EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por JuanaLaLoca el Lun Abr 23, 2018 9:31 pm

Buenas noches bellezas!!! Quiero expresar un inmenso agradecimiento por las hermosas palabras de cada una de ustedes... perdón perdón perdón!!!!! por hacerlas esperar, pero sinceramente tuve unos meses muy locos laborales, y no he estado en mi país... ahora me he estado acomodando y sinceramente espero subir cada quince como siempre, aparte decirles que estoy escribiendo otras dos novelas y bueno pondré sus nombres en el próximo para que ustedes, mis lectoras hermosas elijan!!! recuerden que son mis corazones... agradezco a cada una que dejaron sus mensajes: KANo CHAN, CHELY07, ANDYVOLKATIN, ALEINADS, LENYU, CHANTALKATINA, ROCKET2014, EDIRBR, VOLKOVAJUSAVI, KRISTH06, KAMILA... y a todas las que me han escrito por mail o por privado en twitter @juanalaloca9191... también a todas aquellas que leen y no comentan... GRACIASSSSSSS!!!! he vuelto!!!!!! muaksssss!!!! Genial... a disfrutar!!! eso espero.... jajajajajaja Muaks!



Capitulo Doce… (Encuentro)

-Lamento… lo de tu abuelo… -Natasha seguía mirándola con cierto desprecio.
-Como si te importara… -Natasha sigue su camino hacia el baño, al entrar se encierra en el cubículo azotando la puerta... al salir, allí estaba Tanya… tan distinta… tan etérea… Natasha aprieta las mandíbulas.
-¿Podríamos hablar?... –Natasha se acerca.
-¿De qué?...
-De…  -Tanya pasa saliva. –De…
-¿De?... No… -Natasha niega y sonríe con ironía. -¿De mis hijos quieres hablar?... –Tanya pasa saliva. -No hablaremos de mis hijos… tu los querías asesinar… ¿Recuerdas?... hasta te arrodillaste para que te permita matarlos…
-Natasha... -Tanya se acerca y Natasha la mira altanera.
-Ni siquiera sabes sus nombres… -Tanya pestañea con  pesadez y Natasha se retira del baño… Tanya derrama unas lágrimas, respira profundo, se retoca el maquillaje saliendo también de él.
-¿Te pasa algo mi amor?... -Tanya le sonrie a la mujer que había preguntado.
-Nada… -Me duele… un poco el estomago Steffi… -La muchacha se acerca y besa despacio sus labios, sin darse cuenta, ninguna de ellas, que eran observadas por Natasha.
-¿Y esa cara?... -Natasha corre la mirada, su abuela estaba a su lado preguntando.
-Nada… discúlpame abuela… -Natasha sale hacia Tanya, que aun seguía en un claro arrumaco con la muchacha que la acompañaba… ambas dejan de besarse cuando escuchan a alguien aclarar la garganta… Tanya no se gira enseguida, Steffi es quien pregunta.
-¿Necesitas algo?... –Tanya se gira, larga el aire de sus pulmones al ver a Natasha.
-Soy Natasha Katina… -Tanya la toma del brazo a Natasha, y la mira a Steffi.
-Dame un momento amor… es conmigo con quien quiere hablar la señorita Katina… -Tanya trata de alejarla de su pareja sin lograrlo, Natasha se remueve de su agarre.
-Lo que tengo para decirte, lo puedo decir frente a tu… ¿Pareja?... –Steffi miro a Tanya.
-Natasha… por favor… -Steffi miró ironicamente a Natasha.
-Perdón… ¿Quién eres?... –Natasha sonrio.
-La otra madre de los hijos de tu…  “mujer”… -Steffi frunció el ceño y Tanya pasa saliva
-Natasha…
-Ups… -Natasha mira con sarcasmo a Tanya. -Parece que sorprendí a tu mujer… -Natasha ahora le sonríe a Steffi. -¿No sabías que tu… “Pareja” dio a luz a mellizos hace seis años?... –Steffi, negó cabizbaja y sorprendida.
-¡Basta!... –Tanya toma del brazo a Natasha.
-¡Suéltame!... -Natasha volvió removerse del agarre de Tanya. –Te cuento rápidamente… tu mujer y yo tuvimos un affeire… como soy intersexual… -Steffi frunce el ceño y Natasha resopla. –Tengo pene ¿Entiendes?... bueno quedo preñada, y como fue a la cárcel quiso abortar, pero yo no se lo permití y allí estamos… me firmo la renuncia a ellos y los he criado sola a Dios gracias, porque para esto que hubieran tenido de madre… -Tanya tomo a Steffi  del brazo sacándola de la fiesta… solo subieron a su auto… al llegar a la casa que compartían, Tanya trató de explicar.
-Steffi… -La muchacha solo levanta la mano.
-Mañana hablaremos… -Steffi se dirige a una habitación de servicio… se quita el saco, los zapatos… desprende el cinto de su pantalón y se lo quita, quedando solo en camisa… se acerca al espejo y suspira revolviendo su corto cabello, ahogando con su mano un grito incierto… la mañana llego y Tanya estaba esperando a Steffi en el desayunador.
-¿Podemos hablar?... -Steffi asentó.
-Te escucho…
-Natasha… es la hija biológica de mi mama… de Elena…
-Bien… -Steffi asentó.
-Yo… te he contado que mi mama, Elena… es intersexual…
-Ajan… lo que obviaste decirme, es que tenías una “hernana”… ¡Con la cual te acostabas!... ¡Que Asco!... -Tanya suspira.
-No es mi hermana…
-¡Que no tenga tu sangre nada quiere decir… se criaron con  la misma madre… punto!...
-¡No nos criamos con la misma madre Steffi!...
-¡No me tomes de idiota, me acabas de decir que tu mama Elena es la madre biológica!...
-¡Ellas no se veían, mi mama ni siquiera conocía a Natasha!... –Tanya respira profundo para tranquilizarse.-Tanto Elena como yo… la conocimos cuando ella tenía dieciséis años…
-¿Tengo que creerte?... –Tanya la mira a los ojos.
-Es la verdad… te lo juro…
-Una verdad que me ocultaste… ¿Y eso que estuviste en la cárcel?... ¡¿Qué diablos es eso?!...
-Es una historia larga…
-¿Cómo la que tienes dos hijos?... –Steffi lo dijo con ironía.
-Yo no busque ese embarazo…
-Pues si te acuestas con alguien que tiene pene… ¡Corrías el maldito riesgo Tanya!...
-Fue solo una vez… ¡Una!... –Tanya se acercó a Steffi, que sonrió con ironía.
-Potente la pendeja… te preño en una sola vez…
-Por favor Steffi… -Tanya niega suplicante.
-Hoy recogeré mis cosas… Todo lo que vivimos es una farsa… -Steffi trata de irse, pero Tanya la toma del brazo... se acerca a ella apoyando su frente en su sien.
-Quédate conmigo… por favor… -Steffi suspiró.
-No puedo… necesito estar sola… -Steffi se soltó de su agarre y se retiró de la casa… Tanya suspiro, desayuno en total silencio… pasó un par de horas y se apersonó a su casa una amiga.
-Pasa Liza…
-Ya me lo conto todo Steffi… tuve que hacerme la sorprendida…
-¿Te creyó?...
-Por supuesto… -Tanya suspiró. -¿Qué piensas hacer?...
-No lo se… -Tanya cae al sillón y Liza al lado de ella.
-Te conozco… me estás ocultando algo… -Tanya suspira y la mira a la cara.
-Voy a seducir a Natasha…
-¡Que!… ¡¿Qué?!…
-Escuchaste bien… -Liza pestaño lento.
-Todos estos años yendo de psicólogo en psicólogo… ¿Era para esto?... ¿Para poder acostarte con Natasha?...
-Algo así…
-¡¿Si o no?¡… -Tanya suspiró.
-Si…
-Si lo tenías todo pensado… ¡¿Qué diablos hacías con Steffi?!...
-¡No lo se!... La quiero… me gusta… mucho…
-¡Eso no alcanza!… ¿Estas enamorada de Natasha?...
-No… pero me llevo seis años admitir que me gustaba… mucho… seis años pensando que fui madre, y que Natasha tiene… a los niños y que no existo para ellos porque se los regalé… seis años anhelando ver a mi mama, a Lena… -Miro a los ojos a Liza. -Son mis hijos… y no los conozco… Natasha jamás me dejará acercarme a ellos… excepto…
-Que te acuestes con ella… -Liza se pone de pie y la aplaude, Tanya suspira. -¡Al menos no seas hipócrita y di que te quieres acostar con ella por gusto!...
-Aparte… nunca dejé de pensar en ella… solo… no sabía como hacerlo… ahora es distinto… -Liza frunce el ceño.
-¿A que te refieres?...
-Puedo… imaginármela… y la deseo… -Liza suspiro.
-Estas… al horno… -Liza la mira. -¿Cómo piensas llegar a ella?...
-No lo se…
-¿Y si tiene novia?...
-Veré…
-¿Tu padre?...
-¿Qué con él?...
-¿Qué le dirás?...
-La verdad… pero cuando lo crea preciso… por ahora nada…
-No te va a ser fácil… esa mujer te odia… -Tanya sonríe.
-Aun le gusto… y mucho… iré a verla…
-¿Dónde?...
-Tu me lo vas a averiguar… Acércate a los Katin… -Liza abre los ojos.
-Lo dices como si fuera fácil…
-No es tan difícil… tu marido trabaja para ellos… solo quiero saber donde va a almorzar, cenar y si sale por las noches… solo eso… -Liza suspira.
-Estás loca… pero te ayudaré, porque nunca estuve de acuerdo con que no conozcas a tus hijos… me ha parecido un horror… -Mientras hablaba escribía un mensaje, pasó unos minutos y cayó un mensaje. -Natasha, tiene un almuerzo en Patio la Strada… hoy… -Tanya sonríe y luego frunce el ceño.
-¿Sola?...
-Con toda la familia… solicito dos suplementos de altura para niños en la reserva… -Tanya pasó saliva, Liza lo nota.
-Tal vez en otro momento…
-¡Ah No!... ¡Te cambias… te pones atractiva, y vamos a almorzar a ese lugar!...
-No estoy preparada para… conocerlos…
-No hay vuelta atrás… -Tanya suspira.
-Tienes razón… es una oportunidad…
-¡Bravo!... –Ambas subieron al cuarto, para que Tanya se cambiara… se probó varias prendas.
-Con este escote a ésta hora… parezco gato barato… -Liza sonríe.
-Natasha ya no es una niña, y te odia… tienes todos los atributos y los vas a tener que usar…
-Tampoco puedo seducirla en un restaurant junto a sus hijos…
-Primero si quieres recuperarlos deja de decir “sus”, para decir “Nuestros”… -Tanya pestañeó lento y suspiró.
-Me intriga… como serán… ¿Se parecerán a mi?... –Tanya lo decía ilusionada. –Por seguridad ella nunca los muestra en la prensa…
-Hoy te sacarás todas las dudas… -Se maquilló tenue, y ya pasado el medio día, salieron rumbo al restaurant… Tanya suspiró al bajar del auto.
-¿Es hoy o nunca verdad?... –Liza le sonríe y toma su mano.
-Es hoy… y estas preciosa… -Tanya sonríe… ambas entraron al restaurant, a Tanya se le aceleró el corazón al ver de lejos, en un privado, a la familia Katín… no podía avanzar, pero Liza le habló despacio. -Vamos a sentarnos así te tranquilizas…
-Por favor… -Ambas tomaron asiento, Tanya respiró profundo y Liza, rápidamente, pidió una copa de vino.
-Vas a necesitar calmarte si te vas a enfrentar a ellos…
-Una cosa era pensarlo… otra realizarlo… -El mozo le entrega la copa de vino. –Gracias… -Tanya toma un sorbo bastante rápido.
-Bebe tranquila o terminarás borracha y dando espectáculos frente a tus hijos… -Tanya cierra los ojos.
-Es que no se que hacer… -Liza noto que Tanya tenía un pequeño temblor en las manos.
-Acercarte a ellos será difícil… creo que primero deberías de acercarte a Natasha…
-¿Cuál pendeja la sigo al baño cuando vaya?...
-En los baños siempre es buen encuentro… -Pasaron los minutos, y de pronto ve a Alexandra ponerse de pie, Tanya pasa saliva al verla de la mano de la niña… apenas la veía.
-Voy al baño… es mi oportunidad…
-¿Te enfrentarás a Alexandra?...
-Lo prefiero… deséame suerte… -Liza le sonríe.
-Suerte… -Tanya se pone de pie y se dirige al baño, ya en él se queda esperando la salida de Alexandra, sintiendo una emoción genuina al escuchar la voz de la niña.
-Ya está abuela…
-Bueno mi amor… no toques eso… vamos… -Alexandra sale del cubículo y se sorprende al ver a Tanya de pie… clavando los ojos en la niña.
-¿Qué haces aquí Tanya?... –Tanya levanta la mirada.
-Hola Alexandra…
-¿Quien es ella abuela?… -Tanya se acerca.
-Soy…
-Es… una amiga de tu mama… -La niña tuerce un gesto y Tanya la mira seria a Alexandra.
-Soy Tanya Kat… Karpova… -La niña le sonríe de lado.
-Yo me llamo Betiana Katina… -Tanya apretó sus dientes y sus ojos se le llenaron de lágrimas.
-Tienes un nombre hermoso… -La niña le sonrió.
-Vamos mi amor… que ya debe de haber llegado el postre… -Alexandra miró muy seria a Tanya y salieron del baño, la niña la saludó con la manito… Tanya no podía articular palabra, Alexandra se frena, ya fuera del baño… y le dice a la niña.
-Quédate aquí un segundo mi vida… la abu se olvido el pañuelo en el baño… note muevas ¿Si?...
-No abu… ¡Como estatua!... -Alexandra sonríe por la ocurrencia, porque eso les decía Natasha cuando no quería que se movieran.
-Como estatua… ya regreso… -Alexandra entra al baño casi chocándose con Tanya. -Lo que estés buscando, sácatelo de la cabeza Tanya…
-Son mis hijos Alexandra…
-Que catadura eres… No te atrevas “Karpova”… -Alexandra la señala muy cerca de su rostro. -¡No te atrevas!... –Alexandra salió del baño y al llegar a la mesa ocurrió lo que se temía.
-Mama… nos encontramos a una amiga tuya en el baño… -Natasha frunce el ceño y Alexandra aclara su garganta.
-¿Qué amiga?...
-Si… dijo que se llamaba… ¿Tanya?… ¿Cómo dijo abu?... -Natasha mira a su abuela.
-Karpova… -Natasha aprieta sus mandíbulas y comienza a mirar hacia el salón, viendo cuando Tanya toma asiento en una mesa alejada… Natasha en un arrebato se pone de pie y se dirige a la mesa, al llegar toma de golpe a Tanya del brazo.
-¿¡Que haces!?... –Liza le reclama y Tanya le hace señas que no se meta.
-¡Tu cállate!... -Natasha señala a Liza… Tanya la mira a los ojos.
-Baja la voz Natasha… te están mirando y esto no es Rusia… -Natasha aprieta sus mandíbulas.
-¡Me importa un cuerno!… vamos fuera… -Tanya asienta, pero Natasha no la suelta del brazo, sacándola del lugar… ya fuera, y apartadas de todo, la suelta.
-Natasha…
-¡Cállate!… -Natasha la señala. –¡Si te vuelves a acercar a mis hijos!… -Tanya se pone de frente cuasi pegada a su rostro, sorprendiendo a Natasha.
-¿Qué harás?... ¿Matarme?... No te tengo miedo Natasha… -Natasha se aleja… pasando saliva al observar el escote de Tanya… lo que la hace sonreír a ésta.
-No… pero no vas a acercarte a ellos… ¡No lo harás!...
-Tenemos que hablar… te guste o no…
-¡No tenemos nada que hablar!… -Natasha se gira y Tanya la toma ahora ella del brazo cuasi pegándose a Natasha.
-Si tenemos que hablar… hotel Ritz… hoy en la noche… -Natasha se remueve del agarre de manera brusca.
-¡Ni me esperes!... -Natasha comienza a caminar.
-¡Si no vienes… la próxima vez… le diré que soy su madre!... –Natasha se gira de golpe. -¡Tú eliges Natasha... No podrás encerrarlos toda la vida!... -Natasha suspira, se vuelve a girar y entra… Tanya se tomó el pecho y al minuto sale Liza con las carteras en la mano.
-Supongo que nos vamos… -Tanya asienta.
-Supones bien… -Comienzan a caminar.
-¿Aceptó hablar?...
-Por supuesto que no… pero llévame al Hotel Ritz… se que irá… la conozco… -Liza sonríe.
-No pierdes el tiempo… -Tanya suspira.
-No puedo perderlo, no quiero perderlo…
En Moscú, Elena intentaba recuperar a Yulia… sin poder lograrlo.
-¿Estas segura?...
-Si Elena… -Elena mira la nada.
-¿He perdido verdad?...
-No se que decirte…
-Nada Jonh… ¿Qué vas a decirme?... -Elena cerró los ojos con un dolor enorme dibujado en su rostro. Yulia estaba en su despacho, Masha estaba delante a ella.
-¿Qué vas a hacer cuando vuelva tu hija?...
-Nada… ya me fui de la casa… ella tendrá que arreglarse sola…
-Yulia… cuando se entere Katina…
-Ya hice la demanda de divorcio… -Masha frunce el ceño.
-¿Tan enserio es la cosa?...
-Boris se quiere casar conmigo… y he aceptado, pero antes debo divorciarme de Elena…
-Estoy sin palabras… ¿Engañabas a Katina?... -Yulia frunce el ceño.
-¿Porque piensas eso?...
-Por la velocidad de todo…
-No, no soy como ella… yo nunca la engañe… conozco a Boris hace años, el siempre lo intentó… yo siempre lo rechace… hace un mes que lo acepté… y estamos en pareja…
-Bien…
-No pareces alegrarte… -Yulia la mira descreída.
-Siempre quise que te saques de encima a Katina… pero esta ridiculez en la que estas…
-¡¿Por qué me dices eso?!...
-¡Porque te estas vengando de Katina!... –Yulia suspira.
-Tengo cuarenta y seis años… y desde hace mas de veinte años, que mi vida la gobierna de manera u otra los Katin… ¡Pues ya basta!... Andrey ya murió… ya pasaron los veinte años del convenio, mi hija ya esta grande y debe hacerse responsable, ms nietos son eso NIETOS, y no mis hijos… tengo derecho a rehacer mi vida lejos de todos ellos…
-Bien… -Masha se pone de pie.
-No puedo creer lo que haces… -Yulia ríe con ironía.
-Pues créelo… -Masha estaba saliendo y se topa con Elena, iba a decirle algo, pero se arrepintió y siguió su camino, Elena entra al despacho de Yulia sin tocar.
-¿Qué quieres Elena?... –Elena le avienta los papeles en la cara.
-No lo firmaré… -Yulia niega.
-Te demandaré…
-¡Hazlo!... -Elena se retira y Yulia levanta los papeles, en ese momento entra Boris.
-Vi pasar a Katina… ¿Te firmo?... –Yulia suspira.
-No…
-Espero que la demandes… -Yulia lo mira.
