CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por SandyQueen el Jue Ene 26, 2017 5:37 pm

Por fin les taremos el capítulo IX Aleinds y su servidora Very Happy Esperamos de todo corazón que les guste :3

CAPITULO IX


Desperté y me incorporé de golpe en la cama; la sabana se deslizó por mi piel y dejó al descubierto mi desnudez de la cintura para arriba y por un instante me sentí perdida. Volteé a de un lado a otro para recordar en dónde estaba, ya que había bebido demasiado; al reconocer que estaba en mi habitación me relajé un poco. Después vi la espalda desnuda de Yulia, no pude evitar que se me dibujara una tonta sonrisa en mis labios, como tampoco pude evitar morder levemente mi labio inferior de una manera sugerente, al recordar lo que había sucedido hacía ya un par de horas atrás. Posé mi espalda sobre la cabecera de la cama al ver en el reloj despertador que eran las 02:00 am. Solté el aire que contenía, me llevé una de mis manos a mi rostro y eché levemente mi cabeza hacia atrás. Realmente no pude creer la magnífica noche que tuve con Volkova… Pero a la vez me llenaba de miedo, de temor… Yo me había entregado a ella con… Con amor y… Con devoción. Realmente había hecho el amor con ella, pero no podía evitar dudar si ella también lo había hecho conmigo. Bueno, la sincronía fue perfecta; sus besos, caricias y toda ella la sentí sincera, pero… ¿Y si no era así? Nuevamente el temor invadió mi cuerpo provocándome un estremecimiento involuntario. No quería salir lastimada nuevamente y mucho menos por ella: por la dueña de esos hermosos ojos azules que me habían hechizado en cuerpo y alma desde la primera vez que los vi. Pero no quería admitirlo. ¡Dios! Estaba tan confundida, tan perdida; me sentía como una niña asustada. Yulia había echado abajo mis muros de una manera tan sencilla y tan rápida que no me di cuenta. Estaba demasiado inquieta, ansiosa y temerosa. Necesitaba sacar de mi mente y de mi corazón todo esto que estaba nublando mi entendimiento; así que decidí textear a Sofía; ya que si le marcaba Yulia podía despertar y era lo menos que quería.

- ¿Estás?
-Ahora qué quieres pelirroja… -Por fortuna Sofía estaba despierta. -
-Me acosté con Yulia.
- ¿Qué! ¿Es en serio! A ver Katina…Hiciste que le gritara a mi celular a las tres de la mañana. ¿Sabías que ese tipo de noticias se dicen con más tiento y más si es de madrugada?
-Sofía… por favor. -Rodé mis ojos expresando fastidio en ellos. Que risa, como si Sofía pudiera verme. – No empieces.
-Ok… Ok… ¿Y qué tal estuvo eso? – Puso unos emoticones que eso lo hacía leer como algo sucio. –
- ¡Sofía! Eres tan sucia cuando trato de contarte algo referente al sexo.
- ¡Wow! Katina, tú, siendo pudorosa… Eso no me lo esperaba. -Seguía poniendo emoticones, en esta ocasión expresaba risa incontenible. –
- ¿Quieres que te cuente o no?
-Está bien, está bien. Al parecer esto va más allá de un simple acostón… De simple sexo.
-Así es Sofía…
-O sea ¿Cómo?
-Que no fue simple sexo o deseo carnal, Sofía… Me enamoré y no sé qué hacer.
- ¿Quieres que te marque Lena?
-No Sofía, no quiero despertarla… Pero estoy muy desesperada.
-Entiendo Lena… Tranquilízate por favor. Conociéndote, estoy segura que ya estás a punto de llorar.
-Ay Sofía… Es que… no sé…
-Con ella es diferente ¿No es así?
-Sí Sofía… es muy diferente. Es que fue mágico… Fue único y eso… Eso me da miedo… Pánico. Me siento totalmente desarmada. Ahora que ya cruzamos esa delgada línea entre el coqueteo y el compartir la cama…
-Lena… ¿Cómo te trató? ¿Qué te hizo sentir?
-La sentí franca… Sincera… Como si me amara. Como si también me estuviera haciendo el amor. Es que, todo fue tan real…
-Elena, ¿Por qué no quieres confiar en ti?
-Porque la última vez que lo hice, fue una vil blasfemia y bien lo sabes Sofía.
-Entonces ¿Por qué te acostaste con ella? O mejor dicho ¿Por qué hiciste el amor con ella?
-No sé, no sé Sofía… ¡En verdad no lo sé!
-A ver pelirroja, tranquilízate. Lo menos que quiero ahora es hacer que te confundas más ¿Ok? Sé que lo que te voy a escribir no va a ser de gran ayuda, pero, es lo más que puedo hacer por ti.
-Dime…
-Trata de dormir y por el amor de dios, ¡Trata de sentirte plena! ¡No seas idiota! Disfruta este instante y cuando amanezca tortúrate todo lo que quieras, pero no ahorita… - De cierta manera nuevamente la muy “perra” tenía razón. –
-Eres una perra ¿Lo sabías Sofía?
-Lo sé y así me amas…
-Eres una tonta…
-Descansa… Y si tiene esas ganas incontrolables de abrazarla, besarla y acariciarla ¡Hazlo! Y si quieres violarla también…
- ¡Sofía! -Le reclamé por lo último que agregó. -
-Como si lo fueras a hacer de verdad Lena o es que… Acaso te leí la mente, ¿Verdad depravada?
-Pero por supuesto que no. Sofía …siempre me haces reír y olvidarme de las cosas que me atormentan… Realmente te lo agradezco.
-No tienes por qué, sólo hazme caso y ya en la mañana platicamos. Te quiero Pelirroja.
-Yo te quiero más “perra”.


Terminamos la conversación y decidí darle la razón a Sofía y sobre todo hacerle caso. Coloqué mi celular en la cómoda que estaba de mi lado. Miré nuevamente a Yulia y se veía tan hermosa. La tenue luz de la lámpara de la mesita de noche iluminaba la perfecta piel morena de mi ahora “debilidad”. No pude reprimir las ganas de besar cada centímetro de su espalda. Esto provocó un sonido gutural en Yulia. Posé mi pecho desnudo sobre su espalda y acerqué mis labios a su oído para decirle. – No lo eches a perder, por favor Yulia. – Una vez dicho esto, me dispuse a dormir, no sin antes rodearla con mis brazos y darle un breve y delicado beso en sus labios.

