PALABRA DE HONOR -ADAPTACIÓN

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: PALABRA DE HONOR -ADAPTACIÓN

Mensaje por VIVALENZ28 el Miér Ene 11, 2017 10:21 pm

Capítulo Veintitrés


En el lapso de un latido de corazón, Lena se mantuvo firme a pesar del sonido del disparo alrededor de su cabeza, orando por una fracción de segundo del cuerpo de Matheson sin protección, justo en su mira. Pero el hijo de puta era inteligente y sostuvo a Yulia tan cerca que sólo una o dos pulgadas de su cabeza y torso eran visibles. Era una buena oportunidad, pero no lo suficiente como para arriesgar la vida de Yulia. Lena se mantuvo durante otro instante, pidiéndole al universo para que doblara su fuerza de voluntad, pero no cedería. Se derrumbó en el suelo primero sobre su pecho, apenas registrando el dolor lacerante a través de sus costillas magulladas. Cuando se hizo el silencio, se puso de rodillas, respirando con dificultad y dirigió su arma hacia la puerta cerrada de la cabaña.
Quería asaltar la cabaña, quería estar en esa habitación con sus manos alrededor del cuello de Matheson. Quería gritar que si la dañaba, que si tan solo la tocaba de nuevo,arrancaría su corazón aun latiendo de su pecho con las manos desnudas.

"Comandante” Hara llamó desde algún lugar detrás de Lena "Comandante, cúbrase por el amor de Dios”

Lena se puso de pie, con la mirada clavada en la cabaña y poco a poco se alejó.
Poniéndose a cubierto ¿Qué clase de cobertura tenía Yulia dentro de esa cabaña con un loco? Cuando Lena llegó al sendero frente a la cabaña y no vio actividad desde el interior,enfundó su arma y buscó a su gente que habían tomado posiciones en los árboles
alrededor del claro. Hara y Wozinski estaban acompañados por los otros miembros del equipo de seguridad de Yulia junto con Steph y el resto del equipo de Tanner. En total, una docena de profesionales formidables. Alguien, probablemente Hara, les había desplegado para cubrir la cabaña en caso de que Matheson tratara de escapar, con o sin los rehenes.
Lena necesitaba formular un contraataque. Matheson iba a actuar con rapidez y él tenía la ventaja, siempre y cuando Yulia estuviese viva. Que tenía la intención de matarla era un hecho. En algún momento, Yulia ya no tendría valor como moneda de negociación y a continuación, Matheson la ejecutaría. Lena tenía sólo una opción matarlo antes de que él tuviese esa oportunidad.

"Steph…” dijo Lena "…pon a tu mejor francotirador en esa puerta. Pon otro en la parte posterior. Quiero que sólo tú, Hara y yo tengamos un canal abierto con ellos. Yó doy la orden”
"Sí, señora”
"Asegúrense de que tengamos un perímetro cerrado en la cabaña. Después evacúen las otras cabañas, manténganlos a todos en la casa de campo y después a alguien en todas las entradas. Nadie se va sin que yo lo diga”
"Estoy en ello” Steph habló por un micrófono de garganta mientras corría hacia la cabaña más cercana.
"Hara”
"¿Comandante?”
"Necesito la vigilancia aérea. Ten a Wozinski en contacto con el equipo de avanzada del presidente en la ciudad y diles que cancelen la conferencia de prensa, porque necesitamos tiempo adicional para asegurar el camino hasta aquí. No informen de la situación aquí. Luego, pon a Greg y a uno de los tiradores de largo alcance de Steph en el aire en nuestro pájaro”
"Sí, señora” Hara comenzó a alejarse.
"Hara” dijo Lena.
Hara miró hacia atrás "¿Señora?”
"Si caigo, tienes el mando” Lena miró hacia la cabaña “Él va a tratar de moverla. Pronto. Él va a salir y ella es su boleto a la libertad. No dejes que la ponga en un vehículo. Dale al francotirador luz verde para disparar a voluntad”
"Entendido” la voz de Hara estaba ronca por la tensión.

Hara desapareció y Lena hizo seña a uno de los hombres de Steph para que ocupara el puesto que había dejado vacante Hara. Luego se fue en busca de Mac Phillips. Lo encontró agachado detrás de una roca, con un rifle de asalto apuntando a la cabaña.

"Stark cayó”
"¿Sabe si…?”
"Estado desconocido” Lena apretó los puños "Dana Barnett está allí también. Eso es todo lo que sabemos”
"Jesús”
"¿Tienes gente en la parte de atrás?”
"Dos equipos”
"Bien ¿Quién estaba en la puerta de atrás?”
"Julio” Mac negó con la cabeza sin dejar de mirar a la cabaña "Hay un cuerpo en el porche.Debe ser él. De ninguna manera Matheson podría haber pasado más allá de él a menos que lo eliminara”
"Estoy de acuerdo” la cabeza de Lena zumbaba, sus instintos estaban en guerra.

Su corazón y una buena parte de su mente gritaban para que sacara a Yulia ahora, para alejar a Yulia de él, para asegurar a Yulia. Pero su entrenamiento exigía que estuviese tranquila y sin apasionamientos sobre la situación, aplicar el plan de contingencia y en última instancia, ejecutar un contraataque. El Servicio Secreto no reaccionaba, actuaba. No podía permitir que Matheson dictara las jugadas. Ella lo sabía. Pero quería estar dentro de la cabaña con Yulia, más de lo que nunca hubiese deseado algo en su vida y no le importaba si moría tratando. No de la forma que tenía que estar pensando. Cerró los ojos y dirigió cada poco de fuerza de voluntad que poseía, en la restauración de sus escudos profesionales. Ella haría esto por el libro, hasta que no tuviese otra opción.

"¿Cree que está solo?” preguntó Mac.
"Eso parece. Hasta ahora” los nervios de Lena se afianzaban mientras se centraba en el problema "Ningún fuego de cobertura mientras cualquiera de nosotros toma posición y este tipo de sujetos no pasan un blanco fácil. Además, creo que la única forma en que podría haber llegado tan cerca sin ser detectado era venir solo o con uno o dos más”
"Plan audaz, pero tiene sentido”
"El pistolero solitario” dijo Lena con amargura "Lo más difícil de defender. Cristo, podría haber esquiado a menos de cien metros de aquí desde casi cualquier lugar de la montaña y no podríamos haber sabido”
"¿Qué quiere?
"Lo que cualquiera de estos fanáticos quiere. Alguien que escuche. La apariencia de poder”

Ella pasó una mano por su cabello. Tenía miedo, era más que mero fanatismo político en este momento. Ella temía que su verdadero objetivo fuese Yulia y siempre lo había sido. Su camisa, mojada por su inmersión en la nieve, se había congelado y la piel la tenía irritada. Se estremeció

"Él nos lo dirá muy pronto. Mientras tanto, te necesito de nuevo en la casa de campo. Establece un puesto de mando y controla todas y cada una de las transmisiones dentro o fuera de esta área”
"Con todo respeto, Comandante, creo que seré de más utilidad aquí. Tal vez usted deba tomar el interior…”
"No” dijo Lena bruscamente "Él tiene socios en alguna parte. No entraría en esto si no tuviera a alguien en el exterior esperando para ayudarlo a desaparecer. Cuanto más sepamos, más limitaremos sus opciones. No quiero que piense que él está a cargo”
"Correcto. Está bien” Mac lucía incómodo "¿Va a pedir refuerzos?”
Lena sacudió la cabeza "Tenemos toda la gente que necesitamos aquí y sé lo buenos que son. Si traemos a alguien de rescate de rehenes o un equipo de operaciones especiales,tendremos un caos. No voy a ponerlo bajo ese tipo de presión. No con nuestra gente dentro de la cabaña. No con su arma sobre Yulia”

Cuando Mac parecía que iba a decir algo más, Lena le cortó. Sabía que probablemente perderá sus credenciales por esta decisión.
Eso no importaba. Nada importaba excepto conseguir que Yulia y los otros salieran

"¿Cuál es la ETA de Valerie y Renee?”
"Deberían estar aterrizando justo ahora”
"Bien. Adelántate y reúnete con ellas, luego quiero verlas a las dos” Lena escudriñó la zona, comprobando para asegurarse de que tenía a su gente en posiciones estratégicas apropiadas. "Revisa que todos tengan radios y ponlos en la frecuencia delta. Después regresa a la casa de campo, Mac” Ella apartó los ojos de la cabaña y se encontró con la de él "Ahí es donde te necesito. Necesito saber lo que él hace. Estoy ciega aquí”
"Sí señora” Mac se agachó, dispuesto a alejarse, pero vaciló "Le enviaré un chaleco y una camisa seca”
"Estoy bien”
"Es posible que esté aquí por un tiempo”

Sin decir palabra, Lena asintió. Ella estaría aquí hasta que Yulia estuviese a salvo. El tiempo era irrelevante.



