A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Mar Sep 13, 2016 1:15 pm

SINOPSIS



La inspectora de homicidios Julia Volkova estaba acostumbrada a hacer las cosas a su manera, pero, después de tener seis compañeros diferentes en los últimos siete años, no estaba preparada para que la obligaran a formar equipo con la irascible Elena Katina. Elena, por otro lado, trata de compatibilizar su nuevo trabajo con la relación que mantiene con su novio absorbente.  Por si fuera poco, ahora tiene que enfrentarse al desafío de tener por compañera a la inspectora más difícil y exigente de toda la comisaría. Después de que un incidente terrorista interrumpa la investigación en un caso de asesinatos en serie, las dos empiezan a pillar confianza.  Elena se replantea la relación con su novio y Julia, que nunca ha permitido que nadie entrara a su vida, ve cómo sus defensas se desmoronan en presencia de Lena. Un asesino en serie y un caso de narcotráfico complican todavía más las cosas y las dos inspectoras luchan con sus sentimientos, mientras tratan de mantener su relación en un plano profesional e impedir que se descontrole la ardiente atracción física que las une.
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hollsteinvanman el Vie Sep 16, 2016 10:55 am

Amo esta escritora y amo esta saga de libros, absolutamente. Creo que hiciste una gran elección al compartirla con aquí. Así que esperamos los capítulos. Smile
avatar
Hollsteinvanman
Admin

Mensajes : 492
Fecha de inscripción : 03/08/2014
Localización : Trapped in some parallel universe

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Aleinads el Vie Sep 16, 2016 11:42 am

Suena bastante interesante... Esperare su inicio! Very Happy
avatar
Aleinads

Mensajes : 435
Fecha de inscripción : 14/05/2015
Edad : 27
Localización : Veneuela

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por SandyQueen el Vie Sep 16, 2016 1:42 pm

Interesante Very Happy a esperar el primer capítulo Smile
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Vie Sep 16, 2016 11:32 pm

Capítulo 1


TM: “Volkova, ven aquí”. Julia miró al teniente Malone, y luego arrojó el archivo que había estado viendo en su escritorio.  Hizo caso omiso de las miradas curiosas de los otros detectives cuando caminaba tranquilamente  hacia la oficina.
TM: “Cierra la puerta”, dijo. Ella entró y se sentó en silencio delante de él, esperando. Su calva brillaba bajo las luces fluorescentes y ella lo observaba en silencio mientras se frotaba la frente al descubierto.
Finalmente, levantó la vista de un grueso expediente, bloqueo la mirada con la de ella. Ella miró hacia abajo y se dio cuento de que el archivo que había estado mirando era suyo.
TM: “Usted ha estado conmigo siete años, Julia”.
JV: “Si, señor”.  Malone se quitó las gafas y las arrojó sobre la parte superior del archivo,  y luego se recostó en su silla.
TM: “Usted ha tenido seis parejas”. Ella suspiró y puso los ojos en el techo.** Otra vez no**.
JV: “¿No fue sólo hace unos meses que pasó esto?”- preguntó.
TM: “Si. Y en ese momento, sólo había tenido cinco parejas”.
JV: “No es posible que me eches la culpa de las dos piernas rotas de Dickhead”. Exclamó. “El Detective Kaplan más probable es que pase detrás de una mesa el resto de su carrera”. Suspiró. “Dickhead??”.
TM: “Usted no tiene que trabajar con él todos los días”, dijo secamente. “Él fue un pinchazo”.
JV: “Si el testigo no lo hubiese comprobado, indicando que había saltado en primer lugar, habría sido el primero en pensar que lo había empujado fuera de la maldita ventana”. “Oh por favor. Si yo hubiera querido deshacerme de él, le habría pegado un tiro”. Dejó que el fantasma de una sonrisa apareciera en su rostro, riendo abiertamente cuando se encontró con los ojos de Malone.
TM: “Julia, tú sabes que te permito salir con más mierda que nadie en el equipo. Tu eres mi mejor detective y lo sabes. El infierno, todo el mundo lo sabe. Pero este asunto con las parejas, tiene que parar”.
JV: “ Stan, acaso es mi culpa que se lesionen??”.
TM: “Lesionados?”. Él agarró el archivo y hojeó las páginas. “Dos de ellos fueron asesinados en el cumplimiento del deber, Volkova. Uno de ellos está en incapacidad permanente. Dos salieron de la fuerza. Y ahora Kaplan. Ahora debo informar, porque va a caminar con una cojera el resto de su vida”. Ella apartó la vista. Quería sentir remordimiento. Ella realmente quería. Pero ella no había tenido una relación con ninguno de ellos. No le había gustado. Nunca hubo un clic, nunca formó el vínculo necesario para ser parejas. No había confianza entre sí. Y eso la convierte en la peor de las parejas.
JV: “Entonces, ¿quién es esta vez? Algún agotado de la Central?”. El teniente Malone revolvió papeles sobre su escritorio y se puso sus gafas.
TM: “Detective Katina. De Asalto”.
JV: “¿Y?”
TM: “Y ella ha sido asignada a nosotros”.
JV: “Ella?” Julia se irguió en su silla. “¿Una mujer? Me estás asociando con una mujer?” Ella apoyó los codos sobre el escritorio. “Stán? Una mujer?”.
TM: “¿Qué hay de malo en eso? Eres una mujer”. Ella se levantó rápidamente, caminando a través de su oficina. ¿Una mujer? Algún bimbo de Asalto? Jesús!
JV: “Ella no va a durar un día”, amenazó. “Tú lo sabes”.
TM: “Ella va a durar un día, Julia”. Malone la estaba señalando con el dedo. “Porque si no lo hace, ellos enviaran a la patrulla e irás a la Central o te pondrán detrás de un escritorio en la CIU. Demonios, Volkova, incluso el jefe me llamó”
JV: “El jefe? Cristo, yo no creía que él sabía mi nombre”.
TM: “Lo digo en serio, Volkova. Has este trabajo. No quiero perderte, pero no puedo protegerte para siempre. En caso de que no lo hayas notado, nadie quiere trabajar contigo”. Julia metió las manos en los bolsillos, con sus penetrantes ojos azules-grisáceos. Una mujer. Bueno, esto debe ser divertido. “Llévala bajo su ala, Julia muéstrale las cuerdas. Puede ser que te haga bien tener una pareja femenina. Así podrás ser la única sacando testosterona”
JV: “Muy gracioso”
 


Última edición por Hunter el Sáb Sep 17, 2016 8:21 am, editado 1 vez
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Vie Sep 16, 2016 11:49 pm

Capítulo 2



Elena Katina, alisó su chaqueta y los pantalones bien planchados, una vez más antes de entrar en la sala de la brigada. Caminaba con confianza hacia el escritorio del sargento, que esperaba pacientemente mientras terminaba de escribir un informe. Por último, miró hacia arriba.
Sargento: “¿Si?´”
EK: “Soy la detective Katina, el Teniente Malone me está esperando”, dijo.
Sargento: “Es por allí”. Señaló “El nombre está en la puerta”.
EK: “Gracias”, dijo cortésmente, pero él había vuelto a su escritura, a su despido.
Entró en una habitación grande, fácil esquivó a dos agentes uniformados que casi tropiezan con ella. Miró a su alrededor, dándose cuenta de que la mayoría de los escritorios estaban vacíos. Un teléfono sonó con insistencia y se preguntó por qué nadie lo tomó. Sus ojos finalmente aterrizaron en un apuesto joven de ojos azules, que mostró una sonrisa. Ella asintió con la cabeza hacia él y continuó su camino, con los ojos dio un barrido por las oficinas en busca de nombre del teniente Malone.
“¿Necesita ayuda?”
Se dio vuelta. El hombre de ojos azules, estaba de pie, con los ojos viajando por su cuerpo y descansando sobre sus pechos. Dios, podía ser menos sutil?
EK: “¡Eh, los ojos están aquí!”, dijo lentamente, apuntando a su cara. Cuando por fin levantó la mirada, le preguntó “Estoy buscando al teniente Malone”.
“Dos puertas más abajo. Justo ahí”, dijo señalando con una bien cuidada mano. Entonces él se acercó. “Soy el detective John Sikes. ¿Hay algo en que pueda ayudarte?” Lena lo miró por un momento. Luego sonrió.
EK: “No, gracias”. Llamó una vez en la puerta del teniente, y luego entró.



**



Julia colgó el teléfono y miró como Sikes interceptó a la joven caminando a través del lugar. Él mostro su sonrisa más seductora y ella negó con la cabeza. Cualquier mujer era un juego justo en cuanto a Sikes se trata. Estaba a punto de marcharse cuando la mujer se acercó deliberadamente a la oficina del teniente.
Dios seguro que no era su nueva pareja. Se recostó en su silla y observó a la mujer. Ella la habría llamado una mujer pelirroja pequeña, pero era un poco alta para ello. Ella parecía realmente alta con la chaqueta que colgaba de sus hombros. Vio a la mujer entran en la oficina del teniente, y luego deslizó sus ojos a Sikes.
Sikes: “Atrás, Julia. Ella está fuera de su liga”, dijo a través del cuarto con una sonrisa.
 Julia le dedicó una sonrisa sin humor, “parece que ella podría tener una neurona o dos. Creo que ella, obviamente está fuera de su liga, Sikes”.
Los otros detectives se echaron a reír y John Sikes tomó su asiento. “Muy buena, Julia”.

Julia levantó y cogió los ojos risueños de Tony Ramírez. Él era en realidad su único amigo en el equipo, por así llamarlo. A menudo se preguntaba por qué Malone no los hizo parejas. Se llevaban bien y en las pocas ocasiones en que habían trabajado juntos, nunca la había tratado como algo más que su igual.
Ella miró a su alrededor a los otros detectives, Matthew Donaldson había venido con ella desde la Academia. Es probable que la conociera mejor que nadie aquí, pero él la evitaba como la peste. Ella era la única mujer y él era único afroamericano. Él sabía todo acerca de la discriminación. Al parecer, pensó que sólo contaba el color de la piel, no de género.
Luego observo a Richard Adams. Quien tenía cerca de cincuenta y dos años de edad, era estrictamente de la vieja escuela. Las mujeres no tenían cabida en la fuerza, y ciertamente no tuvo lugar entre los detectives. Tomó todas las oportunidades para menospreciarla. Pero lo que él y los demás no entendían era que ella simplemente no le importaba si le gustaba o no.
Ella hacia su trabajo.
Por fin miró a John Sikes. Aunque tenía que admitir que era guapo. Rubio y de ojos azules, que utilizó su aspecto para obtener testigos para hablar una y otra vez. Desafortunadamente, ese era su mejor calidad como detective. Él, por encima de todo, despreciaba a Julia. No porque ella era una mujer. Sikes fue probablemente el único aquí que puede trabajar con una mujer. No, él no le gustaba porque era gay.
Ella se encogió de hombros, y luego volvió a sus archivos. Nada de eso importaba. Ella tenía la mejor tasa de convicción entre todos ellos y nunca descansó hasta que sus casos fueron resueltos. Noche tras noche, todos se van a casa a sus vidas y sus familias y ella se quedaría, estudiando minuciosamente los informes una y otra vez. Pero en realidad, ella no tenía a alguien para ir a casa.