********
Abro lo ojos y veo a una Yulia recargada en una ventana de mi habitación totalmente absorta en sus pensamientos. La noto algo extraña y esto hace que mi corazón se estremezca involuntariamente. Trago saliva y sale de mis labios su nombre en un hilo de voz; ella no me escucha así que aclaro un poco mi garganta y esto hace que voltee de manera instantánea hacia donde me encuentro. Me mira de una manera desconcertada y esto provoca que mis miedos se acrecienten. Desvía su mirada y las palabras quieren salir a raudales de mi boca, pero las freno… las freno como freno mis lágrimas que están a punto de deslizarse libremente por mis mejillas. Trato de controlarme y finalmente puedo articular nuevamente su nombre.

-Yulia… ¿Te sucede algo? – Mi voz es vacilante y temerosa. –
-Elena… -Yulia se iba acercando de manera vacilante hacia a mí. – Elena… Yo no… No… No sé si fue correcto lo que aconteció anoche. – Estas palabras me dejaron pasmada. De igual manera sentí como algo se rompía dentro de mí. Bajé la mirada hacia mis manos y dejé que mis sentimientos de decepción, dolor, ansia, miedo y temor se transformaran en lágrimas… Permití que ellas salieran y se deslizaran libremente por mis mejillas.
- ¿Por qué me dices eso Yulia? -Mi voz estaba totalmente quebrada. –
-Elena, por favor, no hagas esto difícil… No llores…
- ¿No soy lo suficientemente buena para tu Volkova?
-Elena, no es eso… -Mi morena bajó la mirada; una mirada que expresaba dolor y confusión. –
-Entonces qué es Yulia… ¡Explícame! ¡Porque no entiendo! – No pude evitar mirarla con desprecio, desdén y coraje. –
- Es Aleksandra, Elena… Aún no la supero… Creo que aún la amo. – Su voz era queda y se escuchaba sincera. –
-Entonces… No significo nada para ti el hecho que me haya entregado a ti… El hecho que te hice el amor y permití que tú me lo hicieras a mí…
-Elena… Creo que esto no debió pasar…

*******

Mi corazón se aceleró y sentí que me faltaba el aire e instintivamente me incorporé en mi cama, como si un resorte me hubiera empujado… -Vaya… fue un sueño – Eché una mirada rápida alrededor de mi habitación y por ningún lado vi a Yulia o su ropa. Esto hizo que mi corazón se entristeciera. Al instante mis ojos se llenaron de lágrimas. -Se fue… Ella se fue y sin despedirse. – Esto lo empezaba a repetir una y otra vez como si fuera mi mantra. -Eres una estúpida Katina. – Mis lágrimas ya estaban haciendo acto de presencia; cuando de repente escuché que alguien torpemente quería abrir la puerta de mi habitación. Esto provocó en mi incertidumbre, ya que no imaginaba quién podría ser. Finalmente se abrió la puerta.

-Creo que fui demasiado torpe al querer abrir la puerta pecosa bella. -Era Yulia, trayéndome el desayuno hasta la cama. Mi corazón se llenó de júbilo y mis lágrimas amargas se convirtieron en lágrimas dulces. –
- No te preocupes Yulia. -Ella terminó de acercarse hacia donde estaba yo y colocó cuidadosamente la bandeja con el desayuno enfrente mío. –
- ¿Está llorando pelirroja? ¿Por qué? – Me decía esto mientras enjuagaba mis lágrimas con sus pulgares. –
-Sí, pero no te preocupes… Sólo un mal sueño. – Tomé un tenedor con algo de fruta para comer un poco. –
-Un mal sueño ¿Eh? – Se recostó a un lado mío y apoyo su cabeza en su mano derecha mientras me contemplaba. – ¿De qué trataba? – Se veía curiosa y el brillo de sus hermosos ojos azules delataba esa curiosidad. –
-De algo que me rompería el corazón si eso pasara. – Di un sorbo al jugo de arándano que me había traído Yulia. –
- ¿No vas a entrar en detalles amor? – Mis ojos se abrieron demasiado ¿Amor? ¿Escuche bien? No daba crédito a esa última palabra. Pero mi corazón se tranquilizó y mi mente ya no flaqueaba con más dudas. –
-Soñé que me rechazabas… que rechazabas mis sentimientos y todo lo que soy yo. – Empecé a comer los hotcakes. Pero sentí que no retiraba su mirada expectante de mí. –
-Te asustó el hecho que no me encontraste cuando despertaste ¿Verdad? – No dije nada y mis ojos se encontraron con los de ella. – Amor, no eres la única que ha sufrido en estos terrenos, ¿Sabes? Yo también estoy tratando de abrir nuevamente mi corazón -Tomó mis manos delicadamente y me miró a los ojos; ellos desbordaban esperanza y ternura. - Y estoy apostando todo por ti – Completó su oración y besó mis manos. Tomé su rostro y lo acerqué al mío para fundir sus labios con los míos en un beso lleno de amor, esperanzas e ilusiones. Terminé mi desayuno mientras Yulia terminaba de arreglarse para irse a su oficina. Lo que le agradecía de trabajar en Katin Group era que no se trabajaban los fines de semana. Eran ya las 08:50 am y veía a mi morena más que apresurada y no pude evitar el sacarla de quicio un poco.
-Apresúrate Yulia, que no quiero que Alisa te llame la atención. -Mi tono de voz era demasiado sarcástico y provocó lo que quería... La molestia juguetona de Yulia.-
-¿Qué dijo Srta. Katina? -Sus ojos tenían ese toque juguetón que cabe mencionar me estaba enamorando. -
-Que si llegas tarde tu jefa te va a sancionar. -No pude evitar soltar una carcajada, que, evidentemente no le agradó del todo a Yulia. Lo que provocó su acercamiento hacia a mi. Justo cuando me iba a parar de la cama Yulia se abalanzó sobre mí con un terrible ataque de cosquillas. No pude parar de reírme... Me faltaba el aire y mis lagrimas empezaron a salir de mis ojos. Mis mejillas tenían el color de un tomate y mi estomago me comenzó a doler. - ¡YA! - Alcancé a chillar para que Yulia cesara su tortura. -
-¿Ya me va a respetar Srta. Elena? -Su tono de voz era de satisfacción, ya que sabía que había ganado la batalla. -
-Jugaste sucio Yulia .- Hice mi clásico puchero de enojo .-
-¡Ah! ¿Conque berrinchitos Srta. Katina? - Se acercó y me robó un beso. -
-Ya ves lo que te digo Volkova... Juegas sucio amor. - Me colgué de su cuello para darle un beso intenso y húmedo. - Volkova... ya pasan de las nueve de la mañana ¿Eh?
-Ok... Ya me voy. - Se levantó de la cama, se alisó su vestimenta, se dirigió a la puerta y me lazó un beso al aire. -