*****


Emory había oído disparos. El primer disparo le había sentado de golpe en la cama mientras luchaba por darle sentido al sonido. Sabía lo que era, pero su mente consciente se negó a aceptar la idea. El segundo y tercer disparo habían seguido de cerca al primero y por instinto rodó fuera de la cama hacia el suelo, ya no pueden negar la realidad.
El extraño silencio que siguió fue más desconcertante que los disparos. Permaneció abajo,fuera de la vista de la ventana del dormitorio, rápidamente agarró su ropa y se metió en el cuarto de baño. A toda prisa, con las manos temblorosas, sacó unos vaqueros, un suéter y botas. Cuando se atrevió a asomarse por la ventana vio figuras armadas en movimiento en el borde del bosque, pero no podía distinguir quiénes eran. Con un martilleo en su corazón, corrió a la habitación principal y agarró la chaqueta y el teléfono celular. Deseó tener un arma. Después del primer ataque contra su vida, había conseguido una licencia y aprendió a disparar, pero se negó a llevar un arma. A pesar de las amenazas en contra de ella, no quería responder a la violencia y el odio con más violencia. Ahora se preguntaba si se habría equivocado.
Sabía que era más seguro estar dentro de la cabaña que en el exterior y sabía que alguien vendría. Agachada en el suelo detrás del sofá, esperaba que proporcionara suficiente protección de una bala errante. Esperar era lo más difícil que había hecho alguna vez.
Cuando un fuerte golpe en la puerta fue seguido casi inmediatamente por una llamada de voz

"Emory, soy Steph. Déjame entrar” Emory se puso de pie.
"¿Qué pasó?” Emory preguntó con ansiedad mientras sostenía la puerta lo suficientemente abierta como para Steph pudiese deslizarse dentro.
"Ha habido un incidente con Yulia. Necesito que tú y los demás vayan al albergue”
Emory agarró el brazo de Steph "¿Qué quieres decir con incidente? ¿Está herida?”
Un músculo de la mandíbula de Steph se tensó "Es una situación de rehenes, Emory. No tengo mucho tiempo. Vamos”
"Oh, Dios mío. Dana. Dana iba a reunirse con Yulis ¿Está ahí?”
"No estamos seguros de quien está allí”

Aturdida, Emory miró en dirección a la habitación ¿Era posible que hace menos de una hora, ella y Dana se había acostado juntas en la cama, haciendo el amor, hablando de la próxima vez? ¿Y si no hubiese una próxima vez? ¿Qué pasa si Dana nunca regresaba?
Emory no podría soportarlo.
La sangre salió de su cabeza y su visión parpadeó. El ambiente se volvió gris en los bordes y se tambaleó

"Esto no puede ser. Ella estuvo aquí. Hicimos…”
Steph la agarró del brazo manteniendo firme a Emory "Jesús, Emory. No sabía que ustedes dos. Lo siento”
"Es reciente” enojada consigo misma por casi caerse en pedazos, Emory negó con la cabeza. Apretó las manos hasta que sus dedos le dolieron. Mejor "¿Qué puedes decirme?”
"Hasta que tengamos un recuento de cabeza en el albergue, no sabremos con certeza quien esta con Yulia. El asesino dijo que alguien estaba inconsciente. Puede ser que sea Dana”
"¿Que va a pasar?” Emory preguntó con urgencia mientras Steph abría la puerta y la condujo afuera con un brazo alrededor de ella y una pistola en la mano. Ahora que estaban afuera, Emory veía agentes encubiertos por las rocas y los árboles alrededor de la
cabaña de Yulia.
"Vamos a atrapar a este tipo” dijo Steph resueltamente "Confía en nosotros”

Emory no estaba acostumbrada a depender de otros para hacerse cargo de lo que era importante para ella. Y Dana era muy importante para ella.

"Sé cómo disparar. Practico en el rango regular. Puedo ayudar”
"Nunca le has disparado a una persona” Steph llevó a Emory rápidamente por el camino hacia el albergue "Es muy diferente que un blanco de papel”
"Él hirió a mis amigos. No dudaré”
Steph indicó la puerta trasera de la casa de campo "Eres el único médico que tenemos.Puede ser que te necesitemos. Ve si puedes armar un puesto de socorro”

Emory observó a Steph alejándose de prisa. No era suficiente. El cuidado de los heridos,sin importar lo necesario, no iba a aliviar la terrible ira que se agitaba en su pecho. Pero hacer lo que pudiera, podría evitar que imaginara a Dana herida. Dana tenía que estar
bien. Apenas habían comenzado, pocas horas antes la había abrazado, la había amado.
Emory se negaba a creer que nunca tendría otra oportunidad.


*****


Matheson empujó a Yulia hacia el sofá "Siéntate” Yulia dudó.

No tendría muchas oportunidades para sacarse a sí misma fuera de esto y no tenía mucho tiempo. Stark estaba tirada en el suelo junto a la puerta. Yulia no podría decir cuántas veces había sido
herida, pero un charco oscuro de sangre se extendía por debajo de su cuerpo por una herida de bala en su muslo izquierdo. Parecía estar inconsciente, pero Yulia no estaba segura. Dana estaba boca abajo donde había caído después que Matheson le había golpeado. Cualquiera de ellas podría estar mortalmente herida y no iba a esperar y verlas morir.
Como si hubiese leído sus pensamientos, Matheson dijo

"Si hace un movimiento en cualquier parte, salvo moverse donde yo diga, le dispararé a uno de ellos”
"Ella necesita atención” dijo Yulia apuntando hacia Stark "Por lo menos déjeme ver si puedo frenar la hemorragia”

Matheson no respondió al recoger la pistola de Stark, escondiéndola en su cintura en la parte baja de su espalda y se acercó al lado de la ventana del frente. Con los ojos y la pistola todavía en Yulia, buscó la cuerda y tiró de las cortinas cerrándolas.
Luego pasó por encima de Stark y golpeó el hombro de Dana con su bota. Cuando no respondió, la empujó y ella rodó sobre su espalda con un gemido. Matheson dirigió una mirada a Yulia

"¿Quién es esta?”

Yulia no dijo nada y Matheson pateó a Dana en las costillas. Yulia salió disparada cuando Dana gimió

"Déjala en paz”
"Yo me detendría allí” dijo Matheson con frialdad. Apuntando el arma hacia la cabeza de Dana "Un paso más y no me va a importa quién es”
"Ella es una amiga mía”
"Ella no es una portadora, no es una agente” Matheson le indicó Yulia que regresara de nuevo al sofá "Siéntate”

Dana abrió los ojos, parpadeó y levantó la cabeza lo suficiente para mirar alrededor de la habitación. Su expresión se ensombreció al ver a Stark

"Cristo” se puso de rodillas, tosió un par de veces y finalmente, se centró en Matheson "No creo que nos conozcamos”
Él se echó a reír "Bienvenida a la fiesta ¿Quién diablos es usted?”
"El nombre de Barnett…” ella miró a Yulia "…supongo que él no es un amigo tuyo”
"No exactamente”
"Dejar que un agente federal muera no es muy buena idea”

Dana se puso lentamente de pie, balanceándose ligeramente. Se llevó una mano a la caja torácica

"¿Qué le parece si echo un vistazo en ella?”
Matheson hizo un gesto con su arma hacia Stark "Te quiero por allí de todos modos. En el suelo, a su lado. Si quieres poner tu mano sobre el agujero en la pierna, adelante”

Dana avanzó con cuidado en dirección a Stark, con los ojos en Matheson.
Luego se arrodilló y sacó su jersey por la cabeza, dejando al descubierto la camiseta blanca que llevaba debajo. Presionando la prenda contra el muslo de Stark dijo

