algunos lo ven azul, otros gris, otros turbio... ¿Será que lo vemos así por nuestro estado de ánimo? ¿Acaso será el cielo nuestra perspectiva de la vida? Cada cabeza es un mundo y cada mundo tiene un cielo. Pueden converger o divergir entre las demás personas… Pero cuando colisionan esos mundos y se mezclan sus cielos… se hace un mundo y cielo totalmente diferente y se amplían los horizontes… o el cielo de ese mundo en particular se puede transformar en el pensamiento de un alma atormentada por sus recuerdos.

No comprendo cómo puede haber personas a las cuales les entregas todo tu ser, tu amor y tu corazón y no lo valoran, que de buenas a primeras te mandan al carajo. Personas que te ilusionan al decirte palabras de amor, esas palabras que suenan y resuenan en tu interior como sinceras... De igual forma, cómo es que puede haber personas que creemos toda esa basura del amor eterno... De querer hasta la medula a alguien que no lo va a valorar. Sé que sueno amargada y resentida con el amor. Particularmente con ese al que algunos le llaman "cupido". Ese querubín regordete con flechas y arco, que se encarga de unir a las personas en una relación. Si lo tuviera enfrente le diría dos o tres cosas sobre su estúpido trabajo tan ineficiente.
Y bien, retomando mi soliloquio mental; puede que suene un tanto amargada y resentida. Sólo diré que de amargada estoy a un paso y que de resentida lo estoy al mil por ciento. En verdad que no solía ser así hasta que la conocía a “ella” … hace tres semanas terminé una relación de cuatro años... que en sí no la terminé yo sino "ella", mi ex novia la gran señorita Aleksandra Pavlova. A ella le entregué lo mejor de mí, le entregué entero mi corazón, mis esperanzas, sueños y sentimientos. Me entregué como nunca antes... Aún no puedo entender cómo es que me rebaje a rogarle a una persona que no le importó nada nuestra relación. Que nunca quiso presentarme ante su familia como su pareja y lo peor que pienso es… ¿Cómo pude permitir eso? ¿Cómo pude ser tan sentimental y “cursi”? Creí estar enamorada y ser correspondida, como las personas solemos hacer cuando nos enamoramos, me volví ciega, una romántica empedernida que no vio más allá de su amor. A ella le valió un carajo todo eso. Decidió comprometerse con una persona de su "clase" un tal Mijaíl Deméntiev el hijo del magnate de la industria tabacalera; cabe mencionar que ella es hija del accionista mayoritario de uno de los consorcios hoteleros más importantes de Rusia.
El tan sólo recordar como terminó la relación y sus palabras llenas de cinismo... Me lastima, me enoja y me frustra:
-Shura... ¿Qué estás diciendo! Es que no te entiendo ¿Es acaso una broma?
-Yulia, sólo asimílalo y ya. Ya no quiero estar contigo. No eres lo que busco o mínimo lo que quiero. Ah, por favor ya no me hables en diminutivo, creo que ya no es correcto. -No quería molestarla más. -
-Está bien, está bien. Aleksandra, ¿Cómo es que puedes decir eso? ¿Cómo es que me pides eso? Yo... yo te amo. -Mis lágrimas brotaban de mis ojos y resbalaban libremente por mis mejillas. -
-Déjate de dramatismos Yulia... No es para tanto, sólo olvídame y listo. Fue divertido y lindo mientras duró. -Estás palabras dejaron una herida muy profunda en mi corazón-.
-Vete de mi departamento por favor Aleksandra... -Mi voz era ya un hilo, no quería romper a llorar y menos frente a ella. La persona que me había lastimado de mil y un formas posibles en menos de treinta minutos. A este punto no pensaba humillarme más con ella. No quería darle el gusto de verme llorar por su partida. Cuando ella me acababa de demostrar que no lo vale. -
-Eso haré, pero, quiero pedirte que rompas todas las fotos mías y si te llegaran a preguntar algo sobre nosotras; niégalo por favor, sería demasiado vergonzoso que la prensa se enterara de lo que hubo entre nosotras ¿No te parece? -Esas palabras mellaron aún más mi corazón ya desangrado-
-No te preocupes Aleksandra negaré todo y haré lo que me pides. Sólo... ¡Lárgate de aquí!

Desde entonces perdí contacto total con ella. He sabido que se ha postergado su boda por medio de revistas y otros medios impresos, así como también por televisión. No sé si me siento bien al saber que no se ha casado todavía, porque tengo la esperanza de que regrese conmigo, o porque sus planes no estén saliendo como ella quería. Quizá mi familia no tenga el mismo estatus que la de ella y la de su prometido, pero, mi padre es el dueño de un despacho de contabilidad, es medianamente famoso en Moscú y St. Petersburgo.
En verdad no sé si se comprometió con él por eso de las clases sociales o para evitar el escándalo que se suscitaría si se descubriesen sus preferencias sexuales, que ya empezaban las sospechas por parte de sus padres y de gente cercana a ella y para "apaciguar las aguas" lo hizo. Al menos yo no tengo que vivir en una farsa, yo me acepto como soy y siempre lo he dicho “lo que ven es lo que hay”.
Miro el reloj y veo que es algo tarde para ir al trabajo, así que decido checar algunos pendientes con mi asistente la Srta. Alisa Raducan:
-Raducan… - Alisa siempre ha sido demasiado profesional en su trabajo, por ese motivo la tengo como mi mano derecha en mi negocio desde hace 3 años. -
-Alisa, buenos días.
- ¡Buenos días! ¿Cómo está Srta. Volkova?
-Bien Alisa, gracias por preguntar. Te llamo porque llegaré un poco tarde y quiero checar algunos pendientes contigo.
-Oh, muy bien Srta. Volkova, dígame por cuál quiere que comencemos.
- ¿Ya se recolectó el embarque de consumibles que va a Ucrania? ¿Se llegó a algún acuerdo con la acerera Repin? ¿Qué pasó con el contrato con la aserrería Chéjov?
- Se tuvo unos problemas con el embarque a Ucrania, vamos retrasados por 4 horas. Acerca del acuerdo con la acerera, seguimos en pláticas ya que quieren que nos bajemos aún más en nuestras cotizaciones y con respecto a la aserrería, al menos con ellos ya cerramos contrato.
- Vaya, al menos una noticia buena. En cuanto llegue, por favor infórmame más detalladamente acerca del retraso y que condiciones quiere el consorcio acerero Repin.
Al llegar a la oficina vi bajar de un shelby cobra azul y blanco a una pelirroja despampanante, traía puesto unos jeans D&G color negro, camisa manga larga ajustada en blanco, tacones a juego con el pantalón y una bolsa a juego con la blusa. Me la topé de frente cuando me dirigía a la puerta. Yo llevaba puesto algo bastante casual e informal; ella me miró y me saludó de forma cordial:
-Buenos días señorita. -Su saludo se lo respondí de la misma forma-.
-Buenos días señorita. –

La gente de vigilancia me saludó y me dieron acceso. La pelirroja se registró y argumento que tenía una cita con la Srta. Raducan. Hicieron el protocolo correspondiente y le dieron acceso. La volví a ver en la recepción de la sala de espera leyendo… no quería reconocerlo, pero realmente se veía muy bien. Saludé a Inna que estaba encargada de la recepción, y entonces la pelirroja levantó la mirada; me observó extrañada ya que mi atuendo estaba sucio, mi rostro tenía algunas manchas de grasa y que decir de mis manos-
- Oiga, disculpe… ¿Usted puede traerme un poco de agua, por favor? -Dirigiéndose a mí. Inna y yo sólo nos miramos mutuamente… yo le asentí a Inna. Me dirigí a tomar un vaso de vidrio y al dispensador:
- ¿Gusta hielo?
- Sí por favor, dos cubos.
-La expresión de Inna era bastante divertida, ya que sus ojos color miel estaban muy abiertos al igual que su boca de lo sorprendida que estaba. Me dirigí hasta donde estaba la pelirroja, coloqué un portavaso en la pequeña mesita que estaba frente a ella y una servilleta. –
- ¿Se le ofrece algo más señorita?
- No, es todo. – Haciendo un ademan con la mano para que retirara-

-Ahora Inna estaba doblemente sorprendida por la actitud de la pelirroja. Me dirigí hacia adentro donde estaba mi oficina, limpiándome con una franela mis manos. Saludé a todos en cada una de las áreas. La empresa no era muy grande, las oficinas no eran oficinas como tal… los departamentos estaban divididos por cubículos. Lo único grande era el “patio” donde tenía aparcados o en mantenimiento los trailers y las cajas del negocio.
Llegué a mi cubículo y Alisa ya estaba esperándome. -
- ¿De dónde viene Srta. Volkova? – Me miraba de manera divertida-
- Del patio… había que hacer la revisión de las unidades y pues… me tocó ensuciarme. -Se rio y movió la cabeza en forma de negación-
- Realmente se mete a fondo con relación a su empresa Srta. Volkova. Y con razón viene así de informal. –
- Alisa… ¿Cuánto tiempo llevamos de conocernos? –
- Desde que trabajo con usted-
- Entonces ¿Por qué me sigues hablando de usted? -Alisa se sonrojó-
- Por cordialidad… Señorita…
- Llevamos tres años de conocernos, te tengo una infinita confianza Alisa… y me siento un poco incomoda cuando me hablas de “usted” ya que somos casi de la misma edad. –
- Haré lo posible señori… perdón Yulia. – Le regalé una sonrisa, pero todo dentro de lo laboral. No quería que se prestara a malas interpretaciones… aparte no me sentía lista aun para iniciar algo. –
-Alisa retomando los pendientes, ¿Cuál fue el motivo por lo que vamos atrasados por cuatro horas, para entregar el embarque a Ucrania?
- El proveedor se atrasó en tener el embarque completo, además de que el clima no ha favorecido mucho. Ya se le avisó al cliente y nos confirmó que no habrá problema si llegamos antes del mediodía del día miércoles de la siguiente semana. –
-Ok, sólo ponte de acuerdo para el seguimiento especial con el departamento de monitoreo. Y el consorcio acerero Repin ¿Ya mandó sus condiciones?
- No, aún sigo en espera de sus condiciones y así poder seguir negociando con ellos. –
- Ok, quedo en espera del cierre de este negocio esta semana. Alisa… por cierto… hay una pelirroja en la recepción. –
- Ella se llama Elena Katina. Quiere solicitar nuestros servicios-
- ¿Es hija del Sergey Katin, el dueño de una de las cadenas de hipermercados más grandes de Rusia? ¿Por qué no me informaste de esto? -
- No lo creí necesario ya que solo viene a ver cotizaciones, conocer nuestras flotillas y saber si somos capaces de cubrir sus requerimientos. –
- Lo bueno es que no viene a casi nada- Comencé a reír-
- No sabía a qué hora llegarías Yulia, por eso decidí en hacerme cargo yo misma. – Su tono era de una persona totalmente apenada. –
- Tranquilízate, no pasa nada… además tienes razón, tú eres mejor negociando que yo, por otro lado, no estoy presentable como para atender a la Srta. Katina. -Haciendo referencia a mi atuendo. –
- Creo que la haré pasar ya, por que ha de estar un poco desesperada. Ya han pasado treinta minutos después de la hora pactada para recibirla. –
-Está bien, no te preocupes… voy a prepararme un café, ¿Gustas uno? –
- Claro, con dos de azúcar por favor- Se sonrojó y yo me retiré a preparar los cafés. –

-Alisa le marcó a Inna para que hiciera pasar a la pelirroja, que ya estaba muy impaciente en la recepción. Inna le dio indicaciones a la pelirroja para que se dirigiera al cubículo de Alisa-
-Tome asiento Srta. Katina por favor. –
- Gracias Srta. Raducan. –
- Dígame Srta. Katina ¿Qué capacidad necesita de nosotros?
- Como mínimo necesito diez unidades con sus respectivas cajas a la semana. –
-No hay problema Srta. Katina. Tenemos la última generación de unidades. – Alisa, le estaba mostrando gráficas, costes y nuestra capacidad como empresa transportista, que a pesar de ser relativamente nueva, nos estábamos abriendo paso en el mercado. En ese instante me acerqué para dejarle el café a Alisa. -
- Gracias Yulia. – Después de esto la pelirroja agregó. –
- ¿Me podría traer también a mí un café? – Alisa iba llevando la taza de café a sus labios y al escuchar eso se detuvo a medio camino. –
- Srta. Katina… La Srta. Yulia… - No dejé que terminara su aclaración. –
- ¿Con cuántas de azúcar Srta. Katina? –
- Dos por favor y descafeinado. – La cara de Alisa era de no creerse. Fui a preparar el café para la Srta. Katina. –
- Aquí tiene Señorita ¿Se le ofrece algo más? –
- No por ahora, gracias, puede retirarse. – Me retiré y la cara de alisa era de sorpresa y divertida. – Que buena eficiencia tienen en esta empresa; desde sus altos mando como usted Srta. Raducan, hasta las personas que se dedican a atender a sus clientes, como lo es la Srta. Yulia. – Llevándose la taza de café a sus labios y dándole un sorbo. – Que por cierto que buen café prepara.
- Muchas gracias por sus palabras y me alegra la excelente impresión que se está formando de nuestra empresa. Sólo quiero hacer una pequeña aclaración ya que creo que está un poco confundida. –
- ¿Confundida? ¿En qué? –
- Con relación a la Srta. Yulia. –
-La que me preparó el café. –
- Así es… ella no se encarga de “atender” a nuestros clientes o posibles clientes como es el caso; bueno al menos no como usted piensa, ya que para eso está la Srta. Inna Ivanova. –
- Entonces… de que se encarga la Srta. Yulia. –
- Bueno, ella se encarga de todo esto. – Moviendo las manos indicando todo el lugar. –
- No entiendo Srta. Raducan. –
- Ella es la Srta. Yulia Volkova, Srta. Katina. – Los ojos de la pelirroja se abrieron demasiado, así como su boca de la impresión y se levantó de golpe de su silla. –
- ¿Ella es la dueña de Volkova Logistic! ¡De todo esto? – Dicho esto se desplomó nuevamente sobre su silla. –