****NARRA YULIA****

Iba saliendo del departamento de Lena, he iba pensando en lo de anoche; realmente me sentí totalmente liberada. Sabía que estábamos arriesgando lo mismo las dos y no quería echarlo a perder. Apenas va iniciando y la felicidad que sentía quería gritarla a los cuatro vientos; así que opté por llamar a mi padre. Una vez en el estacionamiento le marqué.
-¿Papá?
-¡Yulia! Me alegra mucho escucharte. - Realmente escuché a mi padre muy alegre al escuchar mi voz. -
-Papá; tengo algo que contarte. -Quería compartir mi alegría y felicidad con mi papá y no podía esperar. -
-¡Wow! Estás muy feliz hijita. Casi me dejas sordo al decirme eso. -Su voz era tierna y llena de curiosidad. - Pero por supuesto que quiero que me cuentes, aunque me gustaría más el verte Yuli. -Escuchaba a mi padre mientras subía a mi auto. -
-Pero estás en St. Petersburgo papá y lo que te tengo que decir no puede esperar a que tu vengas a Moscú o yo vaya para allá.
-Cariño curiosamente tengo unos minutos que llegué a Moscú. Voy para cerrar un trato con una cadena de hoteles de allá... Así que... ¿Qué te parece si nos vemos hoy a la hora de comer y me cuentas todo? -Esto fue una grata sorpresa para mí ya que mataría dos pájaros de un tiro. -
-¡Excelente papá! Nos vemos en el café Pushkin o en el restaurant Stolovaya... ¡Ya sé! En el Bolshoi ¿Te parece?
-En el Bolshoi su ambiente es demasiado formal Yuli y no lo veo propicio para el reencuentro de padre e hija, ¿No crees? Así que mejor nos vemos en el Pushnik.
-Muy bien ¿A las tres de la tarde te parece bien?
-Perfecto, no creo tardar más que un par de horas con los dueños del consorcio hotelero. Hasta entonces Yulka.
-Nos vemos hasta la tarde Sr. Volkov. Te quiero mucho papá. -

Terminé la llamada y me dirigí directo a Volkova Logistic. Ya eran cerca de las 09:30 y no quería toparme con una Alisa enojada, así que me di prisa para no llegar más retrasada. Por fortuna no había mucho trafico en el camino y pude llegar antes de las 10:00. - Buenos días Alisa.
-Buenos días Yulia –El tono de Alisa era totalmente frío. Esto me hizo regresar del cielo a la tierra ya que me hizo recordar que ayer, casi tenia sexo con Aleksandra. -
-Srta. Raducan, ¿Tenemos algún pendiente del cual requiera mi completa atención? -Si ella optó marcando distancias yo decidí hacer lo mismo. -
-No... no... ninguno –En verdad se veía y se escuchaba mal Alisa.Era como si estuviera decepcionada. -
-Muy bien Srta. Alisa, muchas gracias. -La verdad no supe como tratarla por sus diversos cambios de actitud después de esa salida al bar, y el beso no correspondido por parte mía. Una vez dicho esto noté como sus ojos se inundaron de lágrimas. - Alisa ¿Qué tienes? Ven. – Me rompió le corazón el verla así y decidí llevarla a la pequeña sala de juntas (cabe mencionar que lo dudé por un instante en llevarla o no a ese lugar), la tomé suavemente de la mano y le dije: - Vamos a un lugar donde nadie nos podrá interrumpir ¿Ok? - Alisa solo se limitó a asentir. Llegamos a las sala de juntas, cerré la puerta con seguro y terminando de hacer esto Alisa rompió en llanto. - Alisa ¿Por qué estás así?
-¿En verdad quieres saberlo Yulia? - Su voz era quebrada. -
-Por su puesto Alisa, de ésta manera yo podré ayudarte. - Se le dibujó una sonrisa sombría y triste en sus labios. Tomó asiento y se enjuagó sus lágrimas. -
-Yulia... Tú me gustas y me atraes mucho. En estos años que he trabajado contigo he caído en la cuenta de que me he enamorado de ti. -Esta confesión de verdad no me la esperaba y por obvias razones no supe como reaccionar. - Sé que te puede sonar extraño esto, pero de igual manera creo que te despejará las dudas del porqué te besé la otra noche... También del porqué no me agrada la Srta. Katina. -Efectivamente esto me despejó absolutamente todo. Digo, no es que no haya sospechado algo al respecto, pero siempre es mejor corroborar las cosas.-
-Alisa...- La rubia me interrumpió dándome un abrazo.-
-No digas nada, solo acepta platicar conmigo en una cena el día de hoy... Por... Favor. -Su voz era totalmente suplicante y no pude decirle que no. -
-Está bien Alisa. -La aparté de mí de la manera más delicada posible, pera que no se sintiera rechazada. - En dónde te gustaría cenar, para hacer la reservación.
-Me gustaría que cenáramos en mi casa para poder prepararte la cena. Espero que no te presente esto algún inconveniente Yulia. - Dudé un poco, pero al final mi respuesta fue afirmativa. -
-¿A las ocho estaría bien?-Mi afirmación disfrazada hizo que le cambiara el semblante y su tono de voz. -
-Sin ningún problema... Te paso mi dirección.
-Claro. -Pero distraídamente vi el reloj de pared y me di cuenta que tenía el tiempo justo para ir a cambiarme de ropa para el encuentro con mi padre. - Alisa, que te parece si me mandas tu dirección por teléfono; recordé que tengo una comida con mi padre.
-Sí... No te preocupes. Te la hago llegar por mensaje.
-Gracias por tu comprensión; estaré al pendiente de mis celulares. -

Terminando de decir esto, salí disparada hacia mi departamento. Escogí la ropa mas cómoda pero presentable y emprendí mi partida hacia el Pushnik. Llegué a tiempo al café y al entrar vi que mi padre ya me estaba esperando y me dirigía hacía la mesa en la que se encontraba él.

-¡Yuli! -Dicho esto se paró y me di un abrazo tan fuerte que casi me desmaya por la falta de aire.-
-Papá... Papá... Aire... - De inmediato el Sr. Volkov me soltó. -
-Lo siento hija, pero es que en verdad me da mucho gusto volver a verte y me dio aún más el saber que ya no estás enfadada conmigo.
-Esta bien papá, este abrazo también me hizo saber que tampoco sigues enojado conmigo.
-Hija, poseemos el mismo carácter e imagino que también te ha de parecer una tontería por la que discutimos y que provocó que te fueras de St. Petersburgo.
-Así es papá y pues... No sólo tenemos el mismo carácter sino que también el mismo orgullo. -Esto le hizo mucha gracia a mi padre y no pudo evitar reírse. -
-Siento el querer obligarte a que fueras una contadora y que te hicieras cargo del negocio familiar.
-Eso quedamos que ya estaba olvidado justamente hoy ¿ok? Ahora lo que te tengo que contar es algo que realmente me está haciendo inmensamente feliz.
-¿Qué es hija? ¿Es qué te está yendo de maravilla con tu negocio propio?
-Pues no te negaré lo del negocio pero, es algo aún mejor y más personal.
-Dime qué es de una vez hija. - Se le dibujo una hermosa sonrisa en los labios de mi padre. -
-Me he enamorado de verdad papá. -Su sonrisa se amplió de oreja a oreja. -
-Me alegra mucho saberlo pero... ¿Ya te recuperaste de lo de Aleksandra? -Esto me incomodó un poco. -
-Papá... Ella ya no significa nada en mi vida. Ahora encontré a alguien que en verdad vale la pena. y espero que la conozcas muy pronto.
-Yuli... Lo que a ti te hace feliz a mi también me hace feliz; así que,, si piensas que ella es la indicada... Lo será, diga lo que diga la gente. -Esto de cierta manera me tranquilizó, ya que a pesar de nuestras pequeñas diferencias la opinión de mis padres era fundamental, sobre todo la del Sr. Volkov. -