****



EK: “El teniente Malone?”.
TM: “Si, usted debe ser Katina”.
EK: “Si señor”.
Stan observó a la mujer que entró en su despacho y se sentó frente a su escritorio. No sabía qué esperar, pero supuso que sería una persona mayor, más experimentada. No la pelirroja joven sentada ahora delante de él. Era una mujer atractiva. Su cabello pelirrojo alcanzó el cuello de su chaqueta, y ella con nerviosismo lo apartó de su rostro. ¡Oh, Julia la comería viva. Él le dio dos días antes de que la mujer saliera corriendo asustada hacia él, pidiendo una nueva pareja. A continuación, los ojos verdes-grises se reunieron con los suyos y sonrió. Ella le devolvió la sonrisa y su viejo corazón hizo un flip-flop. Ella era hermosa.
Se aclaró la garganta y levantó el archivo que le habían dado ayer. Apenas había mirado a través de él.
TM: “Entiendo que ha solicitado este cambio”, comenzó “El teniente dijo que querían trasladarla a CIU”.
EK: “El CIU en realidad no me atrae”, dijo “quiero el trabajo más que cualquier otra cosa”
TM: “Un trampolín para el FBI”, respondió. “Hemos pedido algunos hombres buenos de esa manera”.
EK: Ella sonrió “Si pero yo soy una mujer”.
Stan sentía su rostro enjuagarse. “una forma de expresión”.
EK: “Si señor”.
TM: “Por lo tanto, usted ha estado con la División de Asalto cuatro años, tiene un buen historial, su teniente habló muy bien de usted. ¿Por qué el cambio?”
EK: “Todo teniente y capitán que he conocido viene de Homicidios, no de Asalto”.
TM: Él sonrió “Por lo tanto, usted tiene mayores aspiraciones que, ser una humilde detective ¿he?”
EK: “Pasé tres años en el East Side, tres en Central. Me sentí honrada cuando me pidieron en Asalto. Pero después de cuatro años, vi como los hombres van y vienen, pasando por Homicidio, CIU, táctico. Dejándome a mí. Por favor, no tomes más, pero como mujer, entiendo que si quieres subir más alto en la cadena, tienes que hacer las cosas dos veces, a diferencia de los hombres. ¿Qué mejor lugar que Homicidio?”
Stan Malone sonrió, luego rió. Bueno, parecía que acababa de encontrar la pareja perfecta para Julia Volkova. Una mujer con ambición.
Ella arqueó las cejas. “¿Es algo gracioso?”
TM: “No, no. Me río de mi mismo, no de usted”. Le dio una palmadita en el grueso archivo en su escritorio. “Supongo que usted no sabe nada acerca de su nueva pareja?”.
EK: "No, señor. Pero por favor no me diga que es un viejo que no puede soportar trabajar con las mujeres."
TM: "Oh, no, el Detective Volkova es una mujer."
EK: "Volkova?"
TM: "Ha oído hablar de ella?"
Elena había oído las historias. Era una loca, por la mayoría de los cuentos. Genial. Simplemente genial.
EK: "He oído algo", dijo. "¿No mato a su pareja hace unos años?"
TM: "Ella es mi mejor detective, muy astuta. Es difícil mantenerla a raya. Pero usted puede aprender mucho de ella. Si ella la deja."
EK: "¿Si me deja?"
"A ella le gusta trabajar sola, maldita sea su vida está aquí. Sus parejas van a casa, ella se queda aquí, limpiando el caso. Ellos regresan al día siguiente, y ya ha hecho todo. La mayoría de los hombres no pueden aceptar eso. Rara vez escucha los consejos de su pareja, sólo hace su propio juicio. O bien la siguen o se pierden en la persecución. Dos de ellos han sido asesinados en el cumplimiento del deber. Todo el mundo quería culpar a Volkova. Pero en ambos casos, ellos decidieron no seguir su ejemplo. Ella salió ilesa y consiguió a su hombre. Se termina muerto con sólo tomar la decisión equivocada”.
"Dos en realidad decidieron salir de la fuerza después de trabajar con ella. Otro resultó herido cuando un automóvil lo atropelló. Incapacidad permanente. Y Kaplan, su predecesor, saltó por una ventana de dos pisos y se rompió las dos piernas."
EK: "¿Por qué saltó él?"
TM: "Él la estaba siguiendo."
Las cejas de Elena se alzaron. "Ella saltó por una ventana de dos pisos?"
TM: "Sí". Luego sonrió. "Al igual que en las películas. Saltó a la escalera de incendios, se descolgó de la barandilla, rebotó en el contenedor de basura y atrapó al culpable."
EK: "Genial", murmuró. Definitivamente una chiflada.
TM: Se puso de pie, señalando para que ella hiciera lo mismo. "Permítame que le presente un par de cosas a su alrededor, pero te darás cuenta muy pronto por ti misma: Adams es de la vieja escuela, eres una mujer y no te dará la hora del día y Sikes, bueno acontece…que se considera a sí mismo un mujeriego. Él te dará la hora del día, todos los días. Pero no hay amor perdido entre ellos y Volkova. De hecho, Ramírez es el único que se lleva bien con Volkova. Un leve caso de culto de los héroes enamorado o algo así". Se detuvo antes de abrir su puerta. "No te atrevas a decirle a ninguno de ellos lo que dije."
EK: "No, señor."
Él le hizo un gesto hacia la puerta, y luego siguió, deteniéndose en el centro de la sala de la brigada.
TM: "Escuchen, todos".
Todas las cabezas aparecieron a excepción de Julia. Ella siguió con su conversación telefónica, ignorando al teniente y a la joven.
TM: "La Detective Katina ha sido asignada a nosotros desde Asalto. Ella va a estar reemplazando
Kaplan."
Señaló alrededor de la habitación y Elena siguió a sus presentaciones.
TM: "Richard Adams y Matthew Donaldson. John Sikes y Tony Ramírez allí. El Sargento Fisk al frente justo allí. Y Julia volkova. Ese es nuestro equipo".
Elena asintió con la cabeza hacia ellos, murmurando saludos, sus ojos finalmente aterrizar en la mujer que sería su nueva pareja, en su perfil de todos modos. La mujer aún no había girado en su búsqueda.
TM: "Hagan que se sienta como en casa." Luego, a Elena. "Vamos, te presentaré personalmente."
Julia colgó el teléfono al igual que Malone se acercó.
TM: "Volkova, está es la Detective Katina. Ella ha sido asignada a usted. Trate de jugar bonito", dijo con una pizca de amenaza.
Julia miró por encima de la mujer pelirroja delante de ella, con sus pantalones planchados y camisa clara. No usar joyas, a excepción del reloj y los pendientes. Vacilantes ojos verdes-grises miraron hacia ella, entonces la mujer le ofreció la mano.
EK: "Encantada de conocerte, Detective Volkova", dijo amablemente.
JV: "Sí, un verdadero placer", dijo secamente. La mujer se parecía a un abogado, no un policía. Se preguntó si alguna vez había hecho trabajo de campo o simplemente se sentó detrás de un escritorio. "Ese es el tuyo", dijo, señalando a la mesa que choca con la suya. Por lo menos la mujer sería más agradable de mirar que el viejo amargado de Kaplan.
Elena miró rápidamente al teniente Malone, quien sonrió en tono de disculpa y le apretó el hombro.
TM: "Vas a estar bien", dijo en voz baja, y luego las dejó solas.
Elena volvió a mirar a la otra mujer, que ya había tomado el teléfono de nuevo. Genial. Simplemente genial. Ella ya me odia, pensó.
JV: "Siéntate".
Ella miró a la mujer, que tenía el teléfono acunado contra su hombro, y tomó el archivo que ésta le entregó. Se sentó, con los ojos todavía en la mujer de pelo oscuro.
JV: "Sí, es Volkova. Necesito los resultados de laboratorio". Una pausa. "Usted dijo que sería esta mañana." Otra pausa. "Maldición son las nueve! Eso es mañana."
Elena  enarcó las cejas.
JV: "Está bien. Si te referías al mediodía, podías decir el mediodía", colgó el teléfono. "idiotas", murmuró.
Elena vio su temor crecer con cada segundo que pasaba. Ella debería haberse quedado en Asalto. Ella debería haber solicitado CIU.
JV: "Un Adolescente es encontrada en un contenedor de basura en el East Side. Jane Doe", dijo apuntando al archivo que le había entregado a Katina. "Fue, consensual es lo más probable. Un John Doe la había matado. Pero yo no lo creo."
EK: "Si un John la mató, ¿por qué iba a tomarse todos los problemas de arrojar su cadáver ¿Por qué no dejarlo?"
Julia la miró, sorprendida. Esa era su teoría.
JV: "Tal vez si él la dejó en ese lugar porque no habría demasiado evidencia que apunte a él", dijo.
EK: "Moteles de alquiler por horas? Vamos. Usted podría obtener cientos de impresiones".
Julia asintió con la cabeza.
EK: "Está bien. Un chulo?"
JV: "Eso sería lógico, pero no podemos encontrar a alguien que la reconozca."
EK: "Entonces tal vez ella no es del Este de Dallas", dijo "Downtown?"
JV: "Probablemente. Hay una pequeña área en el West End y Little México. Eso es todo."
EK: "Ella era negra. Dudo que trabajó Little Mexico", dijo.
Julia se echó hacia atrás y estudió a la otra mujer. Se veía joven. "¿Cuánto tiempo has sido un detective?"
EK: "Cinco años. ¿Por qué?"
JV: "Luces de treinta”.
EK: "Treinta y cuatro años, pero qué importa?"
JV: "Por supuesto que importa. Nadie toma en serio a una mujer, sobre todo cuando se ve como si estuviera recién salida de la universidad".
EK: "Vaya, gracias. Yo sabía que en alguna parte era un cumplido ", dijo con sarcasmo.
Julia Volkova se puso de pie y tomó su taza de café y se marchó. Elena miró detrás de ella.
Era más alta que Elena, pero sólo por unos pocos centímetros. El pelo corto oscuro, ojos azules- grisáceos. No iba a llamarla un marimacho, era muy atractiva para eso. Definitivamente, de mal humor. ¿Por qué el cambio repentino? ¿Respondió una de las preguntas de manera equivocada?
Sikes: "No te preocupes por ella, cariño. Acaba de ser la perra de siempre" dijo mientras se acercaba.
EK: "¿Cómo dice?"
Sikes: "Volkova", explicó.
EK: "No, cariño? ¿Me hablas a mí?"
Él le dirigió una sonrisa encantadora y se sentó en la esquina de su escritorio. "Lo siento. Sin ánimo de ofender". Él le tendió la mano. "John Sikes, a su servicio", dijo.
Ella tomó su mano y luego apretó la dejó caer rápidamente.
EK: "Sin ánimo de ofender, John, pero te agradecería que no me llames cariño. Así voy a tratar de abstenerme de insultarte."
Él se rió y le sonrió. Él realmente era atractivo, lo tenía que admitir. "Por lo tanto, pegan con Volkova. Lo siento. Te deseo mucha suerte."
EK: "Estoy seguro de que voy a estar bien", dijo.
Sikes: "Bueno, si necesitas algo... cualquier cosa, sólo déjamelo saber."
EK: "Gracias. Lo tendré en cuenta."
Julia regresó con dos humeantes tazas de café y coloco una en el escritorio de Elena. Ella miró a los ojos a Sikes.
JV: "¿No tienes trabajo que hacer?"
Sikes: "Yo solo vine a presentarme, Volkova. No se emocione".
JV: "Confía en mí, no me excitas".
Se rió de nuevo, luego se quitó de la mesa de Elena, haciendo caso omiso de Julia. "Por lo tanto, Elena, quiere obtener la mejor cenar alguna de estas noches? Puedo contarte todos los chismes locales", ofreció.
EK: "No, gracias. Estoy involucrada con alguien. Dudo que lo agradecería", dijo.
Sikes se encogió de hombros. "Nunca se sabe. La oferta está siempre abierta", dijo mientras se alejaba.
JV: "Mantente alejada de él", dijo "Es un idiota."
Elena sonrió. Sí, ella estuvo de acuerdo. "¿Hay alguien aquí que te agrade?" -preguntó ella.
JV: "No."
EK: "¿Por qué?"
JV: "No, yo no juego esa mierda".
EK: "Eso no quiere decir que no puedas ser amiga de las personas con las que trabajas", dijo
JV. "¿Amigos? Con los chicos?" se inclinó hacia delante. "Adams me odia porque soy una mujer. Le importa un bledo mi rendimiento en el trabajo. Yo sólo soy una mujer. Donaldson, su pareja, sigue a su líder, a pesar de que Adams apenas lo tolera porque es negro. Ramírez es el único una que me muestra la más mínima consideración y debido a eso, él tiene que escuchar las burlas de los demás, especialmente a Sikes, de su pareja".
EK: "No todo puede ser porque eres una mujer."
JV: "No, no sólo porque soy una mujer. Porque soy una mujer y soy mejor en el trabajo de lo que ellos son."
EK: "Oh, es bueno saber que no eres en lo más mínimo presumida", dijo con una sonrisa.
JV: "¿Por qué estás aquí?"
EK: "¿Cómo dice?"
JV. "¿Le preguntaron o eres voluntaria?"
EK: "Yo pedí el traslado meses atrás. No sé de lo que estás hablando."
Julia asintió y tomó un sorbo de su café. "Por lo tanto, tienes novio?"
EK: "Sí. ¿Por qué?"
Julia se encogió de hombros. "Va a hacer más fácil para ti. Sikes sólo golpea luego de dos días. Adams por lo menos no creo que tenga esperanza, él no irá tras una casada o embarazada, eso sale de su territorio".
EK: "Pintas un cuadro muy sombrío de esta oficina, Volkova. He trabajado en torno a los hombres durante toda mi carrera. Nunca he tenido un problema con ellos. Dudo que tampoco lo tenga aquí. Puedo hacer un buen trabajo."
Julia se encogió de hombros otra vez. Ella tenía razón, era hetero y atractiva. No era una amenaza para ellos. A diferencia de ella misma. "Voy a ir a la Central y observar que hay alrededor de la niña. Tal vez ella fue transportada el día anterior. ¿Quieres venir?"
EK: "A diferencia de estar aquí y ser observado de reojo por Sikes?"
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por SandyQueen el Sáb Sep 17, 2016 3:08 am

Me va atrapando un poco más la historia Smile

En espera de la continuación Very Happy
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Jue Sep 22, 2016 10:55 pm

Hola a todxs, aqui les traigo otro par de capítulos.. 


Jemmaling, Aleinads, Sandy Queen me alegro que hayan aceptado ésta historia, es realmente preciosa y abarca temas muy variados de la actualidad, lo van a ir viendo a medida que pasan los capítulos.. 
Jemmaling: me alegra que te gusten las historias de ésta escritora, que es sin duda maravillosa.. 
Muchas gracias por sus comentarios.. Sin mas aquí va la continuación....




Capítulo 3



Fué después de las seis cuando Elena entró en su apartamento y se derrumbó en el sofá. Había sido un día psicológicamente muy duro y estaba agotada. Echó un vistazo al teléfono. Tres mensajes. Comienzo a quitarse sus zapatos, se extendió, llegando a su correo de voz cuando se acostó.
Robert: "Soy yo, cariño. Quería ver si querías cenar afuera. No puedo esperar a oír hablar de tu primer día. Llámame cuando llegues"
Asintió con la cabeza, esperando el pitido.
Amy: "Soy yo. Entonces, ¿cómo te fue? Si puedes escabullirse de Robert, una noche, ¿por qué no vamos a cenar. Ha pasado bastante tiempo."
Asintió de nuevo, hacer una nota mental para llamar a Amy más tarde.
Robert: "Lo siento, Lena, no puedo cenar contigo esta noche, después de todo. Tengo una reunión. Te llamaré cuando haya terminado. Tal vez pueda pasarme por allí."
Sacudió la cabeza. Estaba demasiado cansada, agradeció profundamente que Robert tuviera una reunión. Se apartó de la cama, comenzó a quitarse la ropa mientras se dirigía al cuarto de baño. Una ducha larga y caliente ayudó a revivirla un poco. Desafortunadamente, su refrigerador no contiene milagrosamente la cena. Una clasificación de los alimentos congelados en el congelador, que pudiera coger uno y meterlo en el microondas. Su refrigerador, sin embargo, contiene una botella de vino.
Ella tomó un vaso y la botella entera en la sala de estar, acomodándose en su sillón.
EK: "Ahh", murmuró mientras ponía los pies en alto. Cogió el teléfono, y con el pulgar, marco el número de Amy.
EK: "Soy yo", dijo cuándo su mejor amiga respondió.
Amy: "Bueno, hola, detective. ¿Cómo te fué?"
Elena sonrió y tomó un sorbo de su vino.
EK: "Yo sobreviví... casi", dijo. "Me temo que estoy peligrosamente cerca de un manicomio, pero sobreviví."
Amy: "Que mal, ¿eh?"
LK: "Nunca antes he visto en mi vida tantos egos y testosterona en un solo lugar."
Amy se echó a reír. "Te dije que te quedarás. Los muchachos de Homicidios no pierden el tiempo con las niñas."
EK: "Mi pareja es una mujer", dijo
Amy: "Estás bromeando? ¿Qué? Las colocaron a las dos juntas para que no se interpongan en el camino?"
EK: "Usted puede haber oído hablar de ella. Es Julia Volkova."
Amy: "¡Jesucristo! Ella es la loca que saltó del edificio de dos pisos. Estamos defendiendo el chico que atrapó", dijo.
EK: "Sí, es ella. Así pues, usted tiene el caso?"
Amy: "No, Michael lo hace. Es un callejón sin salida, sin embargo, él va a la súplica."
EK: "Ella supuestamente es muy buena en su trabajo", dijo "A pesar de no estar exactamente muy bien con sus compañeros, sin embargo, no estoy segura de que vamos a llevarnos bien."
Amy: "Oh, lo harás muy bien. Todo el mundo te quiere."
EK: "Sí. Pero no todo el mundo le gusta. Va a ser difícil. Es caprichosa como el infierno y le molesta haber sido asignada a ella."
Amy: "Estoy seguro de que vas a conquistarla. ¿Dónde está Robert?"
EK: "Reunión. Suerte. Yo estaba demasiado cansada para la cena. De hecho, estoy muy cansada para la compañía, y punto."
Amy: "Entonces, ¿cómo van las cosas entre ustedes?"
EK: "Están bien".
Amy: "Están bien? Ustedes han estado viéndose durante dos años. ¿Cuándo van a hablar del matrimonio?"
LK: "Matrimonio? No creo que estamos en esa etapa, Amy." De hecho, ella sabía que no quería. Robert había insinuado que podrían irse a vivir juntos, pero ella se había resistido. A ella le gustaba su vida privada y su tiempo a solas. Él no comprendía muy bien pero no empujaba. No mucho, de todos modos.
Amy: "Es un buen momento, Elena. Ustedes podrían hacerlo mucho peor."
EK: "Sí, lo sé. Es amor. Pero no estoy justo a punto de casarme."
Amy: "¿Crees que va a interferir con su carrera?"
EK: "Bueno, no es eso," dijo. "Él ahora odia cuando estoy fuera por las noches. ¿Te imaginas si nos casamos?"
Amy: "Y con el trabajo en Homicidios, estará fuera en las noches más a menudo", dijo.
EK: "Lo más probable. Así que, ¿cómo estás? Aun vas a ver a Eric?" le preguntó agradecida de cambiar de tema.
Amy: "Sí. Me gustaría poder decir que estoy enamorada de él, pero yo no lo estoy. Él es tan condenadamente atractivo. Sigo pensando que va a suceder", dijo con una sonrisa.
Elena negó con la cabeza. Amy siempre ha sido sacudida por una cara bonita. En eso, Lena tuvo suerte. Robert era guapo y ella. . . aun así, ella lo amaba. Estaba enamorada de él? Tal vez. Por lo menos ella pensó que debería estar. Realmente tenía una gran relación. Rara vez discutieron. Cuando lo hicieron, por lo general era sobre los casos. Él era abogado defensor. Gracias a Dios, nunca habían trabajado el mismo caso.



***



Ella estaba dormida en el sofá cuando él llamó esa misma tarde. Él quería venir.
EK: "Robert, estoy realmente agotada. ¿Me puedes llamar mañana?" -preguntó ella.
Robert: "Por supuesto. ¿Cómo te fue hoy?"
EK: "Todo salió bien..." dijo. "Es diferente, eso es seguro", dijo en torno a un bostezo. "Lo siento", murmuró.
Robert: "Está bien. Vuelve a dormir. Voy a hablar contigo mañana."
Quería ahondar más profundo en el sofá, pero se obligó a levantarse e ir a la cama.
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Jue Sep 22, 2016 11:02 pm

Capítulo 4
Lena se sentía fresca cuando su despertador sonó a las seis. Se duchó rápidamente, decidió tomar un café en el camino. Quería llegar temprano. Por alguna razón, sintió la necesidad de vencer a Julia Volkova para trabajar.