********************************************************************

andyvolkatin: Que bueno te animaste a leer. Esperemos que te guste a medida que avanza.!
avatar
Aleinads

Mensajes : 438
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 28
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Kano chan el Vie Ago 26, 2016 12:53 am

Mmmmm interesante !
Saludos y a la espera de mas Wink
avatar
Kano chan

Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por keizike el Vie Ago 26, 2016 8:12 am

me a gustado a pesar de ser cortito ojala escrivas pronto
avatar
keizike

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 29/07/2015
Localización : españa

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por andyvolkatin el Sáb Ago 27, 2016 11:58 pm

Hola Very Happy
Que capitulo tan bueno
tiene partes interesantes y divertidas
espero Yulia Le llueva el poder y el dinero
para que le arda a la Vieja que la lastimo
lo de Lena si me dio mucha risa
espero la sigas pronto cheers
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 435
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Aleinads el Mar Ago 30, 2016 7:40 pm

Buenas noches!!! Aquí esta el segundo capítulo de esta nueva historia. Esperamos que les guste!!

CAPÍTULO II

EVENTOS INESPERADOS

El despertador que está en la mesita de noche comienza a sonar estruendosa y frenéticamente… el sonido taladra mis oídos y resuena fuertemente en mi cabeza, creo que la resaca ya está haciendo estragos en mí. Como puedo apago la alarma, entre abro los ojos para ver la hora; son las 07:15 hrs. Con pesadez me levanto de la cama. Entro al baño y tomo una ducha reparadora; me siento un poco mejor, pues el dolor de cabeza ha disminuido un poco. Salgo del baño y lo primero que veo es un hombre desnudo en mi cama. - ¿Pero qué carajos? - Es lo primero que se me viene a la mente. Trato de hacer memoria del por qué está en mi departamento, y lo peor o mejor, depende de la perspectiva; ¿Por qué está desnudo? Entonces mi mente vuela hacia la noche de ayer…

-Vamos Katina, está guapo ese chico. – Decía mi amiga de años Sofía Búbka- Además no ha dejado de verte y sonreírte durante la noche. –
-No Sofía, hoy no salí de conquista -Estaba algo molesta por su insistencia- Sólo vine a tomar unos tragos, medio perder el sentido y largarme a mi departamento.
-Ya veo… volviste a recordar tu mala suerte en el amor, ¿No es así? -Me inquirió con tristeza y mirada de compasión- Ya te dije que tienes que olvidar al imbécil que te engañó.
-Sofía… no estaba pensando en él. -
- ¿Estabas pensando en la otra estúpida que te puso el cuerno a un mes de haber iniciado su relación? -Vaya que la Srta. Búbka tenía planeado recordarme mi mala suerte en el amor (nota mental: No debo contarle hasta el mínimo detalle de mi vida a Sofía)- Osea, ¡Sí! Te engañó y ya por eso ¿Le vas a guardar luto?
-No, pero… -No dejo terminar mi explicación la Srta. “Yo te conozco mejor que tú misma”. -
-A ver, ¿Cuáles fueron las palabras de la Srta. Elena Katina acerca del amor?
-Que no existe. -
-Muy bien. -Su tono era como si le hubiera dado al clavo- Ahora, ¿Cuál fue tu decisión después de tu último fracaso amoroso?
- ¡Sofía! -Le dije en forma de reclamo- No lo digas así, suena como si yo fuera una perdedora.
- Pues ahora mismo te veo así -Arqueando una ceja, señalándome de arriba abajo. - Y si no quieres que te vea así cambia ya tu actitud y dime… ¿Cuál fue esa decisión?
- Ok, ok, ok – Rodando mis ojos llenos de tedio- “Yo Lena Katina, me convertiré en una hombreriega y mujeriega”.
-Entonces… ve por él “tigresa” -Poniéndose detrás de mí haciendo un ‘grrr’ y dándome una nalgada. Solté un gritito, ya que me sorprendió esa libertad que se tomó conmigo. –

Tomé unos cuantos tragos más… al parecer me puse estúpida ya que no recuerdo cuando fue que lo invité a mi departamento, pero, por lo visto tuve sexo con él. Como sea, tengo una cita importante y no puedo dejar a un desconocido aquí.
- ¡Hey! ¡Tú! ¡Despierta! ¡Se acabó la diversión! – Grité y el hombre pegó un brinco cayéndose de la cama-
- ¿Qué hora es? -Preguntaba un poco aturdido y desorientado.
- La hora de que te largues de aquí… -Intenté recordar su nombre, pero por obvias razones no pude-
-Alexander.- Dijo al ver que no lo recordaba. -
- Sí, sí, como sea Alexey. Tienes que marcharte ya. Así que recoge tus cosas y sal de aquí.
-Oye, pero mínimo deja tomar un baño. - Pidió el. -
- ¿Qué parte de “recoge tus cosas y sal de aquí”, no entendiste? -Mi tono era bastante sarcástico-
- ¿Qué te pasa pecosa? ¿Por qué estás siendo así de grosera? ¿Eh? -El chico se acercaba a mí, mientras decía estas palabras. Me abrazó e intentó besarme.
- ¿Qué te pasa imbécil! ¡Ya lárgate de aquí! – Encaminándolo hacia la puerta a empujones. No me costó ningún trabajo pues al parecer seguía aturdido por la resaca. Abrí la puerta y lo saqué, cerrando por dentro. Comencé a recoger rápidamente sus cosas para arrojarlas fuera de mi departamento. Mientras lo hacía, él comenzó a golpear la puerta:
-Vamos pelirroja ábreme… no te arrepentirás…volvamos a repetir lo de anoche. ¡Que me abras te digo! -Abrí la puerta-
- ¡Vaya! Lo de anoche -Al imbécil se le dibujo una media sonrisa- Déjame informarte que, no creo que hayas sido tan bueno en la cama ya que no recuerdo lo que pasó – el quitó la sonrisa de idiota que tenía y le arrojé sus pertenencias a la cara cerrando una vez más la puerta. Llamé a la vigilancia del hotel ya que el tipo este estaba obstinado en querer entrar.

Miré el reloj de la cocina y eran las 08:20 hrs - ¡Mierda! ¡Es tardísimo! No voy a alcanzar a desayunar - Pensaba mientras me arreglaba lo más rápido posible para no llegar tarde a mi cita en la empresa “Volkova Logistic”. Mi padre me había encargado mucho el concretar algo con esta empresa, ya que a pesar de ser “nueva” no trabajan con cualquier cliente. Debido a sus procesos y certificaciones, esta empresa se ha ido abriendo camino por encima de emporios con años de experiencia. Si no llego a tiempo y mi padre se entera del “porqué” no se concretó si quiera una nueva cita… El Sr. Sergey Katin se pondrá furioso, me tachará de irresponsable y me bajará el sueldo a la mitad; cosa que provocará que mi emancipación se vaya al carajo. Tomo rápido unos analgésicos para el dolor de cabeza que aún sigue presente y los colocó en mi bolsa; bajo al estacionamiento, me subo a mi auto y me enfilo hacia mi destino.
Como pude llegué al lugar, pero diez minutos tarde -Espero que esto no vaya a repercutir. – Me repetía mentalmente mientras bajaba de mi auto y me dirigí a lo que parece ser una caseta de vigilancia, topándome con una morena de unos extraordinarios ojos azules. Vale la pena decir que era también muy guapa. Su ropa es demasiado informal… porta unos jeans deslavados y bastante gastados, una camisa que aparentemente es una talla más grande y unos ¿Tenis? A pesar de todo eso no se veía mal… se veía extrañamente sexy. La saludé de manera cordial y ella me contestó de la misma forma. Saludó al personal de vigilancia de manera fraternal, los cuales le respondieron de la misma forma. No supe cómo se llamaba o cual era su apellido ya que el estruendo del mecanismo de la puerta no me lo permitió. Me registré en vigilancia y les comenté que tenía cita con la Srta. Raducan. La morena entró a la empresa mientras mi llegada era anunciada a la recepción. Minutos después me dejaron ingresar con dieron instrucciones y llegué a la recepción.
Amablemente la Señorita encargada me pidió que tomara asiento hasta que la Srta. Raducan indicara que ya podía atenderme. Me puse cómoda y tomé una revista de la mesa de centro. Comencé a hojearla sin ningún interés. Después de unos quince minutos escuché una voz que saludaba a la recepcionista; levanté la mirada y vi que era nuevamente ella, la chica sexy de la entrada… Pero ahora estaba menos que poco presentable; sus jeans estaban con manchas de grasa al igual que su camisa, su rostro y sus manos. La resaca no daba tregua y comenzó a hacer de las suyas; lo que me obligó a pedir un vaso con agua para tomar mis analgésicos. Las dos chicas se miraron mutuamente y la morena sexy fue la encargada de atenderme. Me trajo el vaso justo como se lo pedí. – De cerca es aún más bella y esos ojos azules ¡Dios! ¡Sí que me encantan esos ojos azules! – Perdida en mis pensamientos, mientras le hacía un ademan para que se retirara. Me estaba poniendo nerviosa. –Es por eso que siento deseos de llevármela a la cama… - Pensé mientras la morena se dirigía hacia donde parecía que se encontraban los altos mandos de la empresa. Decidí olvidarme un poco de ese hermoso par de ojos. Volví mi vista en dirección a la revista y me topé con algo medianamente importante para mí. Nuevamente Aleksandra Pavlova posponía su boda con Mijaíl Deméntiev - ¡Ay! Shura, Shura, Shura… ¿Cuándo vas a cambiar? Sigues siendo la misma estúpida que no sabe lo que quiere. Qué bueno que no me acosté contigo y preferí a tu amiga, porque si no… también me hubieras amedrentado, como lo hiciste con media Rusia al comprometerte con ese pobre infeliz. - Divagaba en mis pensamientos esperando que la Srta. Raducan se dignara a recibirme -Al menos si no se concreta nada, no va a ser mi culpa- Me daba ánimos, cuando de repente me indicó Inna que pasara (Así se llamaba la recepcionista, que no está nada mal, por cierto) me dio las instrucciones pertinentes y me dirigí con Alisa. Nos saludamos y fue directo al grano. Yo le expresé las necesidades de la empresa de mi padre a lo cual me respondió que no había problema alguno con lo que le solicitaba. Después me mostró algunas gráficas, costes e información de sus flotillas; cuando otra vez la morena hizo acto de presencia, esta vez traía un café para mi interlocutora. -Si no fuera porque estoy en medio de una cita, ahorita mismo tendría sexo con ella. - Volvía a divagar en mis pensamientos, e instintivamente le pedí uno para mí. Alisa quiso decime algo con referente a Yulia (ahora sé su nombre ya que Alisa lo mencionó) pero ella la interrumpió preguntándome que con cuántas cucharadas de azúcar lo prefería. Una vez que escuchó mis instrucciones se retiró y momentos más tarde llegó con mi café. Tomé la taza de sus manos provocando un roce en los dorsos - ¡Cielo santo! Eso se sintió bastante bien. -Me preguntó si necesitaba algo más; le contesté que no y que se retirara. - ¿Por qué me pone nerviosa esta morena? – La mire un poco dubitativa al retirarse. Le hice ver a la Srta. Alisa que me estaba llevando una muy buena impresión de ellos como empresa, dando un sorbo a la bebida que amablemente me preparó la sexy morena; y felicitando también por tan buen café - ¿Será tan buena en la cama como lo es al preparar café? - Posteriormente la Srta. Raducan me sacó de mis ensoñaciones.
- Muchas gracias por sus palabras y me alegra la excelente impresión que se está formando de nuestra empresa. Sólo quiero hacer una pequeña aclaración ya que creo que está un poco confundida. –
- ¿Confundida? ¿En qué? – Obviamente estaba confundida, porque no sabía a qué se estaba refiriendo-
- Con relación a la Srta. Yulia. –
-La que me preparó el café. – Pues sí quien más. ¿Por qué hacemos preguntas tan estúpidamente obvias cuando estamos nerviosos? -
- Así es… ella no se encarga de “atender” a nuestros clientes o posibles clientes como es el caso; bueno al menos no como usted piensa, ya que para eso está la Srta. Inna Ivanova. –
- Entonces… ¿De qué se encarga la Srta. Yulia? – Estaba totalmente desconcertada. –
- Bueno, ella se encarga de todo esto. – Moviendo las manos indicando todo el lugar. –
- No entiendo Srta. Raducan. –Realmente me sentía como una estúpida. Faltaba que me fuera a decir que la Srta. Yulia era la dueña de toda esta empresa. -
- Ella es la Srta. Yulia Volkova, Srta. Katina. –No lo podía creer, mi presentimiento fue cierto. Ignoro cuál fue mi expresión al saber la noticia. Lo que no pude evitar fue levantarme de golpe. –
- ¿Ella es la dueña de Volkova Logistic! ¡De todo esto? – Todo este rato estaba deseando follarme a la dueña de esta fletera. Mis piernas me temblaban. No tanto por mis “sueños guajiros” sino por cómo me estaba dirigiendo a ella. ¿A caso esto puede llevar alguna consecuencia? – Temblé al pensarlo. Trataba de recuperar la compostura al dejarme caer abruptamente en la silla.
- ¿Se encuentra usted bien? – Me preguntaba la Srta. Alisa un poco preocupada. –
-Eh… sí… digo no, lo que pasa es que tengo un terrible dolor de cabeza. – traté de excusarme un poco. –
- ¿Gusta que le traigamos algo? - Ofreció.
- No, no quiero ocasionar más molestias. -Vaya, vaya… La Srta. Raducan está de no creerse. Está muy guapa, esos anteojos que porta la hacen ver doblemente sexy y es poseedora de unas piernas espectaculares. Ella traía un traje bastante sobrio de diseñador. Falda negra a media pierna, un saco a juego con la falda, una camisa blanca contrastante junto con unos botines a juego con el saco y la falda. Bastante provocativa… quizá después. – Me interesa disculparme con la Srta. Volkova. No fue mi intención tratarla así. – Bajé la mirada, totalmente apenada. –
- Srta. Katina ¿Usted suele tratar así al personal que le sirve?
- Por supuesto que no… como le comenté tengo una migraña espantosa y no quería preocupar a mis posibles proveedores de servicio. – Dicho esto se le dibujo una sonrisa de satisfacción. –
- La entiendo Srta. Katina. -
- Lena por favor… llámeme Lena -Le regalé una media sonrisa, lo admito, una sonrisa algo coqueta-
- Srta. Elena, no veo la necesidad de tutearle – Estaba usando un tono bastante serio, frío y profesional. –
- Lo que le puedo decir a mi favor Srta. Alisa, es que, me siento incomoda que una persona de mi misma edad me trate de usted. Además, creo que sería conveniente ir puliendo una relación de confianza desde un principio ¿No le parece? – Sus hermosos ojos color avellana me miraban expectante, pero sólo concluí con ese cuestionamiento. –
- Lo consideraré Srta. Katina, una vez que se firme el contrato.
- Por cierto ¿Cree que la Srta. Volkova quiera atenderme?
- No le puedo contestar a esa pregunta Srta. Elena. Será mejor que usted misma le pregunte. – Volkova se dirigía hacia nosotras. –
- ¿Todo bien Srta. Katina? ¿Gusta algo más? ¿Agua o acaso gusta otra taza de café? -Me preguntaba graciosa. –
- Estoy bien Srta. Volkova. A demás ya me informaron quién es la persona encargada de esas labores. – Aún no la podía ver directamente a esos hermosos ojos azules. –
- Le ofrezco una disculpa Srta. Katina; en primera por el atuendo que porto el día de hoy y en segunda por no presentarme como es debido. - Alisa se distrajo en una llamada dejándonos a solas. –
- La de las disculpas debería ser yo, ya que no fue correcto la manera en cómo me dirigí hacia usted. Le invito a comer como muestra de redención de mi parte ¿Qué dice? – Invité. -
- Lo siento mucho Srta. Katina, todo el día de hoy y gran parte de la tarde los tengo bastante ocupados y no creo tener esperanzas de salir a comer siquiera. – ¿Realmente me estaba rechazando? No lo podía creer. – Pero no tengo planes para en la noche, si gusta podemos salir a cenar. – ¡Gotcha! Exclame para mis adentros. –
- Por supuesto, por otra parte, necesito platicar algunos puntos acerca del posible contrato que creo que nos favorecerían a ambas partes.
- Entonces sería bueno llevar a la Srta. Raducan, si no le molesta.
-Me gustaría conversarlos más con usted y ya después tratarlos con ella, claro, si no tiene algún inconveniente. – No pude evitar coquetearle. Yulia sólo sonrió. –
- No hay inconveniente alguno. – Intercambiamos tarjetas de presentación y pactamos la hora para vernos. Me despedí de Yulia y de Alisa con la que también intercambié tarjetas. –