"Ella está sangrado en una muy buena secuencia ¿Qué tal si la arrastro al porche para que alguien pueda llevarla a un médico?” niveló su mirada en Matheson "Usted me puede ver a través
de la puerta. Si trato de correr, puede dispararme”
"Gracias por el permiso. Ella se queda”
"Soy la única que usted quiere” dijo Yulia "Soy todo lo que necesita, y lo sabe. Deje que Dana saque a la agente. No hay ninguna razón por la que tenga que morir”
"Usted puede ser tan loca como para intentar venir contra de mí” dijo Matheson a Yulia "Pero si sabe que voy a disparar a una de sus amigas, ni siquiera estornudaría por equivocación, entonces tal vez se comporte. Se quedan”
Yulia miró a Dana "Lo siento por esto”
"Yo no” Dana mantuvo su presión sobre la pierna de Stark, pero mantuvo su enfoque en Matheson "Mire, soy una periodista de investigación. Debe tener una historia importante que contar ¿Por qué no me la cuenta, empezando por lo que quiere”
Matheson la miró con interés "Usted puede ser útil, pero no estoy seguro de que estaré el tiempo suficiente aquí para contar la historia” Él sonrió y sacó un teléfono celular del bolsillo "La sra. Volkova y yo vamos a dar una vuelta con uno de mis amigos”


Capítulo Veinticuatro

Minutos, horas, las medidas arbitrarias de la existencia no tenían relevancia para Lena. Lo único que le importaba era la mujer dentro de la cabaña. Ella, ella era la piedra angular,el enfoque,el fundamento de la vida de Lena. Hasta que Yulia estuviese libre, nada la afectaría, ni el frío, ni el hambre, ni el cansancio, ni el dolor de sus costillas magulladas o los calambres en los músculos por permanecer inmóvil durante tanto tiempo. Cuando oyó el crujido de unos pasos sobre la nieve detrás de ella, no se volvió.
Ella mantuvo sus ojos y su arma dirigida hacia la puerta que la separaba de su mundo.

"Solicitud de autorización para relevar al Agente Hara” dijo Renée Savard rígidamente.
Lena la miró lo suficiente para ver que llevaba un rifle de asalto "¿Mac le ha informado que tenemos una situación de rehenes?”
"Sí. Dijo que ud me informaría sobre los detalles” Renée miró hacia la cabaña "Egret ¿Está herida?”
"No hasta ahora”
Renée tomó una respiración temblorosa "Mac dijo que Paula estaba de servicio”
"Sí”
"¿Conocemos su situación?”
"No” Lena quería consolarla, pero no era el momento. Para ninguna de ellas "Pero creemos que está herida”
"¿Arma de fuego?
"Probablemente” Lena le dirigió otra mirada rápida, notando la palidez debajo de su piel normalmente de oro y sus pupilas dilatadas salvajemente. Su nivel de estrés estaba fuera de serie

"Hay civiles dentro también. Dana Barnett”
"¿Cuánto tiempo vamos a esperar?”
"No mucho” dijo Lena con seriedad "Y no puedo darme el lujo de tener una agente aquí en quien no confíe para seguir mis órdenes”
"Estoy bien, comandante”
"¿Y si te digo que Egret es tu prioridad, tu única prioridad?”
Renée soltó una breve risa cortante "Paula me patearía el culo si lo manejara de otra manera”
"Toma el lugar de Hara. Dile que ella será el líder del equipo trasero y que revise sus posiciones. Quiero que estén lo más cerca que puedan”
"Sí señora” Renée se giró y se detuvo "No merece salir de aquí con vida”
"No he escuchado eso. Lleve su mensaje, agente. Vaya”

Se hizo el silencio. La luz del sol se reflejaba en la nieve blanca pura y Lena parpadeó para aclararse la vista bajo la luz cegadora. Estaba de acuerdo con Renée sobre el destino de Matheson, pero no podía dar permiso a Renée para que llevara a cabo una acción que más tarde podría pesar mucho en su conciencia o por lo menos terminaría su carrera. Lena no tenía tales preocupaciones. Matheson lo había hecho personal cuando envió un equipo para asesinar a Yulia y ella de buena gana cargaría con la responsabilidad de impartir justicia.

*****

Valerie se inclinó hacia la parte trasera de la Suburban y sacó un chaleco antibalas. Mac le había dado un esbozo de lo que había ocurrido cuando ella, Renée, y Felicia llegaron.
Había viajado desde Manhattan en vaqueros y botas así que todo lo que tenía que hacer era cambiar su chaqueta por un suéter negro pesado que había guardado en su equipaje.
Enganchó su funda de pistola en su cadera derecha y abrió el compartimiento de municiones en la parte trasera del vehículo. Tocó su radio

"Mac, pídale a alguien que recoja todas las XM84 de los vehículos”
"Entendido”

Se enderezó y se aferró a su chaleco en una mano y un fusil en la otra. Cuando se volvió,se encontró con Diane, sus brazos envueltos apretadamente alrededor de ella,observándola. A pesar de su abrigo pesado de invierno, largo hasta la rodilla, Diane parecía congelada

"No deberías estar aquí”
"Escuché que habías vuelto” Diane miró por la pendiente hacia las cabañas "Sé que necesitas...imagino que tú…Dios, no puedo imaginar qué es lo que necesitas hacer en estos momentos. Sé que no es hablar conmigo, pero…” Valerie rápidamente avanzó al
tiempo que cambiaba su rifle poniéndolo bajo el brazo que sostenía su chaleco y tiró de Diane contra ella. La besó, con fuerza, casi con desesperación. Luego dio un paso atrás
"Mac me dijo que estabas bien y el interior de la casa de campo. No tengo tiempo,querida. Necesito que vuelvas a entrar. Necesito que estés a salvo”
"Te amo” dijo Diane con urgencia "¿Me entiendes? Te amo. Por favor, por favor ten cuidado”
"Yo también te amo. Estaré de vuelta tan pronto como saquemos a nuestra gente” Valerie sonrió suavemente "Vuelve ahora al interior. Estás fría”
"Te veré dentro de un rato” dijo Diane, agarrando la mano de Valerie "Voy a verte”
"Sí” Valerie retrocedió, asegurando cuidadosamente la imagen de Diane en el lugar privado en su interior que la consolaba. Luego aclaró su mente de amor, de miedo, de incertidumbre, de cualquier cosa que pudiera distraerla o disuadirla y fue en busca de Lena.



*****


Lena hizo la llamada que sabía tenía que ser hecha.

"Lucinda Washburn”
"Lucinda, soy Elena Katina. Necesita informarle al personal de seguridad del presidente iniciar prioridad uno de inmediato”
"¿Por qué?”
"A las siete y media de esta mañana Matheson mató a un agente, derribó a otro, entró en la cabaña de Yulia y la tomó como rehén. No tengo ninguna indicación de que se trate de parte de una operación más grande, pero no podemos descontarlo tampoco”
"Espera” después de varios segundos de silencio, Lucinda volvió "¿Un pistolero solitario?”
"Sí”
"¿Qué quiere?”
"No lo sé todavía, pero planea claramente negociar la libertad de Yulia. Sospecho que el querrá hablar con el presidente”
"¿Está herida?”
"No” dijo Lena bruscamente, alejando de su mente la imagen de la pistola de Matheson contra la sien de Yulia.
"Puedo tener un equipo de ataque desde…”
"No. Tengo equipos en su lugar. No necesito más gente. Él ahora cree que tiene la sartén por el mango y quiero que siga siendo así”
"Ella es la hija del presidente. Tenemos que responder con fuerza”
"¿No crees que sé quién es ella?” Lena respiró hondo, tratando de controlar su temperamento "No puede enviarme a nadie más calificado que la gente que tengo aquí.Estamos entrenados para esto. Sólo asegúrese de que el presidente esté protegido”
"Tengo la intención de eso. Quiero actualizaciones. No puedo prometerle otra cosa en este momento. El presidente y su asesor de seguridad tendrán que ser notificado al menos”
"Le prometo esto…” dijo Lena "…no voy a dejar que nadie ponga en peligro la seguridad de Yulia”
"Eso podría no ser su decisión de ma…”
Lena colgó el teléfono y se lo metió en el bolsillo del pantalón.


*****

Stark arañó su camino a la conciencia a través de una espesa niebla de dolor. El pecho le ardía cada vez que respiraba y su pierna izquierda gritaba en agonía. El bastardo le había disparado. Su corazón no podía latir más rápido, pero una oleada de enfermiza aprensión corrió a través de ella. Yulia. Ella gimió y trató de incorporarse. Se las arregló para sostenerse a sí misma unos cuantos centímetros.

"Quédate quieta”
Stark tuvo problemas para enfocar. Dana Barnett se inclinó sobre ella, su boca se cerraba en una línea sombría.
"¿Yulia?”
"Ella está bien” murmuró Dana.