El encuentro con mi padre fue de lo más grato y hermoso para ambos. La comida transcurrió sin ningún inconveniente y sobre todo el tiempo paso muy rápido entre las bromas, anécdotas y el tratar de ponernos al corriente de nuestras vidas por el distanciamiento de tres años que tuvimos. Con la única que no perdí comunicación fue con mi madre así que, de cierta manera estaba al corriente de la salud de mi padre que era lo importante. Mi padre tenía que regresar ese mismo día a St. Petersburgo por asuntos nuevamente de negocios. Nos despedimos fuera del café y posteriormente los dos tomamos caminos diferentes. Él hacia le aeropuerto y yo a mi departamento. Una vez en él, revisé mi celular personal y aún no me había enviado Alisa la dirección de su casa, entonces opté por revisar el celular de la empresa.
-¿Pero que rayos? ¿Dónde está el celular? Será qué... No, no creo... O ¿Sí? - Se me vino a la mente que pude haberlo dejado en el departamento de Lena. Cuando de repente entró una llamada a mi móvil y vi que era ella.

-Hola mi amor, Dime ¿Necesitas algo?
-¿De ti? ¡NADA! AB-SO-LU-TA-MEN-TE-NA...DA.
Esto me dejó la sangre helada. No sabía el porqué de su cambio de actitud...


****************************************************************************************************************************

Monyk, Zanini volk, Andy Volkatin, My_Love_4_u, Kano chan: Les ofrecemos una sincera disculpa por retrasarnos tanto en la continuación. La verdad en lo particular, estaba un poco indispuesta ya que mi relación de casi cinco años llegó a su fin, así que... Ya se imaginaran Sad Y Aleinads ha tenido problemillas de repente con su internet o por no poder contactarme Crying or Very sad
Esperamos que sea de su agrado y de igualmanera prometemos no demorarnos tanto en la actualización de los capítulos Very Happy
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por love for volkova el Jue Ene 26, 2017 7:33 pm

Wow que bueno que pudiera regresar, me alegro mucho y espero que este mejor, espero que puedan continuar.
Que bueno que aquello fuera un sueño aunque siempre podia tirar a a Yulia por la ventada y asunto arreglado
La actitud de Lena me desconserto, aunque puede que cambiara de celular y a ella le llego los mensaje de la otra tendré que espera a ver que pasa espero que no tarde mucho, saludos
avatar
love for volkova

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 26/09/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Monyk el Vie Ene 27, 2017 8:57 pm

Uff, bueno, bueno. Shocked
Gracias chicas por regresar, esta es una de mis historia favoritas y aunque pasó mucho tiempo, ahora tenemos una continuación genial como suele ser su costumbre. Por favor no dejen pasar de nuevo tanto tiempo para continuar. Evil or Very Mad

P.D. Espero que estés mejor, dentro de lo posible y que tengan mayor tiempo para continuar.

Saludos!!

Monyk

Mensajes : 187
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por SandyQueen el Lun Feb 27, 2017 6:42 pm

¡Buenas tardes! Aquí les traemos otro capítulo (nos tardamos menos que la otra vez x'D) esperamos que sea de su agrado Smile

CAPÍTULO X
Cuando Yulia salió no pude evitar extrañarla. Tampoco pude evitar el pensamiento de marcarle a Sofía y contarle mi sentir. Tomé mi celular y le llamé:
-Pensé que a estas alturas ya te habías cortado las venas pecosa. - Como siempre la señorita Bufka con su excelentísimo sentido del humor. Tan bueno que siempre provocaba que el mío pasara a fastidio con una facilidad increíble.-
-¿Tan temprano y con tus imprudencias Sofía? Por lo visto no quieres que te cuente, ¿Verdad?
-Y tú tan temprano y ya de dramas ¡Relajate! No soportas una bromita inocente pelirroja. A lo visto esa Yulia te está cambiando. -Esto último lo dijo un tanto confusa.-
-Lo siento Sofía. - De cierta manera ella tenía toda la razón en decirme esas palabras, ya que nuestra amistad era demasiado peculiar. - Sólo quiero contarte mi decisión definitiva acerca del tema "Yulia Volkova".
-Te escucho. - Podría jurar que la Srta. Bufka había cruzado sus piernas y de igual forma había adoptado una posición cómoda y bastante inquisitiva. -
-Me entregaré a lo que siento por ella sin reparos. Realmente quiero vivir un amor... Un amor como el que me puede ofrecer ella.
-Y... ¿Qué amor te puede ofrecer?
-Un amor único, sin ataduras... Libre...
-¿Uno como el que no te pudo ofrecer el HDP de Mijaíl Dementiev?
-Exactamente... -Mi voz se tornó un poco triste y solté un suspiro. -
-¡Levanta esos ánimos amiga! Ese estúpido no merece ya ningún pensamiento tuyo... Además... Siento que te quitaron una escoria de tu vida. -
-Lo sé Sofía y gracias a eso conocí a alguien mejor.
-Bueno, bueno... retomando el tema. Me alegra mucho tu decisión Lena. Además... Me gusta más tu faceta de "enamorada" porque tu nivel de "perra" baja a cero y eres más dócil. - Empecé a echar también a reír o enojarme con ella. -
-Ya te veré a ti enamorada mi queridisima Srta. Bufka. - Éstas palabras parecieron tener el efecto del "Abra Kadabra" de una bruja puesto que al instante su risa cesó. -
-¡Hey! Eso no pasará... Bueno... No en mucho tiempo o al menos que supere tu record.
-Un momento... ¿Record? ¿Qué record?
-Sí... El record de que practicamente te has acostado con una persona de cada nacionalidad.
-¡Sofía! ¡Eso no es cierto! ¡Me haces ver como una completa puta! -Vió mi cara de confusión y desconcierto. -
-Ok... Ok... Corrijo... El record de acostarte con una persona de cada país de esta parte de Europa y parte de Asia ¿Se escucha mejor? - Su voz tenía tintes divertidos. -
-¡Obviamente NO! Pero... -Decidí seguirle la corriente. - Si te portas bien te daré algunos consejos para que puedas igualarme y hasta quizá romper mi record.
-¡Excelente! No esperaba menos de ti "perrita".
Las dos echamos a reir y seguimos nuestra plática bastante larga y tendida. Pareciera que todo esto nos remontó a recordar buenos y malos viejos tiempos. Cortamos la llamada y me dispuse a ordenar mi departamento para finalmente darme un baño.
Al empezar a ordenar mi habitación noté que Yulia había dejado su celular olvidado. Hubiera resistido la tentación de "husmear" dicho objeto si este no hubiera comenzado a vibrar con demasiada insistencia. Así que decidí "investigar". Curiosamente no tenía clave de desbloqueo (por fortuna para mi) y vi que eran unos mensajes de texto. - Por dios... En la actualidad ¿Quién sigue usando este tipo de mensajes para comunicarse? - Pensé mientras abría uno de ellos
:
"Yulia... No puedo dejar de pensar en tus besos y en tus caricias"
A.P