-Es lo que haré… -Yulia cerró los ojos, Boris salió de su despacho. -¿Por qué provocas esto en mi Elena?... ¡¿Por qué!?... -En Alemania, Tanya esperaba a Natasha… pasaron las horas pero el momento no llegó… entonces llamó a la casa Katin.
-Buenas noches… disculpen, pero estaba buscando a Natasha Katina…
-Lo siento señorita, todos los señores se retiraron hace dos horas…
-¿Y a que hora regresan?...
-Se retiraron de Alemania… están rumbo a Moscú… -Tanya cierra los ojos.
-Gracias… -Tanya no puede evitar que unas lágrimas le rueden por sus mejillas. En un gran despacho, Mijail azota el teléfono de línea, golpea el escritorio y hace una llamada desde su celular.
-Katina… -Elena suspira.
-¿Qué quieres Mijail?...
-¡Tú hija se largó de Alemania con mis nietos!...
-¿¡Que!?...
-¡Tu y yo teníamos un trato Katina!...
-¡Deja de gritarme!... Yo cumplí mi parte…
-¡Pues arréglalo¡… -Mijail le tranco la llamada… Elena respiró hondo y llamo a su madre, pero el teléfono le dio apagado… pasaron unas cinco horas… y todos se apersonaron en la casa.
-¿Qué es esto?... ¿Qué hacen aquí?... –Alexandra le hizo un gesto con su mano… los niños dormidos, fueron llevados por el servicio… Natasha suspiró. -Estoy esperando…
-¡Tanya!… eso pasa… ¡Quiere ver a mis hijos la muy hipócrita!…
-Era hora… ¿no?… -Elena se cruza de brazos.
-¡Eso no va a ocurrir nunca!…
-Mira Natasha... –Natasha la señala.
-¡No te metas Elena!... –Elena iba a acotar algo pero Alexandra se metió al medio.
-Basta Elena… ¿Y Yulia?... -Natasha frunció el ceño, al darse cuenta que su madre no estaba.
-Si… ¿Dónde está mi mama?... -Elena las miró con el semblante sombrío.
-Yulia… ya no vive en esta casa… vive, en su departamento…-Elena pasa saliva. -Con su pareja…
-¿¡Que!?... –Natasha lo grita totalmente sorprendida y contrariada, Elena respira hondo.
-Yulia me dejo, me pidió el divorcio y como me negué, me demandó… vive con un cliente, al que conoce desde hace años… con el que seguro me engañaba… -A Elena le tiembla el mentón, Natasha niega.
-Wouuu espera… ¡¿De quien estas hablando?!...
-De Boris Petrovic… ¿Lo conoces?...
-Por supuesto, es un gran cliente de mama… -Elena sonríe.
-Pues vive con el desde que ustedes se fueron… son pareja…
-Eso es mentira… -Natasha niega.
-Se murió Andrey, pasaron los veinte años del convenio… ¿Qué la detiene?... -Elena se gira y sigue hablando. -Supongo que papa se quedó en Alemania… encárgate de la empresa madre… mañana salgo a Alemania, no quiero estar mas aquí… -Natasha estaba desolada… Alexandra tomó su hombro.
-Esta familia… se cae a pedazos abuela…
-Natasha… lo siento…
-¡Yulia me tendrá que escuchar!... -Los niños, que se hallaban dormidos, se sobresaltaron con los gritos de Natasha… la noche se le hizo interminable, a primera hora se vistió, le pidió a Alexandra que se encargue de los niños y salió rumbo a al departamento de su madre, aquel que fue su hogar por muchos años, al llegar, no se atrevió a entrar, así que toco el timbre… Boris abrió la puerta… Natasha entró sin saludar, cuasi chochando a Boris.
-¿Quién es amor?... -Yulia se queda estática al verla a Natasha en el living.
-Creo que deben hablar… -Boris toma su maletín y le da un pequeño beso a Yulia en los labios retirándose.
-Siéntate Natasha…
-No me hace falta… -Natasha niega.
-Tenemos que hablar…
-Hipócrita… -Niega con una triste sonrisa.
-No me faltes el respeto…
-¡La criticabas a Elena y tu andabas de puta con tu cliente!…
-¡No te voy a permitir que me digas esas barbaridades!... -Yulia estaba agitada, Natasha la señala.
-No quiero volver a verte nunca más… y tampoco te quiero cerca de mis hijos… -Yulia trata de acercarse.
-Déjame hablar Natasha… no es lo que piensas…
-¿Sabes?… me da pena Elena… -Yulia frunce el ceño. -Se perdió de cogerse una chica con la mitad de tu edad y el doble de tu belleza… ¡Por nada!... –A Yulia le tiembla el mentón.
-¡Natasha!...
-¡Cállate!...  –Natasha la señala… -¡No quiero volver a verte… nunca mas!… -Natasha sale del apartamento dando un portazo… Yulia cae al sillón llorando desconsolada como una niña... Natasha iba también llorando, subiendo al auto de Vladimir.
-¿Se te saltó la térmica?... ¿Qué sucedió?...
-La hubieras visto… llamando al idiota ese “Mi amor”… ¡Es una hija de puta!...
-¡Hey!... Es tu mama Natasha… deberías de respetarla…
-¡Que respeto ni que mierda!... ¡Para mi hoy Yulia esta muerta!... –Vladimir solo conducía, mientras escuchaba el llanto ahogado de su amiga, ya en la casa, ella se repuso, no quería que los niños lo notaran, pero al entrar fue abordada por Alexandra.
-¿Pudiste hablar con tu mama?...
-¡Yulia no es mas mi madre… Tiene prohibida la entrada a la casa, a la empresa y por supuesto no verá mas a mis hijos!...
-Natasha tranquilízate…
-¡Es mi ultima palabra!… -Natasha subió la escalera a toda marcha… Alexandra suspiró... En Alemania, Elena trabajaba día y noche, no quería pensar… pero recibió una visita inesperada… y su rostro empalideció.
-Tanya…
-Hola… -Tanya le sonríe. -Puedo… ¿Puedo hablar contigo?... -Elena respiró hondo.
-Ven, pasa adelante… -Tanya sonrió ampliamente y entró al despacho… se sentó frente a Elena.
-Estás… delgada…
-Estoy muy ocupada… y… bueno… no tengo tiempo de comer…
-No hace falta que me mientas Lena… cuando tienes problemas no comes… supongo que eso sigue igual… -Elena suspira.
-Tu, en cambio, estas muy bien… y me alegro mucho…
-Gracias… pero no estoy bien… es solo la apariencia física… -Elena suspira. -Te he extrañado mucho… te he necesitado tanto… -Elena, no pudo contenerse tomó su rostro llorando a mares, Tanya se puso de pie inmediatamente y la abrazó… -Eres mi mama Lena… lo siento tanto… tanto... –Elena seguía abrazada a Tanya, llorando ambas… de pronto entra Sergey, se separan. -Lo siento señor Katin, ya me retiro…
-No te estoy echando Tanya… lamento interrumpir… pero es la decima vez en el día que Yulia te está llamando Elena, y a mi teléfono… -Elena le hace señas a su padre que le de el teléfono, Tanya seca sus lágrimas y vuelve a tomar asiento.
-¿Qué quieres Yulia?...
-Por favor Elena… necesito hablar contigo…
-Si es por Natasha… Olvídalo…
-¡Quiero hablar contigo!...
-¡Yo no!... ya te lo dije… ¡Déjame en paz!... ¡Ya me demandaste!... –Yulia respira hondo.
-Elena… necesito recuperar a mi hija… a mis nietos…
-Lo siento… tú criaste a Natasha… apenas tengo suerte que me hable… así que lo lamento, pero no haré nada…
-¡Eres resentida y vengativa Elena!...
-Si lo soy… ¡Jódete!... –Elena le cortó y le devolvió el teléfono a su padre.
-No son los términos Elena…
-Papa… no quiero discutir contigo… no te metas por favor… -Sergey se dio la vuelta saliendo de la oficina, Tanya suspira.
-¿Es muy grave?…
-Tiene otra pareja… -Tanya frunce el ceño. -Me dejo… y esta viviendo con un cliente, con el que seguro me engañaba… -Tanya pasa saliva.
-Te juro que me cuesta trabajo creer eso… talvez es un mal entendido… -Elena suspira.
-No, no lo es… quiere divorciarse de mi para casarse con el… viven juntos hace largos meses…
-Lo siento Lena… -Elena hace un gesto de hombros.
-Ella nunca me quiso… solo estaba confundida… teníamos muy buena cama, solo eso… yo la amo, ella a mi no… me lo merezco… ya sabes, mi abuelo la obligó…
-No puedo creer lo que me dices… he visto el amor en sus ojos…
-Yulia es una chica genio, te engañó… como lo hizo con todos… -Tanya negaba.
-No lo se… igualmente lo lamento… mucho…
-Fue mi culpa… talvez, algún día encuentre un amor, un amor de verdad, no comprado y obligado…
-Ojalá Lena… igual… se ama una sola vez… ¿no?...
-¿Lo dices por ti?... -Tanya sonríe.
-No… yo nunca he amado, no se lo que es… solo he sentido mucho cariño por alguna que otra mujer… ¿Pero amor?... no, no creo realmente… -Elena la mira a los ojos.
-Supe que viste a Natasha… -Tanya hace un gesto de lado con su boca.
-Si… evidentemente, huyo de mi… está en Moscú…
-Lo lamento… pero ella esta muy segura de no quererte en su vida…
-No pienso dejarla en paz…
-No dañes a Natasha para acercarte a tus hijos…porque imagino que eso buscabas…
-No quiero dañarla… pero no tengo otra manera…
-Yo puedo ayudarte ahora… veo un interés genuino en ti…
-¿Porque dices “ahora”?... –Elena aclara su voz por evidente incomodidad.
-Natasha me llama a diario… creo que le doy pena…
-No digas eso Lena… -Tanya le toma las manos.
-Es la verdad… dentro de sus reclamos hacia mi, le da pena lo que me hizo Yulia… la rechaza a ella y se acerca a mi… me pide que vuelva a diario…
-Tal vez no sea lo que pienses sino que te necesite de verdad…
-¿Natasha?... –Elena sonríe y niega. -No… ella necesita a Yulia… pero le sale lo resentida Katin, y hace estragos…
-Creo que la subestimas un poco… ella siempre te quiso en su vida, tú no la querías en la tuya…
-Es verdad… Y no quiero que te dejes usar por ella para conseguir lo que buscas… -Tanya aclara la garganta.
-Mañana saldré a Moscú… -Elena niega.
-No te conviene, Natasha esta contrariada… es volátil… -Tanya sonríe de lado.
-Mejor así… -Elena respira hondo.
-Hablas como si fuera mas fácil…
-Lo es… es igual a ti… -Tanya sonríe y Elena frunce el ceño…se pone de pie, se dirige a la puerta.
-Yulia vendrá por ti… y te conozco lo suficiente para saber, que a pesar que no eres una chica “Genio”, en este terreno le llevas a Yulia mil kilómetros de distancia… no te moverás de aquí… porque aquí la esperas… -Elena sonríe de lado.
-Eres mi hija…
-Lo soy… -Tanya le sonríe. –Te adoro mama… voy por Natasha y no lo hago como sacrificio… -Elena frunce el ceño.
-¿Te gusta acaso?...
-No sabes cuanto… -Elena suspira y Tanya le dedica una leve sonrisa retirándose del lugar… a los cinco minutos entra Sergey.
-Papa… dime…
-Ya esta todo encaminado de mi parte, me vuelvo a Moscú… extraño demasiado a tu madre… -Elena sonríe.
-Menos mal que ya no me pueden hacer hermanos…
-Tu madre es mucho mas joven que yo… tengo que estar a la altura… -Elena niega sonriendo.
-Ya ni me digas nada papa… ya lárgate… -Sergey le sonríe.
-Sal a divertirte Elena… conoce a alguna buena mujer…
-Tampoco ando de mojigata papa…
-No estoy hablando de cama… estoy hablando de salir, de charlar, de conocer a alguna chica…
-No estoy para una relación ahora papa…
-Si lo estas… no lo quieres aceptar en realidad…
-Anda… en unos meses prometo volver… quiero aquí quedarme y seguir de cerca todo lo del abuelo… -Sergey abraza a Elena y se retira… pasó una semana y Yulia estaba tan mal que decidió ir al encuentro de Natasha, el la calle.
-Natasha… -Natasha se gira encontrándose de cara a su madre.
-¿¡Que haces aquí!?...
-Necesitamos hablar Tasha… -Natasha se metió al edificio y Yulia iba tras ella, la seguridad no atinó a frenarla… Yulia la toma del brazo.
-No tenemos nada que hablar… -Natasha trato de irse y Yulia la volvió a tomar del brazo.
-Te extraño Tasha… extraño a los niños… -Natasha la miro inmutable y se metió al ascensor, Yulia lo hizo tras ella, en total silencio, ya que iban otras personas dentro de él, al llegar al piso, Natasha baja y tras ella Yulia… se mete a su despacho… Yulia la sigue cerrando la puerta.
-No pensaste en ellos ni en mi, cuando te largaste con tu amante…
-Eso es un problema entre Elena y yo… tu no tienes nada que ver…
-¿Entonces si era tu amante?... ¡Caradura!... –Natasha se derrumba en su sillón.
-No me faltes el respeto… y no éramos amantes…
-¡No seas mentirosa!... ¡Lo conoces desde hace años!... -Yulia suspira.
-Boris siempre me… cortejó… yo nunca lo acepte, hasta que simplemente deje a Elena… y lo acepté…
-No te hace menos culpable que a Elena…
-¡Elena si me engaño!...
-Tu eres peor… aceptabas cenas o almuerzos de un tipo que te cortejaba, porque me consta que miles de veces almorzabas con el… ¡Incluso cuando estabas con mi papa!…
-Eran temas laborales…
-¿Me crees estúpida?...
-No, pero es la verdad… Natasha… lo mío con Elena nunca funcionó, porque… -Natasha la interrumpe.
-¡Porque tu nunca pusiste todo de ti!... –Yulia estaba sorprendida.
-¿Qué?... -Yulia niega.
-Es verdad mama… si Elena miró a otra, será porque tú la descuidaste…
-¡Yo no te crie así machista Natasha!… -Yulia seguía negando.
-Tu me criaste como si yo fuera una niña… ¿Y sabes que?... ¡No lo soy madre!... acéptalo… -A Yulia le temblaba el mentón.
-Te di lo mejor de mi Tasha… -Natasha le sonrió negando.
-Tu sabias que te estaban engañando… -Yulia frunce el ceño.
-¿De que hablas?...
-Es imposible que tu hayas caído en la trampa del abuelo Andrey… es imposible que tú hayas aceptado todo… que no hayas leído… -Yulia apretó sus mandíbulas y Natasha lo noto.  -Lo sabías… siempre lo supiste… -Yulia miró el piso.
-Yo… yo misma redacté El Convenio… -Natasha solo se entristeció mas.
-¿Por qué madre?...
-¡Porque se suponía que la mujer para Elena era otra!... ¡No yo!...
-Entonces sabías de los veinte años… -Yulia niega.
-No, por supuesto que no… Andrey modifico esa parte, admito que me engaño… eran cinco años, no veinte… -Natasha suspiró.
-¿Elena sabe que tu fuiste la que escribió ese convenio y la que le tendió la trampa en su empresa?...
-Por supuesto que no… -Natasha sonríe, y detrás de eso se dibuja una tristeza enorme.
-No tienes la menor idea de lo que es ser como nosotras… sentirse en cierta manera mujer… y al segundo darte cuenta que no solo no lo eres… sino que tu parte masculina en cierta forma te controla…
-Intentas justificarla…
-Es que al final de cuentas… ella fue la única victima… tuvo una vida de mierda, todos, de una manera u otra, la han engañado… ella dejó a su… verdadera hija, Tanya… a la que crio… la dejo por mi… por ti… y no puedo dejar de sentir pena por Elena… a pesar de todo, es una buena persona… -A Yulia se le hizo un nudo en la garganta. -Y lo que mas pena me da, es que realmente, ella si se enamoró de ti… -Yulia agacha la cabeza. -No voy a aceptar tu relación… y ojalá Elena no vuelva nunca… -Yulia no puede evitar derramar unas lágrimas y Natasha se seca las suyas. -Ojalá pueda reunirse con Tanya nuevamente, y sea feliz… nosotras solo le jodimos mas la vida, al igual que todos los demás… Bety y Tanya, ellas si han sido realmente su familia… del corazón… todos nosotros solo somos… basura… -Natasha seca sus lágrimas. -Por favor vete… -Yulia solo agacha la cabeza y sale de la oficina de Natasha, se encamina a su edificio, condujo en silencio… pasaron unos días, y solo se hundía mas en sus pensamientos, Masha lo noto apenas la vio.
-¿Qué te sucede Yulia?...
-Hace unos días hable con Natasha… -Yulia se apoya en el respaldar de su sillón.
-¿Sigue en su postura?...
-Su postura ya pasó a segundo plano Masha…
-Entiendo… supongo que a ti también te dijo de toda la pena que siente por Katina… -Yulia mira a la nada.
-Tiene razón…
-Katina no es una santa Yulia, por favor… -Yulia sonríe a medias.
-No… pero todo lo que dice  Natasha es verdad… en menor o mayor medida, todos engañamos a Elena… todos… -Yulia cierra los ojos.
-Iras a verla… te conozco…
-Debo acabar con esto… quiero a  Natasha de vuelta y a mis nietos…
-¿A costa de ti misma?...
-¡A costa de lo que sea!… Si tengo que rebajarme y acostarme con ella nuevamente… lo hare… estoy preparada… esta vez serán mis reglas…
-¿Te has escuchado?... ¡Hablas de rebajarte!... –Yulia sonríe.
-Es lo que deberé hacer para que Elena me deje, al menos… acercarme a ella…
-Nada modificará lo que Natasha opina…
-Todo lo puede modificar Elena…
-Yulia… ¿Qué tramas?...
-¿Es obvio no?... -Masha suspira.
-¿Cuándo te vas?...
-Mañana… Boris… desde ayer ya no está en mi casa… -Masha frunce el ceño.
-¿Lo corriste?...
-Se ha ido solo… después de llamarme “estúpida” claro esta…
-Fue bastante tranquilo…
-No somos niños…
-Te deseo suerte, aunque realmente, quisiera que Katina te echara a patadas de su vida… pero como se que la carne es débil y especialmente la de ella… seguro logres lo que quieres…
-Que directa eres… -Yulia levanta una ceja. -Gracias… -Masha abrazó a Yulia y emprende la retirada. Pasó unos días y Yulia se instaló en Alemania, mientras Tanya, por el contrario, se instaló en Moscú, en el departamento que es de Elena, el cual ocupaban antes que Elena decida volver a su mansión y con Yulia.