En verdad no había que discutir mucho, ya que mi padre estaría dispuesto a aceptar las condiciones para trabajar con Volkova Logistic. Además, el contrato no era ventajoso para ninguna de las dos partes, así que… en conclusión mi padre estaría satisfecho con mi trabajo. Yo solo quería llevar a la morena a mi departamento, que bueno, siendo sincera el lugar donde la quiero es en mi cama. Por eso mi ‘movimiento’ de llevarla a cenar. – Iba pesando esto mientras me dirigía a “Katin Group” para darle la noticia a mi padre de que todo iba viento en popa con la negociación. - Finalmente llegué y me saludó con una gran sonrisa y con una amabilidad exagerada la nueva chica encargada de la recepción… no recuerdo su nombre a pesar de que ha pasado dos o tres veces por mi cama. Me limité a corresponderle el saludo de forma cordial y meramente profesional. Tome el ascensor para dirigirme con mi jefe directo… mi padre.
-Buenos días -Saludé a Lidia, la asistente de mi padre. –
- Será buenas tardes Elena, ya pasa de mediodía. Buscabas a tu padre, supongo. - Dijo con tono de molestia. -
- Claro, ¿Se encuentra? ¿Puede atenderme?
- Está en una junta ahora mismo… estará ocupado hasta después de las siete de la tarde y no creo que pueda atenderte. - ¡Dios! Que irritante puede ser esta señora. Su tono era bastante altanero. Que yo recuerde nunca le caí bien; según ella le doy bastantes dolores de cabeza a mi padre, y que necesito a alguien que me meta en cintura… alguien como una madrastra. – Como si eso fuera su problema. -
- No importa, soy su hija y me atenderá, ya sea aquí o en su casa. -Le contesté del mismo modo. Me di media vuelta y la deje con la palabra en la boca. Tomé rumbo a mi oficina… entré y me puse a checar pendientes y correos.
En un descuido me perdí en mis pensamientos. Recordando las dos rupturas amorosas que me destrozaron por completo. Esas que hicieron que cavara muy profundo en mi corazón para enterrar mi amor y mis sentimientos. Tal vez no debí esperar tanto de esas personas, tal vez no debí ser tan ilusa… tal vez… tal vez no debí de creer tan ciegamente en el amor. Le entregué mi corazón y amor a gente mundana y libertina. Al principio los odié mucho, porque en verdad los amé, ahora, ahora ya me son indiferentes… ahora… soy como ellos. Ignoro si ellos creen en el amor, pero al menos yo, gracias a ellos ya no lo hago.
El tiempo pasó volando, me di cuenta que apenas si tenía el tiempo justo para ir a mi departamento y arreglarme un poco para ir a la cita con Yulia. Le envié un mensaje para cambiar el sitio de nuestra cita; ahora sería en el Restaurant bar Budvar (ya había hecho la reservación pertinente). Apenas si llegué en tiempo ya que por azares del destino ella también iba llegando al lugar.
- ¿Me acompaña a tomar una copa bella mujer? -Ella sólo me miró extrañada y solo movió la cabeza en señal de aprobación. Nos sentamos en el reservado.
- Srta. Katina ¿Así suele ser con las personas con las que está a punto de cerrar un negocio? – Su mirada era profunda e inquisitiva, tanto que hizo que me sonrojara y me pusiera nerviosa. –
-Por supuesto que no Srta. Volkova, sólo quería…
- ¿Ser amable? ¿Llamar mi atención? ¿Romper algo de formalismo? – No dejó que terminara mi explicación; y me bombardeó con esas preguntas tan directas y llenas de un tono de desaprobación. – Hay formas de ser amable o llamar la atención. Por ejemplo, con un simple saludo formal hubiera bastado. Con respecto de romper el formalismo… si es una cena de negocios no creo que sea necesario ya que perdería el enfoque ¿No le parece? -No sabía qué hacer, no contaba con esto. No sabía cuál era mi expresión en ese preciso momento.
- Le ofrezco una disculpa Srta. Yulia, si la ofendí, lo hice inconscientemente.
- ¿Así como hoy en la mañana? Me voy a tomar la libertad de darle un consejo si me lo permite. – Estaba tan fuera de combate que solo asentí. – Si no conoce al sujeto con quien se topa, no haga juicios tan deliberadamente, créame, esto le evitará muchos problemas. ¿Le parece si ordenamos de una vez?
-Claro. – Esto pinta muy difícil. Parece que mis planes se vienen abajo. – Estaba pesando al verla ordenar; yo aún trataba de elegir algo.
- ¿Ya decidió que va a ordenar Srta. Elena? -Parece que está impaciente. Realmente está molesta por mi actitud. –
-Claro Señorita. Joven tráigame lo mismo que a ella. – Por primera vez no sabía cómo romper el hielo; no quería estropearlo aún más y sobre todo no quería que se perdiera el posible contrato. – Srta. Volkova… ¿Podríamos discutir algunos puntos del contrato? Si no le importa.
- ¿Qué puntos quiere discutir Srta. Elena? -Yulia sonaba un poco más relajada y menos a la defensiva. –
- Los costes y nuevamente la disposición de sus flotillas. -Al terminar de decir esto; el mesero nos traía nuestros platillos. -
- ¿Qué hay de malo en esos puntos? ¿Alisa no fue lo suficientemente clara en eso? -Yulia había empezado a comer. No había notado lo sexy que se veía con esa camisa azul marino ajustada con los dos primeros botones desabrochados, dejaba entrever un poco sus senos. –
- Claro que sí, pero mi padre me informó al terminar la reunión de hoy en la mañana que nuestro requerimiento iba a aumentar; debido a que se completó el traspaso de una pequeña cadena de hipermercados a Katin Group. Así que en lugar de diez unidades serían quince.
- Suena interesante, pero esto lo tengo que checar con Alisa y con el departamento de operaciones… Aunque no creo que haya problema alguno con su petición. ¿De los costes que quiere tratar?
- ¿A cuánto ascendería el costo de su servicio? – Trataba de sonar lo más profesional posible. Porque no quería echar abajo los planes de negocio.
- Esto también lo tendría que discutir con Alisa. – Repitió ella. -
- Entonces podríamos checar eso en una nueva cita en su empresa. – Yulia arqueó una ceja, un tanto curiosa y su mirada se tornó juguetona. No sé si por las 4 copas de vino que lleva o porque le haya despertado algún tipo de interés. –
-Por supuesto, no le veo ningún problema Srta. Elena. – Esto lo decía mientras se llevaba su copa de vino a sus provocativos labios. –

La cena paso sin ningún contratiempo. Platicamos de negocios de sus clientes y de mis proveedores. No quiso platicar de su vida personal, de hecho, se le oscureció la mirada al preguntarle si estaba en alguna relación y evadió completamente el tema. Solo se limitó a decirme que está en relaciones casuales y que por el momento no tiene la intención de iniciar algo serio y se sirvió una copa más de vino. Punto a mi favor. A estas alturas ya llevábamos dos botellas y media; de las cuales casi dos de ellas se las había terminado Yulia.
-Srta. Volkova, no está en estado conveniente para conducir. – Le decía mientras pagábamos la cuenta. –
- No se preocupe Katina, no es la primera vez que conduzco en este estado. – Regalándome una sonrisa coqueta. – Gracias por preocuparse.
-Si gusta, la puedo llevar a su casa o… podemos ir a mi departamento. – Yulia soltó una carcajada. –
-Srta. Katina, no quiero pensar mal de usted, pero… me da la impresión de que esta cena de negocios quería usted que terminara conmigo en la cama. – Abrí tanto mis ojos que casi se me salen de su lugar. – O ¿Me equivoco?
- N…n… no… de… de… de ninguna manera. -Vaya que me desarmó por completo. – Sólo me preocupo por su bienestar.
- Por esta vez le creeré. Si me permite, tengo que pasar al tocador… si gusta puede irse adelantando a la salida.
Al dirigirme hacia la puerta vi entrar a alguien conocido, en este caso era alguien conocida…al irme acercando pude reconocerla… era Aleksandra Pavlova con su “galante” prometido Mijaíl Deméntiev. Yulia me alcanzó.
-Muchas gracias por esperarme. – Se tensó instantáneamente al ver no sé a quién en la entrada.
- No hay de qué. -Le contesté amablemente. Sin preverlo, Yulia me tomó de la mano y me jaló delicadamente para caminar a la par con ella. –
- Srta. Yulia ¿Se encuentra bien? – Pregunté tras esa extraña actitud. -
-Claro, maravillosamente. - Su tono era de amargura. –