No supe que sentir al leer eso; pero lo que me conflictuaba eran esas iniciales. Decidí abrir el segundo mensaje:

"Sé que me enojé contigo pero... Creo que hubieras reaccionado de la misma forma que yo, si hubieras sido tú a la que sorprendieron semidesnuda"
A.P

¡Ay Yulia! Yulia... Yulia... Sólo espero que esto sea una broma de mal gusto. - Me decía esto mientras apretaba mis mandíbulas del coraje y decidí abrir el último mensaje:

"Quiero sentirte nuevamente entre mis piernas. Sentir tu boca y tus manos sobre mis senos... Y tu lengua... Esa lengua que me conoce más que yo misma"
A.P

¡Suficiente! Creo que he leído suficiente... -Estos mensaje me cabrearon de sobremanera. Sólo quería descubrir quien podría ser su amante secreta. - A.P... A.P... ¡Pero por supuesto! Aleksandra Pavlova. - No pude creer que Yulia hubiera mandado a la mierda todo y que nuevamente la zorra de Aleksandra estuviera entromentiendose en mi posible felicidad. Además de sentirme cabreada no sabía que más sentir... Todo era como un maremoto de emociones chocando entre sí... mezclándose y confundiendome. Estaba devastada y mi raciocinio estaba nublado por mi enojo. Estaba tan fuera de mi que tomé una decisión bastante apresurada y muy imprudente.
Antes de llevarla a cabo decidí tomar un baño. Seguí pensando en como Yulia pudo jugar así de sucio. Simplemente no lo pude creer. Mis lágrimas se mezclaron con el agua que salía de la regadera. Salí de la ducha. Tomé mi toalla y me sequé rápidamente. Me arreglé lo más rápido que pude para ir a visitar a un viejo conocido.
Tomé mi bolso, en el cual coloqué el celular de Yulia (tenía que devolverlo) y por último tomé las llaves de mi auto. Enfilé hacia Kasakova un "barrio" bastante elegante. Está por demás decir que su ubicación es en una de las zonas de las familias pudientes de Moscú. Por fin llegué al número 10380. Toqué el intercomunicador y solté un suspiro para darme valor al escuchar una voz varonil atendiendo mi llamada.

-Identifiquese. -La voz era fuerte y clara. -
-Me llamo Elena Katina. -Traté de mostrar seguridad. -
-Asunto.
-Vengo de visita con el señor Dimitri Dementiev hijo. - ¿Señor? ¿Ese hijo de puta? Jamás me hubiera imaginado decirle así a esa escoria. -Esto pensé mientras esperaba la siguiente pregunta. -
-¿Tiene alguna cita agendada con él?
-Por supuesto que no. Soy una vieja amiga que solo vieno a saludarlo. - Por lo visto no me iban a dejar pasar a ver a este hijo de perra; así que tuve que hacer valer mi apellido (cosa que odiaba). - Soy la hija del señor Sergey Katin. - Una vez dicho esto me dejaron entrar antes de comunicarle al bastardo de Mijaíl quien le buscaba. -

Me escoltaron a la entrada de la casa y el personal de servicio domestico me recibió amablemente; sobre todo una señora ya entrada en años.

-Buenas tardes Lena ¿Cómo has estado? - Su voz era muy dulce. -
-Muy bien señora Ivanova. -No pude resistirme en darle un abrazo. -
-Me alegra mucho saberlo y sobre todo el volver a verte... Que para serte sincera también me causa un poco de extrañeza.
-Sí... Lo sé... Pero, solo vengo... -Una voz nos interrumpió de una manera demasiado grosera, altanera y llena de sarcasmo. -
-¡HOLA! Pero que milagro verte por mis aposentos. A ver dime ¿Qué te trae de vuelta aquí? - Efectivamente era el estúpído de Mijaíl. Dijo esto al tiempo que bajó las escaleras. -
-Me retiro Srta. Katina, fue un gusto verla, con permiso. - La mujer nos dejó a solas lo más rápido que pudo.
-Y... dime... ¿Es acaso que vienes a recordar viejos tiempos? -Sus palabras y su presencia solo me provocaron ganas de golpearle la cara; pero decidí mantenerme estoíca. Y agregué. -
-A diferencia de lo que dije en la entrada, ésta no es una visita para nada amistosa.
-Me intriga la razón por la que has venido. -Ignorando por completo mis comentarios me tomó de la cintura por detrás. - Sincérate contigo y admite que me extrañas. - El sentir sus manos en mi cuerpo y su respiración en mi cuello; provocó que me sulfurara y al instante le repliqué. -
-Dejate de estupideces maldito imbécil. - Acompañé estas palabras con un fuerte codazo que fue a parar a su estómago. Esto provocó que cayera de rodillas al suelo completamente sin aire; y concluí con lo siguiente:- Mira idiota, tu putita se está revolcando en la cama con lo que es mío. Yo... Lo único que quiero es que la mantengas alejada. Es un trato que te ofrezco y que obviamente no voy a aceptar un no como respuesta ¿Ok?
-A... A... ¿A qué te refieres? - Mijaíl intentaba jalar aire para poder seguir la conversación. Conversación que ya no me interesaba seguir. -
-Es simple tarado: aleja a Aleksandra de Yulia Volkova. Más claro no te lo puedo dejar... Vaya... Lo que son las cosas del destino. Tú pensaste que yo venía "recordar" viejos tiempos. Y solo te hice ver que no eres bueno como pareja y mucho menos como amante, ya que tu "prometida" busca lo que tú no le das en una mujer. - Me reí en su cara y salí de su casa. -