continua Arrow
avatar
JuanaLaLoca

Mensajes : 127
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 28
Localización : Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por JuanaLaLoca el Lun Abr 23, 2018 9:33 pm

-Hola Elena…
-John… aguárdame un segundo, envió este mail y hablamos…
-Deberías dejar el mail…
-Espera… -Elena no lo miraba, seguía escribiendo.
-Volkova… -Elena se frena y levanta la mirada. -Esta en Berlín… -Elena sonríe.
-Viene por el divorcio… cree que se lo firmaré solo por verla… -Elena niega.
-Ten cuidado Lena…
-Se lo firmaré… -John frunce el ceño.
-¿Lo harás?... -Elena se apoya en el respaldar del sillón.
-De cualquier manera lo conseguirá… ya me demandó, cuando ponga un pie en Rusia… me obligaran a firmar…
-Entonces si viene… la dejamos pasar… ¿No?...
-Por supuesto… -John asienta y sale del despacho de Elena… esta abre el cajón y saca una carpeta, suspira y la abre… cierra los ojos al ver la portada… “Volkova – Katina, sobre disolución civil matrimonial”… Elena tomo su bolígrafo, pasa las hojas sin importarle y firma la ultima… sonríe con tristeza y en ese preciso momento la puerta se abre. -Yulia…
-¿Puedo pasar?... -Elena se cruza de piernas.
-Adelante… -Yulia entro… llevaba una falda a media pierna y una camisa cuasi transparente, que no dejaba casi nada librado a la imaginación, Elena la detallo… sabía lo que buscaba y sutilmente guardó la carpeta.
-Estas muy delgada Elena…
-Trabajo mucho… -Yulia respira hondo.
-¿Cuándo vuelves a Moscú?...
-Aún no lo se… -Yulia se sienta frente a Elena.
-Natasha… no quiere verme… -Elena suspiro.
-Ya me lo dijiste… se le pasará Yulia… te necesita… no sabe estar sola con los niños…
-Contrató una niñera mas… -Elena la miró.
-Lo lamento…
-Quisiera… que tengamos una buena relación las tres… -Elena sonríe.
-No te busque, no te hice un escandalo… te deje ir sin reclamos Yulia… si Natasha te ignora, no es mi problema…
-¿Porque no vuelves Elena?…
-Volveré Yulia… cuando termine todo lo que vine a hacer aquí… -Yulia pasa saliva.
-Ya no vivo con Boris… fue un error… -Elena larga una pequeña carcajada.
-Me gustaría saber… ¿Hasta donde piensas llegar?... –Yulia levanta una ceja.
-Al final…
-Pues ese final… lo tienes que buscar en otra parte… no aquí…  -Yulia se pone de pie y se acerca a Elena.
-Se que me amas Lena… -Acaricia su rostro.
-Si… es cierto… -Elena suspira y Yulia se sorprende, de la manera en que lo dijo. -Pero tengo amor propio Yulia… -Elena se pone de pie… Yulia se coloca frente a ella.
-Solo estaba enojada contigo Lena… me engañaste tantas veces… -Elena la mira a los ojos.
-¿Tantas?... No me creas imbécil… Tal vez no te hayas anteriormente acostado con el… -Yulia la interrumpe.
-Jamás… ¡Jamás!... te engañe Elena…
-Define engaño… -Yulia frunce el ceño.
-No entiendo…
-¿Cuántas veces pensaste en él… mientras cogías conmigo?... –Yulia niega.
-No… -Elena la interrumpe violentamente acorralándola contra el escritorio.
-¡Cierra la maldita boca Yulia!... -Yulia apretó las mandíbulas, no se iba a dejar amedrentar sin dar batalla.
-Tu… tu no eres romántica, tu no me traes flores… no me invitas al cine… Boris durante años lo hizo… igualmente siempre terminaba eligiéndote a ti… e ignorándolo… -Elena le sonrió y se alejó.
-Vuelve con él… yo ya no voy a soportarte, ni tú a mi… -Yulia se acerca nuevamente y la toma del rostro.
-Empecemos de nuevo… por favor Lena… -Yulia suplicaba con la mirada.
-No… -Yulia se pega a ella… rozando su entre pierna.
-Quita tu mano de ahí… -Yulia se acerca a su oído.
-Siempre te elijo a ti… -Elena aprieta las mandíbulas y cierra los ojos, Yulia desprende el cinto de pantalón, dejándolo caer… Elena solo estaba tiesa… respira hondo y Yulia sonríe metiendo su mano en el bóxer, masturbando ya su miembro totalmente  erecto… se arrodilla…propiciándole sexo oral… solo bastó unos minutos y Elena se viene en boca, cayendo al sillón… abre los ojos viendo a Yulia limpiarse y sonriéndole... se pone de pie, teniendo la clara intensión de montarse sobre Elena, pero ésta abre el cajón y saca los papeles del divorcio, arrojándolo sobre el escritorio... Yulia frunce el ceño.
-¿Sabes?... no hacía falta que hagas esto Yulia… ya había firmado todo… –Yulia toma la documentación y ve que al final, estaba la firma de Elena, pestañea con pesadez.
-Elena…
-Puedes volver con tu “Amante”… perdón, tu pareja… ya eres libre y deja de ser tu amante para pasar a ser tu pareja realmente… -Yulia mira todo confundida, mientras Elena se sube el pantalón, acomodándose, saliendo de detrás de su escritorio y dirigiéndose a la puerta… Yulia acomoda su cabello y se acerca a Elena. -Hagámonos un favor mutuo y vete Yulia…
-No entendiste nada…
-Si entendí, solo viniste por Natasha… yo no seré romántica, pero te amé de verdad Yulia… y de ultima, tu me criticas a mi… ¿Y tu?... estas siempre ocupada, nunca tenés tiempo para mi, menos después de que nacieron nuestros nietos… lo único que existía entre nosotras era el buen sexo… de resto, nada Yulia… nada de nada… y yo necesito alguien que me ame, alguien que me llame para ver como estoy, alguien que no solo le interese mi lado masculino… -Yulia la mira totalmente en silencio. –No soy la mejor pareja del mundo, pero siempre me esforcé para que veas lo mucho que significabas para mi, no he sido romántica, nunca me lo marcaste y no me he dado cuenta alguna, tal vez si hubieras hablado conmigo, yo… yo podría haber cambiado… pero nunca hablaste conmigo, solo reproches, de cómo trataba a Natasha, he escuchado de ti… he tenido demasiado desamor en mi vida… por mas que te ame, no puedo sentir que sea reciproco… y no he podido forzarlo…  ya vete… por favor Yulia… -A Yulia le tiembla el mentón y sale de la oficina, Elena suspira y unas lágrimas caen por su pecoso rostro… Por su parte, Yulia… llega a su hotel y en soledad, solo se ducha pudiendo gritar. En Moscú Natasha estaba totalmente ida.
-No se en que piensas tanto Natasha… -Natasha levanta la vista, viendo a su amigo Vladimir.
-He llamado a Elena… no me ha querido atender…
-¿Cuánto hace que no ves a tu mama?...  A Yulia… –Natasha suspira y hace un gesto de hombros.
-No quiero verla…
-Tu madre esta realmente mal Tasha… esta realmente desmejorada… -Natasha frunce el ceño.
-¡Eso le ocurre por andar de arrastrada!... –Vladimir frunce el ceño.
-No hables así de tu mama…
-¿Que trabajes para ella…Te hace su defensor?... –Vladimir se pone de pie de mala gana.
-Me voy… te hace falta sexo… estas muy amargada Tasha… -Natasha niega.
-¡¿Quién te dijo a ti que no tengo sexo?!... –Natasha estaba muy contrariada.
-Te conozco desde niña… cuando andas sin sexo te ves amargada…
-¡Mejor lárgate!… por favor… -Vladimir se encamina a la salida y se retira de su despacho, Natasha toma el teléfono, llamando a su abuela. -Hola abuela…
-¿Cómo estas amor?...
-Bien… ¿Podrías cuidarme a los niños hoy?...
-Sinceramente, no puedo… tenemos una cena con invitados… -Natasha suspira.
-Gracias igual abuela… -Al colgar, Alexandra miro a las niñeras.
-Por nada del mundo estarán hoy disponibles… ¿Queda claro?...
-Si señora… -Las muchachas salieron con los niños… Alexandra toma el teléfono.
-Ya hice mi parte… espero no arruinar a mi nieta… -Alexandra cuelga… Yulia toma el teléfono al ver que era una llamada de Natasha.
-Hija… tanto tiempo…
-Si… mucho… tengo… una invitación especial hoy… es por un contrato con el Kremlin…
-¿Quieres que lo revise?...
-Seguro Vlad te lo dará mañana…
-Ah… esta bien… -Yulia se quedó en silencio.
-Quisiera pedirte… si puedes… quedarte con los niños… -Yulia sonríe.
-¿Los traes a mi casa?...
-No quiero ver a Boris… ¡No lo soporto!…
-Ya te he dicho que Boris no vive en mi casa…
-Bien… mejor… puedes venir a la casa si quieres… -Yulia sonríe.
-Estaré allí a las seis…
-Gracias…
El horario llego… Yulia se hizo presente a la que había sido su casa, los niños la recibieron corriendo y colgándose de ella… a Yulia se le cayeron las lágrimas, los extrañaba demasiado… Natasha la observaba… ella también la extrañaba, pero no daría el brazo a torcer, no se acercó, solo le hablo con distancia, Yulia lo aceptó, que la reciba era un avance, aunque sea por necesidad.
-A la media noche, mas tardar, estaré de vuelta…
-No hay problemas Tasha… -Natasha suspira y se retira… en el auto iba pensando en su corta vida, en toda su familia… una lágrima corrió por su rostro… le toco vivir acelerado, su mente privilegiada no le había impedido cometer tantos errores, fue madre a los diecisiete años, sola… ahora apenas tenía veintitres y ya era universitaria por doble partida, empresaria, manejando unos de los holdings mas importantes de Rusia, ya que su abuelo Sergey y la propia Elena, le dejaron gran parte del manejo en sus manos… estaba agotada, cansada… los niños y el trabajo la absorbían todo su tiempo… pero debía seguir adelante. Al llegar a la privada fiesta, casi todos eran políticos y solo un puñado de empresarios, los cuales prestaban algún servicio al estado… Natasha fue bien recibida, conocía a la mayoría, y a pesar de la corta edad le tenían mucho respeto, en los negocios era una versión de Andrey “joven”, pero su corta edad le jugaba mala pasada a veces… llegado cierto horario aislándose, mirando su celular y apoyada en una suntuosa columna, cuando alguien se le acerca por detrás y le habla al oído.
-¿Aburrida Katina?... -Natasha se sobre salta y se gira de golpe encontrándose de frente a Tanya, con una sonrisa socarrona y un vestido demasiado escotado.
-¡¿Qué haces aquí?!... ¿Me estas persiguiendo?...
-En todo caso, tu me estarás persiguiendo a mi… -Natasha frunce el ceño.
-¿Cómo?...
-Mi padre es el ex ministro de economía y actual Canciller… -Natasha suspira.
-Ohhh cierto que tienes padre… -Natasha era irónica. -Un padre abandónico, digamos que representas muy bien sus genes… –Tanya, se esperaba cada palabra, así que solo reaccionó con una sonrisa medida, lo que molestaba, en cierta manera, a Natasha.
-¿Cuándo vamos a hablar?... –Tanya se le acerca mas. -¿O me tienes… miedo?...
-¡Nunca!… -Tanya le sonríe y se acerca más a su rostro, quedando a escasos centímetros.
-Mañana… te espero a almorzar… en mi departamento…
-No seas ridícula  Tanya… no iré… -Tanya le sonríe y se retira, Natasha ofuscada sale del lugar sin siquiera despedirse. Llega a la casa antes de lo previsto, Yulia había acostado a los niños.
-Los niños ya duermen…
-Me alegro… -Yulia noto a Natasha contrariada.
-¿Te ha ido mal?...
-No en termino de negocios… -Natasha cae en el sillón.
-¿Quieres que hablemos?... -Natasha se toma la cabeza.
-Tanya… me esta persiguiendo…
-¿Cómo?... –Yulia frunce el ceño.
-La vi en Alemania… ahora aquí… quiere que nos encontremos para hablar…
-¿Querrá conocer a los niños?...
-¡Que se vaya al demonio!...
-Natasha… te guste o no, ella es su madre…
-¿Madre?... ¡Que madre ni que demonios!... ¡Ella se los quería sacar!... ¡Los quería matar!
-Han pasado años… las personas…
-¡Las personas nada madre!... –Natasha tira su saco en el sillón. -A ella le daba asco pensar que se había acostado conmigo, y quería matar a mis hijos… Bety y Andrey son mis hijos… ¡Míos!... de ella no son nada…
-No cometas mis errores… -Natasha la mira.
-Tu no me prohibiste que vea a Elena, ni a los Katin… ella no tenía interés en mi…
-Yo no contribuía mucho a tu acercamiento… de hecho trataba de boicotearlo…
-No era lo mismo mama… -Natasha suspira, Yulia se mantenía distante, temía ser rechazada.
-En mayor o menor medida… lo era… -Natasha niega.
-Cambiemos de tema… papa me dijo que estuviste en Alemania… -Yulia levanta los ojos.
-Tu padre debería de cerrar un poco la boca…
-¿Por qué?... ¿No quieres que sepa, que fuiste por Elena?... –Natasha levanta una ceja.
-Si te hace feliz… Me rechazó… -Yulia suspira. –Y me firmó el divorcio. -Natasha frunció el ceño.
-¿Cómo?... ¿Se divorciaron?...
-Aún no lo inscribí… -Natasha suspira y decide decirle la verdad.
-Elena… ya tiene otra mujer mama… -Yulia respira hondo.
-Lo supuse… debí imaginarlo…
-Lo lamento… solo lo hace para no estar sola… la conozco…  -Yulia aprieta las mandíbulas.
-¿La… conoces?... –Natasha suspira.
-Si… hace una semana tuve que ir urgente a Alemania a firmar unos documentos…
-¿Es bonita?... -Natasha respira con pesadez.
-Lo es… mucho…
-Supongo que ha de ser mas joven…
-Tiene treinta años… -Yulia sonríe.
-Bastante menor que ella…
-Mama… -Yulia levanta la mano en señal de que calle.
-No entiendo porque aceptas tan tranquila a la mujer de Elena… pero no quieres ver a Boris en mi casa…
-No es lo mismo… -Yulia la mira triste.
-¿Por qué no?...
-Porque ella no te dejo, te dijo la verdad y trato de recuperarte… ¡Mientras tu saltase a la cama de Boris y te lo llevaste a vivir a NUESTRA casa!… -A Yulia le tiembla el mentón.
-Cometí un error… ¿puedes entenderlo Natasha?...
-Tu me dijiste una vez que los errores se pagan caro… te toca madre… -Yulia niega con tristeza, Natasha sube la escalera dejando sola a Yulia en la sala… mira a su alrededor y sabe muy bien que ese ya no es su lugar… solo toma su bolso, saliendo de la casa, el viaje de regreso a su departamento fue sumergida en una profunda angustia, llegando a destino sin recordar como lo había hecho, se desvistió en silencio… la soledad la acosaba… tomo su celular y marco un teléfono.
-Hola…
-Hola… Lamento la hora… -Elena mira la hora y trata de espabilarse.
-¿Pasó algo con Natasha?...
-No…
-Estoy… ocupada… -Elena se levanta de la cama, despacio para no despertar a la mujer que estaba a su lado.
-Solo quería decirte… que lamento todo lo que pasó… hubiera querido que sea diferente Elena… lo juro… -Elena baja al recibidor.
-No… es lo que es… no elegiste, te eligieron para mi… tarde o temprano iba a pasar Yulia…
-Yo… yo redacté el convenio… yo dejé tu empresa en la bancarrota… -Elena cerro los ojos.
-Algo tan perfecto, imaginé que era obra tuya o de tu padre… y el ya había muerto…
-Lo siento mucho Elena… lo de los veinte años juro que no lo sabía…
-Es igual… cinco, diez o veinte… tengo que colgar Yulia…
-No… no cuelgues Elena…
-Tengo que irme…
-¿La quieres?... –Elena suspira.
-Es una buena mujer… me quiere… se preocupa por mi…
-¡¿La quieres?!...
-Si… -Yulia cierra los ojos y unas lágrimas recorren sus mejillas. –Tengo que colgar… -Elena solo desconecto la llamada… Yulia cayo en la cama, tomándose el pecho, llorando desconsolada. La mañana llegó… y Tanya estaba preparada, preparada para recibir a Natasha.
-¿Por qué estas tan nerviosa?... –Natasha mira a Vladimir.
-Por nada… -Natasha mira la hora.
-¡Ya lárgalo Katina!...
-Tanya… me espera a almorzar… en su departamento… -Vladimir la mira.
-¡Ni se te ocurra Natasha!... –Natasha frunce el ceño.
-¡Claro que no!... se quedará esperando… -Vladimir, se queda trabajando junto a Natasha y pasadas las catorce horas Vladimir se retiró… Natasha estaba sumergida en sus papeles, de pronto entra alguien a su despacho… Natasha levanta la vista y frunce el ceño.
-Odio que me dejen plantada…
-¡Lárgate!... ¡Haré despedir a todos!... dejan entrar a cualquiera…
-A cualquiera no… a la HIJA de la dueña… No lo olvides Natasha… -Natasha respira hondo.
-Ya no eres una Katina… -Natasha sonríe, se acerca al escritorio de Natasha.
-En los papeles, Elena sigue siendo mi madre adoptiva, entérate…
-Que conveniente… -Natasha lo dice imprimiendo mucha ironía.
-Tenemos que hablar Natasha… te guste o no… -Natasha la mira y le sonríe haciéndose hacia atrás, se puso de pie y camino hacia Tanya.
-Me voy… llego tarde a una reunión, de MIS hijos, en el colegio… -Tanya frunce el ceño y se coloca frente a Natasha. -Déjame pasar… -Tanya la mira a los ojos y le sonríe. –No tengo tiempo para coger… pero si para esto… -Natasha toma la mano de Tanya con fuerza y la mete dentro de su pantalón. –Ahhhhhhhhh… -Tanya aprieta sus mandíbulas y trata de sacar su mano, Natasha la toma mas fuerte aun gimiendo… Tanya logra sacar la mano y le proporciona una cachetada sonora.
-¡No vuelvas a hacer eso Natasha!... –Natasha aún sobaba su mejilla.
-Quédate tranquila… no pasará otra vez… no sirves como mujer ni para hacerme una paja… -Natasha se giró y salió apresurada… a Tanya le tiembla el mentón y sale también, sumida en la derrota llega al departamento de Elena… arroja la cartera y se quita la ropa quedando totalmente desnuda… se mete al baño para ducharse… Natasha terminó en el colegio y llevó a los niños a la casa, se duchó y luego se recostó, miró su celular y respiró profundo… buscó en el directorio y llamo… el numero destino era el de Tanya… no le contestó… insistió un par de veces sin conseguir nada... se giró, trataba de pensar en otra cosa… pero no podía sacarse de la cabeza a Tanya.
-¡Agggggggg!... ¡Maldita seas Tanya!... –Se levantó de golpe, se vistió rápidamente y bajó cuasi corriendo, encontrándose a su madre Yulia y a sus hijos.
-¿Vas a salir?... –Los niños la miran.
-Si… tengo algo… en la oficina… -Yulia levanta una ceja, Natasha se hizo la desentendida y se marcho, en el camino, llamó a Elena.
-¿Natasha?...