Pasamos a un lado de Aleksandra y noté a Yulia tensarse aún más. Cuando esta nos miraba. Me dio la impresión de que ellas se conocían. Aleksandra trataba de actuar normal pero no pudo evitar mirarme demasiado molesta. – Y yo que pensaba ignorarla. - Quizá aún no supera el hecho de que no quise ser parte del montón y acostarme con ella. Casi llegando a la puerta con Yulia, Aleksandra chocó contra ella. - A mi parecer adrede. – Haciendo a la morena perder el equilibrio, soltándose del agarre y por las copas de más que traía encima cayó al suelo, no sin antes arrastrar a Shura con ella. Cayendo esta última sobre ella…

************************************************************************************

Kano chan: Gracias por leer y comentar Smile Aquí esta el segundo capítulo. Que lo disfrutes!
Keizike: Me alegra mucho que te gustara. saludos Very Happy
andyvolkatin: Así es, muchas cosas pasaran aquí. Que bueno te gusto. A ver que tal te parece este. Wink

avatar
Aleinads

Mensajes : 438
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 28
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por love for volkova el Mar Ago 30, 2016 11:25 pm

Jamas comento pero me tome el tiempo de leerlo y comentar.
Literalmente deje de hacer todo lo que estaba haciendo ahora en la noche, y me senté a leerlo.
Me ha gustado mucho, me encanta el la trama que lleva y espero realmente poder seguir leyéndola,
aunque conociéndome y con la ajetriada que estoy no podre seguirla muy se cerca lo intentare
felicitaciones a amabas, sigan pronto.
avatar
love for volkova

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 26/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por andyvolkatin el Mar Ago 30, 2016 11:34 pm

Hola Very Happy
que buen capitulo
fue buenas la reacciones de Lena sobre Yulia
y lo de la cena a mi me pareció gracioso
hasta el momento donde apareció Aleksandra
quiero saber que sigue continúala pronto study
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 435
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Kano chan el Miér Ago 31, 2016 12:39 am

Wow una muy buena manera de continuar la historia ! Sólo espero que Yul no vuelva con la ex o de enrede tan pronto con Lena! Y está por favor que se enamore de Yul hahahaha
Saludos !Wink
avatar
Kano chan

Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Aleinads el Dom Sep 04, 2016 9:15 pm

Buenas!! Hemos traído un nuevo capítulo de esta historia. Esperamos que les guste! Y Tengan una feliz noche Very Happy

CAPÍTULO III
NOCHE DE REVELACIONES Y...
- Estaba ya algo mareada.... creo que me excedí de copas. -Esto lo pensaba mientras veía mi rostro reflejado en el espejo del baño. - Salí lo menos accidentado que pude del baño. Vi a la pelirroja esperándome cerca de la puerta. No sé si sea el efecto del alcohol, pero, se veía muy sexy. Me iba acercando a donde me estaba esperando la Srta. Katina, cuando en el umbral de la puerta del restaurant la vi a ella, a Aleksandra Pavlova con el imbécil por el cual me cambió… no pude evitar sentir rabia y frustración al ver que Mijaíl la tenía tomada por la cintura. Me contuve lo más que pude para no romperle la cara y hacerle una escenita de celos. Me tensé al instante y para calmarme tomé como reflejo la mano de la Srta. Katina. Esto lo notó Shura. En ese momento lo único que quería era retirarme lo más pronto posible del lugar. Así que nos dirigimos hacia la puerta. Justo al pasar a lado de ella hizo un movimiento que provocó que trastabillara; eso aunado a las copas que traía demás provocó que me soltara del agarre de la Srta. Elena y por instinto buscar algo de que sostenerme para evitar caer… en este caso fue Aleksandra, pero no fue suficiente ya que las dos caímos al piso. La situación fue bastante embarazosa porque ella cayó suspendida encima de mí, aunque alcanzó a meter las manos para amortiguar su caída. Nuestras miradas se cruzaron y yo sólo deseaba probar una vez más sus labios-
-Ella no es la mitad de mujer que soy yo “amorcito” y lo sabes bastante bien. -Estas palabras me las decía mientras se pasaba su lengua por esos labios que en su momento provocaron que perdiera el control en un tris; aprovechaba que el estúpido de su prometido no reaccionó para ayudarle a levantar. Esta se incorporó una vez que termino de decirme su “amenaza” disfrazada y fingiendo de sobremanera su pena. - ¿Está usted bien señorita? ¿No se lastimo? -Me preguntaba mientras me ayudaba a incorporarme con la ayuda de la Srta. Katina.
- Sí… no se preocupe, estoy de maravilla. - conteste -
- ¿Segura Yulia? – La expresión de Shura cambió por completo al escuchar a la Srta. Katina dirigirse a mí de esa manera tan familiar. Eso aclaro sus sospechas de nosotras. Por eso agradezco al universo que me haya tuteado. Así que decidí aprovechar y seguir provocando el enojo de Aleksandra. –
- Por supuesto cariño, bien me lo advertiste, no debimos pedir esa última botella. -Tomé de la cintura a la pelirroja; tomándola de sorpresa. Esto no le agradó nada a Aleksandra. Ahora estaba furica y no podía disimularlo. –
-Me alegra que no se haya lastimado Srta. Yulia. – Se dibujó en su rostro una sonrisa bastante falsa. – Pero creo que lo más conveniente es que intercambiemos números de teléfonos; porque puede dar el caso que en un momento más se empiece a sentirse mal a causa del choque; sé que está demás decirlo, pero usted se llevó la peor parte. Y como fue mi culpa no quiero deslindarme de mis responsabilidades.
-No se preocupe, no creo que sea necesario. - ¿Qué pretendía esta mujer? Posteriormente se acercó el que parecía ser el gerente del restaurant a preguntar si todo estaba bien; minimizamos el problema y con esto no se levantó más revuelo. –
- ¿Nos vamos Yulia? -Me pregunto la pelirroja, al mismo tiempo que la interrumpió Shura. –
-Insisto… - Apuntó lo que parecía ser su teléfono en un papel, lo dobló y me lo entregó. El idiota de su prometido seguía sin hacer nada. En verdad no quiero saber si yo era igual que él cuando era pareja de Aleksandra. –
-Gracias señorita, lo tomaremos en cuenta. Pero si nos disculpa ya tenemos que retirarnos. – la señorita Katina la trataba con mucha familiaridad. Tal vez sean ideas mías. Pero me quitó el papel de las manos y lo guardo en su bolso. –
-Por cierto, soy Aleksandra Pavlova, disculpe por no preséntame como era debido. -La Srta. Katina y yo sólo asentimos y nos fuimos. –
Una vez afuera del Budvar pedimos nuestros autos al ballet parking; la Srta. Lena se veía algo retraída.
- ¿Está bien Srta. Lena?
- ¿Eh? ¿Disculpe? -La saqué de sus pensamientos. –
- Que si se encuentra bien señorita.
-No, a decir verdad, no, me podría explicar, ¿Qué fue todo ese teatro? – Sus ojos verdi-grises estaban deseosos de respuestas. – ¿Por qué me llamó “cariño”? Y ¿Por qué me tomó de la cintura? – Para mí fortuna el ballet parking llegó justo a tiempo para entregarme las llaves de mi auto, seguido del auto de la pelirroja. – Srta. Volkova, no piensa dejarme sin respuestas ¿Verdad? -Vaya que esta chica es persistente, tan persistente como sus coqueteos. –
-Claro que no, quizá en otra ocasión, por ahora debo llegara a casa. -Esta negativa no le hizo ninguna gracia a la Srta. Pecosa… y obviamente en sus ojos se podía ver frustración y enojo. –
- ¿Piensa conducir así? ¿En ese estado? – Me señalo de arriba abajo. Creo que esta astuta mujer no iba a dejar irme así de sencillo. –
-Ya le había dicho que no es la primera vez que conduzco en este estado. - Le respondí tranquila. -
-Pues, esa no es una respuesta válida para mí, así que iremos a mi departamento.
- Veo que sigue empeñada en llevarme a su cama Srta. Mujeriega. - ¡Maldito alcohol! Me suelta la lengua sin medir. Ahora la pelirroja está doblemente enojada. Eso sin contar el mini espectáculo que estamos dando. –
- ¿Qué está usted diciendo! ¡Retráctese ahora mismo!? – ¡Vaya que estaba cabreada! Pero, no encontré otra manera de distraer su atención de las respuestas que quería a sus preguntas. –
-Mire señorita, que le parece si nos vamos de aquí puesto que tenemos algo de público. – La pelirroja miró alrededor para corroborar lo que estaba diciendo. Efectivamente había muchos mirones, que estoy segura que si seguíamos discutiendo hasta palomitas de maíz estuvieran comiendo. –
- Vamos a mi departamento, si no le causa inconveniente, está a poco menos de diez minutos de aquí.
- Perfecto. Yo la sigo señorita.
- Por favor y tome esto que le voy a decir como quiera “más le vale que no intente nada raro, ¿Ok?” - ¿Cómo pensaba que lo iba a tomar? Eso es una amenaza aquí y en China. Ya no quería discutir, para no hacerla enojar más, además no estaba en estado como para ganar una discusión. –
- No se preocupe, yo la sigo, sólo tome en cuenta que estoy ebria y que no tengo los mismos reflejos ¿Está bien?
- Está bien, sólo guarde su distancia, no vaya a chocar a una velocidad de 5 km/h. – Muy bien, parece que tenemos una cómica en potencia. Pensaba mientras asentía a su mal chiste convertido en consejo. –
Nos subimos a nuestros respectivos automóviles y nos dirigimos al departamento de la Srta. Katina. Nos aparcamos en el estacionamiento subterráneo del edificio; que, a decir verdad, es bastante lujoso. Tan sólo para subir al elevador la pelirroja introdujo una clave y para cerrar las puertas otra. Bueno es la hija de una persona bastante pudiente en toda Rusia, esto no debía de tomarme por sorpresa. Mi mente empezaba a divagar de camino al piso donde se encontraba el departamento de la Srta. Katina… una persona rica que vive en un edificio lujoso, claves en el ascensor… ¿dónde he visto o leído esto?… ¡Cierto! Las cincuenta sombras de Grey… un momento… entonces, tengo que ir pensando sobre mis límites infranqueables. -Pero qué estupideces estoy pensando. – Me reprimí. Repentinamente mis pensamientos fueron interrumpidos por el timbre del ascensor y al parecer no fui la única. La Srta. Katina dio un brinco por el susto. –
-Llegamos Srta. Volkova. -Salimos del ascensor y la pelirroja sacó de su bolsa una tarjeta de acceso para abrir la puerta del departamento. – Después de usted Srta. Yulia. -Haciéndome un ademán para que entrara. –
- Gracias por su “damallerosidad” señorita. -La pelirroja solo se rio discretamente, encendió las luces y me indicó que me sentara en un sofá bastante amplio. –
- ¿Gusta algo de tomar? -Me ofrecía al dirigirse a una pequeña cantina al otro lado de la sala. – O prefiere darme las respuestas de una vez… sin más preámbulos. – Al darme tan pocas opciones, opté por algo de tomar, supongo algo que me hiciera soltar todavía más la lengua. –
- Whiskey en las rocas por favor y que sea doble, si no es mucha molestia… ah… y sírvase otro usted ya que no me gusta beber sola.
- A la orden señorita. – Al poco rato ya la pelirroja venía con las bebidas, me dio la mía. Que me bebí en dos tragos, acto que sorprendió demasiado a la pelirroja. - ¿Está usted bien? – Cuestionó. -
- De maravilla. – Después de ese trago empezaba a arrastrar demasiado las palabras. –
- ¿Segura? Es que yo no la veo bien.
- No… n… no… se… se preocupe. Ahora sí, usted puede preguntar lo que quiera… Estoy a su disposición. – Creo que fui muy osada. Esas palabras eran como invocar al diablo, pero no había vuelta atrás… ya las había pronunciado y al parecer la sexy pelirroja no iba a desaprovechar la oportunidad. –
- ¿Usted conoce a la Srta. Aleksandra Pavlova? – Diablos, esa pregunta no la veía venir, al menos no tan temprano. No puedo creer que haya sido tan evidente con Shura. –
- Sí… sí la conozco.
- ¿Desde hace cuánto? Y ¿En qué sentido? -Esto se está poniendo al rojo vivo; tenía que pensar algo pronto, para que la pelirroja estuviera en las mismas circunstancias que yo, y que no me sacara más información de la que yo tenía planeada. ¿Por qué habré accedido a venir? Ah ya, las copas demás. –
- A ver… creo que esto no está siendo justo…. Usted al menos está en sus cinco sentidos… yo apenas si llego a tres. Le propongo que por cada tres preguntas usted debe de terminarse un whiskey doble… y una vez que ya estemos a la par… podrá hacer las preguntas sin pagar el precio ¿Qué le parece? - Me parece que es un buen trato. -
- Creo que es lo justo… -Acabándose su bebida de tres tragos. – Creo que iré por la botella de whiskey.
- Le contesto… la conozco desde hace siete años… en el sentido de amigas cercanas. – La pelirroja tomó asiento con la botella en la mano y se sirvió otro trago. –
- ¿Amigas cercanas? -Me preguntaba mientras me servía un nuevo trago. Tengo que tener cuidado de pasar mi límite de aguante. Podría hablar de más o quien sabe qué otra cosa. -
- Sí, ya sabe, de esas que se cuentan sus cosas de amor y desamor… sencillo por favor. -Le indiqué a la pelirroja de como quería mi trago. -Como le prometí a Shura negar lo nuestro y lo pienso cumplir, desde ya lo hago. Además, ella ya no es nadie en mi vida, por decisión propia. Sigo molesta por su atrevimiento en el Budvar. –
- Noté que se tensó al verla entrar al Budvar ¿Por qué? – Las preguntas está siendo más “a matar”, no sé qué contestar y guardo silencio. – Espero su respuesta Srta. Yulia. – Qué obstinada es. –
-Simple… porque no esperaba verla ahí. – Fue una salida y respuesta muy estúpida. –
-Eso fue más que obvio Srta. Volkova – Ahora ella estaba tratando de ser sarcástica. – ¿Acaso trata de evadir mis preguntas?
- Ya van tres -Esta afirmación tomó por sorpresa a la pecosa. De antemano sabía que estaba jugando sucio, pero también sabía que, si esto seguía así, y me entraba el despecho iba a decir información privilegiada de la “intachable” Srta. Pavlova, en sí, no debería protegerla tanto ya que me mando al carajo sin más…-Sírvase su trago y termíneselo como el primero.
- Está jugando sucio Volkova – Se escuchaba indignada, pero obedeció. –
-Le contesto a su pregunta anterior… No, no trato de evadir sus preguntas. Por cierto, otra cosa… ¿Por qué se dirigió con tanta familiaridad en el Budvar? – La expresión de la pelirroja cambió a una de total sorpresa. –
- A… a… ¿Ahora usted me va a interrogar? – Estaba muy nerviosa. –
- Me entró la curiosidad ya que hace unos momentos simplemente me llamó “Volkova”. – No sabía cómo contrarrestar mis palabras. –
- Fue un impulso…
- ¿Un impulso? ¿Por qué? -Creo que ya voy desviándola de su objetivo; esto se me venía a la mente y me tranquilizaba. –
-Sí un impulso… así de involuntario como el que le provocó ver a la Srta. Pavlova en el restaurant. - ¡Ay, por favor! ¡Qué no piensa ceder, aunque sea un poquito? – No trate de distraer mi atención Srta. Yulia y de una buena vez respóndame. -Se veía algo molesta y lo reafirmaba con su voz. No me queda más que responder, pero sin ahondar mucho. –
-Nuestra amistad terminó algo accidentada. – Decía mientras le daba el último trago a mi bebida. –
- ¿De qué manera?
- Diferencias entre lo que le gustaba y lo que quería…
- ¿A qué se refiere? – Soy una completa idiota… ¡Mierda! ¡Maldito alcohol! Ahora ¿Cómo carajos salgo de esta? –
-Tres… ya son nuevamente tres Srta. Pelirroja…
-Parece que aún sabe contar, a pesar del doble, el sencillo y las dos botellas de vino que tomó. -Se sirvió otro doble y se lo bebió como los anteriores… de lo que me di cuenta fue de que la pelirroja resiste muy bien el alcohol. – Ahora, conteste a mi pregunta, si es tan amable. -Sirviéndome nuevamente otro trago. –
- Me refiero a que le dio “alas” a un muy buen amigo mío que era casi como mi hermano y lo terminó por el imbécil ese con el que está comprometida. – Tuve que mentir para proteger a una persona que no lo vale… que le podemos hacer, aveces el amor actúa de maneras muy extrañas. –
- ¿Era? ¿Ya no lo es?
- Así es, el falleció hace no mucho aún amándola… por eso mi resentimiento hacia ella. – Creo que las sospechas que comenzaban a surgir en la pelirroja sobre Shura se iban desvaneciendo con esa afirmación. –
- ¿Por qué me tomo de la cintura tan deliberadamente? – a la pelirroja al parecer ya se le estaban subiendo las copas. Sus mejillas ya estaban rosadas y empezaba a arrastrar las palabras, aunque lo tratara de disimular. Pero… nuevamente ya eran tres preguntas. –
- Srta. Elena… ya son nuevamente tres -Le afirmé arqueando mi ceja y con tono de satisfacción. –
- ¡Pero qué diablos! ¿Tan pronto?...
- Respondiendo a su pregunta… así es, así de pronto. Para que vea que soy una buena persona esa última no se la contaré como pregunta. -Se me dibujó una media sonrisa… de esas que molestan. Realmente lo estaba disfrutando mucho –
-Pero qué benévola es Srta. Volkova -Sirviéndose el trago mientras me llenaba de sarcasmo mis oídos. –
- Ya sabe las reglas… no creo que sea necesario que se las repita. -Culminó su bebida nuevamente como las tres anteriores. –
-Ahora respóndame. – Por lo que podía percibir y, ahora sí, sin temor a equivocarme… ya estábamos a la par. –
- Por impulso. -En verdad sí fue así, pero el tono que use me desacredito toda la intención que quería transmitir. –
- ¡Vaya! ¿Ahora piensa usar mis respuestas? – Empezaba nuevamente a encabritarse. –
- Fue un impulso señorita…
- ¿Qué lo provocó? – Ahora viéndola que se enojaba cada vez más… Decidí hacerla enojar un poquito más. –
- No lo sé, pero, lo que sí le puedo afirmar es que fue así de involuntario como el que le provocó la necesidad de llamarme por mi nombre de manera tan familiar en el Budvar. – ¡Cielo santo! Esto se va a poner feo. –
- Yulia, lo que ocurrió allá por parte mía no está en tela de juicio.
- ¿Yulia? Creo que esos impulsos los saca el alcohol. -Dije eso terminado ya mi último trago de la noche. Casi estoy semi inconsciente. Siendo sincera, ya no presté atención a la reacción que tuvo la Srta. Katina; apenas si recuerdo lo que dijo después. –
-Omitiré lo que acaba de decir y sólo le diré mi conclusión acerca de lo que vi en el bar. Usted me tomo de la cintura para provocar los celos de Aleksandra - ¿Por qué habla con tanta familiaridad de Shura? Me preguntaba mientras Elena seguía hablando. – Lo cual sí lo consiguió y eso trae mi última pregunta ¿Tuvieron algo que ver? ¿Fueron pareja?
-Eso ya está fuera de contexto señorita -Estaba tan estúpidamente ebria que ya no sabía ni lo que decía. Me sorprendió que haya utilizado la palabra “contexto”, ya que para el estado en el que estaba esa… esa era una palabra larga y complicada. –
- ¿Fuera de contexto dice? ¿De qué forma, si fuera tan amable de explicarme? Porque no la entiendo.
- Para estar ebria, creo que es muy preguntona y saca de juicio a cualquiera. – Y aquí va, la Yulia impertinente, merecedora de bofetadas a diestra y siniestra. –
- ¿Qué está diciendo? ¿Qué soy exasperante? -La pecosa estaba más que cabreada, pero al parecer esa percepción de lo bueno y lo malo ya había desaparecido en el último trago en mí. –
- Sí, es como un dolor en el trasero. -El bofetón por parte de la pelirroja no se hizo esperar. –
- Le pido que se vaya de mi departamento… ¡Ahora!
- Vamos… no seas hipócrita, si te morías por que estuviera en tu departamento… que bueno, creo que me quería en tu cama ¿No? – Pero que sarta de idioteces estoy diciendo. Se hizo presente en la piel de mi mejilla el dolor de una segunda bofetada. -
- ¡FUERA DE AQUÍ! -Empezó a empujarme y por las copas demás que traía, trastabille, caí al suelo y fue justo como pasó en el restaurant, solo que en lugar de Shura … tenía a una sexy pelirroja con los ojos más hermosos que haya visto. –
De la nada… comenzó a besarme y ya no sé si fue por el alcohol o porque esa situación me recordó a Shura. Y haciendo una pequeña retrospectiva… En verdad me dolió mucho el verla ahí con ese estúpido bueno para nada. Le correspondí el beso a Lena, porque quería que alguien calmara mi dolor; como en las otras ocasiones; cuando salía a tomar sola. El beso fue subiendo de intensidad, así como nuestros cuerpos iban subiendo su temperatura y comenzamos a quitarnos la ropa mutuamente…