Seguí encabritada por todo lo sucedido y no pensé que se podría poner peor. En eso escuché el vibrar del celular de Volkova. -¡Oh! ¡Qué sorpresa! Otro mensaje ¿Será nuevamente de A.P? - Me decía esto de forma sarcástica mientras veía de quien era. Me extrañó que no fuera un mensaje de texto; este fue un mensaje de whatsapp. -
"Yulia, te mandé la dirección de nuestra cita a tu otro número. Espero no te moleste este mensaje ya que sólo lo mando para confirmar. Espero que seas puntual y así poder terminar lo más pronto posible lo de esta mañana"

¡Pero que carajos! ¿Ahora era Alisa! -Esto ya no lo pude soportar. Sentí el impulso de hablarle a Volkova... A esa mentirosa y desahogar todo mi coraje con ella.
-Hola mi amor. Dime ¿Necesitas algo? - No estuve para soportar tanto cinismo de su parte y esto provocó que explotara al instante. -
-¿De ti? ¡NADA! AB-SO-LU-TA-MEN-TE-NA...DA. - Seguido de mi respuesta sólo pude escuchar unos balbuceos del otro lado de la línea. - ¡No puedo creerlo Volkova!
-Tranquilizate Lena. -Su voz tenía matices de angustia, tristeza y desesperación. -
-¿Me pides que me tranquilice despues de lo que me hiciste? - Se me quebró la voz. -
-Amor... Quiero verte para aclarar esta situación... Dime... ¿En dónde estás? O ¿En dónde nos podemos ver? - No pude resistir responder las preguntas de Yulia, ya que se escuchaba muy preocupada. -
-Nos vemos en el bar de siempre. -Terminando de decir esto, corté la llamada.
Me dirigí al lugar acordado. Bajé de mi auto, entré al lugar y ahí estaba ella... Tan perfecta... Tan hermosa. Estaba cerca de la barra y se le notaba ansiedad y preocupación plasmadas en su rostro. Opté por acercarme a ella. Yulia me vió y se le dibujó una sonrisa nerviosa en sus labios.
-Hola am... - La interrumpí de inmediato. -
-Por favor Yulia, no empieces con hipocresias. -Estas palabras desconcertaron aún más a Yulia. -
-Lena... No entiendo el porqué el cambio de actitud conmigo. - Esto hizo que me volviera a hervir la sangre. -
-¿Se te hace conocida la abreviatura A.P? ¿Eh? - Su rostro mostraba asombro total. -
-N... No. - Al escuchar eso, por impulso saqué su celular de mi bolso y se lo aventé.-
-Abre los mensajes de texto. -Yulia seguía sin entender nada. - ¡Adelante! -Debido a la música; la discusión pasó desapercibida de los clientes del bar. - ¡Anda! - Yulia obedeció y su expresión fue cambiando a medida que iba leyendo los mensajes. Hasta manifestar enojo total. -
-Elena... Esto... - La abofeteé. -
-No quiero saber nada de ti... Quédate con Aleksandra... Quédate con tus conquistas. ¡Ah! Por cierto... Alisa te espera en el lugar de su cita para terminar lo de esta mañana. - Di media vuelta y así largarme de aquel lugar; cuando de repente sentí una mano que me tomó del brazo.-
-Elena... Por favor... Dejame hablar ahora a mí... No seas injusta.
-Sueltame Volkova. - Di un tiron para safarme de su agarre. - Aunque te dejara hablar de igual forma ya no te creería ni una sola palabra. - Dicho esto me retiré dejando a una Yulia confundida e impotente. Me dirigí a mi auto y lo abordé. Quise encenderlo de inmediato pero el rostro de Yulia se me vino a la mente. Ese rostro tan hermoso en el cual se dibujaba la sombra de frustración, tristeza y enojo. Después retumbaron en mis oídos las últimas palabras que me dijo Yulia... Estas palabras me hicieron pensar y analizar con más detenimiento todo lo ocurrido. Como ya era costumbre, salió mi mecanismo de defensa cuando me encontraba en situaciones críticas, que no podía controlar o que se me estaban saliendo de control. Este mecanismo provocaba que hiciera soliloquios: -

" A ver Katina... ¿Por qué carajos no dejaste hablar a Yulia?
Porque es una mentirosa y no quería que me viera la cara una vez más.
¿De qué manera te vió la cara?
Se acostó con Aleksandra y creo que tiene algo con Alisa.
¿Te consta lo de Aleksandra y lo de Alisa?
Sus mensajes... Bueno... No hay nada explicito... Todo está a la interpretación de quien lo lee.
¿Yulia y tú tienen algo? Digamos... ¿Algo como una relación formal?
No... No hay nada... O sea... Los sentimientos que tenemos la una por la otra ahí están pero... No hay nada... No hay una relación... No es mi novia... No es mi pareja... No es nada... No somos nada..."

-Esto último hizo que recapacitara y cayera en la cuenta que no estaba siendo justa con Yulia.- ¡Dios! ¿Por qué soy tan estúpida! Realmente fui una imbécil con Yulia. - Me dije esto mientras traté de tranquilizarme y no salir disparada hacia donde se encontraba Yulia; ya que no quería estropear todo por segunda vez. De repente vi a lo lejos a Yulia abordando su auto. Imaginé que iría a su casa así que decidí seguirla. Pensé que sería un buen lugar para hablar y ofrecerle disculpas.

*** NARRA YULIA***

-No pude creer lo irracional que estaba siendo Lena. Pero lo que no di crédito fue la acción de Aleksandra. Según yo me comporté así para humillarla para que se olvidara de mi. Realmente fui una estúpida al pensar eso y más por no pensar en las consecuencias. Decidí retirarme del bar y marcarle a Aleksandra para dejar claro y de una vez por todas el asunto llamado "Ella y Yo". Me subí a mi auto, tomé mi celular y marqué el número del remitente de los mensajes mientras di marcha a mi auto.
-Hola mi amor. - Escuché la voz de Aleksandra. -
-No soy tu amor Aleksandra. - Realmente estaba iracunda y se hizo notar en mi voz. -
-¡Huy! Pero que genio mi vida. -
-¡Aleksandra por favor! No soy tu vida y mucho menos tu amor.
-Si no es así ¿Por qué carajos me besaste y casi tuvimos sexo en tu oficina?
-Sólo quise jugar contigo... Humillarte; esto con la finalidad de que ya me dejaras en paz y dejarte claro lo poco que me importas. - De pronto se me cerró un auto. - ¡Fijate, Carajo!
-¿A quién le dices eso? ¿Acaso estas conduciendo?
-¡Sí! ¡Algún problema?
-Si me vas a reclamar algo o vas a desquitar tu coraje conmigo; mínimo que sea cara a cara ¿No?
-No me provoques Pavlova – Esas palabras hicieron que me sulfurara aún más. -
-¿Por qué carajos no vienes a mi casa? ¿Eh? Ven y desquita toda tu frustración. - Caí en sus provocaciones y por ende no pude rechazar su oferta.