Era una mañana soleada y cálida para el mes de marzo. Por supuesto, eso era relativo. Marzo en Dallas, estaba haciendo alusión al verano o burlando el invierno. La primavera siempre duró unas pocas semanas.
Era lo suficientemente temprano para vencer el tráfico y se detuvo en una cafetería en la esquina de Comercio y Oakland. Ella miró a los pasteles antes de decidir por un croissant de jamón y queso, pero sigue siendo mejor que un pastel, razonó. Ella comió mientras llegó a los bloques de la estación. Era temprano. El estacionamiento estaba medio lleno.
Sin embargo, su buen humor se desvaneció cuando vio a Julia Volkova sentada en su escritorio, y el teléfono ya metido en el hombro. Igual que cuando ella había dejado la noche anterior.
Maldita sea, ¿la mujer nunca se vaya a casa?
EK: "Buenos días", dijo.
JV: "Uh-huh" la miró brevemente, y luego de inmediato. "Es Volkova. Quiero ir por los informes de laboratorio. Voy a estar en una media hora." Una pausa. "Sí, ya sé qué hora es. ¿Y tú?" Ella colgó el teléfono. "idiotas".
EK: "Bueno, fue otro buen comienzo", murmuró. Ella sacó su silla y se sentó mirando a su nueva pareja, preguntándose qué estaba en el orden del día de hoy. Los informes de laboratorio, obviamente. Ella la había dejado después de las cinco y no los habían recibido aún. Al parecer, Julia había puesto sus manos sobre ellos de alguna manera.
JV: "Parece que nuestra chica estaba ocupada antes de su muerte. Cuatro tipos de semen diferentes", dijo.
EK: "Cuando obtuviste el informe?"
JV: "Ayer por la noche", dijo con aire ausente. "¿Quieres venir o quieres quedarte aquí y esperar?"
Lena esperó hasta que Julia Volkova alzó la vista. "¿Siempre haces esto para que sea difícil trabajar contigo?"
JV: "Sí".
EK: "No es de extrañar que Kaplan diera un salto. Probablemente estaba deseando que fuera de cuatro pisos en lugar de dos."
JV: "Muy graciosa. ¿Vas a venir?"
EK: "Sí, Volkova, ya voy. Cristo, puedes incluso ir a casa?"
JV: "No."
EK: "¿Te has acostado?"
Julia se volvió y se enfrentó a Lena. "Si he dormido o no, y en donde, no es de tu incumbencia." Se dio la vuelta y se fue sin decir una palabra.
EK: "Precioso. He aterrizado en el infierno."
El viaje al laboratorio se hizo en silencio y Lena mantuvo sus manos entrelazadas en el regazo, mirando al frente, mientras se arrastraban en el tráfico. No podía esperar una media hora y dejar el tráfico de morir. Tuvieron que salir en ese momento. Tuvo que entrar en este coche dios maldito.
JV: "Entonces, ¿te llaman tus amigos Len?"
EK: "¿Cómo dice?" Eran las primeras palabras que había hablado desde que salieron de la sala de la brigada.
JV: "Len? ¿Te llaman así?"
EK: "No sé si esperas que yo te responda", dijo
Julia asintió con la cabeza. "Lena así es, entonces."
EK: "No. Yo detesto ese nombre."
JV: "Lo siento. Elena es demasiado... formal."
EK: "Formal? Es mi nombre".
JV: "Me gusta mejor Len ", dijo.
EK: "Bueno, no lo harás. Te prohíbo que me llames Len."
JV: "Prohibir?" se echó a reír. "No hablas en serio, ¿verdad?"
LK: **La odio**

****


Parecía que habían pasado horas, cuando entraron en el laboratorio. Elena se dio cuenta que nadie les dio la bienvenida. De hecho, las evitaban. Genial, estoy asociada con una psicópata a quien nadie puede ponérsele de pie. Ella pensó que era increíble que Volkova obtuviera algún tipo de cooperación de todos en el departamento.
JV: "Jackson. Buenos días", dijo, acercándose a un hombre mayor y estrechando la mano brevemente con él. "Esta es Lena Katina, mi nueva pareja", dijo ella, señalando a Lena.
EK: "Es Elena", dijo entre dientes mientras ella estrechó la mano del doctor.
Jackson: "Encantado de conocerte, detective. Soy Arthur Jackson". Tomó una lámina de goma de mascar de su bata de laboratorio y dobló en tres partes antes de llegar a la boca. "Mi personal me dice que has estado acosándolos, Volkova. ¿Cuál es el problema?"
JV: "No hay problema. Sólo seis horas de retraso en los informes de laboratorio", dijo. "Tengo paciencia".
Jackson se echó a reír. "Te impacientas cuando estamos con una hora de retraso. No me puedo imaginar tu actitud después de seis". Caminó por el pasillo mientras fue seguido. "Tu Jane Doe era una chica muy popular detective. Supongo que estaba entre los dieciséis años, tal vez diecisiete. Es difícil de decir. La vida en las calles hace que la edad pase rápidamente."
JV: "Su nombre en la calle era Lorena", dijo. "Ella es bastante nueva en las calles, me dicen."
Lena miró, preguntándose cómo Julia había conseguido esta información. ¿Y por qué diablos no lo había dicho?.
Jackson: "Voy a adivinar que es de Nueva Orleans", dijo el Dr. "Ella tiene un tatuaje en su brazo derecho. Mardi Gras o algo así. Hemos rastreado. Una especie de símbolo de una banda de ese lugar. Sara está ejecutando un informe para ti."
JV: "Gracias. Ahora, ¿qué pasa con el semen?"
El Dr. Jackson mantuvo la puerta abierta de su oficina y le precedieron, cada uno tomando un asiento frente a su escritorio.
Jackson: "Hay cuatro tipos. Uno pensaría que serían lo suficientemente inteligente como para utilizar condones." Abrió un archivo en su escritorio. "Dos eran de semen en el recto. El único signo de violencia fue la estrangulación. No hay moretones recientes. Había dos fracturas antiguas. La muñeca y la tibia. Eso es todo."
JV: "Tu corriste el semen a través del sistema? No hay coincidencias de ADN?"
Jackson: "Ninguno".
JV: "drogas?"
Jackson: "Limpia".
JV: "No hay mucho para seguir adelante, Doc".
Jackson: "No. No lo hay."
Lena se sentó y escuchó su intercambio, sentía un hervidero debido a que Julia al parecer había estado trabajando ayer por la noche mientras ella estaba durmiendo pacíficamente en su cama.
El teléfono celular de Julia interrumpió sus pensamientos. Ella vio como Julia se quitó el sujetador en sus pantalones vaqueros.
JV: "Volkova".
Fisk: "¿Tienes otra prostituta. En un contenedor más de basura en el Centro."
Lena  vio el ceño fruncido, el endurecimiento de los labios.
JV: "Muy bien. Gracias, Fisk." Julia miró brevemente a Lena, a continuación, doblo su teléfono celular. "Tengo otro cuerpo, Jackson." Se puso de pie, luego se volvió. "Estoy buscando a un partido para el semen."
Lena se apresuró seguir a Julia casi estuvo a punto de correr por el pasillo. Odiaba no saber qué diablos estaba pasando. Cuando estaban en el camino otra vez, Elena se volvió hacia ella.
EK: "¿Qué pasa?"
JV: "Ellos encontraron otro cuerpo."
EK: "Sí. He oído. Gracias. Pero yo quiero saber lo que está pasando", dijo.
Julia se encogió de hombros. "Usted sabe tanto como yo."
EK: "¡Mentira! ¿Cómo sabes que su nombre en la calle era Lorena?"
JV: "pregunté."
EK: "Se lo preguntó a quién?"
JV: "Putas".
EK: "Maldita sea, Volkova! Se supone que debo ser tu socio. No un perro cachorro que sólo te sigue a todas partes durante el día y luego va a casa. Si ibas a salir ayer por la noche, ¿por qué no me lo dijiste? Podría haber ido contigo. "
JV: "Ya te habías ido, eran las nueve detective. Pensé que estabas cansada. Tienes un novio, que te espera. No había ninguna razón para que puedas andar por los callejones a media noche preguntando por una prostituta muerta."
EK: "¿Qué demonios tiene que ver eso? Si estás trabajando, yo debería estar trabajando. Podrías haberme por lo menos preguntado" dijo.
JV: "Yo trabajo en las horas impares. Dudo que usted sería capaz de mantenerse al día", dijo julia a la ligera.
EK: "Intente", desafió. "No me vas a ver salir corriendo, Volkova. Así que a menos que me pegues un tiro o me empujes de un edificio de dos pisos, voy a estar aquí. Quiero estar aquí". Dios, acabo de decir eso?
JV: "¿Por qué crees que estoy tratando de hacerte salir corriendo?"
Lena quedó mirando. "Has sido poco amigable. Demonios, apenas has sido tolerable. No compartes una mierda conmigo. Te vas por tu cuenta como un vaquero. ¿Sabes lo que significa la palabra socio?"
JV: "Mira, este es mi caso. He estado por mi cuenta durante dos meses desde que Kaplan...se cayó". Ella casi se echó a reír. Aún lo imaginaba colgando de la barandilla, gritando para que ella lo esperara.
EK: "Bueno, este es nuestro caso ahora y por qué demonios te ríes?"
JV: "Lo siento. Estaba pensando en Kaplan", dijo.
EK: "Él se cayó de una ventana de dos pisos. Eso te hace sonreír?"
JV: "Tenía veinte libras de sobrepeso. Le dije que bajara y subiera por las escaleras", dijo. "Pero no podía dejarme ganar. No podían dejarme atrapar al chico sin él".
EK: "Así que saltó?"
JV: "Saltó? No, él trató de ahorcarse en la escalera de incendios", dijo. "Él estaba allí haciendo flexiones, tratando de volver a subir."
Lena no conocía Kaplan, pero lo visualizo y la hizo sonreír.
EK: "Entonces, ¿dónde vamos?"
JV: "Al centro. ¿Por qué no llamas a Fisk y obtienes la dirección."

**


Veinte minutos más tarde, se encontraban en la zona de almacenes del centro. Lena reconoció a uno de los hombres uniformados de sus días en la Central. Pául Stanton. Él la había invitado a salir casi una vez a la semana durante el primer año.
EK: "Oye, Paul, ¿cómo te va?"
Straton: "Lena ¿Qué estás haciendo aquí? Pensé que estabas en Asalto".
EK: "Estoy en Homicidios ahora. ¿La encontraste?"
Straton: "No. Alguien llamó, en el momento en que llegamos aquí, ya había una multitud. La mujer de allá tal vez pueda identificarla," dijo, señalando a una anciana que hablaba con otro oficial.
EK: "Gracias, Paul."
Julia observaba el intercambio en silencio, observando la sonrisa que Lena le dio a Stanton. Bueno, definitivamente tenía diferentes métodos. Ella asintió con la cabeza cuando Lena siguió su camino. Fue en la dirección opuesta, para el depósito de basura.
JV: "¿Qué tenemos?" -le preguntó mientras miraba en su interior.
Oficial: "Lo que ves es lo que hay, Volkova."
Julia levantó la vista rápidamente, luego dio un paso adelante. "Veo lo que veo. Le pregunté lo que tenía?" dijo en voz baja.
Oficial: "Chica trabajando, Adolescente lo más probable…trabajando anoche, probablemente. El tipo de la librería la encontró cuando estaba sacando la basura."
JV: "¿Por qué crees que fue abandonado ayer por la noche?"
Se encogió de hombros.
JV: "¿Quién es el médico forense?"
Oficial: "Spencer".
JV: "¿Dónde está?"
Oficial: "De vuelta en la camioneta", dijo.
Julia se acercó a la camioneta y golpeó una vez en el panel exterior. La puerta trasera se abrió y Rita Spencer salió. Sus ojos se encontraron y se produjo un silencio incómodo. Siempre hubo un silencio incómodo, desde la noche que habían pasado juntas hace casi un año. Julia metió las manos en los bolsillos y esperó a que Rita hablara.
Spencer: "Supuse que se trataba de su caso, Volkova. Sara dijo que había estado levantando polvo en el laboratorio ayer."
Julia asintió con la cabeza. "¿Cómo estás?"
Spencer: "Genial. Y Usted?"
JV: "Maravillosa", dijo secamente. "¿Qué tienes?"
Spencer: "Parece ser el mismo modus operandi. La aparición de moretones es lo único que puedo ver alrededor del cuello. Tendremos que esperar hasta abrirla por supuesto. Pero yo diría que tienes un número de serie."
JV: "Sí. Maravilloso."
Rita hizo una seña con la cabeza a Lena, mientras caminaba hacia ellos. "¿Es tu pareja?"
Julia esperó sólo un segundo hasta que Lena se unió a ellos. "Lena Katina. Rita Spencer", dijo.
EK: "Es Elena", dijo, estrechando la mano a la otra mujer. "Lo mismo que antes?"
Spencer: "Lo más probable".
Lena asintió con la cabeza, luego miró a Julia. "La Sra. Pérez dice que su nombre es Cristal. Dice que entra en la panadería cada mañana, cuando abren a las siete", dijo en respuesta a las cejas levantadas de Julia. "Ella no sabe dónde vive. Cuando se va, camina hacia el norte."
Julia asintió con la cabeza. No tenían nada. Bueno, excepto el hecho de que la chica no fue arrojada ayer por la noche. Julia la había visto a la una. Se dio la vuelta sin decir una palabra y se marchó.
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por SandyQueen el Vie Sep 23, 2016 1:30 pm

Me gusta este tipo de rechazo entre Yulia y Lena xD
La historia en sí, me parece muy interesante Very Happy

Muchas gracias pro seguirla compartiendo Smile
avatar
SandyQueen

Mensajes : 184
Fecha de inscripción : 27/02/2016
Edad : 28
Localización : Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Kano chan el Dom Sep 25, 2016 5:21 pm

Mucho muy interesante !!! ya quiero leer lo que sigue ! saludos Smile
avatar
Kano chan

Mensajes : 273
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Dom Oct 02, 2016 10:33 pm

Capítulo 5
 
Julia condujo a través de la ciudad, las cuatro ventanas de su explorador estaban abajo y entraba el aire era fresco. Una vez que el sol se había puesto, las temperaturas primaverales habían desaparecido. No le importaba. Ella estaba demasiado cansada. 
Ella omitió su pequeño apartamento en el sur de Dallas y se dirigió a Fort Worth. Tenía que descansar. Había tenido sólo unas pocas horas de sueño cada noche durante la semana pasada. Se dirigió al oeste, fuera de la ciudad, hacia el Eagle Mountain Lake. Ella no había estado en su barco en tres semanas, desde el primer asesinato. Pero esta noche, necesitaba la paz y la tranquilidad que ofrece el lago.
El puerto estaba abandonado cuando llego allí. Marcó su código y salió por la puerta, con pasos tranquilos como el agua ondulada en silencio alrededor de los muelles. Caminó hasta el final, donde su barco estaba atracado, haciendo una pausa para mirar a las estrellas titilantes antes de subir. Movió de un tirón la luz en el muelle, abrió la puerta de cristal, dejando entrar aire fresco. Tomó una cerveza, consumió casi la mitad antes de dirigirse a la pequeña ducha.

Se puso de pie bajo la lenta corriente de agua caliente y cerrando los ojos, trató de relajarse. Más tarde, sacó una silla de jardín en la terraza y se sentó, mirando estrellas del cielo y escuchando como el agua salpicaba ligeramente en contra de su barco. Cogió la botella de vino que estaba al lado de su silla y se volvió a llenar su vaso, lo coloco de nuevo hacia abajo sin mirar.

Dos niñas muertas. No hay pistas. Ella inclinó la cabeza hacia atrás. Probablemente van a ser más las niñas muertas. Demonios, no había una manera de conseguir alejarse de su nueva compañera. Ella levantó una esquina de su boca en una sonrisa. Elena Katina. Bueno, ella fue sin duda la más bonita pareja que había tenido. Y después de dos días, Julia sabía que no iba a salir corriendo. Probablemente igualmente estaba bien. 
Podía haber sido mucho peor. Por lo menos la mujer estaba dispuesta a seguir su ejemplo y no resistirse a ella a cada paso. Una vez más sonrió. Bueno, no era como si ella le hubiera dado una opción, sin embargo, sospechó que Elena Katina tenía genio. Eso podría ser divertido.

****

EK: "Estoy cansada, Robert. Lo siento", murmuró cuando rodó sobre su costado. Ella no tenía la energía para hacer el amor. Apenas había logrado estar hasta la cena.

Robert: "Amor está bien. Es sólo que no hemos estado juntos en esta semana. Te echo de menos."

EK: "Yo también. Vamos a vernos el fin de semana, Robert." Ella asintió con la cabeza y cerró los ojos. El sueño la reclamó de inmediato.
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Dom Oct 02, 2016 10:44 pm

Capítulo 6

Julia tomó un sorbo de café y vio a Lena que se abrió paso a través de la sala de la brigada. Observo que el día de hoy, tenía puestos unos pantalones azul marino. Coincidencia que hacía con su chaqueta. Lo cual hizo sus ojos verdes-grisáceos se vean un poco azules.

EK: "Exactamente ¿a qué hora vienes a trabajar?" le preguntó. Echó el bolso sobre la mesa y cogió la taza de café.
JV: "Temprano".
EK: "Son las siete y media," dijo mientras se alejaba.
JV: "Antes que eso", murmuró.
Lena vino de atrás y sacó su silla, hizo una mueca ante el sabor del café. Ella debería haber comprado uno en el camino.
EK: "Por favor, dime que no condujiste por las calles de nuevo ayer por la noche", dijo.
JV: "No, yo estaba cansada", dijo. Ella cogió el teléfono. "Volkova. Jackson todavía?" Miró a Lena, y luego asintió. "Vamos a estar cerca de las nueve."
EK: "Ellos ya tienen los resultados de laboratorio?"
JV: "Ya están."
EK: "¿Estás pensando en un asesino en serie?"
JV: "Sí. Esta chica, Cristal, hablé con ella la noche en que murió," dijo en voz baja.
EK: "¿Qué?"
JV: "La vi en la calle. Eran casi las dos. Le mostré a nuestra Jane Doe. La conocía como Lorena."
EK: "¿Por qué justo ahora compartes esto?"  Exigió.
JV: "Qué diferencia hace?"