***********************************************************************************************

love for volkova: Muchas gracias por tomarte el tiempo de leer. Es un agrado para nosotras, nos alegra que te guste y esperamos que puedas seguir la historia. Saludos!
andyvolkatin: Hola! Nos encanta que leas y comentes. El nuevo capítulo ojala te guste también. Y gracias Very Happy
Kano chan: Holaaa... Que bueno verte por aquí. Pasaran cosas, muchas, en esta historia. Con gusto se escribe y agradecidas por los comentarios Smile
avatar
Aleinads

Mensajes : 438
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 28
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Kano chan el Dom Sep 04, 2016 11:53 pm

Wha ha sido muy corto tia Sad
Pero ha estado de pasada hahah me encanta esta Yul temperamental !!
Saludos Wink
avatar
Kano chan

Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por love for volkova el Lun Sep 05, 2016 9:51 pm


Si, en definitiva me gusta mucho, las felicito mucho, Espero poder seguir leyéndola.
Aunque algo corta la conti no? Espero con ansias el siguiente capitulo. Exito y saludos chicas
avatar
love for volkova

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 26/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Monyk el Mar Sep 06, 2016 3:03 pm

Woow, pues por eso no quería empezar a leerla hasta que avanzara más, sabía que era buena.
Esperamos la conti más larga.
Felicidades, hacen buena mancuerna.
Saludos!!

Monyk

Mensajes : 187
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por andyvolkatin el Mar Sep 06, 2016 3:07 pm

Hola Very Happy
que buen capitulo
Yulia y Lena las dos
se dicen las verdades disfrasadas
ahora que pasara porque lo dejaste
emocionante
siganla pronto chicas study
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 435
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Aleinads el Sáb Sep 10, 2016 11:17 pm

Buenas madrugadas... Aquí esta un poco mas de esta historia. Esperamos que les guste y disfruten mucho!

CAPÍTULO IV

REVELACIONES

Ha sido un día bastante cargado de trabajo. Ya estoy cerrando algunos pendientes, cuando tocan a la puerta de mi oficina y la abren. – Lena ¿Se puede? -Era mi padre, que acababa de llegar de su viaje de negocios.
Claro adelante, además ya estás dentro, ¿No? – Se iba acercando a mí mientras le decía esto-.
¡Vaya! Parece que estás molesta, Lena. -Tomando asiento frente a mí–.
Lo siento mucho papá, pero… he tenido demasiado trabajo y desde que te fuiste mis responsabilidades aumentaron. Digamos que es sólo un poco de estrés. Pero dime ¿qué te trajo hasta mi oficina? – Mi tono era sarcástico. Papá sólo exhaló fuerte –.
Bueno, entonces vamos al grano Elena… Lidia ya me ha puesto al tanto de todo y no estoy muy contento. Me comentó que tomaste varías decisiones arriesgando mucho el negocio, ¿Qué tienes que decir al respecto? – Sabía que esa mujer iba a hacer lo imposible para ponerme en mal con mi papá–.
No tengo por qué desmentir lo que te dijo tu asistente… sólo que no creo que demerites el hecho que le ahorré a tu empresa algunos millones al año. Y creo que dentro de lo que cabe, he estado llevando bien el negocio familiar. Puedes revisar los indicadores de estas dos semanas que no estuviste. –Extendiéndole una carpeta con toda la información –.
Gracias, después la revisaré. -Tomando la carpeta entre sus manos. –A propósito Elena ¿Cuándo empezará la primera recolección de Volkova Logistic con nuestros proveedores? Imagino que ya está cerrado el contrato o ¿No es así? -Ladeando un poco la cabeza y arqueando una ceja de manera inquisitiva. Al momento me tensé y recordando esa velada… –

****FLASH BACK***
Después de la ofensa que me había hecho la Srta. Volkova… bueno, lo que había dicho Yulia era cierto pero la forma en que lo dijo, me hizo sentir como si fuera una degenerada. Por eso fue que empecé a ordenarle que se marchara de mi departamento. Cuando cayó al piso y me arrastró con ella, no pude resistirme a esos ojos azules y probar sus labios, instintivamente la besé tan repentinamente que, por un momento no supo que hacer. Imagino que las copas hicieron el buen efecto ya que me correspondió el beso, cosa que aproveché para retomar el plan que había tenido desde un principio: “llevarme esta morena a la cama”. - Vaya que besa muy bien… - Nuestros cuerpos ardían de deseo. Sin embargo, sentí algo en la pasión de Yulia; en su forma de besar. No seguí pensando y me dejé llevar... Seguíamos en el piso y se me hizo bastante difícil, pero comencé a quitar su ropa sin dejar de besar su cuerpo. ¡Está que arde!
- Te... ¿Te pa...re...ce mudarnos a tu habitación? - Preguntó ella y sin pensarlo dos veces me levanté.
Ayudándola un poco caminamos hasta mi habitación. La guié rápidamente, al entrar, le empujé a la cama y me subí encima de ella. Comencé a besar nuevamente su cuello, mientras ella pasaba sus manos por mi espalda ya desnuda. Pero de un momento a otro dejó de moverse, entonces...
- ¿Yulia?... ¿Yulia? -Estaba totalmente sorprendida… Yulia había perdido el sentido. –
Estaba demasiado preocupada ya que lo primero que pensé fue que tenía una congestión alcohólica, pero, después de unos segundos vi cómo se acomodaba en mi cama y abrazando una almohada. - ¡Me lleva el carajo! ¿Es en serio? ¡Se quedó dormida!