*** NARRA LENA ***

-Iba siguiendo a Yulia y al parecer estaba más que enojada. Me di cuenta por el modo que iba conduciendo ya que no era habitual que ella manejara así. Al ver esto decidí guardar mi distancia. Estabamos por llegar a la desviación que siempre toma para ir a su casa; cuando la pasó de largo y esta acción me hizo dudar, pero no paré de seguirla. - A dónde vas Volkova... A dónde vas. -Me repetía una y otra vez. Hasta que llegamos a una calle a la cual ya había ido en reiteradas ocasiones en el pasado. No quise hacer especulaciones. - Que no sea lo que imagino... que no sea lo que imagino. - Sentí como si un balde de agua fría lo hubieran derramado sobre mi espalda al ver a Yulia estacionarse a fuera dela casa de Aleksandra. - Simplemente NO-LO-PUE-DO-CREER. - Bajó Yulia de su coche y a pasos agigantados se dirigió a la puerta de la casa de esa zorra. Al ver esto, al instanteme bajé también de mi auto para pedirle una explicacióna Yulia del porqué carajos estaba aquí, pero, antes de llegar a la puerta, ésta se abrió y entró en ella Yulia. Me acerqué a una ventana que parecía que tenía buena perspectiva de la casa. Y no me equivoqué. Vi cómo Aleksandra se abalanzaba en topless hacia Yulia para darle un beso. Esto fue demasiado para mi y me dejó en shock.

********************************************************************************************************************
Love for Volkova: Espero que te haya gustado la continuación Very Happy  Quedamos en espera de comentarios Razz
Monyk: Tardamos menos que la última vez Laughing  espero que de igual manera sea de tu agrado bounce  y muchas gracias pro considerar esta historia como una de tus favoritas Very Happy
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Monyk el Jue Mayo 04, 2017 2:34 am

Dónde está la continuación?? Sad Rolling Eyes
Saludos!!

Monyk

Mensajes : 187
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft Aleinads

Mensaje por Aleinads el Dom Jul 30, 2017 8:36 pm

Buenas noches por aquí, mi gente ya estoy en la onda de las actualizaciones xD
Muy esperada (incluyéndome) por esta conti... Emocionada y feliz de poder estar aquí al fin...

Monyk: Se acabó la espera, esperamos que te guste y gracias por estar ahí!