Lena golpeó con el puño en su escritorio, haciendo volar los papeles a su alrededor. "Somos socias", dijo lentamente. "Sé que tú no sabes la definición de esa palabra, Volkova. No puedes dejar de lado información como una conversación casual. Ellos piensan que ella fue objeto de dopaje durante la noche. Usted sabía desde el principio que no era cierto", acusando.  "Me pasé la mitad del día tratando de averiguar quién era ella antes de la medianoche"

JV: "Estoy seguro de que él ME le dará el momento de la muerte. Y será después de las dos."
Lena  miró a Julia, parpadeando sus ojos verdes-grises
TM: "Buenos días, damas".
Julia se volvió a Malone, lejos de la ira de los ojos verdes-grises de su pareja.
EK: "Buenos Días, teniente".
Lena empujó su silla a la distancia, caminando a propósito detrás del teniente Malone, siguiéndolo a su despacho.
TM: "Katina? ¿Qué pasa?" -preguntó mientras colgaba su chaqueta en el perchero.
EK: "Es imposible", dijo cerrando la puerta detrás de ella. "¡Imposible!"
TM: "Ah. Tercer día. Has hecho bien. Te esperaba aquí ayer", dijo. "Siéntate. ¿Cuál es el problema?"
EK: "¿Cuál es el problema? Ella es una locura", dijo. "Psicótica".
Él asintió con la cabeza.
EK: "Ella hace las cosas a espaldas mías, sale a todas horas de la noche, apenas me habla."
Él asintió con la cabeza otra vez.
EK: "Es imposible trabajar con ella. No es de extrañar que Kaplan saltara. Yo habría saltado, también."
Malone se echó a reír, entonces fue reprimido por los furiosos ojos verdes-grises que se dispararon a su rostro.
EK: "Por favor, dígame que va a mejorar", dijo en voz baja. "Es casi como si no quisiera a nadie junto a ella, teniente. Ella sale a su camino para enemistarse con la gente. Y un minuto es buena, la próxima es una perra total. Es como, si casi nos conectamos, entonces ella se detiene y hace algo intencionalmente que me hace enojar! "
TM: "Cálmate, Katina".
EK: "Yo estoy tranquila!"
TM: "Mira, te dije que ella era... difícil. Tiene sus propias reglas. Sin embargo, son eficaces. ¿Me gustarían seis detectives como ella? No, por supuesto que no. Y si no fuera por las normas departamentales, la dejaría trabajar sola. Ella puede manejar por ahí. Ella conoce las calles. No te envidio, detective. Pero nos guste o no, ella es su pareja."
EK: "¿Por qué no quiere a los otros como a ella?" preguntó en voz baja.

Malone la miró fijamente. Elena Katina había estado con Volkova dos días y no había imaginado que haría lo que otros no habían hecho en años. Julia Volkova fue abrasiva. No es, por naturaleza, lo sabía. Sin embargo, por decisión. Había tardado cuatro años para darse cuenta de eso. Y una noche en un bar tranquilo del centro, Julia Volkova había desnudado su alma en él. No había sido capaz de mirarla igual desde entonces.

Malone miró por las ventanas, la búsqueda de la silla de Julia que estaba vacía. En realidad no era su lugar el de decirle Elena Katina sobre el pasado de Julia, pero pensó que esta vez, tal vez había encontrado a alguien que podía contener a Julia. Elena Katina no estaba en competencia con Julia, a diferencia de los otros socios.

TM: "Lo que voy a decir no va a salir de esta sala, detective", dijo.
Lena asintió con la cabeza.
TM: "El padre de Julia estaba en la fuerza. Un detective, también. Cuando tenía doce años, una noche en la cena, un hombre interrumpió. Ató a todos a las sillas del comedor. Madre, padre, dos hermanos y una hermana. Y ella. Uno por uno, los mató. Julia fue la última con vida. Sostuvo la pistola en la cabeza pero no disparo. Nunca habló una palabra. Se fue. Quedó atada en su silla con su familia, todos los muertos a su alrededor. El caso nunca fue resuelto. "
EK: "Oh, Dios mío", susurró.
TM: "Ella tiene todos los archivos, todos los datos antiguos. Sigue trabajando en el caso, yo estoy seguro, aunque no lo admitirá. Se alimenta de ello. Ella no tiene a nadie en su vida, Katina. No hay familia, ni amigos, que yo sepa. Sólo este trabajo y los viejos recuerdos. Y ella es imprudente más allá de las palabras porque en el fondo, no le importa si vive o muere. Así que ella hace sus propias reglas y por ello su vida. "
EK: "Lo siento", murmuró.
TM: "Ella está enojada, Elena. Enojada con la vida. Así que si ella lo lleva a cabo en usted, no es personal."
Lena asintió con la cabeza. Jesús, ¿y ahora qué? ¿Cómo podía molestarse con la mujer?
TM: "Si alguna vez se entera de que te dije esto, va hacerme pagar el infierno. Nadie lo sabe. Eso fue hace veinticinco años."
EK: "¿Cómo sobrevivió? Quiero decir, mentalmente?"
Malone sonrió. "Algunos dirían que no lo hizo. Ella es una mujer muy fuerte. Al parecer, era una niña muy fuerte. Vivió con su tía en Houston después de eso. Volvió aquí después de la universidad. Ella lo ha conseguido. Es una buena policía. Creo que por eso no se permitirá un descanso hasta que un caso sea resuelto. He visto su trabajo las veinticuatro horas seguidas en numerosas ocasiones. Pero entonces, quiere dormir mucho, de todos modos. Ella dijo que todavía tiene pesadillas"
EK: "No puedo creer que ella se abrió tanto con usted. Apenas me habla y además, es sólo cuando hago preguntas."
Él asintió con la cabeza. "Llegó borracha esa noche a la central. Creo que se sintió avergonzaba. Ella no me habló durante una semana después."
EK: "Yo nunca hare que se entere, teniente. Pero gracias por decírmelo. Su actitud... por lo menos tiene más sentido ahora".

Lena todavía estaba visiblemente alterada, mientras caminaba de vuelta a su escritorio. Ni siquiera podía comenzar a comprender el dolor de una niña de doce años de edad, que sintió después de ver a su familia asesinada. Después de casi ser una víctima, de repente sólo se queda sola.

La silla de Julia Volkova estaba vacía y Lena encontró una nota escrita en su propio escritorio.
JV: "Estoy en el laboratorio".
EK: "Genial", murmuró.
Sikes: "Buenos días, detective Katina".
Lena se volvió para ver a John Sikes que se dirigía hacia ella. Su camisa de color azul claro acento los ojos y le mostró su sonrisa encantadora. Por alguna razón, no la hizo sentir nada.
EK: "Buenos días, Sikes."
Sikes: "¿Dónde está tu pareja?"
EK: "Ella fue al laboratorio."
Sikes: "Ya despega sin ti? Hay que acostumbrarse a ella." Se sentó de nuevo en la esquina de su escritorio y tomó un sorbo de su café. "Por lo tanto, ya te golpeó?" -preguntó casualmente.
EK: "¿Cómo dice?"
Sikes: "Tan bonita como eres, me imaginé que iba a tratar de seducirte el primer día. Donaldson dijo que esperaría a la semana, por lo menos."
EK: "¿De qué estás hablando, Sikes?"
Sikes: "Vamos. Es una lesbo. Un dique." Se inclinó hacia ella. "Le dije que estaban muy por fuera de su alcance, sin embargo. No tienes nada de qué preocuparte."

Lena se echó hacia atrás, lejos de él. Ella no sabía qué decir. En realidad, la idea de que Julia podría ser una lesbiana aún no había cruzado por su mente. Había estado demasiado ocupada estando enojada con ella para sentir curiosidad por su vida personal. Pero luego, todo tuvo mucho más sentido. Los chicos no sólo la odian porque ella era una mujer. Era porque ella era una mujer homosexual. Una atractiva mujer homosexual que no les daría la hora.

EK: "Sikes, ¿por qué tengo la sensación de que usted es el que golpea sobre mí? Quiero decir, pensé que el gay eras tú ", dijo con una sonrisa.
Saltó de la mesa, cerca de derramar su café.
Sikes: "¿Qué demonios? No soy un maldito marica! ¿De dónde sacaste eso?"
Lena le sonrió. "No hay nada malo en ello si usted es", dijo.
Sikes: "Bueno, yo no lo soy!"
Lena se encogió de hombros. "Es sólo por la forma de vestir, ya sabes. Tan limpio. Todo lo combina perfectamente."
Su réplica murió cuando Malone, sacó la cabeza fuera de su oficina.
TM: "Sikes, Ramírez, deben ir cerca de Fair Park. El asesinato-suicidio. Un detective de Violencia Familiar ya está en la escena."
Ramírez: "Sí, señor., correcto", dijo. "Vamos, Sikes."
John volvió a mirar a Lena. "Vamos a terminar esto más adelante."
LK: "Claro".

Lena se quedó sola en la sala de la brigada con Donaldson y Adams. Ninguno de ellos la miró. Se dio cuenta de ellos, eran las únicas dos mesas que no hacían tope contra la otra. En su lugar, se sentaron en un ángulo. Lo más probable, era para no tener que mirarse el uno al otro durante todo el día. Ella sacudió la cabeza. Si hablan acerca de un escuadrón disfuncional, este era. 

Le resultaba increíble que tuvieran tanto éxito. Ella nunca había oído rumores de problemas en Homicidios. De hecho, ella había oído sólo elogios para la división y el Teniente Malone por supuesto, es probable que mantengan todo en casa. Una vez que salen del edificio, todo el mundo pone los rostros felices y trabajan como un equipo. Y no era esa en la forma en que estaban con Volkova? Ambos días, en público, la había tratado como su pareja. Bueno, más o menos. Por lo menos no la había ignorado totalmente.

Fue sólo un tiempo después para que Volkova entrara, pasó junto a su escritorio sin hablar y se fue hasta el café. Lena  suspiró. Ella se levantó y siguió a Julia.
JV: "¿Quieres un poco?"
EK: "No, gracias. ¿Has averiguado algo?"
JV: "Tengo un partido para el semen. Por supuesto, no es de mucha ayuda. Ya imaginé que era del mismo asesino."
EK: "Por lo tanto, tenemos que saber para quién trabajó Cristal", dijo.
JV: "Ella trabajó para Ramón Blackmon. Voy a salir esta noche y ver si puedo encontrar alguna de sus chicas. A ver si puedo encontrarlo", dijo.
EK: "Vamos a salir", corrige.
Julia la miró y se encogió de hombros. "Haz lo que quieras." Ella se trasladó a pie, pero Lena la agarró del brazo.
EK: "¿Podemos hablar?"
JV: "Claro".
EK: "¿En privado?"
Julia miró a su alrededor, y luego hizo un gesto hacia el baño de mujeres. Lena la siguió.
JV: "¿Qué pasa?" preguntó cuándo la puerta se había cerrado.
EK: "¿Por qué no me lo dijiste?"
JV: "¿Decir qué? Que yo iba al laboratorio? Estabas con el teniente. Me imaginé que estabas solicitando una nueva pareja, de todos modos."
EK: "No. ¿Por qué no me dijiste que eres gay", dijo.
Julia sonrió. "¿Por qué no te lo dije? No recuerdo que estaba bien decirte", dijo. "Además, ¿estás ciega?" -preguntó, señalándose a sí misma.
EK: "Nunca se me ocurrió. No me gustaría suponer que... por cómo te ves..."
JV: "¿Qué? Como un Muchacho?"
EK: "Yo no iba a decir eso", murmuró. Miró a Julia, realmente la miró por primera vez. Era atractiva, un tipo andrógino. Su pelo oscuro era corto, pulcro. Los pómulos altos, la piel tan suave, labios carnosos, largas pestañas que enmarcaban los ojos azules-grisáceos e intensos. Pestañas que la mayoría de las mujeres envidiarían. No, ella nunca usaría muchacho para describir a esta mujer. Pero era imponente, alta, en forma. No es extraño que los chicos se sintieran amenazados por ella.
JV: "Mira, tú no eres una homófona, ¿verdad? Ya he tenido mi cuota trabajando", dijo.
EK: "Creo que podrías haberme dicho, no tenía qué saberlo por Sikes."
JV: "En realidad no es tu asunto, ¿verdad? No llevo mi vida personal a la sala de la brigada. Espero que hagas lo mismo y no me expongas a historias acerca de ti y tu novio."
EK: "¿No crees que podríamos trabajar mejor juntos como socias, si compartimos un poco de nuestras vidas y tratamos de ser amigas?" le preguntó, haciendo caso omiso de su comentario.
JV: "Yo no soy tu amiga. Y no eres la mía. Trabajamos juntas. Después de eso, te vas a casa con tu novio y tienes otra vida. Que es independiente de esta."
EK: "¿Con quién te vas a casa?" preguntó en voz baja.
JV: "Yo no voy a casa".
Se miraron frente a los ojos, azules-grisáceos cerrando en verde-gris.
EK: "¿Por qué es tan difícil para ti hablar conmigo ¿Por qué no puedes incluso tratar de tener una relación de amistad conmigo?"
JV. "Alguna vez pensaste que tal vez no me gusta? Tal vez no quiero tener una relación de amistad contigo. Trabajamos juntas. Eso es todo. Y cuando te vas a casa por la noche, estarás encantada de librarte de mí. "
Julia volteo y se alejó, dejando a Elena Katina mirándola como un hervidero.
EK: "Sí. Me alegro de deshacerme de ti, está bien", dijo en voz alta, como la puerta cerrada. "perra", murmuró entre dientes. Se miró en el espejo por un momento, y luego levantó la pierna, lo golpeo como jamás había hecho.

Julia saltó al oír el sonido de cristales rotos. Incluso Donaldson y Adams se pusieron de pie. Siguió caminando, haciendo caso omiso al teniente Malone cuando salía de su oficina.
TM: "¿Qué demonios fue eso?"
Julia se encogió de hombros. "Al parecer, ella tiene temperamento."
Todos miraban como Lena salió del baño de damas y pasó junto a Julia. Se sentó y cogió el archivo de su Jane Doe. Entonces miró hacia arriba, viendo como todos la observaban.
EK: "¿Qué?"

Todos se encogieron de hombros y regresaron a su escritorio. Julia miró a Malone con las cejas levantadas, y se encogió de hombros, también.
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Kano chan el Lun Oct 03, 2016 5:27 am

Mmmmm quiero más !!
Saludos
avatar
Kano chan

Mensajes : 273
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Dom Oct 16, 2016 11:23 pm

Capítulo 7

EK: "Es imposible, Amy", explicó. Levantando la vista cuando el camarero trajo las bebidas. "Gracias". Luego se volvió de nuevo a Amy. "Antagónica, grosera. Creo que ella practica ser una perra, y ella lo disfruta."
Amy: "Así que realmente rompiste el espejo?"
EK: "Dios, yo estaba tan avergonzada. No sé qué me pasó. Bueno, yo lo sé. Ella... me vuelve loca! Si no pensé en si podía haberme herido, ella me había abordado y terminé sacando la mierda de ella fuera. "
Amy se echó a reír. "Nunca te he visto en este trastorno antes. ¿Por qué estás soportando todo?"
EK: "Porque tenemos que trabajar juntas. Siempre he sido capaz de ser amiga de mis compañeros. Amigos. Tal vez no siempre cercanos. Y no es como salir fuera después del trabajo o cualquier cosa. Siempre íbamos a casa, con nuestras vidas por separado. Pero hablamos. Compartiendo cosas. Sólo una conversación normal, ya sabes. Con ella, es todo un trabajo e incluso entonces, es como tirar con los dientes para conseguir algo de ella. "
Amy: "¿Por qué no ir a tu teniente?"
EK: "Yo no voy a correr chismes y quejas de que ella no está jugando bien. Además, él sabe cómo es. Todo el mundo sabe cómo es."
Amy: "Tú has estado allí una semana. ¿Cómo va a hacer un mes o incluso un año?"
EK: "No puedo. No así. No dejo de pensar, si trato de ser amable con ella, tal vez ella entre en razón. Dios, ella me llama Len. ¿Puede usted creer eso?"
Amy: "Y se lo permite?"
EK: "Le he pedido que no. Pero me ignora".
Amy "Bueno, yo no te envidio. ¿Qué dice Robert al respecto?"
EK: "Realmente no le he contado. Él piensa que es sólo estrés por un nuevo puesto de trabajo. Nos hemos visto sólo una sola vez esta semana."
Amy levantó las cejas. "¿Todo bien?"
EK. "Sí, está bien. Estoy cansada cuando llego a casa. Vamos a pasar el fin de semana juntos."
Amy: "Elena, no dejes que este nuevo puesto arruine tu relación con Robert."
EK: "Yo no lo estoy, Amy. No te preocupe."
Y la verdad, se preguntó subconscientemente, estaba agradecido por su nuevo puesto. Había disfrutado de estar lejos de Robert esta semana.

***

Julia conducía por las calles oscuras, con la llovizna en el limpiaparabrisas que había estado constantemente cayendo durante todo el día. La multitud de la noche del sábado era delgada, sin duda, el clima había mojado muchos planes. Ella vio a dos chicas amontonados en una esquina y se detuvo, bajo la ventana mientras se acercaban.
JV: "Buenas tarde, señoras", dijo. Mostró su placa y las chicas rodaron de sus ojos a ella.
Chicas: No estamos haciendo nada malo", dijo una. "Sólo estamos aquí observando."
JV: "No estoy buscando arrestarlas". Alzó las dos fotos de Lorena y de cristal. "Las conocen"
Las chicas se miraron uno a la otra, y luego una de las chicas hablo.
Chica: "Sabes que está muerta", dijo la rubia.
JV: "Sabes para quién trabaja?"
Chica: "No", dijo rápidamente.
JV: "Ramón Blackmon?"
Chica: "Nunca he oído hablar de él."
Julia sonrió. "Oh, vamos. Esta es su área. Quiero hablar con él."
Chica: "Hey, él no lo hizo."
JV: "No creo que él lo haya hecho. Estoy buscando a John", dijo.
Chica: "Ya sabes cómo funciona, oficial. Nosotras no tomamos los nombres. Además no te dan uno real, de todos modos."
Julia asintió con la cabeza. Se podría decir que estaban asustadas. Por eso no estaban hablando. Sacó su tarjeta y se la entregó a la rubia.
JV: "Llámame si oyes algo, ¿de acuerdo? Las calles no son seguras para las niñas en estos momentos. Usted necesita tener cuidado con quien te recoja", dijo.
Chica: "Entonces, ¿si hay algo nuevo?"
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Dom Oct 16, 2016 11:48 pm

Capítulo 8



Era tarde y Lena había pasado el fin de semana con Robert, pero había planeado ir a casa el domingo. Le insistió en quedarse. Apenas había tenido tiempo de correr a casa y ducharse, luego entró en el tráfico de la mañana. Ahora eran las ocho y cuarto y corrió a la sala de la brigada, lanzando un rápido "buenos días" al sargento Fisk al pasar por él.