-Si… quisiera si me haces un favor…
-Dime…
-Quiero ver a Tanya… ella se está quedando en tu departamento…
-Mmmmm… ¿Y?...
-Tuvimos… una discusión… seguro no quiera hablarme… ¿Me puedes dar la clave de acceso?...
-No… -Natasha frunció el ceño.
-¿Por qué no?...
-Si quieres descargar… ¡Mastúrbate o búscate una puta!...
-¿¡Que?!...
-No te hagas la idiota conmigo Natasha… ¡No te daré la clave de mi casa para que te vayas a coger a mi hija!...
-¡Estas delirando!...
-Si claro… ¡No te lo daré!…
-¡Tu siempre eres igual conmigo!... ¡Me odias!... pero te advierto… ¡Que es reciproco!...
-Adiós Natasha… ve a un psicólogo… ¡Me hartas con tus reproches!... –Elena le trancó la llamada y Natasha golpeó el volante a los gritos… Se tranquiliza y toma su teléfono nuevamente.
-Mama…
-¿Qué sucede Natasha?...
-El… abuelo, se dejó unos documentos en el departamento de Elena… no lo puedo contactar… necesito la clave para entrar…
-Nunca la tuve… -Natasha frunce el ceño y Yulia acota. –Nunca fui a ese departamento…
-Bien… no hay problema mama…
-Pero puedo presuponer cual sería la clave… teniendo en cuenta que era donde vivían Elena y Tanya… supongo que será la fecha de nacimiento de Batiana… -Natasha sonrió.
-Gracias mama…
-Si le haces daño a Tanya… Elena no te lo perdonará jamás…
-Me tiene sin cuidado Elena…
-Es tu madre…
-Por mas que la quiera… ella no me quiere a mi, tiene una sola hija y esa es Tanya…
-Estas equivocada… la disputa que tienes con Elena es de “machos”… -Natasha rueda los ojos.
-Adiós mama… -Natasha colgó, a los diez minutos llegó al edificio, suspiró y tomó su celular… intentó marcarle a Tanya, pero ahora directamente le daba apagado, bajo del auto y se dirigió a la puerta principal, suspiro al ver que había letras también… puso la fecha de nacimiento de Betiana, y dio error… respiró hondo y puso delante la B de los números, también dio error… sabia que tenia una oportunidad mas… así que lo hizo al revés, primero los numeros y luego la letra… Abrió… Natasha sonrió, subió al ascensor con la misma clave y la depositó por si mismo al PH, donde era el departamento de Elena… colocó, esta vez, solo los números y se abrió la puerta, al entrar vio la cartera de Tanya en el sillón… el abrigo en otro sillón… se quitó su propio abrigo… lo dejo en una butaca y se encaminó a una de las supuestas habitaciones… Eligió una puerta, pero estaba sin nada dentro, entonces eligió la del fondo y al entrar, la cama desarmada apenas… Tanya  salía del vestidor, con un camisolín blanco, corto con un escote que dejaba ver sus prominentes senos, se tomó el pecho al darse cuenta que estaba Natasha en la habitación.
-¡¿Qué diablos haces aquí?!... –Natasha la detallaba de abajo hasta arriba.
-Vine… a disculparme… -Tanya solo la mira.
-Vete… -Natasha sonríe seductora.
-Enojada… siempre eres mas atractiva Tanya… -Natasha se acerca, Tanya la mira a los ojos.
-¿Qué quieres Natasha?... –Natasha queda apenas a diez centímetros de Tanya.
-A ti… -Natasha corta la distancia y la besa, Tanya cierra los ojos… se entrega a ese beso… Natasha lo profundiza y todo se vuelve oscuro… perdido para ambas, sus bocas se devoran una a la otra, Tanya comenzó a quitarle la ropa, Natasha la tocaba posesiva… hasta que cayeron desnudas a la cama… Tanya pasó saliva al sentir la gran erección de Natasha cerca de su vagina, mientras se deleitaba con sus senos… abrió sus piernas… la sintió entrar lento… muy lento.
-Ahhhhhhh… Dios… -Se miraron a los ojos… Natasha corrió la mirada… beso su cuello, mientras entraba y salía de ella… despacio… la volvió a mirar y a moverse más rápido… ambas gemían sonoramente… Tanya clavó sus uñas en la espalda y Natasha gimió con dolor, comenzando a entrar y salir duro… acallando los gemidos de placer y dolor de Tanya, con besos furtivos… tomándola de las muñecas, mordiendo sus pezones erectos… lamiéndolos… mirándola a los ojos al sentir que sus paredes vaginales se contraían aprisionando su pene… se estaba viniendo y Natasha la estaba viendo correrse no pudiendo evitar, ella también… acabar dentro… placenteramente… agitadas se miraron a los ojos… Natasha fue saliendo de ella lento… Tanya cerró los ojos… hasta que ya no la sintió mas… abrió los ojos, viéndola caer a un costado… desnuda… tenía los ojos cerrados, lo que dejo observarla sin tapujo alguno… su corto y alborotado cabello castaño… sus brazos contorneados con musculatura justa… sus pequeños y hermosos senos… su vientre apenas musculoso… su pequeño ombligo… respiró hondo… y siguió bajando su mirada… ahí estaba su pene semi erecto… sentía tanta curiosidad...
-Lo miras tanto… me encantarías que lo chupes… -Tanya apretó sus mandíbulas y se puso de pie… Natasha solo sonrió con ironía y se puso también de pie buscando su ropa, se vistió rápido… Tanya estaba sentada en la cama, de espaldas, se había colocado una bata… suspiro y se decidió a hablar.
-¿Podemos hablar?... –Natasha ya vestida se coloca frente a ella.
-Estoy apurada…
-¿Por qué?... –Natasha la miro.
-Mañana tengo que llevar a sacar sangre a mis hijos, les toca control…
-Perfecto… te acompaño… -Natasha rio con ironía.
-¿Crees realmente, que por este polvo… voy a dejarte ver a mis hijos?...
-Natasha... yo…
-¡Tú nada!... Mis hijos no valen un polvo… y menos un polvo tan malo… -Tanya pestañó lento.
-No hace falta que me degrades de esa manera… -Tanya la mira con tristeza.
-¿Degradar?... Decir la verdad no es degradar… degradante es lo que tu piensas, creyendo que vendería a mis hijos por una cogida… -Tanya pasa saliva.
-Quiero conocer a mis hijos... –Natasha se acerca.
-Shhhhh… no son “tus hijos”… ¡Son solo míos!... –Natasha intenta irse pero Tanya la toma del brazo.
-Eres una basura Natasha…
-No menos que tú… -Se suelta de su agarre y abre la puerta del cuarto. –Por cierto… trata de tomar la pastilla del día después mañana mismo… no quiero que quedes otra vez embarazada, y tenga que andar demandándote para que no abortes… -Tanya solo la mira.
-Tomo pastillas… -Natasha frunce el ceño.
-O sea que te acuestas con hombres... –Tanya la mira a los ojos, y en un arranque la comienza a empujar.
-¡Fuera de mi casa!... ¡Lárgate!... –Ya en la puerta Natasha la toma de la muñeca.
-Tu eres la puta… ¿Y te enojas conmigo?... –Tanya totalmente ofuscada, se remueve de su agarre y la saca a los empujones de la casa… Natasha sale y ya en la puerta le grita. –¡Nunca conocerás a mis hijos!... ¡¿Me oyes?!... ¡Nunca!... –Tanya cae en el sillón y se toma el rostro llorando, desconsolada… sitiándose una idiota. Natasha conducía apresurada, llegando a la casa entrada la noche… todos estaba acostados… se dirigió a las habitaciones, antes pasó por cada uno de los cuartos de sus hijos y sonrió al verlos dormidos en sus camas…luego entró al suyo, porque por el de Yulia no pasaría, ya que seguro estaba despierta leyendo y no quería aguantar sus preguntas… se desvistió metiéndose a la ducha… le ardía la espalda,  al salir se miró al espejo.
-¡Perra!... –Negaba al ver que estaba toda marcada en la espalda… se colocó una musculosa y se acostó… suspiró al pensar en lo que había sucedido, pero unos minutos después se durmió… Tanya aún estaba llorando, así se durmió, acurrucada en si misma… la mañana siguiente llegó, Natasha solo se levantó temprano y se retiró hacia su oficina, lo hizo antes de que baje Yulia, ya que seguía sin ganas de hablar con nadie, y menos dar alguna explicación... en el departamento de Elena, ya pasado el medio día, entraba ella y su actual mujer Anna.
-Deja las cosas por allí Anna…
-Hermoso departamento amor… -Elena le sonría y se acerca a darle un beso en los labios, cuando ve en el sillón una cartera.
-Debe de estar mi hija… -Anna le limpia el labial y Elena va a la habitación de Tanya, abre la puerta despacio y la ve con apenas la veladora encendida acurrucada en una punta, envuelta en una bata.
-¿Tanya?... –Tanya se seco las lágrimas, pero Elena lo notó… se acerco a ella. -¿Qué pasa hija?... –Tanya la miró.
-Nada… no sabia que venías… -Elena la miro seria.
-¿Estuvo Natasha?... –Tanya pasó saliva y lo negó.
-No…
-¿Qué te hizo?... –Tanya la miró.
-No… no me hizo nada que yo no haya querido…
-Supongo que se acostó contigo y luego se largó… no te dejará ver a los niños… -Tanya negó y largó un llanto desde lo profundo de su alma. –¡Te dije que nada conseguirías teniendo sexo con ella… te lo dije!...
-¡Ya no me digas mas nada!...
-¿Te hizo daño?...
-No… no significo nada para ella… ¡Nada!... Para ella no sirvo ni para… coger…
-¿Te dijo esa vulgaridad?... -El silencio de Tanya le daba la razón a Elena, que montó en cólera y salió disparada de a habitación y del departamento, frente la mirada azorada de Anna, Tanya trató de detenerla, pero era demasiado tarde, ya había bajado por el ascensor.
-Hola… soy…
-Anna… lo se… hola, soy Tanya la hija de Elena…
-Un placer… -Tanya solo le sonrió de lado. -¿Paso algo con Lena?...
-Es un poco… impulsiva… -Anna sonrió.
-Lo se… espero no traiga problemas…
-También… lo espero… -Elena manejaba a toda marcha, era sábado y sabía donde encontrar a Natashsa… al llegar a su propia mansión… entró como alma que se la lleva el diablo.
-Sra. Elena… ¿Se le ofrece algo?...
-¿¡Donde está Natasha?!... –La muchacha del servicio pasa saliva.
-Almorzando Sra… -Elena entra al comedor, estaban Yulia, Alejxandra, Sergey y Natasha… al ver que los niños no estaban, sin reparo se acercó a Natasha tomándola de la solapa de la campera de correr.
-¡¡Elena!!... –Yulia le grito pero no la soltó, Natasha la miraba en silencio.
-¡¡Tienes que ser muy resentida e hija de puta para tratar a mi hija de esa manera!!... -Yulia se trataba de poner al medio… Sergey seguía desayunando como si nada, frente al reproche de Alexandra… Yulia seguía forcejeando y Natasha la miraba sobrada, sin mover un dedo.
-¡Suéltala Elena!... –Elena la suelta de mala ganas empujándola… Natasha trastabillo, pero quedo de pie, se acomodó la ropa, Yulia la tomo a Elena del brazo y esta lo removió de mala gana.
-¡No me toques!... –Yulia apretó las mandíbulas… Elena miro a Natasha y la señaló… Natasha puso las manos en los bolsillos de su pantalón deportivo, Alexandra se puso casi delante de Elena.
-Por favor Lena… -Elena retrocede unos pasos, mirándolos a todos… Sergey apoyó los cubiertos y solo la miró.
-Tal vez tengas razón Natasha… he sido una mala madre contigo, en realidad no he sido tu madre… fui pésima esposa, pésima hija… pero ninguno de ustedes son mejor que yo… ¡¡Ninguno!!...
-Ya basta Elena… se acabó la función… -Sergey trataba de poner paños frios.
-¡Mejor cállate papa!… ¿Tu me hablas de acabar la función?... ¿Tú?... papa… Yo nunca signifique mucho para ti… Elegiste siempre a tu amante… -Elena señala a Alexandra. –Antes que a mi… que casualmente haya sido “Mi madre”, no te exime del abandono que me hiciste… y tú… -Señala a Alexandra. –Tú me entregaste, y no me importa las miles de explicaciones que me des… me dejaste con una mujer que me hizo creer que era un monstruo durante toda mi vida… -Alexandra respira hondo. –Andrey… ¿Para que hablaré de él no?... me obligó a casarme contigo Yulia… con un convenio que me ataba a ti veinte años ¡Veinte!... pero me enamoré de ti… fui mala esposa, pero no me acosté con nadie… solo me bese con una mujer que estaba todo el día pendiente de mi, algo que tú nunca hiciste Yulia… igual te amaba a ti, me dejaste por alguien mejor que yo, por un hombre… y esta bien, no te reprocho nada, a ti también te obligaron a estar conmigo y encima te embaracé sin saberlo, sin elegirlo… y tu Natasha… tú… eres mi hija, mi sangre… y mi peor error… no porque naciste, eso fue mi mejor acierto… mi error es haberte permitido que me manipules con tu resentimiento hacia mi… -Elena no puede evitar llorar. –Pero dañas a Tanya… yo la crie… es mi hija… tu no la conoces, cuando Betiana murió, solo nos teníamos nosotras… Betiana fue lo único bueno que tuve en mi vida, pero se me fue… Le haces daño a Tanya  por celos… por envidia… por resentimiento… ¡Eres injusta!... ella intentó mil veces que yo vuelva a Moscú para que te conozca, ¡Yo!... ¡Me oyes!... ¡YO!... decidía que no quería, porque tenías padre… y creía que estabas mejor… Eres tan soberbia… pones en tela de juicio mi cariño hacia ti y yo deje abandonada a mi hija, en la cárcel, en manos de “Su padre”, que no la quiso nunca, te elegí a ti y a mis nietos… la maltratas psicológicamente, te metes en mi casa para cogértela… la manipulas… tu tienes razón por los niños, ella los abandonó, pero eso no te da derecho a tratarla como si fuera basura… ya pago su error… hasta con la cárcel pagó… ¡Déjala en paz!... por favor Natasha… déjale conocer a sus hijos… unas horas… o déjala en paz… -Suspiró y los miró a todos. -Les aviso a todos que me vuelvo a Alemania, el traspaso de todas mis empresas, de las mías propias… se la he dejado a Tanya… tu no las necesitas Natasha, porque a ti te hice el traspaso de todo lo demás que es de los Katin… solo me quede con el negocio de Alemania, el cual seguiré administrando yo… y tu papa –Señala a Sergey. -Si estas de acuerdo que yo siga administrándolo, ¡Perfecto!... sino puedes dárselo a cualquiera… no quiero volver a verlos, y preferiría que nunca vayan a Alemania… -Alexandra se acercó.
-Elena… somos tus padres… -Alexandra tenía su mano en el pecho y sus ojos le suplicaban.
-Ya no quiero verlos… yo les hago daño y ustedes a mi… podemos hablar por teléfono, solo si quieres… -Sergey le toma la mano a Alexandra, Yulia pasa saliva y Natasha seguía en su postura.
-¿Podríamos hablar en privado Lena?...
-No, Yulia… no podemos… inscribe el divorcio, o te juro que te demando por daño moral…
-¿Daño moral?... –Yulia levanta una ceja.
-Si… inscríbelo… no te lo vuelvo a repetir... o mi abogada te demandará…
-No me amenaces Elena… -Yulia negaba.
-No me pruebes Yulia… -Elena se gira y Natasha la detiene.
-¡No voy a dejar que Tanya vea a mis hijos!... –Elena remueve el brazo… le sonríe.
-Podrías haber sido la enmienda de todos nuestros errores Natasha… -Elena niega. –Pero eres una Katína-Volkova pura sepa… resentida… injusta… vas a arruinar tu vida y la de tus hijos, porque simplemente no aceptas que lo que realmente te enoja de Tanya, es haberla visto con otra mujer… -Natasha aprieta las mandíbulas. –Estás enamorada de ella Natasha… no cometas mi error… porque no te permitiré que la dañes, solo por tu resentimiento hacia mi y los celos que te carcomen… -Natasha trago duro y Elena solo se marchó… dejando en silencio a todos.
-Mama… quiero apelar el hecho de que Elena le deje sus empresas a Tanya…
-¡¡Ya cállate Natasha!!... –Natasha frunce el ceño. -¡¡Y haznos un favor a todos y deja de acostarte con la hija de Elena!!...
-Abuelo… ¿Por qué me gritas?...
-¡¡Porque se me da la gana!!... ¡¡Y deja de tratar a tus hijos como si fueran una propiedad!!... –Natasha lo miró sin creerlo, su abuelo jamás le levantó la voz… al contrario, siempre la trataba tranquilo, hablaban de negocios de proyecciones, Natasha estaba desconcertada. –Teniendo toda la información de nuestra desastrosa familia… ¡Cometes los mismos malditos errores!... y Tú Yulia… ya que te andas acostando con otros… ¡Inscribe el maldito divorcio!... Mi hija no volverá contigo… ¡Entiéndelo!...  -Sergey tomo a Alexandra de la mano y salieron del comedor… Yulia suspiró y Natasha la miró.
-Mama... ¿Por qué no inscribes el divorcio?...
-¡Porque no estoy preparada para perderla!...
-¡Pero si tenias a ese tipo viviendo en nuestra casa!...
-¡Solo me equivoque!... ¡Dios!...
-Mama… Yo no estoy enamorada de Tanya… Solo… -Yulia la mira a los ojos.
-Ese problema es tuyo Natasha… -Yulia se retira pero vuelve a entrar. –Si te sigues acostando con ellas… solo lograras jodernos a todos, incluso a tus propios hijos… -Yulia vuelve a irse y esta vez ya no regresa… Natasha aprieta las mandíbulas, arrojando la taza de café contra la pared. Elena vuelve a departamento, al entrar Anna se pone de pie.
-Mi amor… -Elena la mira. -¿Hablaste?... ¿Les dijiste?... –Elena pasa a su lado y entra a la cocina, toma un vaso y se sirve agua, le daba la espalda. -No lo hiciste… -Anna niega y Elena seguía dándole la espalda.
-Hable… con mi familia…
-Supongo que lo que hablaste, fue de todo menos de lo necesario…
-Prepara las maletas… nos volvemos a Alemania… -Elena se gira y trata de salir de la cocina, pero Anna la detiene.
-¡Tienes que hablar con tu hija!...
-¡No!... –Anna respira hondo, tranquilizándose.
-Elena por favor… -A Anna le tiembla el mentón y sus ojos se llenan de lágrimas.
-Natasha me odia… no tiene sentido que haga algo así por mi…
-¡Eres su madre… ella tiene el deber de ayudarte Elena!...
-Deja de llorar… ¡Mírame!... Me conoces hace unos meses… por favor… ¡No te metas!...
-No te conoceré hace mucho… pero si puedo ver que por culpa de tu “Orgullo”… ¡Tiraras a la basura tu única oportunidad!…
-¡No le pediré un maldito riñón a Natasha para no morir!...
-¿Qué dijiste mama?... –Elena cerro los ojos… y se giró.
-Tanya…