Capítulo XI

-¡Calma Lena!- Me repetía una y otra vez como un mantra.- No vayas a reaccionar por impulso de nuevo. Ya fuiste injusta con ella una vez así que, guarda la compostura. - Lamentablemente mi irracionalidad se apoderó de mí. -¿Pero qué rayos? ¡Está en topless!- Al quererme retirar de la ventana para poner en su lugar a las dos vi cómo Yulia la apartó de ella con un fuerte empellón que provocó que Aleksandra cayera al piso. No pude evitar sonreír ante tal acción. Se veía a una Yulia totalmente iracunda y a una Aleksandra humillada. Los reclamos que Volkova hizo a Aleksandra los escuché claramente ya que la ventana estaba semi-abierta y por esto decidí ser la espectadora sigilosa de esta situación.
-¿A qué carajos estás jugando Aleksandra? ¡EH! - Shura aún yacía en el piso cubriendo sus senos con los brazos cruzados y con la cabeza baja... Derrotada. Hasta sentí un poco de lástima por aquella Aleksandra. Los ojos de Yulia destellaban de ira.
-Yulia... Te desconozco... Nunca me habías hablado de esta manera...-
-¡Con un carajo Aleksandra! ¡No te hagas la victima! No te queda.- Alcancé a percibir el esfuerzo sobre humano que hizo Yulia para no continuar gritándole y del como apretaba sus puños para no lastimarla físicamente. Siendo sincera... Yulia lucía demasiado imponente y temible en ese estado. (Nota mental: Por ningún motivo, jamás en la vida y por nada en el mundo hacer enojar a Yulia).
-No estoy jugando a nada Volkova.- Apenas alcancé a escuchar esas palabras. Yulia estaba más que encabritada. En esos instantes agradecí el no ser Shura. Volkova se aproximó con paso firme hacia ella pero, por instinto Aleksandra hizo lo posible para alejarse de su inquisidora. Esto provocó que dejara nuevamente al descubierto sus senos. Yulia al notar el temor en los ojos de Shura se paró en seco. Tomó del piso una camisa de botones (imagino que fue con la que la recibió) y se la arrojó a la cara.
-Por el amor de dios cúbrete, pareces una cualquiera.- Shura obedeció al instante mientras que mi Volkova tomaba asiento en un sofá. La vi pensativa pero un poco más tranquila. Después de que Aleksandra terminó de abotonarse la camisa Yulia prosiguió:
-Aleksandra... ¿Qué es lo que realmente quieres? Ya me habías dejado cual juguete roto y ahora regresas a querer meterte en mi vida cuando intento ser feliz con alguien; y lo peor es que lo haces como si no hubiera pasado nada, como si todavía tuvieras derecho...- Volkova pasó sus manos por su cabello mostrando frustración pero su voz era totalmente gélida.
-Yulia... - Shura vaciló un poco y tomó asiento a lado de mi morena. - Lo único que quiero es a ti. - Una vez terminado de decir esto. Yulia soltó una sonora carcajada llena de sarcasmo.
-¡Por favor Pavlova! Ahora si me hiciste reír sin ganas. En serio, no me vengas con estupideces. Estuve contigo por casi cinco años y te importo un carajo todo... A ver Aleksandra – Hizo una pequeña pausa. - Si piensas "sincerarte" conmigo por una vez en tu miserable vida. Por favor coordina bien tu cerebro con tu boca, para que tengan algo de lógica tus explicaciones; tal parece que lo único que tienes coordinado en este instante es tu trasero con tu boca ya que está saliendo pura mierda de ella. - Me sorprendió ver a una Yulia Volkova siendo vulgar con una mujer.
-Yulia, creo que no es necesario que me faltes al respeto de esta manera.-
-Aleksandra, ¿Por qué hasta ahora das la cara? Y ya déjate de estupideces y de hacerte la victima.- Yulia nuevamente se impacientó y esto provocó que Shura hablara sin rodeo alguno.
-Muy bien Yulia seré lo más breve y sincera que me permitas serlo.-
-Entonces te escucho.-
-Sé que nunca te di una explicación del porqué di por terminada nuestra relación. Bien sabes que soy una persona acostumbrada a las comodidades y lujos.- Mientras Aleksandra seguía hablando, Yulia se iba sorprendiendo por las confesiones que le iba haciendo. Una de ellas fue que Yulia iba a ser una simple aventura pero que terminó por enamorarse de ella pero que aún así no estaba segura de estar en una relación tan seria con Volkova. Después hizo otra que dejó a Yulia desconcertada.
-Mi padre hizo una mal inversión lo que lo llevó al borde la quiebra y por esto me exigió que me casara con Mijail Dementiev para evitar la quiebra y el escándalo para la familia Pavlov.- ¡Maldita perra!- No pude evitar pensar eso.
-Yo no supe que hacer y terminé por aceptar. Quise que la separación no me afectara tanto y opté por un camino fácil, básico y vano... Salir de fiesta todas las noches, tener aventuras y tomar hasta caerme de ebria…- Terminando de escuchar eso Yulia se sulfuró y enseguida espetó-
-O sea que mientras yo trataba de darte un tren de vida al que estabas acostumbrada tú... ¿Tú me engañabas? El amor que te di sin miramientos lo cambiaste todo por dinero... ¿Una fortuna que no sabes si realmente va a ser tuya o de tu familia? ¡Vaya! ¡Que ofertón - Todas y cada una de las palabras estuvieron llenas de sarcasmo y resentimiento.
-No me juzgues tan severamente... Por favor.-
-A ver Aleksandra, quiero dejar bien en claro que lo que está hablando es mi ego que está herido. No pienses que hay alguna oportunidad de volver conmigo.- Yulia se paró de golpe del sofá. -Hace mucho que siento nada por ti. Para ser exacta... Desde que conocí a Elena Katina - Mi corazón se alegró al escuchar esas palabras.
-¿Qué pequeño es el mundo, no te parece?- Me extrañó esta pregunta al igual que a mi morena, ya que no iba al caso.
-¿Qué quieres decir?-
-Lo que quiero decir es que Elena Katina me quitó tu amor y yo le quité a ella una oportunidad de ser feliz.-
-Ve al grano y escoge correctamente cada palabra que vas a decir Pavlova.- Esto más que una advertencia era una amenaza. Yo solo estaba a la expectativa de lo que iba a decir.
-Mijaíl Dementiev cuando yo lo conocí era el novio de Elena Katina y justamente esa noche, él le iba a proponer matrimonio.-
-¿Qué estupidez acabas de decir Aleksandra?- Ante tal declaración no pude evitar salir de mi escondite. Rompí la ventana para entrar e interrumpí la charla.
-¿Ahora entiendes el porqué te dije en aquella ocasión que ella había arruinado mi vida? - Yulia volteó hacia donde estaba el escandalo de vidrios rotos.
-¿Pero qué circo es este?- Su voz tuvo tintes de ira y decepción. La mirada que me cohibió para acercarme a ella fue totalmente fría. Pero aún así continué.
-Al fin se desenmascaró Srta. Pavlova.-
-Déjate de sarcasmos Katina y lárgate de mi casa antes de que te haga arrestar por allanamiento.- Ignoré por completo su amenaza.
-Siempre supe que los desaires y rechazos que te hice iban a traer consecuencias pero, nunca pensé que tan grandes.-
-¿De qué carajos estás hablando Lena?- Esta pregunta de Yulia pareció más una suplica, realmente quería saber lo que acontecía o aconteció en su momento.
-De que esta perra a pesar de estar contigo quiso añadir mi nombre a su lista de conquistas pero, en más de una ocasión la rechacé y ya vi de que es capaz esta estúpida. -
-Mira quien habla de "perras", no seas hipócrita que tú con novio andabas de zorra. - Yulia la interrumpió al instante.-
-¡Ya basta! ¡Ya basta, las dos!- Esto último no lo esperé. -Tú Aleksandra... Terminaste de ganarte mi total indiferencia – Al oír esto, no pude evitar que se dibujara en mis labios una sonrisa burlona.- Y ¡Tú Elena! ¿De qué te burlas? Tú eres la que más me ha lastimado. Realmente terminaste por decepcionarme totalmente.- No di crédito a lo que me dijo Yulia.
-Yu... Yulia...- No pude terminar mi frase ya que la morena abrió la puerta para retirarse. Por instinto corrí hacia ella para tratar de arreglar las cosas.-Yulia por favor deja aclararte las cosas - La morena detuvo su andar y giró sobre sus talones.
-A ver Elena... ¿Es en serio lo que me estás pidiendo? - Esto me rompió el corazón. -La mujer que hace un par de horas atrás no me dejó hacer lo que ahora ella misma me esta pidiendo. Crees que te mereces que escuche tus explicaciones cuando claramente me estás mostrando a una Elena totalmente diferente a la que yo conocí. No Katina... Simplemente no... Ya me harté de todo este maldito circo. Me vieron la cara ustedes dos. Sólo déjame en paz... Ya no quiero saber de ti - Todo esto me cayó como balde de agua fría y con un nudo en la garganta me limité a ver como se iba alejando al amor de mi vida. Después de unos minutos subí a mi auto para dirigirme a mi departamento. Una vez ahí mi vista se nubló por las lágrimas que no pude contener. Lloré toda la noche. No sabía que sentimientos estaban presentes en ellas... No sabía si era tristeza, enojo, frustración, melancolía o la mezcla de todas ellas...

**** Narra Yulia ****

-No quiero ser yo. Lo que pasó ayer me destruyó anímicamente y creo que mi corazón ya no late. -Tengo que dejar de pensar en lo acontecido. - Me repetía esto mientras veía mi rostro reflejado en el espejo del baño. No desayuné, solo quería apresurar mi agonía del día. Ya sabía lo que me esperaba, era la misma monotonía de siempre. Bueno con la diferencia de que me iba a encontrar a una Alisa enojada por la cita a la que no asistí. Finalmente llegué a mi lugar de trabajo que compartía con Alisa. Al llegar la susodicha apenas si volteó a verme y me dirigió la palabra. Sinceramente no quería dar explicaciones de nada, pero tampoco quería que pensara que no me importaba. De repente sonó el teléfono, lo descolgué y escuché la voz de Inna:
-Yulia, Buenos días, sé que es muy temprano para recibir visitas y que tu agenda está totalmente llena el día de hoy pero, aquí está una persona que insiste en hablar contigo.-
-¿De quién se trata Inna? -
-Se identificó con el nombre de Mijaíl Dementiev.- Lo que me faltaba para mi día perfecto.
-Déjalo entrar Inna, dirígelo a la sala de juntas... ¡Ah! Y que no nos moleste nadie. Y avísale a las personas con las que tengo mis citas que Alisa se encargará de atenderlos, que estoy un poco indispuesta.- Inna ejecutó mis órdenes. Me dirigí hacia la pequeña sala a esperar a una de las causas de mi día de perros.

Continuará Arrow
avatar
Aleinads

Mensajes : 427
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CIELOS DIVERGENTES // By: SandyQueen Ft. Aleinads

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.