EK: "Siento llegar tarde", dijo a Julia mientras sacaba su silla.
JV: "No hay problema."
EK: "¿Tuviste un buen fin de semana?" -preguntó ella. Se había dicho que iba a tratar de llevarse bien con Volkova. Y estaba decidida a sacar a su compañera adelante. Cualesquiera sean las consecuencias.
JV: "Una maravilla", dijo secamente. "¿y tú?"
Lena estaba sorprendida por la pregunta. "Sí. Atrapada por el sueño", contesto.
JV: "Es por eso que llegas tarde? Dormida en?"
Lena sonrió. "No, yo estaba con Robert. Tuve que pasarme por mi casa esta mañana."
Julia asintió con la cabeza. Ella haría un esfuerzo. Había pasado todo el día domingo en el barco. Había pescado y relajado. Y se dijo que estaba siendo demasiado dura con Lena
EK: ¿Qué le duele a abrirse un poco?
JV: "Tu novio. ¿Verdad?"
Lena se quedó observando a Julia, fue en realidad una pregunta personal. Cualquiera que sea, algo estaba mal con ella?
EK: "No es serio como para el matrimonio", dijo, inclinándose hacia adelante. "¿Qué te pasa?"
JV: "¿Cómo dices?"
EK: "Secuestraron tu cuerpo?"
Julia sonrió. "Sí. No te preocupes. Van a devolver mi gemelo malvado por la tarde."
TM: "Volkova, Katina. Aquí."
Las dos levantaron la vista cuando Malone asomó la cabeza fuera de su oficina. Se volvieron a mirar a los demás y se encogieron de hombros.
JV: "¿Qué pasa?" preguntó mientras tomaba una de las sillas en frente de su escritorio.
TM: "¿Cómo está tu Jane Doe?"
JV: "Callejón sin salida. Nadie está hablando. ¿No encuentro a Ramón Blackmon. Hasta donde yo sé, él es sólo un nombre."
TM: ¿Y las niñas? "
JV: "Sin ID. No priores".
TM: "Está bien. CIU pide ayuda. Tienen una alerta terrorista. Petróleo y gas en esta ocasión. Hay un viejo gasoducto de una empresa al este de la ciudad. Se ha extendido más de una veintena de hectáreas. Es uno de tres que no están en uso en este momento. Necesitan una mano en la comprobación del lugar. He enviado Donaldson y Adams a Mesquite. Ustedes se dirigirán allí, asegurándose de que todo esté tranquilo".
JV: "No es que no tengamos ningún caso, teniente", dijo. "No pueden enviar a la policía local?"
TM: "Su caso es un callejón sin salida, Volkova. Usted misma lo dijo. Además, Sikes y Ramírez están fuera. Simplemente tomara una hora en coche por ahí. Asegúrese de que no pasa nada, no hay vehículos, no hay actividad. Informe a CIU y regresa es simple".
JV: "Si es tan simple, ¿por qué no lo hacen ellos?"
TM: "Debido a que tienen las manos llenas con los que están activos, Volkova. Eso es, obviamente el objetivo más probable. Pero todos sabemos que luego tienen toneladas de mierda de subsuelo. Es solo asegurarse del área"
JV: "Cuatro mil policías en la fuerza y cae en homicidios?"
TM: "Déjame en paz, Volkova. Me limito a cumplir órdenes."
EK: "Vamos, Julia.  Va a ser divertido. Va a darnos la oportunidad de hablar", dijo.

****

JV: "Diversión? Hablar?" Ella siguió a Elena por la puerta. "Len, sólo porque tuvimos una pequeña charla esta mañana, en realidad no cambia nada. Todavía soy una perra."
EK: "Oh, yo no lo dudo ni por un minuto. Y yo casi no lo llamaría una conversación."
Julia permitió una sonrisa tocar su cara, pero ella lo mantuvo oculto de Lena. Golpeó con los nudillos sobre el mostrador. "Fisk? El Teniente nos está enviando a la maldita cerca de Terrell. ¿Tienes un Lexus o algo así listo para salir?"
Fisk: "Claro, Volkova. ¿Por qué no tomas el Mercedes?" Agarró las llaves de la rejilla y los arrojó a ella. "213. Tráelo de vuelta en una sola pieza".
Lena vio el intercambio con los ojos muy abiertos. Nunca había visto la tomadura de pelo de Julia con nadie. Y sobre todo Fisk. Si había alguien en la oficina que la intimidaba, que era este hombre gigante.

El Mercedes terminó siendo un Ford gris beige. Lena ni siquiera sugirió en conducir. Ella fue obedientemente hacia el lado del pasajero.
Julia maniobró por el centro y por la interestatal en silencio. Luego de varios kilómetros de distancia fue cuando Lena rompió el silencio.
EK: "¿Dónde vives?"
Julia la miró y luego volvió a la carretera. "¿Por qué?"
EK: "Sólo por curiosidad. Sólo haciendo una conversación", dijo.
JV: "Tengo un pequeño apartamento en el lado sur de Dallas. Cerca de Oak Cliff. No voy allí mucho, sin embargo. Tengo un barco, un yate, en el Eagle Mountain Lake. Eso es más como una casa, pero tampoco voy mucho por allí."
EK: "Entonces, yo tenía razón. Tu no duermes". Oak Cliff? ¡Dios mío, ¿por qué un policía vive cerca de Oak Cliff?
JV: "Yo no he dicho eso."
EK: "Está bien. Simplemente no duermes en tu propia cama. No hay nada malo con eso".
JV: "Al igual que usted no durmió en su cama este fin de semana?"
EK: "Entonces, ¿hay alguien especial?" le preguntó, ignorando la pregunta propia de Julia.
JV: "Especial?"
EK: "Ya sabes, una novia", le preguntó.
Julia se echó a reír. "No hay novia, no especial."
EK: "ni de una sola noche? O todas las noches?"
JV: "Si yo tuviera la energía", murmuró. "No, abajo en el gimnasio, yo duermo en un catre en el vestuario".
EK: "Ya veo. No me extraña que estés tan temprano trabajando cada mañana." La  miró. "¿Malone lo sabe?"
JV: "Por supuesto. ¿Quién crees que puso la cama allá abajo?"
Lena vaciló, luego se volvió a Julia de nuevo. "¿Por qué no te vas a casa?"
Julia apretó las manos en el volante. Si esto hubiera sido la semana pasada, ella le habría dicho que se metiera en su propia mierda. Pero se trataba de una nueva semana y Julia estaba haciendo un esfuerzo.
JV: "Tienes razón. No duermo mucho", dijo finalmente. "Me quedo allí tarde. Yo suelo ir al gimnasio a trabajar de todos modos. No veo el punto de conducir a casa después de la medianoche sólo para conducir de vuelta."
Lena quería hacer más preguntas, pero ella no se atrevió. Ella vio la empuñadura que Julia tuvo en el volante, vio el ceño arrugado en la frente. Ella pensó mejor en cambiar de tema.
EK: "¿Cómo sabremos si hay algo fuera de lo normal, quiero decir, no sabemos cómo se supone que debe ser un gasoducto sin funcionar. ¿Verdad?"
Julia se encogió de hombros. "Tal vez habrá todo tipo de actividad y podemos llamar a los muchachos de CIU para venir a nuestro rescate."
EK: "De alguna manera, no puedo verte haciendo eso", dijo.
Malone había tenido razón. Les tomó una hora para llegar a la zona.
Tuvieron que parar en una tienda de comestibles para ver la dirección y ahora se dirigían por un pequeño camino, prados, con heno al final y campos de cultivo. Ellas vieron las torres de una antigua planta a una milla de distancia. Julia aminoró su velocidad y se detuvieron en la puerta cerrada. Salieron y se plantaron delante del coche, exploraron los edificios en busca de cualquier actividad, y escucharon ruidos.
JV: "¿Qué ves?" preguntó.
EK: "Nada".
JV: "Mira al frente de la puerta."
EK: "No hay nada. No hay pistas."
JV: "No. No vez. Mira para arriba a unos quince o veinte metros," dijo, señalando.
Allí, en la tierra, parecía huellas de neumáticos nuevos. Pero no cerca de la puerta. A continuación, Lena miró más de cerca. La tierra se veía casi como si hubiera sido cepillado, ocultando las pistas.
EK: "Oh, mierda", murmuró.
JV: "Vamos". Julia dio la vuelta, a continuación, estacionándose a la orilla de la carretera.
EK: "¿Qué estás haciendo?"
JV: "Vamos a echar un vistazo", dijo
EK: "¿No deberíamos simplemente llamarlos?"
JV: "Llamarlos por pistas de neumáticos?? Para que puedan enviar al equipo SWAT y descubrir que no hay nada aquí? Jamás voy a escuchar ese final."
Julia ya estaba caminando de regreso por el camino. Lena corrió para ponerse al día. Tenía miedo de que fuera a ver a Julia Volkova en acción. Y ella no estaba segura de estar preparada para ello.
EK: "¿Cómo vamos a entrar?"
JV: "Trepar por la valla."
EK: "No, hay alambre de púas en la parte superior", señaló a cabo.
JV: "Sí, la hay."
Lena mantuvo la boca cerrada. Era inútil hacer preguntas. Ella siguió en silencio, deteniéndose cuando Julia lo hizo unos veinte metros de la puerta. Ella vio como Julia escudriñó la zona, y la siguió a través de la acequia a la valla.
JV: "Dame tu chaqueta", instruyó.
EK: "Mi chaqueta?"
JV: "Necesitamos algo para envolver el alambre".
EK: "Mi chaqueta? ¿Sabe usted cuánto costó la chaqueta?"
Julia se quedó con las manos en las caderas y miró fijamente a Lena. Ella finalmente le tendió la mano.
Lena se quitó la chaqueta y vio como Julia saltó la cerca de diez pies, colgando de un brazo mientras envolvía la chaqueta alrededor del alambre de púas con el otro. Luego pasó la pierna por encima, sentada al otro lado del alambre.
JV: "Maldita sea", dijo entre dientes. Incluso con los pantalones vaqueros, las barbas del alambre llegaron a rozarla. Ella sacó la pierna libre, entonces se tiró al suelo del otro lado.
Lena se quedó mirando. Ella miró sus pantalones y mocasines propios, luego de vuelta a los pantalones vaqueros y zapatillas de deporte de Julia.
JV: "Vamos, Len", dijo con impaciencia.
EK: "¿En serio esperas que yo haga eso?"
JV: "Sube, balancea tus piernas por encima, y salta hacia abajo. ¿Qué tan difícil es?"
Lena cerró la boca. Ella se negó a quejarse, que sí rasgaba sus pantalones? que sí su chaqueta estaba arruinada? Por Dios, ella estaba siguiendo Julia Volkova encima de la maldita valla!
Es más fácil decirlo que hacerlo. Ella llegó a la cima, pero no tenía la fuerza para detenerse por sí misma.
JV: "Jesucristo", murmuró. Volvió a subir y llegó a Lena agarrándola por el muslo y tirando de una pierna por encima
EK: "¡Ay ... maldita sea, Volkova. Has rasgado mi pierna. ¿Quieres verlo?" Ella se tambaleó en la parte superior, con los ojos cerrados apretó cuando sintió su carne en extracción de las púas.
Julia se trasladó junto a la valla, llegando otra vez para agarrar la otra pierna.
JV: "¿Quieres venir?"
EK: "Te odio. Ya lo sabes, ¿no?"
Julia no le hizo caso, y en su lugar tiro de la pierna libre de las púas y la empujo al suelo. Ella aterrizó en el culo. Julia se dejó caer a su lado, con una sonrisa en su rostro.
JV: "Eso fue genial."
EK: "Si usted le dice a alguien lo que ha pasado, te pego un tiro", amenazó.
Julia se echó a reír, y luego tendió una mano y tiró de Lena sobre sus pies. Trotaron por el resto del camino hasta el primer edificio, caminaron silenciosamente a lo largo del lado de la puerta. Se detuvieron y escucharon. Nada. Ella trató de abrir la manija, pero estaba cerrada.
Bajaron a las ventanas y miraron dentro. Estaba oscuro, pero no vieron ningún movimiento.
JV: "Vamos. Vamos atrás de la espalda", dijo en voz baja.
Dieron la vuelta en la esquina, y luego se detuvo, tanto para sí mismos presionando contra la pared. Tres camiones fueron estacionados en la parte trasera y varios hombres estaban a su alrededor.
EK: "Ahora parece un buen momento para llamar," susurró.
JV: "Sí, tienes razón." tomó su teléfono celular, sin apartar los ojos de los hombres. Marcó el número sin mirar. "Fisk? Dile a Malone que envié a las tropas. Sí". Miró detrás de ellos. "Oh, mierda!" Dobló su teléfono celular mientras dos hombres se les acercaron por detrás. Ella agarró la mano de Lena y empezó a correr hacia las torres, les siguieron a continuación gritos y disparos.
Se ocultaron detrás de una torre, haciendo una pausa para orientarse. Fue por lo menos doscientos metros a los bosques y otra cerca. Entre ellos se encontraban unos pozos de agua.
JV: "Vamos, Len. ¡Corre!"
EK: "No me llames Len!"
Julia pasó por dos pozos antes de detenerse. En la tercera, agarró una escalera de metal y la introdujo en el fondo del pozo.
JV: "Vamos", gritó.
EK: "Oh, mierda", murmuró. Pero ella siguió a Julia por el agujero. "¿Debo siquiera saber lo que hay aquí abajo?"
JV: "No."

Se arrastraron por la escalera de casi treinta metros antes de que los peldaños se acabaran. Julia se encontró una cornisa. Era pequeño, apenas un pie de ancho. Ella dio un paso hacia Lena para guiarla a su lado. Ambas presionaron la espalda contra la pared húmeda. Mientras arriba, escuchaban gritos.
JV: "Ellos no saben que estamos aquí", dijo en voz baja.
EK: "Muy bien. ¿Es ahora un buen momento para decirte que soy claustrofóbica?"
JV: "No." Julia voltea frente a Lena, luego pasó a su alrededor, paso su cuerpo por encima de
Lena usando las piernas mientras luchaba por mantenerse en la repisa pequeña.
EK: "¿Sabemos realmente lo suficientemente para salir de esto?" le susurró mientras sentía el cuerpo de Julia presionar hasta quedar apretado contra el suyo.
JV: "Tú lo crees", se rió entre dientes, entonces llegó a su alrededor para agarrar las escaleras. Le puso la mano en la cintura de Lena y empujo, se aferró a la escalera con ambas manos.
JV: "Quédate aquí".
EK: "No creo que pueda ir a algún otro lugar " susurró. No podía ver un pie delante de ella y ella tuvo miedo de mirar hacia arriba, miedo de que las verían mirando hacia ellas.
Julia agarró fuertemente la escalera y bajó, colgada por los brazos hasta alcanzar el agua. "Mierda". Se sentó en el agua fría, hasta tocar el fondo. El agua estaba sobre los hombros.
EK: "¿Qué demonios estás haciendo?"
JV: "Hay un túnel. El agua tiene que ir a alguna parte."
EK: "Un túnel? En verdad lo crees?"
JV: "Ellos van a traer luces, van a iluminar aquí y nos encontraran, luego nos van a disparar. Así que sí, espero que haya un maldito túnel!"
Julia respiró hondo, y luego desapareció bajo el agua. Nadó a lo largo y finalmente encontró la apertura que estaba buscando. Nadó en él, luego hacia arriba en la bolsa de aire, respirando con dificultad. No tenía idea de donde terminaba el túnel, pero era mejor que ser un blanco fácil en el pozo. Ella tomó un respiro y luego volvió por donde había venido, rompiendo directamente en el agua a los pies de Lena.
JV: "Vamos. Lo encontré", dijo.
EK: "No, no puedo", insistió
JV: "Sí, puedes. Ahora ven aquí."
Las voces eran más fuertes. Poco tiempo después, estarían atrapadas.
JV: "Len, ahora," susurró, agarrando el pie de Lena y casi arrastrándola por la borda.
Entraron juntas en el agua, Lena se agarró duro a Julia  alrededor de los hombros.
EK: "No me gusta esto. Realmente odio esta mierda."
JV: "No es tan malo, desde donde estoy parada", murmuró cuando las dos manos frenéticas se trasladaron sobre sus hombros.
EK: "Se supone que es divertido?" Sin embargo, no cedió su agarre.
JV: "Aguanta la respiración," instruyó. "Te voy a guiar a través del agua. Hay una bolsa de aire en el túnel. Vas a estar bien."
EK: "Si salimos con vida de aquí, te voy a pegar un tiro", dijo con los dientes apretados.
JV: "A las tres."