CONTINUARA....  Arrow  Arrow  Arrow
avatar
JuanaLaLoca

Mensajes : 127
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 28
Localización : Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Gracias al cielo estas de vuelta ????????

Mensaje por Volkovajusavi el Mar Abr 24, 2018 11:15 am

Excelente regreso, como siempre, no puedo esperar por el proximo capitulo jeje, gracias ppr continuar y no abandonar, solo no me hagas sufrir tanto a mi adorada julia jejeje

Volkovajusavi
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por Kamila el Mar Abr 24, 2018 12:57 pm

Maravilha regreso, excelente. Solo no te pierdas tanto.
avatar
Kamila

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 01/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por Kano chan el Mar Abr 24, 2018 6:18 pm

Mmmm no se que opinar, en parte estaba del lado de Yulia peor cuando Elena dio sus razones también la entendí así que estoy como que no se que pensar!!, pero si creo que lo mejor para ellas es que estén separadas y sus hijas igual salvo que Tanya merece la oportunidad de conocer a sus hijos
Saludos
avatar
Kano chan

Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por Eac el Mar Abr 24, 2018 9:43 pm

Creo que esta historia todos han manipulado según lo más conveniente a cada quien, con tanto daño mutuo se merecen ser felices con alguien que de verdad los valore. Tanya merece conocer a sus hijos.
No cometer los mismos errores para que comiencen a tener todos una verdadera felicidad, si Elena está muy enferma como describes en el último párrafo como introducción al siguiente capítulo haz que por fin encuentre la felicidad sin ningún necesidad del famoso estas enferma vuelvo contigo, hasta este momento ninguna pareja a tenido la estabilidad que se merecen y han actuado a puro capricho y soberbia. No se ha sentido amor, sólo un simple calentón

Eac

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por chely07 el Miér Abr 25, 2018 10:49 am

Oh my god Juanis, me encanto la conti de verdad, todo el tema relacionado con Natasha y Tanya, que está consiga un pretendiente y que le siga dando celos a Tasha, espero no tardes con la continuación por fis. Saludos y besos nena!

chely07

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 27/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por andyvolkatin el Miér Abr 25, 2018 9:10 pm

Hola Very Happy
que gran capitulo
como siempre esta interesante
que bueno que regresaste
me alegro que estés bien
y que no nos hallas abandonado
Bienvenida lol!
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Juanita de mi corazón te extrañe <3

Mensaje por Edirbr el Miér Mayo 09, 2018 5:51 pm

Me encanta que estés de vuelta y saber que estas bien, estoy fascinada con el capitulo muy intenso estaré esperando con ansias la conti... Besos y abrazos para ti saludos!!!

Edirbr

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

MUY EXELENTE CAPITULO

Mensaje por Arandia_1@hotmail.com el Vie Mayo 11, 2018 10:59 pm

ME DEJAS CON LA BOCA ABIERTA Y CON GANAS DE MAS...ESPERO EL PROXIMO CAPITULO CON ANSIAS MI KERIDA JUANA LA LOCA....

Arandia_1@hotmail.com
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por chely07 el Lun Mayo 28, 2018 11:49 pm

Juanita apúrate con la contó por fis

chely07

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 27/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por andyvolkatin el Vie Jun 01, 2018 2:06 am

Hola Very Happy
sube capitulo porfis
quiero saber que va pasar
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por White and black el Miér Jun 27, 2018 12:11 am

Hola !!! Es la primera vez que comento pero he leído muchos de tus "Fics". Me encantan tus historias sobre todo los finales que le das a cada una . Te mando muchos saludos y espero que continues plisss !! . Very Happy Laughing Embarassed

White and black

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 26/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por Edirbr el Jue Jul 12, 2018 2:04 pm

Juana para cuando actualizas ya paso mucho tiempo casi tres meses continua por favor saludos!