****FIN DE FLASH BACK****

- ¿Y bien Elena? – Mi papá me regresó de mis divagaciones. –
- E…este… - No sabía que decirle a mi padre, lo que sí sabía era que me esperaba uno de sus sermones fuera cual fuera mi respuesta. – No papá, no he concretado nada… aún.
- ¿Cómo? Elena ¿Sabes por qué estoy tan interesado en que ellos colaboren conmigo? – Como lo imaginé, mi padre estaba más que molesto. – No lo creo. Siempre te tomas las cosas a la ligera Elena -El gran Sr. Katin se estaba conteniendo mucho para no insultarme de manera directa. Yo sólo estaba a la expectativa de la más mínima provocación para explotar. – Me interesa por la seguridad que tienen en cada una de sus flotas y por la garantía que tienen si les llegaran a robar un embarque completo. De qué me sirve que hayas hecho esas negociaciones de las cuales tanto te enorgulleces si las voy a perder en un abrir y cerrar de ojos por tu falta de compromiso.
- No es falta de compromiso de mi parte… -Apretando mis dientes para no comenzar una discusión. –
- ¿Ah? ¿No? Entonces ¿Qué diablos es Elena? ¡Explícamelo! ¡Que no entiendo nada! -Con esto ya había llegado a mi límite. –
- A ver… -Mi tono cambió a uno bastante hostil. - Yo fui a la cita pactada, les dije las necesidades de la empresa, me dieron costes y toda la información necesaria ¿Ok? -Miré retadoramente a mi padre. – Después me citaron nuevamente al día siguiente ya que las necesidades habían cambiado. Este contrato no se ha cerrado gracias a que esa información me la hizo llegar tarde tu “eficientísima asistente” de parte tuya. -El Sr. Katin no supo que responder a mi declaración. –
- Entonces Lidia…-Estaba tan enojada que lo interrumpí. –
- No sé, no sé por qué no hizo bien su trabajo. -Mi padre bajó la mirada. – Además aún sigo en negociaciones con ellos. No está todo perdido.
-Elena…Sé que a veces no me comporto como un padre para ti. Sé que actúo más como un jefe tanto aquí como afuera. Pero… hasta que no me demuestres que eres de confianza Elena, no te puedo tratar de otra manera. – Pero ¿a qué va todo este discurso barato?. La verdad es que no quería seguir discutiendo con él… Así que sólo me limité en fruncir el ceño en manera desaprobatoria. –
¿Ya terminaste tu intento de regaño y de quererme hacer ver que soy una “irresponsable”, según tú y la bruja que tienes como asistente? Créeme que lo que me has dicho de que no has sabido comportarte como un buen padre lo has dejado bastante claro desde que recuerdo. Así que, si ya no tiene nada más que agregar, te puedes retirar porque tengo demasiado trabajo. – Obviamente no le agradó para nada la contestación que le estaba dando, pero, no podía reprocharme nada y sólo se limitó a decirme. –
-Espero que ese contrato este cerrado a final de mes Elena. -Y se retiró. –
-Este encontronazo que tuve con mi padre me había estresado demasiado. Después empecé a pensar en lo último que me dijo; -no sé porque espera tanto de mí… ¡Ah sí! porque soy su única hija y desde que mamá ya no está eso me convierte automáticamente en su única familia. La que quiere manipular a su antojo.- Para desviar mi atención del desagradable momento que pase por la discusión con Papa quise pensar en algo más e inevitablemente comencé a pensar en Yulia y en su par de impresionantes ojos azules. -Aún no puedo creer que la preciosa morena se haya quedado dormida. Pero ese beso que nos dimos estaba lleno de dolor, como si tuviera un corazón realmente herido buscando consuelo… un corazón roto por un mal de amor. Si es así, Volkova es una imbécil!… no hay nada más ridículo que sufrir por amor y más si sufre por la persona que me estoy imaginando. Que estoy segura que a pesar de estar comprometida se sigue dando sus “escapadas” para revolcarse con quien se le ponga enfrente… Después de esa noche sólo hemos tenido contacto vía telefónica y por medio de Alisa. Imagino que ha de estar avergonzada por todo lo que aconteció en esa noche, mejor dicho, por todo lo que no aconteció en esa noche.
Pues apenada o no tiene que atender mis llamadas, si no es ella, mínimo lo tiene que hacer Alisa.- Tomé el teléfono y marqué al directo de Yulia… no recibí respuesta alguna; así que volví a intentarlo y seguía sin respuesta. -Esta situación ya me está colmando la paciencia. Esa actitud de Yulia... Intenté nuevamente, teniendo éxito esta vez.
-Volkova Logistic… ¿En qué puedo atenderle? – Por lo visto Yulia no se percató de ver el identificador de llamadas antes de contestar. –
-Buenas tardes, ¿Hablo con la Srta. Volkova?
-Sí ¿Quién la busca? – No podía creer que no reconociera mi voz. –
-Soy Elena… Yulia -Se hizo un silencio incómodo. – ¿Por qué no has querido atender mis llamadas?
-Creo que no es el momento indicado para hablar de ello -Su voz era casi un susurro. – Además… no creo que sea correcto que me hable con tanta familiaridad.
-Yulia, no digas tonterías… nos besamos y casi tuvimos sexo. Ahora no me vengas con esa basura. Por otra parte, no te marco para tratar ese asunto Volkova, me estoy comunicando contigo para hablar de negocios. Necesito saber a qué veredicto llegaron sobre la petición que les hicimos hace dos semanas.
-Se sigue analizando Elena.
– ¿Elena?… vaya… creo que ya vas a olvidar esa basura de hablarme de usted. Volviendo al tema ¿Qué siguen analizando? Según lo que me dijeron es que no había ningún problema en cerrar el contrato… o ¿Es que acaso esa cena va a influir de manera negativa? -La morena soltó un bufido de fastidio. –
-Katina… yo no soy ese tipo de personas. Simplemente estamos evaluando los riesgos de trabajar con ustedes… sólo eso.
-Entonces sigo pendiente de su información… ah… por cierto… espero que, así como hoy, recibas mis llamadas. No quiero pensar mal, pero, ojalá no estés evitándome por el incidente que pasó en la cena de la otra vez… cabe mencionar que si se presenta otra ocasión la podemos terminar sin que “Morfeo” llegue tan pronto. -Mi tono de voz era sarcástico y algo sugerente. -
-Claro que no Elena, he tenido demasiado trabajo… sólo eso -Se escuchaba nerviosa. – Te prometo que nos comunicaremos en breve. Hasta pronto. -Dicho esto terminó la llamada.