Ambas tomaron respiraciones profundas, contando silenciosamente. A continuación, Julia desapareció bajo el agua, tirando de Lena con ella. Lena  estaba segura de que sus pulmones estallarían, a continuación, Julia la empujó y ella se golpeó la cabeza con la parte superior del túnel, quedando sin aliento.
EK: "Te odio, te lo he dicho?" se quedó sin aliento. "Me ocasionaste una maldita conmoción cerebral".
JV: "Lo hiciste muy bien."
EK. "Uh-huh. Y ahora qué?"
JV: "Ahora vamos a ver hacia dónde va el túnel."
EK: "¿Ves? Yo no puedo ver nada", dijo.
JV. "Vamos a seguir nuestro camino. Estos pozos de agua tienen que vaciarse en alguna parte. Un tanque de almacenamiento o algo así."
EK: "¿Qué es esta cosa, de todos modos?"
JV: "Probablemente un canal de aguas residuales."
EK: "¿No quiero saber?"
JV: "No, mejor que no sepas."
EK: "No creo que haya... ratas o algo así por aquí, ¿verdad?"
JV. "No. No hay ratas. Tal vez serpientes", dijo.
EK: "Serpientes?" silbó, una vez más se agarró de Julia, casi escalando por su espalda.
JV: "Te estoy tomando el pelo. Vamos."
Avanzaron a lo largo del túnel, manteniendo sus cabezas por encima del agua en la bolsa de aire. Lena se abrazó con fuerza a la cintura de Julia, como si sintiese algo a los lados del túnel. Llegaron a un cruce con otro túnel y se detuvieron. Cerrando los ojos, Julia trató de imaginar la dirección. El túnel en el que habían entrado estaba en el lado norte del pozo. La mayoría de los otros pozos se encontraban al este. La lógica indicaba que el túnel hacia el oeste era el túnel de desagüe.
EK: "¿Qué estás pensando?" le preguntó.
JV: "Vamos a la izquierda", dijo
Lena asintió con la cabeza. Ella no iba a discutir. Ella tampoco soltó su dominio sobre la cintura de Julia. El nivel del agua bajó considerablemente, ya que siguieron caminando y luego deslizó sus manos hacia abajo una vez, casi tirando de Julia con ella.
JV: "Espera", dijo. Se dio la vuelta y agarró los brazos de Lena, tirando de ella hacia arriba. "¿Estás bien?"
EK: "Fantástico", murmuró.
JV: "Realmente debes usar zapatos más cómodos," bromeó.
EK: "Estos zapatos son perfectamente razonable para la ciudad. Si hubiera sabido que íbamos a ir a nadar esta tarde, me habría vestido apropiadamente."
JV: "Está bien... Estoy tratando de imaginarte en un bikini".
EK: "No he usado un bikini en diez años."
JV: "Está bien. Un traje de neopreno de una sola pieza entonces", dijo, que ya seguía caminando por el túnel. El agua estaba ahora sólo a nivel de sus cinturas. "Tal vez uno de color verde. Ya sabes, como tus ojos."
Lena sonrió. De una sola pieza de Speedo? Ella tampoco había estado nadando cerca año.
JV: "Oye, mira", dijo.
Lena miró a su alrededor y Julia se echó a reír. Luz del día! "Gracias a Dios", dijo.
JV: "Gracias a Dios? Yo soy la que te ha arrastrado a través de este túnel", dijo.
EK: "Sí. Tú eres la que me arrastró a este túnel".
JV. "Mejor que recibir un disparo."
EK: "Definitivamente".
El túnel fue bajando su nivel y Lena finalmente soltó su dominio sobre Julia, ya que se dirigían a la entrada del túnel. Pero más adelante, una criatura acechaba y Lena se aferró a Julia, una vez más.
EK: "¿Qué diablos es eso?" -susurró-.
JV: "Demasiado grande para ser una rata. Tal vez una nutria", dijo.
EK. "¿Una qué?"
JV: "Nutria. Una rata grande, peluda del agua", explicó.
Lena trató de subirse a su espalda.
JV: "¿Qué demonios estás haciendo?"
EK. "Dispárale!"
JV: "No lo haré."
EK: "Entonces lo hare yo. ¡Fuera de mi camino."
JV: "Len, vive aquí, esta es su casa. No vamos a dispararle. Además, ¿no crees que va a hace llamar la atención sobre nosotras?"
EK: "Tu no esperas que yo camine pasando al lado de eso", dijo.
JV: "Quédate aquí".
EK: "Con mucho gusto".
Lena miró hacia atrás, imaginando cientos de las criaturas peludas que vienen detrás ella desde el túnel. Ella se estremeció. Julia se acercó a la criatura, aplaudiendo mientras se iba. Por último, se arrastró hacia la puerta y desapareció.
JV: "Todo claro", gritó.
EK: "¿Está segura?"
JV: "Sí. Ahora vamos."
Lena caminó vacilante hacia Julia, con sus ojos sin dejar nunca la entrada, esperando a la rata reaparecer.
JV: "Está bien, Len. Dudo de que te ataque."
EK: "Yo ni siquiera voy a preguntarte cómo sabías lo que era", dijo.
JV. "Por un tiempo viví en el área de Houston, en el pantano. Solían venir directo a casa antes de anochecer", dijo. Lena se quedó quieta. Este fue el primer bit de la información personal que Julia había compartido con ella. "Me gusta pensar que son más como un castor que una rata", continuó.
EK: "Bueno, eso hace toda una diferencia", dijo. "¿Por qué no lo dijiste desde el principio?"
JV: "Y perder la oportunidad de que subieras a mi espalda?"
Lena sonrió. "Probablemente me habría subido de todos modos." Ambas se situaron en la entrada del túnel. Lena observo que eran unos treinta metros de altura. Se preguntó a dónde habría ido la rata.
JV: "Maldita sea. Ellos vuelcan esta mierda directo en el arroyo", dijo, señalando. "¿Puede usted creer eso?"
EK: "Vamos a jugar al policía de medio ambiente después, Julia. ¿Cómo diablos vamos a salir de aquí?"
Julia se apoderó de los lados del túnel, mirando hacia arriba. Ellas estaban en el lado del lecho del arroyo. Probablemente era tan sólo diez metros hasta la cima, pero no había puntos de apoyo. El concreto había sido vaciado. Ella se volvió y miró hacia abajo. Unas pocas raíces de árboles sobresalían, pero no mucho más que eso.
JV: "Me pregunto qué tan profundo es?"
EK: "En el fondo? El arroyo? Sé que no estás sugiriendo bajar", dijo.
JV: "Sólo en caso de que caigas", dijo. "Vamos".
EK: "Vamos a dónde?"
JV: "Vamos a tratar de bajar." Ella ya estaba sentada en el suelo del túnel, con las piernas colgando por los lados.
EK: "¿Estás loca?"
JV: "Ya lo mencionaste ", dijo a la ligera. "Siéntate aquí", dijo, señalando a su lado.
EK: "No estoy realmente loca por las alturas", murmuró. "Es un buen momento para decirte eso?"
JV: "Yo voy primero. Si caes, te voy a atrapar."
EK: "Oh, bueno, eso me hace sentir mejor."
Se sentaron una junta a la otra, tanto mirando por encima del borde. Entonces se miraron la una a la otra y sonrieron, luego se echó a reír.
JV: "¿Has estado en un infierno por un día, ¿eh?"
EK: "Oh, sí", dijo. "Y no ha terminado todavía."
JV: "Los lechos de los arroyos suelen ser bastante suave. Sabes, el barro y todo."
EK: "En caso de que me caiga?"
JV: "Sí".
EK: "Pensé que me ibas a coger?"
JV: "En caso de que no pueda hacerlo."
Lena vio como Julia dio la vuelta y se aferró al borde del túnel, agarró una raíz, y luego se deslizó, salió a la tierra. Ella se dejó caer cinco metros antes de detenerse.
EK: "Tú no eres alérgica a la hiedra venenosa, ¿verdad?" acotó.
EK: "No sé".
JV: "Bueno, lo sabrás en un par de días." continuó su descenso finalmente, mirando hacia atrás observando como Lena seguía sentada en el borde. "Vamos, Len, no puedes quedarte allí."
EK: "Podría usar tu teléfono celular y pedir ayuda", sugirió.
JV: "Bueno, además del hecho de que ha estado bajo el agua durante un tiempo, ¿te imaginas lo que los chicos van a decir al respecto? De ninguna manera. Prefiero recibir un disparo".
EK. "Prefiero ser rescatada por un helicóptero", murmuró. Luego respiró hondo y trató de seguir a Julia hacia abajo. Por desgracia, la raíz del árbol no se mantuvo, y ella se deslizó y chocó en su camino con la orilla, aterrizando de golpe en el agua, enterrándose en primer lugar hasta la cintura.
Julia trató en vano de agarrarla mientras caía. Sin pensarlo, aprovechó los últimos veinte metros y se dejó caer, aterrizando justo más allá de Lena en aguas más profundas, agarrándose a ella.
JV: "¿Estás bien?"
EK: "Tan pronto como pueda encontrar mi arma, lo voy a estar y luego te voy a disparar", susurró

Julia se echó a reír, y luego extendió la mano y frotó el barro que cubre la cara de Lena. Ella se rió más fuerte.
Lena se enderezó, y luego zambulló a Julia, luchando con ella en el desagüe, entre el agua una y otra vez. Se quedaron en el agua hasta la cintura, mirando el uno al otro con el barro y el agua que corría por sus rostros. Julia sonrió y Lena hizo lo mismo. Luego se echó a reír, sus fuertes risas sacudieron a las dos.
EK: "Me pregunto en dónde diablos estamos", dijo finalmente.
Julia miró su reloj. Habían pasado dos horas. "Me pregunto dónde está la caballería?"
Las palabras apenas habían salido de su boca cuando se escucharon disparos. Las dos miraron hacia arriba, escuchando.
JV: "Vamos", dijo. Ella agarró la mano de Lena y la sacó del agua.
Se metieron por el arroyo hacia el otro lado. Lena tenía un solo zapato. Caminaron sólo unos pasos antes de que el fuego se detuviera.
JV: "Eso no duro mucho tiempo", dijo. Se acercó y estaba ayudando a Lena a levantarse cuando una explosión las sacudió. Julia se lanzó a la tierra, por instinto cubrió el cuerpo de Lena con el suyo. La tierra debajo de ellas se sacudió, y luego se escuchó otra explosión más pequeña. "¿Estás bien?"
Lena examinó lo sucedido. Estaba empapada, cubierta de barro y agua. Sus ropas estaban en ruinas y había perdido un zapato. Y ahora, el peso no desagradable de otra mujer cubría su cuerpo. ¿Estaba bien? Sí, ella sólo había tenido un momento de su vida.
EK: "Pesas una tonelada", dijo y oyó reír Julia, entonces sintió su alejamiento. Se sentó, mirando atrás hacia el túnel, el humo se filtra por este hacia fuera.
JV: "Maldita sea".
Lena asintió con la cabeza, mirando a la vez a Julia. Estaban sentadas una junta a la otra, empapadas de pies a cabeza. Era obvio que Julia no llevaba sujetador…su camisa quedó pegada a ella. Por alguna razón desconocida, Lena no podía apartar sus ojos de ella. A continuación, un hombro dio un codazo.
JV: "Vamos. Nos están buscando." Lena parpadeó y miró hacia arriba, mirando a los ojos de Julia. Luego sonrió y extendió la mano, limpiando el barro que cubría la cara de Julia.  "No creo que eso va a ayudar". Se levantó y le ofreció la mano a Lena, quien la tomó de buena gana.
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Dom Oct 16, 2016 11:50 pm

Capítulo 9



Robert: "Podrías haber muerto", dijo por tercera vez. "No puedo creer lo que estuve escuchando todo el día en las noticias y te encontrabas en medio de ello." Él trajo una taza de té caliente y Lena lo tomó.
LK: "Estoy bien, te lo dije. Unos cuantos golpes y moretones es todo." Se sentó en la esquina de su sofá, envuelta en una cobija sorbiendo su té. Después de estar mojada todo el día, había tomado varias horas para entrar en calor.
Robert: "Entonces, ¿te vas a quedar?" -preguntó vacilante.
LK: "Quedarme? Quedarme dónde?"
Robert: "En homicidios? Con tu pareja?"
Lena dejó la taza sobre la mesa y lo miró fijamente. "Robert, ¿qué estás haciendo?"
Robert: "Creo que tal vez esto es más de lo que esperabas", dijo.
LK: "Bueno, sí lo es. Estábamos ayudando a CIU. ¿Te acuerdas, que pensabas que CIU sería el lugar perfecto para mí", le recordó ella. "Y sí me quedo." Se inclinó hacia delante. "Robert, en todos mis años en la fuerza, esto es lo más divertido que he tenido."
Robert: "Diversión?"
LK: "Sí, divertido. Fue emocionante. ¿Y sabes qué? No hubo un solo momento en el cual sentí como si estuviéramos en peligro. Bueno, estábamos en peligro, pero me refiero a un grave peligro. Ella era increíble, totalmente increíble. Sugirió que hacer y yo confié en ella. Y tenía razón. Nos sacó de allí".
Robert: "Ella ha llegado hasta allí", dijo. "He escuchado historias sobre ella, es peligrosa."
LK: "Ella no es peligrosa. Estábamos haciendo nuestro trabajo, Robert."
Robert: "Has podido ser asesinada."
LK: "¿Va a parar con eso? Me podrían matar cada vez que salgo."
Robert: "Me preocupo por ti, cariño." Se sentó a su lado y frotó su muslo. "No sé lo que haría si te perdiera".
LK: "Oh, Robert." Se inclinó hacia delante y lo besó. "Estoy bien. Agotada, pero bien."
Robert: "Quieres que me quede contigo esta noche?" preguntó en voz baja.
Lena sacudió la cabeza. "No, voy a ir a la cama y dormir. No sería una gran compañía."
Robert: "No me gusta dejarte. Ya sabes, si vivimos juntos, yo no tendría que irme", dijo, dirigiéndose a besarla de nuevo.
Quería decirle que a pesar de que no vivían juntos, él todavía no tenía que irse. Pero ella quería que él se fuera. Ella quería estar a solas. Como dijo, estaba agotada. La prueba de hoy y el interrogatorio sin fin por CIU había durado horas.
LK: "Yo sólo quiero descansar un poco, Robert. Tal vez mañana, voy cocinar la cena temprano para ti. ¿Qué te parece?"
Él puso su brazo alrededor de ella y la atrajo hacia sí, besándola en la frente. "Eso suena muy bien."

Más tarde, mientras se arrastraba debajo las sábanas a solas, se preguntaba qué estaba haciendo Julia. Hubiera querido tener su número de teléfono. Seguramente, ella no estaba en la estación esta noche durmiendo en el catre. Sin duda, se fue a casa. Lena se echó hacia atrás, con los ojos muy abiertos. Su nueva compañera estaba lo más probablemente sola, sin nadie que se preocupara por su bienestar o traer una taza de té caliente. Nadie quejándose porque ella casi se mató. El pensamiento la entristecía. Odiaba pensar que Julia estaba sola.
No después de un día como hoy.
¿Y por qué estaba sola? Lena no sabía nada sobre el estilo de vida gay, pero Julia era atractiva. De hecho, era... preciosa, con un cuerpo para ir detrás de ella. ¿Por qué no tiene a alguien?
Pero Lena sabía la respuesta. Julia no quiere a alguien.

***

Julia encendió las luces de su pequeño apartamento y miró alrededor. Ella no había estado allí en casi una semana. Arrojó las llaves sobre el mostrador, abrió la nevera y se quedó observando el interior. Dos cervezas y un cartón de leche que se había agriado, nada más.
Cerró la puerta y abrió el armario, sacando una botella de whisky. Cogió un vaso grande y lo llenó casi hasta la cima, luego se trasladó a la silla solitaria, en un sillón reclinable.
JV: "El infierno de un día", murmuró ella en la habitación vacía.   
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por chipblow el Lun Oct 17, 2016 4:33 pm

Wao esta genial

chipblow

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 09/09/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Kano chan el Mar Oct 18, 2016 2:57 pm

Una historia muy interesanta a la espera de lo que sigue !!!! Wink
avatar
Kano chan

Mensajes : 273
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Dom Oct 23, 2016 11:27 pm

Capítulo 10

Sikes: "Bueno, bueno, el héroe por un día", dijo como él se acercó a Lena y le palmeó el hombro. "Buen trabajo, Katina".
LK: "Gracias, Sikes. Todo en un día de trabajo", dijo a la ligera.
Sikes: "Te veías muy bien en las noticias, toda mojada con tu cabello peinado hacia atrás", continuó, sentándose en la habitual esquina de su escritorio.
LK: "No pensé que te darías cuenta ese tipo de cosas, Sikes."
Sikes se puso de pie rápidamente. "Te lo dije, yo no soy gay! No sé de dónde sacas eso, pero es mejor parar aquí."
Ella sólo le sonrió y asintió con la cabeza.