Edirbr

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por JuanaLaLoca el Jue Jul 12, 2018 7:50 pm

Buenas noches hermosas... se que he sido una escritora PERRA!!! estoy full laburo... en fin, las excuzas nunca es valida jajajajaj así que allí vamos!!! acá estamos con el ultimo capitulo, debo decir que me demore, no solo por falta de tiempo sino porque he transitado un hermoso lapsus con otra historia que tenía en mi mentesita jejej así que ya estoy bastante adelantada en la próxima que se llamara "El Chantaje", es una historia bien LES, no habrá intersexuales... Wink en fin, me ha encantado, escribir y feliz de la recepcion, se que las he disilucionado en varios aspectos, a algunas por haber experimentado con un personaje intersexual y a otras por las demoras que he tenido, pero de corazón siempre feliz y agradecidas con ustedes, gracias a todas las que escriben en la pagina, a las que me escriben en Twitter y a muchas que me mandan mail... ¡¡¡ muy agradecida de todos los medios que conmigo se comunican, pero demás esta decirles que compartan esta hermosa página, ya que aquí esta nuestro arte y ademas el esfuerzo  de muchas que la mantienen, y a ellas eternamente agradecida.
Volkovajusavi: jajajaja me gusta hacer sufrir a Julis¡¡ JAJAJAJAJAJ gracias avos por escribir mensaje!!
Kamila: me perdi un poquito peroooo aquí estoy!!! besoooooo
KanoChan:Hola reina¡¡ vamos a ver si te decides hoy!! jajajajaj besoooooooo
EAC: amigues querida y super rigurosa!!! no me matesssss!!! sabes que no soy convencional así que no te preocupes, que estoy enferma no va conmigo jajajaja gracias linda sabes que sos mi mayor critica!!! besitoooooo
Chely07: Perdon por la tardanza, pero aquí estoy!!! vamos a ver mmmmmmm no me mates!!!  besoooooooo linda!!
Andyvolkatin: Mi incondicional!!! hermosa!! bueno aquiiii estoy!! espero te guste besoooooo
Edirbr: Uffff me pene feliz que te guste tanto!! y perdoin la demora linda... espero te guste mas!!! besoooooo
Arandia: hola linda!! bueno acá estoy, espero te deje con los ojos como plato también!! jajajaj besooooo y ojalá te guste!!
Whiteandblack: hello!!! jajajaja gracia spor fler todas mis historias y me encanta que comentes!!! feliz de que lo hagan!!! muchos besossssssss

Y a todas y cada una de las que leen mis historias... besos muchosssss besossss!!!


Capitulo 13… (Desesperación)