La fuerza de Stark la abandonó y se derrumbó en el suelo. Trató de reconstruir los fragmentos de imágenes que ella podía recordar en una imagen que tuviese sentido. Un hombre armado había atravesado su línea. La puerta de atrás. Se sacudió ante la conciencia de que el pistolero tenía que haber matado al menos a un agente. Gimió y luchó para levantarse de nuevo.

"No” Dana insistió "No le des un blanco”
"¿Qué…que es lo que quiere?”
"¿Puedo hacer algo por ti?” Matheson dijo a unos metros de distancia.
"Ella quiere saber lo que quiere” dijo Dana, manteniendo la presión sobre la pierna de Stark mientras miraba por encima de su hombro al hombre que estaba equidistante entre ella y Yulia.

Si ellos lo atacaban al mismo tiempo, probablemente sólo será capaz de disparar a uno de ellos. Sin embargo, no podría estar segura de a quién sería y no quería correr el riesgo de que la primera hija fuese baleada. Capturó los ojos de Yulia y tuvo la
sensación de Yulia estaba pensando lo mismo

"Le dije que soy una reportera"
“Ahora reconozco su nombre. Eres buena"
“Entonces, ahora es su oportunidad de decir lo que quiere decir"
“Primero hay una transacción de negocios que tengo que cuidar” Matheson marcó un número en su teléfono celular y esperó unos segundos "Fase uno completada. Espero la llamada”
Colgó, guardó el teléfono y se apoyó de espaldas contra la chimenea de piedra, con la mirada alterna entre Dana y Yulia "Permítanme comenzar diciendo que soy un patriota”
"Sí” dijo Dana, con cuidado de mantener un tono neutral "Puedo ver eso”


*****


"Elena” Valerie se agachó, su hombro tocando el de Lena. Apoyó su rifle contra la roca que les proporciona cobertura parcial.
"Hola, Valerie”
"¿Cuánto tiempo ha pasado?”
"Treinta y dos minutos” dijo Lena sin mirar el reloj "¿Está todo el mundo asegurado en el albergue?”
"Sí. ¿Ninguna fuerza secundaria?”
"Ninguna que haya visto. Tengo la sensación de que planea entregarla a quien quiera usarla como moneda de cambio. De lo contrario, ya la habría sacado”
"Estoy de acuerdo. Hasta hoy, su agenda había sido el asesinato, no el secuestro”

Lena registro la presión del brazo de Valerie contra el de ella y sintió una infusión de fuerza transmitida libremente. Su siguiente respiración se hizo un poco más fácil

"¿Alguna idea sobre quien está tirando de sus cadenas?”
"Intereses extranjeros probablemente trabajando con Bin Laden, o facciones aliadas”

El estómago de Lena se contrajo y se tragó una oleada de náuseas. Ella estuvo de acuerdo.
Las apuestas habían crecido.
Matheson era exactamente lo que parecía, un terrorista doméstico desquiciado pero inteligente, cuya alianza con aquellos cuyas alianzas eran mucho más destructivas lo habían convertido en un adversario letal

"¿Recomendación?”
"Dos equipos de cuatro hombres, granadas de humo seguidas de una rápida entrada”
"Tenemos tres rehenes en peligro”

Lo que Lena no tenía que decir era que un intento de rescate podría resultar en muertes. Incluso tomando en cuenta que los cinco a seis segundos de desorientación abrumaran a Matheson, era probable que tuviese experiencia en el caos creado por un millón de destellos de luces segadoras y un bang de 175 millones
de decibeles, estaba segura de que abriría fuego. Probablemente indiscriminadamente. El equipo de asalto tendría chalecos antibalas, pero no los rehenes

"Él tratará de sacarlos”
"Si le dejamos salir de aquí con ella, la posibilidad de supervivencia disminuye drásticamente. En este momento, él está en nuestro territorio y es superado”
"Él está contando con que nosotros no lanzaremos un contraataque. Él la matara si lo hacemos y él sabe que nosotros lo sabemos”

Valerie no dijo nada. Lena se preguntó si tomaría una decisión diferente si el rehén que Matheson probablemente quería matar no fuese su amante. Ella no lo sabía. ¿Cómo podría? Todo lo que sabía era como se sentía en estos momentos. Indefensa. Impotente.
Aterrada.


*****


Yulia escuchó hablar a Matheson, su mente se rebela a la locura de su diatriba ¿Cómo podía alguien creer que el asesinato masivo estaba justificado por algún motivo, por no hablar del amor a Dios y al país? Ella tuvo que recordarse a sí misma que por supuesto él
no tenía sentido, porque era un loco. Lo aterrador era que no se veía o incluso realmente no sonaba loco, hasta que absorbió su mensaje de odio e intolerancia. Ella se estremeció,no por temor, sino por repugnancia.
Dana era increíble, atrayendo a Matheson con sus preguntas y atención. De alguna manera se las arregló para dialogar con él, haciéndole sentir como si lo que tenía que decir era muy importante. Como si él fuese muy importante. Mientras Yulia observaba y escuchaba, veía como Matheson se acaloraba a su tema. Su voz y su rostro se hacían más animados. Era realmente aterrador en su total sentido de la justicia.
Mientras hablaban, Yulia se dio cuenta de que el enfoque de Matheson, incluso su posición del cuerpo, se desplazaba cada vez más hacia Dana. Había una atracción y Dana también lo sabía y de repente entendió exactamente lo que estaba haciendo Dana
Barnett. Dana estaba haciéndose a sí misma el objetivo.
Yulia de repente temió que Dana intentara atraer el fuego de Matheson para darle a Yulia la oportunidad de escapar. No podía dejar que eso sucediera. Y no era sólo por Dana por quien estaba preocupada. Paula seguía sangrando y parecía haber caído en la
inconsciencia. Se les está acabando el tiempo. Tiempo.
Lena no esperaría mucho más tiempo, Yulia estaba segura de ello. Lena vendría por ella y cuando lo hiciera estaría en peligro. Demasiados en peligro. Las mujeres que amaba, los hombres que respetaba, personas que arriesgaban sus vidas por ella. No más. No más.
Tomó aire, vaciando sus pensamientos y se preparó a sí misma. Se sentía tranquila, en paz. Esto era lo correcto. Como debía ser. Nadie debía interponerse entre ella y el mal.
Esta era su lucha, como siempre había sido. No iba a dejar que una persona más muriera por su culpa. Ella lo atraería hacia sí misma antes de que eso ocurriera. Ella se acercó a lo largo del sofá hasta que se posicionó en el extremo más cercano a él. La distancia entre ellos era de unos seis pies. Si ella empujaba duro y rápido y lanzaba una patada voladora,ofrecería menos de un objetivo y podría ser capaz de derribarlo antes de que hiciera más
de un disparo. Si él le disparaba, probablemente dispararía en su pierna o su hombro, con suerte, nada letal.

VIVALENZ28

Mensajes : 680
Fecha de inscripción : 03/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PALABRA DE HONOR -ADAPTACIÓN

Mensaje por Monyk el Jue Ene 12, 2017 1:18 am

Uff, esto se pone cada vez peor.
Shocked Shocked Shocked

Monyk

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PALABRA DE HONOR -ADAPTACIÓN

Mensaje por Nieves el Mar Ene 17, 2017 1:52 pm

Me encanta la historia y más aún el amor inquebrantable de Lena y Julia

Nieves
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: PALABRA DE HONOR -ADAPTACIÓN

Mensaje por VIVALENZ28 el Jue Ene 19, 2017 11:07 pm

Monyk, Nieves gracias por comentar aquí más conti Very Happy


Capítulo Veinticinco


El teléfono celular de Lena sonó "Katina"
“Acabamos de recibir una llamada…” informó Lucinda Washburn "…exigiendo la liberación de catorce mal llamados presos políticos que están destinados para ser transportados
desde Afganistán a un centro de detención militar de los EE.UU en dos días”
"¿Fuiste capaz de triangular la ubicación de la persona que llamó?”
"No, pero no fue Matheson. Nuestros analistas del lenguaje están de acuerdo de que este hombre es del Medio Oriente”
"¿Qué dijo sobre Yulia?” Lena luchaba contra la frustración de estar fuera del circuito.
Odiaba depender de los burócratas y los monos de escritorio. Lucinda era una gran estratega política, pero no era una agente de campo.
"Él dijo…” la voz de Lucinda se quebró y se aclaró la garganta "…él nos dijo que teníamos treinta minutos para estar de acuerdo con sus peticiones. Una vez que nos pusiéramos de
acuerdo, iba a esperar doce horas para liberar a los prisioneros”
"¿Si te niegas?” Un hilo de sudor helado corrió por la parte posterior del cuello de Lena. A pesar de las bajas temperaturas, su cabello estaba empapado de sudor y tenía que frotar su antebrazo a través de su rostro continuamente para aclarar su visión.
"Yulia será ejecutada”