Tony Ramírez se acercó entonces, sacando la mano y saludando a Lena.
Ramírez: "Ustedes lo hicieron muy bien", dijo. "Buen enganche en Homicidios. No puedo creer lo que hizo Volkova"
LK: "Bueno, estaba actuando como CIU, reventó todo el asunto por su cuenta", dijo. Ella en realidad no lo podía creer tampoco. Cuando el equipo de televisión había preguntado cuánto tiempo había estado con CIU, Julia se había reído. ‘Estamos con homicidios, no CIU. Estaban demasiados ocupados para ver este callejón sin salida, por eso nos hicieron correr hasta aquí. Demonios un callejón sin salida, ¿eh?’
Ramírez: "Tu debiste haber oído Fisk cuando él estaba contando la historia." ‘¡Oh, mierda! dile a Malone que envié a las tropas', Dijo imitando a Julia.

Lena se echó a reír. Eso fue sólo el comienzo de su calvario.
LK: "¿Dónde está Volkova, de todos modos?" -preguntó ella.
Ramírez: "No la he visto."
LK: "Son las ocho y media," dijo  "Ella está siempre aquí antes que yo."
Ramírez se encogió de hombros. "Ella es probablemente este afuera trabajando ya." Luego le entregó algo caliente envuelto en un papel de aluminio. Puso uno idéntico en el escritorio de Julia. "Mi madre hizo esto. Julia los ama. Chorizo y huevos."
LK: "Gracias, Tony. Es muy dulce de tu parte." Desenvolvió el suyo, y había una tortilla caliente que rodó en el interior, repleto de huevos y chorizo mexicano. Ella le dio un mordisco y se quejó. Maravilloso.

Pero fue otra media hora antes de Julia entrara, con el aspecto de apenas haber dormido algo.
Pasó por la mesa de Lena y fue directo al café.
LK: "¿Estás bien?" le preguntó cuándo Julia volvió.
JV: "Uh-huh", dijo, bebiendo el líquido caliente. Miró el papel sobre la mesa y sonrió. No tenía ninguna duda que la madre de Tony había cocinado para ella.
LK: "¿Dónde has estado?"
Julia levantó las cejas.
LK: "¿Qué? No puedo pedir eso? Yo creo que después de ayer, te podía pedir cualquier cosa que me diera la real gana."
Julia sonrió. "Eso es lo que te parece, eh?"
LK: "Sí, eso es lo que pienso."
JV: "Muy bien, es justo. Yo estaba en mi barco. Me quedé dormida", dijo.
LK: "¿Por qué no te creo?" Ella bajó la voz. "Parece que casi no dormiste, Julia"
JV: "Oh, pero lo hice. Me fui a mi primer apartamento. No había nada allí, excepto una botella de whisky. Cerca de la medianoche, salí y conseguí algo de comer, luego me dirigí a mi barco. Me dormí a las cuatro y después me quede atrapada en el tráfico. "
Lena se quedó mirando. ¿Cuatro? Ella estaba dormida cerca de las diez. Estaba a punto de hacer comentarios cuando el teniente las llamo.
T.M: "Ustedes dos quieren venir aquí?"

Julia suspiró y se apartó de su escritorio. Estaba acostumbrada a tener sólo unas pocas horas de sueño cada noche, pero por alguna razón, ella no pudo moverse esta mañana.
T.M: "Bueno, espero que tengan un buen día, detectives", dijo. "Felicitaciones, ustedes han hecho el departamento un orgullo".
Ambas lo miraron sin decir nada.
T.M: "Sin embargo, CIU tiene los pantalones en un hoyo. Su entrevista ayer por la noche, Volkova."
Ella se encogió de hombros.
T.M: "Sólo quería decirles que ustedes hicieron un buen trabajo. Me alegro de que lo hicieran de nuevo en una sola pieza". Miró a Volkova a Katina, luego de vuelta. Katina veía que había descansado. Volkova parecía una mierda. "Creo que es hora de volver a su Jane Doe. El laboratorio llamó esta mañana, Volkova. Fisk tiene la información. Encontraron algunas de las fibras correspondientes."
JV: "Muy bien. Vamos a echarle un vistazo."
Se levantaron para irse, pero Malone llamo a Julia.
T.M: "Volkova... una palabra?"
Lena miró a los dos, y luego cerró la puerta detrás de ella. Julia se sentó de nuevo, a la espera.
T.M: "¿Estás bien?"
JV: "Estoy bien, mi teniente."
Él asintió con la cabeza. "¿Cómo van las cosas con Katina?"
JV: "Bien".
T.M: "¿Crees que podría funcionar?"
Ella asintió con la cabeza, y luego sonrió. "Creo que podría funcionar. Era una verdadera compañía teatral por ahí ayer. Sólo me amenazó con disparar a un par de veces."
T.M "En este caso fue fácil, Volkova. Ella podría ser buena para usted."
JV: "Creo que usted puede tener razón."

**

LK: "¿Cómo te sientes acerca de dejarme trabajar contigo?" le preguntó más tarde, cuando se dirigían hacia la Central.
JV: "En el gimnasio?"
LK: "Me di cuenta ayer que mi fuerza en la parte superior del cuerpo es un poco escasa", admitió.
JV: "Tal vez. Pero va a cortar tu momento. Suelo ejercitarme tarde en la noche, pero podemos arreglar para ti unas clases después de trabajar unos días a la semana." Julia miró rápidamente. "¿No quieres primero consultar con tu novio?"
LK: "¿Por qué tengo que hacer eso?"
JV: "Como he dicho, que va a cortar tu momento."
LK: "Sí, pero es mi tiempo no el suyo."

Tan pronto como las palabras salieron de su boca, Lena oyó resonar en su cerebro como Robert se enfadaría. No es loco. Él no se enojó. Sin embargo, sería quitar su tiempo juntos y, últimamente, el tiempo se había estirado al máximo. Bueno, él lo entendería. Su trabajo era importante para ella, al igual que el suyo era para él. Tenía horas en la noche, también. Ella siempre entendió, cuando tuvo una reunión después de las horas o ha tenido que preparar un caso. Ella no se quejó. Sería igual su comprensión.

**

Robert: "Tres noches a la semana? Pero Lena, apenas nos vemos el uno al otro, tal como estamos, y mira no creo que necesites ir al gimnasio", dijo.
LK: "Yo casi no podía subir la valla, Robert. Sí, tengo que ir al gimnasio. No estoy en gran forma."
Robert: "No estoy de acuerdo. Creo que estas de una muy buena forma."
Lena le sonrió y le entregó el plato "Gracias. Pero tú sabes lo que quiero decir."
Robert: "Bueno, esperemos, no escales cercas con demasiado frecuencia. ¿No te parece que estás exagerando?"
Se sentaron uno frente al otro en su mesita y lo observó en silencio mientras servía el vino.

Estaba reaccionando de forma exagerada? Era sólo que Julia estaba de tan buena forma. Lena no quería detenerla, no quería que Julia se sintiera como que tenía que ayudarla a través de obstáculos que se produjeran. Lena debe ser capaz de mantener el ritmo. Y además, si se ejercitaban juntas, les daría más tiempo con su pareja. Más tiempo para llegar a conocerla. Lena sospecha que la Julia Volkova que habían conocido, no era para nada como la Julia Volkova que había visto en el túnel ese día. Julia nunca había perdido la calma, nunca había perdido la paciencia con Lena. De hecho, ella había estado bromeando, había actuado como si fuera todo un juego. Tal vez por eso Lena no se había sentido realmente como si estuvieran en peligro. Julia se había limitado a tomar la carga y conseguir sacarlas de allí. Y había sido divertido.
Y Lena quería más de ella.
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Kano chan el Lun Oct 24, 2016 5:34 am

Si !! Me ha gustado ! Ahora sólo quiero seguir leyendo !! Wink
Saludos !
avatar
Kano chan

Mensajes : 273
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Lun Oct 24, 2016 3:33 pm

Capítulo 11



LK: "Me está matando", se quejó mientras trataba de levantar las pesas una vez más.
JV: "Dos más".
LK: "Dos? Dijiste uno."
JV: "Mentí".
Lena empujo hacia arriba, con esfuerzo. ¿Está realmente fue su idea? ¿En qué había estado pensando? Ella tomó una respiración profunda, finalmente empujo las pesas por encima de su cabeza.
JV. "Genial", dijo tomando la barra de Lena. "Ahora, la prensa de piernas".
Lena se puso de pie, agitando los brazos a los costados. "Espero mejor no tener que sacar mi arma mañana", dijo.
JV: "¿Por qué?"
LK: "Porque dudo que será capaz de levantar los brazos."
JV: "Mañana vas a estar bien. Será la próxima vez", dijo. Se acercó a la prensa de piernas y señaló. "Siéntate".
Lena lo hizo, recostándose y doblando las rodillas, apoyando los pies contra la placa. Ella vio como Julia ajustaba el peso.
JV: "Trata con eso".
Ella lo hizo. Se movió unos centímetros. Julia disminuyo el peso y Lena lo intentó de nuevo. Esta vez, ella fue capaz de extender sus piernas. Con esfuerzo.
JV: "Genial. Ahora diez".
LK: "¿Por qué no te creo?" murmuró mientras empujaba hacia abajo la placa.
Julia observo sorprendida por los músculos bien definidos del muslo. Ella extendió la mano y le tocó la pierna de Lena a la ligera, sintiendo como los músculos se mueven bajo su mano.
JV: "Tu corres?" -preguntó ella.
Lena era consciente de la mano que descansaba sobre su muslo mientras respiraba duro para terminar la serie. "Antes. Pero no desde hace un par de años. Me conformo ahora con la bicicleta estacionaria."
JV: "Es mejor que nada. Tus piernas se ven como si estuvieran en buena forma".
LK: "Gracias". Por alguna razón, la hacía sentirse mejor. Luego se inclinó hacia arriba. "¿Por qué no te ejercitas?"
JV: "Yo lo haré esta noche. Te prometí que te ayudaría", dijo.
LK: "¿No podemos hacer las dos cosas? Odio que estés de pie alrededor mirándome."
Julia levantó las cejas. "Podría ser peor", bromeó. "te podría estar mirando Sikes u otra persona."
Lena sonrió. A ella le encantaba cuando Julia estaba relajada y hacia bromas. "¿Por qué no trabajas conmigo? Entonces después te invito a cenar", ofrecía.
JV: "Cenar?"
LK: "Sí. No creo que te tomes el tiempo para comer si estás pensando en trabajar más adelante. Vamos, vamos a comprar una hamburguesa o algo así."
Julia se quedó pensando. Ella no había sido invitada a cenar en mucho tiempo, ella no sabía cómo responder. ¿Cómo sabía? Al parecer, Lena le gustaba. Así que ella asintió con la cabeza.
Lena le dirigió con una sonrisa y le extendió la mano, para apretar su brazo.
LK: "Gracias".
JV. "Eso no quiere decir que esté ejercitándome la ligera", dijo tomó el equipo junto a Lena.
Doblo las piernas, estiró su estómago y enganchó los tobillos debajo de la barra. Cerró los ojos y tomó aire, después inició con un ritmo constante, contando en silencio para sí misma.

Lena miró las piernas estiradas a su lado, los músculos de la pantorrilla se abultaban con cada repetición. Ella miró sus propias piernas delgadas, preguntándose si alguna vez tendría más definición.
JV: "Vamos, Len otra serie", dijo a su lado.
LK: "Sí, sí", murmuró.

Se movieron a través de las diferentes máquinas de pesas, Julia ayudando a Lena a sí misma a reencontrarse con ellos. Habían pasado años desde que había estado en un gimnasio. Ella en realidad se sentía fortalecida por el ejercicio. Siguió las instrucciones de Julia, no del todo consciente de sí misma mientras luchaba a través de algunos de los pesos. Pero más tarde, en el vestuario, la timidez se apoderó de ella mientras se desnudaba sólo unos casilleros más abajo de Julia. Julia, aparentemente, no tenía un solo hueso tímido en su cuerpo. Se desnudó, se puso de pie, caminando desnuda a la ducha.
LK: "Mi dios", murmuró mientras observaba a Julia de pie. La mujer era una diosa, desde la cabeza con el cuerpo esculpido hasta los pies. Ella bajó la mirada hacia su propio cuerpo, todavía vestido con sujetador deportivo y pantalones cortos. Ella ciertamente no estaba avergonzada por su cuerpo. De hecho, Robert dijo en numerosas ocasiones que tenía un cuerpo maravilloso. Simplemente no estaba definido como el de Julia. Bueno, es por eso qué estaba aquí, se dijo. Se quitó el sujetador y pantalones cortos y cogió una toalla, caminando rápidamente a una cabina de ducha.

Julia ya estaba vestida cuando ella se salió. Se inclinaba para atarse los zapatos, y miró a Lena, a continuación, desde la distancia.
JV: "Voy a esperarte afuera ", dijo.
LK: "Está bien. Voy a estar un segundo", dijo.
Dejó caer la toalla tan pronto como Julia salió, se vistió rápidamente. Se puso unos vaqueros y una sudadera, cepillo su pelo húmedo y empujó todo en su bolsa de deporte. Encontró a Julia sentada en un banco de pesas cuando salió.
JV: "Mejor?" preguntó.
Lena sonrió. "Me siento muy bien. Gracias."
Julia se levantó y metió ambas manos en los bolsillos, esperando.
LK: "¿Qué hay de Albert sobre el Pearl?" -Preguntó. "Es suficientemente casual."
JV: "Por supuesto. Yo te seguiré."

Lena era consciente de la camioneta Explorer detrás de ella y miró hacia arriba varias veces en el espejo. Estaba nerviosa y no podía imaginar por qué. Tal vez era porque no le había dicho a Robert. Entonces ella miró a su teléfono celular, que estaba apagado. Podría llamarlo, pero dudaba de que fuera una breve conversación. No, ella hablaría después con él.
Albert estaba lleno durante la noche entre semana y tenían que sentarse en el bar hasta que estuviera una mesa vacía. Ambas pidieron una cerveza, luego descansaron sus brazos casualmente en la barra superior.
LK: "Oh Dios, esto es tan bueno", dijo después de su primer largo trago.
JV: "Mmm", coincidió.
LK: "Gracias por hacer esto. El entrenamiento y la cena", explicó. "Realmente quiero que seamos amigas, Julia. Creo que va a hacer que sea mucho más fácil trabajar juntas."
JV: "¿Es cierto eso?"
LK: "Sí". Apoyó los codos sobre la mesa y miró a Julia. "Tienes que admitir, que esto es mucho mejor que discutir y discutir o simplemente no hablar., ¿Verdad?"
Julia sonrió y asintió con la cabeza.
LK. "Lo digo en serio. Tengo miedo del infierno que me hiciste pasar la primera semana, ya sabes."
JV: "¿Yo lo hice?" Ella se encogió de hombros. "Yo no sé por qué estaba así"
LK: "¿En serio?" -Preguntó. "¿Y quién eres ahora?" Julia encendió su mirada a Lena luego volvió a su cerveza, bebiendo la mitad de su trago. "Era como si quisieras que no me gustaras", continuó. "Yo no puedo ir por la vida sin averiguar por qué."
JV: "Nadie me quiere, Lena".
LK "Me gustas".
JV: "¿Por qué?"
Lena se encogió de hombros y sonrió. "Te puedo asegurar que yo tuve más diversión contigo el otro día, que en toda mi vida?"
JV: "En el túnel?" preguntó con las cejas levantadas.
LK: "Sí. En el túnel".
JV: "Diversión? Me amenazaste con dispararme varias veces," le recordó.
LK: "Ah, ya sé. En ese momento, me pareció una buena idea", dijo con una sonrisa. "De hecho, cuando pienso en el agua y me imagino ese un bonito color azul del agua! Pero lo más probable es que era de color café."
JV: "Lo más probable".
LK: "Quiero decir, que estábamos siendo perseguidas, tiroteadas y luego casi nos ahogamos. Luego estaba la rata come-hombres. Por no hablar de la caída de diez metros en el arroyo."
JV: "No te olvides de la explosión."
Lena se echó a reír. "Sí y lo único bueno es que no soy alérgica a la hiedra venenosa."
Era el turno de Julia a reír. "No creo que hayas estado allí el tiempo suficiente para averiguarlo. Deberías haber visto tú cara a medida que caías."
JV: "Deberías haber visto su cara cuando te sumergí bajo el agua", disparó a Lena de vuelta.
Julia sonrió y asintió con la cabeza. Sí, había sido muy divertido. Ellos podrían haber sido asesinadas, pero fue muy divertido. Y ella no podía recordar la última vez que se divirtió.
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Lun Oct 24, 2016 3:40 pm

Capítulo 12

Lena vio a Julia alejarse, luego la siguió a la calle. Ya era tarde. Después de las diez. Robert se pondría furioso. Pero ella se encogió de hombros. Sabía qué hacer con él. Había estado divirtiéndose mucho antes de poner fin a la noche. Julia se había abierto. No mucho, pero si un poco. Había hablado sobre todo de su barco. De hecho, ella había invitado a Lena y Robert a unirse a ella un fin de semana. Eso sorprendió a Lena. Dudaba que Julia haya invitado a alguien a hacer algo con ella. No mencionó una sola palabra sobre su infancia o de la familia, y Lena no le preguntó. Si Julia quería compartir, lo haría. Lena agradeció por solo estar hablando. Así el trabajo juntas sería mucho más fácil.

Por último, no se podía postergar más. Dio la vuelta a su teléfono celular. El pitido insistente le dijo que tenía mensajes. Cuatro de ellos. Lo agarró y hojeó identificador de llamadas. Todos de Robert. No se molestó en escuchar a los mismos. Marcó el número de él, a la espera sólo de tono antes de responder.