El final de mi día fue raro y muy estresante… necesitaba relajarme de alguna forma y no se me venía a la mente otra manera más que la que he puesto en práctica estos últimos meses… “sexo y alcohol”. Pero no iba a salir sola y menos un viernes por la noche. Estos días ya eran una costumbre salir con mi gran amiga Sofía Búbka así que decidí marcarle.
- ¡Mira quién se dignó a marcarme! Mi muy malagradecida amiga. –Sofía destilaba sarcasmo y enojo. –
-Ya Sofía… Mira… Sé que no te he llamado, pero bien sabes el porqué. -Le contesté molesta, ya que era lo último que me faltaba para tener un “fantástico día”. –
-Katina, ni un mensaje me escribiste.
-Sofía… cómo te explico para que entiendas que me hice cargo de los negocios de mi padre… y estoy más estresada que un gato. -Soltó una carcajada, al escuchar eso. –
-No me hagas reír Katina… tú nunca te quedas con el estrés. ¿No me digas que no has salido o mínimo te has llevado a alguien a tu cama? -Esta señorita se vuelve más insoportable cuando no salgo con ella. Aún no sé por qué la quiero y la estimo. –
- Búbka ¿Quieres salir hoy ó no? Quiero ponerte al tanto de todo…
Estas fueron las palabras mágicas para que a Sofía se le pasara el mal humor y contentarla. Nos pusimos deacuerdo para ir al Bar O2 Lounge. Salí de la empresa y me dirigí a mi departamento para darme un baño e ir lo más sexy posible para el encuentro con mi amiga. Llegué al bar y Sofía ya estaba en la barra tomando un trago. Opté por acercarme y acompañarla.
- ¡Wow! Katina, veo que hoy vienes de cacería. -Mirándome de arriba abajo. –
-Ya te dije que hoy vengo a desestresarme. -Terminado de decir esto pedí un trago también. –
-A ver Katina… a mí no me engañas… Dime ¿Con quién te acostaste estas últimas semanas?
- ¡Sofía! -Mi tono era de molestia y sorpresa fingida. – Me haces ver como una “zorra” o en el mejor de los casos como “ninfómana”.
-Entonces si no quieres que te cuestione a mi manera -Dándole un trago a su bebida. – Cuéntame todo de una buena vez.
-Ok…contestando a tu pregunta, no me he acostado con media Rusia como cierta persona que tú y yo conocemos.
- Eso no te puedo replicar Lena. Tienes tus gustos que no demerito a ninguno y pues a veces… Tú te reservas el derecho de admisión para estar en medio de tus piernas. -Se estaba ganando una golpiza, por lo último que agregó. –
-Por lo visto no quieres que te ponga al tanto de mi vida ¿Verdad?
-Ok, ok, ok… ya, ya, ya… Vienes muy sensible hoy querida -Dando el último trago a su vaso. – Cuenta lo que te ha acontecido “hija mía” confiésate conmigo. -Estaba de muy buen humor para bromear la Srta. Búbka. Sólo se pone así por dos motivos. Cuando no ha tenido sexo o se está pasando de copas. –
-Pues mi vida sexual no ha sido tan activa como piensas, ya que, como te dije… El trabajo me absorbió mucho tiempo. Por ende, no salí a tomar y me tuve que conformar lo que tenía a la mano. -Mi tono era de total indiferencia. –
-O sea que te acostaste nuevamente con Ágata.
- ¿Cómo? – Mi rostro era de sorpresa, ya que no me acordaba del nombre de ella. –
- ¡Ágata! La nueva recepcionista de la empresa de tu padre -Nuevamente estaba siendo sarcástica. – Ay Katina a veces te comportas como una verdadera “perra” ¿Lo sabías?
-Que quieres, siempre he sido muy mala recordando nombres.
-Lo sé, pero, ella trabaja para ti y ni así le das la importancia a la chica. Además, creo que está enamorada de ti. – No pude evitar soltar tremenda carcajada. –
-Si es así que chica tan estúpida. Mira que enamorarse de alguien que ya no cree en el amor… -Dando un buen sorbo a mi bebida y, pidiendo otra igual al bartender. – Además, bien sabe que es sólo sexo y ya. Por cierto, de cuando acá tienes escrúpulos de las personas con las cuales me acuesto ¿Eh? Creo que el alcohol ya está empezando a hacer de las suyas.
-Lo siento Elena, pero creo que esta vez si te estás pasando de la raya.
-Mira ya deja de ser mi “conciencia” limpia y pura… ¿Ok? Te necesito en el modo “conciencia pervertida” como hace dos semanas.
-Cuando prácticamente hice que te acostaras con aquel chico bien parecido… ¿Por cierto que tal estuvo?
- No sé, me puse estúpida, no recuerdo nada. Lo que si recuerdo es que conocí a alguien que me llamó mi atención.
- ¿Amor a primera vista?
- ¡NO! No seas idiota, bien sabes que ya no creo en el amor y mucho menos en el amor a primera vista.
- ¿Entonces? ¿La quieres como esclava sexual? -Se estaba burlando de mi la Srta. Fastidiosa. –
-No, pero si la quiero en mi cama, las veces que se me antoje. Sus ojos son hermosos, sus labios son deliciosos y su cuerpo… su cuerpo es tan hermoso, sexy, candente… simplemente perfecto.
-A ver, a ver, a ver… Tres cosas… Primera: Lo que dices si la convertiría en tu esclava. Se coherente Katina. Segunda: No te había escuchado expresarte de esa manera de alguien en los últimos meses, lo que me indica que vas a terminar enamorándote y la tercera: Qué no quisiste decir, que ¿La querías nuevamente en tu cama? – La Srta. Sofía a pesar de estar algo ebria, sigue prestando atención a los detalles. –
-No, lo que te mencioné fue exactamente lo que quería decir -Culminando mi trago y pidiendo uno más. – Y no, no voy a enamorarme, ese error no lo cometeré una tercera vez.
- Ya no entendí Katina… ¿Me estás diciendo que hubo alguien que te rechazó? Pero… si te hubiera rechazado… no la hubieras descrito como lo hiciste. -Su voz sonaba totalmente curiosa. –
- Te resumiré todo. Tuvimos una cena de negocios ella y yo. Al terminar la cena ella ya estaba algo ebria. Después ya para retirarnos…Nos topamos con la gran “Srta.” Pavlova con el pobre infeliz de su prometido. Viendo esto Volkova, se tensó de inmediato y empezó a actuar un tanto raro. – Los ojos de la Srta. Búbka se abrieron mucho, dando a entender que no daba crédito a lo que estaba diciéndole e interrumpiéndome. –
- ¿Volkova? ¿Yulia Volkova? ¿La ahora empresaria asediada por todo Moscú y parte de St. Petersburgo?
-Sí ella, pero yo no sabía nada de lo que me dices. -Yo la miraba incrédula. –
-A veces eres tan distraída Katina… pero volviendo al tema. Si quieres a esa mujer en tu cama, vas a tener que hacer fila, porque no eres la única que quiere eso.
-Pero es que ya la tuve en mi cama. -Casi la quijada de Sofía se cae hasta el suelo por semejante declaración. –
- ¡Pues cuéntame bien como estuvieron las cosas! – Grito emocionada.-
-Eso es lo que he tratado de hacer, pero me interrumpes. Retomando mí relato… Eso me hizo sospechar que hubo algo entre ella y Aleksandra, por la manera en cómo se dirigió hacia a mí y por cómo me tomó de la cintura sin ningún miramiento esa noche justo después de encontrárnosla. Posteriormente nos fuimos a mi departamento ya que ella no estaba en sus cinco sentidos e iba también por las respuestas que me había prometido, pero… se puso aún más ebria y quise sacarle toda la verdad, cosa que no se pudo, además se puso medio impertinente. Discutimos un poco y nos besamos, nuestros cuerpos pedían más que sólo besos, entonces, cuando la tenía al fin en mi cama… se quedó dormida, así… tal cual… dormida. – Sofía empezó a reírse estruendosamente. –
- No, no, no… O sea… ¿Que no le fuiste lo suficientemente atractiva? Bueno… creo que la pregunta se responde sola con el relato – Dicho esto volvió a romper en risas y carcajadas. –
- Búrlate, ya te veré a ti -Realmente estaba molesta. –
- Lo siento, lo siento… ya me pondré seria. -Aclarando su garganta y tratando de borrar todo rastro de risa en su cara. – Entonces por eso te acostaste con Ágata, para sacarte la espina.
- Algo así y pues hoy quiero llevarme alguien más a la cama… será una bella fémina… y creo que, ya la vi, así que, si me disculpas querida, voy a sacar el estrés en unos minutos más.
No hubo necesidad de ir hasta la mesa de esa chica ya que ella misma se dirigía hacia donde estábamos Sofía y yo. Mi amiga se esfumó al instante de ver a la rubia despampanante acercarse.
-Hola ¿Pedo sentarme aquí? -Señalando el lugar en donde con anterioridad se encontraba Sofía. –
-Claro, no hay problema. -Poniéndome en “hounter mode” le regalé una sonrisa sexy y sugerente. Cosa que no pasó desapercibida para la rubia que se sonrojó. –
- ¿Qué estas tomando? -Quería romper el hielo, pero se le notaba nerviosismo en su voz. –
-Un vodka tonic -Llevando el vaso a mis labios y dando un sorbo. - ¿Gustas probar? - Mi juego de seducción ya estaba comenzando así que decidí largar mi brazo con la bebida hacia sus labios. Esto dejó fuera de combate a la rubia. Accedió a mi invitación y sus ojos color azul estaban mirando fijamente a mis ojos dando inicio al juego de miradas. Retiré el vaso de los labios de la chica. – ¿Te gustó?
- Sss… Sí -El cazador resultó ser cazado y como yo no suelo desperdiciar esas oportunidades… decidí llevarla al hotel de siempre. –
- Yo puedo preparar bebidas mucho mejores… ven te invito al hotel donde me quedo. – Terminando de decir esto, escuché una voz detrás de mí. –
-Vaya Elenita veo que estás muy bien acompañada. Por cierto ¿Dónde dejaste a Yulia? ¿Eh? -Su voz era inconfundible, Aleksandra Pavlova, quien al parecer estaba demasiado ebria. –
-Creo que es algo que no es de tu incumbencia Aleksandra -Ni si quiera me tomé la molestia de voltear a mirarla. – Nos vamos señorita -Dirigiéndome a la rubia que aún estaba frente a mí. –
- Katina ya veo que no se te quita lo “puta” ¿Con cuántos te has acostado? ¿Eh? -Su comentario provocó que la chica rubia se fuera. –
- ¿Qué pretendes estúpida? ¿Eh? -Dándole una bofetada. Esto alertó a que sus “amigas” vinieran a su auxilio. No quería dar más espectáculo y emprendí mi partida del bar. Una vez afuera Aleksandra me alcanzó y me empujó contra una pared. –
- Mira estúpida… esta bofetada no se va a quedar así. -Intentó golpearme, pero logré esquivar su torpe intento. –
-Aleksandra, por favor ya déjame en paz… o… ¿Quieres ser tú la que esté en mi cama? –
- Por supuesto que no “zorrita” y es mejor que te quede esto bien en claro. – Su tono era de advertencia. - Será mejor que te alejes de Yulia, porque ella es mía ¿Entendiste zorra? Es mía. – No daba crédito a su declaración… Aleksandra amenazaba con volver a entrar en la vida de Volkova. Y al parecer las cosas no eran como Yulia me había dicho...

**********************************************************************************************************

Kano chan: Hola!! Que bueno te gusto, ya se adelanto la conti y aquí esta. Saludos!
love for volkova: Gracias por tus palabras! Nos alegra que este gustando. A veces los capítulos se nos hacen cortos, pero las continuaciones vienen cerca y sin mas aquí esta.
Monyk: Gracias por las felicitaciones. A capítulos cortos, continuaciones seguidas. Very Happy
andyvolkatin: Hola! Smile Las verdades disfrazadas como dices, tienen sus revelaciones como pudiste ver... Saludos.
avatar
Aleinads

Mensajes : 438
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 28
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por andyvolkatin el Dom Sep 11, 2016 2:32 pm

Hola Very Happy
excelente capitulo
sigo pendiente de esta historia
espero el próximo capitulo pronto study
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 435
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Capítulo

Mensaje por Zanini-volk el Dom Sep 11, 2016 3:03 pm

Mira tu las zorras como aleksandra si que me dan risa jajjajajajja.
Buena historia, buen capítulo.

Zanini-volk
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Kano chan el Dom Sep 11, 2016 7:31 pm

Hello !! Muy buen capítulo !, me encanta esta Elena descarda hahaha
Y por favor Yul que resista a su ex !
Saludos !! Wink Wink
avatar
Kano chan

Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Monyk el Jue Sep 15, 2016 12:01 am

Bueno aunque sean cortititititos,
esperamos pronto puedan continuar la historia.
Saludos!!

P.D. Es lo que tiene leer una buena historia, que siempre serán cortos, ja ja ja.

Monyk

Mensajes : 187
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Aleinads el Vie Sep 16, 2016 6:36 am

Buenaasssssss... Hoy es temprano porque debí actualizar anoche y me quedé dormida xD (lo siento San) sin mas, esperamos que les guste el capítulo!

CAPÍTULO V

Falsos sentimientos

-Yulia, buenas noticias, por fin cerramos el contrato con la acerera Repin –Comentó Alisa.
-Son excelentes noticias Alisa, por lo visto son huesos difíciles de roer. -Di un sorbo a mi taza con café. -
-Sí, me costó negociar con ellos pero el contrato ya quedó firmado. -Alisa se acercó a mi cubículo para entregarme el contrato, tomando asiento a mi lado.-
-Por cierto... ¿Qué me puedes comentar acerca del contrato Katin? - Los ojos color avellana de Alisa se abrieron mucho. -¿Pasa algo? - Pregunté. -
-Disculpa Yulia, estaba tan presionada con lo de la acerera que ya no le di el seguimiento adecuado... -Estaba tan apenada que no podía siquiera mirarme a los ojos. -
-Me sorprende Alisa que se te haya pasado algo tan importante. -Mi voz era tranquila pero firme. -
-Sí... lo sé...pero... lo que pasó fue que... - Trataba de explicarme. -
-Relájate Alisa ¿Ok? -La tomé de los hombros para tranquilizarla y la miré a los ojos. - No pasa nada, si hoy mismo entre las dos nos dedicamos única y exclusivamente a ello ¿De acuerdo? - Se le dibujó una leve sonrisa en sus labios color carmesí.- Entonces manos a la obra señorita .- Le guiñé el ojo, para liberar un poco la tensión del momento. -
Comenzamos a revisar condiciones, cláusulas y demás del contrato "Katin". Estuvimos haciendo logística de todas las recolecciones, para sacar los nuevos costes e idear nuevas cláusulas a las condiciones. El tiempo transcurrió demasiado rápido; tan rápido que no nos dimos cuenta de la hora de la comida. -
-Ya es tarde Alisa... - Dije viendo mi reloj. - por mí no hay problema si sales a comer; pues ya sólo son detalles mínimos los que se están corrigiendo.
-¿Qué te parece si mejor pedimos algo y comemos las dos aquí?
-Estupendo. -De repente empezó a sonar mi celular. - Tu elige por mí. -Alisa se retiró, dejándome atender la llamada. No conocía el número, así que asumí que podía ser un posible cliente. -
-¿Diga?
-Vaya que te cotizas "mi amor" -La sangre se me congeló...No podía reaccionar... era Shura y lo más inaudito fue que comenzó a hablar con una familiaridad, afecto y cinismo al que no daba crédito. Comencé a tartamudear un poco pero traté de controlarme, entonces le respondí:
-¡Qué quieres? ¿Cómo conseguiste mi número?
-Tranquila "amorcito", sólo quiero saludarte y saber cómo estás ojitos bellos. -¿Qué carajos pretende? ¿Por qué de buenas a primeras me habla así? Siendo ella quien ya no quería saber nada, absolutamente nada de mí. -
-No finjas Aleksandra y dime de una buena vez ¿Cómo conseguiste mi número?
-Contactos mi amor, bien sabes que cuando me propongo algo, no me detengo hasta conseguirlo. Que déjame decirte, no fue nada fácil.
-Ahora dime... Qué quieres... -Seguía tratando de reponerme ante esta llamada. -
-Ya te dije amor... solo quería saber ¿Cómo estás? Y saber también si me olvidaste ya, tan pronto.