Lena sabía que eso vendría, pero aun así sintió como si hubiese sido golpeada en el estómago

"Eso no tiene ningún sentido. Matheson entrado en una situación sin salida y sin Yulia no tiene la oportunidad de salir con vida de la cabaña”
"Es posible que Matheson y los negociadores de los presos extranjeros tengan diferentes agendas. Pueden no estar siguiendo el mismo plan de juego”
"Lo que hace que la situación aquí sea más volátil”
"No tenemos tiempo para proporcionarte respaldo, más que los miembros del equipo de seguridad de avanzada del presidente que ya están allí. Puedo llamar a Tom”
"No, no quiero que se involucren. Te lo dije, tenemos las personas” Lena miró a través del claro de la cabaña. Parecía vacía y sin embargo, lo tenía todo. Todo "Quiero saber si hay
alguna otra comunicación”
"Lena” dijo Lucinda, su voz perdiendo su tensa formalidad "…el presidente y yo confiamos en que la saques. Cualquier cosa que necesites hacer, sácala. Sácalos a todos”
"Lo haré”
Lena desconectó y le dijo a Valerie

"El presidente tiene treinta minutos para ponerse de acuerdo para un intercambio de prisioneros”
"¿Lo hará?”
"No”
Valerie tocó la manga de Lena

"¿Estás segura?”
"Estoy segura” Lena se rió sordamente "Yulia masticaría su trasero”
"Me imagino” Valerie apretó el brazo de Lena"Matheson tendrá que moverla. Ella es su salida de aquí”
"Sí”
"Quiero que traspases tu comando hacia mí ahora”

La mandíbula de Lena se apretó "Sabes que no puedo”
"Tú sabes que es lo que debe hacerse” la mirada de Valerie era firme y sus ojos amables
"Confía en mí, Elena y déjame hacer esto por tí. Por las dos”
"Ellos son mi gente” Lena susurró, deseando poder cambiar lugares con ellos.
"Ya lo sé, pero ella es tu corazón. Ninguno de nosotros puede pensar con claridad cuando nuestros corazones están en juego”
"Tengo que entrar”
Valerie sonrió "Por supuesto que sí. Y lo harás”
Lena vaciló por lo que pareció una eternidad, agonizando con la decisión que cambiaría el curso de su vida. Y porque ella dudaba, por un solo instante, dijo "Toma el comando”


*****

Matheson interrumpió su monólogo con Dana cuando el teléfono en el bolsillo de su chaqueta comenzó a sonar. Mirando a Yulia, sonrió mientras respondía

"¿Sí? Ya veo.Cuarenta minutos, entonces. Buena suerte, coronel”

Yulia no se atrevió a arriesgarse mirando en dirección a Dana y desde que la automática de Matheson ahora se señalaba directamente a su propio pecho, mantuvo su posición. Tarde
o temprano, iba a querer que se levantara. Entonces tendría una oportunidad,probablemente la única oportunidad.

"Parece que tu padre no piensa que seas tan valiosa” dijo Matheson.
Yulia sonrió con satisfacción "Creo que él dijo que no a cualquier cosa que quisieras”
"Llama a tu novia” Matheson arrojó su teléfono celular hacia Yulia, con una expresión de disgusto "Tengo un mensaje para ella”

Yulia esperaba que sus manos no estuviesen temblando visiblemente mientras marcaba el número de Lena.

"Katina”
"Soy Yulia, Lena” Yulia quería decir, soy yo, cariño, estoy bien. No hagas ninguna locura.
Pero mantuvo su voz neutral porque no le daría la satisfacción a Matheson de escuchar nada personal entre ellas.
"¿Estás bien?”
"Sí, pero Paula está he…” jadeó mientras Matheson jalaba su cabello hacia atrás y le quitaba el teléfono de la mano al mismo tiempo. La empujó hacia abajo sobre el sofá y sostuvo su arma sobre ella.
"Escucha con atención…” dijo Matheson en el teléfono "…en veinticinco minutos quiero uno de tus vehículos blindados frente a la cabaña. No me digas que no puedes traerlo aquí, porque sé que puedes”
Yulia apenas podía distinguir el sonido de la voz de Lena, pero sólo escuchar el fuerte y constante timbre le daba esperanza. Se esforzó para coger unas cuantas palabras.
"El exceso de nieve desde aquí hasta el estacionamiento…”
"Te olvidas, que sé lo que esos vehículos son capaces de hacer. Veinticinco minutos.Tráelo a la cabaña con la puerta del conductor nivelada con las escaleras del porche”
"Acerca de la agente...”
Matheson se rió y miró al otro lado de la habitación hacia Paula y Dana.
"No creo que ella vaya a ser de alguna utilidad para cualquiera de nosotros en poco tiempo”
"Déjala ir” dijo Yulia rápidamente "Sólo va a atrasarnos”
Matheson no le hizo caso "La agente se queda. Ahora tienes veintitrés minutos”

En el instante en que cerró su teléfono, Yulia sintió la separación de Lena como si alguien hubiera cortado parte de su cuerpo con un machete. Lena había sonado estresada y
preocupada, pero al mando. Dios, la amaba. Quería decírselo una vez más, tocarla de nuevo. Amarla de nuevo.
Su corazón se rompió ante la idea de Renée allá afuera, sin saber lo que estaba pasando con Paula. Ella debía estar fuera de su mente por la preocupación. Ella estaba frenética de pensar en Lena entrando, encargándose de todo y logrando que la hirieran. No quería que Lena viniera por ella, aunque sabía que lo haría. Ella no podría vivir con la pérdida de Lena.

"Ve allí junto a tus amigos” dijo Matheson, ocupando la posición de espaldas en la chimenea nuevamente. Desde ese punto de vista, podría fácilmente mantener a los tres en su punto de mira.

Yulia se apresuró y se arrodilló junto a Dana. Pasó la mano por el rostro de Paula. Tenía la piel fría, pálida y húmeda.
Cuando presionó sus dedos sobre la garganta de Paula, al principio no pudo encontrar un pulso y una oleada de pánico se estrelló contra ella. Entonces sintió un débil latido filiforme. Ella miró por encima del hombro a Matheson

"Ha perdido mucha sangre.Necesitamos darle ayuda. No hay ninguna necesidad de que muera” tomó aire, aceptando
lo que tenía que hacer "Por favor. Deje que Dana la lleve fuera. Deje que se vayan. Me quedaré con usted. Hare cualquier cosa que diga. Tiene mi palabra”
Matheson se echó a reír "Si usted fuera una mujer normal, puede ser que le creyera. Pero no lo es ¿verdad?” consultó su reloj.
"No tenemos mucho tiempo para esperar. Si ella no puede durar tanto tiempo, entonces debe ser la voluntad de Dios”


*****

"Emory…” dijo Mac al entrar en el comedor, que había sido designado como puesto de socorro "…podríamos necesitar su asistencia en unos pocos minutos. Felicia la acompañará si tiene que salir de la casa de campo. Aquí tiene un chaleco. Asegúrese de ponérselo y quédese con Felicia, no importa lo que vea o escuche”
"¿Qué está sucediendo?” Emory apoyó una mano en la larga mesa en la esquina donde había reunido los suministros médicos que varios agentes habían traído.

Afortunadamente, el equipo de seguridad de Yulia viajaba con una impresionante gama de equipos de emergencia. Tenía antibióticos, analgésicos y líquidos para vía intravenosa.
Incluso sustitutos de la sangre. Todo lo que necesita para estabilizar a un paciente lesionado, si llegaba a ellos con la suficiente rapidez. El problema era, que alguien lesionado en la primera ronda de disparos se estaba quedando sin tiempo. Rogó que no fuese Dana, casi ahogándose con la culpa, porque no quería que Paula o Yulia estuviesen lesionadas tampoco.