-¿Así la conociste?... –Anna la miraba.
-Esto lo tienes que hablar con ella Tanya…
-¡Como demonios voy a hablarlo, si se encerró en su habitación!... –Anna suspira.
-Es difícil para ella… entiéndela… -Anna solo suspiraba
-Iré a hablar con Natasha… -Tanya se gira y escucha la voz de Elena.
-No irás a hablar con nadie… menos con Natasha… -Tanya vuelve a girarse viendo a Elena de frente, Anna se pone de pie.
-Las dejaré solas… -Anna se retira a la habitación.
-No me importa lo que me digas… iré hablar con Natasha igual…
-Es mi vida Tanya… mi decisión…
-¡No puedes hacerme esto!…
-No te lo hago a ti…
-¿No?...
-¡Te prohíbo que hables con Natasha… que hables con cualquiera sobre mi!... –Tanya comienza a llorar… Elena se acerca y la abraza.
-No puedes dejarme sola mama… -Tanya se aferraba a Elena.
-Tienes a tu padre… -Tanya se separa.
-¡No es lo mismo!... –A Elena se le llenan los ojos de lágrimas.
-Tanya… -A Elena se le caen la lágrimas. –Tu tienes dos hijos… no los conoces, nunca los tuviste contigo… pero yo se que lo lograras, se que te la ingeniaras para ablandar el duro corazón de Natasha… cuando eso ocurra, y los estreches entre tus brazos… me entenderás…
-¡No me importa!... ¡No me importa lo que me digas!... –Elena la toma del rostro.
-El riesgo mayor se lo lleva el donante... ¿Tu crees que arriesgaría la vida de mi propia hija?... ¿Realmente lo crees?...
-Yo… -Tanya negaba, Elena la suelta tomándose su propio rostro.
-Tanya… No importa cuantas veces pelee yo con Natasha o contigo… son mis hijas… ¡Jamás les pediría algo semejante!... ¡Jamás las arriesgaría por nada del mundo!...  –Tanya tapa sus ojos llorando.
-No quiero que mueras mama… por favor… -Elena la vuelve a abrazar.
-Intentaré todo… veré otros donantes, si son compatibles… tengo una chance… -Tanya se separa y la mira a los ojos.
-¿Tienes alguno?... ¿Algún donante?... –Elena le seca las lágrimas.
-Ya le hicieron las pruebas a varios… pero dieron negativas… pero seguiremos intentando… -Tanya suspira.
-Si fuera… Natasha… ¿Seria seguro verdad?... –Elena cierra los ojos.
-Si… lo sería… -Tanya niega derramando un nuevo rio de lágrimas.
-Pídeselo… por favor mama… ¡Pídeselo!...
-No…
-¿Y si yo se lo digo?… será su decisión… -Elena seca sus propias lágrimas y la señala.
-Si se lo dices… lo único que ganarás, es que no te permita acercarte a mi… ¡Tú eliges!… -Tanya niega.
-Eres injusta… ¡No piensas en mi!...
-Piensa lo que quieras Tanya… -Elena se retira a su habitación, Tanya solo se quedó allí… se sentó en el sillón, pensando que hacer, paso media hora y Anna salió de la habitación… Tanya la miró.
-¿Cuándo se van?...
-Mañana… lo lamento Tanya… realmente… -Tanya la interrumpe.
-Me gustaría hablar con su medico… ¿Tienes su número?... –Anna la miró.
-Soy una de sus médicos… -Tanya frunce el ceño.
-Cierto…
-Entró con una descompensación y un fuerte dolor en la baja espalda… me llamó la guardia con urgencia, soy medica especialista en nefrología… -Tanya suspiró.
-Bien… ¿Qué es lo que tiene?... ¿Por qué tienen que trasplantarla?...
-Básicamente… sus riñones ya no funcionan… esta en la etapa… final…
-¿Pero por qué?...
-Es congénito…
-Pero… yo nunca supe que tuviera una enfermedad…
-Ella tampoco, fue progresiva… hicimos diálisis… pero ahora la única solución es el trasplante…
-¿Estaba delgada por eso verdad?... –Anna asienta.
-Su dieta es prácticamente muy baja en calorías, y apenas ingiere… hay que hacerlos funcionar lo menos indispensable…
-¿Cualquiera puede donarle los riñones?...
-Si… pero cuando es consanguíneo aumenta el doble la probabilidad de no rechazarlo…
-Por eso sería mejor que sea Natasha… ¿Verdad?...
-Exacto… eso sería lo ideal… pero ella no lo hará, no lo aceptará de Natasha… -Tanya la toma de las manos.
-Si tu me acompañas, podríamos hablar con Natasha… -Anna niega.
-No… Elena jamás firmará la aceptación, por lo tanto no podríamos hacer el trasplante… -Tanya la suelta.
-¡Tiene que haber otra manera!... –Anna trata de calmarla.
-Créeme que si la hubiera… ya hubiéramos probado…
-¿Y que haré?... ¿Aceptar que morirá?... ¿Así de simple?... –Anna le sonríe con tristeza.
-Acompáñala… ella te necesita… muchísimo Tanya…
-¿Pero sus padres?… No puede mantenerlos al margen…  
-Ella es adulta, no quiere estar cerca de ellos… dice que no quiere morir pensando que todos se lamentan por ella…
-¡Es egoísta!... –Tanya se gira enfierecida.
-Si no llega haber un donante… solo quiere morir en paz… -Tanya se gira y la mira a los ojos.
-Me iré a Alemania con ustedes… -Anna frunce el ceño.
-Tanya… por favor… tienes a tus hijos…
-No, no los… conozco… son pequeños… tendré tiempo de sobra… para ellos… -Anna la toma de los hombros.
-Lo lamento… -Anna se le llenan los ojos de lágrimas. –Yo también quiero que se quede con conmigo…
-¿La quieres?... –Anna no puede evitar que se le caigan lágrimas.
-Mucho… se que es poco tiempo… -Anna seca sus lágrimas.
-A veces todo es en poco tiempo…
-Es la persona con la mirada mas triste que vi en mi vida… -Tanya niega y larga un llanto profundo, cubriendo su rostro con sus manos… Anna la abraza. –¡Lo intentaré todo!… -La mira a los ojos. –Es una de las clínicas mas avanzadas en el mundo… es el mejor equipo… no lo digo por mí, lo digo por los demás profesionales…
-Gracias… Gracias… -Tanya la toma de las manos, Anna le sonríe.
-Ahora… me iré a ver con mi prima, vive a las afueras de Moscú… me quedaré en su departamento y mañana nos encontraremos en el aeropuerto… Elena quedó que me confirma el andén, porque nos vamos en un avión de su familia… no se como harás para que te deje subir… -Tanya sonríe.
-Soy la hija del Primer Ministro electo… -Tanya le guiña el ojo y Anna acompaña sus dichos con una media sonrisa. -Yo me encargo… iré con ustedes… descuéntalo… - Anna le sonríe ampliamente.
-Gracias… realmente le hará muy bien tú compañía, el proceso es duro y ella necesita mucho amor…  -Anna sale del departamento… Tanya no sabia que hacer, así que solo suspiró y se metió a su habitación… Elena había tomado una ducha, estaba frente al espejo… desnuda… se detallaba… y unas lágrimas salieron de sus ojos sin remedio… se colocó un bóxer, una remera y se acostó… trataba de despejarse, mirando cosas totalmente banales en su teléfono… videos musicales, entrevistas a famosos… de pronto le entra un mensaje, que la hace fruncir el ceño.
-Hola… ¿Puedes hablar?... –Elena suspira… no sabía si contestar o no, suspiró.
-Dime Yulia… -Pasa saliva al ver que automáticamente sale “escribiendo”… suspira al ver el mensaje.
-Se que tienes razones de sobras para no verme… pero quiero que hablemos… mañana o pasado… -Elena cierra los ojos, y le contesta.
-No podrá ser Yulia… mañana a primera hora me voy de Moscú… -Yulia mira su teléfono y frunce el ceño, apretando sus mandíbulas.
-¿Me mientes?... al menos dime algo creible o que simplemente no quieres verme… –Yulia negaba y Elena suspiraba.
-No… no te miento…
-Por favor Elena… en honor a lo que tuvimos… a lo que fuimos… -Elena aprieta sus mandíbulas y escribe con total bronca.
-No tuvimos nunca nada… ¡Nada!... –Yulia piensa rápido y empieza a suavizarse.
-No seas injusta Elena… quiero verte… diez minutos… nada más…
-¿Te van a alcanzar?… Tus reclamos nunca duran “Diez minutos”…  -Yulia sonríe, ya la tenía.
-Por su puesto… solo serán diez…  -Elena titubea, pero accede.
-¿Dónde?... -Yulia no puede evitar la sonrisa.
-¿En mi departamento?... –Elena suspira, pero era lo mejor… así podría irse cuando deseaba.
-En una hora… estaré allí… -Yulia sonríe ampliamente… En la otra habitación, Tanya intentaba recomponerse de todo lo ocurrido… le sonó un mensaje del celular, miró y era Natasha.
-¡Quiero que dejes de insistir con mis hijos!… -Tanya cierra los ojos y escribe.
-Está bien… -Natasha frunce el ceño.
-Veo que ya perdiste el interés por los niños… -Tanya pestañea lento.
-No, solo ya no quiero discutir contigo de lo que me corresponde…
-¿¡De lo que te corresponde!?...
-No quiero discutir Natasha… por favor… -Tanya estaba abatida y Natasha no bajaba la guardia.
-¿Dónde estas?... –Tanya frunce el ceño.
-¿Por qué?...
-Porque si, quiero saber… -Tanya abre los ojos sorprendida, pero aprieta sus mandíbulas.
-Eso no te importa…
-¿¡Como se llama?!... –Tanya respira hondo y revolea sus ojos.
-Natasha, no se de lo que hablas y a esta altura no me interesa… -Natasha sonríe con ironía.
-Por lo mal que coges, debe ser una mujer y muy frigida… -Solo ese mensaje entró, Tanya la había bloqueado y en un arranque Natasha estrelló su teléfono contra la pared.
-¡¡Te odio Tanya!!... –Mientras Natasha descargaba toda su furia… Tanya lloraba sintiéndose sin remedio alguno, por mas que lo intentara, Natasha la odiaba. Elena fue recibida por Yulia… semi desnuda… no fue algo inesperado, Elena sabia que eso mismo pasaría… ambas se comían la boca, como si en ese momento le hubieran anunciado el fin del mundo… para Elena lo era y Yulia no lo sabia, ni siquiera lo intuía… Yulia tomo la delantera en todo, beso cada rincón, del ahora, muy delgado cuerpo de Elena, que solo se dedicó a sentir, a disfrutar… sacaba fuerzas desde lo mas profundo de su ser… de su corazón… uno, dos, tres orgasmos, sus cuerpos enredados y sudados, esta vez Yulia estaba abajo, acomodando su respiración… y Elena la miraba a los ojos, estando aún dentro de ella.
-Siempre me han gustado tanto tus ojos Yulia… pero se que ya no será lo ultimo que vea en mi vida... –Elena intenta salirse, pero Yulia la detiene, enredando sus piernas en su baja espalda.
-¡No!... quiero que te quedes así… dentro de mi… -Elena le sonríe con tristeza.
-Te voy a amar siempre Yulia… -Yulia la toma del rostro a Elena.
-Yo también te amo Lena… siempre te voy a amar…  -Elena le da un beso posesivo, rayando con la brusquedad… se zafa y le habla al oído.
-Se que mientes… -Aprieta sus mandíbulas.
-¡No!… -Elena vuelve a besarla y la vuelve a soltar, mirándola a los ojos.
-Shhhh… -Elena le sonríe. –Igual siempre sueño que es verdad… -Yulia ya no discutió, no iba a perder su tiempo, comenzó a moverse bajo ella, y Elena perdió otra vez el acuse de la realidad, como cada vez que se enredaba con Yulia... lo hicieron otra y otra vez… de todas las maneras y posiciones posibles… porque Yulia seguía siendo la única, la única que la había explorado como mujer… y así sintió y disfrutó el que sabía, que sería el último orgasmo como mujer… y el último con Yulia, ambas cayeron exhaustas, ya era la madrugada y se desplomaron rendidas, pero dos horas después Elena despertó, se vistió tranquila, mientras deleitaba su vista con el cuerpo desnudo y boca debajo de Yulia… primero sonrió con tristeza y luego se tapó su rostro llorando como una niña… secó sus lágrimas y vio el maletín de Yulia, lo abrió encontrando un bolígrafo en especial, uno de oro que ella misma le regaló, no pensó que lo usara, porque se leía muy bien “Te amaré siempre… Elena”, tomo un papel y escribió exactamente lo mismo: “Te amaré siempre… nunca voy a amar a alguien como a ti… pero la vida nunca ha sido lo que he querido, me toca perder… pero se, que el último destello de mi vida, solo serás tú… Adiós mi amor… ELENA”… dejó el papel con el bolígrafo encima, donde se leía bien la inscripción del mismo… sonrió y suspiró… tomo su abrigo, se acercó a ella, le dio un pequeño y suave beso en los labios… cerró los ojos y se fue. El camino a su departamento, solo hizo lo que debió hacer, lo que sintió hacer… quitó el chip de su teléfono y lo arrojó por la ventanilla del coche… llegó y preparó toda su maleta, la de Anna estaba ya preparada y al pie de la cama para ser llevada, pero al salir del cuarto se topo en la sala con Tanya, Elena suspiró.
-¿Qué haces aquí Tanya?...
-Supongo que lo mismo que tú… me vuelvo a Alemania… contigo…
-¿¡Que!?... ¿¡Porque!?... –Elena estaba realmente enojada y Tanya le habló con toda tranquilidad.
-Porque ya no tengo ganas de estar aquí…
-¡¿Qué?!... ¡No puedes rendirte… son tus hijos!...
-No lo son… seamos sinceras… Todos se complotaron para que no lo sean, incluso yo… -Elena frunció el ceño.
-¿Que quieres decir?…
-Para ellos yo estoy muerta, y tu también contribuiste para ello madre… -Elena respiró hondo.
-Ya te lo dije… era mejor a decir que los abandonaste, porque no querías que nazcan… -Tanya asentó.
-Tienes razón… pero ahora, se me da la gana irme contigo… en un tiempo volveré, cuando Natasha se calme… -Elena niega apretando su mandíbula.
-Natasha nunca se calmará… y tú lo sabes…
-En algún momento madurara mama, yo se que lo hará… -Elena larga el aire de sus pulmones.
-Te vas por mi… lo se… ¡No quiero tu pena Tanya!…
-¡Ya cállate Elena!... ¡No me voy por pena, eres mi madre!... ¿Crees que puedo verle la cara a mis hijos, a tu hija y a tu “mujer” sabiendo lo que te sucede?... ¡Pues no!... es por eso que me voy contigo, tu vas a mejorar y yo volveré… -Elena sonríe.
-Yo no voy a mejorar… y tú lo sabes…
-Eso lo veremos…
-¿Anna te estuvo llenando la cabeza de estupideces?...
-¿Me crees idiota?... –Tanya la miraba realmente ofendida.
-No… -Elena suspiro. –Claro que no…
-Hay posibilidades… y no vamos a bajar los brazos… Anna se preocupa por ti, esta muy enamorada de ti… menos mal que no está aquí para verte llegar después de estar, seguramente, en la cama de Yulia… -Elena la mira. –Y no lo niegues… porque te conozco mama, y se lo débil que eres con Volkova… -Elena agacha la cabeza.
-Necesitaba a Yulia… una última vez… -Tanya se acerca.
-Mama… tienes… -Elena levanta la mano.
-Se terminó hoy… acabo de cancelar mi numero de teléfono… para todos… -Tanya respiro hondo.
-Ya no voy a opinar… no quiero discutir contigo… -Tanya entró a su habitación y preparó su maleta… cuando la lleva a la sala se oye el timbre al abrir se sorprende.
-¿Qué quieres Natasha?... –Natasha corre la mirada y ve la maleta.
-Ya veo… te largas… -Sonrie con ironía.
-Si… tengo cosas pendientes en Alemania…
-Ya me parecía que lo de tu interés por lo niños, eran puras mentiras… solo querías coger conmigo… -Natasha la miró sobrada, ya esperando una cachetada, pero ésta vez, Tanya, no cayo, y utilizó su ironía.
-No eres tan buena Natasha… de echo fui a la cárcel por acostarme contigo, y me metió en ella una mujer que jamás debí, ni dejar, ni engañar, porque ella si que sabia coger… ¡Ufff Dios!... –Natasha apretó las mandíbulas. –Algún día voy a volver Natasha… y cuando lo haga, me va a importar un carajo, que tu madre sea la “brillante abogada Yulia Volkova”… te voy a llevar a un estrado Natasha… y ahí probaremos quien es mas poderosa, si el apellido de mi padre o el de tu familia… -Elena estaba escuchando absolutamente todo, Natasha pasa saliva. –Hazme el favor… -Tanya abre mas la puerta. –Vete… ¡No tengo la menor ganas de respirar tu maldito aire!… -Natasha niega y queda fuera, Tanya aún sostenía la puerta.
-Te odio Tanya… -Tanya le sonríe y se acerca a ella, quedando a escasos centímetros.
-Ya lo se… -Tanya se aleja y le cierra la puerta en la cara… se apoya en ella y cierra los ojos, Natasha se aleja del lugar totalmente contrariada… Elena sale y se pone frente a su hija… Tanya abre los ojos… -Ni me digas nada… por favor…  -Tanya se retira a su dormitorio, para terminar de arreglar sus cosas, Elena solo suspira… a los 5 minutos ya Tanya estaba preparada… Elena la toma de los hombros.
-No quiero que vengas... tienes que luchar por los niños…
-¿No te bastó lo que escuchaste?... Lo haré, pero no ahora… solo quiero estar contigo… no voy a dejarte sola… -A Elena le tiembla el mentón y abraza a Tanya.
-¡Lo siento Tanya!... ¡Siento tanto que hayas conocido a Natasha!... ¡Fue mi culpa!... –Tanya la mira a los ojos.
-No, mama… ella estaba en mi destino, así de simple… como en el tuyo siempre esta Volkova… son nuestros karmas… tengo dos hijos hermosos, y eso es por Natasha… y voy a luchar por ellos… aunque sea lo ultimo que haga…  -Elena la abraza, toman sus cosas y se retiran… ambas en silencio llegaron al aeropuerto, ya allí estaba Anna… que saludo efusivamente a Elena… las tres subieron al avión privado de Elena… ya pasada casi una hora, Elena se durmió… Anna estaba tomando un trago cerca de la cabina, Tanya se acerca a ella.
-¿Quedará internada?... Digo, apenas lleguemos…
-No por ahora… ella esta bastante bien… será ambulatorio y mientras tanto, espero encontrar donante…
-¿Es difícil verdad?... –Anna asentó.
-Si… no te mentiré…
-Hoy tuve ganas de decírselo a Natasha… estuvo en el departamento…
-No ganarías nada, ya te lo he dicho… sería peor porque discutiría con todos…
-Lo se… mi mama es muy particular… -Anna sonríe.
-Por cierto… no sabía que tenías primos aquí… ¿Qué apellido tienen?... –Anna suspira.
-No tengo primos aquí… -Tanya frunce el ceño.
-¿Entonces?… -Tanya frunció el ceño.
-Me inventé un prima segunda… -Tanya estaba mas contrariada. -No es lo que piensas… solo me quede en un hotel… sola… -Tanya la mira descreída.
-¿Por qué harías algo así?...
-No quiero ser quien impida que Elena este con… -Anna respira hondo. -Volkova… -Tanya traga duro.
-La debes de querer demasiado, para que no te importe que este con Yulia…
-Ella la ama… no puedo forzar que me ame a mi… -Tanya niega.
-Si… ¿Pero compartirla?... ¡Que locura!...
-Hice lo que pude… pensé que hoy no vendría, realmente lo pensé… no se, supuse que me dejaría y les diría la verdad… -Suspiró. –Evidentemente me equivoque… supongo que solo tuvo cama con ella y siguió con su pensamiento de nada decirles…
-De verdad, admiro tu fortaleza… -Anna hace un gesto con los hombros.
-La amo…
-Me alegro de que te tenga… se que pasará esto… encontraremos donante… -Anna le sonríe, y vuelve al lado de Elena… por su parte Yulia se hallaba inquieta, ya que el teléfono de Elena le daba apagado, entra Natasha, la nota insistente con su teléfono, entorna los ojos , ya que se imaginaba lo que sucedía.
-Hola mama… -Yulia la mira y sonríe cuasi forzada, Natasha resopla.
-Si quieres contactar a mi progenitora… no gastes tu tiempo, se volvió a Alemania… -Yulia frunce el ceño.
-¿Sola?...
-Con su mujer y su “hija”… que no somos ni tu ni yo… obvio… -Yulia se enfurece, perdiendo los estribos.
-¡Yo sigo siendo su mujer y tu su única hija!... –Natasha toma su cabeza en señal de hastío.
-¡No mama!... tu eres su esposa, solo porque te niegas a inscribir el divorcio… y yo no soy su hija, no la que ella eligió, la que ella crió… nunca seré Tanya… -Yulia frota su frente.
-Déjame sola Natasha… -Natasha suspira y Yulia le señala la puerta. -¡Vete!...
-Esta bien… pero piénsalo mama, inscribe el divorcio... deja de dar pena, Elena no volverá… -Yulia cayo en su sillón, Natasha salió del estudio de su madre… iba manejando hasta un lugar seguro, un lugar para poder olvidar. La llegada a Alemania fue tranquila, las tres mujeres se instalaron en la mansión Katin, era parte del arreglo que hizo con su padre y el cual nunca le refutó.
-¿Qué habitación tomaré?... –Elena mira al servicio.
-La de la señorita Natasha, esta preparada, pero podemos preparar otra, en media hora… -Elena la mira, Tanya suspira.
-Tomaré esa… -Tanya sube la escalera pesándole las piernas… al llegar a la puerta, respira profundo, entra cerrando la puerta, deja la maleta… mira alrededor… y en un buró alejado en una punta, había un porta retratos… Tanya se acercó, esperando lo que era obvio... una fotografía de Natasha con una niña pelirroja y un sonriente niño castaño… a Tanya le tembló el mentón al verlos, sus ojos se llenaron de lágrimas, tomando el portarretratos con ambas manos, observando con detenimiento cada detalle de los niños… cerro los ojos y apretó, el portarretratos, contra su pecho... suspiró profundo y lo llevó a la mesa de noche, dejándolo allí y por cada movimiento que hacía, lo observaba… al acomodar toda su ropa, ya había mirado la fotografía una cien veces… suspiro y solo se recostó… giro en la cama, una y mil veces… prendía y apagaba el velador, solo mirando la fotografía cada vez que la luz se encendía… y la realidad estaba miles de kilómetros, allí estaban ellos, los protagonistas de la fotografía, una la odiaba, los otros ni sabían de su existencia, Tanya volvió a tomar el portarretratos y lo apretó sobre su pecho, quedando profundamente dormida.
-Mama… -Natasha levanta la mirada, los niños estaban frente a ella.
-Diganme…
-Queremos saber porque el teléfono de la abu Lena no esta disponible… -Natasha frunce el ceño y toma su celular, entra al Whatsapp observando que la fotografía de Elena ya no estaba… le manda un mensaje y solo queda en un tilde… le marca directo, y como los niños advirtieron, aparece una computadora diciendo que el abonado ya no estaba en servicio, suspira profundo, recordando que en la mañana, su madre estaba insistente marcando el celular, era obvio porque.
-La abu… se fue a Alemania, debe de haber perdido el teléfono… seguramente… -Natasha pasa saliva y los niños se miran entre si.
-¿Tu no tienes el nuevo teléfono de la abu Lena?... –Natasha vuelve a suspirar.
-No, no lo tengo… -Los niños volvieron a mirarse y se acercaron a Natasha.
-Nosotros descubrimos que la abu Lena, tiene Facebook… -Natasha frunce el ceño.
-Bueno, pensándolo bien… casi todo el planeta lo tiene…
-Si, pero ella nunca lo dijo… tiene muchas fotos… con una mujer… -Natasha pasa saliva.
-Esperen… ¿Y eso que tiene que ver?... saben muy bien que sus abuelas estuvieron separadas muchos años… estuvieron juntas y ahora volvieron a separarse… -El niño hizo un gesto de lado, típico de hastío, igual al que hacía Natasha cuando estaba en desacuerdo, y de echo lo hacía bastante a menudo.
-¡¿Por qué nos sigues mintiendo?!...
-¡A mi me bajas el tono Andrey!... –Andrey, totalmente enojado, se acerca a Natasha y le muestra su teléfono.
-¿¡Ella es nuestra mama!?... –A Natashase le corta la respiración  y decide mentir.
-No, claro que no… ya saben que su madre murió el día que los dio a luz… -Natasha pasa saliva y respira profundo, viendo la foto que Andrey seguía mostrando. -Ella es la hija adoptiva de Elena… -Los niños suspiran con cierto alivio, Natasha lo nota, pero solo se calla.
-Mientes muy bien mama, pero yo me parezco a ella… y a ella es la que vi en el baño, aquella vez en el restaurant, yo estaba con la abuela Alexandra, el día que te molestó tanto que saliste disparada de la silla y los abuelos no nos dejaron mirar…  en casi todo mientes bien mama… -Natasha tapa su rostro… ya estaba cansada.
-¡Eres pelirroja igual a tu abuela Lena!...
-¡No le grites a mi hermana!...
-Tu hermana es mi hija… ¡Y aquí yo soy su madre y grito todo lo que quiero!... –El niño la enfrentaba y la niña era mas conciliadora, poniéndose entre medio de ambos.
-Solo queremos saber la verdad mama… -Andrey y Natasha , ambos con el ceño fruncido.
-Esta bien… ¡¿Quieren saber la verdad?!... ¿Mmmm?... ¡Pues ahí les va!... –Los niños asentaron. -Hace ocho años, tuve relaciones con la hija adoptiva de su abuela Lena, Tanya… así se llama… ella quedó embarazada, obviamente no quería tenerlos, yo si… la obligamos a no abortar y aquí están… ¡Son ustedes!...
-¡Natasha!... –Yulia entró a la biblioteca, corrió hacia los niños  y los abrazó… tenían los ojos llenos de lágrimas, Natasha solo se dignó a irse, los niños rompieron en llanto, Yulia estaba realmente consternada. –Shhh tranquilos hermosos… vengan con la abuela... –Andrey la miró a los ojos.
-¿Es verdad lo que dijo mama?... ¡No nos mientas tú también abu!... –Yulia los tenia abrazados.
-Es verdad… -Los niños se separaron de ella y miraron a Yulia.
-¿Por qué no nos quería?...
-Bety…
-¡Ya dinos todo abuela… no seas como todos los demás!… -El niño sabía manipular muy bien a Yulia.
-Lena y yo estuvimos separadas muchos años… eso ya lo saben… -Yulia le secaba las lágrimas a Bety, Andrey estaba serio, escuchando… evaluando.
-¿Por qué abu?... –Natasha vuelve a entrar, como alma que se la llevaba el diablo.
-¡Porque al igual que la prostituta que los parió a ustedes, Elena no me quería a mi!... –Yulia se puso de pie de inmediato, tomó a Natasha del brazo y la saco de allí, casi a la rastra.
-¡Lárgate Natasha… y no vuelvas!... –Sin que nada pueda hacer, Yulia cerró la puerta en la cara de Natasha y colocó llave… los niños estaban abrazados, Bety volvió a llorar… Yulia corrió a ellos volviéndolos a abrazar. –Shhhh tranquilos… mama esta nerviosa… no calcula lo que esta diciendo… es muy difícil…
-¡¿Porque dice esas cosas feas?!... –Yulia apoya su mano izquierda en la mejilla del niño y su mano derecha en la mejilla de la niña.
-Ella… -Yulia suspira. –No se si hago bien en decirles esto… pero su madre… aunque lo niegue… creo que siempre estuvo enamorada de… -Yulia se frenó.
-Dijo que se llamaba Tanya… ¿Se llama así verdad?...
-Si… así se llama… Tanya… -Yulia pasa saliva. -Natasha nunca le perdonó el abandono, pero ella, Tanya…  volvió y quiere conocerlos…
-¿Mama no quiere que ella nos conozca?... –Bety preguntaba triste.
-No, bueno… es difícil para su madre… -Andrey seguía contrariado.
-¿Pero… por qué?...  –Yulia respira hondo.
-Ya les dije, no le perdona el abandono… lo que mama les dijo, es ciertamente verdad… ella no quería que ustedes nacieran, yo hice un artilugio legal y frené el aborto… Tanya nos firmó un papel y… en él, renunciaba a la totalidad de la patria potestad, otorgándosela por completo a Natasha… -Andrey frunce mas el ceño.
-¿Por qué no nos quería?... –Bety lo pregunta con toda suavidad y Yulia, en cierta manera, se apiada de ellos.
-Porque… bueno… ella estaba en la… cárcel… -Los niños se miraron.
-¿Es una delincuente?... –Yulia negó.
-Por supuesto que no, ella solo… bueno… alguien que la odiaba, no se si entenderán esto… -Andrey se cruza de brazos, mirando a Yulia. –Está bien… se que entienden… la denunció por corrupción de menores… le sacaron fotos besando a… su mama, Tanya tiene cinco años más que Natasha que para ese entonces era menor de edad… -Bety hacía casi todas las preguntas.
-¿Cuánto tiempo estuvo presa?...
-Un año… -Los niños se miraron… -Esta vez Andrey preguntó.
-¿Y Solo se preocupó por nosotros recién ahora?...
-No voy a defender a Tanya… pero creo que ella no puede aceptar que… ¡No puedo hablar esto con ustedes!… son muy pequeños… -Bety hace una mueca que extraña a Yulia y Andrey vuelve a hablar.
-Vimos su Facebook, el de Tanya… ella es lesbiana… -Yulia suspira.
-Serán muy buenos detectives… -Yulia trataba de descomprimir, pero no lo lograba, así que siguió hablando. -Tal vez ella no estaba preparada para aceptar la condición sexual de su madre… y eso la pudo haber mantenido alejada… algún día se lo preguntarán a ella... yo tampoco estoy segura del motivo…  –Los niños se volvieron a mirar.
-Igual… queremos conocerla…
-Yo no puedo decidir eso, Tanya le cedió a Natasha la potestad absoluta sobre ustedes… deberán de hablar con su mama… -Andrey frunció el ceño.
-¡Ella nos maltrató!... –Yulia ahora tomó del rostro a Andrey.
-Teme perderlos… el mismo temor que tenía yo, cuando Elena estaba cerca Natasha…
-Solo queremos conocerla… tenemos dos mamas… tenemos curiosidad…
-Es bueno ser curiosos… pero deben perdonar a su mama, ella… solo esta llena de miedos… ella los quería en su vida y también a Tanya… se encontró con dieciséis años y madre de dos niños… nos tenía a todos nosotros… pero se que en el fondo ella la quería a Tanya…
-Por eso mama no tiene novia… -Andrey niega.
-Supongo que si… se que ella esconde lo que siente por Tanya…
-Gracias abu…
-¡Gracias!... –Ambos niños abrazaron fuerte a Yulia.
-Son mis nietos hermosos… y los amo…
-Convence a mama abuela… por favor…
-Llévanos a conocerla abu… -Yulia suspiró.
-Hablaré con ella… se los prometo… -Los tres salieron de la biblioteca, una de las niñeras vino por ellos para sus clases de piano, Yulia solo subió la escalera y sin tocar entró a la habitación de Natasha.
-¡Porque entras sin tocar!... ¡Podría haber estado desnuda!...
-¿Y eso que?... eres mi hija Natasha… -Natasha rueda los ojos.
-¡¿Qué quieres?!...
-Te comportas como una bestia con tus hijos…
-¡Lárgate madre!...
-¡Basta Natasha!... ¡Admítelo!... –Natasha frunce el ceño.
-¿Qué tengo que admitir?...
-Que siempre estuviste enamorada de Tanya y por eso estás tan irritada con ella…
-¿¡De donde sacas esa estupidez?!... –Yulia suspira.
-De la realidad… de una realidad que no quieres admitir Natasha… -Natasha niega.
-Solo no quiero que mis hijos vean a esa mujer…
-De la misma manera que yo no quería que veas a Elena, ya lo hemos hablado a esto…
-No voy a admitir nada… -Natasha la desafía con la mirada.
-Ellos quieren conocerla… tarde o temprano lo harán… -Natasha sonríe.
-Que esperen a los dieciocho entonces… -Yulia niega.
-Serás tú las que pague las consecuencias de todos tus actos Natasha… y con tus hijos, como tú me lo haces pagar a mi… ¡Siempre!... -Natasha la mira contrariada.
-¿Por qué no vas a ocuparte de tus cosas madre?... ¿Mmmm?... y deja de llamar a Elena, canceló su línea, no quiere vernos mas, ni ella… ni su “adorada” hija… -Yulia suspira y solo se retira de la habitación, los niños la estaban esperando al pie.
-Disculpe señora Volkova, los niños querían esperarla aquí, no quisieron estudiar piano… -Yulia respira hondo.
-Queremos saber que dijo mama…
-Lo lamento niños… -Los niños se entristecieron, Yulia se apenó. –En unos días volveré a insistir… -Los niños le sonrieron con tristeza, pero pasaron los días, nada cambiaba y los niños, ya totalmente contrariados, no querían estar cerca de Natasha y ella tampoco quería estar cerca de ellos.
-¿¡Donde demonios estás Natasha!?... –Natasha levanta la cabeza y toma su reloj de una mesa de noche.
-¿Cambiaste de teléfono papa?...
-¡Mueve tu culo… te espero en tu casa!... –Dimitry tranco y Natasha suspiro, se sentó en la cama, miro a un costado y dos mujeres desnudas estaban boca abajo en una gran cama… Natasha se pone de pie y se viste… saca un puñado de dinero y lo deja sobre el pie de la cama... sale del hotel y toma su auto conduciendo por la ciudad, llegando a su casa… era domingo y todo parecía desértico, ella le daba ese día al servicio, solo quedaban una de guardia por si acaso… al ver los autos de sus padres giró sus ojos… dejo el suyo y entró a la casa.
-¿Supongo que no están durmiendo juntos de nuevo no?... –Dimitry se puso de pie.
-¡Cierra la maldita boca y siéntate!... –Natasha frunció el ceño y se sentó.
-Solo lo hago, porque te tengo un mínimo respeto padre… -Yulia solo observaba.
-¿Te crees muy viva no?… ¡Te crees súper!... a tus hijos los abandonas una semana completa, para estar teniendo sexo con varias mujeres a la vez, en hoteles medio pelo… ¿No?... –Natasha frunce el ceño.
-Yo no estoy casada… ¡Puedo hacer lo que se me da la gana, con cuantas mujeres quiera!... –Yulia se pone de pie.
-Me hiciste pelear judicialmente por tus hijos, hiciste que Elena abandonara a Tanya… ¿Para que?... ¿Dime?... ¿Para dejarlos abandonados al cuidado de niñeras durante una semana completa?...
-Son buenas niñeras… -Natasha miraba el piso.
-¡Son tus hijos!... –Natasha levanta la mirada.
-Tienen razón… son mis hijos… -Se pone de pie. -¡Y esta es mi maldita casa!... ¡Lárguense los dos!... –Dimitry y Yulia se ponen de pie, se encaminan a la puerta… pero Dimitry se vuelve hasta quedar cara a cara con Natasha.
-¡Te crees una toda poderosa solo porque eres una Katin!...
-¡Lo soy… pura sepa… supéralo… “Padre”!... –Dimitry sonrió, había conseguido lo que buscaba.
-Claro que lo eres… eres igual a todo lo que odias de Elena… lo mismo… tal cual, dos gotas de agua… -Natasha frunció el ceño.
-No soy… igual a Elena… -Dimitry solo la miró negando.
-Si no fueras como ella, pensarías en tus hijos, te importaría que hace mas de una semana que no los ves y ni siquiera llamabas a sus niñeras… nada de nada… -Natasha se muestra confundida y avergonzada.
-Ellos… ellos están bien… estabas tú… mama… -Yulia no pudo contenerse.
-¡Ellos no estaban bien… son niños y necesitan a su madre no a su abuela!... –A Natasha le tiembla el mentón… y mira a Yulia.
-Llévalos… cuando quieras, llévalos  a ver a… a Tanya… -Dimitry mira a Yulia que suspira.
-¡No!... ya fui madre Natasha, y ya cometí demasiados errores como tal… -Natasha niega y Dimitry interviene.
-Tu madre tiene razón… la que debe enfrentar la realidad eres tú… tú debes llevar a tu hijos… -Natasha solo subió la escalera… Yulia y Dimitry salieron de la casa… llego a su habitación y se arrojó a la cama, no pudo dejar de llorar por varias horas... se puso de pie, fue a la habitación de sus hijos viéndolos dormir… no quería pensar, necesitaba no quería hacerlo.