Robert: "¿Estás bien?" -preguntó rápidamente.
LK: "Por supuesto".
Robert: "¿Dónde estás?"
LK: "Estoy dejando Albert", dijo.
Robert: "Albert ¿Qué estabas haciendo en Albert?"
LK: "Comimos una hamburguesa después de nuestra sesión de ejercicios. Lo siento, no tuve la oportunidad de llamar", dijo, permitiéndose a sí misma que una pequeña mentira.
Robert: "He estado preocupado. Yo esperaba que estuvieras en casa antes." Antes?
LK: "Robert, te dije que iba a salir, bien. Yo no creo estabas esperando por mí."
Robert: "Pensé en pasar cerca de las siete, a más tardar. Te espere. Pensé que podríamos cenar juntos", dijo.
Ella gimió en silencio. Ella debería haberlo llamado.
LK: "Lo siento", dijo otra vez. "¿Quieres venir?"
Robert: "Eso estaría bien. Incluso podría comprar algo para comer."
Ella asintió con la cabeza. "Está bien. Una hamburguesa?"
Robert "Sándwich de pollo sería mejor."
LK: "Está bien. Voy a estar allí en unos quince o veinte minutos", dijo. Estaba cansada y no quería saber nada más que ir a casa y meterse en la cama sola. Pero se sentía culpable por no llamar a Robert. Iría con él esta noche, pero no sentía el haber pasado la noche con Julia Volkova.
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Dom Nov 06, 2016 10:06 pm

Hola!! aqui les traigo mas capítulos de esta historia.. muchas gracias por leer y comentar.. disfruten

Capítulo 13





Julia levantó la vista como la mujer pelirroja caminó con cautela por la habitación. Ella puso una taza sobre su escritorio y otra igual para Julia, luego se inclinó lentamente en su silla.
Julia sonrió y tomó su café, tirando de la tapa y la inhalación. Cappuccino. Mmm.

JV: "Gracias. Me sorprende que fueras capaz de levantarte con tus dos piernas, sin embargo" bromeó.
LK: "Ni una sola palabra", amenazó.
JV: "¿Tienes un poco de acumulación de ácido láctico, ¿verdad?"
Lena la miró. "No podía salir al baño esta mañana, gracias", dijo. "Mis muslos se negaron a cooperar."
Julia se echó a reír, haciendo que varios de sus compañeros la observarán. Incluso Adams y Donaldson levantaron la vista.
JV: "Deberías haber subido a la bicicleta estática esta mañana, afloja un poco."
LK: "¿Estás bromeando?"
JV: "Tal vez deberías haberle dicho a Robert que te diera un masaje", sugirió "He oído que ayuda."

Lena sólo gruñó. Robert todavía estaba un poco molesto con ella. No tan molesto para no querer dormir con ella anoche, pero molesto lo suficiente para no querer hablar de su noche en el gimnasio. Ella, sin embargo, estaba demasiado cansada incluso para hacer el amor y mucho menos para peticiones.

Fisk: "Volkova?"
Julia levantó la vista cuando se acercó Fisk, tomando la nota de sus manos.
Fisk: "Tengo otro cuerpo en este momento. Little Mexico."
Julia miró el papel y asintió con la cabeza. "Gracias, Fisk. Vamos, Lena. Tiempo para jugar a las policías."
Lena cerró los ojos mientras permanecía de pie, dejando escapar un gemido pequeño en el ardor en los muslos.
JV: "¿Necesitas ayuda?" dijo ofrecido. "¿Quieres que te lleve?"
LK: "Esto es todo por tu culpa", dijo. "'Una burla más, Julia. ¡Una vez más'", indicó ella a Julia después de salir de la sala de la brigada.

**

Ambas se colocaron los guantes, y se acercaron al contenedor de basura. El médico forense aún estaba en pie sobre la víctima, tomando fotografías.

JV: "Lo mismo?" preguntó a Rita Spencer.
Spencer: "No lo creo. Eche un vistazo."
LK: "Jesús", susurró y le apretó el brazo de Julia con fuerza.
Su mujer estaba desnuda, cubierta de sangre. Su estómago había sido rajado.
JV. "Hay una gran cantidad de sangre", dijo en voz baja. "La mataron aquí?"
Spencer: "Dudoso" dijo "La sangre está concentrada en la víctima, por aquí solo se filtraba un poco." Señaló a la basura. "Se encontró una huella de sangre." Ella se volvió y señaló hacia el callejón.
LK: "Voy a echar un vistazo", ofreció. Cualquier cosa para evitar mirar a la joven.
JV: "Por lo tanto, la mató en otro lugar, arrojándola aquí luego. Es por ello que no hay cantidades de sangre aquí...”
Rita. S: "Sí, habrá un doble de la escena del crimen. He embolsado sus manos. Tiene las uñas rotas. Posiblemente se defendió. Podemos obtener una muestra de piel."

Julia se encogió de hombros. Ya tenían el ADN del partido de semen en los dos primeros. Ella se acercó más, mirando el contenedor a su alrededor. Había gotas de sangre en el borde y una mancha en la cara.

JV: "¿Hay alguna posibilidad para impresiones?" -preguntó ella.
Rita: "No. La prueba indicó que no hay nada. Estoy seguro de que usaba guates de látex".
Julia estiro la mano y apartó el pelo enmarañado lejos de la cara de la chica. Algo no estaba bien. "Rita... sin maquillaje", dijo Julia. Cogió el brazo de la muchacha, mirando a través de la bolsa de plástico que Rita había puesto alrededor de su mano. "No hay pintura en las uñas."
Rita: "¿Y?"
Julia: "No creo que ella fuera una prostituta."
EK: "Julia, ves la impresión de una zapatilla de deporte" dijo mientras caminaba de vuelta a ella. Miró una vez el cuerpo, y luego a Julia. "Sin embargo, está a poca distancia, y no hacia el contenedor de basura. ¿Por qué habría una huella de sangre allí" -señaló- "y no aquí?"

Todos ellos dieron un paso atrás, mirando el suelo a su alrededor. Julia calculó que la impresión estaba a unos veinte metros del contenedor de basura. También que va hacia el callejón, no hacia la calle, donde podría estar un automóvil estacionado.
JV: "¿Hasta dónde llega este callejón?" -le preguntó a uno de los oficiales uniformados de pie junto a ella.
Oficial: "Hasta tres cuadras. Pero hay una entrada lateral por allá", señaló. "Se divide a la panadería y la tienda de comestibles."
JV: "Vamos a echar un vistazo."
Julia y Lena caminaron por el callejón lateral, mirando al suelo en busca de gotas de sangre.
LK: "Julia, un auto apenas cabría por aquí."
JV: "Sí, apenas. Revisa los botes de basura. Quizá tengamos un rasguño."

Lena asintió con la cabeza, caminando hacia la calle, observando contenedores. Julia caminaba a su lado, dejando a Lena tomar la iniciativa. La mayoría de los contenedores se encontraban abollados.
LK: "Pintura verde en este", dijo señalando. "Podría ser cualquier cosa, pero parece fresco."
JV: "Sí". Dijo y levantó la tapa. El contenedor estaba lleno. Sintió el olor. "Grandioso". Miró de nuevo a los dos oficiales uniformados que estaban de pie en el callejón a su espera. "Lena, ¿cuál es el nombre de ese tipo de la otra vez?"
LK: "Sánchez".
JV: "Correcto." hizo señas a los dos chicos. "Sánchez? Averigüe a qué tienda pertenece este contenedor. Quiero llevarlo al laboratorio. Quiero saber de esta pintura".
Sánchez: "Sí, señora".

Se puso en cuclillas al lado del contenedor de basura, mirando la pequeña raspadura de la pintura en el lateral.
JV: "Él empujó aquí", dijo "golpeo el contenedor cuando trataba de pasar entre él y la pared. Estacionado allí. Llevó el cuerpo hasta otro el contenedor de basura. La puso dentro como todas las demás, y luego regresó a su coche, dejando la huella en una".
LK: "¿Por qué sólo una?"
JV: "¿Y por qué tan lejos del contenedor de basura?"
LK: "Tal vez lo dejó a propósito", sugirió.
JV: "Una pista? Se burlan de nosotros? Entonces sí que tengo un enfermo hijo de puta" dijo.
LK: "Ella era mucho peor que las demás", dijo en voz baja. "¿Por qué?"
Julia se encogió de hombros. "Tal vez por oponer resistencia. No creo que ella sea una prostituta, Lena. Su cara se veía muy limpia. No hubo maquillaje. Tenía las uñas cortas, sin pintar."
LK: "Podría haberla limpiado."
JV: "¿Por qué haría eso? Los otras dos estaban completas. Sin lesiones en otra parte. Esta no."
Lena se encogió de hombros. Ella no tenía una respuesta.

**

Apenas habían entrado en la sala de la brigada, cuando Malone las llamó a su oficina. Cerró la puerta detrás de ellas.
T.M: "El capitán llamó. Quiere saber si se trata de un asesino en serie. Si es así, tenemos que llamar a un perfilador de CIU".
JV: "Los dos primeras están enlazadas. No tenemos el reporte del laboratorio hasta mañana."
T.M: "¿Qué dice tu instinto, Volkova?"
JV: "Esto es diferente. No estoy segura de que fuera una prostituta. Las dos primeras lo eran. Las dos primeras fueron estranguladas. Esta tenía el vientre destrozado. Las dos primeras tenían la ropa puesta. Ésta estaba desnuda", dijo.
T.M: "Copia? Dos prostitutas asesinadas apenas están en los periódicos. Dudo que sea un imitador", dijo.
JV: "No. Ella fue colocada en el contenedor de basura como las demás. Pero tal vez nuestro ángulo sobre prostitutas está mal."
T.M: "¿Qué te hace pensar que no era una prostituta?"
JV: "Ella era simplemente diferente."
LK: "Ella no tenía maquillaje, teniente", dijo "Tenía las uñas cortas, no demasiado y no estaban pintadas como las demás."
T.M: "Apenas concluyente. Vamos con algo. Dos prostitutas fueron mencionadas a través de los periódicos. Tres? Va a estar en la página principal. La oficina del alcalde va a llamar. Ellos quieren enviar a alguien para elaborar un informe. Voy a tratar de detenerlo por unos pocos días. "
JV: "Por lo menos hasta que tengamos los resultados del laboratorio. Quiero ir también mañana a la autopsia."
T.M: "¿Quieres un perfilador?"
JV: "CIU? Eso va a estar bien," dijo.
T.M: "Tal vez deberías dejar que Katina maneje esa parte. No creo que les moleste tanto como tú lo hiciste."

**

Julia aún estaba en la introducción de notas acerca de su caso cuando Lena le dio un golpecito en el brazo. Julia levantó la vista cansada.
LK: "Me voy", dijo. "ya son después de las seis".
Julia asintió con la cabeza, y luego volvió a sus notas.
LK. "Sé que estás cansada. ¿Por qué no le das un descanso hasta mañana?" sugirió en voz baja.
Julia se reclinó en su silla, mirando a Lena. Sus pantalones estaban una poco arrugados ahora, pero sigue viéndose bien. Rodó sus ojos hasta los codos, después mangas de su camisa y observo su cabello pelirrojo que estaba en desorden. Julia sabía que en numerosas ocasiones Lena habían corrido sus manos a través de él durante el día.
JV: "Sólo quiero asegurarme de colocar todas las notas en el ordenador, cuando todavía estoy fresca".
LK: "Fresca? Hemos estado repasando esto todo el día", dijo "Supongo que vas a quedarte aquí esta noche?"
JV: "Probablemente".
LK: "¿Vas a ir a cenar por lo menos?"
JV: "Sí. Tengo el nombre del repartidor de pizza."
LK. "Está bien. Entonces no voy a preocuparme por ti."
JV: "Yo no estoy acostumbrada a que alguien esté preocupado por mi", dijo
LK: "Bueno, mejor acostúmbrate a ello", dijo mientras se alejaba. Entonces se detuvo. "Yo ni siquiera tengo tú número de teléfono. Si te necesito para algo, ¿cómo puedo ponerme en contacto contigo?"
JV: "Sólo mi celular".
LK: "Sí. No tengo ni siquiera eso."
Julia sacó su cajón y cogió una de sus tarjetas. Ella garabateó su número de celular en la parte posterior y se lo entregó a Lena.
LK: "Gracias. Ahora descansa un poco."
Julia asintió con la cabeza. "Tú también".
LK: "Me gustaría pero le prometí a Robert me iba a una cena con él. Eso es lo último que quiero hacer." Luego hizo una pausa. "Podría quedarme aquí contigo y trabajar. Entonces tendría una excusa para no ir", dijo esperanzada.
JV: "No quiero que te quedes aquí, Lena. Ve y pasa un buen rato. Por lo menos tendrás una cena."


 Lena asintió con la cabeza. Luego sonrió y se alejó, a sabiendas de que Julia pasaría muchas más horas allí mismo, en su escritorio. Ella hizo una nota mental para invitar a Julia a cenar de nuevo mañana después de su entrenamiento.
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Hunter el Dom Nov 06, 2016 10:14 pm

Capítulo 14

Julia ciegamente agarró el último trozo de pizza, mientras buscaba en la computadora otra vez, repasando los archivos de las tres mujeres. Estaba cansada y su visión era borrosa, pero ella no se detuvo. No era una suma. Ya no se trataba de prostitutas al azar asesinadas, estaba convencida que la tercera chica no pertenecía al grupo de las otras.


Ella aterrizó de nuevo en el tatuaje que tenía Lorena en el brazo. Ya había leído el informe suministrado por Sara. Era breve, el diseño se remonta a principios de 1900 como un símbolo de la Krewe, el primer negro que participó secretamente en el Mardi Gras. Se utilizan en la actualidad por miembros de pandillas locales en Nueva Orleans. No había mucho más, pero tal vez la Internet podría encontrar más.

Pero una hora más tarde, seguía navegando a través de otra página web de tatuajes. Hasta ahora, no coinciden. Había encontrado máscaras del carnaval que habían sido utilizados como diseños para tatuajes, pero no éste. Este era oscuro, buscando el mal, siniestro. No es extraño que las pandillas lo hubieran adoptado. Había perdido la esperanza de encontrarlo, pero siguió pasando las páginas Web. Estuvo a punto de saltar a otra página, cuando apareció la imagen en su pantalla.

JV: "Que me aspen", murmuró.
Andy: "¿Todavía estás aquí?"
Ella dio un salto, no había oído a Andy entrar empujando la bolsa enfrente, doblando el mostrador de Sikes para recoger la basura. "Es tarde, detective. Tengo tu cama lista."
JV: "Gracias, Andy. Pero, ¿quién podría dormir con todo ese ruido allá abajo?. ¿Qué está pasando?"
Andy: "Ellos parecen adolescentes corriendo por toda la estación."
Ella asintió con la cabeza, luego miró a su impresión. "Ven aquí un momento, Andy".
Andy: "Seguro, señora."
JV: "Mira esto". Señaló a la pantalla. "¿Coincide?" Ella levantó la impresión de los tatuajes de su chica.
Andy: "Bueno, vamos a ver." Se puso las gafas del bolsillo y empezó a mirar por encima del hombro de ella a la pantalla y luego al papel. "Sí", dijo. "Aparece el mismo." Luego tomó la impresión. "Excepto que está de aquí tiene esa cosa en círculo en la parte inferior."
JV: "Déjame ver". Vio la impresión y entrecerró los ojos. Sí, en la parte inferior de su tatuaje había un círculo con un. . . maldita sea, un símbolo femenino. Miró de nuevo a la pantalla, a continuación, hizo clic sobre "variaciones". Había cuatro imágenes, una tenía el símbolo femenino. Hizo clic en él.
JV: "Que me aspen", murmuró mientras leía. "Gracias, Andy."
Andy: "Por supuesto." Siguió caminando, vaciado papeleras a su paso.

**

Robert: "Difícilmente me dijiste dos palabras toda la noche", se quejó cuando se preparaba para acostarse.
LK: "Lo siento, estoy muy, muy cansada", dijo. Se cepilló los dientes, y luego lo eludió cuando ella entró en su dormitorio. 

Tendría que haber ido a casa. Maldita sea, que debería haberse quedado en la oficina con Julia. La cena había sido insoportable. Todo lo que podía pensar era en el caso y de la autopsia a la que tendría que presentarse en la mañana. Habían pasado años desde que ella había estado en una autopsia, y lo último que quería era llegar aprensiva frente a Julia.

Robert: "Si estabas tan cansada, podrías haberte quedado en casa."
LK: "Robert, estos son tus compañeros de trabajo. No podía haberme quedado en casa." Ella apartó la manta y se metió debajo, suspirando profundamente.
Robert: "Sólo deseaba que, ya sabes, no me defraudaras."
LK: "Fui a la cena", dijo haciéndose eco de las palabras de Julia. "Eso es lo único que importa" dijo en voz baja, dándose la vuelta y cerrando los ojos. Ella lo sintió gatear a su lado, sintió que su brazo mientras que serpenteaba alrededor de su cintura. Ella no se movió.
avatar
Hunter

Mensajes : 97
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 27
Localización : The Imperium

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: A SU MANERA // ADAPTACIÓN GERRI HILL

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.