"Sólo prepárese ¿de acuerdo?” dijo Mac suavemente.
Diane apareció en la puerta detrás de él, con el rostro pálido y angustiado "Vi gente que llevaba armas y otras cosas hacia la cabaña ¿Van a sacarlos ahora?”
"Se supone que se mantendría alejada de las ventanas” dijo Mac bruscamente.
"¡Esos son mis amigos allí!” Diane se abrazó a sí misma "¿Crees que puedo sentarme aquí y pretender que nada está pasando?”
"Lo siento” dijo Mac "Me tengo que ir. Sólo quédese en el interior de la casa. No queremos más heridos”
"No puedo soportar esto” gritó Diane cuando Mac desapareció. Se dejó caer contra la puerta "Voy a volverme loca nada más con la espera, sin hacer nada”
"Estoy contigo” las manos de Emory temblaban mientras revisaba los viales de medicación
"Preferiría estar allí con una pistola”
"Dios, yo también y ni siquiera sé por cual extremo sale la bala” Diane se rió un poco alocado "Lo siento, sé que debería ser mejor en esto. He pasado a través de este tipo de cosas antes. Excepto…Dios, ese hijo de puta tiene a Yulia. Y a Paula y a Dana”
"Ellos los sacarán” susurró Emory, el pánico que había logrado mantener a raya, mientras planificaba la atención de los heridos había regresado.
"¡Hey!” Diane apretó los hombros de Emory "Te ves terrible”
"Estoy…estoy bien”
Diane la miró "No, no lo estás. Oh demonios, es Dana ¿cierto?”
Emory asintió
"Oh, cariño” Diane la atrajo hacia sí "Lo podrido momento. No puedo ni siquiera preguntar por los detalles todavía”
"Más tarde” dijo Emory, apoyando la mejilla en los hombros de Diane y cerró los ojos. El consuelo se sentía de maravilla "Cuando ella está de vuelta, te lo diré todo”
"Más te vale” Diane acarició el cabello de Emory "Ella es tan sexy que hace que me duelan los ojos”

Emory levantó la cabeza y sonrió temblorosamente

"Valerie es una de las mujeres más hermosas que he visto en mi vida”
El rostro de Diane se suavizó "Lo es, ¿verdad? Nunca pensé que estaría tan locamente enamorado de nadie”
"Sé lo que quieres decir” murmuró Emory "Yo sólo quiero que vuelva. Dios, yo sólo quiero que vuelva”



*****


"Lleve el vehículo hacia abajo” dijo Valerie en su micrófono.

Lena se tensó cuando Valerie transmitió las órdenes, posicionando los equipos de ataque.
Junto a ella, la respiración rápida de Savard era interrumpida por bocanadas de aire helado

"¿Estás bien?”
"Bien” Savard respondió lacónicamente.
"Tendremos cinco segundos como máximo. Según lo acordado”

Valerie había tomado la decisión y cuando se había trazado el plan, Lena había estado de acuerdo. Había dado a Valerie la iniciativa porque confiaba en ella y porque lo único que podía pensar era en el interior de la cabaña. No podía ser responsable de todo lo demás. Una vez, con todo en juego, tenía que ser un jugador y no el que se coloca detrás de las líneas que dirigen la acción

"Te necesito justo en mi hombro cuando tomemos la puerta, Renée”
"Estaré allí. Soy sólida. Jesús, ya quiero estar allí” Savard se movió en la nieve, con las manos inquietas en su rifle de asalto.
"Lo sé”

Lena apretó el hombro de Savard por debajo del borde de la camiseta que cubría su camiseta negro. Ninguna de ellas llevaba abrigos. Sus propias camisas estaba húmedas bajo su chaleco

"Yo también”

Al amparo de la Suburban que avanzaba lentamente a través de la nieve por el camino empinado desde el aparcamiento, dos agentes con XM84 y granadas de humo se deslizaban junto a ella, fuera de la vista de la cabaña donde Matheson debía estar mirando por la ventana.

"Equipo Alfa, adelante” la voz de Valerie llegó a través del radio de Lena mientras el vehículo avanzaba hacia el lado opuesto de la posición de Lena y Savard.

Lena murmuró "Conmigo, Savard”

Y entonces, por fin, con la mente totalmente clara y todos los sentidos enfocados en una sola cosa, Lena corrió hacia la cabaña y hacia Yulia.


*****


Matheson subió la cortina a un lado y se asomó, gruñendo con aparente satisfacción.

"Nuestro transporte ha llegado”

Yulia, en las rodillas de Paula, avanzó lentamente hacia adelante hasta que estuvo entre Matheson y las demás

"No hay manera de que consiga que los cuatro entremos en ese vehículo. Ya le dije iré con usted solo deje aquí a Dana y a Paula”
"Tú tienes que venir conmigo” dijo Matheson gratamente, como si estuviera discutiendo planes para el almuerzo "Serás la conductora” él levantó la automática "Tus amigas vienen también. De esa manera, puedo estar seguro de que no intentarás ser un héroe. Si intentas llevarnos contra un árbol, le dispararé a una de ellas. Barnett es tu trabajo poner a la agente en ese vehículo. Si no puedes hacerlo, la mataré como a un animal herido.Muerte misericordiosa”
"Me tienes a mí” el rostro de Dana se ensombreció por la ira "Además, yo quiero ir. Me debe el resto de la historia y esto es una primicia que no querría perderme. Un rehén adicional debería ser suficiente. Por el amor de Dios, déjela aquí”
"No es de extrañar que no dejamos que las mujeres sirvan en combate. Están demasiado ocupadas cuidándose la una a la otra para concentrarse en la lucha” Matheson señaló a la forma inconsciente de Paula "Ustedes dos pónganla sobre sus pies. Cuando salgamos, ella es toda tuya, Barnett. Sra. Volkova ud será mi acompañante”
"Bien” dijo Yulia. Ella dejaría que le disparara antes de entrar en ese vehículo con él.

Mientras más lejos estuviese de Lena y los otros, menos posibilidades tendría.
El teléfono celular de Matheson sonó y él sonrió

"Ensilla”

Yulia se enderezó y se centró en sí misma. La puerta de entrada estaba a cinco metros a su derecha. Matheson la puso de frente al otro lado, justo fuera de su rango de patada. Tenía que esperar que no le disparara en el instante en que se lanzara, porque necesitaba ese paso extra para llegar a él.
Matheson sacó su celular de su bolsillo y lo abrió

"¿Sí?”

Yulia estaba en el aire cuando la ventana de enfrente había sido destrozada y la cabaña se balanceó con una enorme explosión acompañada de un destello de luces blancas y brillantes. Su pierna conectó con algo duro, pero su mente estaba demasiado revuelta para determinar lo que era. Oyó disparos, o tal vez era sólo el eco de aquella primera explosión que resonaba en sus oídos traumatizados. El dolor atravesó el lado derecho de su rostro y cuello y de repente no pudo respirar. Cegada, mareada y con los pulmones en llamas, Yulia arqueó la espalda, ignorando el peso aplastante en su cuello y empuje los brazos detrás de ella. Entonces, se puso de rodillas y tiró con todas sus fuerzas.


*****

"¡Matheson!” gritó Lena, buscando en la cabina, su rifle a la altura del hombro,frenéticamente barriendo el espacio. Los agentes entraban a través de la puerta posterior y el aire explotó con gritos. Giró, con el dedo apretado en el gatillo mientras su corazón se detenía. Matheson tenía a Yulia agarrada por la espalda, un brazo fornido la sujetaba por el cuello y levantó su arma hacia su sien. Lena gritó

"¡No!”

Y entonces, en uno de los más bellos movimientos que jamás hubiese visto, Yulia se dejó caer en un pase de hombro hacia adelante, catapultando a Matheson sobre su cabeza y hacia el suelo delante de ella. Con una acción nacida del instinto y años de entrenamiento,Yulia agarró su cabeza con ambas manos y en una rápida y fluida rotación del torso, le rompió el cuello.

Capítulo Veintiseis


“¡Despejado! “¡Despejado! “¡Despejado!”

El aire estaba cargado con el olor de los explosivos y nublado con residuos. Lena se arrancó el casco y las gafas de protección y cayó de rodillas al lado de Yulia. Bajando su arma, puso a Yulia entre sus brazos

"¿Estás bien?”
"Sí” dijo Yulia sin aliento "Paula”
"Lo sabemos. Emory viene en camino. La llevaremos al hospital” Lena acunó la cabeza de Yulia, su mirada revisando su rostro.

Una roncha roja cubría su sien derecha donde Matheson había presionado su arma. No podía creer que la tenía nuevamente entre sus brazos. Frotó los brazos de Yulia con ambas manos, de repente consciente de que Yulia estaba temblando incontrolablemente.