Tres Meses después…

-¿Van a seguir sin hablarme?... –Andrey tomo de la mano a Bety e intentaron salir… pero Natasha se puso delante de ellos. –Les estoy hablando, no sean maleducados... –Andrey ve a Bety.
-¿Me esperas fuera?… -Bety suspira y sale de la biblioteca… Natasha frunce el ceño.
-¿Por qué sacaste a tu hermana?...
-Ella es sensible… no quiero que llore… y tu la haces llorar… -Natasha suspira.
-Eres apenas un niño… Tu no me mandas a mi Andrey, yo soy tu madre y son mis reglas… ¡¿Estamos claros?!...
-¡No!... –Natasha frunce el seño. -¡A ti no te importamos, nos abandonaste una semana… para estar con muchas mujeres!... –Natasha se asombra.
-¿¡Quien te dijo esa estupidez!?...
-¡Nadie!... lo escuchamos hablar de la gente del servicio… -Natasha respiraba agitada.
-Eso… no es verdad Andrey…
-Yo se que si… -Andrey le temblaba el mentón.
-Eres un niño, no puedes saber eso…
-Soy niño… y genio… gracias a ti… ¿Recuerdas?... –Natasha cierra los ojos.
-¿Qué quieres Andrey?...
-Ya sabes… Conocer nuestra otra mama… -Natasha se desploma en un sillón.
-No he sido mala madre para que me hagan esto… -A Natasha se le llenaron los ojos de lágrimas.
-No… sacando este ultimo tiempo que no te importamos nada… -Natasha no puede evitar llorar.
-Necesitaba… estar sola…
-¿Sola?... Yo no entiendo… porque necesitas a las mujeres…
-Eso es porque tu genialidad, es para las matemáticas y todo tipo de estudio… de resto Andrey, eres un niño…
-Queremos conocer a Tanya… -Natasha se tapa el rostro, se apoya contra el respaldar y vuelve a mirarlo.
-Esta bien… el fin de semana nos iremos a Alemania… -Andrey sonríe y sale corriendo de la biblioteca… abraza a su hermana y salen al jardín, Natasha los mira por la ventana, como corrían felices y solo cerró los ojos… para ella no era alegría ir a ver a Tanya… pero lo haría por ellos.
-¿Así que te iras mañana?...
-Si mama… -Natasha no levantaba la mirada seguía firmando unos reportes, Yulia suspira.
-Iré contigo… -Natasha levanta la mirada, y se cruza de brazos.
-Se que no has inscripto el divorcio aún… vas por Elena… ¿verdad?...
-Si, voy por ella… espero que aún pueda caer en mis encantos… -Natasha frunce el ceño.
-¿Me dices en la cara que pretendes ser su amante?... –Yulia suelta el aire de sus pulmones.
-Haré todo lo necesario… pienso no volver a Moscú si es lo que ella quiere… -Natasha niega.
-Elena te rechazará mama… es… rencorosa…
-Eso lo veremos… -Yulia se quedó en la mansión a dormir, ya que saldrían a la mañana siguiente… habló mucho con sus nietos, que estaban excitados e ilusionados… la noche para Natasha no fue fácil, saber que debería de enfrentarse, no solo a su madre Elena, sino a Tanya, no la dejaba descansar tranquila, la sorprendió la mañana desvelada, apenas se colocó una bata y bajó a desayunar… al llegar al comedor ya el servicio le preparó su desayuno, y como era de su costumbre prendió la TV en el canal estatal de noticias, mientras leía el diario.
-Desayunar con noticias no es placentero Natasha… -Natasha mira a su madre que entra con sus hijos de las manos.
-Buen día madre… niños… -Los niños fueron a saludarla con un beso, Natasha suspiró, hacía mucho tiempo que no lo hacían, era evidente la intervención de su madre… el servicio les sirvió a todos… Yulia miraba la TV desaprobando.
-Los mismos hábitos de Elena… -Natasha la miró sonriendo, con su taza de café en la mano.
-El café, la TV y el diario en el desayuno, los “malos” hábitos según tu… -Yulia sonrió negando.
-“Interrumpimos, esta noticia por una información importante –Natasha y Yulia miraron la TV a la misma vez. -Aunque aún no ha sido confirmado por el Kremlin, el ex ministro de economía y Primer ministro electo Mijail Karpov,  ha viajado con urgencia a Alemania… la información que nos ha llegado, es que su única hija… Tanya Karpova… lamentablemente ha fallecido”… –Yulia se puso de pie, los niños la miraron... a Natasha se le cayó la taza al piso… todos la miraron, cerró despacio los ojos precipitándose al suelo… los niños lloraban… Yulia la socorrió… se arrodillo al piso y levantó su cabeza colocándola en sus piernas… los niños se acercaron.
-Natasha… -Yulia mira al servicio. –¡Traigan algo fuerte urgente!... –Yulia le daba pequeños golpes al rostro. –Natasha… hijita… -Natasha abre los ojos… y un grito profundo salió de su garganta… los niños solo lloraban y tapaban sus oídos… Yulia la sostuvo… es lo único que podía hacer… mientras Natasha se aferraba a su cuerpo… el dolor de su hija, su grito interminable, solo le corroboraba una sola y triste cosa: Natasha amaba a Tanya y con toda el Alma… Yulia cerró los ojos y las lágrimas bañaron su rostro, por su hija y por saber el dolor que debe estar pasando Elena, ¡Si Elena!… siempre Elena, aunque tarde sea... el sabor salado de sus lágrimas, el dolor en todo su cuerpo, a sabiendas que esto era el final de absolutamente todo, nada podría hacer, absolutamente nada… no había artilugios jurídicos, contratos, ni convenios posibles… la vida es un sinfín de elecciones y Yulia aceptaba que la suya fue equívoca desde el principio y hasta ahora es que entendía la realidad, su hija sufría por amor… al igual que ella, aunque lo intentara ocultar, siempre amó a Elena… sabia que la racionalidad solo la protegía de si misma, de ese amor irracional… ¿Y ahora?... la nada misma, el vacío de saber, que esta tragedia tenía una doble perdida, la del amor de su hija Tanya y la alejaría de Elena… para siempre.

FIN
avatar
JuanaLaLoca

Mensajes : 127
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 28
Localización : Argentina

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por chely07 el Jue Jul 12, 2018 8:29 pm

Hey Juanita, espera un momento, tengo que asimilarlo, esto no puede quedar así, tiene que tener un epílogo, my god mujer me va a dar algo con este final.

chely07

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 27/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por Kamila el Jue Jul 12, 2018 9:11 pm

Noooo que fue eso, fijo habrá un epílogo, no puede quedar así...
avatar
Kamila

Mensajes : 83
Fecha de inscripción : 01/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por candyelizabeth el Jue Jul 12, 2018 11:19 pm

Juanita ese no puede ser el final tu siempre tienes epilogo por favor si hay epilogo ese final nooooo
avatar
candyelizabeth

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 20/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por Kano chan el Vie Jul 13, 2018 2:39 pm

Pues necesito epílogo porque así no puede terminar!!
Como lectora me gustaría que terminaran juntas pero la verdad es que es una relación tan tóxica que no se.
Por suerte la muerte aún no está confirmada así que aún hay esperanzas haha
Saludos !!!
avatar
Kano chan

Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 08/05/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por Edirbr el Vie Jul 13, 2018 6:54 pm

Oh Juanita de mi corazón, que regreso el capítulo súper intenso pero también exijo epílogo por favor saludos!

Edirbr

Mensajes : 76
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por andyvolkatin el Vie Jul 13, 2018 7:24 pm

Hola Very Happy
que buen capitulo
" me gustan los sueños no las pesadillas"
nesecitamos un epilogo un final real
me gustan los finales felices eso los sabes
espero la sigas pronto
espero con emocion tu proxima historia
te extrañaba que bueno que volviste
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por White and black el Sáb Ago 04, 2018 2:23 am

Porfaaaaa actualiza pronto, necesitanos el epílogo. Y por sierto los personajes de tus historias siempre me encantan. ☺️☺️☺️☺️

White and black

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 26/06/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por andyvolkatin el Vie Ago 24, 2018 10:11 pm

Hola Very Happy
nesecitamos un epilogo un final bonito completo
espero la sigas pronto espero con emocion
tu proxima historia study
avatar
andyvolkatin

Mensajes : 536
Fecha de inscripción : 27/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

FELICITACIONES Y NO DEMORES POR FA

Mensaje por Bet bet el Mar Sep 18, 2018 11:30 am

Hola, deseo externarte mis felicitaciones, tienes una forma histriónica de relatar y única, llevas al limite las dualidades en los sentimientos y emociones, eres capaz de remover tan artisticamente lo mas profundo de los egos y pasiones propias del ser, conmueves, emocionas, enloqueces e interpretas la melancolía y soledad tan magistralmente que llega a las más internas fibras de tus lectores, se ve que eres una persona con amplia visión y perspectiva, por lo que platicas viajas y eso te determina a ser detallista en tus descripciones, he leido varias historias de tu autoría, la verdad me haz hecho tener varias noches en vela porque leerte es adictivo y aparte, me apersono de esa tristeza y taciturnidad de tus personajes, la verdad provocas en determinados momentos una revolución interna en mí. Un recocimiento al responder de forma calurosa los comentarios de tus seguidores, espero en verdad exista un epílogo en el "Convenio", y lo esperamos con ansía y sobre todo que no tarde tanto en llegar, y no sea tan amargo para los personajes porque en serio que en este fic estuvo muy trágico, hasta ahora me pude tomar el atrevimiento comentarte, saludos y calurosos abrazos, y gracias nuevamente por ser vigente y regalarnos tu tiempo y relatos.

Bet bet

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 09/05/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por Eac el Vie Nov 02, 2018 11:32 am

Hola Juana. Una sola frase: Epilogo

Eac

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 25/05/2015
Edad : 40

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL CONVENIO /// JuanaLaLoca

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 9 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9

Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.