-¿Perdón? -No sabía realmente cómo reaccionar, sin que los sentimientos aún vigentes por ella salieran convertidos en palabras. -
-Por favor –Su voz estaba cargada de hastío. - Estás saliendo con la pelirroja esa porque piensas que así vas olvidarme. -
-Aleksandra... No seas cínica y por favor déjame en paz. ¿No te basta con haberte llevado mi dignidad, mi amor y mis ilusiones? ¿Qué tan miserable quieres que sea?
-Yulia... sólo quiero advertirte que no permitiré que seas feliz con otra que no sea yo.
Terminó de decir eso y cortó la llamada. Yo estaba absorta en mis pensamientos. ¿Qué trató de decir con eso último? ¿Realmente sí me amó o soy un capricho?. El sonar del teléfono me regresó a la realidad. No sabía cuánto tiempo había estado sonando, así que contesté de inmediato:
-Volkova Logistic… ¿En qué puedo atenderle? -Tomé el contrato Katin para seguir revisándolo. -
-Buenas tardes, ¿Hablo con la Srta. Volkova?
-Sí ¿Quién la busca?
-Soy Elena… Yulia -Lo que me faltaba. Se hizo un silencio – ¿Por qué no has querido atender mis llamadas? - En lo primero que pensé fue en que me estaba llamando para reclamarme lo de la desastrosa noche en su departamento. -
-Creo que no es el momento indicado para hablar de ello -Alisa regresó y se sentó tras de mí, no quiso interrumpir la llamada. Yo no quería que alcanzara a escuchar algo, así que bajé la voz lo más que pude. – Además… no creo que sea correcto que me hable con tanta familiaridad. - Intenté volver a poner distancia entre ella y yo. Realmente estaba demasiado apenada por la sarta de estupideces que dije aquella noche y que decir de... el tan sólo pensarlo, se pintaban de pena mis mejillas. -
-Yulia, no digas tonterías… nos besamos y casi tuvimos sexo. -Solo escuché atenta. - Ahora no me vengas con esa basura. Por otra parte, no te marco para tratar ese asunto Volkova, me estoy comunicando contigo para hablar de negocios. Necesito saber ¿A qué veredicto llegaron sobre la petición que les hicimos hace dos semanas?
-Se sigue analizando Elena. -Le contesté lo más serena posible. -
– ¿Elena?… vaya… creo que ya vas a olvidar esa basura de hablarme de usted. -Mierda... la tuteé. Todavía tenía en mente la llamada de Shura y no podía pensar en otra cosa más. -Volviendo al tema ¿Qué siguen analizando? Según lo que me dijeron es que no había ningún problema en cerrar el contrato… o ¿Es que acaso esa cena va a influir de manera negativa?
-Katina… yo no soy ese tipo de persona. Simplemente estamos evaluando los riesgos de trabajar con ustedes… sólo eso.
-Entonces sigo pendiente de su información… ah… por cierto… espero que, así como hoy, recibas mis llamadas. No quiero pensar mal, pero, ojalá no estés evitándome por el incidente que pasó en la cena de la otra vez… cabe mencionar que si se presenta otra ocasión la podemos terminar sin que “Morfeo” llegue tan pronto. -Es muy terca esta mujer. -
-Claro que no Elena, he tenido demasiado trabajo… sólo eso. Te prometo que nos comunicaremos en breve. Hasta pronto. -Terminé la llamada y se acercó Alisa con nuestra comida. -
-Te ves muy estresada Yulia. -Me dio el sushi que había pedido. -
-Sí... sólo un poco... -Moví de un lado a otro la cabeza para relajarme. -
-Come un poco te hará bien. - Hice caso a su petición y empezamos a platicar un poco. Es algo raro ya que a pesar de los tres años que ha trabajado conmigo, conozco casi nada de ella. Además ella no se ha portado demasiado abierta en cuestión de su vida personal. Pero el día de hoy la notaba diferente... tal vez quería expiarse por haber olvidado darle el seguimiento al contrato de Elena. La plática con Alisa fue recalcitrante puesto que ahora sé un poco más de ella. Me explicó del por qué es tan reservada, sus gustos y demás cosas. El tiempo se nos fue una vez más muy rápido. Eran casi las 21:00 hrs.
-No es tan factible trabajar con Katin Group. Nos da un margen muy pobre de ganancia Yulia. -La voz de Alisa era demasiado tranquila. -
-¿Cómo? ¿Por qué lo dices?
-Porque lo que más moveríamos de los CEDIS a sus Hipermercados son medicamentos, consumibles perecederos y no perecederos. Y bien sabes que implica una mayor seguridad. Esto estaría mermando nuestra utilidad.
-Pero... por eso recotizamos ¿No?
-Sí, pero no contaba con esa información hasta ahorita que volví a revisar todo.
-¿Qué sugieres?
-Subir nuestros costes o declinar nuestros servicios. Ellos no serían los primeros y mucho menos serán los últimos a los que les decimos "NO". -Estaba pensativa, ya que no quería que Elena pensara que esa respuesta era a consecuencia de no quererla cerca de mí. -
-No sé... no sé Alisa... ¿No hay más opciones?
-Bajar la calidad del servicio... -Estaba dubitativa al decir esto. - Que de hecho ni de broma debe ser una opción.
-Le haré saber a la Srta. Katina que no trabajaremos con ellos. Por ahora ya tenemos que retirarnos... es muy tarde Alisa. -Me miró y quiso decirme algo pero al instante reprimió el impulso. Nos dirigimos hacia la salida. Nos despedimos y me dirigí hacia mi auto. No tenía planes para este viernes en la noche, pero por la llamada de Shura mi perspectiva había cambiado. Me dirigía al primer bar que encontrara... a unos cuantos metros de la empresa vi a Alisa esperando un taxi. Reduje mi velocidad y me emparejé con ella:
-Oiga señorita... ¿Sabía que es muy peligroso que vaya sola en la noche?
-¿Eh?... Ah... sí, lo que pasa es que mi auto se descompuso y...
-No te animaste a pedirme que te llevara ¿No es así? Ven sube. -Detuve mi auto y le abrí la puerta. - Se colorearon de color rojo las mejillas de la rubia estando ya dentro. - Pensé que por la conversación que tuvimos hace un rato, tendrías más confianza conmigo.
-No es tan fácil Yulia... no sabía si tenías algún plan y si te decía que no traía mi auto... no quería comprometer esos planes. -dijo con vergüenza. -
-Entiendo... pero, ahora eres parte de mi plan para esta noche. -Le dije animosamente. - Y no espero un "No" como respuesta.
-O..ok... y ¿A dónde vamos a ir?
-Al primer bar que nos quede de paso...
-El más cercano es el Bar O2 Launge. -Afirmó tímidamente. -
-Bar O2 Launge... Allá vamos. -conduciendo al lugar. -
A pesar que seguía pensativa por la llamada de Shura, y los sentimientos que volvió a remover en mí... Yo no perdía mi buen humor, ya que me quería distraer un poco y disfrutar de la compañía de alguien que no buscara sexo y con la cual podría tener una plática muy interesante.
Llegamos al bar, pero para mala suerte no había estacionamiento cerca, así que nos aparcamos en un estacionamiento no muy lejos. Al irnos acercando, Alisa y yo vimos a dos chicas discutir. Después una de ellas quiso golpear a la chica pelirroja, pero ésta esquivó el torpe y débil intento de golpe. Ya estando a una distancia prudente me percaté de que la chica pelirroja era ni más ni menos que la Srta. Elena Katina - Lo que me faltaba. ¿Qué no me libraré de esta señorita? - Pensé al ver la escena. - Pero al reconocer a la otra chica... me petrifiqué. Creo que la suerte no estaba de mi parte esta noche, ya que la otra chica era "la gran" señorita Pavlova dando el espectáculo de su vida, para este momento Alisa y yo no éramos las únicas espectadoras. Intenté que pasáramos de largo pero... Una declaración hizo que me parara en seco.
- Será mejor que te alejes de Yulia, porque ella es mía ¿Entendiste zorra? Es mía. – No podía creer que esas palabras salieran de la boca de Aleksandra Después la "Srta. Meto mi nariz en donde no me llaman" agregó:
-Si me acerco a ella o no, no es tu problema... O... ¿Es acaso estás celosa de que me prefiera a mi? -Yo no podía moverme, mejor dicho, no quería moverme puesto que quería saber en que iba a terminar eso; y sobre todo si se volvían a violentar, intervenir. Alisa estaba de espectadora también una vez que reconoció a Elena. -
-¡Claro que si estúpida! Ella pasó por mi cama y no sólo eso, hubo más. -Quedé atónita al escucharla decir esas palabras. Nunca pensé que Shura fuera la que se delatara. -
-Pues ella también estuvo en la mía. - ¡No, no, no! No esto no puede ser. ¿De qué se trataba todo esto?. Aleksandra ya estaba comprometida y por ende no le importaba lo que aconteciera conmigo. Bueno al menos eso pensé. Y Elena... Elena... Elena es Elena y por supuesto que no tendría nada que ver con ella y menos por la impresión que me lleve. Volteé para ver a Alisa y ella no me quitaba la mirada sorpresa de encima. La afirmación de Elena al parecer molestó bastante a Shura, porque esta se le abalanzó para golpearla. -
-No digas estupideces zorra.- Le decía mientras la tomaba del cabello. Por obvias razones tenía que intervenir y Alisa me ayudó a separarlas. Yo tomé a Shura y Alisa tomo a Elena. -
-Si no me crees... puedes preguntárselo tu misma. -Añadió la pelirroja más que encolerizada. Aleksandra se volteó hacia mi, tomó mi rostro entre sus manos y me besó. Ya estaba bastante tomada, sentí el sabor de Vodka y menta en los labios. Alisa y Lena no podían dejar de ver menudo espectáculo así como los demás espectadores.-Sé que extrañas ésto y ésto. -Presionando su cuerpo contra el mío.- Bien sabes que no me podrás sacar de tu mente... de tu piel... tus sentimientos siempre serán míos... tus pensamientos...
-Estás fuera de ti Shura... -Tratando de recuperar el aliento. - Ven... permíteme llevarte a tu casa. -Aleksandra me tomó de la cintura mientras nos dirigíamos hacia el estacionamiento, le hice la parada a un taxi y la subí; obviamente esto le tomó por sorpresa.- No esperabas que YO te llevara tu casa ¿Verdad? -Tomé algo de valor y zanjar un poco el que ya no estaba a su disposición. -
-¿Qué haces Yulia? -Aún desconcertada por lo que estaba haciendo. -
-Llevándote a tu casa... Ok, no directamente, pero... al menos llegarás sana y salva. -Le di las instrucciones pertinentes al conductor y se fue lo más pronto posible a dejar a Aleksandra. Ella dijo una o dos cosas que no alcancé a escuchar, y para ser sincera no quiero saberlo ya.

Me dirigí nuevamente hacia el bar para disculparme con Alisa por semejante espectáculo. Iba pensando en si estuvo bien lo que le hice a Aleksandra pero... después se me vino a la mente toda la humillación que sufrí aquella noche... después de haber hecho el amor. Decidí que la llamada y el beso que me dio ella, no me iban a afectar lo que restara de la noche. Llegué donde estaban Elena y Alisa.
-Elena... ¿Cómo estas? ¿Ya estás un poco mejor? -Me acerqué a ella. -
-Sí, ya estoy más calmada y por ende, estoy mejor. Gracias por preguntar Yulia. -Volteó la cara para no mirarme. ¿Por qué carajos está enojada?. -
-Alisa... yo... estoy muy apenada... y...
-Yulia, relájate ¿Ok? No pasó nada. ¿Qué dices si seguimos el plan que tenías desde el principio? - Sugirió. -
-Está bien –Le regalé una sonrisa para luego voltear hacia donde se encontraba Elena. - Katina... ¿Nos acompañas? - La invité, después de semejante espectáculo de Aleksandra... sentí algo de pena. -
-En otras circunstancias te hubiera aceptado la invitación Volkova, pero creo que ya fueron muchas emociones para mí en una sola noche. Sólo entraré de nuevo al bar para buscar a mi amiga Sofía.
Entramos al bar. Alisa pidió una mesa mientras yo ayudaba a Elena a buscar a su amiga. Me asombró lo perfectamente acompañada que estaba.
–Sofía, ya me voy ¿Te vas conmigo o te quedas? - La pelirroja se escuchaba molesta.-
-Vas a estar ocupada toda la noche ¿No? - Yo sólo escuchaba sin poner mucha atención a la conversación.
-No... La estúpida que tú y yo conocemos me echó abajo mis planes.
-Elena creo que me retiro. – Interrumpí. - Ya encontraste a tu amiga... así que, no tengo nada más en que ayudarte. – Me despedí. -
-¿Eres Yulia Volkova? – Interrumpió su amiga. -Vaya, eres más sexy y guapa en persona. –Katina y su amiga, son tal para cual. No nos habíamos ni presentado y ya me estaba coqueteando también. ¿Qué le ponen a las bebidas embriagantes de Moscú? ¿Feromonas? ¿Afrodisiacos? Sólo me limité a contestar…
-Gracias señorita por su alago... me retiro. Por cierto Elena te veo mañana en la oficina, y te aclaro... va a ser meramente profesional, nada de insinuaciones ¿Ok?...

*************************************************************************************************************

andyvolkatin: Hola!! que bueno verte siguiéndola. Esperamos que te guste el capítulo, y los que vienen Very Happy
Zanini-volk: Esas zorras abundan u.u y no queda mas que reírse de ellas xD .. Gracias Smile
Kano chan: Hi there!! Lena es directa y sabe lo que quiere, es todo. Yulia, bueno ella se irá viendo. Saludos! Very Happy
Monyk: Jajajaja... Pues, gracias. Nos alagas, y bueno parecerán cortos los cap pero tienen la medida exacta. Además son contis seguidas, así que eso supongo compensa todo. ¿o no? Saludos! Smile
avatar
Aleinads

Mensajes : 438
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 28
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Kano chan el Vie Sep 16, 2016 11:04 am

Hahahaha me ha facinado Wink por suerte Yul resistió la tentación haha
Ha me encanta que rechace a Elena porque al final sabemos que va a caer haha Wink
Saludos y adoro esta Elena resuelta !! Wink
Y bueno Yul me encanta porque se me hace muy tierna ! Smile
avatar
Kano chan

Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

...

Mensaje por Zaninivolk el Vie Sep 16, 2016 3:15 pm

Esa yulia,bueno hay que dejarla,ya caerá solita

Zaninivolk
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por love for volkova el Vie Sep 16, 2016 10:52 pm

Saludos, cada vez me gusta mas... el anterior capitulo no pude comentar pero ahora si.
Juro que amo a Aleksandra me gusta su actitud de perra y al menos Yulia supo como manejarse
éxito y espero seguir leyendo
avatar
love for volkova

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 26/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Monyk el Miér Sep 21, 2016 1:08 am

Saludos chicas!!
Tienes razón, la historia fluye aunque sean cortos los capítulos.
Espero poder leer pronto la conti que esta historia me gusta.

Monyk

Mensajes : 187
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.