"¿Te hizo daño? bebé ¿estás herida?”

Yulia miró el cuerpo inerte tendido frente a ellas. Matheson yacía de espaldas, con las manos laxas a los costados, con una expresión de confusión leve

"No, estoy…estoy bien.Pero Dios, Lena, creo que…”
"Vamos” dijo Lena guiando a Yulia sobre sus pies. No le hacía falta comprobar el cuerpo.

Había visto el tirón firme y la contracción de sus miembros cuando su columna había sido lesionada

"Vamos a salir de aquí”
"Quiero quedarme con Paula”
"Tan pronto como la situación esté bajo control, iremos al hospital” Lena peinó el cabello de Yulia con sus dedos. Su mano temblaba. Quería sacar a Yulia de ese ambiente, lejos de
la muerte y la violencia. Quería desesperadamente protegerla de la fealdad del odio y no podía "Lo siento. No puedo dejar que abandones el campo todavía. Él puede tener un socio cercano”
Yulia se abrazó a la cintura de Lena y enterró el rostro en la curva del cuello de Lena "Estoy tan feliz de verte”
"Dios, bebe. Te amo” Lena estaba de pie en medio de la multitud de agentes y soldados contratados actuando por todos lados, meciendo a Yulia y consolándose a las dos. Valerie apareció por la puerta, con la luz del sol a su espalda, su rostro en sombras. Lena podía sentir sus ojos sobre ellas y asintió con un silencioso, gracias. Valerie inclinó la cabeza en respuesta.

Entonces la voz de Valerie sonó gutural por el esfuerzo de superar el clamor de los equipos cargados de adrenalina

"Tenemos heridos aquí y hostiles potenciales siguen en
libertad, tropas. Equipo alfa estarán evacuando. Equipo beta aseguren la escena”
Cuando el caos cedió al orden, Valerie se acercó "Sra. Volkova ¿necesita atención médica?”

Yulia relajó su abrazo de Lena, pero mantuvo su mano en la cadera Lena

"No, gracias. Tanto Paula como Dana resultaron heridas”
"Ella debe ser revisada” dijo Lena.
Yulia empezó a protestar, pero Valerie la interrumpió "Estoy de acuerdo. Pero ya que no es urgente, sugiero que la lleve a un lugar seguro Directora Adjunta”
Lena pasó un brazo alrededor de los hombros de Yulia "Tienes razón. Gracias. Si me necesitas para algo”
Valerie sonrió "La mantendremos informada, por supuesto”
Cuando Yulia y Lena empezaron a alejarse, Valerie dijo en voz baja "¿Podría decirle a Diane que tardaré un poco más?”
Yulia se volvió "Le haré saber que estás bien. Y Valerie, gracias por...” ella miró a su alrededor "Por esto”
"No es necesario” dijo Valerie "…pero eres muy bienvenida”

*****

"Todo despejado” Felicia Davis dijo a Emory "Puede pasar”

Emory saltó de la Suburban que se había detenido junto a la que estaba parada frente a la cabaña de Yulia y corrió por la nieve acumulada en el porche. Saltó los dos pasos y entro por la puerta abierta. La habitación principal estaba repleta con hombres y mujeres con armas de asalto. A solo unos pies dentro de la puerta, Dana estaba arrodillada junto a Paula Stark, ambas manos apretadas al muslo izquierdo de Stark mientras Renée Savard acunaba a la mujer inconsciente en sus brazos. El rostro de Dana estaba manchado de sangre y un moretón del tamaño de un huevo distorsionaba su mejilla izquierda. Su camisa pálida estaba casi negra, con sangre y por un segundo, Emory fue casi consumida por el pánico. Entonces su mente registró que Dana no había resultado herida de gravedad y a pesar que Emory quería tocarla, no podía. No cuando Stark la necesitaba más.

"Está bien, cariño, está bien” Savard expresó una y otra vez, sus labios sobre la frente de Stark, su rostro una máscara de deplorable terror.
"Necesitamos una camilla aquí” gritó Emory, a nadie en particular, por lo que se agachó.

Dana le dirigió una sonrisa ansiosa y Emory rápidamente le devolvió la sonrisa antes de volver su atención a Paula. Su pulso andaba por los cincuenta y su piel estaba fría

"Está en estado de shock” alzó la voz "Necesito líquido de reanimación en estos momentos”
De su lado un hombre respondió "Aquí tiene, doctora”
"Corta su chaqueta y sube las mangas de su camisa” ordenó Emory mientras rasgaba el envoltorio de plástico de tubo IV. Luego insertó los catéteres de plástico en las venas en ambos brazos de Paula y conectó las mangueras a las bolsas de fluido "Bombea estos.Luego pasa dos más” miró por encima del hombro y vio una camilla plegable junto a la puerta "¿Tenemos los pantalones anti-shock?”
"No” dijo uno de los del equipo de Tanner "Lo siento, doctora”
Emory movió la cabeza en señal de frustración "Vamos a moverla, entonces” se acercó más a Dana "¿Cuánto ha estado sangrando?”
"Ya no mucho…” dijo Dana manteniendo la voz baja "…pero sangró muchísimo”
"¿Qué tan grave estás herida?”
"Golpe en la cabeza. He tenido peores”
"Quiero que te lleven al hospital y que te revisen. Voy a estar ocupada con ella durante un rato” Emory pasó rápidamente los dedos sobre la mejilla de Dana, justo debajo de la contusión "Estaba muy preocupada por ti. No desaparezcas ¿de acuerdo? Dios, Dana,necesito verte”
"Sólo cuida de ella. Te encontraré”
"Bien. No lo olvides” Emory se puso de pie "Permítanme poner vendajes en esa pierna y luego salgamos de aquí”



*****

"Estoy bien, papá” Yulia acunaba el teléfono en una mano mientras se despojaba de sus jeans y suéter en el dormitorio de la cabaña de Diane "De verdad, estoy bien… ¿Qué?”
ante la fuerte sorpresa en la voz de Yulia, Lena dio un paso hacia ella, pero Yulia le pidió que se alejara con un gesto "Por supuesto que no estoy molesta” dijo Yulia rotundamente
"No esperaba que hicieras nada, excepto lo que hiciste…Dios, papá. Tú no puedes simplemente ceder ante estos hijos de puta”

A Lena no le importaba si Yulia quería o no ser abrazada. Ella necesitaba abrazarla. Cuando puso sus brazos alrededor de ella, Yulia se hundió en ella.

"Lo siento” Yulia dijo a su padre, con voz temblorosa "Estoy un poco tensa ahora mismo.Sólo quiero tomar una ducha. Aquí está Lena” Yulia se alejó de Lena y le tendió el teléfono

"Dile lo que sea”

Lena esperó hasta que la puerta del baño se cerró de golpe y luego se sentó en el borde de la cama. Estaba exhausta y ansiosa al mismo tiempo

"Señor, soy Elena Katina”
"¿Estas segura que no está herida?” dijo el presidente.
"Ella está un poco sacudida, pero ilesa”
"¿Qué tan malo fue?”
Lena cerró los ojos "Malo. Situación extrema”
"Quiero un informe completo”
"Sí, señor. Por supuesto”
"¿Le dijiste a Lucinda que la amenaza fue neutralizada?”

Lena vaciló. Sólo le había dicho a Lucinda en una rápida llamada telefónica que Yulia había sido recuperada, que no tenía lesiones y que Matheson ya no era una amenaza. No había proporcionado ningún detalle. No estaba segura de cuanto quería decirle al presidente acerca de lo que había pasado en esa cabaña”
Como si hubiese leído sus pensamientos Oleg Volkov dijo

"Soy su padre, Lena. Esto es entre tú y yo”
"Yulia lo mató, con sus manos”
El presidente suspiró "Bueno ¿Cómo se lo está tomando?”
"No lo sé” Lena miró hacia el cuarto de baño. No ser capaz de verla, aunque fuese por unos segundos, la estaba volviendo loca "Si todo está bien con usted, señor, Me gustaría terminar mi informe luego”
"Cuídala”
"Sí, señor. Lo haré”

Lena dejó caer el teléfono en la mesilla de noche, desató su arma y se despojó de ella.
Quería llevar el arma con ella dentro el baño, pero lo último que Yulia necesitaba en ese momento era sentirse insegura. Negoció consigo misma en colocarla en la silla más cercana a la puerta del baño. Tocó la puerta, trató con la manija y encontrando la puerta abierta entró. La ducha estaba corriendo, pero Yulia estaba parada frente al lavabo, con las manos agarrando el borde, con la cabeza hacia abajo. Su cabello caía hacia delante cubriendo su rostro, pero era fácil decir que estaba llorando. Lena la acunó desde atrás.

"Está bien, bebe”

Yulia se dio la vuelta y envolvió fuertemente sus brazos alrededor de los hombros de Lena,presionando su rostro en el cuello de Lena

"Todo pasó tan rápido. No pensé en ello. A él no le importaba si Paula moría. Tenía que detenerlo”
"¿Te arrepientes?”
"No” dijo Yulia a los pocos segundos. Levantó la cabeza y buscó el rostro de Lena "¿Debería estarlo?”
Lena sonrió irónicamente "No, bebe. No debes estarlo. Él asesinó a uno de los hombres de Tanner, le disparó a Stark y la dejó para que muriera. Sin duda te habría matado a ti y a Dana, una vez que se diera cuenta de que no habría negociaciones. Y eso fue sólo hoy”
Yulia sonrió débilmente "¿Alguna vez lo has hecho con tus propias manos?”
"No. Con un arma” Lena suspiró. "Y he dado la orden, cuando hubiese preferido hacerlo con mis propias manos” acarició la mejilla de Yulia "Estuviste increíble. Te has salvado a ti misma, salvaste a Dana y a Paula. Hiciste exactamente lo que se necesitaba hacer” le dio un beso "Estoy orgullosa de ti”
"Estás temblando” murmuró Yulia.
Lena cerró los ojos fuertemente, conteniendo las lágrimas que surgían de la nada "Sólo tengo que abrazarte”
Yulia acarició la espalda de Lena, alisando su cabello con su mano "Estoy bien. Estoy aquí”
"Cristo, estaba asustada”
"Sabía que vendrías” susurró Yulia "No llores, cariño. Nunca voy a dejarte”
Lena limpió su rostro con su brazo "Sólo quiero pasar el resto del día contigo en mis brazos, pero tenemos que ir al hospital”
"¿Qué tal si tomas una ducha conmigo primero?”
"Tomaré una ducha contigo. Demonios, incluso iré de compras contigo” Lena le besó, con fuerza "No voy a perderte de mí vista. Nunca”
"No voy a quejarme” Yulia rió
"Cómo cambian las cosas” Lena mantuvo abierta la puerta de la ducha "El amor puede hacerte eso”



*****


Dana colocó un sándwich envuelto en celofán que había recogido en la cafetería del hospital en la mano de Renee. Puso una taza de café en la mesita junto a ella y se dejó caer en una silla cercana sorprendentemente cómoda

"Sé que no quieres comer, pero deberías. Ha sido un largo día. Y probablemente va a ser una noche larga”

Renée jugueteó con el sándwich entre sus manos como si nunca hubiese visto uno antes.
Todavía llevaba su uniforme militar negro y una camiseta y se veía salvaje y peligrosa

"Ha estado allí durante casi cinco horas”
"El residente de trauma le dijo a Emory que se había fisurado una rama de la arteria femoral. Tienen que repararlo. Ese tipo de cosas toma un tiempo”
"Dijeron que el nervio estaba bien ¿verdad?” Renée preguntó por tercera vez "Su pierna…si su pierna…si ella no puede…”

Dana nunca había visto a nadie desmayarse mientras estuviese sentado, pero pensó que Renée estaba a punto de hacerlo. Su
normalmente vibrante piel dorada estaba sin brillo, beige descolorida y sus ojos estaban desenfocados. Dana se arrodilló rápidamente frente a ella y tomó la parte posterior de su cuello

"Aquí, pon tu cabeza hacia abajo por un segundo”
"Lo siento” susurró Renée "Lo siento”
"Está bien” murmuró Dana, frotando su hombro "Ha sido un día realmente malo”
Renée rió débilmente y lentamente levantó la cabeza. Sus ojos brillaban con lágrimas "Sí.Realmente” frotó sus mejillas "Ella ama su maldito trabajo. Si no puede hacerlo más, creo que eso rompería su corazón”
Dana pasó las manos por los hombros de Renee luego los presionó "Ese tipo de decisiones están fuera del camino. Creo que este país necesita gente como ella en este momento y el gobierno no le permitirá irse tan fácilmente. Ellos probablemente la tendrán en rehabilitación hasta que su culo se caiga, pero conseguirán que vuelva al trabajo”
"Sí. He estado allí. Los centros de rehabilitación son una putada” Renée miró más allá del hombros de Dana y se puso rígida "¡Emory! ¿Sabes algo?”
"Una de las enfermeras asomó la cabeza fuera de la sala de operaciones. Ya casi están terminando. Ella está estable”
"¿Saben algo sobre su pierna?”
"Es demasiado pronto para decirlo, pero las reparaciones arteriales suelen ser avanzadas”
Emory apoyó la mano en el hombro de Dana mientras Dana se ponía de pie "No voy a decir que no te preocupes, porque eso es imposible. Pero creo que tenemos razones para ser optimistas”
Renée dio un suspiro tembloroso "Gracias por todo”
Emory se inclinó hacia Dana "Creo que es Dana a quien debes agradecer. Mantener la presión sobre la herida durante todo ese tiempo hizo una gran diferencia”

Dana se sonrojó, gustándole la forma en que Emory la tocaba en público. Deseaba poder estar a solas con ella. Con todo lo que había estado sucediendo, apenas habían tenido la oportunidad de verse la una a la otra desde el contra-ataque en la cabaña. Aun así, cada vez que Emory la veía, su mirada se detenía en Dana y su boca se curvaba en una pequeña sonrisa. Incluso la más mínima mirada hacía temblar a Dana.
Sus pensamientos estaban a punto de navegar, hacia avenidas decididamente inoportunas tomando en cuenta dónde estaban y cuánto tiempo probablemente estarían allí, cuando Yulia Volkova y Elena Katina entraron en la pequeña sala de espera. La hija del presidente parecía notablemente fresca y serena en vaqueros y blusa oscura. La directora adjunta llevaba una chaqueta y pantalones y una expresión ilegible. Preocupación, pensó Dana. Dudaba que tanto Elena Katina como Yulia le gustara aventurarse en público, lo que probablemente explicaba la presencia de un grupo de agentes justo detrás de ellas.
Dana hizo un gesto hacia Yulia "Es a la Sra. Volkova a quien debemos agradecer. Ella salvó nuestros culos”
Renée saltó cuando Yulia se acercó apresurada.
"Hey” dijo Yulia, abrazándola "¿Cómo estás?”
"Está bien” dijo Renée "¿Y ud?”
La expresión se Yulia se nubló "Lamento terriblemente lo de Paula, Renée”
Renée frunció el ceño "Si no fuera por ud, ella podría estar muerta”
"Si no fuera por mí…” dijo Yulia con amargura "…ella no estaría en la sala de operaciones en este momento”
"Yulia” dijo Lena suavemente.
"Es cierto Elena y no hay manera de embellecerlo” dijo Yulia bruscamente "Maldita sea. Ellos iban detrás de mí”
"Sí, lo hacían” dijo Lena en un tono razonable, aunque la expresión de sus ojos era llameante y enojada "Ellos estaban detrás de ti, personalmente, que es bastante malo.
Pero tratando de usarte como palanca contra el presidente, también iban detrás de todos nosotros, y todos aquellos que como nosotros, protegen la nación, no sólo aquí, sino en todas partes. Matheson y los que trabajan con él estaban tratando de destruir algo mucho más grande que tú” tomó la mano de Yulia "Y puedo garantizar que Paula Stark o cualquiera de nosotros, incluida tú, moriríamos con gusto luchando para evitar que eso suceda”
Todos los agentes en la sala asintieron y Yulia se limitó a sacudir la cabeza antes de besar la mejilla de Lena "Te amo ¿lo sabías?” Ella miró a su alrededor "A todos ustedes”
"¿Puedo citar eso?” preguntó Dana.
"Sí” Yulia y Lena contestaron juntas.





Arrow

VIVALENZ28

Mensajes : 680
Fecha de inscripción : 03/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PALABRA DE HONOR -ADAPTACIÓN

Mensaje por Monyk el Vie Ene 20, 2017 5:21 pm

Ufff, me tenías comiendo las uñas.
Continua pronto!!

Monyk

Mensajes : 153
Fecha de inscripción : 25/05/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PALABRA DE HONOR -ADAPTACIÓN

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:06 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Publicar nuevo tema   Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.